Circular Villarluengo – Pitarque – Montoro de Mezquita. Maestrazgo (Teruel)

Circular en el Maestrazgo turolense por los senderos GR-8 y PR-TE 9 

La histórica comarca del Maestrazgo está situada a caballo entre las provincias de Castellón y de Teruel. Se caracteriza por tener un terreno calizo, con un paisaje agreste donde los barrancos y las parameras conviven en armonía con largas extensiones de pinar.

IMG_4458

Montoro de Mezquita, en la vega del río Guadalope.

Estamos, por tanto, en una zona de media montaña. Uno de sus grandes atractivos es la red de senderos y caminos de herradura que posee, conservados en un perfecto estado. En esta ruta, usaremos esa red de senderos para unir tres poblaciones en una circular bastante lógica: Villarluengo, Pitarque y Montoro de Mezquita.

Captura

Croquis. Fuente: IGN / Wikiloc

En total, unos 27 kilómetros muy variados donde encontraremos muchos atractivos. Por supuesto atractivos naturales, como el entorno de Pitarque y sus muelas y ríos, así como atractivos etnográficos, como el diminuto pueblo de Montoro de Mezquita donde solamente quedan 7 habitantes empadronados o los muros de piedra seca que salpican toda la ruta.

NOTA: La idea de esta ruta la obtuve de la carrera de montaña Maestrail, concretamente de su distancia media conocida como “La Vuelta al Cantalar“. El año pasado estaba inscrito y no pude acudir por lesión. Este año me he “sacado la espinita” aunque sea sin dorsal.

Detalles del recorrido

A las 11:30 de la mañana llego al Hostal de la Trucha. Ha sido un viaje largo desde Zaragoza aunque bastante cómodo… Hasta Ejulve la carretera está impecable, sin embargo, el tramo EjulveVillarluengo está en obras y tiene algunos tramos de tierra. Están ampliando y mejorando la carretera, que forma parte de la Silent Route, una ruta turística para promocionar esta zona de Teruel.

El Hostal de la Trucha está enclavado en una zona encañonada del río Pitarque, poco antes de su desembocadura en el Guadalope y muy cerca de los famosos Órganos de Montoro. Hay poco espacio para aparcar en la carretera, junto al hostal, a lo sumo uno o dos coches.

Vega del río Pitarque.

Vega del río Pitarque. Todavía cerca del Hostal de la Trucha.

El primer tramo de nuestra ruta está balizado como PR-TE 9 (marcas blancas y amarillas). Es un camino de herradura muy bien marcado que asciende al Puerto de Villarluengo.

El ascenso al puerto es cómodo. Una vez en lo alto, tenemos un tramo corto de descenso por senda. Al fondo, ya aparece el pueblo de Villarluengo, colgado en un risco sobre el intrincado valle del río Cañada.

Poco antes de alcanzar el casco urbano, pasaremos por la Fuente del Siscar, buen lugar para refrescarse en un día caluroso como el de hoy.

Villarluengo

Villarluengo

Tras entrar en el casco urbano de Villarluengo y visitar su iglesia, retomamos nuestra ruta. El PR-TE 9 acaba aquí, por ello, tomaremos ahora el GR-8.1 que une Villarluengo con Pitarque, cambiando las marcas blancas y amarillas por marcas blancas y rojas.

IMG_4405

Ascendiendo a la Cerrallosa, dejando atrás la masía de la Torre.

El camino pasa junto a unas masías para después comenzar el ascenso a la Loma de la Cerrallosa. Realmente es un doble ascenso pues esta montaña tiene forma de sinclinal y tendremos que ascender a sus dos “dientes de sierra”.

El paisaje es suave, con terreno abancalado y masías desperdigadas por todas partes, algunas de ellas en ruinas.

Alcanzaremos el segundo diente de sierra de la Cerrallosa (cota 1.368 m). Este punto da acceso a toda la vertiente de Pitarque y es el punto donde se inicia el largo descenso a este segundo pueblo.

IMG_4416

Senda que desciende a Pitarque. Al fondo, destaca la silueta de Peñarrubia (1.454 m).

El descenso, siempre por senda, es muy agradable. Tendremos unas vistas espectaculares del Cerro de Peñarrubia (1.454 m) y del Barranco de la Cañada que comunica Pitarque con Cañada de Benatanduz, el pueblo más alto del Maestrazgo.

Barranco de la Cañada

Barranco de la Cañada

La senda sigue perdiendo altura de forma suave y, al fondo, ya aparece el casco urbano de Pitarque. Descenderemos al río del mismo nombre por un paisaje precioso, salpicado de masías.

20190928_135031

Llegando a Pitarque, entre masías.

Vadearemos el Barranco de la Cañada y después, por un puente, cruzaremos el río Pitarque, que lleva un buen caudal. Los árboles de la vega comienzan a teñirse de amarillo y dejan intuir que el otoño se acerca.

IMG_4428

Río Pitarque.

Alcanzamos el casco urbano de Pitarque. Todo el pueblo se encuentra en una ladera. Debajo de la iglesia hay una fuente muy fresca y caudalosa, ideal para rellenar la cantimplora.

Sin detenernos mucho, seguimos ladera arriba, dejando atrás el pueblo, por un camino que no da tregua. Hay un breve tramo del mismo donde los juncos y la vegetación apenas dejan pasar, pero no hay problema, podemos salir a mano derecha y seguir ascendiendo entre viejos bancales cuyos muros de piedra se han venido abajo. Hay senda.

IMG_4437

Dejando abajo el pueblo de Pitarque.

El ascenso nos conduce a unos vistosos riscos y al collado o paso natural que comunica Pitarque con nuestro siguiente destino: Montoro de Mezquita. En el último tramo del ascenso, el camino está empedrado a modo de calzada. Un zig-zag nos permite salvar con comodidad los últimos metros de desnivel.

IMG_4439

Ascendiendo al collado que comunica Pitarque con Montoro.

Coronamos este puerto, punto más alto de la ruta a casi 1.400 metros de altura. El paisaje al otro lado del puerto cambia bastante con unas amplias parameras sin apenas vegetación y un conjunto grandes de masías unos cientos de metros por debajo de nosotros.

La senda, algo difusa, baja hasta dichas masías (Masada de Hoya Serval) para luego torcer a la izquierda dejando a mano derecha las paredes del Risco de Peñarroya (1.221 m). El camino se interna en un pinar y avanza pegado al cauce del Barranco de la Carrera antes de salir a una pista que pronto nos deposita en el tercer y último pueblo del día: Montoro de Mezquita.

IMG_4445

Montoro de Mezquita

El pueblo es pequeño y coqueto y está situado junto a los Estrechos de Valloré, un desfiladero que conforma el río Guadalope. Junto al mismo, hay una vega muy bonita llena de chopos y algunos campos de cultivo. El entorno es muy agradable.

IMG_4447

La vega del Guadalope, en Montoro de Mezquita

En la parte baja del pueblo, tomamos el camino que se dirige a Villarluengo y al Hostal de la Trucha. Este sendero es muy bonito y, en su primer tramo, se aproxima a un gran risco de roca que cierra el valle del Guadalope por su derecha. Las vistas desde el sendero a Montoro de Mezquita y a los Estrechos de Valloré son muy buenas.

Dejamos atrás Montoro de Mezquita y los Estrechos de Valloré

Dejamos atrás Montoro de Mezquita y los Estrechos de Valloré

El camino, estrecho y pegado a la pared de roca, comienza a ascender de forma llevadera. En pocos minutos nos deja en la ermita de San Pedro de la Roqueta, un pequeño santuario enclavado junto a un risco que domina el valle.

Ermita de San Pedro de la Roqueta

Ermita de San Pedro de la Roqueta

Aprovecho para comer algo junto a la ermita y descansar. Pronto volvemos al camino, pero cuidado, junto a la ermita hay un cartel con un sendero balizado que va a las pinturas del Cantalar, no debemos tomarlo. En su lugar, tomaremos una pista más ancha que desciende hacia el Barranco de San Pedro.

IMG_4471

Cruz en el camino.

Pronto abandonamos la pista y nos internamos de nuevo en una agradable senda. Sorprende que en este tramo hay multitud de cruces de madera en el camino en recuerdo de peregrinos fallecidos hace muchos siglos… Muy curioso.

Recorreremos parte del barranco de San Pedro para después girar a la izquierda y comenzar el último ascenso del día, a las conocidas como Parameras de Montoro. Es un ascenso cómodo, por pinar, que nos deja en una zona prácticamente llana y plagada de masías en ruinas.

IMG_4486

La Cerrallosa y Cabezo del Ladronar, desde el collado que da acceso al Hostal de la Trucha.

La senda comienza a descender. Estamos de nuevo en el valle del río Pitarque, dominado por el Cerro de la Cerrallosa (1.368 m) y el Cabezo del Ladronar (1.341 m), muy vistosos desde esta parte del valle. El Hostal de la Trucha está en la parte más baja y la senda pierde metros bastante rápido.

Es una zona muy bonita, llena de pinos. La senda serpentea y en pocos minutos alcanzamos el Hostal de la Trucha, punto de partida de la ruta de hoy, cerrando así el círculo.

A las 17:15 llegamos al coche. Ha sido un día intenso donde he descubierto el Maestrazgo turolense, sus pueblos y sus paisajes. Muy contento por haber venido hasta aquí, estoy seguro de que volveremos más pronto que tarde, la zona me ha gustado mucho.

Datos técnicos

Distancia: 27 km

Desnivel positivo superado: 1.450 m+

Tiempo neto: 5 horas (a ritmo intenso y trotando en las bajadas).

Fecha de realización: 28/09/2019

Cartografía: Visor IGN

Track Wikiloc

Algunos links interesantes

El Maestrazgo turolense es una tierra bastante desconocida y llena de grandes atractivos. Es un lugar ideal para pasar un fin de semana o un puente y disfrutar de la naturaleza, la tranquilidad y su gastronomía.

Como lugares imprescindibles, se me ocurre la visita a los Órganos de Montoro, al nacimiento del Río Pitarque, a las Grutas de Cristal de Molinos o a el Puente de la Fonseca.

IMG_4492

Órganos de Montoro.

Si buscamos algo diferente, podemos hacer una visita a la central térmica abandonada de Aliaga o, para los apasionados de la historia, al museo de las guerras carlistas en Cantavieja.

Síguenos en redes sociales

Wikiloc

Facebook

Twitter

Instagram

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s