Ermita de San Pedro de la Roqueta

Circular Villarluengo – Pitarque – Montoro de Mezquita. Maestrazgo (Teruel)

Circular en el Maestrazgo turolense por los senderos GR-8 y PR-TE 9 

La histórica comarca del Maestrazgo está situada a caballo entre las provincias de Castellón y de Teruel. Se caracteriza por tener un terreno calizo, con un paisaje agreste donde los barrancos y las parameras conviven en armonía con largas extensiones de pinar.

IMG_4458

Montoro de Mezquita, en la vega del río Guadalope.

Estamos, por tanto, en una zona de media montaña. Uno de sus grandes atractivos es la red de senderos y caminos de herradura que posee, conservados en un perfecto estado. En esta ruta, usaremos esa red de senderos para unir tres poblaciones en una circular bastante lógica: Villarluengo, Pitarque y Montoro de Mezquita.

Captura

Croquis. Fuente: IGN / Wikiloc

En total, unos 27 kilómetros muy variados donde encontraremos muchos atractivos. Por supuesto atractivos naturales, como el entorno de Pitarque y sus muelas y ríos, así como atractivos etnográficos, como el diminuto pueblo de Montoro de Mezquita donde solamente quedan 7 habitantes empadronados o los muros de piedra seca que salpican toda la ruta.

NOTA: La idea de esta ruta la obtuve de la carrera de montaña Maestrail, concretamente de su distancia media conocida como “La Vuelta al Cantalar“. El año pasado estaba inscrito y no pude acudir por lesión. Este año me he “sacado la espinita” aunque sea sin dorsal.

Detalles del recorrido

A las 11:30 de la mañana llego al Hostal de la Trucha. Ha sido un viaje largo desde Zaragoza aunque bastante cómodo… Hasta Ejulve la carretera está impecable, sin embargo, el tramo EjulveVillarluengo está en obras y tiene algunos tramos de tierra. Están ampliando y mejorando la carretera, que forma parte de la Silent Route, una ruta turística para promocionar esta zona de Teruel.

El Hostal de la Trucha está enclavado en una zona encañonada del río Pitarque, poco antes de su desembocadura en el Guadalope y muy cerca de los famosos Órganos de Montoro. Hay poco espacio para aparcar en la carretera, junto al hostal, a lo sumo uno o dos coches.

Vega del río Pitarque.

Vega del río Pitarque. Todavía cerca del Hostal de la Trucha.

El primer tramo de nuestra ruta está balizado como PR-TE 9 (marcas blancas y amarillas). Es un camino de herradura muy bien marcado que asciende al Puerto de Villarluengo.

El ascenso al puerto es cómodo. Una vez en lo alto, tenemos un tramo corto de descenso por senda. Al fondo, ya aparece el pueblo de Villarluengo, colgado en un risco sobre el intrincado valle del río Cañada.

Poco antes de alcanzar el casco urbano, pasaremos por la Fuente del Siscar, buen lugar para refrescarse en un día caluroso como el de hoy.

Villarluengo

Villarluengo

Tras entrar en el casco urbano de Villarluengo y visitar su iglesia, retomamos nuestra ruta. El PR-TE 9 acaba aquí, por ello, tomaremos ahora el GR-8.1 que une Villarluengo con Pitarque, cambiando las marcas blancas y amarillas por marcas blancas y rojas.

IMG_4405

Ascendiendo a la Cerrallosa, dejando atrás la masía de la Torre.

El camino pasa junto a unas masías para después comenzar el ascenso a la Loma de la Cerrallosa. Realmente es un doble ascenso pues esta montaña tiene forma de sinclinal y tendremos que ascender a sus dos “dientes de sierra”.

El paisaje es suave, con terreno abancalado y masías desperdigadas por todas partes, algunas de ellas en ruinas.

Alcanzaremos el segundo diente de sierra de la Cerrallosa (cota 1.368 m). Este punto da acceso a toda la vertiente de Pitarque y es el punto donde se inicia el largo descenso a este segundo pueblo.

IMG_4416

Senda que desciende a Pitarque. Al fondo, destaca la silueta de Peñarrubia (1.454 m).

El descenso, siempre por senda, es muy agradable. Tendremos unas vistas espectaculares del Cerro de Peñarrubia (1.454 m) y del Barranco de la Cañada que comunica Pitarque con Cañada de Benatanduz, el pueblo más alto del Maestrazgo.

Barranco de la Cañada

Barranco de la Cañada

La senda sigue perdiendo altura de forma suave y, al fondo, ya aparece el casco urbano de Pitarque. Descenderemos al río del mismo nombre por un paisaje precioso, salpicado de masías.

20190928_135031

Llegando a Pitarque, entre masías.

Vadearemos el Barranco de la Cañada y después, por un puente, cruzaremos el río Pitarque, que lleva un buen caudal. Los árboles de la vega comienzan a teñirse de amarillo y dejan intuir que el otoño se acerca.

IMG_4428

Río Pitarque.

Alcanzamos el casco urbano de Pitarque. Todo el pueblo se encuentra en una ladera. Debajo de la iglesia hay una fuente muy fresca y caudalosa, ideal para rellenar la cantimplora.

Sin detenernos mucho, seguimos ladera arriba, dejando atrás el pueblo, por un camino que no da tregua. Hay un breve tramo del mismo donde los juncos y la vegetación apenas dejan pasar, pero no hay problema, podemos salir a mano derecha y seguir ascendiendo entre viejos bancales cuyos muros de piedra se han venido abajo. Hay senda.

IMG_4437

Dejando abajo el pueblo de Pitarque.

El ascenso nos conduce a unos vistosos riscos y al collado o paso natural que comunica Pitarque con nuestro siguiente destino: Montoro de Mezquita. En el último tramo del ascenso, el camino está empedrado a modo de calzada. Un zig-zag nos permite salvar con comodidad los últimos metros de desnivel.

IMG_4439

Ascendiendo al collado que comunica Pitarque con Montoro.

Coronamos este puerto, punto más alto de la ruta a casi 1.400 metros de altura. El paisaje al otro lado del puerto cambia bastante con unas amplias parameras sin apenas vegetación y un conjunto grandes de masías unos cientos de metros por debajo de nosotros.

La senda, algo difusa, baja hasta dichas masías (Masada de Hoya Serval) para luego torcer a la izquierda dejando a mano derecha las paredes del Risco de Peñarroya (1.221 m). El camino se interna en un pinar y avanza pegado al cauce del Barranco de la Carrera antes de salir a una pista que pronto nos deposita en el tercer y último pueblo del día: Montoro de Mezquita.

IMG_4445

Montoro de Mezquita

El pueblo es pequeño y coqueto y está situado junto a los Estrechos de Valloré, un desfiladero que conforma el río Guadalope. Junto al mismo, hay una vega muy bonita llena de chopos y algunos campos de cultivo. El entorno es muy agradable.

IMG_4447

La vega del Guadalope, en Montoro de Mezquita

En la parte baja del pueblo, tomamos el camino que se dirige a Villarluengo y al Hostal de la Trucha. Este sendero es muy bonito y, en su primer tramo, se aproxima a un gran risco de roca que cierra el valle del Guadalope por su derecha. Las vistas desde el sendero a Montoro de Mezquita y a los Estrechos de Valloré son muy buenas.

Dejamos atrás Montoro de Mezquita y los Estrechos de Valloré

Dejamos atrás Montoro de Mezquita y los Estrechos de Valloré

El camino, estrecho y pegado a la pared de roca, comienza a ascender de forma llevadera. En pocos minutos nos deja en la ermita de San Pedro de la Roqueta, un pequeño santuario enclavado junto a un risco que domina el valle.

Ermita de San Pedro de la Roqueta

Ermita de San Pedro de la Roqueta

Aprovecho para comer algo junto a la ermita y descansar. Pronto volvemos al camino, pero cuidado, junto a la ermita hay un cartel con un sendero balizado que va a las pinturas del Cantalar, no debemos tomarlo. En su lugar, tomaremos una pista más ancha que desciende hacia el Barranco de San Pedro.

IMG_4471

Cruz en el camino.

Pronto abandonamos la pista y nos internamos de nuevo en una agradable senda. Sorprende que en este tramo hay multitud de cruces de madera en el camino en recuerdo de peregrinos fallecidos hace muchos siglos… Muy curioso.

Recorreremos parte del barranco de San Pedro para después girar a la izquierda y comenzar el último ascenso del día, a las conocidas como Parameras de Montoro. Es un ascenso cómodo, por pinar, que nos deja en una zona prácticamente llana y plagada de masías en ruinas.

IMG_4486

La Cerrallosa y Cabezo del Ladronar, desde el collado que da acceso al Hostal de la Trucha.

La senda comienza a descender. Estamos de nuevo en el valle del río Pitarque, dominado por el Cerro de la Cerrallosa (1.368 m) y el Cabezo del Ladronar (1.341 m), muy vistosos desde esta parte del valle. El Hostal de la Trucha está en la parte más baja y la senda pierde metros bastante rápido.

Es una zona muy bonita, llena de pinos. La senda serpentea y en pocos minutos alcanzamos el Hostal de la Trucha, punto de partida de la ruta de hoy, cerrando así el círculo.

A las 17:15 llegamos al coche. Ha sido un día intenso donde he descubierto el Maestrazgo turolense, sus pueblos y sus paisajes. Muy contento por haber venido hasta aquí, estoy seguro de que volveremos más pronto que tarde, la zona me ha gustado mucho.

Datos técnicos

Distancia: 27 km

Desnivel positivo superado: 1.450 m+

Tiempo neto: 5 horas (a ritmo intenso y trotando en las bajadas).

Fecha de realización: 28/09/2019

Cartografía: Visor IGN

Track Wikiloc

Algunos links interesantes

El Maestrazgo turolense es una tierra bastante desconocida y llena de grandes atractivos. Es un lugar ideal para pasar un fin de semana o un puente y disfrutar de la naturaleza, la tranquilidad y su gastronomía.

Como lugares imprescindibles, se me ocurre la visita a los Órganos de Montoro, al nacimiento del Río Pitarque, a las Grutas de Cristal de Molinos o a el Puente de la Fonseca.

IMG_4492

Órganos de Montoro.

Si buscamos algo diferente, podemos hacer una visita a la central térmica abandonada de Aliaga o, para los apasionados de la historia, al museo de las guerras carlistas en Cantavieja.

Síguenos en redes sociales

Wikiloc

Facebook

Twitter

Instagram

Anuncios

Trail Zoquetes 26K (Alcorisa) – Edición 2019

TRAIL ZOQUETES DE ALCORISA – 26K y 1000 m+

La localidad turolense de Alcorisa tiene el honor de inaugurar el calendario aragonés de carreras por montaña. Estamos cerca del Maestrazgo y eso se nota en los paisajes, el clima y el tipo de carrera… Mucha senda, barranco y pinares, terreno rompepiernas con pocas subidas y bajadas largas pero algunas de ellas muy intensas. En resumen, una carrera muy divertida.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Alcorisa, desde los cerros que rodean el pueblo, por donde discurre la carrera. Foto: visitbajoaragon.com

El evento cuenta con tres distancias: 26K, 15K y 10K. En esta ocasión pudimos correr y disfrutar del recorrido largo que discurre por la zona de pinares y barrancos que queda al sur del pueblo, entre Alcorisa y Castellote.

captura

Recorrido del 2019. Fuente: Wikiloc (usuario Enradau)

CRÓNICA Y ANÁLISIS DEL RECORRIDO

A las 9 de la mañana arranca la carrera en el parque de Alcorisa. En el arco de salida estamos apenas 50 corredores, carrera en familia, sin tapones ni tensiones, toca dejarse llevar y disfrutar. Los dos primeros kilómetros son muy rápidos (por pista) y bastante llanos, saldremos de Alcorisa por el noroeste, buscando una pequeña cota de 750 metros de altura.

salida2

Salida de la carrera de 26K

Abandonamos la pista justo a los dos kilómetros de haber comenzado y ya empezamos a subir dicha cota por senda. La primera bajada de la carrera es divertida, con algo de piedra suelta a través de un sendero estrecho. Sirve para calentar y soltar las piernas. En este punto, junto al camino, unas cabras montesas corretean entre el monte bajo, me sorprende que estén tan cerca del pueblo!!

Bajaremos de nuevo al pueblo y pasaremos por debajo de la carretera nacional para empezar la primera subida seria del día, a los Cerros de las Umbrías. Unos 200 m+ en apenas 1 kilómetro por una senda bastante buena.

primerabajadatecnica

Segunda bajada del día, por sendero empinado y técnico. Foto: Facebook organización

En este punto de la carrera me posiciono en 7º lugar y poco a poco veo como los dos corredores que me preceden se van alejando… Hemos salido muy rápido y noto la fatiga. No estoy acostumbrado a estos ritmos tan intensos.

Una bajada bastante directa nos deja junto al primer avituallamiento del día. He venido con un botellín de mano y la idea es parar lo menos posible… Paso de largo para afrontar una nueva subida, corta pero también intensa a un collado cercano (cota 845).

masderuiz2

Tras pasar por el primer avituallamiento tocará subir de nuevo. Foto: Facebook organización

Tras coronar el collado comienza un tramo cómodo y rápido, bastante llano y una posterior bajada también muy cómoda hasta el cauce seco del Barranco del Redondo. Haremos dos tramos de este barranco. Entre el primer tramo y el segundo pasaremos por unas masías donde se encuentra el segundo avituallamiento del día y ecuador de la carrera.

barranco

Primer tramo del Barranco del Redondo. Foto: Facebook organización

El barranco tiene un lecho seco de cantos rodados donde se hace un poco incómodo correr. Saldremos del primer tramo por una zona espectacular, con mucha vegatación y humedad, donde hay varias pozas con agua y una cascada por donde tendremos que trepar. Es una zona muy bonita pero cuidado en años de mucho frío por el hielo (¡estamos en enero!).

masderuiz

Breve subida tras el segundo avituallamiento. Foto: Facebook organización

En el segundo avituallamiento decido parar a rellenar el botellín. Será la última vez que pare hasta llegar a meta. La baja temperatura hace que se sude muy poco y puedas tirar en “modo camello” con apenas medio litro de agua.

Tras una breve subida, llegaremos al segundo tramo del barranco, más incómodo al ser muy rocoso y tener que ir dando algunos saltos y esquivando los charcos helados. Es una zona en la que hay que guardar fuerzas…

barranco2

Segundo tramo del Barranco del Redondo, más incómodo que el primero. Foto: Facebook organización

Saldremos del barranco para tomar una pista que seguiremos durante 2 kilómetros, es el tramo más rápido del día pues es casi todo cuesta abajo. Aquí se puede apretar. Tras más de 12 kilómetros en solitario, comienzo a ver a lo lejos a algún corredor. Las sensaciones son buenas y esto me anima más todavía, acelero el ritmo y a ver hasta donde llegamos…

Abandonamos la pista para tomar una senda. Subimos un poquito y para abajo. Este descenso, por una senda preciosa que atraviesa un pinar, me parece el tramo más bonito del día. Se puede bajar a tope teniendo un poco de cuidado con la piedra suelta y las raíces.

La bajada nos deposita de nuevo en las inmediaciones del Barranco del Redondo, junto a unas masías. Sin duda encaramos ya la última parte de la carrera, un leve diente de sierra con varios sube-bajas que te pueden dar la puntilla si no has guardado nada… En mi caso, llegué bastante tocado muscularmente debido a la falta de entrenamientos intensos pero motivado y disfrutando mucho, que a veces es lo más importante.

Muy animado, adelanto a un corredor antes de alcanzar la subida a la ermita de San Juan. Desde ella, tenemos Alcorisa a nuestros pies y parece que no queda nada más que la última bajada, pero no. Justo antes de alcanzar el pueblo una nueva tachuela nos sorprende… Bufff qué palo.

Ojo con esta bajada y la siguiente pues son técnicas y aquí nos encontramos con bastantes corredores de las distancias más cortas. Precaución y paciencia para no poner nervioso a nadie.

peñasanjuan

Bajando a tope de la ermita a Alcorisa. Foto: Facebook organización

Bajando esta tachuela aprieto un poco más y adelanto a un nuevo corredor entrando en meta en 5º lugar. Acabo muy contento por volver a ritmos altos de carrera sin morir en el intento, tras casi tres meses a medio gas después de una lesión de rodilla que tuve tras la última carrera en octubre (Ultra Trail el Rincón) y que me ha impedido correr dos carreras a las que ya estaba inscrito.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 26 km

Desnivel positivo acumulado: 1000 m+

Tiempo neto: 2 horas y 33 minutos

Puesto: 5º de 41 (50 inscritos)

Track Wikiloc (usuario Enradau)

Facebook Trail los Zoquetes

Clasificaciones

OPINIÓN PERSONAL

Carrera guapa, guapa, todo un descubrimiento pues pensaba que la zona iba a ser más secarral y la carrera iba a tener más tramos de pista, todo lo contrario. El principal aliciente de la carrera son las sendas, las hay más rápidas y más técnicas pero 22 kilómetros de los 26 que tiene la prueba iremos por sendero. Así sí.

El balizaje suficiente y los avituallamientos muy correctos, cuatro en total más el de meta. Ambiente cercano y pocos corredores en la larga, aunque me consta que en el resto de distancias había bastantes más.

Poco más, agradecer a la organización por montar este evento tan chulo y animarla a seguir haciéndolo los próximos años para que más gente pueda venir a Alcorisa y conocer estos paisajes tan bonitos y adecuados para correr por montaña.

logo

Rambla de Celumbres / Sellumbres (PR CV-408)

03/01/2018 – CIRCULAR A LA RAMBLA DE CELUMBRES DESDE PORTELL DE MORELLA

El Maestrazgo es una comarca histórica que se extiende entre Teruel y Castellón. Es una tierra dura, castigada por el viento mestral, con altos páramos y profundos barrancos repletos de vegetación mediterránea. Uno de estos barrancos es la Rambla de Celumbres (Sellumbres en valenciano), que se extiende al Sur de la bella localidad de Morella, separando las poblaciones de Portell de Morella y Castellfort.

La rambla no suele llevar agua, es un río estacional. Nace en Aragón, en Mosqueruela (sierra de Gúdar) y en esta comunidad recibe el nombre de río de las Truchas para más tarde tomar el nombre de rambla de Celumbres al pasar a la comunidad Valenciana. Tributa sus aguas al río Bergantes, afluente a su vez del aragonés Guadalope.

p1140757.jpg

Meandro de la rambla de Celumbres desde el mirador de la Roca Roja.

La ruta está balizada como sendero de Pequeño Recorrido PR CV – 408. La mayor parte del itinerario discurre por unas sendas muy bonitas y bien conservadas, entre bancales y muros de piedra en seco, otra de las peculiaridades de esta zona. La rambla es una pasada, en su parte central está enclavada entre paredes de más de 100 metros de altura. Un pequeño tesoro escondido en un rincón recóndito de la provincia de Castellón.

Captura

Croquis. Fuente: IGN/Wikiloc.

EL RECORRIDO

A las 11 de la mañana comenzamos a caminar por las calles del pueblo de Portell de Morella. Saldremos de él por una pista asfaltada señalizada como GR a Villafranca del Cid. La ruta que seguimos está balizada como PR CV-408, sin embargo, las balizas y las marcas blancas y amarillas de PR comenzaremos a verlas ya casi en la propia rambla.

P1140683

Portell de Morella.

Tras los dos primeros kilómetros, que discurren por pista, tomamos una senda que rodea un barranco, hasta alcanzar una gran cruz de madera junto al camino, conocida como Cruz de las Artigas. Junto a la cruz hay un cruce de caminos y debemos estar atentos para tomar la senda adecuada (ver track), pues pone una cruz blanca y amarilla de camino equivocado, cuando realmente es la senda que debemos tomar.

P1140688

Bajando por senda al fondo de la rambla.

La senda baja poco a poco al fondo de la rambla. Es una senda muy bonita que discurre entre pinares, pegada a las rocas. Ya en la rambla, la abandonaremos rápidamente y pasaremos por el pinar contiguo. Subiremos a un pequeño collado para volver a bajar a la rambla, evitando así un amplio meandro del cauce.

P1140702

Bajando a la rambla.

Estamos por fin en la rambla de Celumbres. El paisaje es muy bonito. La rambla pedregosa contrasta con los pinares y las paredes de roca.

P1140704

Ya en plena Rambla de Celumbres.

Llama la atención la cantidad de procesionaria que hay en las copas de los pinos. Menos mal que estamos en enero y las orugas todavía no han bajado al suelo, pues son muy tóxicas para los perros… Habrá que tener cuidado si venimos con nuestra mascota en los meses más propicios para esta plaga.

P1140719

Ambiente frío dentro de la rambla.

En este tramo central de la rambla no hay sendero. Hay que andar por el cauce seco. Es bastante cómodo, salvo algún tramo puntual de rocas más grandes. En general, no hay ninguna dificultad.

P1140727

Llegando a la Roca del Corb, uno de los puntos más espectaculares del día.

La Roca del Corb es uno de los platos fuertes de la ruta. Es una pared anaranjada con un espectacular desplome que cae sobre la rambla. Es fácil sentirse pequeño debajo de semejante paredón.

P1140732

El sol calienta algunos tramos de la rambla y terminamos de manga corta…

Pasados 500 metros aproximadamente tras la Roca del Corb, salimos de la rambla y tomamos una pista forestal que discurre junto al cauce, a mano derecha. Este tramo de pista tiene un par de kilómetros. Es un tramo muy cómodo y de gran belleza, pues discurre entre grandes paredes muy bonitas. Es un tramo muy agradable y fácil de caminar.

P1140738

Ya en el tramo de pista, cruzando el cauce de la rambla.

En la última parte, pasamos bajo la Roca Roja, pared vertical que se asoma al cauce justo a la altura de un amplio meandro. Kilómetros más tarde, nos asomaremos a los abismos desde su cima, en un mirador natural de gran belleza.

P1140742

Roca Roja, dominando el paisaje.

Abandonaremos la pista principal en un desvío señalizado y tomaremos un camino que sale a mano izquierda y que se interna en el Barranc de la Barcella. Remontaremos este bonito barranco por una preciosa senda que sube de manera decidida entre la densa vegetación que lo cubre todo.

P1140749

Remontando el Barranc de la Barcella.

Finalizado el barranco, la pendiente disminuye y saldremos a un camino más amplio que nos dejará en la planicie cimera de la Roca Roja. Debemos desviarnos del sendero balizado (ver track) y andar unos metros fuera de senda para asomarnos al mirador. Merece la pena perder 10 minutos, las vistas a la rambla son impresionantes.

P1140757

Meandro de la rambla de Celumbres desde el mirador de la Roca Roja.

El último tramo hasta Portell de Morella discurre por sendas sin apenas ganar desnivel, siempre entre muros de piedra en seco y bancales. Un paisaje ya menos llamativo pero muy bonito.

P1140760

Pequeño refugio hecho con piedra en seco, junto al camino.

Poco antes de anochecer, llegamos a Portell de Morella, tras una agradable y solitaria jornada de montaña en un recóndito lugar de la provincia de Castellón perfecto para desconectar de todo…

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 17,5 km

Desnivel positivo acumulado: 775 m+

Tiempo neto: 5 horas

Cartografía: Visor IGN

Track Wikiloc

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

Esta zona del Maestrazgo es perfecta para hacer un poco de turismo rural y visitar algunos de los pueblos más bonitos de la península: Morella, Cantavieja, Puertomingalvo

Otra zona de gran valor natural y cercana a esta rambla es el Parque Natural de Penyagolosa, una de las montañas más emblemáticas y altas de la Comunidad Valenciana.

Es una zona muy especial y que todavía mantiene el encanto rural que ya han perdido otras zonas de España más explotadas… merece la pena una visita.

CSP – Ultra Castelló Penyagolosa 2017

22/04/2017 – CSP – Crónica y análisis del recorrido

Primera ultra trail del año, una de las grandes, la CSP de Penyagolosa. Gran ambiente y gran organización para una carrera muy guapa que será sede de los campeonatos del mundo del año 2018.

mapa-croquis

Croquis del recorrido en naranja. Fuente: IGN.

A nivel personal, una carrera irregular, con un comienzo muy fuerte que me pasó factura en los kilómetros finales y algún error técnico, como no usar bastones, que me hizo pasarlo algo peor de lo esperado. No obstante, contento con el resultado final, algo más de 17 horas, y especialmente con la experiencia vivida.

Perfil

Perfil y estadísticas personales de la carrera. Fuente: Livetrail.

LA CARRERA

A las 00:00 horas comienza la carrera desde las instalaciones de atletismo de la UJI (Universidad Jaime I de Castellón). Gran ambiente y mucho corredor elite en las primeras posiciones. Estamos en una prueba importante…

salida-Enrique_Moret_FB

Salida. Foto: Enrique Moret.

Tramo I: Castellón – Borriol

Tras una vuelta por la pista de atletismo, abarrotada de espectadores, comienza la carrera por las afueras de la ciudad de Castellón. Avenidas amplias y algo desangeladas hasta tomar una pista que sube poco a poco entre urbanizaciones.

La pista se torna en sendero y comienza una cómoda subida de unos 300 metros de desnivel hasta un collado que enlaza con otra senda que desciende a Borriol. Esta senda de bajada es incómoda, con mucha roca y algo sucia.

Entraremos en Borriol por la parte baja del pueblo, Ya en la plaza central, primer avituallamiento y un ambientazo de lujo.

Tramo II: Borriol – Bassa

Tras un recorrido urbano por las calles de Borriol, comienza la subida a la ermita del pueblo que conecta con un sendero que escala hasta la montaña situada encima del pueblo (cota 600). Una subida muy vertical de unos 400 metros de desnivel que nos calentará las piernas de verdad.

Tras hacer cima, comienzan los kilómetros más cómodos de la carrera. Unos tramos largos de pista sin dificultad que se prestan a correr y de qué manera… Mucho cuidado aquí, es fácil dejarse llevar por las prisas y los excesos se pagan.

Una leve subida y posterior bajada para llegar al segundo avituallamiento (Bassa de les Orenetes), un lugar en mitad de la nada donde la organización coloca un gran muñeco hinchable que nos da la bienvenida.

Tramo III – Bassa – Les Useres

Tramo sin apenas complicaciones, con algo más de sendero que el anterior, aunque no mucho. Tras una breve bajada, cruzaremos la amplia Rambla de la Viuda, un río seco de enormes proporciones.

Tras ello, subida cómoda por pista y llaneo antes de alcanzar las inmediaciones del pueblo de Les Useres, donde comenzará una subida intensa hasta el casco del pueblo, lugar donde se ubica el tercer avituallamiento de la carrera.

100_1021

Les Useres. Foto: lesuseres.es

Tramo IV – Les Useres – Sant Miquel de Torrocelles

Tras salir del pueblo comienza la segunda subida dura de la carrera. Otros 400 metros de desnivel hasta lo alto de la Serra de la Creu, redondeado cordal montañoso a las afueras del pueblo. Subida cómoda, por buena senda y muy llevadera.

Desde lo alto de la sierra, comienza un descenso que alterna sendero y pista hasta un pequeño barranco. Donde comienza un sube y baja bastante intenso que nos dejará a los pies de la hermosa ermita de Sant Miquel de Torrocelles, iluminada en medio de la noche y con las campanas sonando. Uno de esos momentos mágicos que tienen estas carreras.

ermitorio20torrocelles

Sant Miquel de Torrocelles. Foto: Turismo de Castellón

42 kilómetros de carrera ya cumplidos y caso 2000 m+ en apenas 5 horas. Ritmo de maratón de montaña, quizá algo elevado para mis capacidades, me he dejado llevar…

Dentro de la ermita, un buen avituallamiento y ambiente bastante frío, pero frío de verdad… está helando. Nada que ver con el caluroso ambiente que encontré en la MiM del 2013, cuando pasé por aquí al mediodía.

Tramo V: Sant Miquel de Torrocelles – Atzeneta

Nuevo tramo rapidísimo. Tras una breve subida, se conecta con una pista en buen estado que, casi siempre en descenso, permite ganar kilómetros rápidamente. Tramo feo, de transición.

Tras cruzar un arroyo comienza una leve subida de apenas 100 metros de desnivel y un leve descenso hasta las calles del pueblo. Nuevo avituallamiento en la plaza de Atzeneta . Desde luego, si quieres puedes engordar haciendo la CSP, dada la calidad y cantidad de avituallamientos que hay…

Tramo VI: Atzeneta – Benafigos

Una pista en buen estado, casi llana, nos deja en el kilómetro 50 de la carrera, punto de inflexión de la misma ya que pasamos de una carrera muy rápida a otra más técnica en este punto.

Entraremos en un valle bastante encañonado que iremos remontando a través de un sendero bastante rocoso y sucio, poco definido. Durante unos kilómetros avanzaremos por este valle hasta que abandonamos el fondo del barranco para avanzar por una pista que avanza a media ladera que se transforma pronto en senda. A mano izquierda están las masías de la Carmona, ojo, parece un pueblo pero no es Benafigos, éste se encuentra bastante más arriba.

La subida a Benafigos, sin ser muy dura, es cañera y a estas alturas de la carrera se nota. En mi caso, comienzo aquí a echar de menos los bastones, sensación que tendré de aquí a meta…

El “arreón” final hasta llegar a la plaza del pueblo es duro, llego bastante fatigado aunque con la esperanza de haber superado el ecuador de la prueba.

YO_EnriqueMoret_FB

Avituallando en la plaza de Benafigos. Foto: Enrique Moret

Tramo VII: Benafigos – Culla

La cosa ya se pone seria de verdad y entramos en el núcleo duro de la carrera. Este tramo es, a mi juicio, el más duro pero quizá también el más bonito (con permiso del último) y también el más sorprendente.

Tras una breve subida, tomamos un sendero que, zigzagueando, baja 500 metros de desnivel hasta el lecho del río Montlleó. La bajada no es técnica, se realiza a través de un sendero con bastante roca suelta, pero no incómodo y con una inclinación moderada.

7389360

Río Montlleó. Desde aquí toca comenzar a subir a Culla. Fuente: Wikiloc (usuario ignacio.ds)

Tras un falso llano de un par de kilómetros por las laderas cercanas al lecho del río, bajamos al lecho del mismo (seco) y a continuación comienza la subida a Culla por las laderas de Penya Calva. Otra subida de 600 metros de desnivel, relativamente cómoda, por sendero pedregoso pero cómodo.

La subida se hace dura, más por los kilómetros que llevamos que por la propia dureza del sendero. No obstante, la belleza del entorno, un cañón recóndito y profundo rodeado de bosque de pinar y paredes verticales, compensa con creces y anima a seguir adelante.

Superada la ascensión, tenemos unos 2 kilómetros de falso llano por pistas hasta alcanzar el pueblo y el avituallamiento que se realiza en una especie de centro social. Lugar donde podemos recoger la bolsa que dejamos en la salida, cambiarnos de ropa, etc.

1-culla

Culla. Foto: Turismo de Castellón.

Tramo VIII: Culla – Sant Bertomeu

Tras recuperar energías (comer algo de pasta y beberme un Monster) y cambiarme de ropa, salimos de Culla por una pista en claro descenso hasta tomar una senda que desciende de nuevo al cañón del Riu Montlleó, aunque unos kilómetros más arriba. La bajada es más cómoda que la anterior, aunque llevo un tobillo dolorido y no puedo apretar como me gustaría.

Llegamos al lecho del río (seco) y una nueva senda en la otra orilla permite comenzar el ascenso a la ermita de Sant Bartomeu. La senda sube de forma cómoda aunque sin parar. Son unos 3 kilómetros de subida y unos 300 metros de desnivel.

Superado este tramo, comienza uno algo distinto que alterna pista con senda, más llano y que permite, en otros 3 kilómetros aproximadamente, alcanzar la ermita donde se sitúa el avituallamiento.

ermita_de_sant_bartomeu_i_restes_del_castell_d3

Sant Bartomeu. Foto: Turismo de Castellón.

Llevamos transcurridos 81 kilómetros y casi 4000 metros de desnivel positivo. Quizá el núcleo duro de la carrera sea de Benafigos hasta aquí, ya que se concentran más de 2000 metros positivos en apenas 20 kilómetros.

La realidad es que he llegado relativamente fresco hasta aquí. Sigo teniendo piernas para correr y voy adelantando poco a poco a corredores. Contento, tras una breve parada, retomo el camino a Vistabella.

Tramo IX: Sant Bartomeu – Vistabella

Nuevo tramo de transición, algo pestoso, por pista y amplias llanuras antes de llegar al pueblo de Vistabella. Es un paisaje más abierto, más bien un páramo. Estamos ya a más de 1000 metros de altura y el paisaje mediterráneo da paso a un panorama más parecido al interior de Teruel, con campos de cultivo y poco montañoso.

Hay que aprovechar este tramo para correr lo que se pueda y que pase lo antes posible.

Tras un colladete, aparece el pueblo de Vistabella, por fin. Nuevo avituallamiento donde me hincho a comer pasta y caldo caliente. Mi tripa comienza a quejarse de los geles que he comido… El caldo, lejos de asentarme el estómago, me dejará la tripa un poco peor.

vistabella_del_maestrat

Vistabella del Maestrat. Foto: Turismo de Castellón.

Se cumplen aquí las 12 horas y 30 minutos de carrera.

Tramo X:  Vistabella – Xodos

Si el tramo anterior parecía aburrido, este nuevo tramo es todo lo contrario. Entre Vistabella y Xodos abunda el sendero y el bosque.

Tras una intensa bajada de 300 metros de desnivel al Barranc del Moll, comienza una subida durilla seguida de unos tramos rompe-piernas, con bastantes más subidas que bajadas (aunque en el perfil no lo parezca). Es en este tramo donde comienzo a notar que no voy bien, además de que mis dolores de tripa van en aumento.

A pesar de ello, consigo mantener la posición y llegar a Xodos en el puesto 50. Es en este pueblo donde no me queda más remedio que hacer una parada larga, pasar por el baño e hidratarme bien. Estoy parado casi media hora y, para mi desgracia, las sensaciones al arrancar no son buenas. Lejos de ir mejor, parece que la “flojera” va en aumento.

Tramo XI: Xodos – Sant Joan de Penyagolosa (meta)

Comienzan los últimos 17 kilómetros de carrera. No hay que asustarse, la organización ha preparado dos avituallamientos más, así que tenemos uno en el km 105 y otro en el km 110. Podemos decir que la carrera es dura, pero el que pase hambre o sed es porque quiere…

El primer tramo es la subida al Mas del Collao. Otros 500 metros de desnivel positivo, más o menos cómodos pero que a estas alturas duelen.

Nos vamos acercando a la cumbre de Penyagolosa y eso se nota. Amplios bosques de pino y cumbres que asoman a nuestro alrededor. Junto con la subida a Culla, es el tramo más bonito de la carrera y tenemos la suerte de disfrutarlo de día.

Desde el Mas del Collao hasta el Mas de Marcen, iremos rodeando la cumbre de Penyagolosa por su cara Sur, la más vistosa.

penyagolosa-vista-dron-1_g

Cara Sur de Penyagolosa. Por sus faldas, discurre el sendero entre los kilómetros 105 y 110 de carrera. Foto: levante-emv

Este tramo es un nuevo rompe-piernas. Se va haciendo, a pesar del cansancio y los dolores, pues la meta esta cerca y las vistas son impresionantes.

Una bajada por sendero, nos deja en el Mas de Marcen. Nuevo avituallamiento, el último. Desde aquí, tocará subir los últimos 200 metros de desnivel, esta vez por una cómoda pista, hasta un collado situado en la cota 1550 metros. Desde aquí, primero por pista y luego por senda, discurren los últimos 4 kilómetros de carrera.

Es en esta parte final donde me doy cuenta de lo fastidiado que estoy. Un fuerte dolor en el gemelo izquierdo me impide correr rápido en la bajada y me terminan adelantando unos cuantos corredores.

santuari_de_sant_joan__de_penyagolosa_1

Sant Joan de Penyagolosa, donde se instala la meta. Foto: Turismo de Castellón.

A pesar de todos los males, ya se oye la megafonía y la gente aplaudir, estamos cerca… entro en la meta de Sant Joan de Penyagolosa en 17 horas y 22 minutos, para un total de 116 km y 5550 m+. Puesto 63 de un total de 600 corredores, teniendo en cuenta mis “problemillas” en el último tramo de la carrera, pues… bastante satisfecho.

Primera ultra del año, 24º de mi vida como corredor de montaña y la octava de más de 100 kilómetros. Seguimos sumando, seguimos aprendiendo…

IMG_20170426_160644238

Medalla finisher. Bonito detalle.

Algunas imágenes de la carrera, extraídas de Racephoto:

 

ALGUNOS CONSEJOS

Allá van algunas lecciones aprendidas de mi experiencia en la CSP:

  • Es una carrera para llevar bastones. En los primeros 50 kilómetros van a sobrar pero después van a venir muy bien. Pueden dejarse (si caben) en la bolsa de Culla (km 70), aunque recomiendo llevarlos desde la salida para las subidas de Borriol (km 7), Benafigos (km 50) y Culla (km 65).
  • Cuidado con los tramos pisteros iniciales. Son muy correderos y nos pueden pasar factura más adelante. Suena a tópico, pero dada la dureza del segundo tramo de carrera, conviene hacerla de menos a más.
  • No es comparable a la MiM. Es mucho más montañera y dura, ya no solo por el desnivel y la longitud, también por el tipo de senderos que recorre. No llevarse a engaño si hemos corrido previamente la MiM (como me paso a mí).

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 116 km

Desnivel positivo: 5550 metros

Track

Web de la carrera

EN DEFINITIVA…

Una gran carrera que merece la pena correr. Las montañas de Castellón y los pueblos del Alto Maestrazgo constituyen una zona muy bonita para correr y bastante más dura de lo que cabría pensar con el mapa delante.

La recomiendo totalmente.

Jaime. Dorsal 2541.