Entradas de Península Blog

https://peninsulablog.com

Pico Presín (1.430 m)

Circular subiendo al pico Presín desde Caldearenas

El pico Presín se encuentra en la Sierra de Javierre, una alineación montañosa prepirenaica situada al Norte de la localidad de Arguis. Esta sierra separa las cuencas del pequeño río Garona (al Sur) y del Gállego (al Norte) en una zona poco poblada y salpicada de pequeños pueblos, algunos de ellos deshabitados.

IMG_4348

Monte Peiró (a la derecha) y valle del Garona desde la cresta de la sierra de Javierre.

El pico Presín no es la cota más elevada de esta sierra, pero sí la más conocida. Hasta su cima podemos llegar desde el Sur, partiendo de las inmediaciones de Bentué de Rasal o desde el Norte, ya sea desde Caldearenas o desde Aquilué.

Captura

Croquis detallado. Fuente: IGN / Wikiloc.

En esta ruta, partiremos de Caldearenas para trazar una amplia circular. Ascenderemos al cordal de la Sierra de Javierre por los bosques de su cara Norte, usando una senda que avanza paralela al Barranco Malacolla. Crestearemos durante más de 5 kilómetros por todo el lomo de la montaña y después descenderemos por senda, primero a la ermita de la Virgen de los Ríos y después al pueblo de Caldearenas.

Detalles del recorrido

Antes de comenzar a detallar esta ruta, hay que destacar que si hoy en día se puede realizar este recorrido sin problemas, es gracias a los organizadores de la carrera de montaña Traschinepro Trail que se han encargado durante estos últimos años de desbrozar y mantener el camino que sube a lo alto de la sierra por el Barranco Malacolla y recorre todo el cresterío. Gracias a todos ellos.

Tras esta aclaración, vamos allá…

La ruta de hoy comienza en Caldearenas, un pequeño pueblo de poco más de 20 habitantes situado entre el río Gállego y las vías de tren del “canfranero”. Cuando pensamos en el Alto Gállego, se nos vienen a la cabeza localidades muy populares como Biescas o Sallent de Gállego… pues bien, esta zona es todo lo contrario: poco turismo y tranquilidad absoluta.

IMG_4378

Caldearenas.

Salimos de Caldearenas por una pista que avanza paralela al río Gállego. Tras 1,5 kilómetros muy cómodos, cruzaremos la vía del tren y el cauce del río Matriz por una pasarela para internarnos en un pinar a través de la conocida senda de Izarbe.

IMG_4292

En la senda de Izarbe.

Esta senda es bastante conocida y visitada por muchas familias. Las rocas que hay junto al sendero han sido pintadas de colores y forman dibujos originales. La verdad es que algunas pinturas están algo deterioradas, pero sigue siendo un atractivo turístico importante.

La senda termina en una especie de borda de pastores reconvertida en museo de fotografía. A partir de ahí, avanzaremos montaña arriba por una pista que va zigzagueando para ganarle metros a la ladera Norte de la Sierra de Javierre, entre pinos.

IMG_4299

Vistas a Javierrelatre. Al fondo a la derecha aparece la Peña Oroel.

A medida que ganamos altura, las vistas se abren hacia el Norte. Es un paisaje de media montaña salpicado de colinas y bosques de pino. Al fondo emerge la Peña Oroel con su cara Sur cubierta de erizón. Una imagen menos llamativa que la que se obtiene desde Jaca de toda su cara Norte.

Seguiremos por pista hasta llegar a un viejo cartel corroído por el paso de los años donde pone: Plan de empleo 94-95. Estamos en la cota 900. En este punto, dejamos la pista para tomar una senda que sale a mano derecha y que va mejorando a medida que ganamos metros hasta convertirse en una senda perfectamente definida.

IMG_4307

Vieja borda en ruinas en el ascenso a la Sierra de Javierre.

Pronto nos internamos en un bosque de pino y boj muy frondoso. A pesar de estar a mediados de septiembre, en pleno estío, el bosque conserva humedad y frescura al estar en plena cara Norte. Es un camino muy interesante.

IMG_4314

Senda de ascenso a la Sierra de Javierre.

A medida que vamos ganando metros, la vegetación cambia y en el último tramo encontraremos incluso algunas hayas… La senda va girando poco a poco al SE buscando el lomo de la montaña (cota 1400).

IMG_4318

Vistas hacia el pantano de la Peña.

Alcanzaremos un pequeño collado situado junto a la Punta la Fabosa (1.382 m), ya casi en lo alto de la sierra. Aquí la senda gira al Sur para asomarse ya por fin a la cresta que domina todo el valle del Garona. Las vistas se abren de repente y nos dejan ver todo este valle, desde Bentué de Rasal hasta el pantano de la Peña, así como toda la Sierra de Loarre coronada por el Puchilibro (1.597 m).

La senda que recorre toda la cresta de la Sierra de Javierre está bastante bien marcada y es fácil de seguir. Cuidado si hace calor, pues se nos puede hacer muy larga… planificar bien el agua que portamos para hacer la ruta, hasta la ermita de la Virgen de los Ríos no tendremos ningún punto con agua.

IMG_4326

Tozal de la Pardina (a la derecha) y Barranco de la Foz de Portiella.

La senda es un continuo rompepiernas. En el primer tramo se asciende hasta el punto más alto de la sierra (cota sin nombre 1.482 m). Las vistas al lado derecho son muy buenas. Destaca en primer término el vistoso Tozal de la Pardina o de Lamaplana (1.483 m), pico complejo y poco visitado de la Sierra de Loarre.

IMG_4333

Bentué de Rasal y pico Peiró.

Seguiremos avanzando por la senda pasando por una segunda cota sin nombre de 1.462 metros de altura que en algunos mapas también figura con el nombre de Presín. Al Sur, aparecerá pronto el vistoso pico Peiró (1.579 m) que cierra por el Oeste la cuenca donde se asienta el pantano de Arguis y que es conocido por albergar el bosque de hayas más meridional de la provincia de Huesca.

IMG_4348

Vistas hacia Arguis.

Tras pasar por un collado (cota 1.382), comenzaremos la breve subida al pico Presín (1.430 m), que reconoceremos perfectamente por tener un vértice geodésico en su cima. En este punto, comenzaremos a ver marcas blancas y azules que balizan el sendero que sube hasta aquí desde Caldearenas y que nos ayudarán a orientarnos. Estas marcas pertenecen a la red de senderos municipales de Caldearenas.

IMG_4358

Solitaria cima del pico Presín.

Tras echar la foto de cima, comenzaremos el largo descenso hasta Caldearenas. En el primer tramo, seguiremos cresteando hasta alcanzar un collado poco llamativo (cota 1.397 m). Allí, un sendero algo desdibujado pero bien marcado con hitos sale a mano izquierda. Lo tomamos.

IMG_4359

Senda de descenso hacia la ermita.

La senda está bien marcada y pierde metros de forma rápida. Avanza paralela al barranco Presín y no tiene pérdida. A diferencia del sendero de subida, este camino discurre la mayor parte del tiempo por terreno despejado por lo que es bastante más soleado.

En la cota 800, tras perder cerca de 600 metros de desnivel, nos toparemos con la pista asfaltada que sube a la ermita de la Virgen de los Ríos desde Aquilué. Como la ermita está a apenas 200 metros de distancia, aprovecho para visitarla y rellenar las cantimploras en su fuente.

IMG_4366

Ermita de la Virgen de los Ríos.

Junto a la ermita hay un merendero. Es un lugar muy bonito, rodeado de bosques y arroyos. Por cierto, las hojas de los árboles comienzan a amarillear y se intuye que el otoño está a la vuelta de la esquina…

Tras la breve visita a la ermita, volveremos a la pista asfaltada, que seguiremos durante un ratito hasta alcanzar un viejo crucero o peirón. Allí dejaremos la pista para tomar una senda.

IMG_4369

Crucero bajando de la ermita.

Iremos por senda unos pocos cientos de metros hasta volver a conectar con las pista metros más abajo. En una curva a derechas, ya muy cerca de Aquilué, abandonaremos definitivamente la pista para tomar una senda balizada como sendero PR (marcas blancas y amarillas) que nos llevará hasta Caldearenas.

IMG_4373

Caldearenas, con Peña Oroel y Collarada al fondo.

Este sendero es el PR-HU 1, primer sendero de Pequeño Recorrido de la extensa red de senderos que se crearon hace ya unas décadas en toda la provincia y comunica Caldearenas con Acumuer.

Por la senda, entre muros de piedra seca y campos de cultivo, terminaremos saliendo a una pista. Esta pista pasará por debajo de las vías del tren y cruzará el río Matriz para dejarnos en el casco urbano de Caldearenas.

Bonita circular para un día de otoño o de primavera. Muy recomendable.

Datos técnicos

Distancia: 20,8 km

Desnivel positivo acumulado: 975 m+

Tiempo neto: 3 horas (entrenamiento de carrera de montaña)

Fecha de realización: 14/09/2019

Cartografía: Visor IGN

Track Wikiloc

Algunos links interesantes

Dejo de nuevo aquí el link de la web de la carrera por montaña Traschinepro Trail. Nunca he corrido esta carrera pero tiene buena fama y buenas críticas. Este próximo año 2020 se celebrará el 14 de junio.

El pueblo de Caldearenas es muy joven, apenas tiene 90 años de vida. Nació de la mano de la línea de tren Zaragoza – Canfranc, el famoso canfranero, ya que se creó un apeadero en este paraje. Hoy, Caldearenas es la capital de un municipio compuesto por más de 10 núcleos pero que apenas cuenta con 230 habitantes censados.

El tren sigue parando en este pueblecito, lo que permite viajar desde Zaragoza hasta este tranquilo rincón del Prepirineo de forma cómoda… eso sí, si tenemos tiempo y paciencia. El trayecto dura 2 horas y media.

Síguenos en redes sociales

Wikiloc

Facebook

Twitter

Instagram

Anuncios

Estrechos del río Martín (GR 262). De Alcaine a Obón

Recorriendo el cañón del río Martín por el GR 262

El río Martín es uno de los principales afluentes del Ebro por su margen derecha. Atraviesa de Norte a Sur la provincia de Teruel, desde su nacimiento en la sierra de San Just hasta su desembocadura en Escatrón, ya en la provincia de Zaragoza.

IMG_4596

Saliendo del cañón, con Alcaine al fondo.

En su tramo alto y medio, atraviesa la comarca de las Cuencas Mineras, una basta extensión con un clima bastante seco y duro. En este punto, se encuentra el tramo del río Martín más interesante a nivel paisajístico, entre las poblaciones de Peñarroyas (pedanía de Montalbán) y Alcaine.

Captura

Croquis detallado. Fuente: IGN / Wikiloc

En este ruta recorreremos la mitad de ese tramo, partiendo de Alcaine y alcanzando la pequeña localidad de Obón a través del GR 262 (sendero del río Martín). Descubriremos un cañón muy interesante, profundo y con una vegetación muy variada, que contrasta con el paisaje estepario que lo rodea.

Detalles del itinerario

Comenzamos la ruta en el parking que existe a la entrada de Alcaine. Sorprende este pequeño pueblo, situado en un risco sobre la vega del río Martín. Un conjunto muy numeroso de torres defensivas de origen musulmán rodea la población. Merece la pena su visita, pues desde ellas se obtiene la mejor panorámica de la localidad.

IMG_4576

Alcaine desde el torreón del Puntal.

En estos primeros compases de la ruta, me decido a visitar las torres defensivas situadas al Norte de la población. El camino hasta ellas tiene algunos tramos equipados, ya que hay que atravesar una cresta de roca. No es para nada peligroso.

IMG_4580

Torreón del Puntal.

Aprovechando la visita al torreón del Puntal, bajo unos metros hasta alcanzar la Cueva de los Esquiladores, muy cercana a la torre. Tras la visita, vuelvo a la entrada del pueblo y, ahora sí, desciendo hasta el cauce seco del río Radón, a la altura del estrecho del Hocino.

IMG_4584

Estrecho del Hocino.

En este punto, las paredes de roca casi encierran el cauce, es un lugar muy vistoso. Al otro lado de los estrechos, el paisaje se abre y salimos al cauce del Martín, pocos metros antes de la cola del embalse de Cueva Foradada.

IMG_4586

Río Martín, bajo el pueblo de Alcaine.

Tomaremos la pista que sale a la derecha y que va rodeando el pueblo, pegada al río. Al alcanzar una pista polideportiva, tendremos dos opciones:

  • Tomar la senda que sale a la derecha con dirección a Obón.
  • Tomar el camino que sale a la izquierda con dirección a la Cañada de Marco, abrigo con pinturas rupestres que es Patrimonio de la Humanidad.

Me decido a tomar el camino de la izquierda, ya que quería visitar las pinturas y si voy desde el camino de Obón, es más largo y menos variado.

La decisión fue equivocada. El sendero que conduce al abrigo es una variante del GR 262 que, sin embargo, está bastante abandonada. Al principio del mismo, se atraviesan unos campos de cultivo pero el problema viene al cruzar el río. La pequeña pasarela metálica se ha desplomado y hay que mojarse los pies para cruzar. Al otro lado, los cañizales y la vegetación se han comido parte del camino y toca abrirse paso como una buenamente pueda… Al final, acabamos saliendo al camino principal que va al abrigo desde la senda de Obón (GR 262 principal), a la altura de una pasarela en buen estado.

IMG_4590

Pinturas rupestres en la Cañada de Marco.

Una vez pasado el “trance” y ya por la senda buena, la visita al abrigo es muy agradable. El sendero rodea un meandro del río y asciende hasta el abrigo. Las pinturas se ven bastante bien y la panorámica del cañón que se obtiene desde aquí arriba es muy bonita.

IMG_4593

Cañón del río Martín desde el abrigo donde su ubican las pinturas.

Tras la visita, tomo el camino “bueno”, cruzo el río por la pasarela y conecto con la senda principal. Ahora ya no hay pérdida, dirección Sur hacia Obón.

Los primeros kilómetros son muy agradables, casi llanos. La senda discurre unos metros por encima del cañón, las vistas son muy buenas y, a pesar del ambiente casi estepario, el paisaje es bonito.

IMG_4596

Vega del río Martín y Alcaine al fondo.

Alcanzaremos un collado desde donde se obtienen unas vistas muy buenas de Alcaine, sus torres y la vega del Martín y seguiremos por la cómoda senda unos cientos de metros más hasta terminar bajando al cauce del río en un punto donde el cañón se abre.

IMG_4598

Bajando al cauce del río.

Tras un corto llaneo, la senda se desvía a mano derecha de forma brusca, buscando la pared derecha del cañón. Estamos ante el primer paso equipado del día, de los tres que tiene la ruta. Unas grapas nos permiten subir hasta una grieta en la pared. La senda, estrecha pero sin peligro, asciende para salir del cañón.

IMG_4656

Hacia el primer paso equipado, una pequeña trepada.

Una vez arriba, la senda vuelve a situarse unos metros por encima del cauce. Tenemos por delante otro tramo muy cómodo y bonito…

De forma repentina, toca bajar de nuevo al cauce del río. La senda zigzaguea para descender al lecho en un punto donde, de nuevo, el cañón se abre bastante. En este lugar se encuentra un segundo abrigo con pinturas rupestres, conocido con el nombre de La Coquinera. Me acerqué hasta él pero no pude distinguir las pinturas… una pena.

IMG_4604

Tramo por encima del cañón, tras superar el primer paso equipado.

De vuelta al sendero, cruzaremos el río para situarnos en la orilla de enfrente y afrontar así el segundo paso equipado del día. Este paso es evitable si no nos importa mojarnos los pies. Para los más aventureros, es un paso muy recomendable. Unas pequeñas plataformas metálicas y un pasamanos, permiten al caminante pasar por encima de una pequeña poza del río. El paso no es difícil y tiene su punto.

IMG_4638

Segundo paso equipado del día.

Ya al otro lado, la senda llanea paralela al curso del río en una zona con abundante vegetación, muy agradable.

IMG_4635

Tramo tranquilo entre el segundo y el tercer paso equipado.

Avanzamos rápido hasta alcanzar el tercer paso equipado, justo antes de abandonar el cañón para dirigirnos a Obón. Es un paso evitable también si el río no baja muy cargado. Este nuevo paso no tiene dificultad, se trata de caminar por una pasarela metálica con un pasamanos.

IMG_4628

Tercer paso equipado.

Superado el paso tenemos dos opciones:

  • Visitar el barranco del Regallo.
  • Seguir directos a Obón.

Opté por la visita al angosto barranco, pues había leído que era muy interesante y así fue. La senda, equipada con un pasamanos, se interna en el estrecho barranco hasta alcanzar un punto donde el cauce se convierte, prácticamente, en un túnel de roca.

IMG_4609

Paso equipado en el Barranco del Regallo por donde no es necesario pasar.

En el barranco del Regallo han colocado un nuevo paso equipado con unas pequeñas plataformas metálicas para los pies y una cadena. En este punto, me doy la vuelta para volver al sendero principal y poner rumbo a Obón.

IMG_4606

Río Martín, antes de abandonar su cauce para subir a Obón.

De vuelta a la ruta, toca ahora subir unos metros de desnivel para abandonar el cañón. Por terreno totalmente estepario, entre algunos campos de olivos, salimos por senda y nos acercamos a Obón.

IMG_4613

Tomando altura por encima del cañón.

Metros antes de alcanzar su núcleo, hay un bonito mirador desde donde se obtiene una panorámica del pueblo.

IMG_4617

Obón.

Tras la foto obligada, descendemos de nuevo al cauce del río, ya junto al casco urbano. Cruzamos el puente de la localidad y visitamos sus calles. Destaca la curiosa iglesia de la Asunción de estilo mudejar, y la plaza, donde aprovecho para rellenar las cantimploras.

IMG_4618

Iglesia de Obón.

Las callejuelas, sinuosas y empinadas, son muy bonitas. El pueblo es muy pequeño pero tiene mucho encanto…

IMG_4640

De vuelta a Alcaine.

Tras la visita, toca volver a Alcaine por el mismo camino. La vuelta es más rápida, pues la hago directamente, sin visitar los abrigos y, cuando ya estoy debajo de Alcaine, subo por su lado Sur, gracias a un camino empedrado muy bonito.

IMG_4668

Me despido del río Martín…

Ya en el pueblo, una vez en el parking, me decido a subir a las torres defensivas del lado Sur para fotografiar el pueblo desde arriba. Todo un acierto, la vista es muy bonita con todo el casco urbano y el pantano al fondo, tras los riscos.

IMG_4674

Alcaine, visto desde las torres defensivas del lado Sur.

Todo un descubrimiento esta visita al río Martín y a las Cuencas Mineras. Un lugar sorprendente y desconocido a poco más de una hora en coche desde Zaragoza. Dejo para otra ocasión el tramo entre Obón y Peñarroyas, que también tiene muy buena pinta…

Datos técnicos

Distancia: 22 km

Desnivel positivo acumulado: 900 m+

Tiempo neto: 3 horas (entrenamiento de carrera de montaña)

Fecha de realización: 26/10/2019

Cartografía: Visor IGN

Track Wikiloc

Algunos links interesantes

Como comentaba en la reseña, la comarca de las Cuencas Mineras es una gran desconocida para los aragoneses a nivel de naturaleza y paisajes. Desde la carretera, parece un lugar seco, despoblado e inhóspito, pero tiene lugares muy bonitos y que merece la pena conocer.

Los principales atractivos a nivel de naturaleza están relacionados con el río Martín: el Chorredero o cascada donde nace el río, el Hocino del Pajazo y el Hocino de la Rambla en Martín del Río… Son lugares de acceso sencillo, con rutas cortas, por lo que podemos aprovechar la visita para verlos en un solo día.

Si además de estar interesados en la naturaleza de la zona, tenemos tiempo y ganas para descubrir sus pueblos y su cultura, podemos visitar la web del Parque Cultural del río Martín donde encontraremos bastante información útil de la zona.

Síguenos en redes sociales

Wikiloc

Facebook

Twitter

Instagram

 

Nabaín / Santa Marina (1.799 m)

Nabaín. Circular desde Boltaña.

El monte Nabaín (1.799 m), también conocido como Santa Marina por la ermita que se ubicó en su cima, es la típica sierra exterior del Pirineo Aragonés, a medio camino entre el prepirineo y el eje axial de esta cordillera.

IMG_4680

Cara Norte del Nabaín, desde Buerba.

Su cara Sur es bien visible desde toda la zona meridional del Sobrarbe. De terreno calcáreo y cubierta por los típicos erizones tan comunes en esta zona, por ella discurre la vía normal que asciende desde la población de Ascaso.

Su cara Norte es mucho más vistosa. Cubierta por bosques y con grandes precipicios, es bien visible desde el valle de Vió, concretamente, desde las poblaciones de Buerba y de Vió.

Captura

Croquis detallado. Fuente: IGN / Wikiloc

Esta ruta recorre toda su cara Sur, trazando una exigente circular que visita, además, las poblaciones de Jánovas y Ascaso. El ascenso se realiza por un viejo camino recuperado hace unos años que salva los 1.100 metros de desnivel que hay desde el cauce del río Ara a la altura de Jánovas hasta la misma cima.

Detalles del itinerario

Partimos del camping la Gorga de Boltaña, al otro lado del río Ara. Allí hay espacio para aparcar 4 o 5 coches y junto al puente hay un cartel indicador donde indica el inicio de varios senderos. Nosotros tomaremos el sendero PR-HU 40 que une Boltaña con Jánovas por una senda que avanza paralela al río.

IMG_4683

Primeros metros de sendero junto al río Ara.

Los primeros metros son muy agradables, avanzando junto al río Ara que, tras las lluvias del otoño, baja con un buen caudal. Por un bello puente, cruzaremos el barranco de la Bañera que baja de la zona de Campodarbe.

Saldremos un momento a la carretera que sube a Campodarbe pero la abandonaremos enseguida para tomar una pista que nos conduce al diminuto núcleo de Seso. La pista, en leve subida, nos deja en este lugar, compuesto por una gran casona y alguna caseta para almacenar los enseres del campo.

IMG_4685

Seso.

Al llegar a este lugar, abandonaremos la pista y tomaremos una débil senda que nace a mano izquierda. La senda se va introduciendo poco a poco en el congosto que conforma el río Ara entre las montañas de Nabaín y Ferrera (1.393 m). Este congosto se conoce con el nombre de Foz de Jánovas.

IMG_4688

Bonitos tramos de senda camino a Jánovas.

La senda es un auténtico rompepiernas. Hay tramos rápidos y otros con subidas bastante intensas. Siempre por bosque, es una senda muy interesante y bonita, más todavía ahora en otoño.

IMG_4692

Vistas a la Foz de Jánovas desde la senda.

Una fuerte bajada nos dejará de nuevo en el cauce del río Ara. La senda parece que se mete en el río, pero no. Avanzaremos por una pequeña repisa excavada en la roca y evitaremos así mojarnos.

IMG_4696

Avanzando junto al cauce del río.

Saldremos de nuevo al cauce del río, avanzando por una zona inundable llena de cantos rodados hasta alcanzar el primer paso equipado: un paso estrecho en la roca, con un poco de exposición a mano derecha y equipado con una cadena. El paso no es complicado, pero puede provocar dificultades si no estamos acostumbrados a este tipo de terreno.

IMG_4698

Detalle del paso equipado con cadena.

Superado este punto, un poco más adelante, está el segundo paso. Este sirve para salvar una canalización de agua. Son unas cuantas grapas a modo de escalera con un cable de vida. No hay ningún problema si no tenemos vértigo.

Y así nos plantamos, por fin, en el puente colgante de Jánovas, una bella pasarela peatonal de finales del siglo XIX. Una auténtica curiosidad arquitectónica que debemos conservar. Declarado Bien de Interés Cultural, es uno de los pocos ejemplos de puentes colgantes de esa época que han llegado a nuestros días.

IMG_4706

Puente colgante de Jánovas.

Pero no cruzaremos el puente todavía, antes toca visitar la población de Jánovas, en pleno proceso de recuperación. Este núcleo, fue abandonado en los años sesenta del siglo pasado debido a la construcción de un pantano. Finalmente, el proyecto se abandonó pero los vecinos habían sido ya obligados a dejar su pueblo. Décadas después, los hijos y nietos de aquellas personas forzadas a dejar sus casas han recuperado el pueblo y poco a poco se va recuperando la vida.

IMG_4703

Vista general de Jánovas.

Tras la visita, vuelvo al puente colgante y, nada más cruzarlo, tomo una sendita a mano derecha que me permite subir hasta la carretera nacional que une Fiscal con Boltaña. Apenas llego a tocar el asfalto, pues al otro lado de la calzada está el inicio de la senda que nos llevará a la cima del Nabaín.

IMG_4710

Bonita senda de subida al Nabaín.

La senda comienza a subir decidida, atravesando un bosque mediterráneo muy bonito. Hasta la cota 1.100, iremos ascendiendo por un pequeño valle colgado sin ningún tipo de referencia. Alcanzada esta cota, llegamos a un falso collado y las vistas se abren. Vemos los coloridos hayedos de la Sierra de Galardón y la hermosa Peña Canciás (1.929 m), otra de las sierras exteriores de esta zona, de morfología muy similar al Nabaín.

IMG_4717

Sierra de Galardón y Peña Canciás, al otro lado del Ara.

Ya por terreno más abierto y con menos pendiente, iremos avanzando hacia el Este por las faldas de la montaña. Alcanzaremos un pequeño balcón donde hay un cruce de caminos. Merece la pena detenerse y admirar las vistas hacia el valle del río Ara. Boltaña aparece al fondo, bastante abajo. Es una vista muy bonita.

IMG_4720

Vistas hacia la Foz de Jánovas.

Tomaremos la senda que sale a mano izquierda y que sube decidida por el bosque. Ganaremos metros y, sobre la cota 1.400, veremos como el bosque comienza a desaparecer para dar paso al matorral (erizón). Las vistas se abren y nos dejan ver los cortados de esta cara del Nabaín.

IMG_4725

La senda avanza pegada a los cortados del Nabaín.

La senda gana metros dejando los cortados a mano derecha. A pesar de la abundancia de erizón, la senda está bien marcada y se avanza sin problemas.

Llegaremos a la cota 1.650 y saldremos a la cara Sur de la montaña, por donde realizaremos el descenso. Las vistas son tremendas desde aquí: Peña Montañesa, Cotiella, Posets… esta montaña es un mirador privilegiado. En este punto además, hay un cruce de caminos importante: tomaremos la senda de la izquierda que nos permite hacer cima.

IMG_4729

Posets, Punta Llerga, Cotiella, Peña Montañesa…

Ganaremos metros de forma rápida por el lomo de la montaña. Sin embargo, pronto nos engullirá la niebla que nos impedirá ver la panorámica que existe en este tramo final… Afortunadamente, la línea de nubes se sitúa en los 1.700 metros, por lo que no nos complicará la orientación en el descenso.

IMG_4733

En la cima.

Hacemos cima. En el punto más alto, los restos de la ermita de Santa Marina conviven con el vértice geodésico (curiosa mezcla). No veremos nada hacia el valle de Vió, pero unos hitos situados junto a la ermita me generan curiosidad. En el mapa de Alpina de Sobrarbe, se ve una sendita que sube a esta montaña desde las inmediaciones de Yeba por la cara Norte y me decido a bajar por esta abrupta vertiente en su búsqueda.

Bajo unas decenas de metros por terreno escarpado y encuentro una senda algo desdibujada. Dejo la investigación para otra ocasión con mejores condiciones pero, al menos, puedo fotografiar los precipicios de su cara Norte y los coloridos bosques que la adornan.

IMG_4736

Vertiginosa vista de la cara Norte del Nabaín, con sus bosques en pleno colorido otoñal.

Vuelvo a la cima para acometer el descenso. Sin ninguna dificultad y siguiendo los hitos, me lanzo para abajo. Este descenso es algo monótono, la ausencia de árboles lo hace aburrido pero, al menos, las vistas son muy buenas.

IMG_4741

La inmensa cara Sur del Nabaín.

Pronto, por terreno calcáreo, vamos acercándonos a Ascaso, pequeño núcleo que sobrevive al abandono y que está colgado en un risco alargado sobre el barranco del mismo nombre.

IMG_4743

Llegando a Ascaso.

Llegamos hasta él y nos detenemos un poco para conocerlo. Destaca una de las casas donde existe un reloj de Sol, muy curioso.

IMG_4747

Reloj de Sol en Ascaso.

La iglesia y el cementerio, están en el extremo Sur del pueblo y destacan sobre el resto de las casas. A pesar del aislamiento, el pueblo está en buen estado y hay unas cuantas casas bien conservadas.

IMG_4753

Iglesia de Ascaso.

Volvemos a la ruta. Ahora tomaremos un sendero que parte del centro de Ascaso y que nos conducirá a Boltaña. Pero antes debemos bajar hasta el cauce del barranco de Ascaso, muy vistoso, con varias cascadas en su cauce. El sendero se retuerce y zigzaguea entre coloridos árboles para, poco después, comenzar a ascender unos 150 metros de desnivel hasta la pista que conecta Boltaña con Morillo de Sampietro.

IMG_4761

Colores de otoño en el barranco de Ascaso.

Una vez alcanzada la pista, solamente quedará seguirla hasta Boltaña. Seguiremos las marcas del PR-HU 44, pues en algunos momentos hay sendas que nos permiten atajar y recortarle unos metros a la monótona pista.

En la parte final de la misma, pasaremos por debajo del castillo de Boltaña, colgado en una empinada colina.

IMG_4771

Castillo de Boltaña.

Poco después, alcanzamos el pueblo de Boltaña en su parte alta. Solamente quedará descender hasta el puente y cruzar al camping que se encuentra al otro lado, cerrando así esta exigente circular.

IMG_4774

Boltaña. Plaza Mayor.

Datos técnicos

Distancia recorrida: 25,2 km

Desnivel positivo superado: 1.660 m+

Tiempo neto: 4 horas (entrenamiento carrera de montaña)

Fecha de realización: 01/11/2019

Cartografía: Sobrarbe. Escala: 1:40.000. Editorial Alpina.

Track Wikiloc

Algunos links interesantes

Esta circular coincide al 95% con el recorrido de la carrera de montaña O Viento Rondador que se celebra desde hace unos años en Boltaña. Nunca la he llegado a correr pero tiene una muy buena fama. Es una carrera técnica y dura, pues el terreno es complicado, con mucha roca y senderos bastante técnicos… No obstante, por las vistas y el entorno merece la pena el esfuerzo.

El pequeño pueblo de Ascaso es conocido por celebrar un festival de cine. A pesar de tener un censo de 6 habitantes, aquí se organiza una muestra de cine todos lo veranos que tiene el honor de ser “la muestra de cine más pequeña del mundo”.

Para finalizar, os dejo el link del documental de radio “La Campana de Jánovas” emitido en Radio Nacional, para aquellos que tengan curiosidad sobre la historia de este pueblo en las últimas décadas.

Síguenos en redes sociales

Wikiloc

Facebook

Twitter

Instagram

 

 

 

Ruta dos Peiraos. Costa Ártabra.

De Cedeira a San Andrés de Teixido por la costa

La Ruta dos Peiraos une la localidad de Cedeira con el famoso lugar de peregrinación de San Andrés de Teixido a través de una bonita senda costera que atraviesa las montañas y acantilados que separan ambas poblaciones.

IMG_3954

Faro de Punta Candelaria o Punta Candieira

Estamos en la costa Ártabra, un tramo de costa muy accidentado y poco humanizado que se extiende al Norte de la ciudad de Ferrol y que cuenta con grandes atractivos naturales. Es una zona poco conocida a nivel nacional y no muy explotada a nivel turístico donde podemos perdernos en una senda en pleno agosto y no cruzarnos con nadie en toda la jornada… una maravilla.

artabra

Croquis de la ruta dos Peiraos. Fuente: IGN / Wikiloc

La ruta de hoy discurre en casi todo momento junto al mar y tiene unas vistas espectaculares, especialmente en su tramo final, ya llegando a San Andrés de Teixido, el tramo más accidentado. Desde la senda podremos observar la fantástica Punta Candieira con su faro o los acantilados del Monte Herbeira, los más altos de la Europa continental.

Detalles del recorrido

Aparcamos en Cedeira, en el lado Norte de la ría, ya llegando al puerto de Cedeira, lugar donde realmente comienza la ruta. En el puerto, están de celebración y hay bastante ambiente. Parece que verano en Galicia es una fiesta continua, en todos los pueblos hay orquestas y fiestas gastronómicas los fines de semana.

Unas escaleras nos dejarán en el Castelo da Concepción, fortín defensivo del siglo XVIII reconvertido en museo. Damos un breve paseo por sus murallas para volver a salir al camino y visitar ahora el mirador de Punta Sarridal.

Monte Eixil desde Punta Sarridal.

Monte Eixil desde Punta Sarridal.

Merece la pena acercarse a él por las fantásticas vistas que se obtienen de la parte más externa de la ría y de la cara Oeste del Monte Eixil (324 m), monte al que ascenderemos en la primera parte de la ruta.

Tras la visita, volvemos al carril de asfalto que sube al castillo y a la ermita de San Antonio de Corveiro desde Cedeira. Apenas caminaremos unos metros por el asfalto para tomar pronto, a mano izquierda, una senda que asciende por un bosque de eucalipto de forma decidida.

IMG_3928

Subiendo a la ermita de San Antonio de Corveiro.

Alcanzamos la ermita, situada en un lugar estratégico que domina la ría. Destacan unos cruceiros en la explanada que hay junto la ermita… Desde ellos, las vistas a la ría son muy buenas.

IMG_3932

Ermita de San Antonio de Corveiro.

Dejamos atrás la ermita y seguimos unos pocos metros por la carretera para dejarla pronto y tomar una senda que nace a mano derecha. La senda es clara pero pronto la vegetación se hace más densa y hace que caminar por ella se convierta en un pequeño vía crucis, especialmente cuando aparecen las zarzas…

IMG_3938

Senda que asciende al Monte Eixil.

La senda gana metros por la ladera Oeste del Monte Eixil. Por fortuna, el peor tramo acaba pronto, salimos de nuevo a la pista asfaltada y tomamos una segunda senda, en mejor estado que la anterior.

La senda nos deja en una pista que va atravesando todo el lomo del Monte Eixil. Cuando estamos apenas a unos metros del vértice geodésico, abandonamos la pista por una pequeña senda para alcanzarlo y ver así la panorámica desde la cima. Por desgracia, el breve camino hasta el vértice se complica, con muchas zarzas y vegetación rastrera… además desde la cima apenas se ve nada… un fracaso.

IMG_3941

Cima del Monte Eixil.

Intentamos llegar a la garita de Eixil, viejo puesto de vigilancia desde donde hemos leído que se obtienen unas grandes vistas de la ría, pero las zarzas nos hacen desistir pronto y, tras la visita al vértice, volvemos a la pista forestal.

Tenemos por delante un tramo muy cómodo, en leve descenso y por pista, por el lomo de la montaña. Pasaremos junto a la aldea de Trasmonte, escondida entre bosques en la cara Oeste de la montaña.

IMG_3943

La aldea de Trasmonte, entre helechos y eucaliptos.

Pasaremos muy cerca de esta aldea sin llegar a entrar en ella. Pronto dejaremos la pista para tomar una nueva senda, más bonita que la anterior, que ganará metros de forma rápida para dejarnos en lo alto del Monte Candieira (393 metros), punto más alto de la ruta.

IMG_3944

Senda de subida al Monte Candieira.

El Monte Candieira alcanza su máxima cota en la conocida como garita Vilar. La realidad es que no queda ni rastro de dicha garita de vigilancia. Lo que sí hay son unas vistas muy buenas de esta parte de la Costa Ártabra.

Metros más adelante, hay una segunda cota algo más baja conocida como Monte Tarroiba (378 m), famosa por las vistas que ofrece del faro de Punta Candieira situado cientos de metros por debajo de nosotros, en una zona muy abrupta.

Faro de Punta Candelaria o Punta Candieira

Faro de Punta Candelaria o Punta Candieira

Coronada esta pequeña cota secundaria, comienza el tramo más bonito del día. Una senda muy estrecha se abre entre los toxos y desciende por la cara Sur del Monte Tarroiba. Desde esta bajada veremos, todavía lejano, el pueblo de San Andrés de Teixido, colgado en una ladera junto al mar. Más atrás, aparecen los acantilados de Herbeira, de más de 600 metros de altura.

IMG_3958

Comenzando la parte más bonita de la ruta con San Andrés al fondo.

La bajada nos deja en una pequeña ensenada que deja ver toda la cara NE del Monte Tarroiba, con unos acantilados que superan los 300 metros de altura. Una de las panorámicas más bonitas del día.

IMG_3965

Acantilados del Monte Tarroiba.

Por una bonita senda, ya por bosque, ascenderemos a una pequeña cota que apenas llega a 250 metros de altura. Los eucaliptos se mezclan con los pinos y con los helechos, que lucen con un verde espectacular… 100% gallego.

IMG_3971

Ascendiendo la penúltima cota del día, por un tupido bosque.

Llanearemos, pasando por encima de la Ensenada de San Andrés. Dejamos atrás el bosque y las vistas de abren hacia los acantilados que conforman dicha ensenada, de más de 250 metros de altura. La panorámica es espectacular.

IMG_3976

Ensenada de San Andrés.

Merece la pena echar la vista atrás en este tramo y ver todas las cotas y acantilados por donde hemos pasado en los últimos kilómetros…

IMG_3983

Ensenada de San Andrés.

Ascenderemos a la última cota del día, un mirador situado sobre San Andrés conocido como Chao do Monte (369 m). Es un mirador muy popular, además de un cruce de caminos. Nos uniremos en este punto al GR 50 o Ruta do Medievo, un sendero que va de Betanzos al Cabo Ortegal.

IMG_3989

Bonita bajada a San Andrés de Teixido.

La bajada por este camino a San Andrés es muy bonita. La senda es ancha y cómoda y traza un amplio zig-zag para perder los 250 metros de desnivel que separan el mirador del pueblo.

En el camino encontraremos algunos amilladoiros donde los peregrinos lanzaban (y lanzan) piedras para purgar sus almas.

IMG_3999

Llegando a San Andrés.

Llegaremos a San Andrés a eso de las 6 de la tarde, en plena hora punta. El pueblo está lleno de turistas, lo que le resta un poco de encanto, pero la situación del mismo y la bonita iglesia y casco urbano hacen que sea un lugar muy especial.

Aprovechamos para visitar el pueblo, su iglesia y su famosa fuente… rutas llevamos muchas en las piernas, pero esta ha sido nuestra primera peregrinación 🙂

Datos técnicos

Distancia recorrida: 15,9 km

Desnivel positivo superado: 780 m+

Tiempo neto: 4 horas y 30 minutos

Fecha de realización: 04/08/2019

Track Wikiloc

Algunos links interesantes

A San Andrés de Teixido vai de morto quen non foi de vivo. Peregrinar a este templo es una famosa tradición gallega que consta de varios ritos difíciles de explicar para un foráneo como yo:

  • Hay que llevar a la romería una piedra para tirarla en un amilladoiro o montón de piedras de los muchos que hay en el camino. Estas piedras son una forma de dar fe de que la persona ha acudido a San Andrés cuando llegue el momento del juicio final.
  • Hay que beber de la Fuente de los Tres Caños, fuente que está situada en la parte baja del pueblo, cerca de la iglesia. Se dice que esta fuente tiene poderes mágicos y nos puede conceder buena suerte en la vida.
IMG_4005

Fuente de los Tres Caños

En otro orden de cosas, más terrenales, creo que debemos destacar algunos de los atractivos de esta Costa Ártabra, un lugar en el que estuvimos cerca de cinco días muy a gusto:

  • Valdoviño: la zona más cercana a Ferrol es la menos escarpada. En ella está el pueblo de Valdoviño, importante núcleo turístico con su laguna da Frouxeira y sus amplias playas. Recomendamos visitar la ermita de Nostra Señora do Porto, cerca de Punta Frouxeira.
20190803_211429

Ermita de Nostra Señora do Porto

20190803_212014

Punta Frouxeira

  • Cabo Ortegal: espectacular cabo situado al Norte de los acantilados del Monte Herbeira al que se llega desde Cariño por una bonita carretera. Las vistas desde su faro a los acantilados cercanos son tremendas.
20190805_205714

Acantilados en Cabo Ortegal

  • Cabo de Estaca de Bares: muy conocido por ser el punto más septentrional de España. No es tan bonito como el Cabo Ortegal pero bien merece una visita. Es un lugar bastante masificado, mejor visitarlo a última hora para ver desde allí el atardecer y disfrutar de una relativa soledad.

Síguenos en redes sociales

Wikiloc

Facebook

Twitter

Instagram

Ermita de San Pedro de la Roqueta

Circular Villarluengo – Pitarque – Montoro de Mezquita. Maestrazgo (Teruel)

Circular en el Maestrazgo turolense por los senderos GR-8 y PR-TE 9 

La histórica comarca del Maestrazgo está situada a caballo entre las provincias de Castellón y de Teruel. Se caracteriza por tener un terreno calizo, con un paisaje agreste donde los barrancos y las parameras conviven en armonía con largas extensiones de pinar.

IMG_4458

Montoro de Mezquita, en la vega del río Guadalope.

Estamos, por tanto, en una zona de media montaña. Uno de sus grandes atractivos es la red de senderos y caminos de herradura que posee, conservados en un perfecto estado. En esta ruta, usaremos esa red de senderos para unir tres poblaciones en una circular bastante lógica: Villarluengo, Pitarque y Montoro de Mezquita.

Captura

Croquis. Fuente: IGN / Wikiloc

En total, unos 27 kilómetros muy variados donde encontraremos muchos atractivos. Por supuesto atractivos naturales, como el entorno de Pitarque y sus muelas y ríos, así como atractivos etnográficos, como el diminuto pueblo de Montoro de Mezquita donde solamente quedan 7 habitantes empadronados o los muros de piedra seca que salpican toda la ruta.

NOTA: La idea de esta ruta la obtuve de la carrera de montaña Maestrail, concretamente de su distancia media conocida como “La Vuelta al Cantalar“. El año pasado estaba inscrito y no pude acudir por lesión. Este año me he “sacado la espinita” aunque sea sin dorsal.

Detalles del recorrido

A las 11:30 de la mañana llego al Hostal de la Trucha. Ha sido un viaje largo desde Zaragoza aunque bastante cómodo… Hasta Ejulve la carretera está impecable, sin embargo, el tramo EjulveVillarluengo está en obras y tiene algunos tramos de tierra. Están ampliando y mejorando la carretera, que forma parte de la Silent Route, una ruta turística para promocionar esta zona de Teruel.

El Hostal de la Trucha está enclavado en una zona encañonada del río Pitarque, poco antes de su desembocadura en el Guadalope y muy cerca de los famosos Órganos de Montoro. Hay poco espacio para aparcar en la carretera, junto al hostal, a lo sumo uno o dos coches.

Vega del río Pitarque.

Vega del río Pitarque. Todavía cerca del Hostal de la Trucha.

El primer tramo de nuestra ruta está balizado como PR-TE 9 (marcas blancas y amarillas). Es un camino de herradura muy bien marcado que asciende al Puerto de Villarluengo.

El ascenso al puerto es cómodo. Una vez en lo alto, tenemos un tramo corto de descenso por senda. Al fondo, ya aparece el pueblo de Villarluengo, colgado en un risco sobre el intrincado valle del río Cañada.

Poco antes de alcanzar el casco urbano, pasaremos por la Fuente del Siscar, buen lugar para refrescarse en un día caluroso como el de hoy.

Villarluengo

Villarluengo

Tras entrar en el casco urbano de Villarluengo y visitar su iglesia, retomamos nuestra ruta. El PR-TE 9 acaba aquí, por ello, tomaremos ahora el GR-8.1 que une Villarluengo con Pitarque, cambiando las marcas blancas y amarillas por marcas blancas y rojas.

IMG_4405

Ascendiendo a la Cerrallosa, dejando atrás la masía de la Torre.

El camino pasa junto a unas masías para después comenzar el ascenso a la Loma de la Cerrallosa. Realmente es un doble ascenso pues esta montaña tiene forma de sinclinal y tendremos que ascender a sus dos “dientes de sierra”.

El paisaje es suave, con terreno abancalado y masías desperdigadas por todas partes, algunas de ellas en ruinas.

Alcanzaremos el segundo diente de sierra de la Cerrallosa (cota 1.368 m). Este punto da acceso a toda la vertiente de Pitarque y es el punto donde se inicia el largo descenso a este segundo pueblo.

IMG_4416

Senda que desciende a Pitarque. Al fondo, destaca la silueta de Peñarrubia (1.454 m).

El descenso, siempre por senda, es muy agradable. Tendremos unas vistas espectaculares del Cerro de Peñarrubia (1.454 m) y del Barranco de la Cañada que comunica Pitarque con Cañada de Benatanduz, el pueblo más alto del Maestrazgo.

Barranco de la Cañada

Barranco de la Cañada

La senda sigue perdiendo altura de forma suave y, al fondo, ya aparece el casco urbano de Pitarque. Descenderemos al río del mismo nombre por un paisaje precioso, salpicado de masías.

20190928_135031

Llegando a Pitarque, entre masías.

Vadearemos el Barranco de la Cañada y después, por un puente, cruzaremos el río Pitarque, que lleva un buen caudal. Los árboles de la vega comienzan a teñirse de amarillo y dejan intuir que el otoño se acerca.

IMG_4428

Río Pitarque.

Alcanzamos el casco urbano de Pitarque. Todo el pueblo se encuentra en una ladera. Debajo de la iglesia hay una fuente muy fresca y caudalosa, ideal para rellenar la cantimplora.

Sin detenernos mucho, seguimos ladera arriba, dejando atrás el pueblo, por un camino que no da tregua. Hay un breve tramo del mismo donde los juncos y la vegetación apenas dejan pasar, pero no hay problema, podemos salir a mano derecha y seguir ascendiendo entre viejos bancales cuyos muros de piedra se han venido abajo. Hay senda.

IMG_4437

Dejando abajo el pueblo de Pitarque.

El ascenso nos conduce a unos vistosos riscos y al collado o paso natural que comunica Pitarque con nuestro siguiente destino: Montoro de Mezquita. En el último tramo del ascenso, el camino está empedrado a modo de calzada. Un zig-zag nos permite salvar con comodidad los últimos metros de desnivel.

IMG_4439

Ascendiendo al collado que comunica Pitarque con Montoro.

Coronamos este puerto, punto más alto de la ruta a casi 1.400 metros de altura. El paisaje al otro lado del puerto cambia bastante con unas amplias parameras sin apenas vegetación y un conjunto grandes de masías unos cientos de metros por debajo de nosotros.

La senda, algo difusa, baja hasta dichas masías (Masada de Hoya Serval) para luego torcer a la izquierda dejando a mano derecha las paredes del Risco de Peñarroya (1.221 m). El camino se interna en un pinar y avanza pegado al cauce del Barranco de la Carrera antes de salir a una pista que pronto nos deposita en el tercer y último pueblo del día: Montoro de Mezquita.

IMG_4445

Montoro de Mezquita

El pueblo es pequeño y coqueto y está situado junto a los Estrechos de Valloré, un desfiladero que conforma el río Guadalope. Junto al mismo, hay una vega muy bonita llena de chopos y algunos campos de cultivo. El entorno es muy agradable.

IMG_4447

La vega del Guadalope, en Montoro de Mezquita

En la parte baja del pueblo, tomamos el camino que se dirige a Villarluengo y al Hostal de la Trucha. Este sendero es muy bonito y, en su primer tramo, se aproxima a un gran risco de roca que cierra el valle del Guadalope por su derecha. Las vistas desde el sendero a Montoro de Mezquita y a los Estrechos de Valloré son muy buenas.

Dejamos atrás Montoro de Mezquita y los Estrechos de Valloré

Dejamos atrás Montoro de Mezquita y los Estrechos de Valloré

El camino, estrecho y pegado a la pared de roca, comienza a ascender de forma llevadera. En pocos minutos nos deja en la ermita de San Pedro de la Roqueta, un pequeño santuario enclavado junto a un risco que domina el valle.

Ermita de San Pedro de la Roqueta

Ermita de San Pedro de la Roqueta

Aprovecho para comer algo junto a la ermita y descansar. Pronto volvemos al camino, pero cuidado, junto a la ermita hay un cartel con un sendero balizado que va a las pinturas del Cantalar, no debemos tomarlo. En su lugar, tomaremos una pista más ancha que desciende hacia el Barranco de San Pedro.

IMG_4471

Cruz en el camino.

Pronto abandonamos la pista y nos internamos de nuevo en una agradable senda. Sorprende que en este tramo hay multitud de cruces de madera en el camino en recuerdo de peregrinos fallecidos hace muchos siglos… Muy curioso.

Recorreremos parte del barranco de San Pedro para después girar a la izquierda y comenzar el último ascenso del día, a las conocidas como Parameras de Montoro. Es un ascenso cómodo, por pinar, que nos deja en una zona prácticamente llana y plagada de masías en ruinas.

IMG_4486

La Cerrallosa y Cabezo del Ladronar, desde el collado que da acceso al Hostal de la Trucha.

La senda comienza a descender. Estamos de nuevo en el valle del río Pitarque, dominado por el Cerro de la Cerrallosa (1.368 m) y el Cabezo del Ladronar (1.341 m), muy vistosos desde esta parte del valle. El Hostal de la Trucha está en la parte más baja y la senda pierde metros bastante rápido.

Es una zona muy bonita, llena de pinos. La senda serpentea y en pocos minutos alcanzamos el Hostal de la Trucha, punto de partida de la ruta de hoy, cerrando así el círculo.

A las 17:15 llegamos al coche. Ha sido un día intenso donde he descubierto el Maestrazgo turolense, sus pueblos y sus paisajes. Muy contento por haber venido hasta aquí, estoy seguro de que volveremos más pronto que tarde, la zona me ha gustado mucho.

Datos técnicos

Distancia: 27 km

Desnivel positivo superado: 1.450 m+

Tiempo neto: 5 horas (a ritmo intenso y trotando en las bajadas).

Fecha de realización: 28/09/2019

Cartografía: Visor IGN

Track Wikiloc

Algunos links interesantes

El Maestrazgo turolense es una tierra bastante desconocida y llena de grandes atractivos. Es un lugar ideal para pasar un fin de semana o un puente y disfrutar de la naturaleza, la tranquilidad y su gastronomía.

Como lugares imprescindibles, se me ocurre la visita a los Órganos de Montoro, al nacimiento del Río Pitarque, a las Grutas de Cristal de Molinos o a el Puente de la Fonseca.

IMG_4492

Órganos de Montoro.

Si buscamos algo diferente, podemos hacer una visita a la central térmica abandonada de Aliaga o, para los apasionados de la historia, al museo de las guerras carlistas en Cantavieja.

Síguenos en redes sociales

Wikiloc

Facebook

Twitter

Instagram

Fragas do Eume

Parque Natural das Fragas do Eume. Galicia.

Las “fragas” son los bosques atlánticos autóctonos de Galicia, bosques que poblaban la región antes de que los famosos eucaliptos comenzaran a colonizar Galicia a mediados del siglo XIX cuando fueron traídos desde Australia.

Río Eume, desde la senda Encomendeiros.

Río Eume, desde la senda Encomendeiros.

De todos los bosques autóctonos, el de las Fragas do Eume, en la provincia de La Coruña, es uno de los mejor conservados y también de los más conocidos. Protegido con la figura de Parque Natural desde 1997, se extiende por el tramo final del río Eume, desde el pantano o Encoro do Eume hasta su desembocadura en Pontedeume, en la Ría de Ares.

Sin título

Croquis. Fuente: Wikiloc / IGN

La ruta de hoy recorre dos de las sendas más conocidas del parque: la senda Encomendeiros y la senda Ventureira, visitando también el Monasterio de Caaveiro, situado en pleno cañón del río Eume, en el corazón de la reserva.

Detalles del recorrido

Sobre las 10 de la mañana llegamos a Pontedeume. Desde esta población, por una carretera estrecha, nos acercamos hasta la entrada del Parque Natural. Nada más pasar el centro de interpretación, unos 500 metros más adelante, encontramos un parking y una barrera que impide el paso a vehículos particulares. Nuestra intención era aparcar en el refugio de Cal Grande, 2 kilómetros río arriba pero no va a ser posible… en verano hay restricciones de tráfico para evitar la saturación del cañón.

Dejamos el coche y comenzamos a caminar por la carretera. A pesar de ser un camino asfaltado, la belleza del paisaje asombra desde el primer momento. El río Eume, caudaloso y de aguas extraordinariamente limpias, discurre paralelo a la carretera.

IMG_4085

El río Eume, entre brumas.

Pronto alcanzamos el refugio de Cal Grande. Junto a él, un puente colgante nos permite pasar al otro lado y conectar con la senda Encomendeiros, camino que asciende río arriba hasta alcanzar el Monasterio de Caaveiro.

Sorprende la cantidad de pescadores que hay en las orillas del río. El río Eume es conocido por la calidad de sus aguas y en él se pueden pescar truchas, reos y salmones.

Senda Encomendeiros.

Senda Encomendeiros.

El día es complicado a nivel meteorológico. Llueve de forma intermitente y hace fresco, unos 16ºC. Parece que estamos a finales de octubre, aunque realmente estamos a mediados de agosto. Las brumas y la lluvia le dan un toque muy especial a la ruta, parece que nos hemos trasladado a Irlanda

IMG_4097

Kilómetros junto al río.

La senda es bastante cómoda. Tiene un primer tramo de poco más de 3 kilómetros que une el puente colgante de Cal Grande con el puente colgante de Fornelos. Es el tramo más agradable y sencillo pues apenas tiene desnivel positivo.

IMG_4103

La vegetación hace que caminemos todo el rato a la sombra.

En la senda Encomendeiros, a pesar del mal día, hay bastante gente. Se nota que estamos en verano. Muchas personas hacen una sencilla circular uniendo los dos puentes colgantes y volviendo por la carretera.

IMG_4108

Puente colgante de Fornelos sobre el río Eume.

Tras dejar a mano derecha el puente colgante de Fornelos, tendemos por delante un nuevo tramo de 2 kilómetros y medio hasta el monasterio de Caaveiro. Es un tramo algo más abrupto que el anterior…

Río Eume, desde la senda Encomendeiros.

Pequeña presa en el río Eume.

El camino presenta un pequeño tramo muy breve donde se salva un fuerte desnivel. El ascenso es empinado y se puede complicar un poco si hay mucho barro. Para descender, han colocado unos cuerdas fijas que pueden venir bien si el terreno está resbaladizo. Afortunadamente, el tramo es muy corto y apenas se ascienden y descienden 50 metros de desnivel… pero es intenso.

Río Sesín.

Río Sesín.

Tras este paso, alcanzaremos pronto el desvío al monasterio de Caaveiro. Subiremos por una senda que discurre junto al río Sesín, afluente del Eume. El camino es muy bonito, pues atraviesa un bosque frondoso y muy fresco.

Puente junto al monasterio de Caaveiro.

Puente románico junto al monasterio de Caaveiro.

A través de un zig-zag ganaremos metros y llegaremos a un bello puente románico que cruza el río Susín y nos deja a las puertas del monasterio. Merece la pena descender hasta el cauce para poder fotografiar el puente desde abajo.

Monasterio de Caaveiro.

Monasterio de Caaveiro.

Y llegamos al Monasterio de San Xoan de Caaveiro, con más de 1.000 años de historia. Afortunadamente ha sido restaurado y se encuentra en buen estado. Algunas de las construcciones del recinto se han habilitado como museo o como centro de interpretación.

El acceso rodado al monasterio está cerrado ahora en verano, pero hay autobuses que salen desde el centro de interpretación cada poco tiempo. Esto hace que en el monasterio haya muchos turistas, nada que ver con el resto de la ruta, que es relativamente tranquila.

Destacar, por último, que junto al monasterio hay un edificio con bar y baños públicos (limpios) donde podemos hacer una parada técnica.

Volvemos a la ruta. En este punto, comienza la senda Ventureira de menor valor paisajístico que la senda Encomendeiros que acabamos de hacer.

IMG_4127

Un tramo de la senda Ventureira, entre eucaliptos.

La senda pasa a ser una pista, lo que resta bastante encanto a la ruta. Subiremos por ella algunos kilómetros hasta conectar con una carretera o pista asfaltada que sube al pueblo de A Capela. Por ella, bajaremos hasta la vieja Central da Ventureira, antigua central hidroeléctrica construida a principios del siglo XX y ahora en estado de ruina.

El entorno aquí está bastante humanizado y deteriorado: edificios, puentes desvencijados, cables… sin duda es la parte menos agraciada de la ruta.

Tras pasar por la Central da Ventureira llegaremos a la moderna Central do Eume. Afortunadamente, aquí la pista asfaltada acaba y volvemos a la senda. Este tramo de la senda Ventureira que une la Central do Eume con el Ponte de Santa Cristina (que da acceso al monasterio) vuelve a ser tan bonito como la senda Encomendeiros.

Senda Ventureira.

Senda Ventureira.

Atravesaremos un bosque muy bonito y descenderemos hasta otra central, la de San Bartolomé, perfectamente integrada en el paisaje. Un arroyo, conocido como Rego do Parrote, pasa junto a la central. Es una estampa salvaje y muy bonita, donde el verdor y la vegetación lo inundan todo.

IMG_4140

Arroyo junto a la central de San Bartolomé.

Un nuevo tramo de senda por bosque comunica esta central con la pista asfaltada que viene del centro de interpretación, concretamente con el Puente de Santa Cristina. Son apenas 2 kilómetros, pero son kilómetros de gran belleza.

IMG_4143

Por la senda Ventureira, llegando al Ponte de Santa Cristina.

En el Ponte de Santa Cristina, los turistas se agolpan esperando al autobús de vuelta. Nosotros seguiremos rectos, por carretera, hasta llegar al Puente colgante de Fornelos. Decidimos hacerlo así para evitar el tramo empinado con sogas y el rodeo que habría que dar para volver por el monasterio de Caaveiro.

IMG_4154

Río Eume, ya de vuelta.

Ya siguiendo el mismo itinerario que a la ida, por la senda Encomendeiros, llegamos al Puente de Cal Grande y de ahí al coche.

Llegamos al parking a primera hora de la tarde, muy contentos por haber aprovechado el día a pesar de la meteorología y por haber descubierto un rincón tan bonito de Galicia.

Si alguien se ha quedado con ganas de más, es posible hacer otra circular en el tramo superior del río, desde la Central da Ventureira a la presa del Encoro do Eume. Esta ruta es más exigente y con tramos más técnicos y complicados, no es una ruta familiar.

Datos técnicos

Distancia: 21,3 km

Desnivel positivo superado: 400 m+

Tiempo neto: 5 horas y 30 minutos

Fecha de realización: 14/08/2019

Cartografía: Visor IGN

Track Wikiloc

Algunos links interesantes

El Parque Natural de las Fragas do Eume cuenta con una buena página web que nos da mucha información para planificar nuestra visita. La localidad de Pontedeume, muy cercana al parque y conocida por su maravilloso puente que cruza la ría, es otro de los atractivos de la zona.

Este lugar, como muchos otros enclaves de Galicia, ha sido castigado con los incendios. En el año 2012, hubo uno especialmente importante que afectó a 750 hectáreas de la zona de A Capela y que no llegó a entrar en el corazón del parque.

La ruta no llega a entrar en la zona afectada por el fuego, pues queda en la parte superior del cañón, unos kilómetros más al Norte.

Síguenos en redes sociales

Wikiloc

Facebook

Twitter

Instagram

Cara Norte de Oroel y Canal de Berdún.

Peña Oroel (1.770 m). Circular desde Barós por la senda de los Lobos.

Peña Oroel. La montaña de Jaca

La Peña Oroel es una preciosa cumbre del Prepirineo aragonés que domina el valle del río Aragón y la ciudad de Jaca. Su cómoda ascensión desde el Parador de Oroel, hace que muchas personas se acerquen hasta la gran cruz metálica situada en su cima para divisar desde ella una panorámica inmejorable del Pirineo aragonés.

Monasterio Nuevo de San Juan de la Peña y Peña Oroel al fondo.

Monasterio Nuevo de San Juan de la Peña y Peña Oroel al fondo. Primavera del 2013.

Nosotros decidimos alargar un poco la ruta haciendo una preciosa circular desde la localidad de Barós, muy cercana a Jaca. Subimos por la llamada senda de los Lobos, una alternativa muy interesante al clásico camino que sube desde el parador. Esta senda nos deja muy cerca del extremo Este de la montaña, conocido como Punta Bacials (1.689 m). Desde allí, tenemos que recorrer todo el lomo de la montaña hasta alcanzar el extremo Oeste y punto más alto de la Peña Oroel. El descenso lo haremos por la transitadísima senda del parador y su zig-zag para después volver al pueblo de Barós por unas sendas bastante cómodas.

c

Croquis. Fuente: Wikiloc / IGN.

La ruta es muy agradable y también muy bonita. Por cierto, la idea de esta circular la sacamos del blog de LaMeteoQueViene, así que muchas gracias a su autor por compartirla!

Detalles del recorrido

Pasadas las 10 de la mañana llegamos a Barós. El pueblo tiene una serie de casas bastante modernas en la entrada y al fondo se encuentra el casco antiguo, con su iglesia y una pequeña ermita. Nosotros no nos complicamos y aparcamos en la zona nueva, aunque tuvimos que cruzar todo el pueblo caminando.

Iglesia de Barós.

Iglesia de San Fructuoso en Barós.

Donde el pueblo termina, nace una pista y se dirige hacia el Sur, es decir, hacia las faldas del Monte Oroel. La pista se interna en el Barranco Riazo, transitando a media ladera.

Pronto la pista da paso a una senda ancha y en buen estado que seguiremos hasta alcanzar un cruce de caminos con una señalización algo precaria. A la derecha, vamos al parador y a la izquierda, por la senda mejor marcada, vamos hacia la senda de los Lobos. Obviamente, tomamos el camino de la izquierda. Por cierto, en este cruce está la conocida como Fuente de Barós.

IMG_4202

Avanzando por pinar hacia la senda de los Lobos.

Iremos ganando metros de forma constante por un pinar frondoso y muy bonito. Casi alcanzando la cota 1.200, nos toparemos con la pista asfaltada que viene del parador y que va al pueblo de Navasa. La cruzaremos y seguiremos por el camino que hay al otro lado de la misma, ancho y en perfecto estado.

Como veremos en un cartel amarillo que hay en un tronco cercano, estamos ya en la senda de los Lobos. Desde este punto a la cima de Peña Oroel el cartel marca 2 horas y media, que es más o menos lo que nos costó a nosotros a ritmo tranquilo, haciendo varias paradas.

Senda de los Lobos.

Ya metidos en la senda de los Lobos.

Esta senda va trazando una diagonal por la ladera Norte del monte, ganando unos 450 metros de desnivel a lo largo de sus 2,5 kilómetros.

La senda es preciosa y alterna tramos bastante empinados con otros más llanos que nos dejan recuperar el aliento.

Senda de los Lobos.

Alguna zona llana en la senda de los Lobos.

La vegetación es exuberante y la senda es estrecha, aunque se transita sin dificultades. Veremos pinos, abetos y, en la parte más alta, un bonito hayedo. En unos pocos tramos el bosque tiene algunos claros y podemos ver una gran panorámica de la Sierra Partacua, Tendeñera e incluso del macizo de Monte Perdido.

Senda de los Lobos

Un claro en la senda de los Lobos nos deja ver la sierra Tendeñera.

En el último tramo, antes de llegar al cordal, la senda se empina bastante. Afortunadamente es un tramo corto, que pasa rápido. Al salir al llano superior, el cambio de paisaje es impresionante…

Senda de los Lobos.

Atravesando un hayedo, en la parte final de la senda de los Lobos.

Paramos en el collado a beber algo. El entorno, como decía, es sorprendente, pues pasamos de un frondoso bosque muy empinado a una llanura muy amplia, casi desprovista de árboles y con bastante monte bajo (boj y erizón).

Punta Bacials

Ya en el cordal, el paisaje cambia por completo.

Estamos muy cerca del extremo Este del monte Oroel, culminado por la Punta Bacials (1.689 m). La senda que atraviesa el cordal es muy cómoda, apenas gana altura y está bien hollada.

IMG_4235

Caminando por el cómodo cordal.

Subiremos a una pequeña cota intermedia conocida como Punta de Sora (1.707 m), de escasa prominencia, y comenzaremos un leve descenso hasta el collado de las Neveras, llamado así por las viejas construcciones o pozos para acumular nieve que se encuentran en sus inmediaciones, bien visibles desde la propia senda.

IMG_4239

Collarada y la Sierra Partacua desde el cordal.

Las vistas desde el cordal son tremendas miremos a donde miremos. Se alcanza a ver el Turbón hacia el Este y, hacia el Oeste, las nubes cubren los picos más altos del Pirineo Navarro… Delante, a muy pocos kilómetros, los gigantes del valle del Aragón y del valle de Tena.

Antes de bajar al collado de las Neveras, ya vemos la cima de Oroel.

Antes de bajar al collado de las Neveras, ya vemos la cima de Oroel.

Bajaremos al collado de las Neveras, punto importante donde la senda que atraviesa el cordal se une a la senda que sube desde el parador. Aquí comenzamos a cruzarnos con bastante gente, la soledad acaba por momentos…

Realmente, desde el collado de las Neveras, salen dos sendas hacia Oroel, una por el mismo cordal y otra unos metros más abajo por la ladera Sur. La senda del cordal tiene mejores vistas aunque es un poco más incómoda… nosotros subimos por la senda del cordal y bajamos por la de abajo.

IMG_4249

Último tramo a la cima. Se ven claramente las dos sendas de las que hablo en el párrafo de arriba.

Poco antes de llegar a la cima, la senda se acerca bastante a los cortados de la cara Norte, dejando unas vistas espectaculares. La Canal de Berdún, ancha y llana, queda a mano derecha, con la mancha azul del pantano de Yesa visible al fondo, ya a muchos kilómetros de distancia.

Cara Norte de Oroel y Canal de Berdún.

Cara Norte de Oroel y Canal de Berdún.

Parece mentira que, por esa cara Norte tan quebrada y plagada de precipicios, discurra una ruta relativamente asequible, como es la vía Mayencos a la cima de Oroel

Cima de Peña Oroel

Cima de Peña Oroel

Hacemos cima en la Peña Oroel (1.770 m). En el punto más alto, el vértice geodésico parece de tamaño mini al lado de la enorme cruz metálica de casi 9 metros de alto. Esta cruz fue colocada por el Cuerpo de Forestales en 1902 y tuvo que ser subida con mulas pieza a pieza… toda una hazaña para la época.

IMG_4271

Estas cabras aprovechan la sombra que da la cruz situada en la cima. Abajo, se ve Jaca y el valle del río Aragón.

Hay que recordar que el papa León XIII en 1899 llamó a poner cruces en las montañas para demostrar el fervor cristiano y dar la bienvenida al siglo XX. De estos años son cruces míticas de nuestras montañas como la del monte Gorbea o la del Ernio, ambas en País Vasco.

IMG_4257

Desde el extremo Oeste se obtienen unas vistas muy buenas de la Sierra de San Juan de la Peña.

Tras comer el bocadillo en la cima, disfrutando del fresco y de las vistas, comenzamos el tranquilo descenso a Barós. Caminaremos hasta el collado de las Neveras y, desde allí, bajaremos por el famoso zig-zag de las 37 curvas que nos deja en el Parador de Oroel.

El camino es cómodo y muy popular. Durante la bajada nos cruzamos con varios grupos muy numerosos que han decidido subir a Oroel en el “turno de tarde”.

IMG_4280

Senda de bajada al Parador de Oroel.

Sin prisas, vamos descendiendo hasta el parador. Allí aprovechamos para tomar un café en su terraza.

Sin detenernos mucho, volvemos a la pista asfaltada que va al parador pero pronto la abandonaremos para tomar una senda que nace a mano derecha. La senda nos deja en una vieja pista y giraremos de nuevo a la derecha. Bajaremos por pista hasta alcanzar un collado en la cota 1.100 que queda al Sur de la Punta Mocholín, pequeña colina cercana a Barós. En este punto, abandonaremos la pista para continuar por una senda en bastante buen estado que nos devuelve a la Fuente de Barós.

Ya en la senda en la que comenzamos la ruta, solamente nos quedará descender los dos últimos kilómetros, muy cómodos, hasta Barós.

Llegamos al coche muy satisfechos con la ruta. Lo hemos pasado muy bien y hemos disfrutado mucho de los paisajes… una ruta muuuuuy recomendable.

Datos técnicos

Distancia: 16,3 km

Desnivel positivo superado: 890 m+

Tiempo neto: 5 horas

Fecha de realización: 07/09/2019

Cartografía: Visor IGN

Track Wikiloc

Algunos links interesantes

Esta montaña y sus “vecinas”, Cuculo (1.549 m) y San Salvador (1.547 m) se encuentran dentro del denominado Paisaje Protegido de San Juan de la Peña y Monte Oroel. En la web de este espacio, encontramos bastante información y la descripción de siete rutas de senderismo bastante asequibles que nos pueden servir para descubrirlo caminando.

Peña Oroel desde la Sierra de San Juan de la Peña.

Peña Oroel desde la Sierra de San Juan de la Peña.

Esta montaña cuenta con su propia carrera de montaña como no podía ser de otra manera. La Subida a Oroel es una de las veteranas de Aragón con más de veinte ediciones a sus espaldas.

Esta montaña también tuvo su Ultra Trail durante algunos años: Ultra Trail Jaca. Por desgracia, en 2017 ya no se realizó y no parece que se vaya a organizar en el futuro. Una pena, pues era una carrera de media montaña muy interesante y la zona tiene muchas opciones para este tipo de pruebas.

Síguenos en redes sociales

Wikiloc

Facebook

Twitter

Instagram