Valle de Glennahoo y Lago Annascaul. Península de Dingle

SENDERISMO EN LA PENÍNSULA DE DINGLE. COSTA OESTE DE IRLANDA

La Península de Dingle es una pequeña joya de la isla de Irlanda. Se encuentra en el condado de Kerry, cerca de la ciudad de Tralee y es un lugar que está ganando bastante fama en los últimos años. Y es que esta pequeña porción de territorio irlandés tiene casi de todo: mar, montañas, valles, lagos, carreteras estrechas, poca población humana y muchas ovejas. Irlanda en estado puro.

IMG_0682

Valle de Glennahoo

La ruta de hoy apenas tiene dificultad… Une la pequeña población de Ballyduff con el lago de Annascaul (también podemos verlo escrito como Lough Anscaul) a través del valle de Glennahoo, cruzando la península casi de Norte a Sur. A nivel de paisajes es una ruta brutal. El verde de estos valles y montañas es exagerado, el agua corre por cualquier rincón y la soledad que se respira nos hace sentir como unos auténticos privilegiados.

Captura

Croquis de la ruta. Fuente: Wikiloc

Esta ruta surgió casi de casualidad tras consultar la fantástica guía de montañismo de la península de Dingle que habíamos comprado unos meses antes y apenas habíamos mirado. El plan A era el Monte Brandon, techo de la península con 952 metros, pero el día salió muy malo, con lluvia y mucha niebla, así que hubo que rebajar las pretensiones. Una de las rutas más sencillas que proponía la guía era esta y además la cota máxima apenas superaba los 400 metros por lo que era ideal para evitar la niebla.

EL RECORRIDO

A las 11 de la mañana aparcamos junto al cementerio de Ballyduff, inicio de la ruta de hoy. Salimos a la carretera “general” y desandamos unos cientos de metros hasta llegar a una casa de campo de color blanco situada tras una curva pronunciada. Junto a ella, sale un camino ancho algo escondido que sube de forma suave.

Pronto el camino llanea e incluso desciende unos metros para internarse en el valle de Glennahoo. Este valle, de unos 3 kilómetros de largo es de origen glaciar a pesar de encontrarnos a unos 100 metros de altura sobre el nivel del mar.

IMG_0662

Río Glennahoo y valle del mismo nombre. El monte Gob an Iolair (528 m) queda a la derecha.

Es un lugar bucólico, con ovejas trepando por cualquier ladera y el río zigzagueando en el fondo del valle. Recuerda lejanamente al valle de Aguas Tuertas en el pirineo aragonés.

Destaca a mano derecha el monte Gob an Iolair y sus laderas verdes de gran inclinación. Al fondo, el valle se cierra con un circo glaciar por donde bajan tres cascadas que conforman el río Glennahoo.

IMG_0668

Poco a poco nos vamos aproximando al circo que cierra el valle.

El camino en todo momento es ancho y cómodo y es utilizado por los ganaderos para transportar al ganado y demás. Nos cruzamos con un par de pastores de la zona y nos sorprende su amabilidad y cercanía. Lo malo es entenderlos, pues hablan realmente rápido…

IMG_0682

Comienza el ascenso al plateau que da acceso al lago de Annascaul y nos sitúa encima del circo.

El camino ancho termina junto al circo y una leve senda sale a mano izquierda. Está balizada con unos postes de color rojo y con inscripciones en gaélico. La senda no está muy marcada aunque se sigue sin dificultad pues su trazado es bastante evidente. Ganamos metros de forma rápida y dejamos abajo el río Glennahoo. Las vistas son fantásticas.

IMG_0683

La senda, apenas marcada, nos permite ascender a la parte alta del circo.

Avanzamos junto a un imponente torrente con un gran caudal que terminaremos cruzando por una zona de rocas, sin ningún problema. Ya al otro lado del torrente, seguiremos ganando altura al cruzar una ladera verde de fuerte pendiente en diagonal.

IMG_0691

Cruzamos un torrente para seguir ascendiendo por la ladera situada al otro lado del mismo.

Al otro lado del torrente la pendiente del sendero disminuye y ascendemos cómodamente hasta lo que parece el collado. Pronto veremos que no es un collado sino una inmensa meseta o plateau completamente encharcado.

IMG_0693

Llegando al plateau. Al fondo a la derecha el monte Beenoskee.

El tiempo, contra todo pronóstico, mejora de forma leve, las nubes se disipan y nos dejan ver las montañas que nos rodean. Todas ellas entre los 500 y los 800 metros de altura. Sus formas son redondeadas pero sus pendientes muy pronunciadas. Un paisaje muy diferente a todo lo que hemos visto en España.

IMG_0699

Llegamos al plateau, una amplia meseta rodeada de montañas redondeadas como esta, Cnoc na Banoige (641 m).

Al comienzo de la meseta el sendero va desapareciendo. Hay unas balizas que nos ayudan a seguir en dirección al verdadero collado que da acceso al lago Annascaul. El único problema es que está todo muy encharcado y hay que andarse con ojo a la hora de echar el pie.

Sin apenas ganar altura, coronamos el collado a casi 400 metros de altura. Las vistas se abren hacia el sur de la Península de Dingle y vemos también el lago Annascaul por primera vez.

5ht

Bajada al lago Annascaul desde el collado.

El descenso al lago se realiza por un sendero en zig-zag bastante encharcado y con abundante vegetación. El paisaje que nos rodea es impresionante, merece la pena detenerse unos minutos…

IMG_0720

Torrente que alimenta al lago Annascaul.

La estrecha senda nos deja en un puente. A partir de allí el camino mejora mucho. Avanzamos metros rápidamente para terminar llegando a la orilla del lago en unos minutos.

IMG_0740

En la orilla del lago Annascaul.

El lago sorprende por su tamaño. Aprovechamos para sentarnos un rato en su orilla, descansar y comer algo. El retorno es largo, aunque relativamente cómodo.

La vuelta la hacemos por el mismo camino, sin prisa pero sin pausa. El día irá mejorando un poco más e incluso llegamos a ver el sol en algún momento.

IMG_0749

De vuelta, volviendo al collado.

Al llegar a la meseta, la niebla da tregua y nos permite ver la redondeada cima de Beenoskee, una de las más altas de la península y de acceso fácil a diferencia de otras montañas de la zona.

IMG_0756

Monte Beenoskee a la vuelta. Con sus 826 metros es uno de los más altos de la zona.

Terminamos llegando al cementerio de Ballyduff a media tarde, todavía con tiempo de visitar el famoso Conor Pass, el puerto de montaña que comunica los dos extremos de la península, y el pueblo de Dingle, muy turístico y lleno de bares y pubs donde comer el tradicional “fish & chips” y tomar una buena pinta.

IMG_0760

Una de las muchas ovejitas que nos cruzamos aquel día.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 18,5 km

Desnivel positivo acumulado: 615 m+

Tiempo neto: 5 horas

Fecha de realización: 03/08/2018

Track Wikiloc

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

Si vamos a visitar esta zona de Irlanda conviene echar un ojo a la web oficial. Como he comentado en otras entradas de nuestro viaje a Irlanda, conviene tener en mente unos cuantos planes para así poder elegir en función de la meteorología.

IMG_0768

Valle de Glennahoo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s