Ermita de San Pedro de la Roqueta

Circular Villarluengo – Pitarque – Montoro de Mezquita. Maestrazgo (Teruel)

Circular en el Maestrazgo turolense por los senderos GR-8 y PR-TE 9 

La histórica comarca del Maestrazgo está situada a caballo entre las provincias de Castellón y de Teruel. Se caracteriza por tener un terreno calizo, con un paisaje agreste donde los barrancos y las parameras conviven en armonía con largas extensiones de pinar.

IMG_4458

Montoro de Mezquita, en la vega del río Guadalope.

Estamos, por tanto, en una zona de media montaña. Uno de sus grandes atractivos es la red de senderos y caminos de herradura que posee, conservados en un perfecto estado. En esta ruta, usaremos esa red de senderos para unir tres poblaciones en una circular bastante lógica: Villarluengo, Pitarque y Montoro de Mezquita.

Captura

Croquis. Fuente: IGN / Wikiloc

En total, unos 27 kilómetros muy variados donde encontraremos muchos atractivos. Por supuesto atractivos naturales, como el entorno de Pitarque y sus muelas y ríos, así como atractivos etnográficos, como el diminuto pueblo de Montoro de Mezquita donde solamente quedan 7 habitantes empadronados o los muros de piedra seca que salpican toda la ruta.

NOTA: La idea de esta ruta la obtuve de la carrera de montaña Maestrail, concretamente de su distancia media conocida como “La Vuelta al Cantalar“. El año pasado estaba inscrito y no pude acudir por lesión. Este año me he “sacado la espinita” aunque sea sin dorsal.

Detalles del recorrido

A las 11:30 de la mañana llego al Hostal de la Trucha. Ha sido un viaje largo desde Zaragoza aunque bastante cómodo… Hasta Ejulve la carretera está impecable, sin embargo, el tramo EjulveVillarluengo está en obras y tiene algunos tramos de tierra. Están ampliando y mejorando la carretera, que forma parte de la Silent Route, una ruta turística para promocionar esta zona de Teruel.

El Hostal de la Trucha está enclavado en una zona encañonada del río Pitarque, poco antes de su desembocadura en el Guadalope y muy cerca de los famosos Órganos de Montoro. Hay poco espacio para aparcar en la carretera, junto al hostal, a lo sumo uno o dos coches.

Vega del río Pitarque.

Vega del río Pitarque. Todavía cerca del Hostal de la Trucha.

El primer tramo de nuestra ruta está balizado como PR-TE 9 (marcas blancas y amarillas). Es un camino de herradura muy bien marcado que asciende al Puerto de Villarluengo.

El ascenso al puerto es cómodo. Una vez en lo alto, tenemos un tramo corto de descenso por senda. Al fondo, ya aparece el pueblo de Villarluengo, colgado en un risco sobre el intrincado valle del río Cañada.

Poco antes de alcanzar el casco urbano, pasaremos por la Fuente del Siscar, buen lugar para refrescarse en un día caluroso como el de hoy.

Villarluengo

Villarluengo

Tras entrar en el casco urbano de Villarluengo y visitar su iglesia, retomamos nuestra ruta. El PR-TE 9 acaba aquí, por ello, tomaremos ahora el GR-8.1 que une Villarluengo con Pitarque, cambiando las marcas blancas y amarillas por marcas blancas y rojas.

IMG_4405

Ascendiendo a la Cerrallosa, dejando atrás la masía de la Torre.

El camino pasa junto a unas masías para después comenzar el ascenso a la Loma de la Cerrallosa. Realmente es un doble ascenso pues esta montaña tiene forma de sinclinal y tendremos que ascender a sus dos “dientes de sierra”.

El paisaje es suave, con terreno abancalado y masías desperdigadas por todas partes, algunas de ellas en ruinas.

Alcanzaremos el segundo diente de sierra de la Cerrallosa (cota 1.368 m). Este punto da acceso a toda la vertiente de Pitarque y es el punto donde se inicia el largo descenso a este segundo pueblo.

IMG_4416

Senda que desciende a Pitarque. Al fondo, destaca la silueta de Peñarrubia (1.454 m).

El descenso, siempre por senda, es muy agradable. Tendremos unas vistas espectaculares del Cerro de Peñarrubia (1.454 m) y del Barranco de la Cañada que comunica Pitarque con Cañada de Benatanduz, el pueblo más alto del Maestrazgo.

Barranco de la Cañada

Barranco de la Cañada

La senda sigue perdiendo altura de forma suave y, al fondo, ya aparece el casco urbano de Pitarque. Descenderemos al río del mismo nombre por un paisaje precioso, salpicado de masías.

20190928_135031

Llegando a Pitarque, entre masías.

Vadearemos el Barranco de la Cañada y después, por un puente, cruzaremos el río Pitarque, que lleva un buen caudal. Los árboles de la vega comienzan a teñirse de amarillo y dejan intuir que el otoño se acerca.

IMG_4428

Río Pitarque.

Alcanzamos el casco urbano de Pitarque. Todo el pueblo se encuentra en una ladera. Debajo de la iglesia hay una fuente muy fresca y caudalosa, ideal para rellenar la cantimplora.

Sin detenernos mucho, seguimos ladera arriba, dejando atrás el pueblo, por un camino que no da tregua. Hay un breve tramo del mismo donde los juncos y la vegetación apenas dejan pasar, pero no hay problema, podemos salir a mano derecha y seguir ascendiendo entre viejos bancales cuyos muros de piedra se han venido abajo. Hay senda.

IMG_4437

Dejando abajo el pueblo de Pitarque.

El ascenso nos conduce a unos vistosos riscos y al collado o paso natural que comunica Pitarque con nuestro siguiente destino: Montoro de Mezquita. En el último tramo del ascenso, el camino está empedrado a modo de calzada. Un zig-zag nos permite salvar con comodidad los últimos metros de desnivel.

IMG_4439

Ascendiendo al collado que comunica Pitarque con Montoro.

Coronamos este puerto, punto más alto de la ruta a casi 1.400 metros de altura. El paisaje al otro lado del puerto cambia bastante con unas amplias parameras sin apenas vegetación y un conjunto grandes de masías unos cientos de metros por debajo de nosotros.

La senda, algo difusa, baja hasta dichas masías (Masada de Hoya Serval) para luego torcer a la izquierda dejando a mano derecha las paredes del Risco de Peñarroya (1.221 m). El camino se interna en un pinar y avanza pegado al cauce del Barranco de la Carrera antes de salir a una pista que pronto nos deposita en el tercer y último pueblo del día: Montoro de Mezquita.

IMG_4445

Montoro de Mezquita

El pueblo es pequeño y coqueto y está situado junto a los Estrechos de Valloré, un desfiladero que conforma el río Guadalope. Junto al mismo, hay una vega muy bonita llena de chopos y algunos campos de cultivo. El entorno es muy agradable.

IMG_4447

La vega del Guadalope, en Montoro de Mezquita

En la parte baja del pueblo, tomamos el camino que se dirige a Villarluengo y al Hostal de la Trucha. Este sendero es muy bonito y, en su primer tramo, se aproxima a un gran risco de roca que cierra el valle del Guadalope por su derecha. Las vistas desde el sendero a Montoro de Mezquita y a los Estrechos de Valloré son muy buenas.

Dejamos atrás Montoro de Mezquita y los Estrechos de Valloré

Dejamos atrás Montoro de Mezquita y los Estrechos de Valloré

El camino, estrecho y pegado a la pared de roca, comienza a ascender de forma llevadera. En pocos minutos nos deja en la ermita de San Pedro de la Roqueta, un pequeño santuario enclavado junto a un risco que domina el valle.

Ermita de San Pedro de la Roqueta

Ermita de San Pedro de la Roqueta

Aprovecho para comer algo junto a la ermita y descansar. Pronto volvemos al camino, pero cuidado, junto a la ermita hay un cartel con un sendero balizado que va a las pinturas del Cantalar, no debemos tomarlo. En su lugar, tomaremos una pista más ancha que desciende hacia el Barranco de San Pedro.

IMG_4471

Cruz en el camino.

Pronto abandonamos la pista y nos internamos de nuevo en una agradable senda. Sorprende que en este tramo hay multitud de cruces de madera en el camino en recuerdo de peregrinos fallecidos hace muchos siglos… Muy curioso.

Recorreremos parte del barranco de San Pedro para después girar a la izquierda y comenzar el último ascenso del día, a las conocidas como Parameras de Montoro. Es un ascenso cómodo, por pinar, que nos deja en una zona prácticamente llana y plagada de masías en ruinas.

IMG_4486

La Cerrallosa y Cabezo del Ladronar, desde el collado que da acceso al Hostal de la Trucha.

La senda comienza a descender. Estamos de nuevo en el valle del río Pitarque, dominado por el Cerro de la Cerrallosa (1.368 m) y el Cabezo del Ladronar (1.341 m), muy vistosos desde esta parte del valle. El Hostal de la Trucha está en la parte más baja y la senda pierde metros bastante rápido.

Es una zona muy bonita, llena de pinos. La senda serpentea y en pocos minutos alcanzamos el Hostal de la Trucha, punto de partida de la ruta de hoy, cerrando así el círculo.

A las 17:15 llegamos al coche. Ha sido un día intenso donde he descubierto el Maestrazgo turolense, sus pueblos y sus paisajes. Muy contento por haber venido hasta aquí, estoy seguro de que volveremos más pronto que tarde, la zona me ha gustado mucho.

Datos técnicos

Distancia: 27 km

Desnivel positivo superado: 1.450 m+

Tiempo neto: 5 horas (a ritmo intenso y trotando en las bajadas).

Fecha de realización: 28/09/2019

Cartografía: Visor IGN

Track Wikiloc

Algunos links interesantes

El Maestrazgo turolense es una tierra bastante desconocida y llena de grandes atractivos. Es un lugar ideal para pasar un fin de semana o un puente y disfrutar de la naturaleza, la tranquilidad y su gastronomía.

Como lugares imprescindibles, se me ocurre la visita a los Órganos de Montoro, al nacimiento del Río Pitarque, a las Grutas de Cristal de Molinos o a el Puente de la Fonseca.

IMG_4492

Órganos de Montoro.

Si buscamos algo diferente, podemos hacer una visita a la central térmica abandonada de Aliaga o, para los apasionados de la historia, al museo de las guerras carlistas en Cantavieja.

Síguenos en redes sociales

Wikiloc

Facebook

Twitter

Instagram

Anuncios

Trail Bronchales 43K – Edición 2019

TRAIL BRONCHALES 43K

Cuarta edición de esta carrera que se organiza en la Sierra de Albarracín y que este año ha reunido a más de 1.800 corredores de montaña en sus cuatro modalidades, dejando claro el carácter popular y la gran acogida de la prueba, especialmente entre los atletas valencianos.

P1080666

Sierra de Albarracín. Perfiles suaves y pinares infinitos.

La carrera de 43 Km que aquí se detalla, discurre entre los municipios de Bronchales y Noguera de Albarracín, ascendiendo a Peñablanca (1.856 m) y a Sierra Alta (1.854 m), dos importantes montañas de la zona. Es una carrera bastante corrible, con muchos kilómetros por senda entre pinares, casi siempre a la sombra.

PERFIL-43K-C

Perfil de la carrera. Fuente: web de la carrera

El perfil, como puede verse, es bastante rompepiernas con 5 o 6 subidas bastante potentes aunque no muy largas (la mayor de ellas tiene 400 m+). Un terreno divertido donde siempre es un placer correr.

NOTA: foto de cabecera de Last Race Studio. La mayor parte de fotografías están sacadas de mi colección y han sido realizadas en excursiones y entrenamientos por la zona.

CRÓNICA Y ANÁLISIS DEL RECORRIDO

De nuevo en Bronchales tras participar en las ediciones del 2016 y del 2017. Vuelvo con las mismas ganas de correr de siempre y, por desgracia, otra vez con algunos problemas físicos, esta vez en el tobillo tras la carrera de Luesia de hace 3 semanas donde acabé con un dolor bastante intenso.

P1080690

Bronchales, capital mundial del trail durante este fin de semana 🙂

A las 7 de la mañana se da la salida, adelantada media hora debido a la intensa ola de calor que estamos sufriendo. Más de 300 corredores tomamos la salida en la modalidad maratón.

 

Salida rápida por las calles del pueblo y en leve pendiente hasta salir a una pista forestal. Tras 2 kilómetros rápidos, entraremos en una senda bastante empinada. Es la subida a la Peña Cervero (1.764 m), primera del día con 200 metros positivos para ir calentando las piernas.

Desde el primer momento las fuerzas acompañan y me veo muy fresco en las subidas, sin embargo, el tobillo no está para muchos kilómetros y pronto comienza a quejarse… la mañana va a ser larga.

P1120736

Kilómetros y kilómetros bajo los pinos.

Tras coronar este modesto pico, comienza una bajada por pista que después se convierte en una empinada senda que atraviesa un tupido bosque. Bajada muy divertida, que desemboca en el Barranco de la Tejera.

En este punto comienza una nueva subida, de nuevo bastante potente aunque corta, hasta la Vicidilla, de unos 150 metros de desnivel positivos. Alcanzaremos una llanura con un campo de fútbol donde encontramos el primer avituallamiento y subiremos después unos metros más por pinar hasta coronar la Peña de la Huerta (1.773 m). Comienza aquí un tramo bastante cómodo de 10 kilómetros.

Bajaremos por pista hacia la Fuente del Canto, la más famosa de Bronchales, aunque este año no llegamos a entrar en ella y pronto giramos a mano derecha para seguir descendiendo paralelos al Río del Puerto.

Estamos en una zona muy húmeda, donde el terreno es irregular. Ando con cuidado por mi tobillo, mirando bien donde piso. Me adelantan bastantes corredores pero no me preocupa, voy con cabeza y con ganas de disfrutar más que de competir.

Pasamos por debajo de la carretera del Puerto de Orihuela (A-1512) y encontramos el segundo avituallamiento del día, estamos en el km. 10 y llevo una hora justa de carrera. Tras parar a beber y a rellenar los botellines, comenzamos un nuevo tramo, muy llano, que se caracteriza por la ausencia de senda.

Correremos por terreno cómodo, atravesando un denso pinar. Poco a poco iremos girando hacia el Sur y nos toparemos con una pista forestal. Tramo cómodo en leve descenso hasta alcanzar el kilómetro 15, donde se encuentra el tercer avituallamiento de la carrera.

Tras una leve subida hasta la cota 1700, comenzaremos a descender hacía el valle del Río Garganta por una bonita senda, muy rápida. Tras alcanzar el lecho del río, comienza la subida a Peñablanca (1.856 m), la más dura del día, con unos 350 metros de desnivel positivo y una inclinación muy fuerte en algunos puntos.

P1120767

Subida a Peñablanca.

La subida es llevadera en su inicio, pero a medida que nos acercamos a la cima la inclinación aumenta y la senda se va difuminando hasta desaparecer. La parte final es la más dura con inclinaciones que rondarán el 40%.

P1120762

Tramo más empinado en la subida a Peñablanca.

Subo cómodo, sin forzar, mejor que en la pasada edición del 2017 y alcanzo el control y el avituallamiento que se encuentra en la cima. Ahora sí, es hora de beber bien, rellenar botellines y comer algo. Estamos en el km 19 y en el techo de la carrera, a más de 1.850 metros de altura.

P1120757

Vistas desde Peñablanca.

Si la subida ha sido dura, la bajada también tiene lo suyo… El primer kilómetro es cómodo, por el cordal de la montaña, pero después giramos a la izquierda por una empinada ladera. No tengo los bastones y aquí los echo de menos, bajo con torpeza y me adelantan hasta 10 corredores… qué desastre. Por fortuna, el tramo más inclinado dura poco y pronto salimos a terreno despejado y cómodo, conectando rápido con el río Garganta de nuevo.

P1120754

Bajada de Peñablanca.

Los siguientes kilómetros los haremos paralelos al río Garganta. A veces sin senda, siempre entre pinares, atravesando un paisaje solitario y salvaje. Es un tramo muy bonito.

P1120752

Al fondo, Peñablanca.

En estos kilómetros bastante cómodos aprovecho para adelantar a toda la grupeta de corredores que me ha pasado bajando y, de paso, alcanzar a algún otro corredor. Las sensaciones siguen siendo muy buenas y, cuando el tobillo no se queja dando pinchazos, puedo ir a buen ritmo, especialmente en los tramos correderos y sin dificultad técnica.

P1120744

Barranco de Peñas Agudas.

 

Sobre el kilómetro 23, salimos del valle del Garganta para comenzar a ascender al Cerro de la Laguna (1.765 m) por el Barranco de Peñas Agudas, unos 400 metros de desnivel positivo, algo más cómodos que la ascensión a Peñablanca, pero no un camino de rosas…

P1120743

Subiendo al Cerro de la Laguna.

Sendero técnico y algo vestido en algunos tramos e inclinación moderada. Al finalizar la ascensión, llegamos a una zona llana de nuevo entre densos pinares. Es un tramo ideal para correr y apretar fuerte. Pronto alcanzaremos la laguna que da nombre al cerro, que suele estar seca los meses de verano.

P1120739

Cerro de la Laguna.

Nuevo avituallamiento y de nuevo el mismo ritual: parar a beber, rellenar botellines, tomar sales y comer algo. Hoy es un día muy caluroso y estos pequeños detalles ayudan a evitar calambres y pájaras. Sin duda, merece la pena perder unos minutos.

Volvemos a la carrera. Por delante tenemos una bajada corta al Barranco de Peñas Agudas y una nueva subida corta pero intensa nos deja en el Puntal del Caco (1.777 m). En esta cima, conectaremos con una pista forestal muy cómoda que desciende rápidamente hacia Noguera de Albarracín.

Un sendero algo técnico nos deja en el pueblo de Noguera. Estamos en el kilómetro 32, a 11 de meta. Como algo rápido y bebo bastante líquido, pues queda un tramo muy duro, que no debemos subestimar, con dos ascensiones.

Salgo rápido de Noguera y comienzo a adelantar a algunos corredores en la subida por pista del Barranco de la Tejeda, no confundir con la Tejera (con “r”) que cruzamos al comienzo de la carrera. Algunos son de la distancia 25 Km y otros de la maratón. Sin duda, merece la pena guardar fuerzas para esta subida pues se puede correr bastante y muchos ya caminan. Es ideal para ganar posiciones.

65588147_1977722288998718_4672014284413206528_o

En carrera. Foto de Last Race Studio.

La pista sube de forma constante con una inclinación suave siguiendo el curso del río, muy agradable. Aprovecho para correr y caminar en los tramos más empinados, pero siempre a ritmo intenso. En el km. 35 de carrera, abandonamos la pista y salimos a una senda de una inclinación muy potente que asciende por terreno pedregoso.

Hacemos cima en el penúltimo monte del día, la umbría del Tío Martín (1.814 m) y comenzamos a bajar  por una senda muy bonita hasta el Barranco del Portichuelo, valle situado entre esta montaña y Sierra Alta, última subida del día. En esta bajada hay un nuevo avituallamiento.

P1120979

Avanzando entre pinares con el pueblo de Noguera ya muy abajo.

En dicho descenso comienzan los problemas. Mi tobillo no para de quejarse dando pinchazos y mi pierna derecha está muy cargada debido a forzar la pisada durante treintaytantos kilómetros. Llegan los calambres y paro un poco a estirar en un árbol… estos últimos kilómetros se van a hacer muy largos.

P1120983

Fuente de la Rosa. Un buen lugar para mojar la gorra y refrescarse.

Tras pasar por la Fuente de la Rosa, comienza la subida a Sierra Alta (1.854 m). De nuevo, unos 250 metros de desnivel por terreno rudo que se hacen muy duros a estas alturas de la carrera. Hago cima en Sierra Alta y para abajo sin parar en el avituallamiento. Hay ganas de llegar a meta.

P1120978

Senda de subida a Sierra Alta. Bastante pedregosa.

En esta edición han cambiado este último tramo. Ya no bajamos por un senderillo muy agradable y que traza varias zetas, sino que nos bajan por un camino más empinado y técnico aunque también más corto.

P1080675

Corralizas.

Tras alcanzar la Fuente de Sierra Alta, una leve subida nos deja en las Corralizas. Desde aquí, quedan dos kilómetros a meta. En lugar de pasar por el camping, nos bajan por una senda muy bonita que discurre paralela al Barranco de la Rambla, pasando por encima de las antiguas minas del pueblo.

P1120987

Última bajada, bastante corrible.

Bajada rápida que nos deja en Bronchales, un último esfuerzo, ya se oye la megafonía y entrada cuesta abajo donde podemos apretar los dientes y darlo todo. Gran ambiente en meta, donde llego en 5 horas y 26 minutos, puesto 21º absoluto.

c523c8437647f766fab12688d223215e07d4565f1a206c68c8c04223c53de89a

Entrada en meta. Foto de Inma, extraída del Facebook de la carrera.

Termino muy contento, pues el tobillo ha resistido mejor de lo esperado y me ha permitido ir casi todo lo rápido que quería. Ahora toca curarlo de verdad, pues en tres semanas llega la primera carrera larga larga del año: Celestrail en Andorra.

Captura

Datos de la clasificación. Fuente: Cronomancha

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 43 km

Desnivel positivo acumulado: 2060 m+

Fecha: 30/06/2019

Tiempo: 5 horas y 26 minutos

Puesto: 21º de 315 corredores

LINKS DE LA CARRERA

Facebook

Web

Clasificaciones

Track en Wikiloc

OPINIÓN PERSONAL

Cuarta edición de esta carrera que se ha convertido en uno de los mayores eventos de trail en Aragón. La organización ha creado una carrera muy atractiva, con un recorrido muy corrible pero también duro y, sobre todo, muy muy bonito.

Marcaje excelente, muchos avituallamientos, voluntarios en cada cruce, gran ambiente en salida y meta… en definitiva, una carrera importante con una organización excelente. A la vista está que el número de inscritos no para de crecer año tras año.

Seguramente vuelva el próximo año 2020 para intentar darle un pequeño mordisco al crono de este año.

logoTdB43k

Trail Zoquetes 26K (Alcorisa) – Edición 2019

TRAIL ZOQUETES DE ALCORISA – 26K y 1000 m+

La localidad turolense de Alcorisa tiene el honor de inaugurar el calendario aragonés de carreras por montaña. Estamos cerca del Maestrazgo y eso se nota en los paisajes, el clima y el tipo de carrera… Mucha senda, barranco y pinares, terreno rompepiernas con pocas subidas y bajadas largas pero algunas de ellas muy intensas. En resumen, una carrera muy divertida.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Alcorisa, desde los cerros que rodean el pueblo, por donde discurre la carrera. Foto: visitbajoaragon.com

El evento cuenta con tres distancias: 26K, 15K y 10K. En esta ocasión pudimos correr y disfrutar del recorrido largo que discurre por la zona de pinares y barrancos que queda al sur del pueblo, entre Alcorisa y Castellote.

captura

Recorrido del 2019. Fuente: Wikiloc (usuario Enradau)

CRÓNICA Y ANÁLISIS DEL RECORRIDO

A las 9 de la mañana arranca la carrera en el parque de Alcorisa. En el arco de salida estamos apenas 50 corredores, carrera en familia, sin tapones ni tensiones, toca dejarse llevar y disfrutar. Los dos primeros kilómetros son muy rápidos (por pista) y bastante llanos, saldremos de Alcorisa por el noroeste, buscando una pequeña cota de 750 metros de altura.

salida2

Salida de la carrera de 26K

Abandonamos la pista justo a los dos kilómetros de haber comenzado y ya empezamos a subir dicha cota por senda. La primera bajada de la carrera es divertida, con algo de piedra suelta a través de un sendero estrecho. Sirve para calentar y soltar las piernas. En este punto, junto al camino, unas cabras montesas corretean entre el monte bajo, me sorprende que estén tan cerca del pueblo!!

Bajaremos de nuevo al pueblo y pasaremos por debajo de la carretera nacional para empezar la primera subida seria del día, a los Cerros de las Umbrías. Unos 200 m+ en apenas 1 kilómetro por una senda bastante buena.

primerabajadatecnica

Segunda bajada del día, por sendero empinado y técnico. Foto: Facebook organización

En este punto de la carrera me posiciono en 7º lugar y poco a poco veo como los dos corredores que me preceden se van alejando… Hemos salido muy rápido y noto la fatiga. No estoy acostumbrado a estos ritmos tan intensos.

Una bajada bastante directa nos deja junto al primer avituallamiento del día. He venido con un botellín de mano y la idea es parar lo menos posible… Paso de largo para afrontar una nueva subida, corta pero también intensa a un collado cercano (cota 845).

masderuiz2

Tras pasar por el primer avituallamiento tocará subir de nuevo. Foto: Facebook organización

Tras coronar el collado comienza un tramo cómodo y rápido, bastante llano y una posterior bajada también muy cómoda hasta el cauce seco del Barranco del Redondo. Haremos dos tramos de este barranco. Entre el primer tramo y el segundo pasaremos por unas masías donde se encuentra el segundo avituallamiento del día y ecuador de la carrera.

barranco

Primer tramo del Barranco del Redondo. Foto: Facebook organización

El barranco tiene un lecho seco de cantos rodados donde se hace un poco incómodo correr. Saldremos del primer tramo por una zona espectacular, con mucha vegatación y humedad, donde hay varias pozas con agua y una cascada por donde tendremos que trepar. Es una zona muy bonita pero cuidado en años de mucho frío por el hielo (¡estamos en enero!).

masderuiz

Breve subida tras el segundo avituallamiento. Foto: Facebook organización

En el segundo avituallamiento decido parar a rellenar el botellín. Será la última vez que pare hasta llegar a meta. La baja temperatura hace que se sude muy poco y puedas tirar en “modo camello” con apenas medio litro de agua.

Tras una breve subida, llegaremos al segundo tramo del barranco, más incómodo al ser muy rocoso y tener que ir dando algunos saltos y esquivando los charcos helados. Es una zona en la que hay que guardar fuerzas…

barranco2

Segundo tramo del Barranco del Redondo, más incómodo que el primero. Foto: Facebook organización

Saldremos del barranco para tomar una pista que seguiremos durante 2 kilómetros, es el tramo más rápido del día pues es casi todo cuesta abajo. Aquí se puede apretar. Tras más de 12 kilómetros en solitario, comienzo a ver a lo lejos a algún corredor. Las sensaciones son buenas y esto me anima más todavía, acelero el ritmo y a ver hasta donde llegamos…

Abandonamos la pista para tomar una senda. Subimos un poquito y para abajo. Este descenso, por una senda preciosa que atraviesa un pinar, me parece el tramo más bonito del día. Se puede bajar a tope teniendo un poco de cuidado con la piedra suelta y las raíces.

La bajada nos deposita de nuevo en las inmediaciones del Barranco del Redondo, junto a unas masías. Sin duda encaramos ya la última parte de la carrera, un leve diente de sierra con varios sube-bajas que te pueden dar la puntilla si no has guardado nada… En mi caso, llegué bastante tocado muscularmente debido a la falta de entrenamientos intensos pero motivado y disfrutando mucho, que a veces es lo más importante.

Muy animado, adelanto a un corredor antes de alcanzar la subida a la ermita de San Juan. Desde ella, tenemos Alcorisa a nuestros pies y parece que no queda nada más que la última bajada, pero no. Justo antes de alcanzar el pueblo una nueva tachuela nos sorprende… Bufff qué palo.

Ojo con esta bajada y la siguiente pues son técnicas y aquí nos encontramos con bastantes corredores de las distancias más cortas. Precaución y paciencia para no poner nervioso a nadie.

peñasanjuan

Bajando a tope de la ermita a Alcorisa. Foto: Facebook organización

Bajando esta tachuela aprieto un poco más y adelanto a un nuevo corredor entrando en meta en 5º lugar. Acabo muy contento por volver a ritmos altos de carrera sin morir en el intento, tras casi tres meses a medio gas después de una lesión de rodilla que tuve tras la última carrera en octubre (Ultra Trail el Rincón) y que me ha impedido correr dos carreras a las que ya estaba inscrito.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 26 km

Desnivel positivo acumulado: 1000 m+

Tiempo neto: 2 horas y 33 minutos

Puesto: 5º de 41 (50 inscritos)

Track Wikiloc (usuario Enradau)

Facebook Trail los Zoquetes

Clasificaciones

OPINIÓN PERSONAL

Carrera guapa, guapa, todo un descubrimiento pues pensaba que la zona iba a ser más secarral y la carrera iba a tener más tramos de pista, todo lo contrario. El principal aliciente de la carrera son las sendas, las hay más rápidas y más técnicas pero 22 kilómetros de los 26 que tiene la prueba iremos por sendero. Así sí.

El balizaje suficiente y los avituallamientos muy correctos, cuatro en total más el de meta. Ambiente cercano y pocos corredores en la larga, aunque me consta que en el resto de distancias había bastantes más.

Poco más, agradecer a la organización por montar este evento tan chulo y animarla a seguir haciéndolo los próximos años para que más gente pueda venir a Alcorisa y conocer estos paisajes tan bonitos y adecuados para correr por montaña.

logo

Peñarroya (2.028 m) y Monegro (1.957 m). Circular a la Sierra de Gúdar.

GRAN CIRCULAR A LA SIERRA DE GÚDAR DESDE ALCALÁ DE LA SELVA.

La sierra de Gúdar se encuentra en el extremo Este de la provincia de Teruel y pertenece al Sistema Ibérico. En ella encontramos la mayor altura de la provincia, el pico Peñarroya de 2.028 metros y también el municipio situado a mayor altura de España, Valdelinares (1.692 m).

IMG_0436

El pueblo de Valdelinares, por el que pasaremos a mitad de ruta.

El paisaje que aquí encontramos es el típico paisaje serrano del Sistema Ibérico que también vemos en el extremo SO de Teruel, en los Montes Universales, con grandes masas forestales de pino y montañas redondeadas. Siempre es un placer perderse por estas sendas y pistas, pero en verano, es una forma ideal de huir de los calores.

Esta ruta es una gran circular de 47 km que realizamos mitad corriendo y mitad andando. Partiendo de Alcalá de la Selva, permite conocer muchos de los rincones más bonitos de la zona y ascender dos importantes montañas como son Peñarroya y el Monegro, así como visitar la población de Valdelinares. Una ruta muy completa para hacer en un día (corredores) o en dos jornadas (andarines).

EL RECORRIDO

Comenzamos la ruta en Alcalá de la Selva, un pueblo muy bonito con unas callejas laberínticas y empinadas. Lo mejor es dejar el coche a los lados de la carretera o en el parking que hay en la parte baja del pueblo.

Para comenzar, debemos descender desde la calle principal del pueblo al río Alcalá por el parking. Comienza aquí un paseo que nos llevará hasta el Santuario de la Virgen de la Vega recorriendo las distintas márgenes del río por un sendero balizado como PR-TE 29, sencillo, sin pérdida y muy agradable. Nos cruzaremos con este sendero varias veces a lo largo del día.

IMG_0409

Recorriendo el sendero junto al río Alcalá en los primeros kilómetros de la ruta.

Tras 2,5 kilómetros llegamos a la Virgen de la Vega, santuario y urbanización anexa que constituye una pedanía de Alcalá de la Selva. Pasamos junto al santuario y tomamos una pista que nos llevará a otra urbanización cercana conocida como Fuen la Reina.

IMG_0412

Gran meseta donde se asientan las urbanizaciones de Alcalá de la Selva. A más de 1.400 metros de altura.

Dejamos atrás estas urbanizaciones y salimos por fin al “monte”. Pasaremos por la masía de los Olmos de la Vega y abandonaremos la pista para tomar una débil senda a mano derecha que terminamos dejando metros más arriba para seguir campo a través por el bosque, siempre en suave ascenso.

Estos tramos “fuera de senda” no son muy habituales en la ruta pero sí que hay varios kilómetros a lo largo del recorrido donde tendremos que avanzar sin apenas referencias. Es por ello que el GPS se hace indispensable, así como ciertas nociones de orientación en montaña.

Pronto conectamos con una cómoda pista que seguimos varios kilómetros a buen ritmo. Atravesamos un amplio pinar y llegamos al Barranco de las Barracas, donde el terreno se vuelve a abrir. Junto a la pista hay varias masías, ganado pastando, etc. También hay unas vistas muy buenas al cercano pico conocido como Alto del Chaparroso (1.802 m).

IMG_0417

Vistas del Barranco de las Barracas. Al fondo el Alto del Chaparroso (1.802 m).

En este tramo, como en casi toda la ruta, disfrutamos de un ambiente bucólico con amplios paisajes y soledad, mucha soledad.

Desde la zona de masías en el Barranco de las Barracas, seguiremos la mayor parte del tiempo por otra bonita pista a través del pinar hasta conectar con el Collado Romero (1.827), donde nos toparemos con la carretera que une Alcalá de la Selva con Fortanete pasando por la estación de Valdelinares.

IMG_0421

Bajando al Mas de la Dehesa desde el Collado Romero.

Desde el collado Romero hacemos un descenso fuera de senda hasta las inmediaciones del Mas de la Dehesa. Tras algún tramo un poco “aventurero” sin senda, nos topamos con una nueva pista donde comenzaremos el ascenso al pico Monegro, primera cima del día.

No es una subida dura. Apenas son 250 m+, la primera parte por pista cómoda y la segunda parte campo a través. La última zona ya cercana al vértice es casi llana por lo que cuesta un poco encontrar el punto más alto. No obstante, el gran vértice se ve desde lejos entre los pinares. Es el típico “vértice turolense” de varios metros de altura para poder divisar la panorámica entre los pinos, similar al de Peñablanca (situado en el otro extremo de la provincia).

IMG_0424

Cima del Monegro (1.957 m)

En la cima, a más de 1.950 metros, hace un fresco bastante importante por lo que me marcho de allí rápido. Decido no subir a lo alto del vértice pues la escalera está muy oxidada y no me fío, menos yendo solo…

Desde aquí comenzamos a bajar a Valdelinares (pueblo). La bajada no es clara. Seguiremos en línea recta unas viejas rodadas de 4×4 hasta llegar a las inmediaciones de la estación de esquí, donde conectaremos con una pista ya en buen estado que nos bajará al Barranco de la Gitana, ya en las inmediaciones del pueblo.

IMG_0425

Bajando del pico Monegro a Valdelinares.

Tras “tocar fondo” en el Barranco de la Gitana, subiremos una pequeña colina que ya nos dará acceso al casco urbano del pueblo tras 21 largos kilómetros de ruta.

IMG_0436

Valdelinares

Situado a casi 1.700 metros, Valdelinares es un pueblo encantador. La verdad es que pasé apenas media hora recorriendo sus calles, lo justo para comer y beber algo y reponer fuerzas. Tuve que abrigarme pues hacía un frío bastante intenso, se nota que estamos muy muy altos.

Tras el paso por el pueblo, salimos de él por la carretera que tomamos a la altura de la ermita de Loreto. De nuevo, seguiremos las marcas del PR-TE 29 abandonando pronto la carretera y siguiendo por el sendero balizado paralelos a ella. Tras una pequeña subida y cruzar de nuevo la carretera, saldremos a la vertiente norte del pico Peñarroya, iniciando su ascensión.

IMG_0440

Primeras rampas al Peñarroya, fuera de sendero.

Remontaremos unas laderas bastante despejadas, siguiendo los senderos que hace el ganado, sin una buena senda definida. Abajo dejamos el llamado Corral del Monegro y el arroyo conocido como Río Blanco. Este río conforma después el valle donde se encuentran los famosos Caños de Gúdar por donde también pasaremos.

IMG_0441

Silueta del Peñarroya, cubierta de pinares.

El pico comienza a estar cada vez más cerca… Cruzaremos una zona casi llana, repleta de ganado para salir a una pista que tomaremos. Esta pista nos dejará en el llamado Collado de la Imagen, a 1.888 metros.

IMG_0446

Ascendiendo por pista al Collado de la Imagen.

Ya en el collado la subida a la cima es más directa y más dura. Abandonamos la pista y seguimos en línea recta subiendo por el cordal. No hay senda definida, apenas trazas, pero se sube muy bien ya que no hay mucha vegetación. Cuando nos topemos con una pista, la seguiremos unos cientos de metros tras ver a la izquierda el desvío a la cima.

IMG_0448

El inmenso vértice del Peñarroya, punto más alto de la provincia de Teruel.

La cima es muy llana y amplia, cubierta de pinares. Destaca el vértice, de unos 10 metros de altura, así como un monolito de homenaje a los forestales. Buenas vistas de toda la zona de Alcalá de la Selva, aunque el día esté muy cubierto.

IMG_0452

Largo descenso a los Caños de Gúdar.

El descenso al valle del río Blanco, donde se encuentran los Caños de Gúdar se hace bastante pesado, pues es una pista de 5 kilómetros de largo. Por fortuna es cuesta abajo y se hace rápido…

IMG_0459

Por terreno abrupto, en la primera parte de los Caños de Gúdar.

Pensaba que al llegar a este pequeño valle me iba a encontrar con un sendero en perfecto estado, pero no es así, casi lo contrario. Estamos ante uno de los tramos más duros del día. El terreno es abrupto, no hay apenas senda, el bosque es denso y hay bastantes árboles caídos. Avanzaremos de forma lenta hasta conectar con la cascada más grande de los Caños de Gúdar.

IMG_0461

Pequeño salto de agua en el río Blanco.

Hay varios saltos de agua antes de llegar a la cascada más importante. Son 2 kilómetros valle abajo que se hacen largos dado lo incómodo del terreno.

IMG_0464

La cascada más importante de los Caños de Gúdar.

Por fin alcanzo la cascada principal y el sendero que llega hasta ella. El camino mejora enteros y volvemos a llevar un ritmo cómodo y ligero a pesar de los más de 35 kilómetros que llevamos ya en las piernas. La senda nos deja en una vieja carretera que debemos seguir hasta conectar con la carrera principal, la que va a Gúdar, que dejaremos a mano derecha para visitar la Fuente del Cura, buen momento para tomar agua si no lo habíamos hecho ya antes en los caños.

IMG_0471

Sendero PR que une Gúdar con Alcalá de la Selva y por el que volveremos al pueblo.

Tras otro tramo “de aventura” por algunos campos de cultivo, terminamos conectando  una vez más con el sendero PR-TE 29 que une Gúdar con Alcalá. A pesar de los árboles caídos es un camino muy bonito y fresco…

IMG_0473

Mas de Salas, bajando a Alcalá

El sendero nos deja en un collado a más de 1.550 metros entre varias masías, ya bastante cerca de Alcalá. Llanearemos unos minutos por pista hasta ver a mano derecha el desvío balizado al pueblo por el mismo sendero PR que seguíamos.

IMG_0477

Descendiendo a Alcalá por senda.

Este descenso cómodo, de unos 2 kilómetros, es muy agradable y pasa por una zona encañonada llamada Barranco del Nacimiento, muy bonita e interesante. Pronto llegamos a las primeras casas de Alcalá de la Selva, entrando por su parte de atrás, cerca del castillo.

IMG_0481

Alcalá de la Selva

Cerramos la circular, intensa aunque bastante rápida, en unas 8 horas. Bastante cansado pero muy contento por haber descubierto, al fin, este precioso rincón de Aragón que es la sierra de Gúdar.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 47,2 km

Desnivel positivo acumulado: 1.530 m+

Tiempo neto: 7 horas (entrenamiento de carrera de montaña)

Fecha de realización: 16/07/2018

Cartografía: Visor IGN

Track Wikiloc

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

Cuando en el mes de julio se me presentó la oportunidad de visitar por primera vez esta sierra de Gúdar tenía claras dos cosas, que quería pisar su punto más alto, el Peñarroya, y que quería visitar el valle de los Caños de Gúdar. Buscando información en Internet, me topé con el estupendo blog de Casiaventurilla, que ya había visitado en el pasado cuando preparaba en 2016 la circular por el parque portugués de Peneda-Gêres. Encontré una amplia colección de rutas por la zona y varias travesías de varios días, fue entonces cuando se me ocurrió la idea de encadenar en el día una de estas travesías corriendo, aprovechando así para darme una buena vuelta por la zona.

Otro blog que me sirvió para buscar información de la zona de Gúdar fue este: Ven de excursión con Raquel y Manuel. Muchas rutas con mucho detalle. Una buena fuente de inspiración para los que somos de fuera… merece la pena darse una vuelta por él.

 

 

 

Sierra Alta (1.854 m)

SIERRA ALTA. LA MONTAÑA DE BRONCHALES.

Paseo vespertino a la cima de Sierra Alta recorriendo parajes muy interesantes de los alrededores del pueblo serrano de Bronchales, como el cerro de las Corralizas o el Portichuelo, barranco que baja desde los altos cercanos a la Fuente del Ojuelo al pueblo de Noguera de Albarracín.

Apenas 9 kilómetros de recorrido, casi todos por encima de la cota 1700 y varias fuentes donde refrescarse a lo largo del camino. Una ruta ideal para una mañana o una tarde cualquiera de verano.

Captura

Croquis de la ruta. Fuente: IGN/Wikiloc

EL RECORRIDO

En esta ocasión, huimos de los senderos balizados que rodean el pueblo y realizamos una original ascensión a Sierra Alta, diferente a la que propone el PR-TE 131.

La subida la comenzamos por los chalets de la parte alta del pueblo. Allí, cerca del parque, comienza una senda que atraviesa el pinar y que, en apenas un kilómetro, sube hasta el camping de las Corralizas. Lo atravesamos y seguimos la misma dirección por una senda apenas marcada. Nos toparemos con el PR-TE 131 que seguiremos apenas unos cientos de metros, hasta cruzar la pista asfaltada de la Fuente del Canto y cruzar al otro lado, buscando el comienzo del pequeño valle del Portichuelo.

Bajaremos unos metros y encontraremos un cruce de caminos junto a una fuente, conocida como la Fuente del Caracol, ya que años antes tenía una figura de escayola de este pequeño animal.

P1120972

Senda del Portichuelo.

Allí, junto a la fuente, nace una senda que asciende suavemente por el pinar. Es una gozada de senda, muy agradable. En unos 2 kilómetros se alcanza la cima de Sierra Alta sin ninguna dificultad tras algún zig-zag.

P1120974

Vistas de los Montes Universales desde la cima de Sierra Alta.

P1080656

Otro atardecer en la cima, hace varios años.

En la cima de Sierra Alta obtenemos una de las mejores panorámicas de los Montes Universales, debido a la ausencia de pinos en la cima. Vemos en la lejanía, por ejemplo, la suave loma redondeada del Caimodorro, que subiríamos al día siguiente.

También encontramos en la cima una caseta de vigilancia forestal, un pluviómetro y el clásico vértice geodésico.

Para descender, lo haremos por una senda algo perdida en la cara SO del pico. Unos hitos al principio del camino nos dan la pista del inicio. Metros más adelante, la senda se vuelve más clara, aunque es pedregosa en todo momento, nada que ver con la senda de subida.

P1120978.JPG

Senda de bajada. Algo perdida y marcada con hitos.

La senda desemboca en la pista forestal que circunda Sierra Alta. Metros más adelante, encontramos la Fuente de la Rosa, por lo que paramos a refrescarnos.

P1120982

Fuente de la Rosa.

Desde la Fuente de la Rosa, tocará subir por una vieja pista forestal hasta, de nuevo, la Fuente del Caracol por el ya mencionado valle del Portichuelo. Ahora seguiremos dirección Norte, cruzando de nuevo la pista forestal y el PR-TE 131. En lugar de descender al pueblo por esta senda balizada, lo haremos por otra senda más interesante y solitaria que discurre paralela al valle o Barranco de la Rambla, pero metros más arriba, a la sombra, entre pinares. Entraremos en el pueblo por los chalets de la parte alta.

P1120985.JPG

Tranquila senda por la que volvemos a Bronchales.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 9 km

Desnivel positivo: 400 m+

Tiempo neto: 2 horas

Fecha de realización: 20/07/2017

Cartografía: visor IGN

Track de Wikiloc

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

En Bronchales se celebra una interesante carrera de montaña en el mes de julio. Muy recomendable. El entorno, lleno de bosques de pinos y fuentes y la altura a la que se encuentra el macizo (entre los 1400 y 1900 metros de altura), hacen de estas montañas un entorno ideal para correr en verano.

OTRAS RUTAS CERCANAS

Caimodorro desde Bronchales

Mogorrita desde Tragacete

 

 

 

Caimodorro (1.936 m)

Caimodorro. Techo de los Montes Universales.

La Sierra de Albarracín tiene en su extremo más occidental, conocido como Montes Universales, sus cotas más altas, ya lindando con la provincia de Guadalajara y la de Cuenca. Es una zona remota y poco poblada donde los pinares cubren las serranías y los ciervos campan a sus anchas.

IMG_3043

Río de Piedra en las faldas del Caimodorro.

En esta ruta ascenderemos al punto más alto de la Sierra de Albarracín, el Cerro del Caimodorro (1.936 m), desde el pueblo de Orihuela del Tremedal. Trazaremos una interesante circular uniendo el santuario de la Virgen del Tremedal con el refugio de la Portera, para más tarde hacer cima en el Caimodorro y terminar volviendo al pueblo por el pantano de la Toba. Una ruta sencilla y muy disfrutona que, en la mayor parte del recorrido, está balizada como sendero local y como sendero de gran recorrido (GR 10).

Captura

Croquis. Fuente: Wikiloc / IGN.

El recorrido

Aparcamos en el centro de Orihuela del Tremedal, junto a las escuelas y tomamos una calle que comienza a subir entre una fábrica maderera y un pequeño camping. El asfalto pronto da paso a un camino de tierra. La subida está balizada por marcas de pintura de color verde (senderos de Orihuela del Tremedal).

IMG_3722

Cómodo ascenso al santuario.

Dejamos atrás la diminuta ermita de Santa Bárbara y nos internamos en un magnífico pinar. La subida al santuario es bastante suave y cómoda, el camino muy ancho, lo que permite llevar un ritmo alegre en la ascensión.

El camino comienza a girar poco a poco a la izquierda para trazar un zig-zag. Estamos muy cerca del santuario de la Virgen del Tremedal y la pendiente aumenta por momentos. Las vistas a Orihuela y a las sierras colindantes se abren, ya que en el pinar hay algunos claros. Es una subida muy llevadera.

IMG_3729

Vistas a Orihuela del Tremedal, desde la subida al santuario.

Alcanzamos la carretera o pista asfaltada que sube de Orihuela al santuario. En apenas 200 metros estaremos en este importante centro religioso. Junto al edificio, hay un bonito mirador al que merece la pena asomarse.

IMG_3733

Santuario de la Virgen del Tremedal.

Tras la breve visita al santuario, tomaremos el conocido como Camino de los Griegos, una bonita senda que conecta el santuario con la Fuente de la Majada de las Vacas, en la carretera del puerto que une Orihuela con Noguera de Albarracín.

El camino es una maravilla. Una estrecha senda que atraviesa los densos pinares que quedan al Sur del santuario, en las faldas del Alto del Tremedal (1.891 m).

IMG_3737

Mirador del Camino de los Griegos.

Tras una leve subida, alcanzamos un mirador desde el que se observa a la perfección nuestro objetivo del día: el Cerro del Caimodorro, montaña de relieves suaves y cubierta por pinares. Tras fotografiarlo, comenzamos un descenso muy cómodo.

IMG_3744

Camino de los Griegos.

En unos pocos kilómetros, alcanzaremos la mencionada fuente, que cuenta con un merendero y, además, es una zona de acampada bastante habitual donde hay grupos de jóvenes scouts.

IMG_3747

Camino de los Griegos.

Tras parar en la fuente a beber y descansar un poco, volvemos a la marcha. Cruzaremos la carretera y, al otro lado, comenzaremos una fuerte subida siempre a la sombra de los pinares. Esta subida nos conduce al mirador y refugio de la Portera.

IMG_3751

Subida al refugio de la Portera.

Apenas nos detenemos en este lugar, que ya conocíamos, y seguimos nuestra aproximación hacia las faldas del Caimodorro. Conectaremos con una pista forestal que seguiremos hasta llegar a un paso canadiense y un cartel donde se nos advierte de la presencia de ganado bravo al otro lado de la valla… mejor no cruzar.

En este punto, tomaremos una vieja pista que avanza paralela a la valla y que pronto desaparece para convertirse en una senda bastante difuminada que va ganando claridad a medida que avanzamos. En este punto hay que estar atentos para localizar los hitos que marcan el inicio de la senda.

IMG_3761

Tramo final a la cima del Caimodorro.

Estamos en plena ladera del Caimodorro y la pendiente aumenta mucho. Tras un duro arreón, la pendiente disminuye un poco y la senda nos deja en la misma cima del Caimodorro que cuenta con un vértice geodésico, un buzón con libro de firmas y algunos restos de una vieja torre de vigilancia.

IMG_3770

Cima del Caimodorro.

El Caimodorro es una cumbre sin vistas ya que está cubierta de pinos, una cosa muy curiosa que no suele hacer mucha gracia al llegar arriba…

Tras tocar chufa, comenzamos el descenso por su cara Norte, siguiendo una senda bien marcada con grandes hitos. Al llegar a un cartel indicador de los senderos locales, seguiremos rectos para terminar en las laderas NW del pico, siempre entre frondosos pinares.

IMG_3774

Largo descenso entre pinares.

La senda nos deposita en una pista poco marcada y después en una pista forestal muy ancha y en buen estado que conduce al Cerro de San Cristóbal (1.862 m), pico que ya se encuentra en la provincia de Guadalajara.

En dicha pista encontraremos una fuente muy caudalosa que recibe el nombre de Vizlapeña. Tras coger agua, seguiremos bajando pero, cuidado, en una curva a izquierdas abandonaremos la pista y, a la altura de un hito, tomaremos una senda apenas definida a mano derecha.

IMG_3781

Bajando a la fuente del Tío Mantecas.

La senda va mejorando poco a poco. Es un tramo muy bonito en el que nos cruzamos con tres ciervos, no obstante, el camino está un poco sucio con árboles caídos y restos de la intensa explotación forestal que hay en la zona.

Pronto saldremos a la famosa fuente del Tío Mantecas. Además de una fuente y un pequeño abrigo de madera, este punto es un importante cruce de caminos con varios carteles indicadores.

IMG_3786

Pantano de la Toba.

Desde este cruce, nosotros bajaremos por pista en dirección al pantano de la Toba y al pueblo de Orihuela. El pantano está a apenas unos cientos de metros del cruce, junto a una fuente. Es pequeño pero muy bonito y también muy visitado por los habitantes de la zona, cabe recordar que en esta comarca apenas hay embalses.

Del pequeño pantano a Orihuela hay dos kilómetros, uno por la carretera local que une Orihuela con Orea y otro ya por pista asfaltada. No hay pérdida.

IMG_3792

Orihuela del Tremedal.

Acabamos la circular con muy buen sabor de boca. Los tramos por senda, entre pinares, son espectaculares.

En definitiva, una ruta muy agradable y una forma perfecta de conocer algunos de los rincones más bonitos de la Sierra de Albarracín.

Datos técnicos

Distancia: 17,5 km

Desnivel positivo: 700 metros

Tiempo neto: 5 horas

Fecha de realización: 27/07/2019

Cartografía: IGN

Track de Wikiloc

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

Aunque parezca increíble, en la pasada década se planteó construir una estación de esquí en la cara Norte del Caimodorro, gestionada por Aramón. Su construcción iba a comenzar en el año 2005: Link.

Al parecer, el proyecto acabó en nada. No soy un ecologista radical y no me opongo al desarrollo de las zonas rurales con proyectos como las estaciones de esquí, pero la realidad es que la viabilidad de esta estación hubiera sido difícil debido a la escasez de nieve en invierno. Es una zona fría donde suele nevar poco en invierno y debería de usar muchos cañones de nieve artificial para conseguir su viabilidad… complicado.

Ya se intentó algo parecido en el cercano Cerro de Mogorrita, techo de la provincia de Cuenca con sus 1.864 m, donde hace unas décadas existió una pista de esquí bastante artesanal. Hoy en día solamente quedan los restos de esas instalaciones.

Desconozco el estado en el que se encuentra actualmente el proyecto, imagino que habrá acabado en un cajón como tantos otros de la pasada década.

OTRAS RUTAS CERCANAS

Sierra Alta desde Bronchales

Mogorrita desde Tragacete

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

Wikiloc

Facebook

Twitter

Instagram

 

 

 

 

 

 

Trail Bronchales 43K – 2017

02/07/2017 – TRAIL BRONCHALES 43K. CRÓNICA Y ANÁLISIS DEL RECORRIDO.

Segunda edición de esta carrera que se organiza en la Sierra de Albarracín y que este año ha reunido a 1.500 corredores de montaña en sus cuatro modalidades, dejando claro el carácter popular y la gran acogida de la prueba, especialmente entre los atletas valencianos.

Este año, además, la prueba reina, es decir, la maratón de montaña, contó con la participación del gran Miguel Heras, que terminó ganando la misma. Sin duda, una carrera que crece a pasos agigantados, con una organización que ha apostado muy fuerte por la prueba.

whatsapp-image-2017-07-01-at-18-12-57

Zona de meta. Foto: http://www.trailbronchales.com

NOTA: la crónica está ilustrada con fotos de la organización de la carrera y otras mías realizadas en distintas excursiones y entrenamientos por la zona.

CRÓNICA Y ANÁLISIS DEL RECORRIDO

Esta carrera es para mí una fija en el calendario. Este año, tras correr en Sobrarbe una semana antes llegaba algo cansado y con un leve esguince de tobillo mal curado, pero sobraba motivación…

Este año, la carrera trae algunos cambios importantes con respecto a la edición del 2016. La salida se ha adelantado a las 7:30, un acierto tras los calores del año anterior, aunque este año el calor apenas hizo acto de presencia con 6º en la salida y apenas 18º de máxima a mediodía.

La segunda novedad es el recorrido, que cambia al 70% aproximadamente, sin hacer cima en el Caimodorro, principal cima de los Montes Universales, y pasando por Peñablanca, un cambio que introduce nuevos tramos más técnicos que los del año pasado, con más kilómetros fuera de senda y mayor inclinación.

Captura

Recorrido y perfil de la modalidad 43K. Fuente: http://www.trailbronchales.com

A las 7:30 salimos por las calles de Bronchales unos 300 corredores en la modalidad maratón 43K. Salida rápida y en leve pendiente hasta salir a una pista forestal. Tras 2 kilómetros rápidos, entraremos en una senda bastante empinada. Es la subida a la Peña Cervero, primera del día con 200 metros positivos para ir calentando las piernas.

19665464_1136890749748547_4954759268455447189_n.jpg

Sufriendo en la primera subida del día. Foto: Last Race Studio

Como ya me pasó el año anterior, esta dura subida tan repentina se me hace muy dura y me adelanta un montón de gente… Tras coronar este modesto pico, comienza una bajada por pista que después se convierte en una empinada senda que atraviesa un tupido bosque. Bajada muy divertida, que desemboca en el Barranco de la Tejera.

En este punto comienza una nueva subida, de nuevo bastante potente aunque corta, hasta la Vicidilla, de unos 150 metros de desnivel positivos. Alcanzaremos una llanura con un campo de fútbol, donde encontramos el primer avituallamiento, y subiremos otros 100 metros de desnivel más. Llegamos casi hasta la cota 1800, punto en el que comienza un suave descenso muy bonito hacia la Fuente del Canto, popular merendero de Bronchales donde se encuentra una de las fuentes más visitadas de la población, conocida por su agua fresca y abundante.

En este punto encontramos el segundo avituallamiento, más grande y completo. Paso de largo de nuevo, pues no hace calor, no he gastado apenas agua y no tengo hambre. Aprovecho para ir recuperando sensaciones y trotar algo más rápido, he salido lento y el tobillo me ha dado un pequeño susto en el km 5.

La salida de la Fuente del Canto se realiza por unas praderas verdes, siempre bajo la sombra de los pinares, siguiendo el curso del Río del Puerto hasta la carretera del Puerto de Orihuela (A-1512).

P1120993

Río del Puerto. Un tramo muy agradable para correr.

Pasamos por debajo de la carretera y comenzamos un nuevo tramo, muy llano, que se caracteriza por la ausencia de senda. Correremos por terreno cómodo, atravesando un denso pinar. Poco a poco iremos girando hacia el Sur y nos toparemos con una pista forestal balizada como sendero local (marcas blancas y verdes). Tramo cómodo en leve descenso hasta alcanzar el kilómetro 15, donde se encuentra el tercer avituallamiento de la carrera.

Tras una leve subida hasta la cota 1700, comenzaremos a descender hacía el valle del Río Garganta por una bonita senda, muy rápida. Tras alcanzar el lecho del río, un cartel nos avisa del inicio de la subida a Peñablanca, la más dura del día, con unos 350 metros de desnivel positivo y una inclinación muy fuerte en algunos puntos.

La subida es llevadera en su inicio, pero a medida que nos acercamos a la montaña la inclinación aumenta y la senda se va difuminando. La parte final es la más dura con inclinaciones que rondarán el 40%.

P1120762.JPG

Dura subida sin senda hasta la cima de Peñablanca.

Un nutrido grupo de jóvenes anima en la cima de la montaña. Hay que darlo todo para llegar hasta el avituallamiento que se encuentra en la cima. Ahora sí, es hora de beber bien, rellenar botellines y comer algo. Estamos en el km 19 y en el techo de la carrera, a más de 1.850 metros de altura.

Si la subida ha sido dura, la bajada también tiene lo suyo… El primer kilómetro es cómodo, por el cordal de la montaña, pero después giramos a la izquierda por una empinada ladera. Hora de clavar bastones para evitar resbalones tontos… Por fortuna, el tramo más inclinado dura poco y pronto salimos a terreno despejado y cómodo, conectando rápido con el Río Garganta de nuevo.

P1120754.JPG

Bajada de Peñablanca, también muy inclinada y técnica.

Los siguientes kilómetros los haremos paralelos al río Garganta. A veces sin senda, siempre entre pinares, atravesando un paisaje solitario y salvaje. Es un tramo muy bonito.

Las sensaciones van mejorando con el paso de los kilómetros. En la cima de Peñablanca iba en el puesto 65 aproximadamente, pero en este tramo más llano ya comienzo a adelantar corredores poco a poco.

Sobre el kilómetro 23, salimos del valle del Garganta para comenzar a ascender al Cerro de la Laguna, unos 400 metros de desnivel positivo, algo más cómodos que la ascensión a Peñablanca, pero no un camino de rosas…

Sendero técnico y algo vestido en algunos tramos e inclinación moderada. Al finalizar la ascensión, llegamos a un llano muy verde, de nuevo entre densos pinares. Es un tramo ideal para correr y darle caña. Pronto alcanzaremos la laguna que da nombre al cerro, que suele estar seca los meses de verano.

P1120739.JPG

Cerro de la Laguna. Es normal verla seca en esta época del año.

Nuevo avituallamiento, que paso de nuevo de largo, y terreno favorable para la carrera. Una bajada corta al Barranco de Peñas Agudas y una nueva subida corta pero intensa, nos dejan en el Puntal del Caco. En esta cima, conectaremos con una pista forestal muy cómoda que desciende rápidamente hacia Noguera de Albarracín. Dos kilómetros antes del pueblo hay un nuevo avituallamiento, pero decido no parar y aguantar hasta Noguera. Las sensaciones son buenas y es hora de apretar los dientes.

Un sendero algo técnico nos deja en el pueblo de Noguera. Estamos en el kilómetro 32, a 11 de meta. Como algo rápido y bebo bastante líquido, pues queda un tramo bastante duro que no debemos subestimar con dos ascensiones.

Salgo rápido de Noguera y comienzo a adelantar a bastantes corredores en la subida por pista del Barranco de la Tejeda, no confundir con la Tejera (con “r”) que cruzamos al comienzo de la carrera.

Es una pista que sube de forma continua con una inclinación suave siguiendo el curso del río, muy agradable. Aprovecho para correr y caminar en los tramos más empinados, pero siempre a ritmo intenso. En el km. 35 de carrera, abandonamos la pista y salimos a una senda de una inclinación muy potente que asciende por terreno pedregoso. En este punto veo a la gente que me precede muy tocada y no es para menos. Yo también tengo algún amago de calambre pero no me llega a dar… Cuando la pendiente disminuye un poco, aprovecho para meterle caña… Adelanto a las corredoras que van 2º, 3º y 4º… van casi pegadas, vaya lucha que deben de estar teniendo.

Muy concentrado, hago cima en el penúltimo monte del día, la umbría del Tío Martín (1.814 m) y comienzo a bajar a saco por una senda muy bonita hasta el Barranco del Portichuelo, valle que hay entre esta montaña y Sierra Alta, última subida del día. En esta bajada hay un nuevo avituallamiento.

P1120982.JPG

Fuente de la Rosa, en el Portichuelo. Algunos corredores aprovechaban aquí para refrescarse.

Tras pasar por la Fuente de la Rosa, comienza la subida a Sierra Alta, según los mapas varios metros más baja que Peñablanca. De nuevo, unos 250 metros de desnivel por terreno rudo que se hacen muy duros a estas alturas de la carrera. Hago cima en Sierra Alta, bebo algo en el último avituallamiento y para abajo.

P1080656.JPG

Atardecer en Sierra Alta.

La bajada por la senda del Portichuelo es una pasada. Muy cómoda y fresca, siempre entre pinares, ideal para correr.

P1120972

Senda del Portichuelo. Km 40 de carrera.

Tras alcanzar la Fuente del Caracol, una leve subida nos deja en las Corralizas. Desde aquí, quedan dos kilómetros a meta. Pasaremos por el camping de Corralizas donde hay un montón de gente animando y con la inercia comenzaremos a bajar por una bonita senda hasta Bronchales. Como el año anterior, lo doy todo en estos metros finales… llegando a la meta en el puesto 36, segundos después de la primera clasificada, la corredora sudamericana Margarita Paucar.

19657203_1137559503015005_4957194652432615001_n.jpg

Entrando en meta tras darlo todo en los metros finales. Foto: Last Race Studio.

Me salió una carrera rara, con sensaciones de pesadez y cansancio en la primera parte de la carrera y con unas sensaciones buenísimas en la segunda. Imagino que tendrá que ver con el cansancio acumulado de las últimas carreras. Al final, de menos a más, como me gusta acabar y con un tiempo de 5 horas y 32 minutos, que me deja satisfecho dado lo técnico que ha sido el recorrido este año.

clas.JPG

Datos de mi participación. Fuente: Crono Runner

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 43 km

Desnivel positivo: 2000 m+

Web de la carrera

Clasificaciones

OPINIÓN

Al igual que me ocurre con el Gran Trail Sobrarbe, me cuesta ser objetivo con esta carrera. Bronchales y sus montañas fueron el escenario de mis primeras excursiones familiares por el monte y guardo muy buenos recuerdos de aquellos veranos de la infancia. Correr 20 o 25 años después por esos mismos parajes es una gran experiencia que intentaré repetir los años que pueda.

Centrándome en la propia carrera, he de decir que esta muy bien organizada. Bien marcada, con muchos avituallamientos y una gran atención al corredor. Se nota que los organizadores se preocupan por el corredor popular. A pesar de tener a casi 1.500 personas en el monte de forma simultánea, en ningún momento se veía caos o desorganización como en otras carreras multitudinarias, todo lo contrario, se nota que tienen experiencia y lo tienen todo bien atado. Sin duda, hay que darles la enhorabuena.

Es una carrera muy recomendable, que ofrece la oportunidad de conocer estos Montes Universales, un pequeño tesoro un poco olvidado de nuestras tierras aragonesas.