Hoces del río Piedra

Senderismo por el cañón del río Piedra (sendero GR-24)

Allí donde la provincia de Zaragoza se une con la de Guadalajara, en la comarca de Campo de Daroca, existe un pequeño río que surca el páramo y se va encañonando de forma progresiva hasta formar unas hoces profundas y muy vistosas que albergan en su interior bosques variados y dan cobijo a una amplia colonia de buitres. Son las Hoces del río Piedra, río poco conocido y que kilómetros después, antes de desembocar en el río Jalón, da nombre y vida al famoso Monasterio de Piedra.

img_1744

Los buitres, nuestros únicos compañeros en esta jornada.

La ruta parte de las inmediaciones de Aldehuela de Liestos, pequeño pueblo de apenas 50 habitantes, y sigue el curso del río, alternando tramos que discurren por el fondo del desfiladero con otros que lo hacen por encima del mismo, siempre por senda. Además, pasaremos por dos bonitos miradores que nos permitirán obtener unas preciosas panorámicas de las hoces. La ruta, bien señalizada, forma parte del sendero balizado GR-24 que atraviesa el Sistema Ibérico pasando por las provincias de Zaragoza y Teruel.

captura

Croquis detallado de la ruta. Fuente: Wikiloc / IGN

EL RECORRIDO

Pasadas las 10 de la mañana comenzamos a caminar siguiendo las balizas blancas y rojas del GR-24, río arriba por una senda bien marcada que se va internando en las paredes que conforman el cañón.

Hemos dejado el coche junto al río, en una pequeña área donde acaba una pista y se puede aparcar, apenas a 2 kilómetros de Aldehuela de Liestos. La pista para llegar aquí está en bastante buen estado y hemos accedido con turismo sin problemas.

img_1713

Metidos de lleno en las hoces.

Al poco tiempo de empezar a caminar vemos el primer desvío que nos llevaría al mirador de las Hoces. Decidimos pasar por allí a la vuelta y hacer el trayecto de ida por el fondo del cañón. 

img_1715

El río tenía más caudal del esperado y eso complicó un poco las cosas…

Pronto comienzan las sorpresas… pensábamos que iba a ser un paseo plácido pero vemos que el río trae un caudal importante en algunos tramos y va a tocar vadearlo varias veces. Nos damos el primer remojón en los pies, nada agradable pues la temperatura apenas pasa de los cero grados y hay tramos del río congelados.

img_1718

Punto de confluencia con el Barranco del Montecillo a los pies de la Peña del Buitre

Alcanzamos, tras un segundo remojón, el desvío al mirador de las Hoces que tomaremos a la vuelta. En este punto el paisaje se abre ya que se une al río Piedra otro barranco, el del Montecillo. Una pared rojiza con forma de barco (a la que se conoce como Peña del Buitre) domina el paisaje. Es un paisaje duro, seco, pero muy bonito.

img_1722

Tramo amplio y muy vistoso, antes de llegar al desvío a Torralba de los Frailes

Comienza ahora el tramo más vistoso y agradable para mi gusto. Las paredes del cañón se abren un poco y la senda mejora. Son 2,5 kilómetros muy bonitos con un único sobresalto, otro tramo de río helado que debemos evitar. A la ida nos dimos un buen remojón hasta la rodilla pero a la vuelta encontramos una pequeña senda que evitaba este tramo de río subiendo por el roquedo a mano derecha según se avanza río arriba. En el track puede verse este punto en el km. 5 de la ruta.

img_1732

Antiguo molino de Torralba de los Frailes

Alcanzamos un edificio en ruinas, el antiguo molino de Torralba de los Frailes, pueblo cercano, junto a una especie de refugio en buen estado y cerrado. Una pista llega hasta aquí desde dicho pueblo. Nosotros giramos a mano derecha y seguimos el cauce del río cruzando un pequeño azud. Este nuevo tramo del río que une Torralba de los Frailes con Embid (Guadalajara) comienza con una bonita senda que atraviesa un denso bosque de ribera.

Seguiremos esta senda hasta que veamos un desvío a mano derecha al mirador del Reconquillo. Merece la pena subir hasta él y hacer un pequeño recorrido circular en este punto. El mirador domina un amplio meandro del río y las vistas del desfiladero desde él son muy buenas.

img_1726

Hoces del Piedra desde el mirador del Reconquillo

El camino hasta el mirador está bastante bien aunque el inicio no está muy marcado. Primero, una senda nos sacará de las hoces para llevarnos hasta el borde del cañón. Allí, un senderito va a atravesando el bosque de carrascas. Es un tramo muy agradable donde, una vez fuera de las hoces, apenas se gana o se pierde altura.

Tras echar unas fotos y comer algo en el mirador, retomamos la ruta. Tenemos ahora un tramo cómodo en leve descenso que nos dejará de nuevo en el molino de Torralba.

img_1737

Hoces del río Piedra

Ya de vuelta, vemos algunos escaladores en las paredes de las hoces. Serán las únicas personas que veamos en las casi cinco horas de ruta. Sin duda, es una zona muy solitaria y alejada de casi todo… Ideal para perderse y desconectar del mundo civilizado. Su lejanía a Zaragoza capital y la ausencia de grandes poblaciones en los alrededores lo convierten en un sitio muy remoto.

img_1742

Disfrutando del solitario camino de vuelta

Aprovecharemos el camino de vuelta para evitar la zona más complicada de vadeos y subir al conocido como mirador de las Hoces. No nos pareció tan espectacular como el del Reconquillo pero también merece la pena acercarse. La subida es cómoda, la senda está muy bien y así trazamos un segundo bucle circular que hace más variada la ruta.

img_1748

Vistas desde el mirador de las Hoces

Desde el mirador llanearemos por encima de las hoces para terminar haciendo un descenso bastante directo a la entrada del cañón por una senda muy guapa. El último tramo, ya fuera del desfiladero, es un paseo de apenas 1 kilómetro hasta el coche bajo el sol tenue de finales de diciembre.

img_1753

Sendero de bajada a la entrada del cañón tras visitar el mirador de las Hoces

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 16,5 km

Desnivel positivo acumulado: 390 m+

Tiempo neto: 4 horas y 15 minutos

Fecha de realización: 28/12/2018

Cartografía: Visor IGN

Track Wikiloc

OTRAS RUTAS INTERESANTES POR LA ZONA

No estamos en una zona de grandes montañas y tampoco de pequeñas montañas, no nos vamos a engañar. Esta zona es un amplio páramo donde apenas sobresalen unas pequeñas colinas, por tanto, los accidentes geográficos más destacados son los desfiladeros que conforman algunos ríos como este del río Piedra.

Hace unos años visité otro tramo de este GR-24, el que une Jaraba y Calmarza, también en la provincia de Zaragoza. Allí, se encuentra el Barranco de la Hoz Seca, por donde discurre este GR, muy vistoso también y con grandes y profundas paredes. Merece la pena una visita.

p1100933

Barranco de la Hoz Seca, cerca de Jaraba

Otro lugar reseñable son las Hoces del río Mesa en su tramo entre Anchuela y Mochales en la provincia de Guadalajara. No confundir con el trayecto que he mencionado antes del Barranco de la Hoz Seca pues si buscamos en Google “Hoces del Río Mesa” nos aparecerá esa ruta en lugar de esta en Mochales. Se debe a que, paralelo al Barranco de la Hoz Seca, discurre también encañonado el río Mesa, ya en su tramo aragonés, y esto provoca mucha confusión. Este sendero de Mochales es bastante menos conocido y cuesta más encontrar información veraz en Internet.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s