Circular a las Peñas de Herrera desde Talamantes.

La clásica ruta circular a las Peñas de Herrera. Parque Natural del Moncayo.

Al Sur del Moncayo (2.316 m), muy cerca del pueblo de Talamantes y en la divisoria de los valles del río Huecha y del río Isuela, se encuentra el cordal montañoso de la Muela del Morrón (1.730 m) y las Peñas de Herrera (1.592 m).

Pinar en el barranco de Valdetreviño.

Es una zona de escasa vegetación y azotada por el cierzo que queda a la sombra del cordal principal del Moncayo. Sin embargo, sus cumbres abruptas y de marcado carácter hacen de esta zona un lugar muy conocido por montañeros y senderistas que buscan un poco de tranquilidad alejados de la cumbre principal del macizo.

Croquis detallado. Fuente: Wikiloc / IGN.

En la ruta de hoy, le daremos la vuelta a las Peñas de Herrera partiendo del pueblo de Talamantes. Aprovecharemos para recorrer los dos barrancos más interesantes del entorno de este pueblo: el de Valdetreviño y el de Valdeherrera, dos puntos que destacan por su frondosa vegetación y contrastan con el resto de parajes que encontraremos en la excursión. Una ruta circular muy sencilla y que puede considerarse “familiar” si las condiciones meteorológicas acompañan.

Detalles del itinerario

Aparcaremos en Talamantes en un parking habilitado en el inicio de la carretera que va a Alcalá de Moncayo, antes de entrar al pueblo, a mano derecha. Hay espacio para bastantes coches.

Talamantes.

Cruzaremos el pueblo caminando y tomaremos una calle a mano izquierda que baja hacia el río. Hay carteles del sendero S-4 del Parque Natural del Moncayo (sendero de los barrancos de Talamantes) que debemos seguir. Este sendero, coincide en este primer tramo con el GR 90.1, por lo que también veremos marcas de pintura roja y blanca… hay muchas señales en el inicio así que no hay pérdida.

Precioso pinar en el barranco de Valdetreviño.

Este sendero remonta todo el barranco de Valdetreviño hasta alcanzar el collado del Campo (1.288 m). Son algo más de 400 metros de desnivel a superar, siempre caminando por un bonito sendero que atraviesa el pinar que recubre las laderas de este barranco. Es, para mi gusto, uno de los senderos más interesantes de todo el Parque Natural.

Barranco de Valdetreviño.

Cerca de la cota 1000, veremos un desvío a mano izquierda para visitar la Fuente del Boticario, nosotros seguiremos recto, siempre hacia arriba. Poco después de este desvío, cruzaremos el barranco y tomaremos una pista forestal que pronto abandonaremos para seguir por sendero.

Barranco de Valdetreviño.

Ya en la cota 1250, volvemos a toparnos con la pista forestal y el camino se vuelve prácticamente llano. Estamos en el entorno del collado del Campo. Muy pronto llegaremos a este punto, un importante cruce de caminos. A mano izquierda tenemos el pico de La Tonda (1.498 m), redondeado y de formas suaves, al frente, el barranco de Valdeplata y el camino que va a Calcena, pueblo ubicado ya en la “Cara Oculta” del Moncayo. Nosotros, en cambio, tomaremos la pista que sale a mano derecha y que se encamina al collado de las Estacas (1.460 m).

Vistas a las Peñas de Herrera desde la pista.

Esta pista va ganando metros de manera suave. Su punto fuerte son las vistas. A mano derecha, pronto aparecerán las Peñas de Herrera, protagonistas en el día de hoy. A mano izquierda, todo el entorno del barranco de Valdeplata que hemos mencionado antes y un mar de picos al fondo: son las sierras de la Ibérica zaragozana, como la sierra de la Virgen o la sierra de Vicor.

Barranco de Valdeplata y, al fondo, sierras de la Ibérica zaragozana.

Son 4 kilómetros de pista que se pueden hacer un poco largos, especialmente si tenemos el viento de cara, como en el día de hoy. El clima de esta zona es sorprendente. En Zaragoza capital hace un día fantástico y aquí, en cambio, sopla un fuerte cierzo que hace que la sensación térmica sea muy baja.

Alto del Picarrón (1.592 m), la más alta de las Peñas de Herrera, con montañeros en su cima.

Abrigados hasta los dientes, recorremos la pista que va rodeando los riscos más altos de estas Peñas de Herrera. Podemos aprovechar para ascender al más alto de ellos, el Alto del Picarrón. Nuestra intención era subir pero el fuerte viento nos desanima y lo dejamos para otra ocasión…

Muela del Morrón (1.730 m).

Alcanzamos el punto más alto de la pista y comenzamos a descender hacia el collado de las Estacas. No lo llegaremos a alcanzar, pues en la cota 1450 y tras un marcado zig-zag, tomaremos la senda que nace a mano derecha y que nos devolverá al pueblo de Talamantes por el barranco de Valdeherrera.

Rodeando a las Peñas de Herrera por su espalda.

La senda es muy bonita. Iremos pasando por la espalda de las peñas más altas, recorriendo toda la umbría. A mano izquierda, tenemos el profundo barranco de los Moros que ya recorrimos en nuestra ruta a la Muela del Morrón la pasada primavera.

Vistas al Moncayo, con las nubes agarradas a su cima.

El sendero desemboca en un vistoso collado entre la segunda y la tercera peña. Al otro lado, las vistas se abren hacia toda la vertiente de Talamantes con el barranco de Valdeherrera a nuestros pies, por donde minutos después caminaremos.

Comenzando el descenso a Talamantes con las peñas a nuestra espalda.

En el descenso, merece la pena echar un vistazo atrás para contemplar toda la panorámica de las Peñas de Herrera a nuestras espaldas. Sin duda, es una de las vistas más espectaculares del Parque Natural del Moncayo.

Dejando atrás las Peñas de Herrera.

La senda pierde metros de manera suave trazando un zig-zag en la ladera Oeste de las Peñas. Poco a poco, el camino se irá internando en el barranco de Valdeherrera y el paisaje cambiará completamente. Todo el entorno de las Peñas está desprovisto de vegetación y el barranco, en cambio, tiene un frondoso bosque mediterráneo en su lecho.

Último vistazo a las Peñas de Herrera antes de entrar en el barranco de Valdeherrera.

Tenemos por delante unos tres kilómetros de sendero hasta llegar a Talamantes. Es un camino cómodo, con algún tramo más empinado, pero bastante llevadero y que trascurre junto al barranco. Es una senda muy conocida y popular, por lo que lo habitual es que nos crucemos aquí con muchos senderistas.

Barranco de Valdeherrera.

En su parte final, el camino conecta con una pista que nos devolverá a Talamantes. Ya en el pueblo, merece la pena darse un paseo por sus callejuelas, empinadas y reviradas. Un claro ejemplo de pueblo serrano con mucho encanto y que merece la pena conocer.

Barranco de Valdeherrera.

Cerramos así esta sencilla circular con la que hemos pasado una mañana muy entretenida por un pueblo, Talamantes, que hacía años que no visitábamos. Este confinamiento provincial está dando mucho de sí y estamos volviendo a conocer muchos rincones de la provincia que teníamos olvidados. No hay mal que por bien no venga, o eso dicen…

Datos técnicos

Distancia: 15 km

Desnivel positivo acumulado: 660 m+

Tiempo neto: 4 horas

Fecha de realización: 13/12/2020

Cartografía: Parque del Moncayo. Editorial Pirineo. Escala 1:40.000

Track Wikiloc

Otras rutas en el entorno del Moncayo

Circular al Moncayo desde Agramonte

Muela del Morrón y Barranco del Horcajuelo

Síguenos en redes sociales

Wikiloc

Facebook

Twitter

Instagram

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: