Pic de Thou (2.743 m) y Pic de Pichebrou (2.183 m). Pirineo francés.

ASCENSIÓN AL PIC DE THOU DESDE ENS POR LOS LAGOS DE CONSATERRE

Los lagos de Consaterre son un conjunto de tres ibones que se encuentran en un pequeño valle colgado que tributa sus aguas al Aure, principal río del valle francés del mismo nombre situado al otro lado del valle de Bielsa, en pleno corazón del Pirineo francés. Entre los montañeros franceses tienen relativo renombre y son bastante visitados, no así entre los españoles…

19

Valle de Lustou, en plena ascensión a los ibones.

Este valle de Consaterre se cierra al Sur por un circo rocoso compuesto por montañas que superan los 2700 metros: Pic de la Haille (2730 metros), Pic de Berdalade (2703 metros) y Pic de Thou (2743 metros).

En el Pic de Thou, a su vez, termina la cresta que se desprende al Norte del Lustou (3023 metros). Esta cresta que une ambos picos es descompuesta y estrecha (aunque no parece difícil) y posee una cota intermedia, llamada Pic de Bocou (2714 metros).

thou

Croquis de la ascensión. Fuente: Géoportail.

A los lagos de Consaterre y al Thou, podemos acceder desde Riomajou o desde la localidad de Ens (cerca de St. Lary). Solamente acudir a los lagos ya supone una bonita excursión de más de 1200 metros de desnivel. Si además queremos visitar el Thou, debemos de prever una larga jornada montañera de más de 1500 metros de desnivel. Las vistas desde su cima bien merecen la pena.

EL RECORRIDO

Antes de comenzar a detallar la ruta vamos a situarnos…

Para llegar a Ens deberemos cruzar el túnel de Bielsa y seguir por la carretera D 929 valle abajo hasta llegar justo a la entrada de St. Lary Soulan. Allí hay un desvío a la derecha a Sailhan y Azet.

20

Iglesia de Ens con el Col d’ Azet detrás.

Debemos llegar a Sailhan y justo ahí sale a la derecha una carretera muy estrecha que en unos 3 kilómetros nos deja en Ens. Podemos dejar el coche en la plaza.

Llegamos a las 9:30 de la mañana a Ens (1207 metros). 13ºC y cielos despejados. Comenzamos a caminar por las calles del pueblo. Cerca de la plaza hay una fuente donde coger agua fresquita. Justo ahí, sale una calle muy empinada que debemos tomar. Al acabar el asfalto y llegar a la última casa del pueblo, veremos a mano izquierda una puerta de alambre y madera, muy rústica, con un cartel en francés, allí comienza nuestro sendero.

La senda, poco definida, sube por una ladera y rápidamente se cruza con una pista. Unos metros a la derecha veremos la continuación de la senda con un cartel que indica “Lacs de Consaterre – 4 h“.

A partir de aquí ya no hay pérdida. Iremos ganando metros bajo las laderas del Pic de Pichebrou (2183 metros) por terreno bastante amable. Pronto llegaremos a una charca donde no hay más que juncos, conocida como Lac de Coume (1565 metros). Después la senda continua dirección Sur, en suave ascenso.

2

Avanzando por terreno amable en los primeros compases de la ruta.

En la cota 1750 (conocida como Pic de Hountas según IGN Geoportail), hay un mirador magnífico del valle del Lustou, con el propio Lostou en la cabecera y la espectacular cresta de Montmede a la izquierda, que remonta más de 1500 metros de desnivel. Una de las imágenes más chulas de la ruta, sin duda.

4

El espectacular valle de Lustou.

Ahora el sendero va girando a la derecha, por grandes campas donde pasta el ganado, para aproximarse sin prisa pero sin pausa al collado o Cap de Laubère (2179 metros), paso natural que nos permitirá alcanzar el vallecillo colgado donde se encuentran los lagos.

ASCENSIÓN AL PIC DE PICHEBROU (2183 metros)

Durante el ascenso al Cap de Laubère me voy fijando en una pequeña cota que queda a mano derecha, con forma de pirámide que domina la ascensión en este primer tramo. Es el Pic de Pichebrou, donde prácticamente acaba la cresta de Hitte Monte que baja del Pic de Berdalade. Me parece interesante y decido acercarme.

6

Un casi tresmil, el pic d’ Aret, desde el Cap de Laubère.

Para llegar a esta pequeña cota, pasaremos antes por otra cota herbosa, algo más alta (2204 metros). Desde allí descendemos por una empinada ladera de hierba hasta un collado (2136 metros). Desde el collado ya tocará luchar un poco para alcanzar la cima. No hay pasos complicados, solamente un poco expuestos o algo incómodos debido a la vegetación. La subida me recordó a la del Pico de los Monjes en Astún, aunque algo más aventurera, dado que no hay hitos por ningún lado.

p2

La pirámide del Pic de Pichebrou.

Tras varias trepadas sencillas, con cuidado, nos plantamos en la fácil cresta que conduce a la cima, Pic de Pichebrou (2183 metros). Gran hito con su altura marcada con pintura blanca y unas vistas muy buenas de St. Lary, del Arbizon (2831 metros) y del cercano Pic d’ Aret (2939 metros), al otro lado del valle de Riomajou.

p4

Hito cimero del Pichebrou.

La ascensión al Pichebrou suma unos 150 metros de desnivel positivo al total de la ruta.

LACS DE CONSATERRE

Vuelvo al Cap de Laubère (2179 metros) tras pasar 10 minutos en la cima. Allí retomamos el camino a los lagos. Tocará descender unos metros (100 metros de desnivel que habrá que remontar a la vuelta) hasta llegar al vallecillo colgado. Allí, pronto volveremos a ascender por un camino que se va desdibujando poco a poco. A mano derecha dejaremos una cabaña donde hay varios pastores y un rebaño.

8

Remontando hacia el valle que guarda los lagos.

Pronto alcanzaremos una llanura que es la antesala del primero de los Lacs de Consaterre (2346 metros). El lago es pequeño y poco profundo. Debemos andar apenas 100 metros para alcanzar el central, el más grande y bonito, y otros 100 para alcanzar el tercero, el más alto de todos.

9

El primero de los lagos de Consaterre.

Son un conjunto muy chulo de lagos y, al menos hoy, bastante solitario. En los lagos, dejo a mi chica descansando y me decido a continuar valle arriba.

10

Los tres lagos de Consaterre.

PIC DE THOU (2743 metros)

Un pequeño sendero parte del último de los lagos, a su izquierda. Justo al inicio hay una torrentera muy buena para coger agua donde incluso han puesto una canaleta de plástico para facilitarlo. El sendero se sigue bien, alternando entre zonas de hierba y otras de roca. Debemos de seguir los hitos, por terreno siempre evidente, que nos conducen a una brecha o collado ya en la cabecera del valle.

11

Avanzando al pic de Thou por terreno cómodo.

Desde la brecha tenemos unas vistas tremendas al Lustou y a su pequeño ibón, así como a la cresta que lo une con el Thou.

12

Lustou, solitario tresmil muy cercano a la frontera española.

Para seguir hasta la cima, giraremos a mano derecha. Ya por terreno rocoso pero cómodo, seguiremos la traza, siempre muy clara, que va superando varias terrazas hasta llegar a la misma cima del Pic de Thou (2743 metros). Me sorprende la facilidad para hacer cima, todo el rato caminando, y lo bien trazado que estaba el camino para ser un pico muy desconocido.

15

Gran hito cimero en la cima del Pic de Thou.

En la cima, un hito inmenso y unas vistas magníficas al valle de Riomajou, así como a la cara Norte de Suelza, parece mentira, pero la frontera con España está muy cerca. Hacia el Norte, también buenas vistas de los Lagos de Consaterre y del valle que hemos recorrido. Más al fondo algunos gigantones como el Arbizon o el Pic du Midi.

Tras hacer muchas fotos, me vuelvo al último de los lagos, donde me espera mi chica para comer. A ritmo fuerte, tardé 1 hora y 15 minutos en subir y bajar al Thou desde los lagos. A ritmo más normal, se nos pueden ir dos horas en subir y bajar.

17

El valle está plagado de simpáticas marmotas.

En los lagos, comemos y descansamos. Hace bastante calor pero la brisa fresca hace que se esté muy a gusto.

18

Foto hecha en el descenso con el Arbizon de fondo.

Tras casi una hora de descanso, nos ponemos en marcha de nuevo, no sin antes coger agua en la torrentera. Volveremos por el mismo camino, llegando a Ens (1207 metros) a las 7 pasadas, con bastante calma la verdad.

p10

Zoom al cercano pueblo de Azet, típico pueblo del Pirineo francés muy cercano a Ens.

La ruta es muy chula. Es uno de esos lugares de los que hay poca información en Internet y donde todo te parece “nuevo” ya que no lo has visto antes en fotos en el ordenador. Os animo a descubrir este vallecillo y a subir a alguno de sus “dosmiles”. Yo me apunté el Pic de la Haille, el más bonito del valle, para volver y hacerlo desde Riomajou. Hay muchas posibilidades.

p9

El bucólico valle de Aure. Un lugar magnífico al otro lado del túnel de Bielsa.

DATOS TÉCNICOS

Distancia recorrida: 18 kilómetros

Desnivel positivo acumulado: 1850 m+

Tiempo neto: 7 horas

Cartografía: Neouville. Vallée d’ Aure. 1748 ET. Escala: 1:25.000. IGN Francés.

Cartografía digital: Géoportail IGN

Fecha de realización de la ruta: 31/07/2012

Anie / Auñamendi (2.504 m)

15/08/2013 – ANIE DESDE EL REFUGIO DE LABEROUAT (LESCUN)

El Anie o Auñamendi (en Euskera) es la primera montaña de los Pirineos en superar los 2500 metros de altura viniendo desde el Cantábrico. Es una pirámide de roca caliza, al estilo del Collarada pero de menor envergadura, rodeada del inmenso karst de Larra.

P1040489

Tremendas vistas al Billare (2.318 m) en el primer tramo de la excursión.

La ruta al Anie desde el refugio francés de Laberouat es más variada que la clásica desde Belagua por el karst de Larra. Hayedos en la parte baja, prados verdes hasta los 2000 metros y roca caliza de allí a la cima. Un paisaje muy propio del Pirineo Occidental.

Croquis

Croquis. Fuente: Geoportail IGN France

Ruta sencilla, agradecida y algo más solitaria que la ruta que asciende desde el lado navarro.

EL RECORRIDO

Llegamos al Refugio de Laberouat (1442 metros) a las 9:30 de la mañana. Cielos despejados y 14 grados.

P1040588

Refugio de Laberouat.

Estamos en Lescun, para mí, uno de los valles más bonitos de los Pirineos. Los prados verdes contrastan con las paredes calizas que conforman el Circo de Lescun, donde encontramos cimas muy reconocibles: Ansabère, Dec de Lhurs, Mesa de los Tres Reyes, Billare… Hoy toca subir a la cima más alta de todas, el Anie.

P1040487

Hayedo de Braca d’ Azuns

Salimos del refugio por el camino balizado como GR-10 (marcas rojas y blancas). Nos introducimos en el hayedo de Braca d’ Azuns. La senda llanea o sube muy levemente y nos permite disfrutar al máximo de este bosque y de las vistas al cercano Billare (2.318 metros).

P1040492

Saliendo del hayedo. Al fondo vemos las paredes del Soumcouy (2.315 m).

Tras recorrer unos 3 kilómetros, el bosque acaba y salimos a los prados situados en la cabecera del valle. Justo en ese punto, a mano derecha, hay una cabaña (Ardinet).

P1040497

Buenas vistas a un viejo conocido… el Midi d’ Ossau.

Hacemos parada técnica para coger agua en el arroyo cercano y echar crema solar y continuamos, siempre en leve subida hasta llegar a una nueva cabaña: Cabane du Cap de la Baitch (1689 metros), donde podemos llenar las cantimploras y comprar queso.

P1040507

Cabaña de Cap de la Baitch.

Aquí nuestro camino al Anie se separa del GR-10 que sube al Pas d’ Azuns (Norte). Nosotros continuaremos hacia el SurOeste, subiendo en zig-zag las empinadas laderas que bajan de la cara Este del Soumcouy (2.315 metros).

P1040510

Remontando la ladera, bajo la cima del Countende (2.307 m).

El sendero ya no está tan marcado, pero se sigue bien. Llama la atención los grandes neveros que aguantan a poco más de 1900 metros. Esta zona es muy nivosa y eso se nota aunque ya sea agosto.

P1040512

La tremenda pared Este del Soumcouy.

Tras una dura subida llegamos al Lac d’ Anie (2042 metros), una pequeña zona de charcas que se forma en el collado entre el Soumcouy y el Countende (2.307 metros).

Un camino sale desde este collado dirección Oeste, pero lo obviamos y seguimos una serie de hitos que avanzan hacia el SurOeste, hacia la pirámide del Anie, bien visible desde este punto.

P1040518

El Anie ya a la vista…

Poco a poco nos vamos introduciendo en el karst y toca echar la mano de forma puntual. No hay pasos complicados, solo saltar de bloque en bloque evitando las grietas, sencillo.

El camino que traemos conecta con otro más marcado. Éste va rodeando la cara Oeste del Anie sobre la cota 2300. Es un flanqueo muy cómodo pues hay una traza enorme, se nota que es un pico muy concurrido.

P1040533

Flanqueando la cara Oeste del Anie por un cómodo camino.

El flanqueo termina y toca trepar un poco (grado I), muy sencillo. Tras la trepada, nos plantamos en el collado Sur del pico, que hemos rodeado casi por completo.

P1040539

Tramo final, por una pedrera muy marcada. Sin dificultad.

Solamente quedará subir una pedrera algo descompuesta pero con muy buena traza, que permite subir cómodamente. De esta forma tan cómoda hacemos cima: Pic d’ Anie (2504 metros).

P1040553

En la cima.

Varios mojones y un buzón roto adornan la cima, que a estas horas está repleta de gente. Comemos el bocadillo y disfrutamos de las vistas hacia el valle de LescunMesa de los Tres Reyes, karst de Larra

P1040563

Vistas al karst de Larra en el descenso.

Desde la cima también se alcanza a ver la estación francesa de ski de la Pierre-Saint Martin y el lejano Orhi (2.017 m), primer dosmil de los Pirineos.

P1040583

Disfrutando del bonito hayedo en el descenso.

Tras casi una hora en la cima, comenzamos el descenso. A paso muy tranquilo, disfrutando de la jornada. Volveremos por la misma senda hasta la cabaña de Ardinet y de ahí por el hayedo hasta el Refugio de Laberouat (1442 metros), donde nos tomamos una cervecita en la terraza.

Con la calma, cogeremos el coche y volveremos a nuestro alojamiento estos días, el camping de Urdós, el cual recomiendo por ser bueno, bonito y barato.

DATOS TÉCNICOS

Distancia recorrida: 14,5 kilómetros

Desnivel positivo acumulado: 1100 m+

Cartografía: 1547 OT. Ossau – Vallee d’ Aspe. Escala: 1:25.000. IGN France.

Tiempo neto: 6 horas

 

Autza (1.304 m)

16/04/2017 – Autza. Circular desde Saint Etienne de Baigorry

Interesante y exigente ruta circular desde Baigorri ascendiendo al pico Autza o Auza, pico fronterizo entre el Baztán y el Iparralde francés y uno de los primeros “miles” del Pirineo viniendo desde el Cantábrico. Estas montañas, al igual que ocurre con muchos picos de Euskadi, sorprenden por su carácter y fuertes desniveles para sus humildes cotas. Campas verdes, hayedos y fuertes subidas que pondrán a prueba nuestras piernas, especialmente si el terreno está embarrado.

croquis

Croquis. Fuente: IGN/Wikiloc

EL RECORRIDO

La ruta comienza en St. Etienne de Baigorry o Baigorri, pueblo del País Vasco francés muy cercano a la frontera española. El coche podemos dejarlo en un amplio parking junto al frontón del pueblo.

Recorreremos el pueblo dirección Sur hasta llegar a la Iglesia. Cruzaremos el río por el puente y seguiremos por una pista asfaltada entre caseríos hasta alcanzar una estrecha carretera que sube con fuerte pendiente adentrándose en el monte.

P1120449

Río Nive a su paso por Baigorri.

A mano izquierda pronto veremos un senderillo que sube decidido por una ladera deforestada. Está marcado con unas estacas marcadas con el número 2. Es una de las rutas de la estación de trail de St. Etienne de Baigorry.

P1120457

Grandes vistas de Baigorri en este tramo inicial.

El sendero sube muy fuerte, buscando el lomo/cresta de esta montaña llamada Trenpeta. Afortunadamente, el camino no tiene apenas barro y se puede subir sin problemas, pero la pendiente es bastante potente. Pronto flanquearemos una zona rocosa por la izquierda y saldremos a un pequeño collado que nos permite ver lo que tenemos por delante. El sendero, flanquea la ladera Norte de la montaña en una zona de fuerte inclinación.

P1120464

El sendero flanquea la ladera Norte de la montaña.

Seguimos flanqueando, con cierta precaución, dada la inclinación lateral del sendero. Progresivamente iremos dándole la vuelta a la montaña hasta que abandonamos la ruta balizada y tomamos una senda apenas perceptible que nos eleva hasta la cima de esta cota (799 m según IGN), cuidado con no pasarse el desvío, ver track. En este punto la pendiente ya disminuye por fin.

P1120465

Otra foto del senderillo que circunda la montaña.

Andamos por la parte alta del monte y conectamos con una pista en buen estado que avanza dirección Sur, dejando a mano derecha la cumbre de Urrizpilota.

La pista pasa de asfalto a tierra y disminuye la inclinación. Nos vamos acercando hacia el monte Auza, objetivo del día. Ya cuando tenemos a vista la base de la montaña, abandonaremos la pista, ya convertida en sendero, para avanzar por una campas verdes, en leve descenso, hasta alcanzar el collado o Col d’ Elhorrieta.

P1120474

Autza cubierto por las nubes, poco antes del Col d’ Elhorrieta.

Poco antes de llegar al collado, encontramos una de las antiguas mugas que delimitaban la frontera franco-española. Junto a ella aprovechamos para descansar y comer el bocadillo.

P1120477

Muga en la frontera.

Desde el collado, la subida al Autza es clara. Un sendero balizado como GR-10 (blanco y rojo) asciende de forma decidida por un hayedo. Es bastante pendiente pero está bien marcado y es cómodo.

P1120480

Autza, ya sin nubes, desde las inmediaciones del collado.

La pendiente disminuye un poco y el hayedo se vuelve más frondoso. Es un bosque muy bonito y merece la pena detenerse a echar una foto.

P1120486

Hayedo, ascendiendo al Autza.

El bosque acaba y da paso a unas amplias e inclinadas campas verdes que bajan desde la cumbre, bien visible desde este punto. Se puede subir directamente, aunque la pendiente es fuerte, por ello, nosotros decidimos seguir por el sendero, que avanza dirección Sur, rodeando la montaña hasta que tomamos la arista Este de la montaña, que, por un sendero bastante bien marcado y señalizado con hitos, nos permite ascender cómodamente hasta la misma cumbre.

P1120497

Los tres en la cima del Autza.

Estamos un buen rato en la cima, tomando la fresca y disfrutando de las hermosas vistas del valle de Baztán que tenemos hacia el Oeste. Para descender, planteamos hacerlo por la cara NO, por una empinada ladera de hierba. No lo vemos claro, pues la hierba está húmeda y no vemos traza que gire a la derecha para conectar con el Col d’ Elhorrieta, así que decidimos darnos la vuelta de forma prudente y volver al collado por el mismo camino.

Desde allí, seguiremos por el GR dirección al Puerto de Izpegi. Volveremos a encontrar balizas del sendero de la estación de trail con el número 2, vamos, no hay pérdida.

Este sendero es una pasada pues atraviesa otro hayedo magnífico.

P1120516

Magnífico hayedo camino al Puerto de Izpegi.

Disfrutando mucho del sendero, vamos haciendo kilómetros y, casi sin darnos cuenta, llegamos al Puerto de Izpegi, donde aprovechamos para parar a merendar en la venta que se encuentra en la cima del puerto. Comemos gateau basque, un pastel típico del Pays Basque que nos sienta de lujo a estas alturas de la tarde.

P1120528

Senda de Izpegi a Baigorri.

Con las pilas cargadas, afrontamos el descenso a Baigorri desde Izpegi. La senda nace del parking y baja decidida por un vallecillo muy chulo haciendo fuertes zetas para perder desnivel rápidamente. En la parte baja, avanza junto al arroyo y atraviesa de nuevo otro bosque muy interesante. La parte final ya la hacemos por la pista asfaltada del inicio, que nos deja de nuevo en Baigorri.

P1120532

Atardecer en Baigorri. Atrás, la arista de Trenpeta por donde hemos ascendido.

La ruta es espectacular. 100% recomendable por los paisajes y por las sendas que atraviesa.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 22,5 km

Desnivel positivo: 1650 m+

Tiempo neto: 8 horas

Mapa: Geoportail France IGN

Track Wikiloc

Crêtes et Pic d’Iparla (1.044 m)

13/04/2017 – Travesía de Bidarray a Urdoz por la cresta de Iparla

Apenas a 30 kilómetros del mar, donde los Pirineos comienzan, existe un rinconcito lleno de montañas y pueblos pintorescos. Ese rincón, está lleno de cumbres escarpadas y valles verdes y sus gentes viven la montaña de una forma muy intensa muy similar a cómo se vive, por ejemplo, en el interior de Guipúzcoa. Ese rincón, pertenece al Pays Basque o País Vasco francés y se sitúa en Saint-Étienne-de-Baigorry o simplemente Baigorri en euskera.

En esta ruta, pretendíamos unir Bidarray con Baigorri, sin embargo, el fuerte calor y la imposibilidad de coger agua en la cresta de Iparla nos obligó a recortar parte de la travesía y conformarnos con acabar en Urdoz, aldea cercana a Baigorri.

Iparla

Croquis. Fuente: Geoportail IGN France

A pesar de los recortes, la ruta es espectacular y nos permite conocer de forma casi integral la cresta de Iparla y sus cortados que caen de forma abrupta hacia la cara Oeste de la montaña. Las vistas al Pirineo Occidental no se olvidan fácilmente.

EL RECORRIDO

Aparcamos el coche en Bidarray, junto al cauce del río Nive. Desde que bajamos del coche, el ambiente es espectacular. Estamos en un valle a apenas 80 metros sobre el nivel del mar y nos rodean montañas de 1000 metros de altura, algunas más escarpadas y otras llenas de praderas verdes.

P1120371

Río Nive a su paso por Bidarray.

Deberemos ahora subir a la parte central del pueblo, unos 100 metros más alta que el barrio que hay junto al río. Allí, pasaremos por la iglesia y la plaza. Nuestro camino continúa por una pista asfaltada, ya entre grandes parcelas y campos de cultivo. Seguimos las marcas del GR 10 (blancas y rojas). Está bastante bien marcado, y hay carteles de madera en algunos cruces.

Sobre la cota 200, el camino, ya convertido en senda, comienza a subir y subir, trazando algunas lazadas, a tramos entre bosque y a tramos por praderas hasta alcanzar un pequeño collado en la cota 500 donde las vistas son muy buenas.

P1120381

En el primer tramo de subida. La cresta aparece al fondo, todavía lejana.

En la cota 500 el sendero se vuelve más intrincado. Primero subiremos por un tramo rocoso para más tarde realizar un fácil flanqueo por una ladera algo expuesta, equipado con un pasamanos. No hay problema con el terreno seco, con el terreno húmedo, mejor usar la sirga.

P1120396

Tramo equipado con pasamanos.

Pasado este tramo, una ladera verde, ya más llana, nos deja en el inicio de la cresta como tal. La cresta, solamente tiene caída hacia el lado Oeste. Hacia el lado Este es amplia y cae de forma muy suave, por lo que está llena de ganado pastando. Un buen sendero la recorre, lo que facilita las cosas.

P1120405

Antes de iniciar la cresta, encontramos esta vieja lápida.

Desde este punto hasta la cima de Iparla, el camino es bastante cómodo. Solamente en la parte final hay un tramo más rocoso e incómodo, pero, por lo general, se puede avanzar bastante rápido.

P1120410

La cresta de Iparla, con el Pic d’ Iparla en la parte central de la foto.

Las vistas hacia el Pirineo Occidental son muy buenas. Se ven con bastante nieve, el Orhi y todo el sector del Anie. Contrasta mucho con el verde de los montes más cercanos, que a duras penas superan la cota 1000.

P1120416

En la cima.

Hacemos cima sin sobresaltos. Aprovechamos para comer el bocadillo y disfrutar de las vistas. Tras un buen rato descansando, retomamos la ruta.

El camino ahora se dirige hacia el Harrietako Lepoa (collado), pero antes sube a una cota intermedia. En general, el camino es bastante cómodo y se sigue bien, sin embargo, el sol pega sin piedad y nos estamos quedando sin agua. El problema de ir con perro a más de 25 grados, es que se deshidrata muy rápido y tiene que beber continuamente. Hemos comenzado la ruta con más de 6 litros de líquido y solamente nos queda medio.

P1120423

Una mirada atrás, hacia el pico Iparla.

Esta circunstancia nos hace cambiar de planes y en el Harrietako Lepoa decidimos tomar una senda que desciende hacia la pequeña aldea de Urdoz, a unos 4 kilómetros del collado.

P1120427

Llegando al collado donde nos desviamos a Urdoz.

No confundir esta aldea con Urdos, pueblo situado en el valle de Aspe, al otro lado de Canfranc.

El sendero que desciende al pueblo es muy bonito, pues atraviesa un frondoso hayedo. Se agradece mucho la sombra ya que, desde la salida de Bidarray practicamente, no hemos tenido ni un ratito de sombra.

P1120431

Sendero de descenso a Urdoz.

La senda pronto se transforma en pista, que desciende valle abajo de forma continuada entre bosques hasta llegar a las afueras de Urdoz, repletas de prados donde pasta el ganado.

P1120443

Llegando a la aldea de Urdoz.

Este pueblo no tiene bar, pero podemos encontrar uno apenas a 1 kilómetro, siguiendo la pista asfaltada que baja a la carretera principal. Se llama Bar Manechenea y tiene una terraza amplia y perfecta para tomar una cervecita después de un duro día de montaña.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 14,5 km

Desnivel positivo: 1200 m+

Tiempo neto empleado: 6 horas

Mapa: Geoportail IGN

LINKS INTERESANTES

Como ya he comentado antes, esta zona tiene gran tradición montañera y como, no podía ser de otra forma, celebra algunas pruebas de ultra trail muy interesantes:

Euskal Trails: es la prueba más importante. Se celebra en mayo en Baigorri, con varias modalidades.

Baztandarrak: prueba de gran tradición que recorre la cresta de Iparla. Con sede en Bidarray, se celebra en julio.

La senda de Camille

13 y 14 de Agosto 2016 – La senda de Camille en 2 etapas

La senda de Camille es una ruta por etapas bastante conocida que recorre el Pirineo Occidental, a caballo entre el Parque Natural de los Valles Occidentales en Huesca y los valles franceses de AspeLescun. Un recorrido muy bonito, no excesivamente duro ni técnico, de 105 km y algo más de 6000 metros de desnivel positivo.

Está pensada para hacerla en 5 ó 6 etapas, durmiendo en los refugios de Linza, Gabardito, Lizara, Somport (albergue), Arlet y Lauzart (camping), estos dos últimos ya en Francia. Mi plan era hacerla en dos días a ritmo vivo (algún tramo puntual corriendo), parando para dormir en Candanchú, a 1 km del albergue de Somport, por lo que apenas me tuve que desviar de la ruta original.

P1110854

Ibón de Estanés

EL RECORRIDO

Etapa 1: Linza – Somport (Candanchú) – 49 km y 3300 m+

La primera etapa une tres etapas del recorrido tradicional de la Senda de Camille (sin variantes):

Linza -> Gabardito (22,9 km y 1640 m+)

Gabardito -> Lizara (9,6km y 693 m+)

Lizara -> Somport (17,4 y 1070 m+)

Comienzo mi ruta en el refugio de Lizara a las 9 de la mañana. Hace un día radiante. El primer tramo es el más aburrido de toda la travesía pues son 5 kilómetros de pista asfaltada entre Lizara y el camping de Zuriza, donde abandonaremos la carretera para comenzar a seguir las marcas del GR 11 (blancas y rojas) por la pista que conduce al refugio de Taxeras.

P1110816

Sierra de los Alanos desde la pista de Taxeras.

En la cota 1400, abandonaremos el GR 11, cruzaremos un riachuelo, y tomaremos la senda que asciende por bosque dirección a la muralla rocosa de la Sierra de los Alanos. Un pequeño collado, llamado el Achar de Alano (1900 metros), nos permitirá atravesar esta gran barrera caliza.

La subida es llevadera, alternando tramos de pradera con otros de roca en la parte final. En todo momento es cómoda a pesar de la inclinación.

P1110819

Ascendiendo al Achar de Alano.

Tras coronar el collado, una zona practicamente llana de pastos nos recibe al otro lado. Cruzaremos esta parte alta de la Sierra para comenzar a descender por una bonita senda hasta la cabecera del valle de Espetal, pequeño valle tributario del valle de Echo (el valle de la Selva de Oza).

P1110826

Descendiendo hacia el valle de Espetal. Camino a Gabardito.

Descenderemos hasta la cota 1300 por buena senda, hasta alcanzar una pista forestal. Pocos metros después, un sendero con marcas de PR (blancas y amarillas), sale a mano izquierda en leve ascenso. Debemos de tomarlo, pues nos llevará por un precioso hayedo hasta el Collado de Lenito Bajo (1716 metros) que cruza al valle de Echo. Subida durilla esta, y ojo con barro, el terreno está inclinado y nos puede hacer sudar de lo lindo. Es recomendable llevar bastones por si encontramos el terreno húmedo en este tramo.

Toca ahora descender hasta el fondo del valle por una cómoda senda, casi siempre por bosque. Cruzaremos la carretera que conduce a la Selva de Oza para volver a conectar con el sendero GR 11. Subiremos por él hasta el refugio de Gabardito por un sendero muy bien hollado, no hay pérdida, que va cruzándose todo el tiempo con la pista asfaltada que sube al refugio.

P1110830

Vistas a Lenito y Peñaforca desde las inmediaciones del refugio de Gabardito.

Son las 13:30. Llevo ya la mitad de desnivel del día y algo menos de la mitad de los kilómetros. Es hora de parar a comer y comprar un par de coca-colas en el refugio. Junto al refugio, además, hay una buena fuente donde rellenar las cantimploras.

Tras una parada de media hora aproximadamente, retomo el sendero. Seguimos por el GR 11 en su variante 11.1. Por buena senda en todo momento y sin abandonar las marcas, ascenderemos a la inmensa plana de Dios Te Salve, una zona llana de pastos llena de vacas y caballos a los pies del Bisaurín (2670 metros), auténtico protagonista de esta zona.

P1110832

Refugio en la plana de Dios Te Salve. Bisaurín al fondo.

Me llama la atención la tremenda sequedad de los pastos. Es una zona de orientación Sur muy castigada por el sol y se nota que este verano han caído pocas tormentas por la zona.

La senda comienza a ascender tras un “falso llaneo” por la plana. Ahora subiremos al collado de lo Foratón (2020 metros), punto muy concurrido, pues es parte de la vía normal al Bisaurín desde Lizara. Desde el collado, descenso express al refugio de Lizara por el marcadísimo sendero parando a rellenar agua en la fuente que hay en la cota 1700 (Fuenfría).

No llegaré al refugio, unos 500 metros antes, encontraremos el desvío hacia la Paúl de Vernera y el ibón de Estanés. En este punto, abandonaremos el GR 11.1 para adentrarnos en el barranco que corta la cara Este del Bisaurín dirección a la Paúl de Vernera.

P1110839

Camino a la Paúl de Vernera. El macizo de Vernera (2432 metros) queda a mano izquierda.

El camino es durillo, mucha roca. En la cota 1900 encontramos la Paúl de Vernera, gran llanura cruzada por un bonito arroyo que se retuerce. Metros antes encontraremos un pequeño refugio no guardado.

P1110845

Bisaurín y Puntal de Secús desde la Paúl de Vernera.

Aquí par un ratito a merendar. Los kilómetros y el calor se van notando y de qué manera… Voy animado ya que el tramo que me queda hasta el Somport es muy bonito. Primero, toca ascender hasta el Puerto de Vernera (2115 metros), máxima cota de toda la travesía. Es un collado que conecta con el Valle de los Sarrios, precioso vallecillo escondido tras el Circo de Olibón, formación rocosa en la cara Norte del macizo de Vernera muy sombría y que siempre guarda nieve hasta bien avanzado el verano.

P1110851

Circo de Olibón desde el valle de los Sarrios. Contrasta el verde de este valle con el amarillo de la Plana de Dios Te Salve.

El hecho de que el Valle de los Sarrios esté abierto al Norte es fundamental para su clima más húmedo que la vertiente Sur del Bisaurín por donde hemos pasado apenas dos horas antes. El paisaje cambia por completo…

Cruzamos el valle de los Sarrios y bajamos hasta las inmediaciones del ibón de Estanés (1700 metros), uno de los lugares más emblemáticos y bonitos de toda la travesía. Foto obligada.

P1110854

Ibón de Estanés con el pico Acué detrás (2258 metros)

Desde el ibón todo se ve de otra manera… nos vamos acercando a Somport y apenas queda desnivel positivo por salvar.

Conectamos de nuevo en este punto con el GR 11 (el original) que seguiremos por las campas verdes situadas encima de los bosques de Sansanet que recorreremos al día siguiente. En la cota 1700 tomaremos un senderillo que se dirige hacia el paso de la chorrota del Aspe, atravesando antes unos bosques de hayas preciosos.

P1110864

Hayedos en la cara Norte del Aspe.

El paso de la Chorrota es, quizá, el único punto que puede entrañar dificultades técnicas de toda la ruta. Es un senderillo que flanquea una enorme pedrera muy inclinada y que, tras fuertes lluvias, suele borrarse debido a los desprendimientos de tierras. Yo lo encontré “recién reparado” por los agentes forestales franceses y no tuve ningún problema. Desde lejos, el paso impresiona un poco, pero no tiene dificultad real si el sendero está bien.

P1110866

Paso de la Chorrota del Aspe.

Un pequeño sube-baja me deposita en la estación de Candanchú. Aquí abandono el trazado original de la ruta para descender al pueblo de Candanchú, donde tengo mi alojamiento. Últimos kilómetros del día por pista asfaltada… Llego a las 20:00 tras 11 horas de ruta, lo que no está nada mal teniendo en cuenta que con la mochila de travesía apenas he podido correr.

Hora de darse un homenaje, primero en el bar Excursionistas, donde me tomo unas riquísimas empanadas argentinas, y después en el hotel con una gran cena y unas cervezas. Pronto a la cama que el día siguiente promete ser intenso.

Etapa 2: Somport (Candanchú) – Linza – 56 km y 3060 m+

Esta segunda etapa une tres etapas de la ruta original:

Somport – Arlet (18,9 km y 1150 m+)

Arlet – Lescun (19,5 km y 520 m+)

Lescun – Linza (16,6 km y 1290 m+)

Tras un buen desayuno para recargar pilas, a las 8 de la mañana comienzo a caminar por la carretea que une Candanchú y Somport. Apenas 1 kilómetro para volver a enlazar con el trazado original de La Senda de Camille.

Ya en la frontera, la senda comienza un descenso cómoda hasta una zona de diversas cabañas y chalets situada en la cota 1450. Aquí, el sendero tuerce a la izquierda y se introduce en los bosques de Sansanet, unos hayedos magníficos que cubren la cabecera del valle de Aspe. Nos esperan unos kilómetros muy bonitos y cómodos con poco desnivel por toda esta zona hasta alcanzar el vallecito de Espelunguêre.

P1110873

Hayedos de Sansanet.

En este punto comienza el ascenso a Arlet. Una senda sube decidida, primero por bosque y luego por campas despejadas hasta el Col de Lupachouaou (1887 metros). Antes, sobre la cota 1650, hay una cabaña con vacas donde hay una buena fuente, bien fresca.

En el collado aprovecho para descansar un poco antes de afrontar un tramo muy cómodo sin apenas desnivel, que recorre la frontera por su vertiente Norte, atravesando amplias campas, hasta alcanzar el refugio de Arlet.

P1110888

Ibón de Arlet y Pic d’ Arlet (2208 metros) desde el refugio.

Otro lugar idílico donde descansar, comprar una coca-cola y rellenar cantimploras. El siguiente tramo es engañoso. Sobre el papel no parece que hay mucho desnivel, pero lo cierto es que de Arlet al Puerto del Palo se hace largo, muy largo. El problema es que es un tramo despejado, sin bosques, y se ve todo el rato el cordal que debemos de seguir, por lo que psicológicamente es bastante duro.

Además, aunque no lo parezca, hay unos 500 metros de desnivel positivo repartidos en varias subidas que se hacen largos ya a estas alturas…

P1110892

Castillo d’ Acher (2384 m), desde el cordal fronterizo.

Tras un leve descenso, alcanzaremos el Col de Saoubathou (1950 metros). Las vistas se abren aquí el cordal fronterizo, coronado por los picos de lo Riste (2109 m) y Burcq (2104 m). Seguiremos por buena senda unos metros más abajo del cordal o por el mismo cordal. Flanquearemos el pico de lo Riste por su vertiente Norte y alcanzaremos el ansiado Puerto del Palo (1940 metros).

P1110893

Largo descenso a Lescun.

El descenso a Lescun es largo pero cómodo, primero por senda hasta unas cabañas y luego por pista. En el último tramo, antes de llegar a Lescun,  tomaremos una pista asfaltada que, tras algunas vueltas, desemboca en el camping Lauzart (Lescun queda un kilómetro más lejos).

P1110899

Lescun, siempre verde. Al fondo, el pic Billare (2309 m).

Tras un refrigerio en el camping, toca volver a ponerse en marcha, al principio por asfalto y luego por una buena pista, remontando el valle de Ansabere. Por pista y después por una buena senda, vamos ganando metros poco a poco, siempre por un bosque muy bonito que nos da una sombra perfecta a estas horas de la tarde.

P1110903

Lescun, desde el camping.

El camino se empina en los últimos metros hasta alcanzar las cabañas de Ansabere, quizá el lugar más espectacular de toda la travesía, a los pies de las famosas Agujas de Ansabere, un circo de roca caliza de gran belleza.

P1110904

Camino a Ansabere.

El ascenso hasta el collado de Petrechema (2084 metros), junto a las agujas, se hace por una pedrera bastante amplia, a la que iremos ganando metros poco a poco por un sendero bien hollado. No hay problema.

P1110911

Agujas de Ansabere.

Los metros finales al collado son duros pero las vistas compensan con creces. En el collado, tendremos unas vistas fantásticas del pico Petrechema (2371 metros) a mano derecha y el Sobarcal (2259 metros) a mano izquierda. Tras una breve parada, no me entretengo mucho, y comienzo el descenso hacia las Foyas del Ingeniero, último tramo de la travesía.

P1110916

Vistas desde el collado de Petrechema.

Las Foyas del Ingeniero son un conjunto de fosas karsticas, un laberinto calizo por donde discurre el sendero, evitando los grandes precipicios. Un tramo espectacular pero que puede resultar delicado si hay nieve, debido a la exposición de alguna parte del sendero.

P1110920

Paisaje karstico en las Foyas del Ingeniero.

P1110923

El sendero discurre colgado por encima de la parte baja del valle.

Sobre la cota 1600, el paisaje cambia y volvemos a introducirnos en los cómodos hayedos. La senda tornará pronto en pista y, cómodamente, llegaremos al ansiado refugio de Linza tras 10 horas y media de caminata ligera.

Concluye así esta tremenda travesía, muy bonita y recomendable.

ALGUNOS CONSEJOS

  • La ruta, en algunos tramos posee marcas de pintura propias, verdes y amarillas, pero conviene llevar GPS para evitar despistes. Yo usé este track: link
  • No tiene apenas dificultades técnicas. Digamos que es una travesía más sencilla que Carros de Foc o que los clásicos “tours” de Ordesa, del tipo Alta Ruta de los Perdidos. A pesar de ello, la meteorología, más cambiante incluso que en zonas del Pirineo central, puede jugarnos una mala pasada debido, principalmente, a las nieblas, muy típicas en esta zona.
  • Yo hice la ruta por libre, incluso no pernocté en ninguno de los alojamientos propios de la ruta. No obstante, las opciones son infinitas y todo depende de lo que nos queramos gastar y de los días que queramos emplear.
  • Una buena forma de aprovechar más los días es subiendo a algunos picos de la zona, como Bisaurín o Petrechema. Muy recomendables.

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

Web de la Senda de Camille

Mapa de la travesía de la editorial Alpina

 

 

 

 

 

La Rhune/Larrún desde Trabenea (Olhette) (901 m)

12/04/2017 – LA RHUNE POR EL SENDERO DE LA CARA NORTE

La Rhune (en francés) o Larrún (en Euskera) es una de las primeras montañas del Pirineo si venimos desde el mar Cantábrico. Desde sus 900 metros de altura se dominan las costas del País Vasco francés (Biarritz, San Juan de Luz…).

Esta montaña ejerce de frontera natural entre España y Francia, siendo su cara Sur y parte de la cara Oeste parte del municipio navarro de Vera de Bidasoa.

Su cima es muy conocida como atracción turística debido al trenecito que asciende su cara Este desde el cercano Col de St. Ignace. En lo más alto, además de una multitud de antenas, encontramos bares y, por supuesto, la estación de tren.

Entorno bucólico, praderas, caballos (pottokas), muchas ovejas… todo lo que esperamos del País Vasco francés lo podemos encontrar en esta breve ruta que podremos hacer en una mañana o, como nosotros, en una tarde de primavera.

Atardecer en Larrún. Foto hecha desde Zugarramurdi.

Atardecer en Larrún. Foto hecha desde Zugarramurdi.

EL RECORRIDO

Partiremos desde el área de Trabenea, un parking muy cercano al restaurante del mismo nombre en las inmediaciones del pueblo de Olhette. La ascensión más clásica se realiza desde el Col de St. Ignace, siguiendo el trazado de la vía del tren. Esta ascensión es algo más original, por terreno menos humanizado y con algo más de desnivel.

En este enlace se encuentra el track en la plataforma Wikiloc y a continuación se muestra un croquis de la ruta:

Croquis de la ascensión sacado del IGN francés (Geoportail).

Croquis de la ascensión sacado del IGN francés (Geoportail).

Los primeros pasos se realizan por un magnífico bosque junto a un arroyo. El verde lo inunda todo. Iremos ganando altura por una senda en muy buen estado. En un giro a izquierdas aparece por primera vez la mole de La Rhune en todo su esplendor.

Avistamos la cima por primera vez

Avistamos la cima por primera vez.

El sendero asciende de forma decidida por una amplia solana desprovista de bosque. Rodeamos el monte Ihizelai (513 m) por su cara Oeste para alcanzar el collado que separa el monte Altsanga de La Rhune (cota 550 m). Este collado es un cruce de caminos donde nos unimos al sendero que viene desde el Col de St. Ignace.

Bosque en el collado.

Bosque en el collado.

Superado el bosque, solamente nos quedarán 350 metros de desnivel bastante intensos por una camino con bastante roca suelta. El sendero, va haciendo amplias zetas para aliviar el desnivel y no se hace pesado. Esta parte, discurre ya junto a la vía del tren.

Larrún desde las inmediaciones del collado.

Larrún desde las inmediaciones del collado.

En la cima observamos una aglomeración junto a las vías del tren. Son las 18:00 h, acaban de cerrar los bares de la cima y la gente se agolpa para subir a los últimos trenes del día que bajan de nuevo a Sare. Hay gente que opta por subir en tren y bajar andando. Sea como fuere, hay que tener en cuenta que el tren es bastante caro. Se pueden consultar sus tarifas aquí.

En la cima. La costa vasca detrás.

En la cima. La costa vasca detrás.

Para el descenso, planteamos hacerlo por los escarpes de la cara Oeste, por un senderillo que nace en la cima junto a un cartel que advierte del peligro de caída. Comenzamos a descender y enseguida vemos una pequeña dificultad, un breve y fácil destrepe. Nuestro perrito, un cachorro de 8 meses, no se atreve a bajar y recula, ante este panorama, decidimos dar la vuelta y bajar por el mismo sendero de subida. La senda no es complicada, solamente transita por una zona escarpada. Cuidado con barro.

El descenso, por tanto, y tras este cambio de planes, transcurre sin dificultad, por la misma senda de subida.

Plácido descenso con la costa al fondo.

Plácido descenso con la costa al fondo.

Antes de que anochezca, nos vamos a hacer un poco de turismo por la cercana población de Sare, muy bonita.

P1120369

Iglesia de Sare.

ALGUNOS DATOS TÉCNICOS

Punto de partida: Trabenea, Olhette (Francia)

Mapa: Geoportail IGN France

Distancia recorrida: 10 km

Desnivel: 875 metros positivos

Tiempo empleado: 4 horas

Fecha: 12/04/2017

Track GPS: Wikiloc

CONSEJOS Y ADVERTENCIAS

No hay agua en toda la subida y, al estar desprovista de bosque, puede ser muy soleada en días de verano. Portar bastante agua, no hay que confiarse a pesar de que la ruta sea muy fácil, el desnivel es importante.

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

Tren de la Rhune

Skyrhune: carrera de montaña que se realiza en esta montaña.

Dejo un link de Youtube con algunas imágenes de esta bonita carrera: