Slieve Bearnagh (739 m). Mourne Mountains

TRAVESÍA DE LAS MONTAÑAS DE MOURNE. DE ATTICAL A NEWCASTLE.

Tras conocer el macizo de las Mourne Mountains el día anterior, en nuestra ascensión al Slieve Donard, las previsiones meteorológicas eran algo mejores para este día por lo que decidimos realizar una ruta algo más exigente: una travesía de sur a norte visitando algunos lugares emblemáticos de estas montañas como el lago Shanna (Lough Shanna) y la cima del Slieve Bearnagh, cuarta montaña más alta del macizo.

IMG_0896

Mourne Mountains de camino al Lough Shanna

Esta ruta comienza en el diminuto pueblo de Attical, situado al sur de las montañas. Para llegar hasta esta aldea desde Newcastle, principal localidad de la zona, lo haremos con el llamado Rambler Bus o bus lanzadera que realiza un recorrido circular uniendo todas las poblaciones situadas al pie de la montaña.

Captura

Croquis. Fuente: Wikiloc.

La travesía, de algo más de 20 kilómetros, es bastante cómoda pues discurre por caminos bien hollados en la mayor parte de su recorrido. Sin embargo, hay dos puntos que pueden resultar un poco conflictivos. El primero, es el tramo que hay tras el lago Shanna, sin sendero y completamente encharcado, el segundo, la ascensión al Slieve Bearnagh, muy inclinada.

EL RECORRIDO

Comenzamos a caminar a las 9:30 de la mañana desde Attical. La primera parte de la ruta es algo aburrida pues debemos caminar por una estrecha carretera asfaltada para alcanzar el inicio de la Banns Road, camino de tierra que nos conducirá a al lago Shanna. Hay un par de kilómetros desde el centro de Attical (donde está el supermercado) hasta el inicio de la Banns Road.

IMG_0892

Slieve Muck (674 m) desde el inicio de la Banns Road.

Al inicio de la Banns Road hay un pequeño parking con espacio para unos diez coches. El camino, una ancha pista en este punto, no tiene pérdida. Se va introduciendo en el corazón de las montañas de Mourne, dejando a mano izquierda el cordal del Slieve Muck.

IMG_0897

Detalle del Mourne Wall.

Tras una leve subida, alcanzamos el muro de Mourne (Mourne Wall), muro de granito construido a comienzos del siglo XX y que rodea las montañas de este macizo a lo largo de 22 millas. Una verdadera obra de arte.

IMG_0903

Buenas vistas de estas montañas antes de alcanzar el lago Shanna. A la derecha destaca el Slieve Doan (592 m) con su cima rocosa.

El ascenso hasta el Lough Shanna no tiene pérdida. Son 3,5 km desde el inicio de la Banns Road. Alcanzamos la orilla del lago y paramos para echar unas fotos. No nos demoramos mucho pues el día está empeorando rápidamente…

IMG_0909

Dejando atrás el Lough Shanna.

Tras dejar atrás el lago avanzamos sin apenas sendero por una zona bastante “conflictiva” debido a que está completamente encharcada. Es un tramo corto, de apenas 1 kilómetro, pero se hace bastante pesado. Primero podemos alcanzar el camino que baja a la presa de Ben Crom, más tarde lo abandonaremos para conectar con el sendero que pasa por las faldas del Slieve Meelbeg.

IMG_0917

Tras pasar por la zona encharcada conectamos con el sendero que discurre por las faldas del Slieve Meelbeg.

Ya por buen sendero avanzamos a buen ritmo, sin apenas ganar ni perder altura. Dejamos atrás el vistoso Slieve Doan, una de las montañas más populares de la zona a pesar de su modesta altura (no llega a los 600 m).

Pronto aparecerá ante nosotros la mole del Slieve Bearnagh, objetivo del día, con su inclinada ladera Este que debemos ascender. La montaña es muy vistosa debido a las torres de granito que coronan su cima.

IMG_0918

Llegando al pie del Slieve Bearnagh. Las nubes bajas vienen y van…

Alcanzamos el collado que separa el Slieve Bearnagh del Slieve Meelmore, donde volvemos a encontrarnos con el Mourne Wall. No debemos cruzarlo, allí mismo, a mano derecha, nace el camino que asciende al Slieve Bearnagh, bastante inclinado pero bien marcado.

IMG_0925

Dura ascensión al Slieve Bearnagh.

El sendero traza algunos zig-zag para después arrimarse al muro y subir de forma muy directa pegado a él. Merece la pena echar la vista atrás para ver cómo el muro trepa por la vecina montaña de Slieve Meelmore.

IMG_0928

Ascendiendo pegados al muro de Mourne. Enfrente, el Slieve Meelmore.

Las vistas se abren hacia el cercano embalse de Silent Valley. De forma alargada, como su vecino el de Ben Crom, es uno de los lugares más populares de las Mourne Mountains y uno de los más fotografiados.

IMG_0933

Vistas al Slieve Doan y al pantano de Silent Valley.

Pronto alcanzamos la parte más alta del Slieve Bearnagh. En ella hay dos crestones de granito y en la parte central un amplio collado donde la gente aprovecha para descansar.

IMG_0945

Crestón cimero del Slieve Bearnagh.

Me acerco al crestón de roca con la intención de ver si se puede alcanzar su punto más alto. Sorprende que aquí en Irlanda no tienen la costumbre de marcar el punto más alto de las montañas…

IMG_0944

En la cresta de granito. Junto a la roca más alta del Slieve Bearnagh.

Una pequeña brecha en la roca nos deja pasar a la “espalda” de la cresta. Allí hay dos puntos más elevados aunque el más alto es el que se encuentra más al Norte. Intento auparme hasta a él pero, tras una breve trepada, veo que es necesario abordar un paso de escalada bastante complicado y más con la roca mojada, así que decido finalizar la ascensión allí.

IMG_0938

Antecima Norte del Slieve Bearnagh y camino por el que descenderemos.

Vuelvo al collado y desde allí comenzamos el descenso desde la cima hasta el camino conocido como Brandy Pad. Dejaremos a mano derecha la antecima Norte del Slieve Bearnagh y bajaremos “a saco” por su ladera Norte, tan inclinada como la ladera Este por donde hemos ascendido.

IMG_0952

Dejando atrás la cima del Slieve Bearnagh.

El descenso no tiene complicación a pesar de la inclinación pues hay varios senderos algo dispersos. Pronto alcanzamos el collado conocido como Hare’s Gap que marca el inicio del Brandy Pad. Este sendero fue utilizado en el pasado por los contrabandistas que se ocultaban en las montañas, de ahí su nombre. Nos servirá para alcanzar el collado del Slieve Donard y de ahí poder descender a Newcastle.

IMG_0963

Slieve Bearnagh a la derecha y pantano de Ben Crom a la izquierda, desde el Brandy Pad.

El camino gana metros de forma muy suave y desde él se obtienen unas vistas muy buenas del Slieve Bearnagh y del cercano pantano de Ben Crom. Tras un breve ascenso, alcanzaremos un primer collado marcado con un gran hito de piedras. Desde este punto sale un sendero que conduce al Slievelamagan y al Slieve Binnian.

IMG_0964

Collado intermedio en el Brandy Pad.

Tras este collado, y después de andar unos 300 metros, veremos a mano izquierda un senderillo que debemos tomar y que nos dejará en el collado del Slieve Donard. Esta zona es bastante accidentada, precaución con niebla y no despistarse…

IMG_0968

Collado del Slieve Donard, por segundo día consecutivo lo encontramos sumergido en la niebla.

En el collado del Slieve Donard, tras el muro de Mourne, aprovechamos para refugiarnos del viento y comer algo. El descenso a Newcastle es cómodo y ya lo conocemos por lo que nos lo tomamos con calma.

IMG_0976

Ice House, antes de entrar en el bosque de Newcastle.

Por un cómodo sendero bajaremos del collado al valle del río Glen. La niebla nos oculta un poco las hermosas vistas de este valle. Menos mal que el día anterior pudimos fotografiarlo en todo su esplendor. Dejaremos a mano izquierda la vieja nevera, Ice House, y entraremos de lleno en el bosque de Newcastle.

IMG_0977

Atravesando los bosques que hay junto a Newcastle.

Siempre paralelos al río Glen, descenderemos hasta alcanzar la localidad de Newcastle. Este descenso es muy bonito, así como el bosque, no es de extrañar que sea una de las rutas más populares del país y haya bastantes turistas.

IMG_0984

Playa de Newcastle.

Y así acabamos alcanzado Newcastle. Hora de comer un merecido helado en su calle central y pasear un poco haciendo tiempo hasta coger el bus que no devolverá a Belfast. Acabamos así un magnífico fin de semana de montaña… Sin duda, ha merecido la pena venir a este pequeño rincón de Irlanda del Norte a pesar del mal tiempo.

DETALLES TÉCNICOS

Distancia: 20,75 km

Desnivel positivo: 800 m+

Tiempo neto: 6 horas y 30 minutos

Fecha de realización: 12/08/2018

Cartografía: Mournes. Activity Map. Escala: 1:25.000.

Track Wikiloc

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

Estas montañas son muy populares y visitadas por la gente de Irlanda del Norte por lo que hay bastante información en Internet. La página más completa es www.walkni.com donde hay muchas rutas en los Mournes, croquis y demás. Algunas son muy interesantes… dejo aquí el link a la guía de los Mournes que hay colgada en esta página.

Aunque las carreras de montaña todavía no son demasiado populares en Irlanda del Norte (al menos no lo son tanto como en España) sí que existen algunas pruebas muy chulas. Quizá la más importante sea la Mourne Skyrace con unas cifras muy respetables, 35 km y 3370 m+. En España es difícil encontrar una carrera de esa distancia con tanto desnivel…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

5ht

Valle de Glennahoo y Lago Annascaul. Península de Dingle

SENDERISMO EN LA PENÍNSULA DE DINGLE. COSTA OESTE DE IRLANDA

La Península de Dingle es una pequeña joya de la isla de Irlanda. Se encuentra en el condado de Kerry, cerca de la ciudad de Tralee y es un lugar que está ganando bastante fama en los últimos años. Y es que esta pequeña porción de territorio irlandés tiene casi de todo: mar, montañas, valles, lagos, carreteras estrechas, poca población humana y muchas ovejas. Irlanda en estado puro.

IMG_0682

Valle de Glennahoo

La ruta de hoy apenas tiene dificultad… Une la pequeña población de Ballyduff con el lago de Annascaul (también podemos verlo escrito como Lough Anscaul) a través del valle de Glennahoo, cruzando la península casi de Norte a Sur. A nivel de paisajes es una ruta brutal. El verde de estos valles y montañas es exagerado, el agua corre por cualquier rincón y la soledad que se respira nos hace sentir como unos auténticos privilegiados.

Captura

Croquis de la ruta. Fuente: Wikiloc

Esta ruta surgió casi de casualidad tras consultar la fantástica guía de montañismo de la península de Dingle que habíamos comprado unos meses antes y apenas habíamos mirado. El plan A era el Monte Brandon, techo de la península con 952 metros, pero el día salió muy malo, con lluvia y mucha niebla, así que hubo que rebajar las pretensiones. Una de las rutas más sencillas que proponía la guía era esta y además la cota máxima apenas superaba los 400 metros por lo que era ideal para evitar la niebla.

EL RECORRIDO

A las 11 de la mañana aparcamos junto al cementerio de Ballyduff, inicio de la ruta de hoy. Salimos a la carretera “general” y desandamos unos cientos de metros hasta llegar a una casa de campo de color blanco situada tras una curva pronunciada. Junto a ella, sale un camino ancho algo escondido que sube de forma suave.

Pronto el camino llanea e incluso desciende unos metros para internarse en el valle de Glennahoo. Este valle, de unos 3 kilómetros de largo es de origen glaciar a pesar de encontrarnos a unos 100 metros de altura sobre el nivel del mar.

IMG_0662

Río Glennahoo y valle del mismo nombre. El monte Gob an Iolair (528 m) queda a la derecha.

Es un lugar bucólico, con ovejas trepando por cualquier ladera y el río zigzagueando en el fondo del valle. Recuerda lejanamente al valle de Aguas Tuertas en el pirineo aragonés.

Destaca a mano derecha el monte Gob an Iolair y sus laderas verdes de gran inclinación. Al fondo, el valle se cierra con un circo glaciar por donde bajan tres cascadas que conforman el río Glennahoo.

IMG_0668

Poco a poco nos vamos aproximando al circo que cierra el valle.

El camino en todo momento es ancho y cómodo y es utilizado por los ganaderos para transportar al ganado y demás. Nos cruzamos con un par de pastores de la zona y nos sorprende su amabilidad y cercanía. Lo malo es entenderlos, pues hablan realmente rápido…

IMG_0682

Comienza el ascenso al plateau que da acceso al lago de Annascaul y nos sitúa encima del circo.

El camino ancho termina junto al circo y una leve senda sale a mano izquierda. Está balizada con unos postes de color rojo y con inscripciones en gaélico. La senda no está muy marcada aunque se sigue sin dificultad pues su trazado es bastante evidente. Ganamos metros de forma rápida y dejamos abajo el río Glennahoo. Las vistas son fantásticas.

IMG_0683

La senda, apenas marcada, nos permite ascender a la parte alta del circo.

Avanzamos junto a un imponente torrente con un gran caudal que terminaremos cruzando por una zona de rocas, sin ningún problema. Ya al otro lado del torrente, seguiremos ganando altura al cruzar una ladera verde de fuerte pendiente en diagonal.

IMG_0691

Cruzamos un torrente para seguir ascendiendo por la ladera situada al otro lado del mismo.

Al otro lado del torrente la pendiente del sendero disminuye y ascendemos cómodamente hasta lo que parece el collado. Pronto veremos que no es un collado sino una inmensa meseta o plateau completamente encharcado.

IMG_0693

Llegando al plateau. Al fondo a la derecha el monte Beenoskee.

El tiempo, contra todo pronóstico, mejora de forma leve, las nubes se disipan y nos dejan ver las montañas que nos rodean. Todas ellas entre los 500 y los 800 metros de altura. Sus formas son redondeadas pero sus pendientes muy pronunciadas. Un paisaje muy diferente a todo lo que hemos visto en España.

IMG_0699

Llegamos al plateau, una amplia meseta rodeada de montañas redondeadas como esta, Cnoc na Banoige (641 m).

Al comienzo de la meseta el sendero va desapareciendo. Hay unas balizas que nos ayudan a seguir en dirección al verdadero collado que da acceso al lago Annascaul. El único problema es que está todo muy encharcado y hay que andarse con ojo a la hora de echar el pie.

Sin apenas ganar altura, coronamos el collado a casi 400 metros de altura. Las vistas se abren hacia el sur de la Península de Dingle y vemos también el lago Annascaul por primera vez.

5ht

Bajada al lago Annascaul desde el collado.

El descenso al lago se realiza por un sendero en zig-zag bastante encharcado y con abundante vegetación. El paisaje que nos rodea es impresionante, merece la pena detenerse unos minutos…

IMG_0720

Torrente que alimenta al lago Annascaul.

La estrecha senda nos deja en un puente. A partir de allí el camino mejora mucho. Avanzamos metros rápidamente para terminar llegando a la orilla del lago en unos minutos.

IMG_0740

En la orilla del lago Annascaul.

El lago sorprende por su tamaño. Aprovechamos para sentarnos un rato en su orilla, descansar y comer algo. El retorno es largo, aunque relativamente cómodo.

La vuelta la hacemos por el mismo camino, sin prisa pero sin pausa. El día irá mejorando un poco más e incluso llegamos a ver el sol en algún momento.

IMG_0749

De vuelta, volviendo al collado.

Al llegar a la meseta, la niebla da tregua y nos permite ver la redondeada cima de Beenoskee, una de las más altas de la península y de acceso fácil a diferencia de otras montañas de la zona.

IMG_0756

Monte Beenoskee a la vuelta. Con sus 826 metros es uno de los más altos de la zona.

Terminamos llegando al cementerio de Ballyduff a media tarde, todavía con tiempo de visitar el famoso Conor Pass, el puerto de montaña que comunica los dos extremos de la península, y el pueblo de Dingle, muy turístico y lleno de bares y pubs donde comer el tradicional “fish & chips” y tomar una buena pinta.

IMG_0760

Una de las muchas ovejitas que nos cruzamos aquel día.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 18,5 km

Desnivel positivo acumulado: 615 m+

Tiempo neto: 5 horas

Fecha de realización: 03/08/2018

Track Wikiloc

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

Si vamos a visitar esta zona de Irlanda conviene echar un ojo a la web oficial. Como he comentado en otras entradas de nuestro viaje a Irlanda, conviene tener en mente unos cuantos planes para así poder elegir en función de la meteorología.

IMG_0768

Valle de Glennahoo

Torc Mountain (535 m). Killarney National Park

TORC MOUNTAIN & TORC WATERFALL. CONDADO DE KERRY. IRLANDA.

El condado de Kerry es uno de los lugares más conocidos y visitados de Irlanda. Se encuentra en el extremo SO de la isla y entre sus encantos naturales están el Parque Nacional de Killarney, el Carrauntoohil (la montaña más alta de la isla con 1.039 metros) o la península de Dingle.

IMG_0804

El Upper Lake, desde la ladera por la que se asciende a la Torc Mountain.

La ruta de hoy asciende a la Torc Mountain, una humilde montaña de poco más de 500 metros situada en pleno corazón del parque nacional de Killarney y que es el mejor mirador de los lagos de Muckross y Leane y de la propia ciudad de Killarney que queda a sus pies.

Captura

Croquis. Fuente: Wikiloc

La ascensión parte de un lugar muy popular y visitado, la cascada de Torc. Desde allí hay varios senderos balizados para visitar el frondoso bosque que rodea a la cascada y que conectan con el sendero que sube a la cima por su cara Sur. Es una ruta familiar, muy cómoda, con un sendero en óptimo estado que incluso tiene tablones de madera en las zonas encharcables (que son muchas) para facilitar el acceso a la cumbre.

EL RECORRIDO

Segundo día de montaña por el sur de Irlanda y, para variar, el mal tiempo nos obliga a cambiar de planes. Íbamos a ir al Carrauntoohil, la montaña más alta de la isla, pero la lluvia y la abundante nubosidad nos hicieron reflexionar y acabamos visitando esta humilde montaña, la Torc Mountain.

Partimos del parking de la Torc Waterfall, la cascada de Torc, muy concurrido a media mañana. El sendero para visitar la cascada nace junto al mismo parking, hay varios senderos balizados con distintas señales de colores, vamos, que es imposible desorientarse.

IMG_0774

Owengarriff River, poco antes de llegar a la cascada.

La cascada de Torc es muy bonita, con mucho caudal, ancha y rodeada de un bosque muy frondoso. Los turistas se agolpan junto al mirador para hacerse “selfies” y esto le resta un poco de encanto. Los cambios de planes y algún que otro problema técnico nos han hecho perder algo de tiempo y finalmente hemos llegado en hora punta…

IMG_0776

Torc waterfall.

Tras visitar la cascada, tomamos el sendero que gira a la izquierda y que sube de forma decidida. Este sendero atraviesa el bosque y enlaza de nuevo con el río cientos de metros más arriba, a la altura de un puente peatonal por el que cruzaremos al otro lado.

IMG_0782

Atravesando el magnífico bosque situado en las faldas de la Torc mountain.

Ya al otro lado del río, avanzaremos por un amplio sendero hasta conectar con el camino que sube a la Torc Mountain desde un parking cercano (Old Kenmare Road). Nosotros preferimos subirlo desde abajo, es decir, desde la cascada ya que creemos que la ruta gana en belleza y en interés.

IMG_0789

Salimos del bosque y el paisaje cambia por completo…

El bosque termina y nos encontramos caminando en un amplio valle, de un color verde intenso. El río Owengarriff discurre tranquilo por el centro, a mano izquierda tenemos varias montañas redondeadas (Dromderalough, Mangerton) entre los 700 y 900 metros, ambas cubiertas por la densa niebla, y a mano derecha nuestro objetivo de hoy, Torc Mountain.

IMG_0790

Comenzando a subir por la ladera Sur de la Torc Mountain.

Avanzamos por el ancho sendero hasta toparnos con un desvío a la derecha bien marcado. Es la senda que asciende a la cima. Este nuevo camino está bien hollado a pesar de la hierba que lo rodea. A ratos empedrado y a ratos, en las zonas encharcables, cubierto con unos grandes tablones de madera que hacen muy cómodo el caminar.

Otro de los atractivos de la ruta son los lagos que se ven a lo largo de la ascensión. A la izquierda, según se sube, tenemos el Upper Lake y a la derecha el Lough Guitane, de mayor tamaño.

IMG_0802

Lough Guitane y el pico Crohane (703 m) desde la subida a Torc Mountain.

Casi sin darnos cuenta, vamos ganándole metros a la montaña a través de un cómodo zig-zag. Realmente no tiene ninguna dificultad, ni a nivel físico… Es una montaña para todos los públicos, de hecho, vimos niños bastante pequeños en la cima.

IMG_0804

Upper Lake y el macizo del Carrauntoohil en la subida.

Sin mucho esfuerzo alcanzamos la cima. Desde ella, aparece el famoso lago Muckross, uno de los más visitados de Irlanda y el inmenso Lough Leane. Sin duda, solamente por esta panorámica ha merecido la pena subir.

IMG_0811

Vista desde la cima: Muckross Lake en primer plano y el Lough Leane detrás, separados por una pequeña línea de tierra. 

Tras pasar en la cima casi 20 minutos, comer algo y hacer infinidad de fotos comenzamos con el descenso. Parece mentira pero a pesar de estar a apenas 500 metros de altura, el frío allí arriba era intenso y hemos acabado bastante destemplados… mientras los irlandeses disfrutaban sentados en manga corta, está claro que son de otra pasta.

IMG_0831

Descendiendo por los tablones en una de las zonas encharcadas.

El descenso lo hacemos por el mismo camino hasta alcanzar el puente peatonal, ya en el bosque. Allí, decidimos bajar por uno de los senderos balizados que no pasan por la Torc waterfall y así conocer la otra parte del bosque.

IMG_0833

En el sendero de bajada, atravesando el bosque.

Este sendero nos deja junto al lago Muckross a unos 500 metros del parking, pero no hay problema pues podemos volver por un nuevo camino paralelo a la orilla del lago.

Finalizamos la ruta a la hora de comer. Seguramente no haya tenido la espectacularidad de la ascensión al Carrauntoohil, nuestro plan A, pero al menos nos hemos asegurado una ascensión sin niebla ni mal tiempo y unas vistas de primera desde la cima.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 10,5 km

Desnivel positivo: 500 m+

Tiempo neto: 3 horas y 15 minutos

Fecha de realización: 04/08/2018

Track Wikiloc

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

La página web del Parque Nacional de Killarney tiene una sección dedicada a rutas de montaña. La impresión que tenía antes de venir a Irlanda es que los niveles de dificultad de esta página, así como de otras, eran un tanto exagerados pero después de estar aquí creo que hay que tenerlos en cuenta y ser prudente. A pesar de la escasa altitud de las montañas, los desniveles son muy respetables y el mal tiempo es casi una constante. Hay que tenerlo en cuenta a la hora de planificar las salidas aquí.

Si buscamos rutas sencillas de senderismo, la web http://www.irishtrails.ie nos puede dar buenas ideas. Tiene un buen mapa que nos permite localizar los senderos rápidamente y bastante información sobre los mismos. En cambio, si queremos rutas más cañeras esta guía del Carrauntoohil nos puede dar muy buenas ideas.

Slieve Donard (853 m). Mourne Mountains.

SLIEVE DONARD. TECHO DE IRLANDA DEL NORTE.

Las Mourne Mountains constituyen el macizo más importante de Irlanda del Norte. Estas montañas parten de la misma Coste Este de la isla de Irlanda, por lo que algunas de sus ascensiones, como esta del Slieve Donard, parten desde la cota 0. Eso se traduce en unos desniveles bastante respetables en la mayoría de las rutas especialmente si tenemos en cuenta su humilde altura (pues la mayor parte de sus cumbres apenas superan los 750 metros).

IMG_0861

El mar y la montaña se mezclan en este macizo de Irlanda del Norte.

El granito aflora en cada rincón de este macizo. Los lagos de montaña y los valles de origen glaciar conforman los paisajes más interesantes de la zona. Otra importante característica de estas montañas es el tiempo, o mejor dicho el mal tiempo que puede considerarse “crónico”. Por ello, es bastante fácil que si estamos visitando Belfast y queremos acercarnos a conocer estas montañas tengamos un día con un tiempo de perros… tenedlo en cuenta para planificar un posible plan B y no frustrase demasiado…

Captura

Croquis de la ascensión. Fuente: Wikiloc

Con sus 853 metros, el Slieve Donard es la montaña más alta de todo el macizo de las Mourne Mountains y de toda Irlanda del Norte. Esto, sumado a su relativa facilidad y a su cercanía a la turística población costera de Newcastle, la convierten en una cima muy visitada. No es de extrañar que en días festivos su ascensión se convierta casi casi en una romería. Al margen de esto, sus paisajes bien merecen una visita.

EL RECORRIDO

Es fin de semana y el día es radiante. Bajamos del autobús que nos ha llevado desde Belfast a Newcastle y recorremos su agitada calle principal con el Slieve Donard siempre presente al fondo de la misma. Es un paisaje espectacular, la unión de mar y montaña siempre me ha llamado mucho la atención…

IMG_0835

Vista de las Mourne Mountains desde Newcastle. A la izquierda emerge el Slieve Donard.

Andaremos por la calle principal hasta que veamos un desvío a un amplio aparcamiento (Donard park car park). Junto al parking hay un río, el río Glen, el cual seguiremos de cabo a rabo en esta excursión. Siguiendo el río, el camino pronto se transforma en una bonita senda que va atravesando un magnífico bosque. La humedad es intensa, así como el verdor de la vegetación. Estamos en Irlanda, la llamada “isla esmeralda” y eso se nota a cada paso que damos.

IMG_0838

Primeros pasos por el bosque junto al río Glen.

Ganamos metros rápidamente por un camino bastante cómodo. El río va paralelo y hay varias cascadas y saltos de agua, algunos de ellos muy bonitos.

IMG_0889

Cascada en el río Glen.

Cruzaremos varias pistas forestales que discurren perpendiculares a nuestra senda y cambiaremos de orilla en varias ocasiones cruzando sendos puentes. Es curioso, la mezcla de granito, bosques y la senda junto al río me recuerda mucho a algunos paisajes de la Sierra de Guadarrama.

IMG_0881

Junto al río Glen, poco antes de salir del bosque.

Pronto salimos del bosque. En este punto veremos una antigua construcción utilizada antaño para almacenar la nieve, similar a las “neveras” que podemos encontrar en algunas de las montañas españolas.

IMG_0842

Salimos del bosque y nos topamos con la Ice House, una nevera con varios siglos de antigüedad.

Estamos en la cota 250 y frente a nosotros tenemos el alargado valle del río Glen que nace del mismo collado que separa el Slieve Donard de otra de las montañas importantes de la zona, el Slieve Commedagh (765 m), la segunda montaña más alta de las Mourne Mountains.

IMG_0847

Caminando hacia el collado, el Slieve Donard queda a la izquierda.

Mientras ganamos metros al valle las nubes van entrando por el Oeste de forma rápida y el cielo se cubre en pocos minutos. La cumbre del Slieve Donard, hasta ahora despejada, comienza a cubrirse también… parece que nos vamos a quedar sin las vistas de la cima.

IMG_0852

Mientras vamos ascendiendo vamos dejando atrás la costa de Newcastle.

El último tramo antes de alcanzar el collado es sin duda al más empinado. No obstante, el camino está muy marcado, casi empedrado, y se sube muy fácilmente. Alcanzamos el collado, cota 575 aprox.

IMG_0861

Vistas desde el collado, con Newcastle y el mar al fondo y todo el valle del río Glen por donde hemos ascendido.

La niebla comienza a cubrirlo todo pero nos deja ver el magnífico Mourne Wall, un muro de granito hecho piedra a piedra que tiene 22 millas de largo, rodea todo el macizo montañoso y fue construido a principios del s. XX. Una auténtica obra de arte.

IMG_0866

Ya metidos en la niebla, superando la última ladera del Slieve Donard, siempre con el muro de Mourne a mano derecha.

La subida final es dura y bastante monótona, especialmente hoy que no vemos más allá de 50 metros debido a la niebla. El camino está marcadísimo por lo que es muy difícil perderse. Tendremos siempre el muro de granito como referencia a mano derecha. Pronto la pendiente comienza a disminuir y entre la niebla emerge una especie de torre junto al muro, es la cima.

IMG_0870

Cima del Slieve Donard, con una torre junto al muro de Mourne y un gran hito señalando el punto más alto.

Alcanzamos la cima azotados por un fuerte viento muy húmedo y frío por lo que no estamos mucho tiempo allí. Junto al montón de piedras hay bastantes placas conmemorativas y demás, es una cima muy emblemática y eso se nota bastante.

IMG_0872

En el hito cimero, plagado de placas conmemorativas y en recuerdo de personas fallecidas.

Abandonamos la cumbre y regresamos al collado por el mismo camino, siempre pegados al muro. El tiempo empeora rápidamente y comienza a llover en la bajada. Nos damos prisa para alcanzar el pueblo y ponernos a cubierto.

Al llegar a Newcastle hay bastante revuelo, había un festival de aviación y una exhibición del ejercito del aire (Red Arrows) que acaba de suspenderse debido al mal tiempo. Todo el mundo vuelve a sus casas con cara de decepción. Qué duro debe ser vivir a estas latitudes…

DETALLES TÉCNICOS

Distancia: 11,5 km

Desnivel positivo: 875 m+

Tiempo neto: 3 horas y 30 minutos

Fecha de realización: 11/08/2018

Cartografía: Mournes. Activity Map. Escala: 1:25.000.

Track Wikiloc

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

Como he comentado anteriormente estas montañas son muy populares y visitados por la gente de Irlanda del Norte por lo que hay bastante información en Internet. La página más completa es www.walkni.com donde hay muchas rutas en los Mournes, croquis y demás. Algunas son muy interesantes… dejo aquí el link a la guía de los Mournes que hay colgada en esta página.

Aunque las carreras de montaña todavía no son demasiado populares en Irlanda del Norte (al menos no lo son tanto como en España) sí que existen algunas pruebas muy chulas. Quizá la más importante sea la Mourne Skyrace con unas cifras muy respetables, 35 km y 3370 m+. En España es difícil encontrar una carrera de esa distancia con tanto desnivel…

 

 

 

Mont Ténibre (3.031 m)

21/08/2017 – MONT TÉNIBRE DESDE SAINT ÉTIENNE DE TINÉE

Gran ascensión a este conocido tresmil de la zona desde el valle de la Tinée, concretamente desde el bello pueblo de St. Étienne de Tinée, situado 1900 metros de desnivel más abajo que el propio pico, casi casi en línea recta.

La ascensión es muy completa y permite ver la evolución del paisaje conforme vamos ganando altura. Desde los bosques de la zona baja, a la roca que encontramos en la cota 3000, pasando por las praderas y lagos de montaña de las zonas medias.

P1130643

Lac de Rabuons (2.520 m) con el Tête des Chalanchas (2.960 m) a su izquierda. Una de las estampas más bonitas de la jornada.

La ascensión, con un total de 2.000 m+ y 25 km entre ida y vuelta es una buena paliza para hacer en el día, por ello, la mayor parte de la gente duerme en el refugio de Rabuons, situado junto al lago del mismo nombre, a más de 2.500 metros de altura. Nosotros decidimos hacerla en el día y nos salió bien la jugada, aunque tuvimos una agotadora jornada de montaña de más de 12 horas; de las que no se olvidan fácilmente…

EL RECORRIDO

Aparcamos el coche en St. Étienne de Tinée, en un amplio parking situado junto al río, con zona de caravanas. Amplio y cómodo. Comenzaremos a andar río arriba y cruzaremos el puente. Al otro lado veremos rápidamente la primera baliza con un cartel indicador: 4h al refugio de Rabuons, 6h al Mont Ténibre…

El sendero de subida se va internando en el bosque y gana altura de forma moderada. Es cómodo, bien hollado y no tiene pérdida.

P1130653

En el bosque, ascendiendo desde St. Étienne de Tinée.

En la cota 1700, aproximadamente, alcanzamos un mirador con una gran cruz, y muy cerca, una curiosa fuente artesanal de madera donde podemos refrescarnos. Las vistas son muy buenas, con algunos picos que superan los 2.800 metros de altura al otro lado del valle (Pal, Bolofré, Pierre Châtel…).

P1130522

Ganamos altura rápidamente. Abajo queda St. Étienne, y al otro lado del valle algunas cimas que rondan los 2.800 metros.

Sobre la cota 2100 el bosque va dando paso a praderas alpinas y la senda se hace algo más dura e inclinada. Casi sin darnos cuenta, alcanzamos la cota 2350 y llegamos al cruce con el Chemin de l’Énergie, un amplio camino casi horizontal excavado en la ladera de la montaña a mediados del siglo XX para realizar las obras de explotación hidroeléctrica y que ha perdurado hasta nuestros días.

P1130541

Atravesando un túnel en el precioso Chemin de l’Énergie. El refugio de Rabuons aparece en el extremo derecho de la foto.

Este sendero es muy muy cómodo y nos permite avanzar con facilidad. Atraviesa algunos túneles excavados en la roca y es muy bonito, con unas vistas espectaculares. Poco a poco nos acercaremos a un edificio de eléctricas (EDF) rehabilitado pero cerrado al público, situado junto al caudaloso barranco de Rabuons, y a escasos 10 minutos alcanzaremos el desvío al refugio de Rabuons, que queda apartado del camino principal, a unos 5 minutos, elevado en una colina.

Nos ha costado 4 horas llegar hasta el refugio, bueno, más bien hasta el Lac de Rabuons, que está al lado. Aquí aprovechamos a descansar y comer algo antes de acometer la ascensión final al Mont Ténibre.

Tras la parada, rodeamos el lago por su izquierda y llegamos hasta un pluviómetro. Ahora tocará ascender por camino sencillo unos 100 metros de desnivel hasta una segunda cuenca lacustre, donde se encuentran los lagos de Chaffour y Cimon, situados ya a más de 2.650 metros.

P1130643

Lac de Rabuons.

El entorno de los lagos de Chaffour y Cimon es muy bonito. Pasaremos por una pequeña llanura antes de acometer una nueva subida. En este punto comenzamos a dejar las praderas y la hierba a un lado para entrar en un mundo de roca.

P1130641

Lac du Cimon. Atrás, la pirámide casi perfecta del centro es el Corborant, que con 3.007 metros es el otro tresmil de la zona, mucho menos visitado que el Mont Ténibre.

A pesar de haber entrado en un mundo mineral, el camino sigue estando bastante bien marcado. En la cota 2750, la cosa comienza a cambiar. Tendremos aquí un pequeño caos de bloques que da acceso al último lago del día, el Lac de la Montagnette.

P1130583

Lac de la Montagnette, situado a 2.750 metros.

Pasado el lago, tendremos que alcanzar el Pas de Rabuons (2.872 m), collado que comunica con la vertiente italiana. Nosotros a la ida fuimos por el centro del vallecillo, buscando las zonas de hierba menos inclinadas y a la vuelta fuimos por un sendero que flanquea la ladera pedregosa del Roche Rousse (2.996 m), un espectacular casi-tresmil muy llamativo. Esta segunda opción es mucho más cómoda.

P1130580

Pas de Rabuons.

Ya en el collado, nos asomamos a la vertiente italiana. Un senderillo serpentea bajo la cresta de Brosse, con picos que rozan los 3.000 metros. Sorprende ver un pequeño refugio colgado de una ladera, bajo un collado, con la bandera italiana.

P1130585

Cresta de Brosse, ya en Italia, desde el Pas de Rabuons.

Desde el Pas de Rabuons, la ascensión se vuelve más dura. Debemos de superar una ladera de roca bastante empinada hasta alcanzar un falso collado con un gran hito de roca bien visible desde el Pas de Rabuons. No hay pérdida, seguiremos los puntos rojos pintados en las rocas. Hay un tramo donde el camino se vuelve más quebrado y quizá tengamos que apoyar las manos, pero no hay peligro ni exposición.

P1130590

Tramo a superar desde el Pas de Rabuons. Es más fácil de lo que parece.

Ya en el falso collado, aparecerá ante nosotros el último tramo, con la cima y las dos grandes cruces de la misma. Este último tramo es sencillo al principio, con sendero bien marcado, pero antes de alcanzar la cima tiene un pequeño paso aéreo.

P1130596

Último tramo a cima, ya se ven las dos cruces y un montañero. Estamos cerca.

El paso aéreo es sencillo. Tiene algo de exposición a mano izquierda por lo que habrá que ir con cuidado, especialmente con roca mojada. No superará el I, es asequible y al alcance de cualquier persona sin vértigo y acostumbrada a la montaña.

Tras superar el paso, llegamos a un colladito y la cima ya está a apenas 20 metros por terreno rocoso… conseguido. Nuestro primer tresmil en los Alpes 🙂

P1130618

En la cima. A mano derecha (creo que) aparece el Lac Fer. Al fondo, la estación de ski de Auron.

En la cima disfrutamos de unas vistas increibles. Destaca, de nuevo el Monviso que ya divisamos desde el Mont Mounier, hace un par de días. También el macizo de Écrins, con algunos glaciares bien visibles a pesar de estar a casi 100 kilómetros de distancia.

P1130626

La vertiente italiana. Destaca el Monviso al fondo, con cierto parecido al Midi d’Ossau.

También merece la pena echar un vistazo a la vertiente de Rabuons por donde hemos ascendido. Desde aquí la vista es tremenda.

P1130614

Lac de Rabuons desde la cima.

El descenso lo haremos por el mismo lugar. Sin prisa pero sin pausa. Llegaremos a St. Étienne a las 8:30, ya casi de noche, tras un largo y provechoso día de montaña.

P1130605

Varias cabritas junto al Pas de Rabuons.

La ascensión es fácil técnicamente para ser un tresmil. Similar a algunos tresmiles fáciles del Pirineo, como Robiñera o Clarabides. Pero hay que tener en cuenta que aquí no hay pistas que nos ayuden a ganar desnivel en 4×4 ni teleféricos, hay que subir desde abajo, por tanto, los 2.000 metros de desnivel positivo están asegurados. Se necesita estar en forma.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 25 km

Desnivel positivo: 2.100 m+

Tiempo neto: 11 horas y 30 minutos

Mapa: Geoportail IGN France

Track Wikiloc

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

Mercantour es un Parque Nacional poco o nada conocido en España. Encontrar material de este parque en español es casi misión imposible. Nosotros conseguimos recabar información de algunas webs como AltitudeRandoRandOxygene o Randonée Mercantour.

También nos vino muy bien tener la guía de Mercantour de la editorial Rando, que compramos on-line en la librería Desnivel.

Mercantour es una zona con muchas posibilidades, poco masificada y más barata que otros macizos alpinos del Norte. Nosotros la elegimos pues nos permitía compaginar el turismo de mar con el de montaña, al tener la Costa Azul a menos de 60 kilómetros.

Mont Mounier (2.817 m)

19/08/2017 – MONT MOUNIER DESDE EL COL DE L’ESPAUL (VALBERG SKI)

El Mont Mounier se encuentra en el extremo Sur de los Alpes, en el Parque Nacional de Mercantour. Es un macizo calizo, casi desértico, entre los valles de los ríos Var y Tinée y muy cerca de ciudades de la Costa Azul, como Cannes o Niza. Podríamos considerar que es una de las primeras barreras montañosas importantes que encontramos en los Alpes si venimos desde el mar Mediterráneo.

Es un pico fácil de ascender. Hasta el Petit Mounier, cima previa, es un paseo si no fuera por el desnivel a superar. El camino es ancho y cómodo. A partir del Petit Mounier, comienza un tramo de cresterío fácil pero que puede impresionar a algunas personas que cuenten con escasa experiencia en montaña.

P1130490

Mont Mounier visto desde la cima del Petit Mounier (2.728 m)

EL RECORRIDO

Llegamos al Col de l’Espaul (1.749 m) a eso de las 10 de la mañana, tras no madrugar demasiado. Estamos de vacaciones y no dan tormentas por la tarde, no hay necesidad… A este collado se llega desde la estación de ski alpino de Valberg, por una pista asfaltada en buen estado. En el collado hay un parking con espacio para unos 15 coches.

Comenzamos a andar por la pista que parte del puerto y que se dirige a las granjas de la Colle, situadas bajo el murallón calizo de la cara Sur del Mounier. Pronto veremos una de las balizas o postes del Parque que nos indica que debemos de salir a la senda que nace a mano izquierda y abandonar la pista. Toda la ruta está balizada con estos carteles y con marcas rectangulares amarillas en las rocas, no hay pérdida. Pero cuidado, con niebla este monte puede ser muy traicionero y peligroso, debido a la planicie que atravesamos en la cota 2400 (Mont Démant).

P1130430

Cara Sur del Mont Mounier con las granjas de la Colle a sus pies.

El sendero se va acercando a la barrera rocosa que vemos desde abajo. Traza un zig-zag y poco a poco va ganando metros sin ninguna dificultad hasta plantarse encima. Allí, el camino se dirige al NO, buscando el lomo del Mont Démant (2.473 m), cima apenas relevante de este macizo que rodearemos por el Norte. Esta es la zona casi plana que comentaba en los párrafos anteriores y que puede ser peligrosa con niebla.

P1130436

Petit y Mont Mounier desde el lomo del Mont Démant.

Desde el lomo de la montaña vemos la parte final de la ascensión, con el Mont Mounier en todo su esplendor. Es una montaña enorme, con grandes pedreras de roca caliza. El entorno, seco y rocoso, recuerda y bastante al monte Cotiella del Pirineo Aragonés y al desierto de roca de la Erata de las Brujas, situado al NO de la cima pirenaica.

En este punto nos uniremos momentáneamente al sendero GR-5 que sube desde el cercano pueblo de Saint Sauveur sur Tinée. Este sendero de gran recorrido (marcas blancas y rojas) une Niza con el corazón del Parque Nacional de Mercantour.

Seguiremos por el mismo camino ascendiendo ya de forma más acusada hacia el lomo del Petit Mounier. En el extremo Oeste del cordal, conocido como Stèle Vallete (2.575 m), encontraremos una especie de vértice blanco en homenaje a unos militares de montaña de mediados del siglo XX.

P1130494

Stèle Vallete (2.575 m). Abajo, la estación de ski de Valberg.

Ya por el cordal, abandonaremos de nuevo el GR-5 para seguir por el lomo, ascendiendo al facilísimo Petit Mounier.

P1130442

Ascendiendo por el lomo del Petit Mounier.

En la cima de esta montaña, encontramos las ruinas de un antiguo observatorio astronómico. En la torreta que queda en pie, puede observarse una inscripción que creo recordar era “1938” y unas oxidadas escaleras que bajan a una especie de pozo. Obviamente, no quise seguir investigando… 😐

P1130493

Ruinas del antiguo observatorio en la cima del Petit Mounier.

Desde el Petit Mounier, la cosa se pone un poco más seria. Atravesaremos un pequeño tramo de cresta sin dificultad. De hecho, se puede hacer andando. No obstante, habrá que tener cuidado, pues hay algún tramo estrecho y hay caída a ambos lados.

P1130462

Una mirada hacia el Petit Mounier, desde la cresta al Mont Mounier.

Tras atravesar el tramo más rocoso, una sendita nos eleva por el lado Sur del cordal sin ningún problema. Superamos así la última ladera del Mounier y nos plantamos en su cima, nuestra primera cima de los Alpes 🙂

P1130475

Foto en la cruz cimera.

En la cima, hay una gran cruz de metal. un buzón con cuaderno y boli y un gran mojón de rocas. Las vistas son muy buenas. Nosotros llegamos a ver el Argentera (3.297 m) y el Monviso (3.841 m), ambos ya en suelo italiano. Dicen que, en días claros, se alcanza a ver la isla de Córcega… nosotros no tuvimos tanta suerte.

Tras un buen rato en la cima comenzamos el descenso… por el mismo sitio.

P1130485

Deshaciendo la fácil cresta del Mounier.

La vuelta transcurre sin sobresaltos, disfrutando del ambiente y de una temperatura muy agradable, dado el fresco viento que viene del Sur.

P1130454

Joven sarrio cerca del Petit Mounier.

Llegaremos al parking pasadas las 17 horas. Como es temprano, nos vamos a echar una cervecita a Valberg, que cuenta con un ambientazo a estas horas, con concierto de música en la calle incluido. Si disponemos de tiempo de sobra, también se puede visitar el cercano pueblo medieval de Roubion.

P1130508

El bonito pueblo de Roubion, colgado en las alturas del valle de Tinée.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 17,5 km

Desnivel positivo: 1.150 m+

Tiempo neto: 6 horas

Mapa: Geoportail IGN France

Track Wikiloc

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

Mercantour es un Parque Nacional poco o nada conocido en España. Encontrar material de este parque en español es casi misión imposible. Nosotros conseguimos recabar información de algunas webs como AltitudeRando, RandOxygene o Randonée Mercantour.

También nos vino muy bien tener la guía de Mercantour de la editorial Rando, que compramos on-line en la librería Desnivel.

Mercantour es una zona con muchas posibilidades, poco masificada y más barata que otros macizos alpinos del Norte. Nosotros la elegimos pues nos permitía compaginar el turismo de mar con el de montaña, al tener la Costa Azul a menos de 60 kilómetros.

GR Travessia das Serras da Peneda e do Soajo

24, 25 y 26 de julio de 2016 – Travesía de 3 etapas por el sendero de Gran Recorrido de las Sierras de Peneda y Soajo, en el PN da Peneda-Gerês (Portugal)

Travesía de tres días por el corazón de estas sierras de Peneda y Soajo en el extremo Norte de Portugal, junto a la frontera con la provincia de Ourense y pertenecientes al único Parque Nacional portugués ubicado dentro del continente europeo. Es una travesía de media montaña (la cota máxima es de apenas 1200 metros), que combina senderos y pistas forestales de unos 77 kilómetros de longitud y unos 3200 metros de desnivel positivo.

P1110627

Santuario de Peneda. Final de la primera etapa.

Las etapas que nosotros hicimos son:

Etapa 1: Sistelo – Peneda

Etapa 2: Peneda – Soajo

Etapa 3: Soajo – Sistelo

Para realizar la travesía es fundamental llevar GPS con el track. La travesía está un poco abandonada, poca cartelería, pocas marcas y muchas ya medio borradas… No tiene nada que ver con una travesía española como puede ser el GR-11. En ese aspecto, y a nivel de infraestructura, nuestro vecino Portugal nos lleva muchos años de desventaja.

El otro aspecto a tener en cuenta es la época del año. Nosotros aprovechamos las vacaciones de verano en Portugal para acercarnos a esta travesía, confiando en que el clima atlántico de la zona haría que las temperaturas fueran contenidas, pero nada más lejos de la realidad. El clima, es más similar a zonas como el interior de Ourense o Zamora, mucho más continental de lo previsto y la temperatura se disparaba a los 35 grados con facilidad. Además, el aspecto del monte era agostado, seco… una pena, pues estas sierras en primavera u otoño se ponen preciosas.

A pesar de todo, especialmente del calor, pudimos disfrutar de tres días diferentes, de “aventura por Portugal”.

P1110670

Embalse de Lindoso. Frontera entre España y Portugal.

LOGÍSTICA

Elegimos esta distribución de etapas obligados por los alojamientos o, más bien, por la escasez de los mismos. En Sistelo no encontramos nada, por lo que la noche previa la pasamos en Braga, a unos 70 kilómetros de Sistelo.

Dejamos el coche aparcado en Sistelo los tres días. La primera noche la pasamos en el Hotel Peneda, algo parecido a un parador integrado con el Santuario de Peneda. El lugar es magnífico aunque tenemos que tener en cuenta que el alojamiento tiene un coste alto (75 euros/noche).

La segunda noche la pasamos en Soajo, en las Casas do Cavaleiro Eira, una magnífica casa rural en el centro del pueblo con una relación calidad/precio muy buena (55 euros/noche).

El resto de poblaciones por las que pasamos creo que no tienen casas rurales o al menos no fuimos capaces de encontrarlas por Internet. Esto imposibilitó comenzar la ruta en la entrada del Parque Nacional, Porta Do Mezio, tal y como habíamos planeado en un principio.

P1110549

Santuario de Bom Jesus do Monte, en la cercana ciudad de Braga, de obligada visita si andamos por la zona.

LA RUTA: ETAPA A ETAPA

Lo primero de todo y antes de repasar las etapas con detalle, recalcar que es fundamental llevar GPS con track debido a la escasez de marcas y de cartelería. Nosotros utilizamos este track del magnífico blog Casiaventurilla:

Track

24/07 – Etapa 1: Sistelo – Peneda – 26 km y 1500 m+

Llegamos a Sistelo a las 11 de la mañana. Estamos apenas a 300 msnm y hace un calor importante, 25 grados antes de comenzar a andar. El pueblo está rodeado de vistosos bancales que los lugareños siguen utilizando para el cultivo y que le dan al pueblo un toque singular.

P1110556

Sistelo

La etapa comienza en la parte baja del pueblo, siguiendo las marcas blancas y rojas del GR. Pronto comenzaremos una ascensión que, casi sin tregua, nos elevará hasta los 1200 msnm donde se ubican los páramos de estas sierras.

El ascenso se realiza por un bonito sendero que va zigzaguenado. Atraviesa las pequeñas poblaciones de Padrao y Porta Cova, aldeas muy pequeñitas, colgadas en la ladera y atravesadas por riachuelos. Sus calles, adornadas con parras, son unas muestra del encanto rural de la zona, así como sus gentes, sencillas y campechanas que no dudarán en saludarnos.

P1110569

Vamos ascendiendo. Abajo van quedando las aldeas de Padrao y Porta Cova.

Llegados a la cota 800, atravesamos un bosquecillo de pinar. Pronto, el sendero girará al Sur, dejando a mano izquierda la visible aldea de Aveleira. En la cota 1000, encontraremos una de las “brandas” o brañas para el ganado, con una fuente bien fresquita donde coger agua.

P1110576

Esta parte de la ruta discurre por senderos bien hollados.

Todavía nos quedará un ascenso que ese hace largo por una zona despejada, sin bosque, hasta la parte alta de la sierra, donde los caballos pastando en libertad y el bosque bajo son los protagonistas.

P1110588

Parte alta de la Sierra de Peneda, donde el calor nos azota sin piedad.

El “suplicio” que supone atravesar este páramo de la parte alta de la Sierra termina con el descenso a las aldeas de Bosgalinhas, primero y Sao Bento do Cando después. Este segundo valle es algo más estrecho que el primero donde se encontraba Sistelo. Justo enfrente, se encuentra el barrerón rocoso que separa este segundo valle del de Peneda, tercer valle del día donde acabará la primera etapa.

P1110594

Sao Bento do Cando, con la muralla granítica de la Sierra de Peneda detrás.

En Sao Bento encontramos un bar abierto y aprovechamos para tomar la merienda: unas cervecitas y unas patatas y de postre un helado… ¡qué lujazo!

Tras el aperitivo, descenderemos un por un bonito sendero hasta el fondo del valle. La senda discurre por un frondoso bosque mixto, muy vistoso y fresco.

P1110603

Tras salir de Sao Bento, descendemos por un bonito y frondoso bosque hasta el fondo del valle.

Tras cruzar el arroyo, comienza el segundo ascenso del día, por un sendero algo perdido. Tenemos que cruzar la barrera de granito que separa el valle donde se ubica Sao Bento del valle de Peneda. Son unos 200 metros de desnivel positivo, bastante llevaderos.

La parte alta de esta Sierra de Peneda presenta unos resaltes graníticos, muy similares a los que encontramos en algunas zonas del Sistema Central (Guadarrama, Gredos…).

P1110606

Esta zona de la Sierra recuerda a Gredos o incluso a la Pedriza madrileña debido a la roca granítica.

Tras atravesar la parte alta, casi llana, llegaremos a un pequeño embalse (seco), que nos permitirá conectar con la senda de bajada a Peneda, que nos espera unos 400 metros más abajo.

La senda es espectacular, un zig-zag empedrado que atraviesa un bosque muy sombrío, con el santuario y el pueblo de Peneda a nuestros pies. Algunos escaladores apuran el día realizando las vías que existen en las paredes cercanas al pueblo.

P1110617

Descendiendo a Peneda.

Tras 9 horas de caminata, llegamos a Peneda. Unas fotos en el Santuario y rápido para el hotel. Ducha y cena de las buenas con chuletón incluido y unas buenas cervezas. El hotel está muy bien, el personal del mismo es muy amable y estamos como en casa… Primer día superado.

25/07 – Etapa 2: Peneda – Soajo – 25 km y 500 m+

Tras un buen desayuno, abandonamos con cierta añoranza la habitación del hotel para lanzarnos de nuevo al calor y a la aventura.

Descendemos las largas escaleras del santuario, donde existen diversas paradas del Vía Crucis (muy chulo) y comenzamos a andar por una senda paralela a la carretera que desciende valle abajo.

P1110631

Santuario de Peneda y el hotel donde nos alojamos.

Esta etapa es mucho más suave, se mueve todo el rato por cotas entre los 200 y los 600 msnm, por buenos senderos y pistas, lo malo… es la etapa más calurosa al discurrir en todo momento por el fondo de los valles. Este día superaríamos los 35 grados.

P1110659

Descendiendo al pantano de Lindoso.

Tras alternar tramos de senda, pista e incluso alguno de asfalto, alcanzamos el pequeño pueblo de Tibo, situado en el mismo valle de Peneda, pero 5 kilómetros más abajo. Aquí, el río tuerce hacia el Este y nosotros con él. Descendemos por un bonito sendero hasta la cola del embalse de Lindoso, frontera entre Portugal y la provincia española de Ourense.

Aquí, un sendero discurre por la margen derecha del pantano, sin ganar ni perder altura, entre helechos y fresca vegetación. Es un tramo muy chulo y muy vistoso, con las tranquilas aguas del pantano a nuestra izquierda.

P1110669

Caminando junto al pantano de Lindoso.

Poco a poco nos acercaremos a Várzea. Pueblo donde no hay ningún bar, pero sí podremos parar a rellenar las cantimploras.

A partir de Várzea, tomaremos una pista asfaltada que nos llevará hasta la cabecera del embalse.

P1110675

Pantano de Lindoso con la aldea de Várzea a la izquierda y la Sierra de Peneda al fondo.

En la cabecera del embalse, tomaremos una pista que nos permitirá ascender hasta la aldea de Paradela. En una pequeña tasca del pueblo aprovechamos para tomar unos refrescos. Hace un calor insoportable.

Desde Paradela, descenderemos por senda hasta el pueblo de Cunhas. Es un tramo agradable, por bosque la mayor parte del tiempo, sin embargo, el sendero está muy sucio y cubierto de vegetación.

En Cunhas, tomaremos una senda que sigue descendiendo metros y metros hasta llegar a una especie de selva. Tenemos a nuestra izquierda el río Limia, que forma un espectacular meandro. No llegaremos a bajar hasta él, pero sí hasta un pequeño arroyo que tributa sus aguas al Limia. Este valle, ya por debajo de los 200 msnm es el punto más bajo de toda la travesía.

P1110683

Meandro del río Limia. Al otro lado se sitúa el pueblo de Cidadelhe.

Desde el fondo del barranco tocará subir al pueblo de Soajo, situado unos 200 metros más arriba. Ascenderemos por una senda que atraviesa una espesa vegetación, pero cómoda en todo momento.

P1110696

Hórreos típicos en la entrada de Soajo.

Tras 8 horas de marcha, estamos en el pueblo de Soajo. Una ducha en la casa rural y nos vamos a cenar a uno de los pocos restaurantes del pueblo que está abierto. Cenaremos un buen filete de vaca Cachena, la típica de esta zona. Delicioso. Buena comida a muy buenos precios.

26/07 – Etapa 3: Soajo – Sistelo – 26 km y 1200 m+

La última etapa es quizá la menos agraciada de las tres. Tiene más tramo de pista que las demás y transcurre por zonas menos interesantes a nivel paisajístico.

La primera parte, une Soajo con el pueblo de Vilar de Soente a través de pistas forestales en su mayoría. Desde este pueblo, comienza un ascenso hasta el centro de interpretación de Mezio, entrada del Parque Nacional.

P1110699

Vacas cachenas de largas cornamentas, típicas de la zona.

Desde Mezio, tocará ascender un poco más por bosque hasta alcanzar un collado y descender a los pueblos de Bouças Donas y Bostelinhos, dos aldeas diminutas.

En Bostelinhos comienza un nuevo ascenso que nos llevará al punto más alto de la jornada. Atravesamos amplias zonas despejadas donde pastan los caballos y las vacas por todas partes.

Antes de comenzar el descenso al pueblo de Avelar y junto a un corral de piedra, encontraremos una curiosa lápida en medio del monte.

P1110709

Misteriosa lápida.

El descenso a Avelar es rápido, buen parte por pista. El último tramo es un sendero que se pierde en ocasiones entre la maleza. ¿Hubiera merecido la pena continuar por pista hasta Avelar? Quizá sí…

P1110713

Avelar visto desde Lordelo.

En Avelar comienza un pronunciado descenso hasta el río que separa este pueblo de Lordelo. Es un tramo bonito, pero también duro. Ambas aldeas no disponen de ningún tipo de servicio, tenemos la sensación de estar en una zona alejada de todo…

Ya en Lordelo, ascenderemos otros 100 metros de desnivel más hasta llegar a un collado donde hay un monumento homenaje a la vaca Cachena. Muy curioso.

Desde este collado, ya solamente tocará descender durante 5 kilómetros por un sendero pedregoso hasta el pueblo de Sistelo, cerrando así esta intensa ruta circular.

P1110720

Llegando de nuevo a Sistelo y cerrando la circular.

RECOMENDACIONES

  • No hacer la ruta en verano. Es una zona muy calurosa y muchos arroyos se secan, además que el paisaje pierde bastante.
  • En la zona hay muy pocos servicios. Esto no es Ordesa ni Picos de Europa, el turismo apenas ha llegado. Es una zona muy rural e incluso algo deprimida.
  • En la página del Instituto Forestal portugués desaconsejan realizar la ruta debido al escaso mantenimiento de la misma. Como he dicho antes, el GPS es fundamental.

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

En general, hay muy poca información de la ruta en Internet. En la página del Instituto Forestal portugués, he encontrado este croquis (link) y este folleto (link).

Cambiando de tercio… esta zona, en los últimos años, ha ganado en popularidad gracias a las carreras por montaña. El principal responsable ha sido el corredor portugués Carlos Sá, organizador de la PGTA, carrera por etapas que se celebra en primavera y que recorre el Parque Nacional.

En el año 2016, concretamente en otoño, la zona fue escenario de los mundiales de trail. Os dejo aquí un interesante vídeo promocional con imágenes espectaculares:

Y aquí un vídeo con los mejores momentos de la carrera: