Étang du Garbet y Étang Bleu. Ariège.

Cirque de Garbettou, Étang du Garbet y Étang Bleu.

Muy cerca del macizo de la Pica d’ Estats, pero al otro lado de la frontera, en la población francesa de Aulus-les-Bains, encontramos dos de los lagos más bonitos del Ariège: el Étang du Garbet y el Étang Bleu.

IMG_3364

Étang Bleu. Rodeado de picos de más de 2.600 metros de altura.

La ruta a estos lagos es, junto con la excursión a la Cascada d’Ars, una de las más populares de la zona. Está balizada por marcas amarillas y cartelería del Parque Natural del Ariège y, hasta el Étang du Garbet, es bastante accesible. A partir de ahí, el camino al Étang Bleu se complica un poco, debido a la inclinación de la ladera por donde discurre el sendero… Pero la belleza de este pequeño lago bien merece el esfuerzo invertido.

Captura

DETALLES DEL RECORRIDO

Dejamos el coche en la última curva de herradura, bajando del Col d’Agnes. Estamos a 1.100 metros de altura, rodeados de bosques, el paisaje no puede ser más verde… Comenzamos a caminar por el sendero que va a estos dos lagos, bien señalizado. Vamos atravesando un magnífico hayedo, ascendiendo de forma suave.

IMG_3321

Primeros pasos por el bosque.

Este bosque es conocido como Bois des Coumes. Hay varios arroyos que cruzan el camino, el musgo cubre las rocas y las babosas están por todas partes… se nota que por aquí están bien fresquitas.

IMG_3322

Subiendo por el bosque, de camino al Cirque de Garbettou.

Al llegar a la cota 1300, comenzamos un zig-zag bien definido y la pendiente aumenta. El camino no dará tregua hasta llegar a un colladito donde las vistas se abren. Hemos alcanzado el Cirque de Garbettou.

IMG_3334

Cirque de Garbettou.

Este circo se encuentra a 1.480 metros de altura. Es una amplia llanura por donde serpentea el arroyo que baja de los lagos, conocido como Le Garbet. Las paredes del circo están tapizadas de verde, con bosques y una frondosa vegetación. Una cascada ocupa la parte central del mismo.

No es un circo muy grande, pero sí es un lugar muy interesante a nivel paisajístico.

Hacemos una parada técnica para echarnos crema solar y beber algo y pronto retomamos la marcha. El camino va girando 90 grados hasta arrimarse a la derecha del circo. Allí, una buena senda comienza a zigzaguear por las empinadas paredes del circo.

IMG_3340

Dura subida por las paredes del circo.

En la primera parte, atravesaremos un hayedo. Poco a poco, la vegetación va a menos y ya en la cota 1600 el bosque da paso a las praderas y los pastos de altura.

La senda seguirá subiendo decidida. Poco antes de alcanzar el Étang du Garbet, vemos una cascada muy bonita.

IMG_3350

Bonita cascada poco antes de alcanzar el lago de Garbet.

Dejamos la cascada atrás, un último empujón nos dejará en el Étang du Garbet. La primera imagen del lago encajado en el circo glaciar impresiona. Estamos rodeados de montañas de más de 2.100 metros de altura. Una gran cascada cuyas aguas bajan del Étang Bleu cierra el lago por el Norte.

20190713_150913

Panorámica del Étang du Garbet.

Caminaremos por un senderillo, dejando el gran lago a mano izquierda. En la orilla del mismo aprovecharemos para parar a comer algo y así coger fuerzas de cara a la ascensión final al Étang Bleu.

IMG_3373

Abrupta ladera por donde discurre la senda que sube al Étang Bleu.

Tras la parada, retomamos la marcha por dicho senderillo. Las marcas amarillas que veníamos siguiendo se convierten en marcas rojas (entiendo que aludiendo al nivel de dificultad de este nuevo tramo). Estas nuevas marcas nos ayudarán bastante en los kilómetros venideros pues el camino está menos marcado que la subida al Étang du Garbet.

Vamos rodeando el lago. Tras algún subibaja alcanzamos un par de pasos un pelín expuestos, donde atravesaremos varias planchas de granito que van a dar al lago. Con la roca seca no habrá problema.

Alcanzamos, no sin esfuerzo, el extremo contrario del lago. Dejaremos la cascada a la izquierda para comenzar una subida de más de 300 metros de desnivel sin tregua.

La senda está bastante marcada y las balizas rojas nos ayudan a no dudar en ningún momento. Subiremos, en parte, por una barranquera, para más tarde trazar un amplio zig-zag.

IMG_3372

Vamos dejando abajo el inmenso lago de Garbet.

Vamos dejando abajo, de forma progresiva, el inmenso Étang du Garbet. Merece la pena echar un vistazo atrás mientras aprovechamos para tomar aire.

Tras un gran esfuerzo, alcanzamos un balcón de hierba en la cota 2000. Todavía no vemos el Étang Bleu pero estaremos muy cerca.

IMG_3368

Destreparemos esta chimenea para llegar a la orilla del Étang Bleu.

Para llegar a la orilla del mismo, debemos descender por una empinada chimenea. No es un tramo complicado, el destrepe apenas será de grado I o I+, pero debemos andar con precaución si hay hielo o la roca está mojada porque una caída nos haría bastante pupa.

Tras este destrepe alcanzamos el lago con comodidad.

IMG_3362

Alcanzando la orilla del Étang Bleu.

Si el Étang du Garbet impresionaba, este lago es todavía más bonito. Sí que es cierto que es bastante más pequeño, pero el entorno que lo rodea es mucho más agreste y espectacular.

IMG_3364

Étang Bleu.

Estamos debajo de picos que superan los 2.600 metros como el Pique Rouge de Bassiès (2.677 m) o el Pic des Trois Comtes (2.626 m). La nieve permanece en las laderas que rodean al lago a pesar de estar a mediados de julio y solamente a 2.000 metros de altura.

Echamos fotos y disfrutamos del entorno antes de comenzar el fatigoso descenso al Étang du Garbet.

IMG_3380

Las nubes van entrando poco a poco por el Sur en el descenso.

Durante la bajada, las nubes comienzan a hacer acto de presencia. Poco a poco, se va cubriendo todo el cielo a gran velocidad.

Cuando alcanzamos el Cirque de Garbettou, el cielo está completamente encapotado y la temperatura ha descendido de forma brusca.

IMG_3392

Cirque de Garbettou al atardecer.

Con fresquito y a la sombra, deshacemos los últimos kilómetros hasta alcanzar de nuevo la curva de herradura del Col d’Agnes.

IMG_3402

Últimos kilómetros del día, atravesando el hayedo de bajada.

Ruta corta pero bastante intensa. Los paisajes son espectaculares y bastante diferentes al Pirineo aragonés que tanto solemos visitar. Acabamos muy contentos y con ganas de más… habrá que volver a conocer más rincones del Ariège.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 11,4 km

Desnivel positivo acumulado: 960 m+

Tiempo neto: 5 horas y 30 minutos

Fecha de realización: 13/07/2019

Cartografía: Géoportail IGN

Track Wikiloc

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

Por otro lado, en 2020, la población de Aulus-les-Bains acogerá una nueva prueba de ultradistancia: UltrAriège. Una carrera de 100 millas que atraviesa el Ariège de Oeste a Este, de Aulus-les-Bains hasta Ax-les-Thermes.

OTRAS RUTAS EN EL ARIÈGE

Pic des Trois Seigneurs

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

Wikiloc

Facebook

Twitter

Instagram

 

Anuncios

Pic des Trois Seigneurs (2.199 m). Ariège.

Pic des Trois Seigneurs. Circular por Étang Bleu y Cirque d’Embans

Estamos en el Pirineo francés, concretamente en el departamento de Ariège, en unas montañas muy cercanas a la histórica localidad de Foix. Este Pic des Trois Seigneurs es un dosmil muy popular en la zona, está alejado de la cadena axial pirenaica, en una zona de media montaña, lo que le convierte en un extraordinario mirador de la cordillera.

IMG_3285

Étang Bleu bajo el Pic de Peyroutet.

Esta montaña se encuentra encima del mítico Puerto de Lers, por donde ha pasado el Tour de Francia en varias ocasiones. La ascensión más popular al pico parte de allí, pero nosotros preferimos acudir a su cara Norte para hacer un recorrido más atractivo, con más desnivel y distancia, y de paso conocer los hayedos de esta vertiente y los lagos o étangs de Courbière.

Captura

EL RECORRIDO

Sobre las 10:30 de la mañana, alcanzamos el parking situado junto al barranco de Courbière. Para llegar hasta aquí, hemos seguido una carretera local muy estrecha que sube desde la población de Tarascon-sur-Ariège.

El parking está situado en un lugar idílico, rodeado de un bosque muy frondoso y verde.

Comenzamos a caminar por pista, siempre en leve ascenso, hasta llegar a un cruce. A la izquierda, hay un vadeo sobre el río que se puede evitar cruzando por un puente de madera metros más adelante, lo tomamos.

Al otro lado del río, la pista sigue ascendiendo, pero debemos estar atentos pues a mano derecha sale una senda que comienza a subir fuerte. En el cruce hay un cartel de madera y marcas de pintura amarilla, es complicado perderse.

IMG_3224

Subiendo al Étang Bleu. El sendero está bien balizado por marcas amarillas.

Ya por senda, iremos poco a poco entrando en un hayedo muy muy bonito, conocido como Bois Debès du Resec. La senda, serpentea entre las rocas y el musgo, en un entorno fresco y muy agradable. El primer tramo de senda, discurre paralelo al barranco de Barataus, después se aleja un poco de este y comienza un zig-zag.

IMG_3227

Seguimos subiendo por el Bois Debes du Rèsec.

Nos acercamos a la cota 1.600 y la vegetación comienza a desaparecer. Vamos saliendo a un plateau o llanura elevada sobre el valle. La senda, siempre bien marcada, nos conduce sin pérdida hacia el Étang Bleu.

IMG_3237

Salimos del bosque. Las vistas mejoran, atrás, el pico Cap de la Dosse (1.948 m).

El Étang Bleu es uno de los cuatro lagos de origen glaciar que conforman los lagos de Courbière. Es también el más grande y el más visitado de todos ellos, con diferencia. Está situado bajo las paredes del Pic de Peyroutet (2.165 m), en un entorno agreste y muy vistoso.

IMG_3293

Étang Bleu.

Paramos un ratito a descansar junto al lago, pero pronto ponemos rumbo al cercano collado conocido como Col de la Couillate (1.980 m). El camino es largo hasta el Pic des Trois Seigneurs y no hay tiempo que perder.

IMG_3290

Cómoda subida al Col de la Couillate.

Subiremos los 200 metros de desnivel sin dificultades. El camino es cómodo. Arriba, las vistas se abren 360º. Abajo dejamos los lagos de Courbière…

IMG_3256

Lagos de Courbière desde el collado.

Al Sur, veremos la cadena axial pirenaica. Ante nosotros, tenemos toda la frontera entre Francia y Andorra y un poco más a la derecha el macizo de la Pica d’Estats (3.143 m).

IMG_3258

La cordillera pirenaica… al Sur.

Tras echar muchas fotos, comenzamos con el largo cresteo al Pic des Trois Seigneurs. Son 3 kilómetros de cresta fácil, la mayor parte por sendero, con algún paso puntual donde hay que apoyar las manos. La dificultad principal es el desnivel que vamos acumulando, al tener que subir y bajar varias cotas intermedias.

IMG_3284

Cresta al Pic des Trois Seigneurs.

Encontramos un primer paso donde hay que echar la mano para subir al Pic de Peyroutet. Una vez arriba, vemos toooodo lo que nos queda hasta nuestra cima. Tras descender de este pico tendremos que subir al Pic de Crède (2.193 m). El sendero se empina un poco más para subir a esta montaña, una antecima del Pic des Trois Seigneurs.

IMG_3267

Subida al Pic de Crède.

Ya por fin, descendemos esta cota para acometer la subida final a nuestro pico. La senda está bien marcada pero la pendiente aumenta y tenemos que echar la mano de forma puntual en varios pasos. Con roca seca y sin nieve no hay problema, pero si las condiciones no son favorables habrá que andarse con ojo en esta parte final, precaución.

IMG_3270

Pic des Trois Seigneurs, cima.

En la cima encontramos una gran cruz de metal y algunos simbolismos más. Se nota que es una cima importante. Las vistas hacia el valle de Courbière, donde hemos aparcado, son tremendas.

IMG_3279

En primer plano, el Pic de Crède, atrás el suave Pic de Pioulou (2.166 m). A la izquierda el valle de Courbière. Al fondo, la sombra de la Montagne de Tabe, donde destaca el Pic de St-Barthélemy (2.348 m).

Volveremos por el mismo camino, descendiendo de la cima con cuidado, hasta el Col de la Couillate, y desde allí descenderemos de nuevo al Étang Bleu.

IMG_3285

De nuevo en el Étang Bleu.

Ahora toca bajar al valle, pero lo haremos por otro camino, así visitaremos el espectacular Cirque d’Embans, un circo glaciar situado bajo la cima del Pic des Trois Seigneurs.

IMG_3294

Étang Long.

En el descenso, a pocos cientos de metros del Étang Bleu, nos toparemos con el Étang Long. A partir de allí, la senda inicia un descenso cómodo por una ladera de hierba. Enfrente, las paredes del Cirque d’Embans caen a pico sobre el fondo del valle.

IMG_3298

Bajando al fondo del valle.

Por desgracia, el sol está sobre el propio circo y eso nos impide sacar buenas fotos. No obstante, lo intento con esta panorámica realizada con el móvil. No es muy buena pero nos permite ver las dimensiones del circo.

20190712_164055

Cirque d’Embans.

La senda sigue bajando y cruza el arroyo por donde desaguan los lagos. Tras cruzar el barranco hay una fuerte bajada, la senda está muy bien aunque en este tramo es algo resbaladiza.

Poco a poco, a medida que perdemos altura, el paisaje va cambiando y entramos en el bosque. Pronto, las hayas hacen acto de aparición y el bosque se torna más frondoso y espectacular, es el conocido como Bois du Cirier.

IMG_3312

Bois du Cirier.

La senda serpentea por el empinado hayedo. Para mi gusto, es el hayedo más espectacular del Pirineo que he visto hasta la fecha, superando al de Sansanet.

IMG_3314

Bois du Cirier.

Finalmente, alcanzamos el fondo del valle y cruzamos el río por un puente de madera. Al otro lado, la senda se convierte en pista y siguiéndola conectamos con la pista por la que hemos comenzado a ascender y, poco después, llegamos al parking.

Acabamos así una excursión muy bonita, por unos paisajes bucólicos bastante diferentes a las zonas del Pirineo Aragonés que solemos frecuentar. Muy recomendable para descubrir el Ariège.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 17 km

Desnivel positivo acumulado: 1.380 m+

Tiempo neto: 6 horas

Fecha de realización: 12/07/2019

Cartografía: Géoportail IGN

Track Wikiloc

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

Las montañas del Ariège están integradas dentro del Parque Regional de los Pirineos del Ariège. La web es muy extensa y cuenta con mucha información. Son muchas las rutas balizadas por el propio parque. Para nosotros resultaron de gran ayuda ya que no conocíamos de nada la zona y así fuimos con ciertas garantías.

Buscando información sobre estos parajes, algo complicado si buscamos webs en castellano, dí con esta magnífica web sobre lagos del Pirineo: Lacs des Pyrénées. Una web con un catálogo enorme de lagos, bien clasificados, donde podemos estar horas y horas navegando.

Ya por último, mencionar una carrera de montaña que pasa por esta montaña y que toma su nombre: Le trail du Pic des 3 seigneurs. 55 Km y 4000 m+ por estas magníficas montañas. Da la casualidad de que se celebraba justo un día después de hacer esta ruta, por lo que nos encontramos a los organizadores balizando y montando los avituallamientos. Esta carrera pertenece a un circuito más amplio de hasta 50 carreras, conocido como Ariège, Terre de Trails.

OTRAS RUTAS CERCANAS

Cirque de Gabettou, Étang du Garbet y Étang Bleu (Aulus-les-Bains)

 

Petrechema (2.371 m) y Mesa de los Tres Reyes (2.444 m). Circular desde Lescun

Ruta de dos días: Lescun – Linza – Lescun

El Circo de Lescun es uno de los parajes más bonitos del Pirineo Francés. Es una de esas zonas del Pirineo con un clima atlántico muy marcado que asegura paisajes muy verdes pero también muchos días de mal tiempo al año.

CIMG2015

Circo de Lescun, camino de la Mesa de los Tres Reyes (segundo día).

Cuando entras en Lescun, llaman la atención las inmensas crestas calizas que recortan el cielo, emergiendo imponentes de los verdes valles: Billare, Pene Blanque, Agujas de Ansabere, Sobarcal, Dec de Lhurs, Mesa de los Tres Reyes… la cantidad de montañas y parajes a visitar en esta zona es muy grande, y todos ellos son muy muy chulos. Desde luego, a pesar de no contar con cotas muy altas (la cima más alta es el Anie, de poco más de 2500 metros), el macizo cuenta con atractivos de sobra para no echar de menos esos metrillos…

CIMG2044

Pene Blanque. Bajando a Lescun (segundo día).

Para conocer bien el Circo de Lescun y los valles de la vertiente española, preparamos una ruta circular, larga y exigente, aunque sin muchas complicaciones técnicas:

Día 1: Parking de Anapia (Lescun) – Valle de Ansabere – Collado de Petrechema – Petrechema – Collado de Linza – Refugio de Linza.

Día 2: Refugio de Linza – Collado de Linza – Mesa de los Tres Reyes – Col de Ourtets – Valle de Anaye – Plateau Sanchese – Parking de Anapia.

Dos días de largas caminatas, que se resumen en 2600 metros de desnivel y casi 40 kilómetros en las piernas.

ACCESO

Para llegar a Lescun desde España, deberemos de llegar primero a Jaca y Canfranc. La carretera, justo antes de llegar a Canfranc Estación, se bifurca. Tomaremos el túnel del Somport, para evitar ascender el puerto de Somport.

Ya en el lado francés, bajaremos por el valle, pasando por Etsaut y alguna otra pequeña aldea. Tras poco más de 10 kilómetros, veremos el desvío a Lescun.

Una sinuosa carretera llega al pueblo. Allí, seguiremos unos carteles verdes que nos indican como llegar al parking de Anapia. Cuidado porque es un laberinto de pequeñas pistas asfaltadas, hay que estar atento a los desvíos. El parking es bastante amplio.

DETALLES DEL ITINERARIO

DÍA 1: LESCUN (ANAPIA) – PETRECHEMA – LINZA

El viernes a las 8 de la mañana llegamos a Lescun. El madrugón y el sueño no ha mermado nuestras fuerzas, estamos con muchas ganas de caminar y de disfrutar de dos días en el monte.

La temperatura es ideal, unos 12ºC, y el cielo despejado, menudo día hemos pillado!!

CIMG1916

Billare desde el parking de Anapia.

Comenzamos a andar por la pista asfaltada, siguiendo los carteles que indican dirección a Masousa – Ansabere. Unos 3 kilómetros por pista asfaltada hasta llegar a la zona de Masousa, también conocida como Port Lamareich, donde podíamos haber dejado el coche… Pero por la circular que vamos a hacer es recomendable dejarlo en el parking de Anapia, ya que sino, la caminata del segundo día se iba a hacer muy larga.

CIMG1925

Pic Poure de Lamary desde el Pont Lamary.

De Pont Lamareich a Pont Lamary, hay una pista en estado regular, que recorremos en apenas 30 minutos, disfrutando del fresquete y de las vistas al Dec de Lhurs (2176 metros) y al Pic Poure de Lamary (1915 metros).

CIMG1929

Tremendas vistas de las Agujas de Ansabere, de camino a las cabañas.

En Pont Lamary comienza el verdadero sendero a las cabañas de Ansabere. Primero una suave subida hasta un llano, donde se unen los barrancos de Ansabere y Pedain. Después el camino se introduce en un bosque, avanzando paralelo al barranco de Ansabere. Tras un zig-zag, el bosque acaba, se abren las vistas y llegamos a las Cabañas de Ansabere.

CIMG1932

Llegando a las cabañas de Ansabere, al fondo el collado de Petrechema al que luego subiremos.

Este lugar es perfecto para tumbarse y descansar un rato, rellenar las cantimploras y disfrutar de las vistas. Hay unas casetas habitadas por una pareja de pastores, que venden queso “a peso”. Había bastante gente por el lugar, sobre todo españoles, se nota que la senda de Camille tiene tirón.

CIMG1939

En la subida al collado, el Dec de Lhurs y la Gave de Ansabere, por donde hemos ascendido.

Tras el descanso, afrontamos el tramo más duro de la jornada, la subida al collado de Petrechema. La subida desde abajo parece dura, por un interminable canchal. Sin embargo, el sendero está bien marcado en la pedrera y se sube bien, sin resbalar, ganando altura de forma progresiva en zig-zag.

En la subida, disfrutaremos de unas vistas privilegiadas de las Agujas de Ansabere, foto obligada, el lugar es espectacular.

CIMG1942

Ascendemos ante la atenta mirada de las Agujas de Ansabere.

Coronamos el puerto. Hemos ido a ritmo lento pero seguro y no estamos muy cansados. Descansamos otro rato, disfrutando de las vistas al circo por el que hemos ascendido, y también de los picos que nos rodean: Sobarcal y Petrechema.

En el collado está la muga o paso fronterizo 273, otra foto obligada.

CIMG1946

Cara Sur de Petrechema, por donde ascendemos.

Desde el collado, la subida al Petrechema es muy directa, discurre por un senderillo en la cara Sur. Desde abajo parece muy empinado, pero una vez metidos en harina no tiene la menor dificultad. Subimos tranquilos, pues no tenemos ninguna prisa, echando fotos de las agujas y disfrutando mucho.

CIMG1952

Fácil sendero. Buenas vistas.

Hacemos cima en el Petrechema a las 14:15 horas. Estamos solos!!! Echamos fotos y nos comemos el bocata.

Pronto comienza a llegar gente, la verdad es que hay bastantes personas para ser entre semana, se nota el buen tiempo.

CIMG1962

Vistas a la Mesa de los Tres Reyes desde la cima de Petrechema.

Después de comer comenzamos el descenso, esta vez por la vía normal, la loma Oeste del pico. La vía normal es un paseo. Un buen sendero baja desnivel de forma cómoda hasta llegar al collado de Linza.

CIMG1967

Descendiendo por la loma Oeste del Petrechema.

Buenas vistas del karst de la Hoya de la Solana y, por supuesto, de la Mesa de los Tres Reyes, donde iremos al día siguiente.

El descenso del collado de Linza al refugio se hace duro debido al fuerte calor. Es muy sencillo, con un sendero marcadísimo.

CIMG1970

Bajamos por la ruta normal. Al fondo Txamantxoia.

Poco antes del refugio, llegamos a una enorme explanada (cota 1590) con unas vistas increibles del Mallo Acherito (2378 metros) y del valle que nace en su cara Oeste.

CIMG1984

Mallo Acherito.

Llegamos a Linza a eso de las 17:30, tras 9 horas de caminata. Ducha y unas buenas jarras de cerveza.

CIMG1978

Llegando a Linza.

La cena y las habitaciones, así como el trato de los guardas, muy bueno, son buena gente. Dormiremos como troncos, la verdad que una estancia muy buena, la mejor en refugio, junto con la que pasamos en Lizara el año anterior.

CIMG1988

Linza bajo el pico Txamantxoia.

DÍA 2: LINZA – MESA DE LOS TRES REYES – LESCUN (ANAPIA)

Amanecemos en el refugio de Linza. El despertador suena a las 6:15 de la mañana. Hemos dormido a pierna suelta. Desayunamos en condiciones y a las 7:35 nos ponemos en marcha con las primeras luces del día. Cielos despejados y una alta temperatura de 15ºC, parece Julio.

CIMG1992

Primeros metros, dejando atrás Linza.

Salimos por el mismo camino por el que volvimos ayer. Vamos avanzando a ritmo lento, sin prisa pero sin pausa, mi chica lleva agujetas de ayer y hoy va a ser un día muuuy largo.

Seguimos en romería, decenas de personas, hasta el collado de Linza. Allí, la mitad sube al Petrechema y la otra mitad a la Mesa. Hay hasta unos en mountain bike que van a descender de Petrechema, olé sus huevos.

CIMG1997

Vistas a la Mesa y al karst que tenemos que atravesar.

Desde el collado de Linza, comenzamos a descender a la Hoya de la Solana, por un marcado sendero, dejando a mano derecha un impresionante karst.

CIMG1999

Bonito camino de aproximación.

Veremos un desvío en la cota 1850, que nos permitiría volver a Lescun de forma cómoda, por el valle de Anaye, rodeando la Mesa. No lo tomaremos, pues queremos ascender a la Mesa.

CIMG2007

Atravesando el karst, camino a la Mesa.

Nos introducimos de lleno en un karst (cota 2000), fácil y repleto de hitos. Perdemos cota y salimos del karst para volver a un sendero bien marcado, que avanza bajo los paredones del Budoguía, ganando altura poco a poco. Es cómodo aunque algo rocoso en algún punto.

CIMG2012

El camino a la cima es una romería.

Pronto avistaremos a los montañeros en la cima de la Mesa, que está repleta. Ya queda menos.

El sendero sube hasta un pequeño collado entre la cresta de Budoguía y la Mesa. Las vistas, vertiginosas, se abren hacia el Norte, donde domina el Anie sobre el inmenso macizo karstico de Larra. Al Sur, vistas no menos espectaculares al circo de Lescun, destacando por encima del resto el Petrechema. Impresionante.

CIMG2015

Vistas hacia el Petrechema.

El sendero se empina y se estrecha. Hay gente que sube a la Mesa por la misma arista Oeste. Nosotros no. Seguiremos un sendero colgado, casi faja, muy marcado que discurre por la cara Sur. Si seguimos rectos, llegaríamos al collado que hay entre la Mesa (2444 metros) y Le Table (2428 metros), antecima Este de la Mesa de los Tres Reyes… pero no hace falta llegar a ese collado, justo a mitad de camino, a mano izquierda, veremos unos hitos y unas trazas que suben a la cima, por terreno escarpado e incómodo.

CIMG2021

Terreno escarpado poco antes de hacer cima.

Ayudándonos de las manos, siempre sin dificultad, nos plantaremos justo debajo de la cima. Otro escaloncete y ya estamos en la cima!

CIMG2024

De izquierda a derecha: Pene Blanque, Billare y Lac de Lhurs.

Sorprenden varias cosas de esta cima. Primero, la cantidad de gente que hay, se nota que estamos cerca del País Vasco. Segundo, la cantidad de simbolismos: una réplica plateada del Castillo de Javier, una figura de San Francisco Javier, y varias placas de montañeros fallecidos, llama la atención la que los montañeros navarros dedican al grandísimo Iñaki Ochoa de Olza. Se nota que estamos en el techo de Navarra.

CIMG2026

En la cima de la Mesa de los Tres Reyes con la figura de San Francisco Javier.

Tras echar unas fotos como podemos, decidimos descender. Con cuidado hasta el sendero colgado del que he hablado antes. Ahora debemos de llegar por esa “fajeta” hasta el collado que hay entre la Mesa y la Table. El sendero es vertiginoso y con algo de patio, cuidado con nieve.

Llegamos al collado y nos ahorramos subir a la Table. Las vistas son muy parecidas que desde la Mesa, pero si hubiéramos ido menos cansados hubiera merecido la pena echar una foto con el Lac de Lhurs debajo.

CIMG2033

La cima de la Mesa desde el karst de la cara Norte.

Comenzamos a descender hacia el inmenso karst de Larra que desde aquí asusta. Una pedrera empinada con un sendero bien marcado en zig-zag nos depositará en él.

CIMG2035

El complejo karst, camino al Col de Ourtets.

Ya en el karst, seguimos escrupulosamente los hitos que nos conducen al Col de Ourtets, vía más sencilla para bajar a Lescun.

CIMG2037

Vistas al Anie desde el karst.

Al principio el karst es casi llano y se va bien. Alguna grieta grande, pero con cuidado sin problemas. Después, antes de llegar al collado de Ourtets, la cosa se complica, el terreno se empina bastante y hay que ir con cuidado, porque está lleno de placas lisas de roca. Habrá pasos de II, facilmente, mucho cuidado con la roca mojada o con niebla.

CIMG2039

Alcanzando, por fin, el Col de Ourtets.

Llegamos al Collado de Ourtets, ojo aquí porque hay dos collados casi pegaditos, separados por un peñasco rocoso. El que está más al Sur tiene hitos, pero no es el collado de Ourtets, da acceso a una pedrera muy empinada con algo de traza. Si seguimos un pelín más al Norte, veremos más hitos y un sendero mejor trazado por el que bajaremos cómodamente.

CIMG2046

Bajando al valle de Anaye ya por una buena senda.

Ya llegando al valle de Anaye, en la cota 2000, paramos a comer, y nos deleitamos con las vistas al Anie (2504 metros) y al cercano Pene Blanque (2390 metros). Unos montañeros bajan por su empinadísima pedrera con mucho cuidadito, curioso de ver.

CIMG2044

Pene Blanque.

Lo que nos queda ya es un largo paseo hasta el coche. Descendemos por el valle de Anaye, entre ovejas, con bastante calor.

Llegamos a las Cabañas de Anaye, parada obligada para refrescarnos en su fuente de agua bien fría. Buenas vistas desde aquí al Billare.

Seguiremos descendiendo por el fantástico hayedo hasta que avistamos el espectacular Plateau de Sanchese. Un sendero en zig-zag excavado en la roca nos permite descender metros rápidamente.

CIMG2071

Camino excavado en la roca para bajar al plateau.

Llegamos a la llanura del Plateau. Inmensas vistas desde la explanada verde llena de vacas. Al fondo una gran catarata y las luces del atardecer pegando en las crestas calizas. Pocos sitios del Pirineo he visto tan chulos como este, la verdad…

CIMG2073

Cascada en Plateau de Sanchese.

Tras echar muchas fotos, tomamos la pista de la derecha que nos deposita en el parking de Anapia, inicio de la aventura, casi 36 horas después.

Tremenda ruta de dos días, muy muy bonita. La zona de Lescun es muy chula, más espectacular que la vertiente española, que es menos alpina, con más pasto y llanura y menos crestas. Circular exigente que deja con muy buen sabor de boca.

DATOS TÉCNICOS

Distancia recorrida: 39 kilómetros aprox. (19 km + 20 km)

Desnivel positivo acumulado: 2600 m+ (1400 m + 1200 m)

Tiempo neto: 14 horas (6 horas + 8 horas)

Fecha de realización: 9 y 10 de septiembre del 2011

Cartografía:

Carte IGN Ossau Vallée d’Aspe PN des Pyrénées – IGN 1547OT. Escala: 1:25.000
Senda de Camille. Editorial Alpina. Escala: 1:25.000

Trail 2 Heaven 48K – 2018

TRAIL 2 HEAVEN (48 KM y 2.600 M+). VALLE DE BENASQUE

La Trail 2 Heaven 48K es una carrera de montaña muy bonita a medio camino entre el Pirineo francés y el aragonés, algo no demasiado habitual en el ámbito de las carreras que se organizan en esta cordillera. En total, 48 km de pura montaña partiendo del Hospital de Benasque y coronando algunos puertos emblemáticos de este valle como el de la Glera o el Portillón, a casi 2.500 metros de altura.

41745284_1262751907200233_6646195886055489536_o

Voluntarios en el Puerto de la Glera. Foto: Facebook de la carrera

El perfil de la prueba es muy atractivo. Duro pero a la vez bastante corrible, con una subida muy potente en el km 25 que marca la carrera y una última parte bastante amable que permite acabar a tope si tenemos piernas.

t2h46_pasos

A nivel de paisajes, la carrera es de las más chulas que he corrido… con una bajada espectacular al Hospice de France desde el collado del Portillón, muy difícil de olvidar, pasando por los Boums du Port, unos lagos de alta montaña colgados a 2.200 metros junto al refugio guardado de Venasque.

EL RECORRIDO

A las 8:30 de la mañana, en los Llanos del Hospital, en pleno corazón del valle de Benasque y bajo el macizo de las Maladetas, se da la salida a la prueba de 48 km. Muchas ganas y algunos nervios, al menos por mi parte, tras más de medio año retirado de las carreras de larga distancia.

41215925_1257674887707935_8656083685428166656_o

Salida en los Llanos del Hospital. Foto: Facebook Trail 2 Heaven

La salida es rápida. Tras una primera subida muy cortita, tomamos un sendero bastante cómodo y llano que avanza por el bosque en dirección a la Besurta. Desde los Llanos del Hospital a la Besurta apenas se suben 150 metros de desnivel en 5 kilómetros, por lo que se puede asegurar que el inicio es bastante llevadero.

Las sensaciones al inicio son buenas. Parece que tengo piernas y mucha motivación, por lo que intento no quemarme mucho en los primeros kilómetros y disfrutar de la carrera.

6

Llanos del Hospital a los pies del pico Mall Printat (2.845 m)

Llegamos a la Besurta, el famoso parking del Aneto, donde comienza la ascensión al refugio de la Renclusa, la primera del día. La subida hasta el refugio se realiza por el clásico sendero. En total son 400 m+ desde la Besurta pues, tras alcanzar el refugio, tenemos unos 100m+ de desnivel extra hasta alcanzar el modesto Collado de la Renclusa, que comunica el refugio con el Plan d’ Aigualluts.

IMG_0978

Plan d’ Aigualluts

La bajada al Plan d’ Aigualluts es algo técnica. Mucha roca y un sendero un poco incómodo me hacen ir con cuidado… Pero pronto alcanzamos la inmensa llanura del Plan con alguna zona encharcada donde hay que ir con cuidado. La zona se hace más corrible y enseguida conectamos con el famoso Forau d’ Aiguallut, un sumidero por donde se cuelan las aguas que bajan de las Maladetas para salir al exterior en el valle de Arán.

Por terreno rápido, alcanzamos de nuevo la Besurta donde encontramos el primer avituallamiento del día, en el km. 10. Breve parada para coger agua y tomar aire… a pesar de la brevedad me adelantan unos 10 corredores!!!

5

Grandes vistas en esta primera parte de la carrera. Al fondo, se distingue la cima “doble” de la Forcanada (2.883 m).

Tras reponer líquidos de forma rápida salimos camino al Portillón de Benasque en la segunda subida del día. Son 600 m+, aunque tampoco debemos preocuparnos mucho pues la subida es muy cómoda. El sendero es muy llano, hace bastantes zig-zags y no se llega a empinar del todo.

18

Vistas al Aneto (3.404 m) poco antes de alcanzar el Portillón.

Antes de llegar al Portillón, merece la pena darse la vuelta para ver lo que tenemos detrás… Las Maladetas se elevan más de 1.500 metros sobre el fondo de valle en una estampa de alta montaña espectacular, de las más bonitas del Pirineo.

Alcanzo el Portillón de Benasque (2.444 m) bastante fresco. Las sensaciones siguen siendo muy buenas y me lanzo valle abajo con muchas ganas. Por delante, una gran bajada, tan dura como bonita, de más de 1000 metros de desnivel negativo. Una primera zona de pedrera fácil nos deja junto a los lagos conocidos como Boums du Port.

17

Bajando ya en el lado francés hacia los lagos conocidos como Boums du Port.

Pasamos junto al refugio de Venasque y seguimos descendiendo por la senda. La inclinación va aumentando, pues estamos en un circo glaciar, pero gracias a la senda se puede bajar en todo momento corriendo. La bajada no es especialmente técnica.

En este punto nos juntamos un pequeño grupo de unos cinco corredores bajando a todo lo que nos da el cuerpo. Termino quedándome un poco atrás, pues el ritmo que llevan es muy elevado y noto como mis piernas comienzan a cargarse. Todavía queda más de la mitad de carrera y tengo que reservar…

Terminamos el descenso, ya por pista alcanzamos el Hospice de France con su gran edificio y a sus pies el avituallamiento. Estamos en el km. 21. Los voluntarios me dicen que voy el “veintitantos” pero decido tomármelo con calma pues he llegado muy fatigado… Invierto 10 minutos en comer y en beber bien. Con las pilas cargadas y más descansado, retomo la carrera.

El primer tramo hasta alcanzar el famoso Circo de la Glera es un sendero que va subiendo poco a poco a través del bosque de Sajust. Este camino, conocido como camino de la Emperatriz, tiene algún tramo algo expuesto pero, en general, es bastante cómodo e incluso corrible. Aquí comienzo a adelantar a alguno de los corredores que me ha pasado en el avituallamiento, las fuerzas siguen acompañando.

Salimos del bosque y ante nosotros se presenta el imponente Circo de la Glera. Varias cascadas atraviesan las paredes del mismo, mientras el sendero traza un amplio zig-zag para superar la zona más inclinada.

Me lo tomo con filosofía y supero la primera gran pendiente sin perder puestos. Después viene un tramo más llano donde la senda atraviesa el circo por su mitad. La senda aquí es estrecha y hay bastante vegetación.

La última parte del circo vuelve a ser empinada, especialmente los últimos 200 metros  de desnivel que los haremos por una gran pedrera (glera) de gran dureza. Aquí me desfondo y comienzo a sufrir… el puerto no llega nunca!!! Tras mucho luchar, llegamos hasta él, allí varios voluntarios nos animan con todas sus fuerzas.

IMG_0261

Alcanzando el Puerto de la Glera (2.367 m). Foto: Facebook organización

Coronamos y comienza el descenso hasta Llanos del Hospital. Las piernas se resienten de la subida, están lentas y llegan los amagos de calambre… Por fortuna, la cosa no va a más y tras unos minutos de dudas puedo coger un ritmo aceptable de bajada. Disfruto mucho del paso por el ibón de Gorgutes situado junto al collado y de las vistas a los Llanos.

La bajada no es del todo limpia. Algún tramo técnico con raíces y piedras nos obliga a estar alerta. Pese a todo, alcanzo el tercer avituallamiento en los Llanos con mejores sensaciones. Nueva parada de casi 10 minutos para comer y beber. Nos quedan 16 kilómetros hasta Benasque.

La bajada a Benasque engaña. Primero, tenemos un tramo donde subimos casi 200 m+. No es duro, pero debemos estar mentalmente preparados… Se realiza por senda y atraviesa un bosque, es un tramo muy agradable y enseguida se comienza a bajar hacia los Baños de Benasque.

Las fuerzas vuelven a mis piernas en este tramo. Comparto kilómetros con un corredor valenciano muy majete y nos ponemos a un ritmo muy bueno. Las sensaciones vuelven a ser inmejorables con casi 40 kilómetros en las piernas.

La bajada a los Baños y posteriormente al Plan de Senarta es fácil y rápida, con algunos tramos de pista que ayudan a apretar el acelerador al máximo. Desde Plan de Senarta la cosa mejora todavía más, tras un leve ascenso por pista, comienza el descenso final a Benasque. Los últimos kilómetros se hacen por un sendero muy bonito que discurre por la margen derecha del río Ésera, son tan bonitos que no se hacen largos.

Nos acercamos a Benasque y ya se oye la megafonía. Veo a un corredor al fondo y aprieto los dientes para darle caza… Finalmente no lo alcanzo pero disfruto de los últimos metros por las calles del pueblo, la gente sonríe y aplaude desde las terrazas de la calle central… Meta!!!

IMG_0667

Llegada a meta en Benasque. Foto: Facebook organización

Acabo muy contento con un tiempo de 6 horas y 43 minutos y un puesto 21º absoluto. Las cosas han salido perfectas, con unas sensaciones muy buenas desde la salida. Parece que mis piernas vuelven a funcionar como antaño 🙂

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 48 km

Desnivel positivo: 2600 m+

Tiempo neto: 6 horas y 33 minutos

Puesto: 21 de 250 corredores

Web de la carrera

Clasificaciones

OPINIÓN

Gran carrera con una gran organización, muy cuidada, con muchos voluntarios y un trato al corredor excelente. Es una carrera muy popular, con bastante gente inscrita y un gran ambiente.

El recorrido es bonito como pocos, la bajada a la zona francesa y posterior subida me parecieron muy alpinas, espectaculares, sin embargo, la carrera no tiene la dureza ni el nivel técnico de otras carreras pirenaicas como el Trail Valle de Tena, la Canfranc-Canfranc o el mismo Gran Trail Aneto-Posets. En mi caso, que soy de carreras más correderas, esto es un punto a favor.

Recomiendo la carrera al 100%, no he podido acabar más satisfecho 🙂

Nota: las fotos de la carrera están extraídas del Facebook de la organización, el resto pertenecen a mis álbumes personales.

 

Pic de Thou (2.743 m) y lacs de Consaterre. Pirineo francés.

ASCENSIÓN AL PIC DE THOU DESDE ENS POR LOS LACS DE CONSATERRE

Los lacs de Consaterre son un conjunto de tres ibones que se encuentran en un pequeño valle colgado que tributa sus aguas al Aure, principal río del valle francés del mismo nombre situado al otro lado del valle de Bielsa, en pleno corazón del Pirineo francés. Entre los montañeros franceses tienen relativo renombre y son bastante visitados, no así entre los españoles…

19

Valle de Lustou, en plena ascensión a los ibones.

Este valle de Consaterre se cierra al Sur por un circo rocoso compuesto por montañas que superan los 2700 metros: Pic de la Haille (2730 metros), Pic de Berdalade (2703 metros) y Pic de Thou (2743 metros).

En el Pic de Thou, a su vez, termina la cresta que se desprende al Norte del Lustou (3023 metros). Esta cresta que une ambos picos es descompuesta y estrecha (aunque no parece difícil) y posee una cota intermedia, llamada Pic de Bocou (2714 metros).

thou

Croquis de la ascensión. Fuente: Géoportail.

A los lagos de Consaterre y al Thou, podemos acceder desde Riomajou o desde la localidad de Ens (cerca de St. Lary). Solamente acudir a los lagos ya supone una bonita excursión de más de 1200 metros de desnivel. Si además queremos visitar el Thou, debemos de prever una larga jornada montañera de más de 1500 metros de desnivel. Las vistas desde su cima bien merecen la pena.

EL RECORRIDO

Antes de comenzar a detallar la ruta vamos a situarnos…

Para llegar a Ens deberemos cruzar el túnel de Bielsa y seguir por la carretera D 929 valle abajo hasta llegar justo a la entrada de St. Lary Soulan. Allí hay un desvío a la derecha a Sailhan y Azet.

20

Iglesia de Ens con el Col d’ Azet detrás.

Debemos llegar a Sailhan y justo ahí sale a la derecha una carretera muy estrecha que en unos 3 kilómetros nos deja en Ens. Podemos dejar el coche en la plaza.

Llegamos a las 9:30 de la mañana a Ens (1207 metros). 13ºC y cielos despejados. Comenzamos a caminar por las calles del pueblo. Cerca de la plaza hay una fuente donde coger agua fresquita. Justo ahí, sale una calle muy empinada que debemos tomar. Al acabar el asfalto y llegar a la última casa del pueblo, veremos a mano izquierda una puerta de alambre y madera, muy rústica, con un cartel en francés, allí comienza nuestro sendero.

La senda, poco definida, sube por una ladera y rápidamente se cruza con una pista. Unos metros a la derecha veremos la continuación de la senda con un cartel que indica “Lacs de Consaterre – 4 h“.

A partir de aquí ya no hay pérdida. Iremos ganando metros bajo las laderas del Pic de Pichebrou (2183 metros) por terreno bastante amable. Pronto llegaremos a una charca donde no hay más que juncos, conocida como Lac de Coume (1565 metros). Después la senda continua dirección Sur, en suave ascenso.

2

Avanzando por terreno amable en los primeros compases de la ruta.

En la cota 1750 (conocida como Pic de Hountas según IGN Geoportail), hay un mirador magnífico del valle del Lustou, con el propio Lostou en la cabecera y la espectacular cresta de Montmede a la izquierda, que remonta más de 1500 metros de desnivel. Una de las imágenes más chulas de la ruta, sin duda.

4

El espectacular valle de Lustou.

Ahora el sendero va girando a la derecha, por grandes campas donde pasta el ganado, para aproximarse sin prisa pero sin pausa al collado o Cap de Laubère (2179 metros), paso natural que nos permitirá alcanzar el vallecillo colgado donde se encuentran los lagos.

ASCENSIÓN AL PIC DE PICHEBROU (2183 metros)

Durante el ascenso al Cap de Laubère me voy fijando en una pequeña cota que queda a mano derecha, con forma de pirámide que domina la ascensión en este primer tramo. Es el Pic de Pichebrou, donde prácticamente acaba la cresta de Hitte Monte que baja del Pic de Berdalade. Me parece interesante y decido acercarme.

6

Un casi tresmil, el pic d’ Aret, desde el Cap de Laubère.

Para llegar a esta pequeña cota, pasaremos antes por otra cota herbosa, algo más alta (2204 metros). Desde allí descendemos por una empinada ladera de hierba hasta un collado (2136 metros). Desde el collado ya tocará luchar un poco para alcanzar la cima. No hay pasos complicados, solamente un poco expuestos o algo incómodos debido a la vegetación. La subida me recordó a la del Pico de los Monjes en Astún, aunque algo más aventurera, dado que no hay hitos por ningún lado.

p2

La pirámide del Pic de Pichebrou.

Tras varias trepadas sencillas, con cuidado, nos plantamos en la fácil cresta que conduce a la cima, Pic de Pichebrou (2183 metros). Gran hito con su altura marcada con pintura blanca y unas vistas muy buenas de St. Lary, del Arbizon (2831 metros) y del cercano Pic d’ Aret (2939 metros), al otro lado del valle de Riomajou.

p4

Hito cimero del Pichebrou.

La ascensión al Pichebrou suma unos 150 metros de desnivel positivo al total de la ruta.

LACS DE CONSATERRE

Vuelvo al Cap de Laubère (2179 metros) tras pasar 10 minutos en la cima. Allí retomamos el camino a los lagos. Tocará descender unos metros (100 metros de desnivel que habrá que remontar a la vuelta) hasta llegar al vallecillo colgado. Allí, pronto volveremos a ascender por un camino que se va desdibujando poco a poco. A mano derecha dejaremos una cabaña donde hay varios pastores y un rebaño.

8

Remontando hacia el valle que guarda los lagos.

Pronto alcanzaremos una llanura que es la antesala del primero de los Lacs de Consaterre (2346 metros). El lago es pequeño y poco profundo. Debemos andar apenas 100 metros para alcanzar el central, el más grande y bonito, y otros 100 para alcanzar el tercero, el más alto de todos.

9

El primero de los lacs de Consaterre.

Son un conjunto muy chulo de lagos y, al menos hoy, bastante solitario. En los lagos, dejo a mi chica descansando y me decido a continuar valle arriba.

10

Los tres lacs de Consaterre.

PIC DE THOU (2743 metros)

Un pequeño sendero parte del último de los lagos, a su izquierda. Justo al inicio hay una torrentera muy buena para coger agua donde incluso han puesto una canaleta de plástico para facilitarlo. El sendero se sigue bien, alternando entre zonas de hierba y otras de roca. Debemos de seguir los hitos, por terreno siempre evidente, que nos conducen a una brecha o collado ya en la cabecera del valle.

11

Avanzando al pic de Thou por terreno cómodo.

Desde la brecha tenemos unas vistas tremendas al Lustou y a su pequeño ibón, así como a la cresta que lo une con el Thou.

12

Lustou, solitario tresmil muy cercano a la frontera española.

Para seguir hasta la cima, giraremos a mano derecha. Ya por terreno rocoso pero cómodo, seguiremos la traza, siempre muy clara, que va superando varias terrazas hasta llegar a la misma cima del Pic de Thou (2743 metros). Me sorprende la facilidad para hacer cima, todo el rato caminando, y lo bien trazado que estaba el camino para ser un pico muy desconocido.

15

Gran hito cimero en la cima del Pic de Thou.

En la cima, un hito inmenso y unas vistas magníficas al valle de Riomajou, así como a la cara Norte de Suelza, parece mentira, pero la frontera con España está muy cerca. Hacia el Norte, también buenas vistas de los Lacs de Consaterre y del valle que hemos recorrido. Más al fondo algunos gigantones como el Arbizon o el Pic du Midi.

Tras hacer muchas fotos, me vuelvo al último de los lagos, donde me espera mi chica para comer. A ritmo fuerte, tardé 1 hora y 15 minutos en subir y bajar al Thou desde los lagos. A ritmo más normal, se nos pueden ir dos horas en subir y bajar.

17

El valle está plagado de simpáticas marmotas.

En los lagos, comemos y descansamos. Hace bastante calor pero la brisa fresca hace que se esté muy a gusto.

18

Foto hecha en el descenso con el Arbizon de fondo.

Tras casi una hora de descanso, nos ponemos en marcha de nuevo, no sin antes coger agua en la torrentera. Volveremos por el mismo camino, llegando a Ens (1207 metros) a las 7 pasadas, con bastante calma la verdad.

p10

Zoom al cercano pueblo de Azet, típico pueblo del Pirineo francés muy cercano a Ens.

La ruta es muy chula. Es uno de esos lugares de los que hay poca información en Internet y donde todo te parece “nuevo” ya que no lo has visto antes en fotos en el ordenador. Os animo a descubrir este vallecillo y a subir a alguno de sus “dosmiles”. Yo me apunté el Pic de la Haille, el más bonito del valle, para volver y hacerlo desde Riomajou. Hay muchas posibilidades.

p9

El bucólico valle de Aure. Un lugar magnífico al otro lado del túnel de Bielsa.

DATOS TÉCNICOS

Distancia recorrida: 18 kilómetros

Desnivel positivo acumulado: 1850 m+

Tiempo neto: 7 horas

Cartografía: Neouville. Vallée d’ Aure. 1748 ET. Escala: 1:25.000. IGN Francés.

Cartografía digital: Géoportail IGN

Fecha de realización de la ruta: 31/07/2012

Anie / Auñamendi (2.504 m)

ANIE DESDE EL REFUGIO DE LABEROUAT (LESCUN)

El Anie o Auñamendi (en Euskera) es la primera montaña de los Pirineos en superar los 2500 metros de altura viniendo desde el Cantábrico. Es una pirámide de roca caliza, al estilo del Collarada pero de menor envergadura, rodeada del inmenso karst de Larra.

P1040489

Tremendas vistas al Billare (2.318 m) en el primer tramo de la excursión.

La ruta al Anie desde el refugio francés de Laberouat es más variada que la clásica desde Belagua por el karst de Larra. Hayedos en la parte baja, prados verdes hasta los 2000 metros y roca caliza de allí a la cima. Un paisaje muy propio del Pirineo Occidental.

Croquis

Croquis. Fuente: Geoportail IGN France

Ruta sencilla, agradecida y algo más solitaria que la ruta que asciende desde el lado navarro.

EL RECORRIDO

Llegamos al Refugio de Laberouat (1442 metros) a las 9:30 de la mañana. Cielos despejados y 14 grados.

P1040588

Refugio de Laberouat.

Estamos en Lescun, para mí, uno de los valles más bonitos de los Pirineos. Los prados verdes contrastan con las paredes calizas que conforman el Circo de Lescun, donde encontramos cimas muy reconocibles: Ansabère, Dec de Lhurs, Mesa de los Tres Reyes, Billare… Hoy toca subir a la cima más alta de todas, el Anie.

P1040487

Hayedo de Braca d’ Azuns

Salimos del refugio por el camino balizado como GR-10 (marcas rojas y blancas). Nos introducimos en el hayedo de Braca d’ Azuns. La senda llanea o sube muy levemente y nos permite disfrutar al máximo de este bosque y de las vistas al cercano Billare (2.318 metros).

P1040492

Saliendo del hayedo. Al fondo vemos las paredes del Soumcouy (2.315 m).

Tras recorrer unos 3 kilómetros, el bosque acaba y salimos a los prados situados en la cabecera del valle. Justo en ese punto, a mano derecha, hay una cabaña (Ardinet).

P1040497

Buenas vistas a un viejo conocido… el Midi d’ Ossau.

Hacemos parada técnica para coger agua en el arroyo cercano y echar crema solar y continuamos, siempre en leve subida hasta llegar a una nueva cabaña: Cabane du Cap de la Baitch (1689 metros), donde podemos llenar las cantimploras y comprar queso.

P1040507

Cabaña de Cap de la Baitch.

Aquí nuestro camino al Anie se separa del GR-10 que sube al Pas d’ Azuns (Norte). Nosotros continuaremos hacia el SurOeste, subiendo en zig-zag las empinadas laderas que bajan de la cara Este del Soumcouy (2.315 metros).

P1040510

Remontando la ladera, bajo la cima del Countende (2.307 m).

El sendero ya no está tan marcado, pero se sigue bien. Llama la atención los grandes neveros que aguantan a poco más de 1900 metros. Esta zona es muy nivosa y eso se nota aunque ya sea agosto.

P1040512

La tremenda pared Este del Soumcouy.

Tras una dura subida llegamos al Lac d’ Anie (2042 metros), una pequeña zona de charcas que se forma en el collado entre el Soumcouy y el Countende (2.307 metros).

Un camino sale desde este collado dirección Oeste, pero lo obviamos y seguimos una serie de hitos que avanzan hacia el SurOeste, hacia la pirámide del Anie, bien visible desde este punto.

P1040518

El Anie ya a la vista…

Poco a poco nos vamos introduciendo en el karst y toca echar la mano de forma puntual. No hay pasos complicados, solo saltar de bloque en bloque evitando las grietas, sencillo.

El camino que traemos conecta con otro más marcado. Éste va rodeando la cara Oeste del Anie sobre la cota 2300. Es un flanqueo muy cómodo pues hay una traza enorme, se nota que es un pico muy concurrido.

P1040533

Flanqueando la cara Oeste del Anie por un cómodo camino.

El flanqueo termina y toca trepar un poco (grado I), muy sencillo. Tras la trepada, nos plantamos en el collado Sur del pico, que hemos rodeado casi por completo.

P1040539

Tramo final, por una pedrera muy marcada. Sin dificultad.

Solamente quedará subir una pedrera algo descompuesta pero con muy buena traza, que permite subir cómodamente. De esta forma tan cómoda hacemos cima: Pic d’ Anie (2504 metros).

P1040553

En la cima.

Varios mojones y un buzón roto adornan la cima, que a estas horas está repleta de gente. Comemos el bocadillo y disfrutamos de las vistas hacia el valle de LescunMesa de los Tres Reyes, karst de Larra

P1040563

Vistas al karst de Larra en el descenso.

Desde la cima también se alcanza a ver la estación francesa de ski de la Pierre-Saint Martin y el lejano Orhi (2.017 m), primer dosmil de los Pirineos.

P1040583

Disfrutando del bonito hayedo en el descenso.

Tras casi una hora en la cima, comenzamos el descenso. A paso muy tranquilo, disfrutando de la jornada. Volveremos por la misma senda hasta la cabaña de Ardinet y de ahí por el hayedo hasta el Refugio de Laberouat (1442 metros), donde nos tomamos una cervecita en la terraza.

Con la calma, cogeremos el coche y volveremos a nuestro alojamiento estos días, el camping de Urdós, el cual recomiendo por ser bueno, bonito y barato.

DATOS TÉCNICOS

Distancia recorrida: 14,5 kilómetros

Desnivel positivo acumulado: 1100 m+

Cartografía: 1547 OT. Ossau – Vallee d’ Aspe. Escala: 1:25.000. IGN France.

Tiempo neto: 6 horas

Fecha de realización: 15/08/2013

 

Autza (1.304 m)

16/04/2017 – Autza. Circular desde Saint Etienne de Baigorry

Interesante y exigente ruta circular desde Baigorri ascendiendo al pico Autza o Auza, pico fronterizo entre el Baztán y el Iparralde francés y uno de los primeros “miles” del Pirineo viniendo desde el Cantábrico. Estas montañas, al igual que ocurre con muchos picos de Euskadi, sorprenden por su carácter y fuertes desniveles para sus humildes cotas. Campas verdes, hayedos y fuertes subidas que pondrán a prueba nuestras piernas, especialmente si el terreno está embarrado.

croquis

Croquis. Fuente: IGN/Wikiloc

EL RECORRIDO

La ruta comienza en St. Etienne de Baigorry o Baigorri, pueblo del País Vasco francés muy cercano a la frontera española. El coche podemos dejarlo en un amplio parking junto al frontón del pueblo.

Recorreremos el pueblo dirección Sur hasta llegar a la Iglesia. Cruzaremos el río por el puente y seguiremos por una pista asfaltada entre caseríos hasta alcanzar una estrecha carretera que sube con fuerte pendiente adentrándose en el monte.

P1120449

Río Nive a su paso por Baigorri.

A mano izquierda pronto veremos un senderillo que sube decidido por una ladera deforestada. Está marcado con unas estacas marcadas con el número 2. Es una de las rutas de la estación de trail de St. Etienne de Baigorry.

P1120457

Grandes vistas de Baigorri en este tramo inicial.

El sendero sube muy fuerte, buscando el lomo/cresta de esta montaña llamada Trenpeta. Afortunadamente, el camino no tiene apenas barro y se puede subir sin problemas, pero la pendiente es bastante potente. Pronto flanquearemos una zona rocosa por la izquierda y saldremos a un pequeño collado que nos permite ver lo que tenemos por delante. El sendero, flanquea la ladera Norte de la montaña en una zona de fuerte inclinación.

P1120464

El sendero flanquea la ladera Norte de la montaña.

Seguimos flanqueando, con cierta precaución, dada la inclinación lateral del sendero. Progresivamente iremos dándole la vuelta a la montaña hasta que abandonamos la ruta balizada y tomamos una senda apenas perceptible que nos eleva hasta la cima de esta cota (799 m según IGN), cuidado con no pasarse el desvío, ver track. En este punto la pendiente ya disminuye por fin.

P1120465

Otra foto del senderillo que circunda la montaña.

Andamos por la parte alta del monte y conectamos con una pista en buen estado que avanza dirección Sur, dejando a mano derecha la cumbre de Urrizpilota.

La pista pasa de asfalto a tierra y disminuye la inclinación. Nos vamos acercando hacia el monte Auza, objetivo del día. Ya cuando tenemos a vista la base de la montaña, abandonaremos la pista, ya convertida en sendero, para avanzar por una campas verdes, en leve descenso, hasta alcanzar el collado o Col d’ Elhorrieta.

P1120474

Autza cubierto por las nubes, poco antes del Col d’ Elhorrieta.

Poco antes de llegar al collado, encontramos una de las antiguas mugas que delimitaban la frontera franco-española. Junto a ella aprovechamos para descansar y comer el bocadillo.

P1120477

Muga en la frontera.

Desde el collado, la subida al Autza es clara. Un sendero balizado como GR-10 (blanco y rojo) asciende de forma decidida por un hayedo. Es bastante pendiente pero está bien marcado y es cómodo.

P1120480

Autza, ya sin nubes, desde las inmediaciones del collado.

La pendiente disminuye un poco y el hayedo se vuelve más frondoso. Es un bosque muy bonito y merece la pena detenerse a echar una foto.

P1120486

Hayedo, ascendiendo al Autza.

El bosque acaba y da paso a unas amplias e inclinadas campas verdes que bajan desde la cumbre, bien visible desde este punto. Se puede subir directamente, aunque la pendiente es fuerte, por ello, nosotros decidimos seguir por el sendero, que avanza dirección Sur, rodeando la montaña hasta que tomamos la arista Este de la montaña, que, por un sendero bastante bien marcado y señalizado con hitos, nos permite ascender cómodamente hasta la misma cumbre.

P1120497

Los tres en la cima del Autza.

Estamos un buen rato en la cima, tomando la fresca y disfrutando de las hermosas vistas del valle de Baztán que tenemos hacia el Oeste. Para descender, planteamos hacerlo por la cara NO, por una empinada ladera de hierba. No lo vemos claro, pues la hierba está húmeda y no vemos traza que gire a la derecha para conectar con el Col d’ Elhorrieta, así que decidimos darnos la vuelta de forma prudente y volver al collado por el mismo camino.

Desde allí, seguiremos por el GR dirección al Puerto de Izpegi. Volveremos a encontrar balizas del sendero de la estación de trail con el número 2, vamos, no hay pérdida.

Este sendero es una pasada pues atraviesa otro hayedo magnífico.

P1120516

Magnífico hayedo camino al Puerto de Izpegi.

Disfrutando mucho del sendero, vamos haciendo kilómetros y, casi sin darnos cuenta, llegamos al Puerto de Izpegi, donde aprovechamos para parar a merendar en la venta que se encuentra en la cima del puerto. Comemos gateau basque, un pastel típico del Pays Basque que nos sienta de lujo a estas alturas de la tarde.

P1120528

Senda de Izpegi a Baigorri.

Con las pilas cargadas, afrontamos el descenso a Baigorri desde Izpegi. La senda nace del parking y baja decidida por un vallecillo muy chulo haciendo fuertes zetas para perder desnivel rápidamente. En la parte baja, avanza junto al arroyo y atraviesa de nuevo otro bosque muy interesante. La parte final ya la hacemos por la pista asfaltada del inicio, que nos deja de nuevo en Baigorri.

P1120532

Atardecer en Baigorri. Atrás, la arista de Trenpeta por donde hemos ascendido.

La ruta es espectacular. 100% recomendable por los paisajes y por las sendas que atraviesa.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 22,5 km

Desnivel positivo: 1650 m+

Tiempo neto: 8 horas

Mapa: Geoportail France IGN

Track Wikiloc