Trail 2 Heaven 48K – 2018

TRAIL 2 HEAVEN (48 KM y 2.600 M+). VALLE DE BENASQUE

La Trail 2 Heaven 48K es una carrera de montaña muy bonita a medio camino entre el Pirineo francés y el aragonés, algo no demasiado habitual en el ámbito de las carreras que se organizan en esta cordillera. En total, 48 km de pura montaña partiendo del Hospital de Benasque y coronando algunos puertos emblemáticos de este valle como el de la Glera o el Portillón, a casi 2.500 metros de altura.

41745284_1262751907200233_6646195886055489536_o

Voluntarios en el Puerto de la Glera. Foto: Facebook de la carrera

El perfil de la prueba es muy atractivo. Duro pero a la vez bastante corrible, con una subida muy potente en el km 25 que marca la carrera y una última parte bastante amable que permite acabar a tope si tenemos piernas.

t2h46_pasos

A nivel de paisajes, la carrera es de las más chulas que he corrido… con una bajada espectacular al Hospice de France desde el collado del Portillón, muy difícil de olvidar, pasando por los Boums du Port, unos lagos de alta montaña colgados a 2.200 metros junto al refugio guardado de Venasque.

EL RECORRIDO

A las 8:30 de la mañana, en los Llanos del Hospital, en pleno corazón del valle de Benasque y bajo el macizo de las Maladetas, se da la salida a la prueba de 48 km. Muchas ganas y algunos nervios, al menos por mi parte, tras más de medio año retirado de las carreras de larga distancia.

41215925_1257674887707935_8656083685428166656_o

Salida en los Llanos del Hospital. Foto: Facebook Trail 2 Heaven

La salida es rápida. Tras una primera subida muy cortita, tomamos un sendero bastante cómodo y llano que avanza por el bosque en dirección a la Besurta. Desde los Llanos del Hospital a la Besurta apenas se suben 150 metros de desnivel en 5 kilómetros, por lo que se puede asegurar que el inicio es bastante llevadero.

Las sensaciones al inicio son buenas. Parece que tengo piernas y mucha motivación, por lo que intento no quemarme mucho en los primeros kilómetros y disfrutar de la carrera.

6

Llanos del Hospital a los pies del pico Mall Printat (2.845 m)

Llegamos a la Besurta, el famoso parking del Aneto, donde comienza la ascensión al refugio de la Renclusa, la primera del día. La subida hasta el refugio se realiza por el clásico sendero. En total son 400 m+ desde la Besurta pues, tras alcanzar el refugio, tenemos unos 100m+ de desnivel extra hasta alcanzar el modesto Collado de la Renclusa, que comunica el refugio con el Plan d’ Aigualluts.

IMG_0978

Plan d’ Aigualluts

La bajada al Plan d’ Aigualluts es algo técnica. Mucha roca y un sendero un poco incómodo me hacen ir con cuidado… Pero pronto alcanzamos la inmensa llanura del Plan con alguna zona encharcada donde hay que ir con cuidado. La zona se hace más corrible y enseguida conectamos con el famoso Forau d’ Aiguallut, un sumidero por donde se cuelan las aguas que bajan de las Maladetas para salir al exterior en el valle de Arán.

Por terreno rápido, alcanzamos de nuevo la Besurta donde encontramos el primer avituallamiento del día, en el km. 10. Breve parada para coger agua y tomar aire… a pesar de la brevedad me adelantan unos 10 corredores!!!

5

Grandes vistas en esta primera parte de la carrera. Al fondo, se distingue la cima “doble” de la Forcanada (2.883 m).

Tras reponer líquidos de forma rápida salimos camino al Portillón de Benasque en la segunda subida del día. Son 600 m+, aunque tampoco debemos preocuparnos mucho pues la subida es muy cómoda. El sendero es muy llano, hace bastantes zig-zags y no se llega a empinar del todo.

18

Vistas al Aneto (3.404 m) poco antes de alcanzar el Portillón.

Antes de llegar al Portillón, merece la pena darse la vuelta para ver lo que tenemos detrás… Las Maladetas se elevan más de 1.500 metros sobre el fondo de valle en una estampa de alta montaña espectacular, de las más bonitas del Pirineo.

Alcanzo el Portillón de Benasque (2.444 m) bastante fresco. Las sensaciones siguen siendo muy buenas y me lanzo valle abajo con muchas ganas. Por delante, una gran bajada, tan dura como bonita, de más de 1000 metros de desnivel negativo. Una primera zona de pedrera fácil nos deja junto a los lagos conocidos como Boums du Port.

17

Bajando ya en el lado francés hacia los lagos conocidos como Boums du Port.

Pasamos junto al refugio de Venasque y seguimos descendiendo por la senda. La inclinación va aumentando, pues estamos en un circo glaciar, pero gracias a la senda se puede bajar en todo momento corriendo. La bajada no es especialmente técnica.

En este punto nos juntamos un pequeño grupo de unos cinco corredores bajando a todo lo que nos da el cuerpo. Termino quedándome un poco atrás, pues el ritmo que llevan es muy elevado y noto como mis piernas comienzan a cargarse. Todavía queda más de la mitad de carrera y tengo que reservar…

Terminamos el descenso, ya por pista alcanzamos el Hospice de France con su gran edificio y a sus pies el avituallamiento. Estamos en el km. 21. Los voluntarios me dicen que voy el “veintitantos” pero decido tomármelo con calma pues he llegado muy fatigado… Invierto 10 minutos en comer y en beber bien. Con las pilas cargadas y más descansado, retomo la carrera.

El primer tramo hasta alcanzar el famoso Circo de la Glera es un sendero que va subiendo poco a poco a través del bosque de Sajust. Este camino, conocido como camino de la Emperatriz, tiene algún tramo algo expuesto pero, en general, es bastante cómodo e incluso corrible. Aquí comienzo a adelantar a alguno de los corredores que me ha pasado en el avituallamiento, las fuerzas siguen acompañando.

Salimos del bosque y ante nosotros se presenta el imponente Circo de la Glera. Varias cascadas atraviesan las paredes del mismo, mientras el sendero traza un amplio zig-zag para superar la zona más inclinada.

Me lo tomo con filosofía y supero la primera gran pendiente sin perder puestos. Después viene un tramo más llano donde la senda atraviesa el circo por su mitad. La senda aquí es estrecha y hay bastante vegetación.

La última parte del circo vuelve a ser empinada, especialmente los últimos 200 metros  de desnivel que los haremos por una gran pedrera (glera) de gran dureza. Aquí me desfondo y comienzo a sufrir… el puerto no llega nunca!!! Tras mucho luchar, llegamos hasta él, allí varios voluntarios nos animan con todas sus fuerzas.

IMG_0261

Alcanzando el Puerto de la Glera (2.367 m). Foto: Facebook organización

Coronamos y comienza el descenso hasta Llanos del Hospital. Las piernas se resienten de la subida, están lentas y llegan los amagos de calambre… Por fortuna, la cosa no va a más y tras unos minutos de dudas puedo coger un ritmo aceptable de bajada. Disfruto mucho del paso por el ibón de Gorgutes situado junto al collado y de las vistas a los Llanos.

La bajada no es del todo limpia. Algún tramo técnico con raíces y piedras nos obliga a estar alerta. Pese a todo, alcanzo el tercer avituallamiento en los Llanos con mejores sensaciones. Nueva parada de casi 10 minutos para comer y beber. Nos quedan 16 kilómetros hasta Benasque.

La bajada a Benasque engaña. Primero, tenemos un tramo donde subimos casi 200 m+. No es duro, pero debemos estar mentalmente preparados… Se realiza por senda y atraviesa un bosque, es un tramo muy agradable y enseguida se comienza a bajar hacia los Baños de Benasque.

Las fuerzas vuelven a mis piernas en este tramo. Comparto kilómetros con un corredor valenciano muy majete y nos ponemos a un ritmo muy bueno. Las sensaciones vuelven a ser inmejorables con casi 40 kilómetros en las piernas.

La bajada a los Baños y posteriormente al Plan de Senarta es fácil y rápida, con algunos tramos de pista que ayudan a apretar el acelerador al máximo. Desde Plan de Senarta la cosa mejora todavía más, tras un leve ascenso por pista, comienza el descenso final a Benasque. Los últimos kilómetros se hacen por un sendero muy bonito que discurre por la margen derecha del río Ésera, son tan bonitos que no se hacen largos.

Nos acercamos a Benasque y ya se oye la megafonía. Veo a un corredor al fondo y aprieto los dientes para darle caza… Finalmente no lo alcanzo pero disfruto de los últimos metros por las calles del pueblo, la gente sonríe y aplaude desde las terrazas de la calle central… Meta!!!

IMG_0667

Llegada a meta en Benasque. Foto: Facebook organización

Acabo muy contento con un tiempo de 6 horas y 43 minutos y un puesto 21º absoluto. Las cosas han salido perfectas, con unas sensaciones muy buenas desde la salida. Parece que mis piernas vuelven a funcionar como antaño 🙂

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 48 km

Desnivel positivo: 2600 m+

Tiempo neto: 6 horas y 33 minutos

Puesto: 21 de 250 corredores

Web de la carrera

Clasificaciones

OPINIÓN

Gran carrera con una gran organización, muy cuidada, con muchos voluntarios y un trato al corredor excelente. Es una carrera muy popular, con bastante gente inscrita y un gran ambiente.

El recorrido es bonito como pocos, la bajada a la zona francesa y posterior subida me parecieron muy alpinas, espectaculares, sin embargo, la carrera no tiene la dureza ni el nivel técnico de otras carreras pirenaicas como el Trail Valle de Tena, la Canfranc-Canfranc o el mismo Gran Trail Aneto-Posets. En mi caso, que soy de carreras más correderas, esto es un punto a favor.

Recomiendo la carrera al 100%, no he podido acabar más satisfecho 🙂

Nota: las fotos de la carrera están extraídas del Facebook de la organización, el resto pertenecen a mis álbumes personales.

 

Ogro 2018. Maratón de montaña de Autol

LA OGRO. MARATÓN DE MONTAÑA DE AUTOL (41 KM, 2150 M+)

La maratón de montaña Ogro se organiza en el pueblo de Autol, a los pies de la Sierra de Yerga. Estamos en una estribación del Sistema Ibérico Riojano ya muy pegada al valle del Ebro (apenas a 15 kilómetros de Calahorra). Sin duda, es una tierra de transición entre la estepa ribereña y la montaña riojana lo que hace que la zona tenga unos fuertes contrastes a nivel de paisajes.

10264970_288751567968997_7840145614278296094_n

Cuidado con el Ogro! Se esconde en los 8 kilómetros del final…

La carrera es una maratón por lo que la distancia está clara (unos 42 kilómetros aproximadamente) y posee un desnivel positivo acumulado de 2150 m+. Teniendo en cuenta que no estamos en una zona de grandes montañas (el monte Yerga, punto más alto de la carrera, tiene 1.100 metros) dicho desnivel sale de las continuas subidas y bajadas a las que “nos somete” la organización, muchas de ellas por cortafuegos y trialeras de gran dureza.

perfil

Perfil de la prueba. Un auténtico rompepiernas. Fuente: Facebook Ogro.

CRÓNICA Y ANÁLISIS DEL RECORRIDO

Primera carrera del año tras 4 meses sin colocarnos el dorsal y muchas dudas… Tras un invierno horrible a nivel de entrenamientos, con varias sobrecargas, poca continuidad y sobre todo poca calidad, me planto en la línea de salida con más miedo que vergüenza.

FB OGRO

Salida! Foto: Facebook Ogro.

A las 9 de la mañana tomamos la salida más de cien corredores y un nutrido grupos de marchadores en el centro de Autol. Tras un primer kilómetro rápido por las calles del pueblo, tomamos una pista que sube de forma directa por la zona de las eras, situada al sur de la localidad.

10402623_291739027670251_33346650550885673_n

Primer tramo de la carrera, un fácil cresteo hacia el Alto de la Nevera. Foto: Facebook Ogro.

El primer tramo de carrera discurre por un cordal situado al sur del pueblo, que culmina en el Alto de la Nevera. Apenas alcanza los 880 metros de altura (Autol está a 420 metros), por tanto, esta primera subida inicial tiene unos 450 m+. No es demasiado dura, pero la carrera es larga y es mejor dosificar. La gente sale a fuego, no puedo seguir a la mayoría y mis temores se confirman… estoy para el arrastre y me quedo en el furgón de cola. Hoy va a tocar sufrir, pero como se dice habitualmente lo que no te mata te hace más fuerte…

IMG-20180228-WA0022

Primeros kilómetros por el suave cordal situado al sur de Autol. Foto: Facebook Ogro.

Las vistas en este punto de la carrera son muy buenas. Autol queda abajo y a la derecha tenemos un montón de montañas riojanas (Gatún, Isasa, Peñalmonte…), además el día es espléndido, con sol y apenas viento, un día para disfrutar del monte si las fuerzas acompañan.

IMG_2813

Vamos dejando bien abajo el pueblo de Autol. Foto: Facebook Ogro.

Tras este tramo, nos internamos en un bosque de pino y la pendiente disminuye. Hay ratos de llaneo rápido. La senda serpentea y los kilómetros se van sucediendo. Pronto conectamos con una pista forestal bastante cómoda que nos conducirá a la primera gran bajada del día.

IMG-20180225-WA0254

Tramo entretenido por senda entre el pinar. Foto: Facebook Ogro.

La bajada es por un cortafuegos bastante rápido y tiene unos 250 m- de desnivel. Nos deja en el km. 10 donde encontramos un avituallamiento líquido y sólido. Además, es el comienzo de la segunda subida larga del día, a la cima del Monte Yerga (otros 450 m+).

Cabe destacar la gran cantidad de avituallamientos que tiene la carrera, es casi casi imposible pasar sed o hambre. Todo un detalle por parte de la organización.

10336663_291739641003523_1426351874945695758_n

Monte Yerga y sus cortafuegos. Foto: Facebook Ogro.

La ascensión al Yerga se realiza por un ancho cortafuegos bien visible desde la lejanía. Tras una primera pendiente muy dura, el cortafuegos da un poco de tregua y se convierte en una subida larga pero bastante tendida. Casi sin darnos cuenta estamos arriba, rodeados de molinos y bajo las grandes antenas de la cima.

Apenas tocar cumbre, junto al vértice geodésico, hay un nuevo cortafuegos bastante más empinado por el que comienza el vertiginoso descenso a las ruinas de la ermita de Yerga, donde encontramos un nuevo avituallamiento.

Tras beber algo, volvemos a la carrera. Primero por pista y luego por una divertida senda bajamos de nuevo al “valle” donde estaba el avituallamiento del km. 10 (llamado Yesa de la Cañada) para acometer la tercera subida del día: un cortafuegos bastante empinado que nos deja en una colina sin nombre a 930 metros de altura, justo enfrente del monte Yerga que acabamos de ascender.

La ascensión y un breve descenso nos dejan en el km. 20 de carrera. Aquí la cosa empieza a cambiar pues el terreno se vuelve algo más técnico. Entre el km. 20 y el km. 23 tenemos unos tres kilómetros de trialeras bastante divertidos pero duros, que son un anticipo de los “toboganes” que nos esperan en los últimos 8 kilómetros de carrera.

Tras este primer tramo técnico, viene otro más cómodo, que alterna senda y pista, con un nuevo ascenso al pequeño cordal coronado por molinos de viento que nos separa del Yerga. Un nuevo descenso por un rápido cortafuegos nos deja de nuevo en la Yesa de la Cañada a los pies del Yerga para acometer la segunda subida a este pico.

image001091.jpg

La segunda subida al monte Yerga discurre por otro duro cortafuegos. Foto: Facebook Ogro.

Avanzamos primero por un tramo empinado con cuerda fija y después por una durísima pendiente por cortafuegos. Afortunadamente, tras el “arreón” inicial, nos queda una subida bastante cómoda hasta la cota 1000 de la montaña (en este segundo ascenso no llegamos a la cima), donde se encuentra un nuevo avituallamiento. Estamos en el km. 29.

Del km. 29 al km. 32 hay un descenso muy rápido por pista y por cortafuegos. Muy divertido. Pero en el km. 32 llega lo “gordo”. Para volver a Autol, lo haremos por una serie de sendas situadas bajo el Alto de la Nevera por donde hemos venido a la ida. Estas sendas discurren por una serie de interminables barrancos y son un auténtico rompepiernas.

Para conectar con estas sendas, primero debemos superar un tramo rocoso equipado con cuerda fija. Uno de los puntos más característicos de la Ogro, sin duda.

cuerdas

Segundo tramo de cuerdas fijas. Foto: Facebook Ogro.

La dura subida nos deja en el primer “tobogán” de descenso. Del km. 32 al km. 37 tenemos muchos toboganes, a partir del quinto dejé de contarlos… Sí puedo decir que el último de ellos está coronado por unos palos de madera como si fueran un gran hito (sirva de referencia). La sensación es de que pronto va a llegar el último tobogán, pero después viene otro… paciencia en este tramo.

1604399_291740424336778_1953158402760251935_n

Zona final de toboganes. Más dura de lo que parece. Foto: Facebook Ogro.

El descenso final a Autol lo haremos primero por senda y después por una rápida pista cuesta abajo donde podemos exprimir las fuerzas que nos queden. Así lo hice, parece que empecé a tener piernas en el km. 38… Finalmente consigo bajar de las 6 horas, que para tal y como hemos empezado no está mal… Lo importante, que pude disfrutar mucho a pesar de que mi estado de forma es muy mejorable. Al final se trata de correr por montaña, cada uno a su ritmo, y el objetivo es disfrutar… cuando se puede se disfruta de la competición y cuando no del paisaje.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 41,5 km

Desnivel: 2.150 m+

Tiempo: 5 horas 57 minutos

Puesto: 68 de 107 participantes

Track Wikiloc (facilitado por la organización)

Web de la carrera

Clasificaciones

OPINIÓN

Carrera humilde pero con una organización volcada en hacer que el corredor se sienta como en casa. Un 10 para ellos por haber sabido sacar lo mejor de estas modestas montañas y haber organizado una carrera muy dura y con un trato al corredor fantástico.

Sin duda, una prueba para apuntar en el calendario en este inicio de temporada.

LINKS

Crónica de Almasy Runner.

Vídeo de Elio Productions.

Maratón Blanco Jacetania 2017

18/11/2017 – MARATÓN BLANCO JACETANIA (40 KM, 1250 M+)

Este año he vuelto a esta bonita carrera de montaña que remonta el Valle del Aragón en su integridad, desde Jaca hasta la estación de Candanchú, cercana al mítico Puerto del Somport, pasando por todos los pueblos del valle.

23736314_1950508531632157_4390747616239670537_o

Línea de meta en Candanchú. Foto: Facebook Mayencos.

Es una carrera bastante familiar, apenas corrimos unos 65 corredores, organizada por el club Mayencos. Buen marcaje, buena organización, buen trato al corredor y solamente 20 euritos de inscripción, no se puede pedir más.

CRÓNICA Y ANÁLISIS DEL RECORRIDO

El recorrido original de la maratón sube por el Camino de Santiago (GR-65) desde Jaca hasta Canfranc-Estación y de allí a Astún, para bajar después a Candanchú. Este año, las nevadas y el posterior temporal de viento habían provocado grandes acumulaciones de nieve en el sendero que sube a Astún, por ello, la organización decidió suprimir este tramo y añadir la subida a la Fuente del Paco en Villanúa. Apenas se pierde un kilómetro y a cambio se gana una subida con algo más de desnivel.

23659238_1950574028292274_2932695340249412597_n

Salida en la Ciudadela de Jaca. Foto: Facebook Mayencos. Trekking Aragón.

A las 9 de la mañana unos 65 corredores tomamos la salida en la bonita Ciudadela de Jaca. Dos horas antes habían salido los participantes de la andada popular que sigue el mismo recorrido con los que nos iremos encontrando a lo largo del recorrido.

Los primeros kilómetros discurren por terreno favorable. Primero se desciende al cauce del río Aragón y después se avanza valle arriba, pegados a la carretera, ganando desnivel muy poco a poco. Son kilómetros de guardar fuerzas pues es muy fácil venirse arriba. El ritmo de los primeros es siempre muy alto.

Casi sin darnos cuenta, llegamos al primer pueblo del recorrido: Castiello de Jaca. Estamos en el km 8 de carrera y llega el primer repecho importante por las calles del pueblo, también el primer avituallamiento en el que no llego a parar. Hace frío y no ha dado tiempo a “hacer sed”. Aún con todo, el Sol ilumina esta margen del valle y apenas con una camiseta térmica se va bastante bien. Nada que ver con el tiempo que hizo en la edición del 2015, en la que también participé. Dicha edición tuvo que ser neutralizada en Candanchú con apenas 33 km debido a un temporal de nieve y viento que fue épico.

12232903_1215156095167408_5128253977335064633_o

Foto del 2015 con mucho frío y nieve desde Villanúa. Foto: Facebook Mayencos.

Los kilómetros pasan rápido de Castiello a Villanúa. Apenas 6 kilómetros muy cómodos y rápidos, por pista, que permiten ir a buen ritmo. Poco antes de llegar a Villanúa, cruzamos la carretera y nos internamos en un bonito bosque cercano al pueblo conocido como el Juncaral.

23783607_1627469280609122_2332412579995593209_o

Llegando a Villanúa con el compañero de Mayencos con el que compartí varios tramos de carrera. Foto: Facebook Mayencos.

En Villanúa, tras cruzar todo el pueblo, encontramos el segundo avituallamiento. Tras pasar por él comienza la subida más dura del día, a la Fuente del Paco. Tras un breve tramo de asfalto, tomamos una bonita senda que sube decidida a lo largo de unos 3 kilómetros.

Pronto conectamos con una amplia pista y comenzamos a descender de nuevo a Villanúa. Es una bajada suave donde se puede apretar de verdad. La subida acaba de nuevo en el segundo avituallamiento, que ahora es el tercero. Llevamos unos 22 kms de carrera.

A partir de este punto la carrera crece en belleza pues las sendas ganan terreno a las pistas forestales. Apenas 5 kms separan Villanúa de Canfranc pueblo. La senda, algo rocosa, no es mala del todo. Es un poco rompe-piernas pero permite correr la mayor parte del tiempo.

Casi sin darnos cuenta, cruzamos el puente viejo que da acceso a las calles de Canfranc y recuperamos fuerzas en el cuarto avituallamiento, situado en la calle principal.

Las sensaciones hasta aquí no han sido malas del todo aunque tampoco para tirar cohetes. Me mantengo más o menos en el puesto 20, compartiendo ruta con los mismos corredores casi todo el rato. A pesar de que somos poquitos, vamos muchos participantes bastante juntos toda la carrera y siempre tienes alguna referencia.

De Canfranc pueblo a Canfranc-Estación tenemos de nuevo unos 5 kilómetros algo más duros que los anteriores. Mucha senda y bastante sube y baja. Pocos tramos llanos y el cansancio que comienza a notarse en las piernas, no obstante llevamos ya 30 kilómetros a un ritmo elevado. Llegamos a Canfranc-Estación entrando por el Sur, por el pequeño pantano situado junto al túnel internacional que da paso a Francia.

El avituallamiento está situado junto a la mítica estación de tren donde hoy, casualmente, se celebra un evento rememorando tiempos pasados y más célebres de la estación.

imagen1017

Estación de Canfranc. Foto: canfranc.es

Un trago rápido y unos frutos secos y seguimos por la avenida principal del pueblo, calle arriba buscando el último tramo de la carrera, 8 kilómetros que unen Canfranc-Estación con las pistas de ski de Candanchú.

El camino es una senda muy bonita que rodea el Col de Ladrones y va subiendo de forma suave. Pronto alcanzamos el valle de la Canal Roya y el camino comienza a girar a la izquierda, pasando por la parte baja de la Raca, pico que corona la estación de Astún.

ddd

Tramo de subida bastante duro entre Canfranc-Estación y Candanchú.

A cuatro kilómetros de meta y antes de una dura subida, encontraremos el último avituallamiento. A partir de aquí, tocará subir de forma mantenida hasta alcanzar un collado desde donde ya se ve Candanchú.

Una breve bajada nos dejará en la calle principal de la zona residencial de Candanchú. Un último kilómetro por asfalto que pica para arriba de lo lindo y llegaremos al arco de meta, situado junto a los remontes de la estación en un entorno muy bonito de alta montaña… Conseguido!!! 4 horas y 21 minutos, puesto 18. No ha estado mal del todo, la media me ha salido a algo más de 9 km/h, por lo que acabo contento aunque las sensaciones han sido mejorables en algunos momentos de la carrera.

23632835_1952279401455070_6962764249391541767_o

Entrnado en meta. Foto: Facebook Mayencos.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 40,5 km

Desnivel: 1.250 m+

Track Wikiloc

Web de la carrera

Clasificaciones

OPINIÓN

Carrera muy rápida, sin grandes desniveles, que permite mantener unos ritmos muy elevados, casi de asfalto, especialmente los primeros kilómetros. Las subidas son bastante llevaderas y mantenidas por lo que no es una carrera dura si no se quiere, todo dependerá del ritmo que se lleve.

La organización está bastante bien. Gente amable y preocupada por el corredor, avituallamientos más que suficientes y bastantes voluntarios. Se nota que está hecha con bastante ilusión.

Personalmente, me parece una buena carrera para finalizar la temporada de trail. Una carrera diferente donde toca sufrir algo menos de lo habitual, lo que también es de agradecer de vez en cuando 🙂

3702_evento_5746_cartel

Cartel de la prueba con una imagen del año 2015, donde el maratón blanco hizo honor a su nombre. Foto: Facebook Mayencos.

 

 

 

Trail Bronchales 43K – 2017

02/07/2017 – TRAIL BRONCHALES 43K. CRÓNICA Y ANÁLISIS DEL RECORRIDO.

Segunda edición de esta carrera que se organiza en la Sierra de Albarracín y que este año ha reunido a 1.500 corredores de montaña en sus cuatro modalidades, dejando claro el carácter popular y la gran acogida de la prueba, especialmente entre los atletas valencianos.

Este año, además, la prueba reina, es decir, la maratón de montaña, contó con la participación del gran Miguel Heras, que terminó ganando la misma. Sin duda, una carrera que crece a pasos agigantados, con una organización que ha apostado muy fuerte por la prueba.

whatsapp-image-2017-07-01-at-18-12-57

Zona de meta. Foto: http://www.trailbronchales.com

NOTA: la crónica está ilustrada con fotos de la organización de la carrera y otras mías realizadas en distintas excursiones y entrenamientos por la zona.

CRÓNICA Y ANÁLISIS DEL RECORRIDO

Esta carrera es para mí una fija en el calendario. Este año, tras correr en Sobrarbe una semana antes llegaba algo cansado y con un leve esguince de tobillo mal curado, pero sobraba motivación…

Este año, la carrera trae algunos cambios importantes con respecto a la edición del 2016. La salida se ha adelantado a las 7:30, un acierto tras los calores del año anterior, aunque este año el calor apenas hizo acto de presencia con 6º en la salida y apenas 18º de máxima a mediodía.

La segunda novedad es el recorrido, que cambia al 70% aproximadamente, sin hacer cima en el Caimodorro, principal cima de los Montes Universales, y pasando por Peñablanca, un cambio que introduce nuevos tramos más técnicos que los del año pasado, con más kilómetros fuera de senda y mayor inclinación.

Captura

Recorrido y perfil de la modalidad 43K. Fuente: http://www.trailbronchales.com

A las 7:30 salimos por las calles de Bronchales unos 300 corredores en la modalidad maratón 43K. Salida rápida y en leve pendiente hasta salir a una pista forestal. Tras 2 kilómetros rápidos, entraremos en una senda bastante empinada. Es la subida a la Peña Cervero, primera del día con 200 metros positivos para ir calentando las piernas.

19665464_1136890749748547_4954759268455447189_n.jpg

Sufriendo en la primera subida del día. Foto: Last Race Studio

Como ya me pasó el año anterior, esta dura subida tan repentina se me hace muy dura y me adelanta un montón de gente… Tras coronar este modesto pico, comienza una bajada por pista que después se convierte en una empinada senda que atraviesa un tupido bosque. Bajada muy divertida, que desemboca en el Barranco de la Tejera.

En este punto comienza una nueva subida, de nuevo bastante potente aunque corta, hasta la Vicidilla, de unos 150 metros de desnivel positivos. Alcanzaremos una llanura con un campo de fútbol, donde encontramos el primer avituallamiento, y subiremos otros 100 metros de desnivel más. Llegamos casi hasta la cota 1800, punto en el que comienza un suave descenso muy bonito hacia la Fuente del Canto, popular merendero de Bronchales donde se encuentra una de las fuentes más visitadas de la población, conocida por su agua fresca y abundante.

En este punto encontramos el segundo avituallamiento, más grande y completo. Paso de largo de nuevo, pues no hace calor, no he gastado apenas agua y no tengo hambre. Aprovecho para ir recuperando sensaciones y trotar algo más rápido, he salido lento y el tobillo me ha dado un pequeño susto en el km 5.

La salida de la Fuente del Canto se realiza por unas praderas verdes, siempre bajo la sombra de los pinares, siguiendo el curso del Río del Puerto hasta la carretera del Puerto de Orihuela (A-1512).

P1120993

Río del Puerto. Un tramo muy agradable para correr.

Pasamos por debajo de la carretera y comenzamos un nuevo tramo, muy llano, que se caracteriza por la ausencia de senda. Correremos por terreno cómodo, atravesando un denso pinar. Poco a poco iremos girando hacia el Sur y nos toparemos con una pista forestal balizada como sendero local (marcas blancas y verdes). Tramo cómodo en leve descenso hasta alcanzar el kilómetro 15, donde se encuentra el tercer avituallamiento de la carrera.

Tras una leve subida hasta la cota 1700, comenzaremos a descender hacía el valle del Río Garganta por una bonita senda, muy rápida. Tras alcanzar el lecho del río, un cartel nos avisa del inicio de la subida a Peñablanca, la más dura del día, con unos 350 metros de desnivel positivo y una inclinación muy fuerte en algunos puntos.

La subida es llevadera en su inicio, pero a medida que nos acercamos a la montaña la inclinación aumenta y la senda se va difuminando. La parte final es la más dura con inclinaciones que rondarán el 40%.

P1120762.JPG

Dura subida sin senda hasta la cima de Peñablanca.

Un nutrido grupo de jóvenes anima en la cima de la montaña. Hay que darlo todo para llegar hasta el avituallamiento que se encuentra en la cima. Ahora sí, es hora de beber bien, rellenar botellines y comer algo. Estamos en el km 19 y en el techo de la carrera, a más de 1.850 metros de altura.

Si la subida ha sido dura, la bajada también tiene lo suyo… El primer kilómetro es cómodo, por el cordal de la montaña, pero después giramos a la izquierda por una empinada ladera. Hora de clavar bastones para evitar resbalones tontos… Por fortuna, el tramo más inclinado dura poco y pronto salimos a terreno despejado y cómodo, conectando rápido con el Río Garganta de nuevo.

P1120754.JPG

Bajada de Peñablanca, también muy inclinada y técnica.

Los siguientes kilómetros los haremos paralelos al río Garganta. A veces sin senda, siempre entre pinares, atravesando un paisaje solitario y salvaje. Es un tramo muy bonito.

Las sensaciones van mejorando con el paso de los kilómetros. En la cima de Peñablanca iba en el puesto 65 aproximadamente, pero en este tramo más llano ya comienzo a adelantar corredores poco a poco.

Sobre el kilómetro 23, salimos del valle del Garganta para comenzar a ascender al Cerro de la Laguna, unos 400 metros de desnivel positivo, algo más cómodos que la ascensión a Peñablanca, pero no un camino de rosas…

Sendero técnico y algo vestido en algunos tramos e inclinación moderada. Al finalizar la ascensión, llegamos a un llano muy verde, de nuevo entre densos pinares. Es un tramo ideal para correr y darle caña. Pronto alcanzaremos la laguna que da nombre al cerro, que suele estar seca los meses de verano.

P1120739.JPG

Cerro de la Laguna. Es normal verla seca en esta época del año.

Nuevo avituallamiento, que paso de nuevo de largo, y terreno favorable para la carrera. Una bajada corta al Barranco de Peñas Agudas y una nueva subida corta pero intensa, nos dejan en el Puntal del Caco. En esta cima, conectaremos con una pista forestal muy cómoda que desciende rápidamente hacia Noguera de Albarracín. Dos kilómetros antes del pueblo hay un nuevo avituallamiento, pero decido no parar y aguantar hasta Noguera. Las sensaciones son buenas y es hora de apretar los dientes.

Un sendero algo técnico nos deja en el pueblo de Noguera. Estamos en el kilómetro 32, a 11 de meta. Como algo rápido y bebo bastante líquido, pues queda un tramo bastante duro que no debemos subestimar con dos ascensiones.

Salgo rápido de Noguera y comienzo a adelantar a bastantes corredores en la subida por pista del Barranco de la Tejeda, no confundir con la Tejera (con “r”) que cruzamos al comienzo de la carrera.

Es una pista que sube de forma continua con una inclinación suave siguiendo el curso del río, muy agradable. Aprovecho para correr y caminar en los tramos más empinados, pero siempre a ritmo intenso. En el km. 35 de carrera, abandonamos la pista y salimos a una senda de una inclinación muy potente que asciende por terreno pedregoso. En este punto veo a la gente que me precede muy tocada y no es para menos. Yo también tengo algún amago de calambre pero no me llega a dar… Cuando la pendiente disminuye un poco, aprovecho para meterle caña… Adelanto a las corredoras que van 2º, 3º y 4º… van casi pegadas, vaya lucha que deben de estar teniendo.

Muy concentrado, hago cima en el penúltimo monte del día, la umbría del Tío Martín (1.814 m) y comienzo a bajar a saco por una senda muy bonita hasta el Barranco del Portichuelo, valle que hay entre esta montaña y Sierra Alta, última subida del día. En esta bajada hay un nuevo avituallamiento.

P1120982.JPG

Fuente de la Rosa, en el Portichuelo. Algunos corredores aprovechaban aquí para refrescarse.

Tras pasar por la Fuente de la Rosa, comienza la subida a Sierra Alta, según los mapas varios metros más baja que Peñablanca. De nuevo, unos 250 metros de desnivel por terreno rudo que se hacen muy duros a estas alturas de la carrera. Hago cima en Sierra Alta, bebo algo en el último avituallamiento y para abajo.

P1080656.JPG

Atardecer en Sierra Alta.

La bajada por la senda del Portichuelo es una pasada. Muy cómoda y fresca, siempre entre pinares, ideal para correr.

P1120972

Senda del Portichuelo. Km 40 de carrera.

Tras alcanzar la Fuente del Caracol, una leve subida nos deja en las Corralizas. Desde aquí, quedan dos kilómetros a meta. Pasaremos por el camping de Corralizas donde hay un montón de gente animando y con la inercia comenzaremos a bajar por una bonita senda hasta Bronchales. Como el año anterior, lo doy todo en estos metros finales… llegando a la meta en el puesto 36, segundos después de la primera clasificada, la corredora sudamericana Margarita Paucar.

19657203_1137559503015005_4957194652432615001_n.jpg

Entrando en meta tras darlo todo en los metros finales. Foto: Last Race Studio.

Me salió una carrera rara, con sensaciones de pesadez y cansancio en la primera parte de la carrera y con unas sensaciones buenísimas en la segunda. Imagino que tendrá que ver con el cansancio acumulado de las últimas carreras. Al final, de menos a más, como me gusta acabar y con un tiempo de 5 horas y 32 minutos, que me deja satisfecho dado lo técnico que ha sido el recorrido este año.

clas.JPG

Datos de mi participación. Fuente: Crono Runner

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 43 km

Desnivel positivo: 2000 m+

Web de la carrera

Clasificaciones

OPINIÓN

Al igual que me ocurre con el Gran Trail Sobrarbe, me cuesta ser objetivo con esta carrera. Bronchales y sus montañas fueron el escenario de mis primeras excursiones familiares por el monte y guardo muy buenos recuerdos de aquellos veranos de la infancia. Correr 20 o 25 años después por esos mismos parajes es una gran experiencia que intentaré repetir los años que pueda.

Centrándome en la propia carrera, he de decir que esta muy bien organizada. Bien marcada, con muchos avituallamientos y una gran atención al corredor. Se nota que los organizadores se preocupan por el corredor popular. A pesar de tener a casi 1.500 personas en el monte de forma simultánea, en ningún momento se veía caos o desorganización como en otras carreras multitudinarias, todo lo contrario, se nota que tienen experiencia y lo tienen todo bien atado. Sin duda, hay que darles la enhorabuena.

Es una carrera muy recomendable, que ofrece la oportunidad de conocer estos Montes Universales, un pequeño tesoro un poco olvidado de nuestras tierras aragonesas.

 

 

 

 

Trail Vielha-Molières 3010

15/07/2017 – Maratón Vielha – Molières 3010. Crónica y análisis del recorrido.

Primera edición de este carrerón en el Valle de Arán. Maratón de montaña muy técnica, que asciende por encima de los 3000 metros al Tuc de Mulleres y atraviesa parajes de gran belleza.

Es un recorrido de apenas 40 kilómetros con 4000 metros de desnivel positivo, lo que da la idea del tipo de carrera que tenemos delante. La ITRA califica el nivel técnico de la carrera con un criterio de 14, es decir, muy alto. Por ejemplo, en España solamente es superada por la Ultra el Cainejo de Picos de Europa, una carrera tremenda integrada en el circuito Alpinultras.

perfilmaraton

Perfil de la maratón. Fuente: organización.

NOTA: la mayor parte de las fotos han sido extraídas de la web de la organización o de los álbumes facilitados por la organización de la carrera. Otras son fotos de rutas realizadas por la zona en años anteriores.

LA CARRERA

A las 6:30 AM se da la salida de la carrera. Comenzamos corriendo por las calles de Vielha, buscando la salida al pueblo de Gausac, situado a apenas 1 kilómetro de Vielha. Estos dos primeros kilómetros son rápidos, aunque la carretera pica un poco hacia arriba la gente sale en estampida.

_I7B2473

Momentos antes de la salida. Foto: organización.

Pronto salimos a una senda que asciende de Gausac a la Bassa d’ Oles, pequeño lago y refugio situados a 1600 metros de altura, colgados en una ladera del pico Montcorbison. En apenas 2 kilómetros subiremos 600 metros de desnivel. Subida, por tanto, muy dura, con unas primeras rampas muy potentes que calentarán nuestras piernas de forma inmediata.

Los metros anteriores al lago, la senda pierde un poco de fuerza y se pueden disfrutar más. El entorno, siempre por bosque, es muy bonito.

Llegamos a la Bassa d’ Oles, primer avituallamiento. Un poco de agua y para adelante. Tengo la sensación en estos primeros kilómetros de ir muy atrás, pero los primeros 700 metros de desnivel han caído en apenas 45 minutos, ¡vaya nivelazo hay en esta carrera!

Tras el avituallamiento, seguiremos subiendo sin tregua y pronto abandonaremos el bosque. Salimos a terreno despejado, abajo, en el valle, un mar de nubes lo cubre todo y en la montaña comienza a amanecer. Es, sin duda, un momento muy especial, de esos que solamente puedo vivir en las carreras ya que no me gusta madrugar tanto para salir a entrenar o a caminar jaja.

_I7B2543.jpg

Subiendo al Montcorbison. Mar de nubes en el valle. Foto: organización.

Nos aproximamos al Montcorbison, primer pico importante del día con 2171 metros. Desde más abajo, se ve la hilera de corredores trepando por la cresta de hierba final que da acceso al pico, otra imagen espectacular.

La subida, a pesar de ser muy dura, es muy bonita y se realiza por una senda poco marcada pero lo suficiente para hacerlo sin dificultades reseñables. Tocamos cima, y comenzamos el cresteo de esta primera parte de la carrera. Las vistas a las Maladetas son magníficas, es más, creo que son las mejores vistas del pico Aneto que he tenido nunca.

_I7B2847

Cómodo cresteo, al menos en algunos tramos. Foto: organización.

El cresteo es más o menos cómodo y deja correr en esta parte. Hay un fuerte descenso hasta Eth Santet, pequeño refugio libre situado en un collado a 2.000 metros de altura. Aquí encontraremos el segundo avituallamiento, ya con sólido. 8 kilómetros y 1 hora y casi 45 minutos, voy algo peor de lo previsto, pero este terreno con hierba no es mi especialidad, más bien lo contrario 😐

_I7B2749.jpg

Tremendas vistas desde la cresta. Foto: organización.

La cresta continúa y coronamos el pico Montpius (2.274 metros), algo más adelante, en una antecima de este pico, nos desviaremos a la derecha por una empinada ladera de hierba, abandonaremos la cresta y comenzará un nuevo tramo algo más técnico. Subiremos un poquito y descenderemos por terreno empinado y rocoso buscando la senda que nos llevará al Estanhot d’ Auba, otro pequeño lago que antecede a la bajada a la Artiga de Lin.

La bajada a la Artiga de Lin es una pasada. Una ladera verde y muy empinada donde han cortado la hierba, trazando una senda con algunos tramos realmente empinados y algo resbaladizos, muy divertida, aunque es casi imposible no acabar en el suelo. La ladera nos deja en un bonito hayedo, no menos empinado, y ya finalmente llegaremos al fondo del valle de la Artiga de Lin, donde encontraremos el tercer avituallamiento.

mk_17.07.16_472_DxO.jpg

Llegando al avituallamiento de la Artiga de Lin. Foto: Markus

Es importante comer bien en este punto, ya que el siguiente avituallamiento con alimento es, en teoría, la boca Sur del túnel de Vielha y existen 14 kilómetros entre ambos puntos y unas 4 horas, mínimo, de tiempo de carrera.

Desde la Artiga de Lin, ascenderemos primero al Coth des Aranesi o collado de los Araneses. Por delante, un kilómetro vertical en 3,5 kilómetros. La senda, al menos es buena y muy bonita claro. El ambiente es espectacular.

En la cota 2000 alcanzaremos el Estanhet des Puis, un magnífico ibón enclavado en mitad de este vallecillo.

_I7B2962

Estanhet des Puis. Foto: organización.

Rodearemos el lago por la derecha según se sube y después subiremos por una empinada pedrera que nos dejará cerca del collado. La última parte la haremos por terreno mixto entre roca y hierba, cómodo aunque duro.

_I7B3126.jpg

Otra foto del Estanhet des Pois, con una antecima de la Forcanada a la izquierda. Foto: organización.

Llegamos al collado con buenas sensaciones. Durante la subida he adelantado a muchos corredores y la subida desde el collado a la Tuca de Mulleres o Molières la conozco y sé que no es demasiado dura. Me voy animando. El entorno, además, ayuda.

En este punto paro en un arroyo a llenar los botellines. Es crucial el hecho de que existan varios arroyos en la parte final de la subida a Molieres pues con 1 litro no llegas de la Artiga a la cima.

IMG_0997

Parte final al Tuc de Mulleres o Molières.

La subida se me termina haciendo algo largo, llego con mucha hambre al avituallamiento de la cima. Decido parar 10 minutos, comer algo (hay frutos secos en la cima) y beber bastante. Estos minutos me dan la vida.

_I7B3617

Llegando a la cima del Tuc de Molières. Foto: organización.

El descenso del Molieres comienza fuerte. Primero un tramo de cresta por bloques donde no se puede ir con prisa. Una vez llegado al collado, hay un destrepe donde han instalado una cuerda fija. No es difícil, pero hay que ir con calma.

Los primeros 300 metros de desnivel son complicados de correr, mucha roca, no merece la pena intentar ganar un minuto, pues la posibilidad de caerse es alta.

_I7B3181

Lagos de Molières. Foto: organización.

Al alcanzar los lagos de Molières, cota 2400, la senda mejora y ya se puede correr. El descenso hasta la boca Sur del túnel de Vielha es largo y hay pocos tramos cómodos o limpios, la mayor parte son bastante rocosos. Este terreno ya me favorece más y me quedan piernas, así que aprieto y comienzo a adelantar corredores.

Llego al avituallamiento de la boca Sur (kilómetro 28), en casi 7 horas de carrera. En estos 14 kilómetros, desde la Artiga, ¡he adelantado a 70 corredores!. Saco dos conclusiones, la primera es que funciono muy mal en las bajadas de hierba y la segunda es que la gente sale muy rápido, da igual el tipo de carrera…

El tramo que queda es el más cómodo de la carrera. La subida del túnel al Port de Vielha (2.475 m), tiene unos 700 metros de desnivel, sin embargo, es cómoda, por un sendero muy cómodo, balizado como GR 211.

1-5

Tramo final de la subida al Port de Vielha. Muy cómodo.

Los últimos 200 metros de desnivel son muy llevaderos y la visión del collado desde lejos anima y mucho. La última subida se da bien y termino en el collado muy motivado.

Comienzo a bajar a buen ritmo, aunque las rocas no dejan correr mucho. Los tramos pedregosos dan paso a otros de hierba muy cómodos. Aquí es hora de apretar de verdad y correr. En una carrera con un ritmo tan lento, estos últimos kilómetros se cogen con muchas ganas.

Adelanto a algunos corredores más y terminamos alcanzando una pista forestal. Sigo apretando hasta alcanzar el último avituallamiento, en el km 39, mirador de Pontet. Apenas paro y continúo por senda a ritmo alegre. Los últimos kilómetros hasta alcanzar Vielha se hacen por una pista pavimentada ideal para darlo todo.

Llego a Vielha en 8 horas y 49 minutos, contento tras una carrera que he hecho de menos a más, llegando al final fuerte, aunque con unos primeros 14 kilómetros que se me han dado bastante mal… Finalmente puesto 71 y una velocidad media de 4,5 km/h. Satisfecho.

final

Datos finales de mi carrera en la plataforma livetrail.

OPINIÓN

La carrera es un carrerón y la organización es muy profesional y está muy implicada. En todo momento ves que estás metido en algo serio y bien organizado. Hay voluntarios en los puntos delicados, buenos avituallamientos… en ese aspecto un 10.

No obstante, para lo bueno y para lo malo, es una carrera de ALTA MONTAÑA, y, por tanto, en caso de que haya tormenta o niebla o mal tiempo la carrera puede cambiar mucho. Estoy seguro de que la organización sabrá tomar las decisiones adecuadas en esos casos pues se veía que son gente seria, experta y con medios. 

Personalmente, me gusta hacer una carrera técnica de alta montaña al año, a pesar de que no son mi fuerte, las sensaciones que se obtienen en estas carreras son únicas. Solamente hago una al año debido a que me da mucho respeto la meteorología en este tipo de carreras, especialmente las tormentas que pueden obligar a suspender una carrera de este tipo. Tuve una mala experiencia en la Ultra Canfranc-Canfranc 2015 y desde entonces no me la juego…

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 40 kilómetros

Desnivel positivo: 4000 m+

Track de Wikiloc (facilitado por la organización)

Clasificaciones 2017

Web de la carrera

Para terminar, dejo por aquí el vídeo oficial de la primera edición:

 

 

Integral de Guara 2017

04/06/2017 – INTEGRAL DE GUARA 2017. CRÓNICA Y ANÁLISIS DEL RECORRIDO.

Día de perros el que tocó para disputar esta bonita maratón de montaña que discurre por los principales cordales de la Sierra de Guara, coronando el Tozal de Guara (2.077 m) y el Fragineto (1.749 m). Espectacular recorrido y duro, muy duro que seguramente la convertirán en una de las maratones más duras de España, no solo por sus 2900 metros de desnivel positivo, sino también por el tipo de terreno, muy técnico en algunos tramos.

Integral-de-Guara-1

Perfil de la prueba. Fuente: Peña Guara (organizadores)

NOTA: La crónica está ilustrada con algunas fotos del día de la carrera realizadas por distintos autores (nombrados en el pie de foto) y otras realizadas por mi en excursiones por la zona de otros años.

CRÓNICA Y ANÁLISIS DEL RECORRIDO

El día comenzó gris y lluvioso, anticipo de la que se nos venía encima. Llego a Nocito con algo más de media hora de antelación, dorsal, últimos retoques y para la línea de salida. Los primeros kilómetros son cómodos, por pista en suave descenso, y la gente (bueno… me incluyo) sale como si fuera la 5k del Rincón, a tope.

IMG_3227 (Copiar)

Salida. Foto: Carlos Escartín.

Pronto comienzan las dificultades, con el vadeo del Barranco de la Pillera. Con las últimas lluvias es imposible cruzarlo sin mojarse los pies. Los dos kilómetros siguientes los realizamos por una bonita senda paralela al barranco, muy pedregosa, con algún nuevo vadeo y su consecuente remojón.

P1050148

Barranco de la Pillera. Un día de otoño.

En el kilómetro 4, un desvío a mano derecha nos mete de lleno en la subida al collado de Chemelosas (1.367 m). Subida por un sendero precioso que atraviesa un bosque, con inclinación moderada. Aquí me voy dando cuenta de que no va a ser mi día. Las piernas no tiran y me duele un poco la tripa, he cometido un error de principiante con el desayuno y comienzo a notarlo… Decido entonces tomarme la subida con cierta calma a la espera de ir mejorando con los kilómetros.

P1050156.JPG

Collado de Chemelosas.

Coronado el collado de Chemelosas, viene un tramo cómodo, incluso se desciende un poco… sin embargo, pronto comenzaremos a subir otros 200 metros de desnivel hasta alcanzar por primera vez el collado de Petreñales (1.559 m), punto fundamental de la carrera, pues aquí comienza el bucle del Fragineto (kilómetros 7 a 21).

Comienza aquí un vertiginoso descenso hacia las Gargantas de la Fabana por un sendero muy rápido, siempre rodeados por un frondoso bosque. La velocidad disminuye cuando alcanzamos la garganta, pues baja bastante agua y la roca resbala mucho. Es hora de andar con cuidado.

La garganta termina y salimos a una pista en suave ascenso que pasa junto a la ermita de la Fabana, ya en ruinas.

CIMG1097

Ermita de la Fabana en enero del 2011. En carrera, me pareció ver que el muro ya ha caído.

Tras el paso por la ermita, toca descender por bosque unos metros más hasta alcanzar el Barranco Os Muertos y después ascender unos metros por terreno ya despejado hasta el Llano de la Carrasca, kilómetro 15. Tras un rápido avituallamiento, comienza el ascenso al pico Montidinera (1.467 m) por su cara Sur, conocida como La Predicadera. Es una pedrera muy dura debido a su fuerte inclinación. Más tarde, salimos ya a terreno más cómodo, al subir por una ladera de piedra y erizón de moderada pendiente.

En la cima del monte un cartel nos avisa del delicado descenso que nos espera. En seco, no habría demasiado problema, pero con estas lluvias la cosa se complica. Además de tener un pequeño paso de destrepe equipado con cuerda (unos 3 metros; fácil), lo peor es el terreno, empinado y completamente embarrado que te obliga a extremar las precauciones. Las culetadas están aseguradas. En algún momento, lo mejor es echar el culo al suelo y agarrarse a los bojs.

En este tramo pierdo bastante tiempo, pues estos descensos embarrados no son lo mío. Afortunadamente, llego vivo al collado o Cuello Lizana (1.294 m). Nuevo avituallamiento y para arriba, toca subir ahora al Fragineto.

La subida a este monte es muy bonito, aunque la senda es dura e inclinada. Por fortuna, pronto salimos a la cresta de la montaña (cresta Ronera), muy llevadera dada su escasa inclinación y muy bonita.

29032010185

Cresta de la Ronera. Camino al Fragineto.

Coronamos el Fragineto y seguimos por el suave cordal hasta el Corcurezo (1.661 m), extremo Norte de la cresta. Desde aquí, un descenso cómodo por senda nos devuelve de nuevo al collado de Petreñales. Estamos en el ecuador de la carrera. Mis sensaciones no han mejorado mucho, el dolor de tripa ha ido a más, pero las piernas van aguantando. Toca apretar los dientes y disfrutar lo que se pueda de la carrera y los paisajes, ya llegarán días mejores.

Tras comer algo rápido, nos metemos de lleno en la subida al Tozal de Guara (2.077 m). La meteo acompaña a medias, no ha parado de llover en todo el rato pero no hace frío ni viento y la niebla apenas cubre la parte más alta del recorrido… se puede aguantar.

La subida al Tozal es cómoda en general. Hasta la cota 1700 se atraviesa un bosque de pinos y a partir de ahí ya encaramos la cara SO de la montaña, por terreno más quebrado, aunque con sendero firme. En la última parte atravesamos las pedreras por terreno más o menos firme. Una zona espectacular.

P1080372.JPG

Pedrera previa a la cima, en un día de verano.

Un último empujón y ya estaremos en el cordal cimero, prácticamente llano, que antecede a la cima de esta montaña, techo de la carrera y kilómetro 24. Llevo 4 horas y media de carrera, vaya ritmo lento, lento…

IMG_0348

Saliendo de la pedrera. Foto: Monrasín (blog Corriendo por la Sierra)

Toco chufa en la cima y desciendo por el cordal. Las sensaciones mejoran levemente, aunque no voy fresco y me cuesta correr en las suaves pendientes. Algún sube y baja y una última subida más potente al Punta Ballemona (1.873 m) antes de alcanzar el Collado Cubilars (1.803 m), kilómetro 27. Comienza aquí la parte más cómoda de la carrera. Primero, un llaneo largo por los Llanos de Cupierlo para después descender unos 300 metros de desnivel por senda hasta una pista que nos conducirá al refugio de Fenales.

22050_16

Llanos de Cupierlo. Al fondo el Tozal de Guara, ya muy lejano.

La pista que conduce al refugio de Fenales está embarrada pero deja correr. Son dos kilómetros que permiten apretar si nos quedan piernas todavía. En el refugio, kilómetro 33, toca reponer fuerzas de nuevo antes de abordar el descenso hacia Nocito.

IMG_9690.JPG

Saliendo de Fenales. Foto: Daniel

Otro tramo de pista breve hasta conectar con la senda que desciende a Bentué de Nocito. Unos kilómetros cómodos por un largo zig-zag donde habrá que tener cuidado con el barro y la piedra suelta.

No llegamos a Bentué, justo antes, nos desviaremos a mano izquierda para acometer la última subida del día por el Barranco de Abella, apenas 150 metros positivos que se nos pueden hacer muy largos.

Tras esta subida, ya sí, quedarán los últimos 4 kilómetros en suave descenso a Nocito, un agradable paseo después de todo lo que llevamos en las patas.

P1050222

Tozal de Guara desde los campos de Nocito.

Llego a meta en 6 horas y 43 minutos. Finalmente en el puesto 24 de unos 70 corredores. Día discreto en el plano competitivo pero disfrutando mucho de un recorrido brutal a nivel paisajístico y técnico. Carrera totalmente recomendable…

IntegralGuara_mapa-con-logos

Croquis del recorrido. Fuente: Peña Guara (organización)

OPINIÓN

Como ya he comentado, la carrera es muy técnica y su recorrido es espectacular, de lo más bonito que puede correrse en España.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 42 kilómetros

Desnivel positivo: 2900 metros

Track Wikiloc (del 2016; autor Rafael Galán)

Web de la carrera

Clasificaciones 2017