Entradas de Península Blog

https://peninsulablog.com

Muro de Roda (1.019 m). La Fueva.

Ascensión a la fortaleza de Muro de Roda desde El Humo de Muro.

El valle de la Fueva se encuentra al Este del embalse de Mediano y al Sur del macizo de Cotiella y de la Sierra Ferrera. Es una zona amplia y de relieves suaves, salpicada de pequeños pueblos, algunos de ellos ya deshabitados. Las montañas apenas superan los 1.000 metros de altura y el clima tiene matices mediterráneos, estamos, por tanto, en una zona que podríamos considerar prepirineo.

IMG_5153

Cueva de los Novios. En el Cerro Guatarán.

A pesar de que no existan grandes montañas en el valle, es una zona perfecta para la práctica del senderismo. En la última década, el colectivo Zona Zero BTT de Aínsa ha limpiado los senderos tradicionales que comunicaban estas aldeas en el pasado, creando así una extensa e interesante red de caminos señalizados.

Captura

Croquis detallado. Fuente: IGN / Wikiloc.

Nosotros hemos aprovechado dicha red de senderos para trazar una ruta original y muy bonita en el sector Sur de la Fueva. Ascenderemos al castillo-fortaleza de Muro de Roda (1.019 m) desde El Humo de Muro, y lo haremos por el Cerro Guatarán y el despoblado de Ministirio. Introduciremos, además, algunas variaciones en el descenso para hacer la ruta más variada e interesante…

Detalles del itinerario

Llegamos a El Humo de Muro, pueblecito situado al Sur de Muro de Roda y al Sur también de Tierrantona, la capital del valle. Una densa niebla lo cubre todo desde Aínsa, aunque parece que despejará pronto…

Aparcamos en la entrada del pueblo. Para tomar el camino de subida por el Cerro Guatarán, bajaremos a la parte baja de la aldea, donde se encuentra un gran restaurante. Tras cruzar una verja, seguiremos unos metros por pista hasta dar con un desvío bien señalizado a mano derecha.

IMG_5127

Cruzamos el Barranco de Ministirio. Poco a poco iremos saliendo de la niebla.

Esta senda está bien balizada y perfectamente hollada. Iremos ganando metros poco a poco y cruzaremos el Barranco de Ministirio que baja del despoblado por donde pasaremos más tarde.

IMG_5135

Tras salir de la niebla aparece ante nosotros el Cerro Guatarán.

Conforme ganamos altura, la niebla va desapareciendo. Las vistas se abren hacia el pantano de Mediano y al Sur hacia el Tozal de Palo (1.173 metros). También se abren las vistas al Norte y vemos las paredes del Cerro Guatarán por donde discurre nuestra ruta. Nos sorprende lo agreste del paisaje pues pensábamos que la montaña no iba a ser más que una loma…

IMG_5140

Tozal de Monclús y embalse de Mediano, todavía entre tinieblas.

Nos vamos acercando a las paredes del Cerro Guatarán y la senda comienza a serpentear para ganar metros de forma cómoda a la montaña.

IMG_5146

Subiendo al collado Guatarán.

Poco antes de alcanzar el llamado Collado Guatarán (904 m), veremos a mano izquierda un desvío a la Cueva de los Novios. Como está muy cerca del camino nos acercamos a visitarla. Es un amplio abrigo natural donde habitualmente se guardaba el ganado. Las vistas desde esta cueva son impresionantes, merece la pena desviarse para visitarla.

IMG_5153

Cueva de los Novios.

Volvemos al sendero y coronamos el collado. Arriba, la montaña es alomada y de formas suaves, nada que ver con la vertiente por la que hemos ascendido. Las vistas se abren ahora al Norte y vemos Aínsa y el enorme embalse de Mediano, también el macizo de Monte Perdido, Peña Montañesa

IMG_5157

Vistas al norte desde el collado Guatarán.

Seguiremos subiendo hasta alcanzar un mirador que han equipado con un banco para sentarse. Al Sur tenemos el río Usía que traza una gran brecha entre nuestra montaña y el Tozal de Palo. La panorámica es preciosa, un atardecer aquí tiene que ser la leche.

IMG_5160

En el mirador del Cerro Guatarán.

Tras una breve parada, seguimos nuestro camino. Ahora toca descender hasta el despoblado de Ministirio por un camino muy bonito que atraviesa los bosques que rodean a este diminuto pueblo. Después de cruzar el barranco de Ministirio por un puentecillo hecho con una losa, llegamos a este antiguo caserón, en estado de ruina.

IMG_5168

Bajando a Ministirio.

Visitamos la casa más grande (casa Gabal) y curioseamos un poco. Pronto volvemos al camino. Ahora tomaremos una senda que avanza paralela a la pista que sube desde El Humo. Pasaremos junto a una vieja fuente y enseguida conectaremos con la pista de nuevo. Andamos unos metros por ella hasta ver un nuevo desvío a mano izquierda: una nueva senda que sube a la ermita de San Cristóbal y a Muro de Roda.

IMG_5173

Ruinas en Ministirio.

La senda se aúpa al lomo de la montaña donde se ubican la mencionada ermita y el castillo de Muro de Roda. El ascenso es muy bonito, siempre a través de bosque. Veremos un desvío a mano derecha que se dirige al pueblo de Fumanal y que podría servir para trazar una ruta circular, pero lo obviamos y seguimos recto.

IMG_5176

Camino a la ermita de San Cristóbal y a Muro de Roda.

Alcanzamos la ermita de San Cristóbal en una cota intermedia, que se mantiene en un estado aceptable. Seguiremos por el lomo de la montaña, el castillo de Muro de Roda aparece ante nosotros. La visión de la fortaleza con la Peña Montañesa detrás es impresionante…

IMG_5185

Muro de Roda con la Peña Montañesa detrás.

Poco antes de llegar a la fortaleza, hay un colladito con varios desvíos. A la ida tomamos el camino de la izquierda y volvimos por el de la derecha. El camino de la izquierda se dirige al castillo por debajo de la muralla y nos deja en la torre de la misma iglesia. El camino de la derecha va al castillo también y nos deja en las puertas de la muralla.

IMG_5187

Rodeando el promontorio de roca donde se asienta el castillo.

Ya en el castillo, entramos al recinto amurallado, visitamos la iglesia de La Asunción y alcanzamos el punto más alto del recinto, coronado por un vértice geodésico. Estamos a 1.019 metros de altura según el mapa. Junto al vértice hay una mesas a modo de merendero que usamos para recuperar fuerzas.

IMG_5193

Muro de Roda.

Las vistas son magníficas en un día despejado como el de hoy. Desde las cimas del Valle de Tena hasta el Turbón, este mirador domina las cumbres de casi todo el Pirineo Aragonés.

IMG_5199

Valle de la Fueva, con el Turbón (2.492 m) al fondo.

Estamos en la cima cerca de media hora hasta quedarnos congelados. Es hora de ponerse en marcha y bajar al pueblo. Volveremos al colladito junto al castillo y ahora bajaremos a Ministirio por un camino diferente, más directo, llamado camino de la Balsa.

IMG_5202

Bajando a Ministirio.

Este nuevo sendero desciende por un bosque muy bonito, es un camino magnífico. Entre viejos muros de piedra seca alcanzaremos el núcleo de Ministirio. Sin detenernos mucho seguiremos de camino a El Humo, pero haremos una segunda modificación, en lugar de volver por el Cerro Guatarán y su mirador, lo haremos por la Faja Guatarán.

IMG_5207

Ministirio.

Este camino parte de las afueras de Ministirio y nos permite ahorrarnos unos metros de desnivel. Es una sendita que atraviesa los cortados de la cara Sur del Cerro Guatarán. Ha sido desbrozada recientemente y se puede andar por ella perfectamente. Tampoco hay riesgos, pues el camino es ancho y no pasa junto a los precipicios, no hay exposición.

IMG_5209

Aproximándonos a la Faja Guatarán.

Por este original camino pasaremos bajo el Cerro Guatarán y conectaremos con el sendero de subida unos metros por debajo del collado Guatarán.

IMG_5214

Faja Guatarán.

Ya en el sendero de subida, solamente tendremos que deshacer el camino andado. Desde este punto tenemos 2,5 kilómetros hasta El Humo de Muro.

Poco a poco iremos descendiendo, disfrutando del camino y de las luces del atardecer. Alcanzamos el pueblo a las 16:30 horas sin ningún problema.

Ruta que nos ha sorprendido y nos ha dejado un sabor de boca inmejorable. Hemos descubierto nuevos senderos y nuevas opciones, muy interesante… Estos senderos de Zona Zero son una joya, volveremos pronto por la Fueva, seguro.

Datos técnicos

Distancia: 13,5 km

Desnivel positivo acumulado: 700 m+

Tiempo neto: 4 horas y 30 minutos

Cartografía: Visor IGN

Track Wikiloc

Algunos links interesantes

El castillo-fortaleza de Muro de Roda es el gran protagonista de la ruta de hoy. Su historia está ligada a las reconquistas cristianas del siglo XI y a los orígenes del Reino de Aragón. Este interesante artículo de la web romanicoaragones.com aporta mucha información sobre este precioso conjunto.

Seguimos en la Fueva para hablar ahora de una tradición muy especial: el carnaval. Es un carnaval itinerante que recorre muchos de los pueblos del valle. En cada pueblo se come, se bebe y se baila. Una fiesta muy entretenida y con mucho encanto, aunque menos conocida que otros carnavales de la zona, como el de Bielsa.

Y acabamos con una mención al Trail del Valle de la Fueva, una carrera por montaña muy bonita y divertida que se celebra a comienzos de abril. La corrí en el año 2017 y volví muy contento. Os la recomiendo.

Síguenos en redes sociales

Wikiloc

Facebook

Twitter

Instagram

Calma Alta (1.581 m), Peña Gratal (1.567 m) y Pico Peiró (1.579 m). Arguis.

Circular clásica en el entorno del embalse de Arguis

Arguis, su embalse y todo el circo de montañas que rodean al pueblo, conforman un entorno de media montaña perfecto para salir a caminar o a entrenar para todos aquellos que somos de Zaragoza o Huesca.

IMG_4559

Situado en la cara Norte de la Sierra de Gratal, la primera barrera montañosa que encontramos a la izquierda de la autovía cuando vamos de Huesca a Sabiñánigo, Arguis tiene casi de todo: picos atractivos, desnivel, bosques y sendas donde perderse. Poder disfrutar de todo esto a menos de una hora de coche de Zaragoza es un lujo.

croquis

Croquis detallado. Fuente: IGN / Wikiloc.

En la ruta de hoy ascenderemos a cinco picos diferentes, partiendo de la presa de Arguis. A saber:

  • Calma Alta (1.581 m)
  • Calma Baja o Pico de San Julián (1.528 m)
  • Pico Gratal o Vértice Gratal (1.543 m)
  • Peña Gratal (1.567 m)
  • Pico Peiró (1.579 m)

El recorrido alterna tramos muy cómodos con otros duros o muy duros, como la ascensión final al Peiró, todo ello en un entorno bonito que se pone más bonito todavía en otoño.

Detalles del recorrido

La ruta comienza en la misma presa del pantano de Arguis. Podemos aparcar junto a la antigua hospedería (ahora cerrada) y bajar caminando a la presa, son 100 metros de distancia. Con las obras de la nueva autovía, el acceso a la presa se ha estrechado y ahora hay menos espacio para dejar allí los coches.

IMG_4498

El embalse casi vacío por los rigores del verano y de un caluroso septiembre.

Nada más pasar la presa, comienza el ancho sendero que va bordeando toda la cara Norte de la Sierra de Gratal. Lo tomamos. Seguiremos por él unos 2 kilómetros en suave ascenso hasta toparnos con un desvío a mano izquierda que se interna en el barranco de San Antón.

IMG_4501

Ancho camino junto al pantano de Arguis.

Cogemos esta senda, más estrecha y agreste, que va avanzando y ganando metros entre las escarpadas paredes del barranco. La senda es empinada pero muy bonita y atraviesa un bosque que ahora en otoño tiene unos colores muy vivos.

IMG_4508

Dentro del barranco de San Antón.

En algunos momentos, la senda se cruza con la monótona pista forestal que también sube al collado de las Calmas (1.501 m), pero siempre la evita y vuelve a internarse en el bosque.

IMG_4510

Arguis desde la senda del barranco de San Antón.

Tras un duro esfuerzo, alcanzamos el collado de las Calmas, que separa la Calma Alta del Pico San Julián o Calma Baja. Desde él, tomaremos una pequeña senda que nace a mano izquierda y que nos permite hacer cima en la Calma Alta.

IMG_4514

Colorido otoñal en el ascenso al collado.

El senderillo avanza entre el erizón y el boj y con una fuerte pendiente llega al punto más alto de este bonito pico, coronado por un gran mojón cimero.

IMG_4518

Cima de la Calma Alta.

Las vistas desde arriba son muy buenas… pero el día está bastante cubierto y hace mucho frío por lo que no nos detenemos mucho y volvemos rápido al collado. Tomaremos ahora el camino que parte en dirección contraria a la Calma Alta y que nos llevará al entorno de Peña Gratal.

IMG_4523

Desde el entorno de la Calma Baja. Al fondo asoma la Peña Gratal.

El camino es muy claro y está bien hollado. Pronto alcanzamos la cima de la Calma Baja, sin apenas interés, con un pequeño mojón que marca el punto más alto. Desde aquí seguiremos por un camino bastante despejado, rodeado de erizón y monte bajo.

IMG_4525

Por el cómodo camino que nos lleva a Gratal.

Desde nuestro camino, se observa al fondo a la izquierda la inmensa mole de Peña Gratal, icono de la Hoya de Huesca y montaña muy conocida y visitada por los oscenses.

El camino asciende de forma leve hasta alcanzar el vértice geodésico del pico Gratal (no confundir con la Peña Gratal), pico que si no fuera por el vértice no tendría nombre. Es apenas una loma.

IMG_4526

Vértice del Gratal y Peña Gratal al fondo.

Desde este vértice, bajaremos por una vieja pista en mal estado hasta una especie de collado, donde conectaremos con el camino “normal” a la Peña Gratal.

Por este collado pasa un gasoducto y hay un camino muy ancho y bien definido que nos conduce hacia la Peña Gratal.

IMG_4540

Peña Gratal desde el gasoducto.

Bajaremos hasta una planicie que hay al Norte de Peña Gratal conocida como collado de los Pinos (1.364 m), para después comenzar el ascenso final a esta montaña. La primera parte se hace por un camino ancho, en buen estado, pero después el camino se convierte en una senda estrecha y revirada que avanza entre las empinadas pedreras que hay en las laderas finales de Peña Gratal.

IMG_4532

Solos en la famosa cima de la Peña Gratal.

Tras un fuerte esfuerzo, alcanzamos la cima de la Peña Gratal. Aquí arriba encontramos una cruz y un buzón cimero. El intenso frío no nos deja estar mucho en la cima y bajamos para la planicie de nuevo, para seguir hasta el collado donde se ubica el gasoducto.

Una vez allí, tomamos una pista que avanza decidida en dirección Oeste. Seguiremos por ella, en leve descenso, hasta encontrar una pista en peor estado que parte a la derecha para coronar el collado de Sarramiana (1.497 m). Este camino está balizado como Camino Natural de la Hoya de Huesca.

IMG_4543

En el collado de Sarramiana. Al fondo destaca nuestro siguiente objetivo: el pico Peiró.

Pasaremos por dicho collado y comenzaremos un descenso muy bonito por el hayedo del monte Peiró. El camino es precioso pero está afeado por un conjunto de escalones y pasamanos totalmente innecesarios instalados por el Camino Natural de la Hoya de Huesca. Una actuación muy polémica y que, bajo mi punto de vista, no es más que una obra absurda pues el camino no tiene ninguna dificultad.

IMG_4562

Hayedo Peiró. En uno de los pocos tramos libres de quincalla.

Llegamos a un cruce de caminos situado en el hayedo. A la izquierda, podremos subir al monte Peiró, a la derecha, tenemos la bajada al embalse de Arguis, por donde descenderemos.

IMG_4559

Hayedo Peiró desde el camino de subida al collado Peiró.

Tomamos el camino de la izquierda. Salimos del hayedo y nos aproximamos al collado Peiró (1.490 m). La subida es dura, por terreno abierto, solamente vestido por monte bajo. Las vistas al hayedo por donde acabamos de pasar y a la cuenca donde se ubica el embalse de Arguis son extraordinarias.

IMG_4557

Vistas a la cuenca del embalse desde el tramo final.

El último tramo hacia la cima del Peiró consiste en una empinada ladera. Al final, tendremos que auparnos al crestón rocoso que conforma la parte alta de la montaña. Un mojón indica el punto más alto.

IMG_4551

En la cima, mirando hacia Rasal.

Las vistas se abren ahora hacia el valle de la Garona, donde están las poblaciones de Rasal y de Bentué de Rasal, algunos de los pueblos más aislados y tranquilos del prepirineo.

Tras disfrutar un rato de las vistas y hacer algunas fotos, volvemos para abajo al cruce de caminos que comentaba antes. Ahora, tomaremos el camino que desciende hacia el pantano.

La bajada es muy bonita, con un primer tramo por hayedo y un segundo tramo con una bajada muy directa a través de pinar. Esta bajada nos deja en una pista forestal que va rodeando al embalse.

IMG_4567

Echando la vista atrás hacia el Peiró.

Seguiremos por la pista forestal unos 2 kilómetros. Cuando la pista tuerce para comenzar el ascenso a las Calmas, nosotros seguiremos recto por un camino ancho y bien definido. Son 3 kilómetros de camino en leve descenso.

Tras el primer kilómetro por este camino, veremos el desvío por el barranco de San Antón que hemos tomado al comienzo de la ruta. Desde aquí hasta la presa, el camino ya es bien conocido.

Datos técnicos

Distancia: 22,5 km

Desnivel positivo acumulado: 1.200 m+

Tiempo neto: 3 horas (entrenamiento de carrera por montaña)

Fecha de realización: 19/10/2019

Cartografía: Visor IGN

Track Wikiloc

Otras rutas en la zona

Pico Presín. Circular desde Caldearenas.

Pico del Águila desde el embalse de Arguis.

Síguenos en redes sociales

Wikiloc

Facebook

Twitter

Instagram

Circular a los Mallos de Riglos

Circular por la Central de Carcavilla y el camino del Solano

Esta ruta circular es, bajo mi punto de vista, la más completa que puede hacerse en el entorno de los Mallos de Riglos pues los recorre de extremo a extremo, de Oeste a Este. La excursión puede dividirse en tres partes:

  • El primer tramo discurre paralelo al río Gallego, que se encañona cuando pasa entre los Mallos de Riglos y Peña Rueba. Las vistas a este segundo macizo son muy buenas en esta primera parte.
  • El segundo tramo es el más aéreo y recorre el Circo de los Mallos, con unas vistas excelentes de los Mallos Pisón y Firé. Es también la zona más concurrida.
  • El tercer tramo es el camino del Solano que une Riglos con el collado de Santo Román, es decir, con el sector más oriental de los Mallos, donde encontramos las paredes de Os Fils y los Buitres.
IMG_5070

Recorriendo el Circo de los Mallos: derecha Firé, izquierda Pisón.

Hay que destacar la belleza del recorrido. Las vistas son espectaculares en todo momento, así como las sendas: estrechas, reviradas, boscosas, aéreas… hay de todo un poco, y todas ellas muy interesantes. Apenas llegamos a pisar pistas forestales, unos pocos cientos de metros en el tramo final de la ruta.

Captura

Croquis detallado. Fuente: Wikiloc / IGN.

El recorrido está bien balizado y las sendas en perfecto estado. No hay pérdida. Es una ruta para disfrutar con los cinco sentidos. Comenzamos…

Detalles del recorrido

La ruta empieza en el mismo pueblo de Riglos. En la entrada, junto al refugio, hay un parking donde podemos dejar el coche. Si es fin de semana puede ser que esté lleno y tengamos que dejarlo en la carretera de entrada, en los laterales.

IMG_5007

Riglos, desde el mirador que hay en la carretera.

Saldremos del pueblo por el sendero PR-HU 98 con dirección a la Central de Carcavilla. El primer tramo desciende hacia el cauce del río Gállego por un sendero ancho y cómodo. El paisaje es muy bonito, con el macizo de Peña Rueba o Ruaba (1.176 m) al otro lado del río. Sí que es cierto que es una zona muy humanizada, con tendidos eléctricos, la carretera y la vía del tren a escasos metros, pero tiene mucho encanto.

IMG_5008

Peña Rueba al otro lado del río Gállego.

El sendero es un poco rompepiernas, con continuas subidas y bajadas. A los 2 kilómetros alcanzaremos un pequeño collado. Desde él, las vistas se abren al valle del Gállego y al fondo aparece el edificio blanco de la central hidroeléctrica de Carcavilla, punto al que nos dirigimos.

El camino ahora desciende a las vías del tren, las cuales tendremos que cruzar. Es la vía del Canfranero, que no tiene mucho tráfico, por lo que tampoco hay mucho peligro… Por senda, sin apenas ganar o perder altura, acabaremos llegando a los edificios de la central.

IMG_5019

Llegando a la Central de Carcavilla.

La central fue construida a comienzos del siglo XX y llegó a tener más de 60 habitantes en los años 30 del pasado siglo entre trabajadores y familias. Hoy la central sigue en funcionamiento aunque algunos edificios están bastante deteriorados.

En este punto, abandonamos el sendero balizado por el que veníamos y tomamos una sendita que nace junto a la enorme tubería de la central. Pasaremos bajo las vías del tren y giraremos levemente a la derecha para conectar con la senda que interna en el barranco de Carcavilla.

IMG_5026

Entrada al barranco de Carcavilla, con los dos tramos de cadenas.

La entrada a este barranco es angosta. Existe una zona de roca donde han instalado dos tramos de cadena. No son muy necesarias, pero pueden venir bien si la roca está mojada.

Superado este punto, el barranco se abre y la senda se vuelve más ancha y clara. Iremos girando poco a poco a mano derecha para remontar el barranco bien definido que baja de la “espalda” de los Mallos de Riglos.

IMG_5040

Remontando el barranco de Carcavilla.

La senda es una gozada, fresca, umbría y bien definida. Atraviesa un bosque de encinas y boj muy bien conservado. Es un camino precioso y poco conocido que descubrí gracias a la carrera de montaña Trail Mallos de Riglos de este año.

Sobre la cota 900, el sendero conecta con una pista forestal que sube desde la Foz de Escalete. No debemos tomarla, ya que junto a la pista nace un nuevo sendero balizado con marcas blancas y amarillas. Es el PR-HU 98 de nuevo, que tras visitar el embalse de la Peña vuelve a Riglos por la zona alta de los Mallos. Lo tomaremos.

IMG_5048

Vistas a Peña Oroel y a los Pirineos.

El sendero sigue subiendo para alcanzar la parte alta del macizo de los Mallos de Riglos. Hay tramos de pinar y otros más abiertos que permiten echar un vistazo al Norte. Los Pirineos están bastante cubiertos (ha estado lloviendo por la noche), pero pueden verse algunas cumbres de Tendeñera y de Ordesa bien nevadas.

IMG_5045

Remontando metros para alcanzar la parte alta del macizo de los Mallos.

Pasada la cota 1000, llegamos a un cruce de caminos. Tomaremos el sendero de la derecha que se dirige al Circo de los Mallos. Pronto comenzamos a perder metros de forma muy acusada. Al frente, tendremos de nuevo el macizo de Peña Rueba con unas vistas privilegiadas.

IMG_5051

El macizo de Peña Rueba, ahora desde la parte alta del macizo de los Mallos.

El camino va girando a la izquierda, pegado a las paredes, para alcanzar un colladete situado a la espalda del Mallo Firé. El camino es aéreo, pero también es ancho y bien marcado y en ningún momento hay sensación de peligro.

IMG_5057

Al fondo asoma la punta del Mallo Firé. El camino busca un collado que hay a su espalda.

Alcanzado el collado, las vistas se abren hacia el Circo de los Mallos. Los mallos Pisón y Firé dejan abierta una ventana desde la cual se ve toda la vega del río Gállego. Es una vista espectacular… una pena que el sol esté tan alto, algunas fotos quedaron un poco deslucidas.

IMG_5068

Mallos Pisón y Firé.

La senda remonta metros de forma continuada. Pronto los mallos van quedando abajo y alcanzamos de nuevo la cota 1000 donde encontramos un altiplano conocido como Campo Roseta. En ese punto está situado el refugio libre de Roseta, una pequeña cabaña de pastores.

IMG_5074

Refugio Roseta.

Tras alcanzar este altiplano, volvemos a descender. Ahora la senda se aproxima a la espalda del Mallo Colorado y del Mallo del Agua. De nuevo, tenemos ante nosotros una vista espectacular y entre los dos mallos las vistas se abren hacia el pueblo de Riglos.

IMG_5080

Riglos entre el Mallo Colorado y el Mallo del Agua.

Seguiremos por el sendero hasta llegar a un nuevo cruce. A la derecha, la senda baja a Riglos, y a la izquierda tenemos el inicio del camino del Solano que nos conducirá al collado de Santo Román.

IMG_5090

Laderas por las que discurre el camino del Solano.

El camino tiene unos 3 kilómetros de largo y recorre toda la ladera Sur del macizo sobre la cota 1050. El sendero tiene unas vistas muy interesantes de las paredes de Os Fils y el mirador de los Buitres, así como del Castillo de Marcuello.

IMG_5097

Foto a contraluz del Castillo de Marcuello.

El camino del Solano es un auténtico rompepiernas. Apenas tiene tramos llanos. Tendremos que guardar fuerzas para este tramo… y agua, pues es una zona bastante calurosa y el camino está muy expuesto al sol. Por fortuna, su último tramo es bastante cómodo y permite llegar rápido al Collado de Santo Román (974 m).

En este collado, conectamos con el sendero GR-1 (balizado de blanco y rojo) que nos permite volver de forma cómoda a Riglos. El descenso se hace por un sendero encajonado que atraviesa el barranco de la Mota. A mano izquierda tendremos las oscuras y angostas paredes de los Mallos de Os Fils.

IMG_5103

Paredes de Os Fils desde el GR-1.

La senda desciende de forma rápida. Tras pasar la zona más angosta del barranco, las vistas se abren hacia el Sur. Enfrente tenemos el conocido como Paredón de los Buitres y algo más alejados otros peñascos muy vistosos como la Aguja Roja.

IMG_5107

Paredón de los Buitres.

El camino se va ensanchando de forma progresiva hasta convertirse en una pista casi llana. Son los kilómetros más cómodos del día y no se hacen aburridos gracias a las vistas de las que gozamos.

IMG_5114

Aguja Roja, Mallo Cored… de camino a Riglos.

Merece la pena echar la vista atrás para observar las paredes de Os Fils y el barranco de la Mota por donde hemos descendido. En esas paredes, está la conocida vía ferrata del Culibillo d’Os Fils, una de las más populares del prepirineo.

IMG_5118

Barranco de la Mota, por donde desciende el GR-1.

Sin sobresaltos, alcanzaremos el pueblo de Riglos que nos recibe con una fuente muy fresca en la primera de sus calles. Aprovecharemos para refrescarnos y también para echar alguna foto por el pueblo… Riglos es un lugar fantástico, escales o no escales, uno de esos sitios de Aragón de visita obligada.

IMG_5124

Iglesia de Riglos con el Mallo Pisón de fondo.

Datos técnicos

Distancia: 17 km

Desnivel positivo acumulado: 1000 m+

Tiempo neto: 2 horas y 35 minutos (entrenamiento de carrera por montaña)

Fecha de realización: 23/12/2019

Cartografía: Reino de los Mallos. Editorial Prames. Escala: 1:25.000

Track Wikiloc

Algunos links interesantes

Si buscamos pasar unos días por el Reino de los Mallos, podemos echar un vistazo a su web y así planificar el viaje de forma meticulosa.

De entre todas las sugerencias de la web (Agüero, Loarre, embalse de la Peña…), destacaría una que no es muy conocida y que me pareció espectacular: la ruta a Foz de Salinas y a la Osqueta, pudiendo visitar el pueblo abandonado de Salinas Viejo y la cascada de la Rata.

22123_23

Salinas Viejo.

Carrera por montaña Sierra de Chiva 61K

Sierra de Chiva – Distancia Master: 61 km y 3.000 m+

La Sierra de Chiva es una carrera por montaña con mucha tradición en la Comunidad Valenciana. Con tres distancias (61 km, 35 km y 14 km) y 10 ediciones a sus espaldas, es una carrera muy popular y que recibe muy buenas críticas por parte de los corredores.

77293402_2282911038479840_4184746782938365952_n

Cartel de esta edición. Fuente: Facebook organización

La carrera discurre, como es obvio, por la sierra de Chiva. Un macizo montañoso situado apenas a 20 kilómetros en línea recta de Valencia capital, en el interior de la provincia. Es una zona de media montaña con paisajes de marcado carácter mediterráneo, barrancos calcáreos y cumbres de más de 1.000 metros de altura. Un terreno rompepiernas muy divertido para correr.

MASTER-COMPLETO_Mesa-de-trabajo-1@4x

Perfil. Fuente: Web de la organización

La distancia Master es la prueba reina con 61 km y 3.000 metros de desnivel positivo. Discurre de manera íntegra por el GR 233 (sendero de la Sierra de Chiva) y es una gran circular con salida y llegada en la localidad de Chiva. A grandes rasgos, la carrera se compone de siete tachuelas entre los 200 y los 500 metros de desnivel positivo y la mayor parte del recorrido transcurre por sendas bastante rápidas en las que se puede correr.

Crónica y detalles del recorrido

A las 7 de la mañana, la carrera da comienzo en el centro de Chiva, junto a la iglesia. Es noche cerrada y los frontales son muy necesarios… lo serán los primeros 45 minutos de carrera. Hay que destacar que la prueba no obliga a los corredores a llevar ningún tipo de material obligatorio, pero merece la pena echar el frontal a la mochila, algunos corredores no lo llevaban y lo pasaron mal en estos primeros kilómetros.

Los primeros metros pasan rápido por las calles de Chiva y pronto nos metemos en una pista muy rápida que va rodeando las estribaciones de la sierra. La pista se convierte enseguida en senda y el barro hace acto de presencia. La última gota fría, días atrás, ha dejado algunas partes del recorrido muy resbaladizas y en estos primeros momentos hay que tener un poco de cuidado. Horas más tarde, el recorrido estaba mucho mejor gracias al día soleado que tuvimos.

78428199_2292444414193169_2451273857441464320_o

Primeros kilómetros. Foto: Last Race Studio

En el km. 4 comienza la primera subida del día, la primera tachuela, muy suave. Subiremos unos 300 m+ por senda a una amplia loma conocida como Alto de la Sardinica (632 m). Vamos rápido, muy rápido y coronamos el primer collado que da paso a la primera bajada, también muy rápida, por pista a una zona de corrales conocida como Rincón de Cucala.

80006510_2406485272790687_1557593684013219840_o

Noche cerrada. Frontal más que recomendable. Foto: Facebook organización

Pasamos junto al primer avituallamiento, en el km. 10. Mi reloj marca tan solo 1 hora de carrera. Voy rápido pero tendré por delante a unos 40 corredores… Llevo al lado, a unos metros, a la gran corredora Silvia Trigueros, así que intento no perderla de vista pues es una referencia muy buena…

El siguiente tramo es algo más técnico. Enseguida abandonamos la pista y nos internamos en una senda muy bonita, que sube decidida a través de un pinar. Es la segunda tachuela del día, la subida al Alto de los Tramusales (717 m).

La subida es muy llevadera. Una vez arriba, la parte alta de esta loma es muy llana y se puede correr bien. Pronto llega la segunda bajada importante de la carrera, por senda algo más pedregosa y técnica, a la Fuente de la Umbría. Aquí se encuentra el segundo avituallamiento y el primer punto de control, donde “pico” en el puesto 34º.

Sin apenas parar, continuamos a un ritmo frenético. La subida a la tercera tachuela es cortita, apenas son 250 m+, pero es más empinada que las anteriores. Cruzaremos el barranco Ballesteros y subiremos a un cordal (cota 800) por la conocida como senda Bojet. La senda es muy bonita aunque su inclinación nos hará sudar la gota gorda.

22770487_1324743680964857_2172891801433777544_o

Barranco Grande. Foto: Facebook organización

Tras coronar el collado, toca la tercera bajada de la carrera. Una bajada preciosa de 350 metros de desnivel negativo hasta alcanzar el Barranco Grande, el principal de la sierra que traza una enorme hendidura al Sur del pico Hierbas (1.022 m). La bajada se hace por una senda estrecha y umbría con algún tramo de barranco espectacular y con unas vistas muy buenas al cordal más importante de la sierra.

Llegamos a la parte baja del Barranco Grande y nos topamos con el Pino Mojete, un enorme ejemplar de pino centenario. Estamos en el km. 21 y entramos en un tramo de leve subida, bastante cómodo, en el que atravesaremos una zona de fincas.

Una bajada corta bastante directa nos dejará en el cauce del Barranco Grande. El tramo es muy corto pero bastante incómodo por la cantidad de roca y piedra suelta, se hace difícil correr. Afortunadamente, dejamos pronto el cauce del barranco para salir a una pista y llegar al tercer avituallamiento. Estamos en el km. 24.

cueva_charnera_2

Subida a la Cueva Charnera. Foto: Facebook organización

Nuevamente, “repostamos” a toda prisa y volvemos al sendero. Nos internamos ahora en el Barranco de la Parra, tributario del Barranco Grande y otro de los barrancos importantes de la sierra. La zona es muy bonita, el barranco es angosto y escarpado y la senda muy bonita. Pronto el terreno empieza a picar para arriba. Estamos ante la cuarta tachuela del día, la más dura. Subiremos hasta la cota 950 (Loma del Cuco), pasando por la Cueva Charnera.

La senda es empinada, muy empinada. En apenas 500 metros de distancia subiremos 250 metros de desnivel positivo. La enorme cueva nos sirve de referencia en la subida. El entorno es agreste, sin duda, uno de los rincones más espectaculares de la sierra.

Llegamos a la zona superior, conocida como Cintos de Charnera. Una senda llana y muy bonita nos dejará en la parte superior de la loma donde conectamos con una pista. Por fin, un par de kilómetros rápidos y llanos donde apretar un poco, hasta ahora casi todo ha sido senda… La carrera es rápida sí, pero casi siempre discurre por sendero.

Tras este pequeño respiro, volvemos a contactar con una senda, cómoda al principio pero que pronto se convierte en un descenso bastante directo al Barranco Grande. El barro hace acto de presencia de nuevo y en algunas zonas hay que andar con un poco de cuidado… Esta senda nos deja en la Fuente Alóndiga (km. 32), donde encontramos el cuatro avituallamiento. Momento de comer algo más contundente y parar un poco.

75539962_2374410092664872_1980565877254258688_o

Senda Alóndiga. Foto: Facebook organización

Toca ahora ascender la quinta tachuela de la carrera, unos 350 m+ a la cima del pico Hierbas (1.022 m), el punto más alto de la carrera. La primera parte de la subida se realiza por la conocida como senda Alóndiga, en fuerte subida. Conectaremos con una pista que asciende más suave a mitad de ladera para, poco después, volver a tomar otra senda que nos dejará en la parte más alta de la montaña.

12191662_779491905490040_9114416251886300757_n

Llegando a la cima del pico Hierbas (1.022 m). Foto: Facebook organización

Poco a poco ganaremos los últimos metros de desnivel para alcanzar la caseta de vigilancia que hay en la cumbre. En la cima está el segundo punto de control, donde “pico” en el puesto 27º. Llego arriba bastante cansado. He apretado en la subida adelantando a unos cuantos corredores y ahora pago un poco las consecuencias…

Tras hacer cima… para abajo, por una rápida pista. Estamos en el km. 35 y los kilómetros van pesando un poco. Tenemos por delante unos 2 kms de pista muy rápidos, pero las piernas ya no van tan frescas como antes, el ritmo es más cansino…

Una bajada por senda, no demasiado técnica pero con algo de piedra suelta, nos vuelve a dejar en el cauce del Barranco Grande, pero algo más arriba que en el primer paso por este barranco en el km. 23. De nuevo, atravesaremos un tramo algo incómodo de roca hasta alcanzar el avituallamiento en el km. 41, antes de empezar la subida a la sexta tachuela.

hierbas

Pico Hierbas y a la izquierda el Barranco Grande. Foto: Facebook organización

Por delante, otros 350 m+ de subida bastante llevadera hasta alcanzar de nuevo el lomo del cordal del pico Hierbas. La parte final de esta subida es bastante llana e incluso deja correr un poco. En el lomo de la montaña tomamos una pista ancha y cómoda donde se puede correr. Alcanzaremos la senda del Mal Viaje, que es ancha y algo rota pero que deja correr bastante.

72329345_2278029192302963_7782431266623717376_o

Senda del Mal Viaje. Foto: Facebook organización

Pasaremos por el collado de la Castellana y seguiremos por senda en descenso suave, casi llano hacia la Fuente de Rosemblam, km. 49, donde encontramos el quinto avituallamiento.

A pesar de los kilómetros y la falta de frescura, sigo manteniendo un ritmo aceptable y me mantengo en la misma posición. Ni me adelantan ni adelanto a nadie, lo cual no es una mala noticia. El terreno aquí es cómodo y muy favorable, merece la pena guardar fuerzas para estos kilómetros, pues son muy llevaderos y podemos apretar y ganarle minutos al crono.

79116710_2292581674179443_7444983021981138944_o

En el km. 50. Foto: Last Race Studio

Tras una leve subida en el km. 49, muy corta, volvemos a terreno favorable, en leve descenso. Tenemos ahora por delante, un par de kilómetros por las orillas del Barranco de las Salinas, atravesando unos pinares muy bonitos y frescos. Sin apenas darnos cuenta, llegaremos al último avituallamiento, tan solo 3 kilómetros después, al pie de la séptima y última tachuela del día, el Morrón de Gitám.

Esta última subida es de 200 m+, la más corta de todas, pero con 52 kilómetros en las piernas duele bastante. Es inclinada, explosiva, aunque muy breve y nos deja de nuevo en el Alto de la Sardinica (632 m), por donde ya pasamos en los primeros 10 kilómetros de carrera.

Desde lo alto de esta colina, nos quedarán 8 kilómetros a meta, bastante favorables. Los primeros son por senda y camino ancho, en bajada principalmente. Sí que es cierto que sobre el kilómetro 57, pasaremos por una zona de corrales muy llana y tendremos un par de kilómetros para correr por pista.

Del kilómetro 59 a meta, volveremos a tener un tramo de bajada. El último kilómetro, por el casco urbano de Chiva es muy cómodo… A un ritmo bastante aceptable, recorro estos últimos kilómetros y me planto en meta con un tiempo de 7 horas y 37 minutos, puesto 28º absoluto.

1335_75_043723000

Entrada en meta. Foto: Facebook organización

Acabo bastante satisfecho con mi rendimiento y muy contento con la carrera. He disfrutado como pocas veces en una ultra, sin pasarlo mal, sin grandes pájaras, sin crisis… manteniendo un ritmo bastante constante.

Captura

Tiempos de paso. Fuente: mychip.es

Con esta ya son 29 ultras terminadas, tres en este último año. La siguiente, ya para la próxima primavera.

Datos técnicos

Distancia: 61 km

Desnivel positivo superado: 3.000 m+

Tiempo: 7 horas y 37 minutos

Clasificación: 28 de 204 corredores

Links

Track Wikiloc

Web de la carrera

Clasificaciones

Opinión personal

Pedazo de carrera, con un recorrido muy bonito que sabe sacar lo mejor de esta Sierra de Chiva. A destacar, los numerosos tramos de senda que hay en la prueba, la mayor parte de ellos muy rápidos y con mucho encanto. Esa es la parte que más destacaría, pues otras pruebas similares como la MiM o la GR-10 Xtrem tienen bastantes más tramos de pista y son más aburridas.

A nivel de organización, se nota que la carrera lleva ya muchas ediciones detrás y tienen todo controlado al dedillo. Marcaje impecable, buenos avituallamientos y voluntarios en los puntos clave. El ambiente es muy bueno, el pueblo se vuelca con la prueba y solamente tengo buenas palabras para la organización. De 10.

Sin duda, todo un descubrimiento la sierra de Chiva. Si buscas una carrera larga en esta época del año, es una muuuuuy buena opción.

Slider-3-19

Travesía en la Sierra de Vicor. De Aluenda a Viver de Vicort

De Aluenda a Viver de Vicort por el pico del Rayo

La sierra de Vicor (también conocida como sierra de Vicort o sierra Vicora), en el Sistema Ibérico de Zaragoza, alberga en su cara Norte algunos rincones espectaculares. Apenas a 50 kilómetros en línea recta de la capital maña, tenemos un pequeño oasis para huir de la estepa, con bosques mediterráneos, sendas sinuosas e incluso con un acebal más propio de otras latitudes.

IMG_4938

Vistas al pueblo de Inogés desde la ladera Norte de la Sierra de Vicor.

En esta ruta, cruzaremos la sierra de extremo a extremo huyendo de las pistas forestales que recorren toda la cara Norte de la montaña. Uniendo sendas, conseguiremos ir de Aluenda a Viver de Vicort, dos aldeas que sobreviven al paso de los años y que sorprenden por su pequeño tamaño.

Captura

Croquis detallado de la ruta. Fuente: IGN / Wikiloc

Detalles del recorrido

Sobre las 10:30 de la mañana llego al pueblo de Aluenda. Una pequeña explanada en la entrada del pueblo permite dejar el coche sin problemas. Sorprende el pequeño tamaño del pueblo, siendo que está ubicado junto a la antigua carretera N-II (MadridBarcelona) y muy cerca de la moderna autovía A-2. A un paso del pueblo, una vieja gasolinera abandonada recuerda que por este lugar pasaron miles de coches cada día hace no muchas décadas.

El pueblo tiene mucho encanto. Está enclavado en el barranco de Aluenda, entre campos de frutales y bosques. Según las estadísticas, aquí viven 10 habitantes aunque la realidad es que el pueblo parece desierto ahora en invierno.

IMG_4923

Plaza de Aluenda.

Las marcas y carteles del GR 90.2 nos ayudan a orientarnos en estos primeros pasos de la ruta. Este GR une Aluenda con Viver de Vicort pero lo hace a través de una aburrida pista que cruza toda la cara Norte de la sierra, por ello no parece la opción más atractiva.

IMG_4929

La senda remonta el barranco de Aluenda por un bosque de encinas.

Abandonamos el pueblo por una pista que pronto se torna en senda. Iremos remontando el barranco de Aluenda por este precioso camino, siempre a través de un tupido bosque de encinas. Este sendero es una de las pequeñas joyas que alberga esta sierra, merece la pena degustarlo con calma.

IMG_4932

Seguimos por senda, camino del collado de Aluenda.

El camino remonta algo más de 300 metros de desnivel hasta alcanzar el collado de Aluenda (1.111 m). Estamos en un cruce de caminos. El sendero GR sigue a mano derecha y a mano izquierda sale una pista con dirección a El Frasno. Nosotros seguiremos recto por una débil senda apenas marcada y sin balizar que atraviesa un pinar.

La senda desemboca en la carretera militar que sube a la base militar EVA1, situada en el pico de la Nevera a 1.411 metros de altitud. Cruzaremos la carretera y el quitamiedos para seguir por el lado contrario. La débil senda nos deja en un campo de frutales. Precaución, esta zona es una propiedad privada y tendremos que ser respetuosos con el entorno.

Saldremos a una pista que va recorriendo esta zona de campos. Enfrente, el pico Marigil (1.213 m) y el collado del mismo nombre aparecen bien definidos en el horizonte. Debemos dirigir nuestros pasos a dicho collado.

IMG_4938

Vistas a Inogés. Detrás, la sierra de Algairén.

Abandonaremos la pista para salir a otro campo de frutales. Cuando este acaba, la senda sigue bien definida entre pinos y corona el collado de Marigil (1.157 m) tras una fuerte pendiente. Este camino está balizado con marcas de pintura blancas y verdes de sendero local.

Coronado el collado, bajaremos unos metros por pista hasta conectar con una nueva senda que nace a mano derecha y se interna en el pinar. Es la senda que nos conducirá al refugio del Acebal y, posteriormente, a la cima del pico del Rayo.

IMG_4942

Atravesando el pinar, camino al refugio del Acebal.

La senda atraviesa un bosque de pinos muy bonito. Toda esta zona de la sierra fue reforestada con pino entre 1910 y 1930, como tantas otras zonas de la “España seca”. Antes de salir al refugio, pasaremos por una zona con bastante acebo que es la que da nombre al lugar. Superada la suave pendiente, saldremos a una pista forestal por donde discurre el GR 90.2, a la altura del refugio del Acebal (1.250 m).

Sin llegar a parar, continuaremos caminando por una senda que comienza en la parte trasera del refugio y que está bien definida. La senda traza una diagonal en la cara Norte de la sierra para ir ganando metros poco a poco de forma cómoda.

IMG_4946

Tras la visita al refugio, seguiremos subiendo camino a la cima del Pico del Rayo.

El entorno es muy bonito y húmedo, hay musgo de un verde intenso por todas partes. Las precipitaciones en esta sierra no superan los 600 mm al año, una cifra muy humilde si la comparamos con otras zonas de Aragón, pero en esta cara Norte, a 1.300 metros de altura, el clima es bastante fresco y eso se nota en la vegetación que nos rodea.

IMG_4953

En el cordal, muy cerca de la cima del Pico del Rayo.

Saldremos al cordal. El viento y el frío hacen acto de presencia, el día es muy desapacible. Caminaremos por la pista forestal que conduce a la caseta que hay en la cima del pico del Rayo, a 1.427 metros de altura.

Hacemos cima, pero apenas nos detenemos. Bajaremos ahora por una senda balizada con marcas azules y amarillas que sale de la misma cima con dirección Sur. La senda desciende la pronunciada ladera de forma bastante directa hasta alcanzar una especie de collado entre dos cotas. Esta senda balizada de azul y amarillo forma parte del recorrido de la Vicorada, marcha senderista que parte de Sediles, pueblo situado en la cara Sur de la sierra y que cuenta con un balizaje permanente.

IMG_4956

Seguimos por el cordal, dirección Sur.

La senda de la Vicorada pronto gira a mano derecha. No tomaremos este desvío y seguiremos rectos por el cordal. La senda se difumina pero pronto vuelve a aparecer. Este camino está muy poco marcado, especialmente al principio, lo que obligará a estar muy atentos para no perderlo.

IMG_4961

Una mirada atrás, tras descender del pico del Rayo.

Ya por el cordal, caminaremos por terreno poco favorable. La senda es incómoda, con mucha piedra suelta y bastante inclinada en algunos tramos. El entorno también ha cambiado mucho, apenas hay árboles y avanzamos por terreno desprotegido ante las inclemencias del tiempo, nada que ver con el sendero de subida, muy protegido del viento.

IMG_4969

Bajando hacia Viver de Vicort.

Iremos perdiendo metros de forma progresiva y constante. La senda se va hacia el lado Norte del cordal y, una vez la hemos encontrado, es bastante fácil de seguir por la gran cantidad de hitos que vamos encontrando.

IMG_4971

Llegando a un bosque de pinos. Último tramo antes de alcanzar Viver de Vicort.

En la parte final, la senda se introduce en un pinar. de repoblación La senda se difumina por momentos pero su trayectoria es bastante lógica y esto ayuda a seguirla sin muchos problemas.

IMG_4974

Atravesando el pinar, poco antes de llegar a Viver de Vicort.

La senda sale del pinar y, ya llegando a Viver de Vicort, se acaba difuminando en las eras del pueblo, cubiertas de hierbas altas. No importa, tenemos el pueblo muy cerca, a apenas 100 metros.

IMG_4990

Sierra de Vicor desde las eras de Viver de Vicort.

Entramos en esta pequeña aldea, situada en un altiplano de la sierra a más de 1.000 metros de altitud y habitada por apenas 3 personas en invierno. También parece desierta… nos damos un paseo por sus calles y por la plaza de la iglesia, aprovechando para beber algo de agua en la fuente.

IMG_4983

Iglesia y fuente en Viver de Vicort.

Tras la breve visita, acudo a la entrada del pueblo donde hay varios carteles con información del GR 90.2 (que prosigue hacia Codos) y un gran peirón de ladrillo con el nombre del pueblo y varios santos en su interior.

IMG_4980

Peirón a la entrada de Viver de Vicort.

Esta aldea, muy aislada, pertenece al municipio de Belmonte de Gracián, población situada al Sur de la sierra de Vicor, en el valle del río Perejiles. Una pista sube desde esta población y otra desde Santa Cruz de Grío, al Norte de la sierra. Esta última pista también pasa por la aldea deshabitada de Aldehuela de Santa Cruz.

Todavía queda volver a Aluenda… si tenemos dos coches no hay problema, pero no es mi caso. Para volver, opto por tomar el GR 90.2 que va por pista, no hay pérdida. Son 12 kilómetros y unos 350 metros de desnivel positivo, un poco aburridos, pero pasan rápido si se hacen corriendo. Descarté volver por el mismo camino pues el día estaba bastante frío y feo por el cordal.

IMG_4992

Base militar en lo alto del pico de la Nevera. Foto hecha en el GR 90.2, al volver hacia Aluenda.

Bonita travesía, con paisajes variados y muchos tramos de senda muy bonitos. Imprescindible para conocer a fondo esta Sierra de Vicor y sus pueblos.

Datos técnicos

Distancia: 10,5 km

Desnivel positivo superado: 730 m+

Tiempo neto: 1 hora y 50 minutos (entrenamiento de carrera de montaña)

Fecha de realización: 30/11/2019

Cartografía: Visor IGN

Track Wikiloc

Otras rutas en la zona

Pico del Rayo. Circular desde Inogés

Pico Valdemadera. Circular en la sierra de Algairén

Síguenos en redes sociales

Wikiloc

Facebook

Twitter

Instagram

 

 

Tastavins Trail 32K

Tastavins Trail Edición 2019. El Hereu (32 km y 1600 m+)

Tastavins Trail es una carrera bastante joven que se desarrolla en el pueblo turolense de Peñarroya de Tastavíns, en la comarca del Matarraña. Esta es la tercera edición de la prueba y con ella se estrenaba la modalidad de 32 kilómetros llamada El Hereu, nombre que toma del pico más alto que se corona en el recorrido.

Hereu 5-600

Laderas del Hereu. Foto: http://tastavinstrail.com/

La prueba es muy atractiva. Recorre, siempre a través de sendas, los barrancos, bosques y picos que rodean al pueblo, montañas muy cercanas al macizo de Els Ports y al Parque Natural de la Tinença de Benifassa, ya en la Comunidad Valenciana. Paisajes mediterráneos, montañas escarpadas, desniveles potentes y sendas muy divertidas y rápidas, un lugar ideal para la práctica del trail running.

mapa32KElHereu

Croquis de la carrera. Fuente: http://tastavinstrail.com/

Crónica y detalles del recorrido

Tras acabar el verano un poco saturado por la larga distancia, después de correr la prueba por etapas del Grand Raid Pyrenees, decidí cancelar mi inscripción a la Ultra Trail Os Foratos de Lomenas y buscar una carrera más asequible y disfrutona. La elegida fue la Tastavins Trail que este año “se estiraba” con una distancia más larga de 32 kilómetros. Tenía ganas de venir por esta zona, pues hace ya un tiempo que no visitaba Els Ports y todavía no conocía las famosas Peñas del Masmut. Sin duda fue una decisión muy acertada porque disfruté como un enano.

3tastavins-88a0012-592973

Peñarroya, minutos antes de la salida. Foto: http://tastavinstrail.com/

A las 8 de la mañana arranca la prueba de 32 kilómetros. No estamos muchos, unos 35 corredores, así que salgo a ritmo alegre, animado al verme delante. Los primeros metros discurren por el pueblo e incluyen la visita al Inhóspitak, una de las sedes que Dinópolis tiene repartidas por la provincia de Teruel. La sensación de correr por un museo con el esqueleto de un dinosaurio al lado es bastante curiosa…

Tras la visita al museo, seguiremos por el casco urbano. Cruzaremos la línea de salida de nuevo y comenzaremos una dura subida a la parte alta del pueblo por estrechas calles, aquí comienza la carrera de verdad. Terminaremos saliendo a una pista que recorre la parte posterior del pueblo.

3tastavins-88a0124-592973

Recorriendo las calles de Peñarroya. Foto: http://tastavinstrail.com/

Tras el corto tramo de pista, saldremos a una sendita. Los tres kilómetros posteriores son rápidos, con sendas cómodas a través de pinar y algún subibaja. En este terreno se me escapan los primeros y me adelantan un par de corredores más, quedándome en el puesto 7º, posición en la que me mantendré casi toda la carrera.

Iremos rodeando el pico de La Tossa (1.194 m) por su cara Oeste hasta descender al barranco d’Enferry. Estamos en el km. 6 de carrera. En este punto, la carrera se vuelve algo más técnica. El entorno es muy bonito, estamos en un barranco abrupto rodeados de pinares y vegetación… un lugar inhóspito y salvaje.

Poco a poco, alcanzamos la cabecera del barranco donde hay una cascada. No se puede seguir adelante, así que las balizas nos conducen a mano izquierda, abandonando el barranco por una escarpada ladera.

Tras abandonar el barranco, saldremos a terreno más cómodo. Seguiremos subiendo por buena senda hasta alcanzar el Mas del Molinars (1.036 m), una masía en ruinas donde encontramos el primer avituallamiento importante.

Tras parar a beber algo, seguimos con la carrera. Toca ahora una subida bastante llevadera al Cingle Sant Jaume (1.238 m), primera cima del día. La subida es larga y salva poco desnivel, por ello, se puede correr en bastantes tramos.

En la parte final, hay un breve tramo de pista donde se puede apretar bastante. Después, saldremos a senda y por un sendero balizado como PR coronaremos el Cingle Sant Jaume, desde donde se obtienen unas vistas magníficas de todo el entorno de Peñarroya.

Como curiosidad, este tramo de subida al Cingle Sant Jaume discurre por la provincia de Castellón. Concretamente por el pueblo de Coratxà, una de las localidades por donde pasa la magnífica ruta de 7 pobles que hice hace un par de años.

La bajada del Cingle Sant Jaume es rápida y muy agradable. Senderos rápidos y muy bonitos donde apretar un poco y disfrutar. Pasaremos junto a la cima de La Tossa donde encontraremos el segundo avituallamiento importante y un control de tiempos.

Desde hace poco, ya nos hemos juntado con los participantes de la carrera de 17 Km. La verdad es que agradezco ir con un poco de compañía, aunque solo sea por tener alguna referencia visual.

3tastavins-88a0195-592974

Pasando por delante de las Peñas del Masmut. Foto: http://tastavinstrail.com/

Desde La Tossa, bajaremos hasta el cauce seco del río de los Prados pasando por delante de las Peñas del Masmut. La panorámica es muy bonita, merece la pena reducir un poco el ritmo y alzar la vista para disfrutar del entorno que nos rodea.

La bajada al lecho del río desde el Cingle Sant Jaume ha sido muy rápida. Son unos 8 kilómetros y 500 metros de desnivel negativo. Estamos ahora en el kilómetro 20 y queda una subida muy dura… Sin embargo, aprovecharemos un tramo cómodo de pista de apenas un kilómetro donde avanzaremos paralelos al cauce del río para soltar las piernas.

En el kilómetro 21 encontramos un nuevo avituallamiento. Aquí decido parar unos minutos para comer algo y rellenar los botellines. Es un avituallamiento crucial pues a continuación comienza la subida al Hereu, de 600 m+.

22907453Master

Masías y bancales en la subida a El Hereu. Foto: http://tastavinstrail.com/

Bien comido y bebido, seguimos corriendo y pronto enlazamos con la senda que sube al Hereu. A través de pinares, le iremos ganando metros a la montaña. Sobre la cota 1000, saldremos a una zona de masías en ruinas donde el terreno está completamente abancalado. Qué dura debía ser la vida aquí hace unos años…

Hereu 5-600

Tramo final a El Hereu. Foto: http://tastavinstrail.com/

Las sendas, en general, son bastante cómodas y la subida se hace llevadera. El último tramo es espectacular, las vistas se abren y el sendero pasa junto a los cortados de la cara Oeste… uno de los momentos más bonitos de la carrera.

Hacemos cima en El Hereu (1.321 m), estamos en el km. 25, quedan 7 para meta y las piernas no van mal… Comienza aquí un descenso bastante técnico hasta el lecho del río de los Prados de 600 m-.

22907450Master

El Hereu, cima. Foto: http://tastavinstrail.com/

El camino no deja correr muy rápido porque hay bastante roca suelta y tramos muy inclinados. No obstante, el ritmo que llevo no es malo y disfruto mucho.

Por fin, alcanzamos el río de los Prados, km. 29. Cruzaremos el cauce del río a través del puente Canaletes y afrontaremos la última de las subidas del día. Son apenas 150 m+ que discurren por la cara Norte de las Peñas del Masmut. No es un tramo duro pero a estas alturas las piernas van ya bastante cargadas…

6O1A9961

En el tramo final ya tendremos el pueblo a la vista. Foto: http://tastavinstrail.com/

En este tramo final, junto al Mas de Amargos, encontramos el último de los avituallamientos. Decido no parar y adelantar así al sexto corredor… Bastante animado, tiro para abajo apretando los dientes. Pronto aparece el pueblo. Entraremos al casco urbano por su parte alta y, tras un corto callejeo, llegaremos a la plaza de la Iglesia donde se encuentra la línea de meta. Conseguido!!

Finalmente, sexto puesto con un tiempo de 3 horas y 43 minutos, algo más de las 3 horas y media que tenía en mente, aunque también es cierto que la carrera ha sido más técnica de lo que esperaba.

Captura

Clasificación final. Fuente: https://tempofinito.com/

Acabo muy contento, no tanto a nivel competitivo sino por lo bien que me lo he pasado. La carrera es muy divertida y de lo más bonito que he corrido en Aragón. Seguramente, volvamos pronto a esta zona para seguir descubriendo estos senderos con más calma. El proyecto Peñarroya 1300 ha balizado muchas de las sendas por donde pasa la carrera y tiene una serie de rutas muy interesantes. Merece la pena la visita, sin duda.

Datos técnicos

Distancia: 32 km

Desnivel positivo superado: 1.600 m+

Tiempo: 3 horas y 43 minutos

Clasificación: 6 de 35 corredores

Links

Track Wikiloc

Web de la carrera

Facebook de la carrera

Clasificaciones

Opinión personal

Esta carrera ha sido la “sorpresa” del año. Me apunté de forma un poco improvisada, sin saber muy bien qué me iba a encontrar y la carrera ha superado con creces mis expectativas. El recorrido es brutal, divertido y disfrutón, de los que me gustan, con sendas rápidas y algún tramo técnico puntual. La organización muy buena, con bastantes voluntarios en el monte, buen marcaje y avituallamientos abundantes. El ambiente muy bueno… Sí que es cierto que en la distancia de 32 km estábamos poquitos, pero las otras distancias son mucho más populares y había más inscritos. Al margen de los primeros kilómetros, donde sí íbamos solos, el resto de la carrera te ibas juntando con personas de las otras distancias y se notaba que había bastante movimiento.

En definitiva, una carrera que recomiendo al 100% y una zona que merece la pena visitar.

logo

 

Pico Presín (1.430 m)

Circular subiendo al pico Presín desde Caldearenas

El pico Presín se encuentra en la Sierra de Javierre, una alineación montañosa prepirenaica situada al Norte de la localidad de Arguis. Esta sierra separa las cuencas del pequeño río Garona (al Sur) y del Gállego (al Norte) en una zona poco poblada y salpicada de pequeños pueblos, algunos de ellos deshabitados.

IMG_4348

Monte Peiró (a la derecha) y valle del Garona desde la cresta de la sierra de Javierre.

El pico Presín no es la cota más elevada de esta sierra, pero sí la más conocida. Hasta su cima podemos llegar desde el Sur, partiendo de las inmediaciones de Bentué de Rasal o desde el Norte, ya sea desde Caldearenas o desde Aquilué.

Captura

Croquis detallado. Fuente: IGN / Wikiloc.

En esta ruta, partiremos de Caldearenas para trazar una amplia circular. Ascenderemos al cordal de la Sierra de Javierre por los bosques de su cara Norte, usando una senda que avanza paralela al Barranco Malacolla. Crestearemos durante más de 5 kilómetros por todo el lomo de la montaña y después descenderemos por senda, primero a la ermita de la Virgen de los Ríos y después al pueblo de Caldearenas.

Detalles del recorrido

Antes de comenzar a detallar esta ruta, hay que destacar que si hoy en día se puede realizar este recorrido sin problemas, es gracias a los organizadores de la carrera de montaña Traschinepro Trail que se han encargado durante estos últimos años de desbrozar y mantener el camino que sube a lo alto de la sierra por el Barranco Malacolla y recorre todo el cresterío. Gracias a todos ellos.

Tras esta aclaración, vamos allá…

La ruta de hoy comienza en Caldearenas, un pequeño pueblo de poco más de 20 habitantes situado entre el río Gállego y las vías de tren del “canfranero”. Cuando pensamos en el Alto Gállego, se nos vienen a la cabeza localidades muy populares como Biescas o Sallent de Gállego… pues bien, esta zona es todo lo contrario: poco turismo y tranquilidad absoluta.

IMG_4378

Caldearenas.

Salimos de Caldearenas por una pista que avanza paralela al río Gállego. Tras 1,5 kilómetros muy cómodos, cruzaremos la vía del tren y el cauce del río Matriz por una pasarela para internarnos en un pinar a través de la conocida senda de Izarbe.

IMG_4292

En la senda de Izarbe.

Esta senda es bastante conocida y visitada por muchas familias. Las rocas que hay junto al sendero han sido pintadas de colores y forman dibujos originales. La verdad es que algunas pinturas están algo deterioradas, pero sigue siendo un atractivo turístico importante.

La senda termina en una especie de borda de pastores reconvertida en museo de fotografía. A partir de ahí, avanzaremos montaña arriba por una pista que va zigzagueando para ganarle metros a la ladera Norte de la Sierra de Javierre, entre pinos.

IMG_4299

Vistas a Javierrelatre. Al fondo a la derecha aparece la Peña Oroel.

A medida que ganamos altura, las vistas se abren hacia el Norte. Es un paisaje de media montaña salpicado de colinas y bosques de pino. Al fondo emerge la Peña Oroel con su cara Sur cubierta de erizón. Una imagen menos llamativa que la que se obtiene desde Jaca de toda su cara Norte.

Seguiremos por pista hasta llegar a un viejo cartel corroído por el paso de los años donde pone: Plan de empleo 94-95. Estamos en la cota 900. En este punto, dejamos la pista para tomar una senda que sale a mano derecha y que va mejorando a medida que ganamos metros hasta convertirse en una senda perfectamente definida.

IMG_4307

Vieja borda en ruinas en el ascenso a la Sierra de Javierre.

Pronto nos internamos en un bosque de pino y boj muy frondoso. A pesar de estar a mediados de septiembre, en pleno estío, el bosque conserva humedad y frescura al estar en plena cara Norte. Es un camino muy interesante.

IMG_4314

Senda de ascenso a la Sierra de Javierre.

A medida que vamos ganando metros, la vegetación cambia y en el último tramo encontraremos incluso algunas hayas… La senda va girando poco a poco al SE buscando el lomo de la montaña (cota 1400).

IMG_4318

Vistas hacia el pantano de la Peña.

Alcanzaremos un pequeño collado situado junto a la Punta la Fabosa (1.382 m), ya casi en lo alto de la sierra. Aquí la senda gira al Sur para asomarse ya por fin a la cresta que domina todo el valle del Garona. Las vistas se abren de repente y nos dejan ver todo este valle, desde Bentué de Rasal hasta el pantano de la Peña, así como toda la Sierra de Loarre coronada por el Puchilibro (1.597 m).

La senda que recorre toda la cresta de la Sierra de Javierre está bastante bien marcada y es fácil de seguir. Cuidado si hace calor, pues se nos puede hacer muy larga… planificar bien el agua que portamos para hacer la ruta, hasta la ermita de la Virgen de los Ríos no tendremos ningún punto con agua.

IMG_4326

Tozal de la Pardina (a la derecha) y Barranco de la Foz de Portiella.

La senda es un continuo rompepiernas. En el primer tramo se asciende hasta el punto más alto de la sierra (cota sin nombre 1.482 m). Las vistas al lado derecho son muy buenas. Destaca en primer término el vistoso Tozal de la Pardina o de Lamaplana (1.483 m), pico complejo y poco visitado de la Sierra de Loarre.

IMG_4333

Bentué de Rasal y pico Peiró.

Seguiremos avanzando por la senda pasando por una segunda cota sin nombre de 1.462 metros de altura que en algunos mapas también figura con el nombre de Presín. Al Sur, aparecerá pronto el vistoso pico Peiró (1.579 m) que cierra por el Oeste la cuenca donde se asienta el pantano de Arguis y que es conocido por albergar el bosque de hayas más meridional de la provincia de Huesca.

IMG_4348

Vistas hacia Arguis.

Tras pasar por un collado (cota 1.382), comenzaremos la breve subida al pico Presín (1.430 m), que reconoceremos perfectamente por tener un vértice geodésico en su cima. En este punto, comenzaremos a ver marcas blancas y azules que balizan el sendero que sube hasta aquí desde Caldearenas y que nos ayudarán a orientarnos. Estas marcas pertenecen a la red de senderos municipales de Caldearenas.

IMG_4358

Solitaria cima del pico Presín.

Tras echar la foto de cima, comenzaremos el largo descenso hasta Caldearenas. En el primer tramo, seguiremos cresteando hasta alcanzar un collado poco llamativo (cota 1.397 m). Allí, un sendero algo desdibujado pero bien marcado con hitos sale a mano izquierda. Lo tomamos.

IMG_4359

Senda de descenso hacia la ermita.

La senda está bien marcada y pierde metros de forma rápida. Avanza paralela al barranco Presín y no tiene pérdida. A diferencia del sendero de subida, este camino discurre la mayor parte del tiempo por terreno despejado por lo que es bastante más soleado.

En la cota 800, tras perder cerca de 600 metros de desnivel, nos toparemos con la pista asfaltada que sube a la ermita de la Virgen de los Ríos desde Aquilué. Como la ermita está a apenas 200 metros de distancia, aprovecho para visitarla y rellenar las cantimploras en su fuente.

IMG_4366

Ermita de la Virgen de los Ríos.

Junto a la ermita hay un merendero. Es un lugar muy bonito, rodeado de bosques y arroyos. Por cierto, las hojas de los árboles comienzan a amarillear y se intuye que el otoño está a la vuelta de la esquina…

Tras la breve visita a la ermita, volveremos a la pista asfaltada, que seguiremos durante un ratito hasta alcanzar un viejo crucero o peirón. Allí dejaremos la pista para tomar una senda.

IMG_4369

Crucero bajando de la ermita.

Iremos por senda unos pocos cientos de metros hasta volver a conectar con las pista metros más abajo. En una curva a derechas, ya muy cerca de Aquilué, abandonaremos definitivamente la pista para tomar una senda balizada como sendero PR (marcas blancas y amarillas) que nos llevará hasta Caldearenas.

IMG_4373

Caldearenas, con Peña Oroel y Collarada al fondo.

Este sendero es el PR-HU 1, primer sendero de Pequeño Recorrido de la extensa red de senderos que se crearon hace ya unas décadas en toda la provincia y comunica Caldearenas con Acumuer.

Por la senda, entre muros de piedra seca y campos de cultivo, terminaremos saliendo a una pista. Esta pista pasará por debajo de las vías del tren y cruzará el río Matriz para dejarnos en el casco urbano de Caldearenas.

Bonita circular para un día de otoño o de primavera. Muy recomendable.

Datos técnicos

Distancia: 20,8 km

Desnivel positivo acumulado: 975 m+

Tiempo neto: 3 horas (entrenamiento de carrera de montaña)

Fecha de realización: 14/09/2019

Cartografía: Visor IGN

Track Wikiloc

Algunos links interesantes

Dejo de nuevo aquí el link de la web de la carrera por montaña Traschinepro Trail. Nunca he corrido esta carrera pero tiene buena fama y buenas críticas. Este próximo año 2020 se celebrará el 14 de junio.

El pueblo de Caldearenas es muy joven, apenas tiene 90 años de vida. Nació de la mano de la línea de tren Zaragoza – Canfranc, el famoso canfranero, ya que se creó un apeadero en este paraje. Hoy, Caldearenas es la capital de un municipio compuesto por más de 10 núcleos pero que apenas cuenta con 230 habitantes censados.

El tren sigue parando en este pueblecito, lo que permite viajar desde Zaragoza hasta este tranquilo rincón del Prepirineo de forma cómoda… eso sí, si tenemos tiempo y paciencia. El trayecto dura 2 horas y media.

Síguenos en redes sociales

Wikiloc

Facebook

Twitter

Instagram