GR 60: Pueblos de la Arquitectura Negra

22/02/2014 – SENDERO GR-60 EN UNA SOLA JORNADA

El GR 60 es un sendero de Gran Recorrido circular de reciente creación que conecta los pueblos que están a los pies del pico Ocejón, en la provincia de Guadalajara. Los pueblos que une son conocidos como los pueblos de Arquitectura Negra por la característica pizarra con la que están hechos los muros de las casas.

P1070094

Robleluengo, ejemplo de Arquitectura Negra.

La ruta une el atractivo de visitar estos pueblos serranos con la naturaleza y la soledad de este rincón de la Sierra de Ayllón.

Oficialmente, han dividido la ruta en cinco etapas:

– Etapa 1: De Majaelrayo a Valverde de los Arroyos

– Etapa 2: De Valverde de los Arroyos a Almiruete

– Etapa 3: De Almiruete a Tamajón

– Etapa 4: De Tamajón a Campillo de Ranas

– Etapa 5: De Campillo de Ranas a Majaelrayo

En total, poco más de 50 kilómetros. Por el desnivel y el terreno por donde discurre el camino, podemos decir que lo ideal para una persona medianamente entrenada sería dividirlo en dos etapas. Si eres un buen “andarín” o corres por montaña, lo podrás hacer en un día sin problemas.

P1070084

Campillo de Ranas con el pico Ocejón a su derecha.

Yo decidí empezar en Tamajón por ser el pueblo que más cerca me queda de Madrid y por cruzar la Pradera de la Madita (punto más alto de la ruta) a mediodía y tener así una temperatura más agradable.

NOTA IMPORTANTE: Todos los documentos PDF enlazados en esta entrada fueron descargados de la página web pueblosarquitecturanegra.es en febrero del 2014. Hoy en día dicha web no está operativa por lo que he alojado estos documentos en mi página para que puedan ser descargados por todo el mundo que esté interesado.

EL RECORRIDO

Uno de los pequeños “retos” que me había marcado este año era completar este GR-60. Tras haberlo completado, debo decir que resultó más sencillo de lo que a priori parecía. El camino discurre bastantes kilómetros por pista forestal, lo cual ayuda a que el ritmo sea más alto. Esto le resta algo de interés al GR, pero es algo bastante normal en un sendero de estas características que avanza a cotas medias.

¿Merece la pena hacerlo? Yo creo que sí. Gastar cinco días en él no, pero dos sí, de esta forma se puede disfrutar de los pequeños pueblos y de los pequeños detalles. Yo con las prisas me perdí alguno de ellos, pero en esta reseña intento dejar constancia de los que pude ver.

Vamos con el detalle del recorrido. Como ya he comentado el sendero se divide oficialmente en 5 etapas que yo hice en el mismo día ya que realicé el recorrido corriendo y andando. Por ello los tiempos de cada etapa son reducidos, tenedlo en cuenta.

ETAPA 1. Tamajón – Campillo de Ranas

Distancia: 18 km

Desnivel positivo: 550 m+

Tiempo neto: 2 horas y 45 minutos

Llego a Tamajón (1030 metros) y dejo el coche junto a la Iglesia de la Asunción, ya casi en la salida del pueblo. Allí veremos uno de los carteles explicativos del GR-60. Hay uno en cada uno de los pueblos por donde pasa la ruta.

P1070140

Iglesia de la Asunción en Tamajón.

Siguiendo las marcas blancas y rojas, salimos del pueblo por el NorOeste. Seguiremos una pista que se aproxima a la Ciudad Encantada de Tamajón, una zona de curiosas rocas similar a la que existe en Cuenca pero bastante más pequeña.

La pista sale a la carretera que va a Campillo de Ranas, por donde andaremos durante apenas un kilómetro. En este tramo de carretera veremos la Ermita de los Enebrales, bastante grande, a pie de carretera.

P1070060

Ermita de los Enebrales, a la salida de Tamajón.

La carretera se termina pronto afortunadamente y comienza un tramo muy majo. La senda baja hasta el cauce del barranco de Valdelapuerta y discurre por un tramo entre pinares. Sube-baja entretenido durante algunos kilómetros y bastante soledad… solo unos corzos y algunas perdices salieron a mi paso.

Pasaremos muy cerquita del embalse de El Vado y cruzaremos el caudaloso Arroyo de la Venta por un robusto puente. Aquí comenzaremos a ascender y conectaremos por una pista que avanza paralela a la carretera por una zona de matorral.

El Ocejón queda a mano derecha, siempre visible y a mano izquierda, bastante más alejado, el cordal de La Tornera, ambos nevados.

P1070071

Poco antes de llegar a Campillejo, veremos el cercano cordal de la Tornera (Sierra de la Puebla).

La pista comienza a descender de forma leve y llega a la carretera, donde nos quedarán apenas 500 metros para alcanzar el segundo pueblo del día: Campillejo (1050 metros).

Tras coger agua en la fuente, retomo el camino que serpentea por alguna de las callejas de esta pequeña aldea. Llego a la plaza y echo una foto a la pequeña iglesia, ejemplo de la Arquitectura Negra que hoy nos ha traído hasta aquí.

P1070074

Campillejo, otro buen ejemplo de Arquitectura Negra.

IMPORTANTE: En Campillejo tenemos la opción de coger la variante 60.1 que va directamente hasta Majaelrayo evitando el rodeo que da el camino principal para visitar Roblelacasa y Campillo de Ranas. Personalmente, y sin conocer esta variante, pienso que merece la pena visitar estos dos pueblos.

La senda sale de Campillejo, cruza un arroyo embarrado y se interna en un bosque de hoja caduca. Tras subir unos metros, comienza a bajar de forma leve hasta llegar al pueblo de El Espinar (1060 metros), al que no llegamos a entrar, dejándolo a mano derecha.

P1070077

Iremos rodeando el pico Ocejón, bien visible la mayor parte de la ruta.

La senda gira ahora a la izquierda de forma brusca y sube unos metros para asomarse al barranco del Soto que separa El Espinar de Roblelacasa. Un descenso brusco nos deja en el puentecillo que permite cruzar el arroyo. Una subida corta pero potente y llegamos a Roblelacasa (1090 metros).

Esta aldea es una de las más bonitas de la ruta. Yo no perdí mucho tiempo este día, pues ya la había visitado recientemente en esta otra ruta: Circular al Valle del Jarama, pero merece la pena pasear un rato por sus calles o parar a descansar en su plazuela.

P1070022

Callejeando por Roblelacasa, el pueblo más bonito de la ruta.

Salimos de Roblelacasa por la carretera hasta descender de nuevo al Arroyo del Soto, que cruzaremos por un curioso paso hecho con rocas. Desde aquí solamente quedará un suave ascenso para alcanzar Campillo de Ranas (1100 metros).

P1070081

Arroyo del Soto, cuyas aguas forman más abajo las famosas Cascadas del Aljibe antes de desembocar en el Jarama.

ETAPA 2. Campillo de Ranas – Majaelrayo

Distancia: 4,3 km

Desnivel positivo: 140 m+

Tiempo neto: 45 minutos

Campillo de Ranas es otro de los pueblos interesantes del día. En su fuente aprovecho para rellenar la cantimplora y me doy una vuelta por sus calles. Algunas casas de pizarra son realmente bonitas.

P1070091

Iglesia de Campillo de Ranas.

Tras la visita, retomo la carrera. Salimos dirección Norte, bajando hasta el Arroyo de Agua Fría. Aquí comienza a llover, bueno más bien a caer aguanieve. El día empeora por momentos y ya no despejará del todo hasta bien entrada la tarde.

Tras cruzar el arroyo, de nuevo por un puente, subiremos hasta Robleluengo (1160 metros), otra pequeña aldea con su minúscula iglesia.

Aquí damos un giro a la derecha y seguiremos en línea recta hacia el ya visible pueblo de Majaelrayo. Este tramo esta completamente encharcado. Las lluvias de los últimos días han dejado los caminos convertidos en pequeños torrentes y este tramo es de los que peor están.

Etapa 3. Majaelrayo – Valverde de los Arroyos

Distancia: 9 km

Desnivel positivo: 550 m+

Tiempo neto: 1 hora y 45 minutos

Majaelrayo (1180 metros) es otro de los pueblos importantes de la zona. Punto de partido para la ascensión clásica del Ocejón, tiene algunos bares y bastante vidilla.

Entramos al pueblo por la zona de huertos, bañada por el Arroyo del Caño. Dentro del pueblo, seguimos las marcas de GR, pasando por la Iglesia y por la fuente.

P1070096

Majaelrayo, otro de los pueblos importantes de la sierra y punto de partida tradicional para subir al pico Ocejón.

Salimos del pueblo por una zona de jaras. Una pista en mal estado comienza a subir decidida. La seguiremos y nos adentraremos en una zona de bosque y matorral. Estamos ante la subida más dura del día, algo más de 500 metros que nos dejarán en el punto más alto de la jornada, la pradera de la Madita a 1733 metros de altura.

P1070100

Subida por senda a la Pradera de la Madita.

La subida es llevadera y pronto alcanzo el collado. Aquí arriba borrasquea un poco y las nieblas cubren las cumbres cercanas del Ocejón y el Campachuelo.

P1070104

Pradera de la Madita, situada bajo el pico Campachuelo (1899 m).

La nieve hace acto de presencia. Es un tramo corto de unos 300 metros sin apenas inclinación, pero más que nieve es hielo. Por no sacar los crampones ando haciendo equilibrios hasta llegar a una zona cubierta de gayuba donde la nieve comienza a ser discontinua.

P1070106

Vistas hacia el Ocejón, cuya cima estuvo cubierta todo el día.

Comienza un descenso muy muy chulo hasta Valverde de los Arroyos. Sin duda el tramo más interesante a nivel paisajístico. La senda, siempre pegada a la ladera del Cerro Campo, tiene unas vistas muy chulas del Ocejón y del murallón de su cara Este, donde encontramos la chorrera o cascada de Despeñalagua.

P1070111

Chorrera o cascada de Despeñalagua, en la cara Este del Ocejón.

La senda queda a un kilómetro de la cascada, pero ésta es perfectamente visible desde el camino. Hoy baja un buen caudal y me planteo por un momento acercarme a fotografiarla de cerca. Son unos 3 km extra a la ruta y al final lo desestimo pues el día es corto y aún queda “mucho tomate”.

Bajo de forma directa a Valverde de los Arroyos (1250 metros), sin duda, el pueblo más turístico de toda la ruta.

Etapa 4. Valverde de los Arroyos – Almiruete

Distancia: 15 km

Desnivel positivo: 460 m+

Tiempo neto: 2 horas y 30 minutos

En Valverde veo mucha gente. Se nota que el día no es malo del todo a este lado de la sierra y la gente viene a visitar las cascadas. Mucho bullicio y los restaurantes llenos.

P1070115

Iglesia de Valverde de los Arroyos.

Tras la breve visita, continúo por las calles del pueblo hasta salir de él por el Sur, siempre siguiendo las marcas de GR.

Desciendo hasta el cauce del Arroyo de la Chorrera. A la altura de la carretera, se unen tres arroyos, y allí han construido un área recreativa, lugar idóneo para parar a descansar y comer el sandwich.

Tras el merecido descanso, retomo la ruta. Ahora por una pista en mal estado que sube de forma continuada durante varios kilómetros. Merece la pena girar la vista en este punto para ver el pueblo de Valverde. La estampa es muy bonita y bien merece una foto.

P1070118

Valverde y el cordal del Cerro Campo (1919 m) que lo rodea por el Norte.

Los kilómetros van pasando hasta coronar la Majada de los Cardos a casi 1500 metros. Desde este collado veremos por delante un monótono camino de unos 5 kilómetros de largo que debemos de seguir si queremos llegar a Almiruete.

P1070123

Tramo monótono entre Valverde y Almiruete.

Este tramo de pista se hace largo, pero debemos  tener paciencia. Podemos entretenernos con las vistas que hay a la derecha, con el largo cordal Sur que se desprende de la cima del Ocejón.

P1070125

Cara Este del Ocejón, muy vistosa.

Cuando parece que el camino a Almiruete va a ser un suave descenso, la senda gira a la derecha y comienza a subir muy fuerte hasta el Cerro Poyato. Casi 200 metros de desnivel muy duros que harán “despertar” de nuevo a las piernas.

Desde el Cerro Poyato, ahora sí, tocará descender hasta Almiruete en un largo trayecto de 3 kilómetros que alterna pista y senda.

P1070130

Los rascacielos de Madrid también se ven desde aquí.

Etapa 5. Almiruete – Tamajón

Distancia: 6,2 km

Desnivel positivo: 80 m+

Tiempo neto: 45 minutos

P1070131

El pequeño pueblo de Almiruete, último de la ruta.

Almiruete (1087 metros) es el último pueblo del día. Aquí la Arquitectura Negra apenas dejó rastro. De todas formas es un pueblo bonito, enclavado en un lugar interesante, rodeado de pequeñas montañas.

P1070133

Iglesia de Almiruete.

El GR sale del pueblo por una pista. Pasaremos por una vieja ermita en ruinas y subiremos un pequeño repecho. La pista comienza a descender poco a poco hasta llegar a un desvío señalizado. Aquí tomaremos una senda algo desdibujada que llanea y nos acerca a Tamajón (1030 metros), entrando en el pueblo por la Iglesia de la Asunción.

Buen día de montaña, que termino bastante cansado pero muy satisfecho. La senda está muy bien señalizada y tiene tramos muy interesantes como el que va de Majaelrayo a Valverde, aunque tiene otros un poco aburridos como el de Almiruete.

DATOS TÉCNICOS

Distancia recorrida: 52,5 kilómetros

Desnivel positivo acumulado: 1780 m+

Cartografía: Sierras de Ayllón y Ocejón. Escala: 1:50.000. Editorial la Tienda Verde.

Tiempo neto: 8 horas

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

Por desgracía, como ya he comentado, la página web de referencia de estos pueblos ha desaparecido. Cuelgo aquí la guía completa de los senderos de esta Sierra del Ocejón, que también descargué en su momento de dicha web: guía completa de senderos.

La web de turismo de la diputación de Guadalajara ha sido renovada por completo y también tiene contenidos interesantes, con datos de todos los pueblos de la sierra: Arquitectura Negra.

Carros de Foc

12 y 13 de agosto de 2017 – Carros de Foc. La gran circular de Aigüestortes en 2 etapas.

La Carros de Foc ha estado en mi cabeza desde que la descubrí trasteando por Internet en el año 2009. Recuerdo que al día siguiente me compré el mapa de Alpina en la Tienda Verde madrileña y planifiqué la ruta para hacerla ese verano… Finalmente, entre unas cosas y otras, pasó el verano y la ruta se quedó en el tintero, y así un año tras otro hasta este año 2017, que finalmente he podido llevarla a cabo junto a mi compañero Guillem del club C.A. Fraga – Bajo Cinca, al que también pertenezco.

La espera… digamos que ha merecido la pena. La ruta es espectacular, sin duda, una de las más bellas del Pirineo. Atravesaremos muchos lagos de alta montaña, rodeados de crestas de granito, collados con unas vistas increíbles… El Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici es muy bonito, como todo el Pirineo sí, pero en este lugar la concentración de lugares extraordinarios es especialmente alta, tal es así que, tras varios días de caminata, casi casi nos habíamos acostumbrado a tanta belleza.

P1130415.JPG

Atardecer en Estany Tort, el segundo día, a punto de cerrar el círculo.

LA RUTA

La Carros de Foc consiste en unir los nueve refugios guardados del Parque de Aigüestortes: Colomina, Josep M. Blanc, Mallafré, Amitges, Saboredo, Colomers, Restanca, Ventosa i Cavell y Estany Llong.

croquis_carrosdefoc

Croquis de la ruta. Fuente: http://www.carrosdefoc.com

El terreno es de alta montaña, sin embargo, abundan los senderos cómodos y los desniveles suaves. Ahora bien, también encontraremos tramos muy duros por el desnivel y por lo quebrado del terreno, como el tramo entre Ventosa i Cavell y Estany Llong, con la famosa subida al Collado de Contraix, muy muy dura.

La ruta en total, son 65 km y 4250 m+ a lo que habrá que sumar la aproximación al primero de los refugios, en nuestro caso Colomina. Nosotros dejamos el coche en la presa de Sallente, en la cabecera de la Vall Fosca, lo que suponía añadir 6 km extra de ida y otros tantos de vuelta y 600 m+.

EL RECORRIDO

Realizamos la circular en dos etapas, pero la aproximación a Colomina la hicimos la tarde anterior. A continuación está el detalle de los tres días:

Día 0: Presa de Sallente – Refugio de Colomina. 6 km/600 m+

Pasadas las 19:00 horas llegamos al parking situado al otro lado de la presa de Sallente. Estamos en el valle catalán de la Vall Fosca, en el Pirineo de Lleida, bajo el Estany Gento y el inmenso Montsent de Pallars (2.883 m).

P1130280

Presa de Sallente, desde el camino que sube a Estany Gento y Colomina.

El sendero nace junto al parking y no tiene pérdida, es ancho y claro y está bien señalizado. Comenzamos a andar con alegría, a pesar del peso de las mochilas, haciendo rápidamente el zig-zag que nos eleva por encima de la cota 2000 hasta conectar con el sendero del Carrilet, viejo camino construido para el transporte de materiales a través de carretillas. Cruzaremos varios túneles y sin apenas subir metros llegaremos al Estany Gento, gran lago de montaña represado y usado con fines hidroeléctricos. Este lago cuenta con el curioso récord de ser el lugar de España con la temperatura más baja registrada de la historia, con -32 ºC en la ola de frío siberiana de 1956. Una pena que en aquella época apenas hubiera estaciones meteorológicas en España, pues a buen seguro habría temperaturas mucho más bajas en lugares más propicios.

Desde el Estany Gento, el sendero pasa junto al viejo teleférico y vuelve a trazar un cómodo zig-zag. En apenas media hora larga, veremos el refugio de Colomina (2.395 m), situado por encima de nuestras cabezas pero ya muy cerca. Lo alcanzaremos a eso de las 9 de la noche, con luz y con bastante frío. Hora de recogerse en el refugio y comer algo, mañana será un día duro.

P1130286

Refugio de Colomina al atardecer.

Aquí dejo el track de Wikiloc con la aproximación al refugio: track

Día 1: Refugio de Colomina – Refugio de Colomers. 32 km/1800 m+

El día comienza temprano, a eso de las 6:30 de la mañana. A las 7 y poco ya estamos fuera, rellenamos cantimploras en la fuente del refugio y comienza la marcha. El día es frío, ideal para caminar.

Comenzaremos rodeando el Estany de Colomina y el cercano Estany de Mar, casi contiguos, por la izquierda.

P1130288

Primeras luces en el Estany de Colomina, con el refugio atrás.

Pronto nos toparemos con el Pas de l’Ós, empinado tramo de subida con, incluso, escaleras, que facilita el paso al siguiente lago: Estany de Saburó, un profundo lago a modo de sima, casi casi seco, que debe de impresionar cuando se encuentre lleno por completo. Por terreno duro, muy rocoso, alcanzamos el primer collado de la ruta, el collado de Saburó (2.667 m), momento en el que comenzamos a descender hacia el refugio de J. M. Blanc.

Primero descenderemos al Estany del Cap de Port y después al Estany de Llastra, donde se encuentra el desvío hacia J. M. Blanc. Como nos hemos propuesto hacer la ruta entera visitando cada uno de los refugios, nos desviamos hacia él. Son unos 45 minutos desde el desvío…

Y merece la pena. Una bajada muy bonita nos deja en el Estany Negre, un inmenso lago que junto al Estany Trullo, conforman el conjunto lacustre que rodea al refugio de Josep M. Blanc.

P1130292

Estany Negre, junto al refugio J. M. Blanc

El refugio es uno de los más bonitos de la ruta, situado en un lugar muy especial y con un edificio muy cuidado donde no falta ningún detalle. Nos tomamos un refresco, picamos algo y de nuevo para arriba, de vuelta al desvío.

P1130295

Refugio J. M. Blanc

ALTERNATIVA: Si no queremos repetir el tramo, existe una variante por el cercano collado de la Valleta Seca. Desconozco el tipo de camino, pero a buen seguro estará menos marcado y concurrido que su vecino el que pasa por el Collado de Monestero.

P1130298

Dejamos atrás el refugio de J. M. Blanc y su lago.

Una vez conectamos con la senda inicial, comenzaremos la subida al Collado de Monestero, uno de los más elevados de la ruta, aunque por su cara de ascenso (si seguimos el sentido anti-horario clásico) es muy cómodo.

Subiendo pasaremos por varios lagos, aunque el más grande y vistoso es el Estany Gran de Peguera.

P1130305

Estany Gran de Peguera, desde la subida al Collado de Monestero.

Tras coronar el Collado de Monestero (2.720 m), comienza una empinada bajada hacia el valle de Monestero, por una empinada pedrera donde el camino está muy marcado, pero la roca es muy mala y el terreno está muy suelto. Después del collado de Contraix, este es el momento más técnico de la ruta.

P1130308

Valle de Monestero, por donde bajaremos al refugio Mallafré.

La bajada va suavizando, aunque el terreno no es cómodo del todo. Pronto alcanzaremos el fondo del valle y la cosa mejora, pasando por el Estany de Monestero, para más tarde alcanzar un concurrido bosque que nos dejará en el refugio de Ernest Mallafré, punto más bajo de la ruta a 1.885 m.

Es la 1 del mediodía, hora de comer aprovechando que estamos en el refugio. Tras una horita de descanso, retomamos la ruta.

A continuación, tenemos por delante el tramo más cómodo de la travesía, que es la subida al refugio de Amitges por pista forestal. Se nota, además, que estamos en la puerta de entrada del Parque Nacional desde Espot y en el lugar más popular, el Estany de Sant Maurici que da nombre al parque. Gente haciendo fotos, familias… algo así como el camino a la Cola de Caballo en Ordesa.

P1130318

Estany de Sant Maurici.

Desde la subida a Amitges, por pista, las vistas a la mítica montaña de Els Encantats (2.748 m) son magníficas. Merece la pena parar a echar una foto. Además, pasaremos junto a los dos lagos de Ratera, también muy concurridos.

P1130323

Els Encantats, desde la subida a Amitges. Abajo los lagos de Ratera.

El último tramo de pista es más empinado y gana metros rápidamente hasta dejarnos en el refugio de Amitges, situado en un entorno espléndido, entre agujas de granito y multitud de lagos.

Apenas paramos y seguimos hacia el siguiente refugio: Saboredo. Primero alcanzaremos lagos de Barbs y Munyidera, para más tarde auparnos a un collado sin nombre que ya nos permite ver el Port de Ratera, siguiente collado, con el Tuc de Ratèra (2.863 m) a su lado.

P1130332

De izquierda a derecha, los estanys de Munyidera, Gran de Ratera y Barbs, nada más pasar el refugio de Amitges.

La senda ahora flanquea la Sierra de Saboredo y alcanza una planicie desde donde se divisa el cercano Estany del Port de Ratera, el collado está ya a un paso.

P1130336

Estany del Port de Ratèra, bajo el Tuc de Ratèra.

Una vez en el Port de Ratèra (2.575 m), divisamos toda la vertiente del valle de Arán, con la estación de ski de Baqueira-Beret. Sorprende el Circo de Saboredo, muy amplio y llano, con los lagos de Naut y Miei, por donde pasaremos.

P1130338

Lagos de Naut y Miei, camino al refugio de Saboredo.

Pronto alcanzamos el refugio de Saboredo, pequeño y coqueto, momento de hacer una nueva parada y comer algo de frutos secos con una coca-cola fresquita, el final de la primera etapa está cada vez más cerca.

P1130341

Refugio de Saboredo, al fondo aparece el collado por el que pasaremos a Colomers.

Apenas 45 minutos de cómoda senda, separan Saboredo del Coth deth Tuc Gran de Sendrosa (2.451 m), último collado del día. Las vistas hacia el Circo de Colomers y el valle de Aiguamog son brutales. Atrás, aparecen un mar de picos, donde destaca el Montardo, por donde pasaremos al día siguiente.

P1130345

Vistas desde el Coth deth Tuc Gran de Sendrosa, último collado del día.

La bajada al refugio de Colomers no es mala del todo pero se hace larga, por las horas de caminata y porque tiene un pequeño repecho antes de alcanzar el refugio que no te esperas. A las 20:00 horas alcanzamos por fin el lago y el refugio de Colomers, otro refugio muy chulo en un entorno bestial. Hora de relajarse, cenar y descansar… mañana será otro día épico.

P1130354

Refugio de Colomers.

Día 2: Refugio de Colomers – Refugio de Colomina – Presa de Sallente. 39 km/2450 m+

El segundo día de ruta comienza más temprano si cabe que el primero. Comenzamos a caminar de noche, con los frontales y vemos amanecer camino del Port de Caldes. Subida cómoda a este collado que se sitúa a casi 2.600 metros, con mucha hierba y pasando por un nuevo lago: el Lac deth Port de Caldes.

P1130368

Viendo salir el Sol, camino al Port de Caldes.

Desde el collado, descendemos un poco hacia el Estany de Mangades y ascenderemos un tramo corto pero intenso para plantarnos bajo el desvío al Montarto. En este punto, veremos muy cerca el Estany de Monges y el desvío que baja al refugio Ventosa i Cavell. Nosotros decidimos visitar el refugio de Restanca, que queda algo apartado de la ruta (a 1 hora y 15 minutos), tras pasar por el collado de Oelhacrestada (2.493 m).

P1130376

Estany de Monges, con la Punta Alta de Comalesbienes (3.010 m) detrás.

La bajada a Restanca no es un camino de rosas. Primero un tramo de bloques hasta el Lac deth Cap deth Pòrt y luego por una empinada y rocosa senda que baja en zig-zag hasta el refugio de Restanca, situado a 2.010 m, junto al lago del mismo nombre.

P1130382

El refugio de Restanca, junto a su lago.

Tras tomar un café caliente en el refugio, volvemos a la ruta. Primero toca deshacer el camino hasta el collado de Oelhacrestada para después ya dirigirnos hacia el refugio de Ventosa i Cavell, rodeando el fantástico Estany de Monges.

ALTERNATIVA: Si se quiere evitar repetir tramos, hay una variante desde Restanca a Ventosa por Tumeneia, bastante más dura, montañera y menos concurrida.

Este tramo es bastante cómodo, mucha hierba y siempre en leve descenso, pasando por el Estany de Travessani y otros lagos menores. Muy bonito.

Enseguida alcanzamos el refugio de Ventosa i Cavell (2.220 m), hora de reponer fuerzas antes de acometer la subida al temido Contraix, auténtico coco de esta Carros de Foc, y no es para menos…

P1130388

Ventosa i Cavell bajo la Punta Alta.

El tramo de Ventosa i Cavell al refugio de Estany Llong es muy duro, con diferencia lo más duro de la Carros. Comienza con un suave descenso al Estany Gran de Colieto, para, enseguida, comenzar a ascender. A partir de la cota 2300 comienzan a aparecer grandes bloques de granito y con ellos, los pasos más o menos incómodos y los saltos de bloque en bloque.

Tras algún tramo donde alternamos con hierba, sobre la cota 2500 ya comienza el caos total de bloques. Es un tramo complejo, con muchos saltos de roca en roca donde un error te puede hacer meter la pata en uno de los huecos. No es difícil, pero requiere concentración y confianza.

P1130393

Metidos en el caos de bloques, con el collado de Contraix al fondo.

Realmente, la parte más sencilla es la que más impresiona desde abajo, la canal final de piedra suelta que culmina coronando el collado. A pesar de la inclinación, hay una buena senda muy marcada que permite subir cómodamente. Solamente al final habrá que apoyar un poco las manos. Cuidado con las rocas que nos puedan tirar o podamos tirar, el sitio es una ratonera y suele haber mucha gente.

P1130396

La subida al Contraix desde el mismo collado.

Collado de Contraix (2.748 m), punto culminante de la Carros de Foc. Arriba toca recuperar un poco el aire antes de comenzar el cansado descenso hasta el Estany Llong. Primero descenderemos con cuidado una empinada pedrera hasta el Estany de Contraix, donde nos espera un nuevo caos de bloques bastante extenso.

P1130400

Estany de Contraix con el collado al fondo y la pedrera por donde se desciende.

Tras pasar por el lago, conectaremos con el barranco del mismo nombre y su senda que baja del tirón 300 metros de desnivel para dejarnos en una llanura por donde discurre el río. Es un tramo muy bonito, pero duro, la senda es inclinada e incómoda, con bastante piedra.

P1130402

Largo descenso al Estany Llong por el Barranc de Contraix.

A partir de la llanura, la senda mejora y avanzamos a buen ritmo, haciendo kilómetros con facilidad, hasta alcanzar la pista que sube desde la Vall de Boí hasta el refugio de Estany Llong. Tras un kilómetro de pista, alcanzamos el refugio a un lado de la misma.

Bocata, cerveza y un buen rato de descanso. Nos lo merecemos.

Nos queda por delante el último tramo del día. En el mapa dan un poco de miedo esos 600 metros de desnivel, pero después veremos que no son para tanto, lo peor ya ha pasado…

Salimos del refugio a las 17:30 h, con la noche sobrevolando nuestras cabezas. Comenzamos a ascender por senda cómoda a través de un bonito bosque hasta que el sendero da un giro y se encara hacia el inmenso valle de Dellui, colgado a más de 2.300 metros.

P1130408

Valle de Dellui y collado del mismo nombre (a la izquierda), el último de nuestra Carros.

La subida pasa cerca de los lagos de Dellui, solitarios y muy bonitos y atraviesa alguna pedrera, pero en general es muy cómoda. A las 19:00 horas pasadas estamos en el collado de Dellui, a 2.577 m, divisando el último de los valles que nos quedaba por recorrer hasta Colomina. Sin duda, uno de los momentazos que nos deja esta ruta.

P1130411

Estanys de Cubieso y Morto, en primer plano y Estany Tort al fondo a la derecha, desde el collado de Dellui.

La bajada del collado es cómoda, por hierba, y nos deja pronto en el Estany de Cubieso. Pronto alcanzaremos la margen del inmenso Estany Tort. Por su orilla, haremos los últimos kilómetros hacia Colomina. Tras superar el lago, conectamos con la subida del Estany Gento. Casi casi por inercia, decidimos continuar hasta el mismo refugio de Colomina para así cerrar el círculo “oficialmente” en lugar de bajar ya hacia el coche. Ya está, ¡reto conseguido!

P1130417

A las 21:00 del segundo día llegamos a Colomina: reto conseguido 🙂

Nos damos un abrazo y nos abrigamos bien, pues hace un frío que pela. Ponemos frontales y deshacemos los últimos 6 kilómetros del día hasta la Presa de Sallente a buen ritmo. Llegamos a las 22:15 horas, tras una agotadora jornada de casi 16 horas de montaña.

Para finalizar, aquí os dejo el link de la fantástica reseña de mi compañero Guillem en su blog.

DATOS TÉCNICOS

Distancia Carros de Foc: 65 km

Desnivel positivo Carros de Foc: 4250 m+

(contando la aproximación 77 km y 4850 m+)

Mapa: Carros de Foc. Editorial Alpina. Escala: 1:25.000

Tiempo neto Carros de Foc: 22 horas

(contando la aproximación 24 horas y media)

Track Wikiloc

ALGUNOS DATOS ÚTILES

La web de la Carros de Foc es la siguiente: www.carrosdefoc.com

Allí podéis obtener toda la información de mano de los organizadores, reservar en refugios y contratar el forfait que os permite “sellar” en cada refugio. Nosotros no lo contratamos.

Hay que reservar en refugio con bastante antelación, pues en verano hay mucha gente. Cuidado con hacer vivac o plantar la tienda, está prohibido en todo el parque y en el pre-parque, en esto son más estrictos que en el resto de espacios protegidos…

La travesía es la ostia, pero para hacerla en dos días hay que estar fuerte. Ojo, no fijarse solamente en distancia y desniveles, el terreno es duro y se avanza lento. Más vale estar un día más de ruta que ir con el horario apurado, no se disfruta igual…

Nada más, os la recomiendo totalmente.

logo_carros

Logo de la Carros de Foc. Fuente: http://www.carrosdefoc.com

 

7 pobles

09-10/08/2017 – CIRCULAR AL PARQUE NATURAL DE LA TINENÇA DE BENIFASSÀ 

Llevaba ya varios años con esta ruta circular en mente que atraviesa los pueblos y montañas de la Tinença de Benifassà, una región bastante desconocida del interior de Castellón con unos paisajes espectaculares y bastantes similitudes a sus montañas vecinas del macizo de Els Ports.

La ruta circular tiene, oficialmente y según sus promotores, 74,4 km y 3917 m+. Principalmente discurre por senderos, en un ambiente de media montaña bastante cómodo de avanzar y que se complica en algún tramo puntual de la parte más oriental de la ruta, al atravesar algunos barrancos bastante escarpados.

Es agosto, en principio un mes poco apropiado para hacer la ruta por el calor. El plan A era ir a hacer la Cavalls del Vent a la Serra del Cadí, pero una repentina ola de frío en pleno verano me hizo cambiar de planes y bajar a la Tinença. Fue un acierto total, ya que por aquí también hizo mucho frío… y en el Pirineo llegó a nevar.

Antes de pasar a detallar el recorrido, una primera vista de los siete pueblos que dan nombre a la ruta:

 

 

EL RECORRIDO

Planifiqué la ruta en dos jornadas, que fueron las siguientes:

  • Etapa 1: Castell de Cabres – Pantano de Ulldecona. 42 km y 1700 m+
  • Etapa 2: Pantano de Ulldecona – Castell de Cabres. 35 km y 2000 m+

En total, 77 km y unos 3700 m+ según mi GPS, recorridos en dos días y un total de 20 horas de intensa caminata.

Realicé la ruta con mi perro, por ello no me hospedé en ninguno de los hoteles y albergues de la ruta, sino en el camping Moli d’ Abad, que se encuentra a 2 kilómetros de la presa del pantano de Ulldecona, valle abajo del río Sénia (no confundir con el hotel Moli d’ Abad 2 que se encuentra al pie de la presa).

La ruta oficial comienza en El Boixar y no en Castell de Cabres. Recomiendo echar un vistazo a la web de los promotores para estudiar la ruta y así decidir el recorrido más conveniente para cada persona o grupo. A nivel logístico, será todo mucho más fácil si se cuenta con los medios que ellos proponen.

mapa_blanc_7pobles_sombra

Croquis de la ruta. Fuente: http://www.7pobles.com

Aviso ya que es imprescindible seguir el track GPS. La ruta está balizada parcialmente y es imposible hacerla sin este aparato. Aquí dejo mi track subido a la plataforma Wikiloc.

Tras estas aclaraciones iniciales, ahora sí, vamos con la ruta:

Etapa 1: Castell de Cabres – Pantano de Ulldecona. 42 km y 1700 m+

Comenzamos en el pequeño pueblo de Castell de Cabres, en el extremo occidental del parque natural. El paisaje aquí me recuerda al de muchas zonas de Teruel: mesetas con muros de piedra seca y viejos campos de cultivo, salpicadas de pequeñas montañas de relieve suave. Veremos como este paisaje va cambiando progresivamente al acercarnos al mar Mediterráneo.

El sendero comienza junto a la carretera y va descendiendo unos metros por un agradable valle. Tras cruzar la carretera, salimos a una pista y entramos en el parque natural. La pista da paso a un sendero que nos va introduciendo en un paisaje más bonito a cada paso. Entraremos en un bosque mediterráneo de carrascas muy agradable mientras descendemos a unas masías derruidas entre viejos bancales.

P1130140

Masías y viejos bancales, el paisaje que encontramos en los primeros kilómetros saliendo de Castell de Cabres.

Al llegar a Mas de Prades, tomaremos un senderillo que se introduce en un bonito barranco. Iremos ascendiendo levemente dejando el cauce del barranco a mano derecha en todo momento hasta coronar el pequeño monte conocido como La Creu (1.128 m). Hasta aquí, llevamos unos 11 kilómetros, bastante cómodos. En este punto, la ruta cambia bastante, pues nos introducimos en terreno más accidentado, por barrancos escarpados.

Desde La Creu, un senderillo nace a mano derecha y abandonamos la senda principal por donde veníamos. Cuidado en este punto, pues es fácil pasarlo de largo. Comienza aquí un descenso de unos 700 metros de desnivel.

El sendero desciende hacia la Masía de la Borja entre pedreras y un denso pinar, muy bonito este tramo. En la masía, ya derruida, tomaremos una senda que va descendiendo por el barranco del mismo nombre y que se va haciendo más intrincada a cada paso.

P1130157.JPG

Barranco de la Borja, uno de los tramos más técnicos de la travesía.

Tras algún paso por roca, sin dificultad, llegamos a una empinada pedrera o tartera como dicen por aquí, que nos permitirá bajar al lecho seco del barranco.

P1130161

Divertida y empinada pedrera que descenderemos en el Barranco de la Borja.

Ya por el lecho seco del barranco, avanzaremos por las rocas lentamente hasta llegar a la confluencia con el barranco de Font de la Vidala, donde el terreno se abre y se vuelve más amable.

P1130165.JPG

Por el Barranco de la Borja, un tramo técnico y lento de avanzar.

Tras algún kilómetro más por sendero, alcanzamos la carretera que viene del pueblo de Vallibona, pero apenas la tocamos, porque enseguida conectamos con el sendero que sube a nuestro segundo pueblo: Bel. Por delante, unos 500 metros de desnivel positivo.

La senda de subida es muy bonita y también bastante dura. Atraviesa un denso pinar y en algunos momentos sale a terreno despejado, cruza alguna pedrera y permite ver todo el valle del río Sérvol, río costero que nace en esta zona y desemboca en Vinaroz.

P1130166.JPG

El valle del río Sérvol o Cervol desde la senda que sube a Bel.

La senda asciende sin descanso hasta situarse en una zona de meseta por encima del barranco. Una pista nos conduce cómodamente hasta el pueblo de Bel, que aparece de repente…

P1130175.JPG

Bel, bonito pueblo entre las montañas de la Tinença.

Bastante cansado llego a Bel y, en su calle principal, encuentro un bar donde tomar un refresco y comerme el bocata. Es la 1 del mediodía y, afortunadamente, acabo de superar el tramo más duro de esta primera etapa. Por si el bar estuviera cerrado, también decir que hay una fuente en la entrada del pueblo, donde comienza la calle principal.

Tras reponer fuerzas, salimos del pueblo y continuamos caminando primero por pista y luego por senda hacia La Pobla de Benifassà. Este tramo es muy cómodo, casi todo llaneo y descenso por unas sendas muy agradables.

P1130180.JPG

Cómodo tramo entre Bel y La Pobla.

La última bajada, de unos 300 metros de desnivel, nos deja en el Barranc de la Pobla, con La Pobla de Benifassà muy cerca, elevada en una colina.

 

Tras una visita por el pueblo, me acerco a la entrada del mismo, donde hay un bar y aprovecho para tomar algo rápido. Las nubes cubren el cielo rápidamente y comienza a llover.

El tramo hacia el cercano pueblo de El Ballestar comienza con un ascenso por senda hacia la ladera norte del monte conocido como Ombries (umbrías). Atravesaremos un bonito bosque de pino, por donde la senda zigzaguea hasta auparse al lomo de esta modesta sierra.

 

 

P1130192.JPG

Ascendiendo a la “tachuela” que hay entre La Pobla y El Ballestar.

En el lomo de esta montaña, podemos ver el mar a nuestra derecha y el macizo montañoso de Els Ports a la izquierda, una pasada. Tras un buen tramo por el lomo, plagado de vacas pastando, llegamos a un punto donde comenzaremos el largo descenso a El Ballestar, por senda y pinar de nuevo. Muy bonito.

P1130203

Senda de descenso a El Ballestar.

El Ballestar queda elevado en una colina, por lo que, tras cruzar el Barranc de la Pobla, tocará ascender de nuevo unos metros. Recorremos la calle principal de este pequeño pueblo de El Ballestar, hasta llegar a la Iglesia, junto a la cual encontraremos una fuente donde refrescarnos.

P1130211.JPG

El Ballestar.

El último tramo del día, consiste en descender desde El Ballestar hasta el Pantano de Ulldecona. Es un tramo favorable, con bastante tramo en leve descenso. Seguiremos un sendero muy chulo que baja hasta el cauce seco y pedregoso del Rio Sénia.

P1130214.JPG

En el cauce del Río Sénia.

Más tarde, por pista, alcanzaremos la masía conocida como Forn del Vidre. Allí seguiremos caminando por la margen derecha del río hasta llegar a la cola del pantano. Ahora, seguiremos por un sendero balizado del parque natural (placas metálicas numeradas con un pajarito rojo y amarillo). Tras ascender un poquito, terminaremos descendiendo hasta el puente del pantano por un espectacular y frondoso barranco.

P1130228.JPG

Pantano de Ulldecona.

Junto a la carretera, encontramos el hotel Moli d’Abad 2, sin embargo, nos alojamos en el camping Moli d’Abad, que está 2 kilómetros carretera abajo. Con un poco de pereza, bajamos los últimos kilómetros del día hasta llegar a dicho camping (este tramo no aparece en el track, obviamente).

Hora de cenar y de descansar en nuestra tienda de campaña bien abrigados, hace un frío que pela para ser 9 de agosto y estar a 400 metros de altura…

Etapa 2: Pantano de Ulldecona – Castell de Cabres. 35 km y 2000 m+

A las 8:30 de la mañana, tras recorrer de nuevo los 2 kilómetros de carretera, retomamos nuestra ruta de los 7 pobles con un ambiente bastante fresco (apenas 10 grados). Los primeros kilómetros transcurren por pista junto al embalse, para después salir a una senda ancha que va ganando metros a la montaña de forma progresiva. Es la bonita subida al Portell de l’Infern.

P1130232.JPG

Cola del embalse de Ulldecona, subiendo al Portell de l’Infern.

La subida es bastante llevadera, en parte por los paisajes que encontramos. Estamos entrando en la zona más escarpada del parque y se nota. Veremos riscos calizos de todos los tamaños, con vegetación exhuberante… una pasada.

P1130233.JPG

Buenas vistas subiendo al Portell de l’Infern.

El tramo final de la subida, se hace por una senda que va zigzaguenado entre el pinar. En el Portell de l’Infern, collado que da acceso al Barranc del Salt, nos recibe un viento helado por lo que ponemos abrigo y andamos rápidamente buscando cobijo bajo las paredes de roca que rodean la senda. Este punto, lo considero el más espectacular de toda la ruta, pues toda la zona de montaña que tenemos al otro lado del barranco es realmente escarpada y conforma un conjunto único.

P1130237.JPG

Vistas del Barranc del Salt tras pasar el Portell de l’Infern.

Una senda vertiginosa, nos bajará de las alturas hasta la pista que va por el fondo del barranco, perdiendo algo más de 300 metros de desnivel muy rápidamente.

P1130241.JPG

Preciosa senda de descenso al Barranc del Salt.

Alcanzaremos pronto la pista que cruza el barranco y comenzaremos a ascender hacia el Salt de Robert, conocida cascada que da nombre al barranco, para después llegar a Fredes, quinto pueblo de nuestra ruta.

P1130243

Salt de Robert, en horas bajas 😦

Desde el Salt de Robert a Fredes, tenemos un duro ascenso de 500 metros de desnivel por un sendero que se eleva paralelo al barranco. Bastante cansado, llego a Fredes pasadas las 12 del mediodía. Paro en la fuente del pueblo a reponer fuerzas.

P1130247

El pequeño y frío pueblo de Fredes.

Sorprende el cambio radical de paisaje que hemos experimentado en apenas cinco kilómetros, de los escarpados barrancos pasamos a las mesetas llenas de ganado, similares a las que vimos el día anterior en Castell de Cabres.

Por este terreno ya muy cómodo, siguiendo las marcas del GR-7, avanzaremos dirección El Boixar. Ascenderemos levemente por pista y senda para después bajar por el Barranco de la Pascuala, entre bosque mediterráneo.

P1130250

Barranco de la Pascuala.

El barranco nos deja en una pista que debemos tomar a mano derecha. Si seguimos recto llegaríamos pronto a El Boixar, pero la ruta nos llevará antes hasta la cima del Tossal Gross (1.271 m). La subida es de unos 300 metros de desnivel, se realiza por una senda que sube de forma bastante directa hasta dejarnos en la suave cresta.

P1130253

El Boixar desde la cima del Tossal Gross.

Desde la cima, bajaremos por senda y pista hasta alcanzar la carretera que une El Boixar con Coratxà. Tras recorrerla unos 300 metros, otra senda nace a mano izquierda y nos conduce a El Boixar, por un bosque de pino y cruzando un nuevo barranco.

En El Boixar solamente encuentro abierto el bar que está a pie de carretera. Allí nos tomamos un pequeño descanso y aprovechamos para comer.

Tras el receso, toca ponerse en marcha de nuevo por la misma senda hasta alcanzar la carretera. Ahora la cruzaremos rectos y saldremos a una nueva senda que se eleva hasta lo alto de la suave Serra de las Albardas, para después dejarse caer hasta el Arroyo del Avellanar, que se encuentra justo debajo de los riscos donde está Coratxà, último de los siete pueblos en visitar.

P1130257

Coratxà, en lo alto de unos riscos.

El pueblo de Coratxà es muy bonito. Tiene una amplia plaza y una Iglesia bastante grande en la parte alta del pueblo. Estoy dando una vuelta por allí unos 10 minutos, sin cruzarme con nadie, hasta que decido poner rumbo a Castell de Cabres, para así cerrar el círculo.

El camino a Castell de Cabres es muy cómodo. Los primeros kilómetros se hacen por pista en suave ascenso hasta coronar la Serra de San Cristóbal que con sus 1.300 metros de altura es la cota máxima de toda la circular. Unos kilómetros más abajo, justo pasado el cruce que nos lleva a Castell de Cabres, veremos la ermita en ruinas de San Cristóbal, donde merece la pena parar 5 minutos.

P1130268

La arruinada ermita de San Cristóbal.

Desde el mirador que constituye la ermita, se ve el risco donde se encuentra Castell de Cabres, a escasos 2 kilómetros en línea recta. Sin embargo, para llegar al pueblo tendremos que descender antes hasta el lecho de La Rambleta, 300 metros más abajo.

P1130271

Otra bonita senda en el Barranco de la Rambleta.

Ya solamente quedará la última, y dura, subida a Castell de Cabres por senda. Llegamos al pueblo a eso de las 18:00 horas, tras otro día intenso de marcha, pero con la satisfacción de haber concluido otra ruta por etapas, y esta vez con mi perro, que ha demostrado estar más fuerte de lo esperado, aguantando kilómetros y desnivel sin despeinarse.

P1130275

Castell de Cabres. Cerrando el círculo.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 77 km

Desnivel positivo: 3700 m+

Tiempo neto: 18 horas

Mapa: Tinença de Benifassà. Escala: 1:30.000. Editorial El Tossal.

Track Wikiloc

ALGUNAS CONSIDERACIONES

A tener en cuenta:

  • La ruta está balizada con marcas blancas y amarillas del PR-CV 75, marcas blancas y rojas del GR-7 y marcas rojas de spray con el número “7” en los tramos que no tienen otra balización. Como ya he comentado, las balizas son claramente insuficientes y es necesario llevar el track en el GPS.
  • La ruta de los 7 pobles tiene una variante llamada Cims Màgics. Añade casi 20 kms y 1500 m+ al ascender a las cimas de Tossal dels Tres Reis (1.351 m) y Encanadé (1.394 m) en el tramo entre Fredes y El Boixar, y a la Moleta del Terme (947 m) en el tramo entre El Ballestar y Fredes. En estos tramos veremos marcas con el número “7” y dos flechitas indicando la bifurcación entre la ruta “normal” y la correspondiente a “Cims Màgics”.
  • Hay que tener en cuenta que estamos en una zona rural y bastante aislada por lo que la cobertura móvil es muy limitada. Con Orange, por ejemplo, solamente tenía cobertura en los tramos altos de sierra abiertos al mar. En los pueblos había repetidores, así que supongo que habría cobertura de Movistar.

OPINIÓN

Si buscas una ruta por etapas bonita, original y solitaria, 7 pobles es una buena opción. Solamente me crucé con varios senderistas en el tramo del Salt de Robert, el resto del tiempo estuve caminando solo con mi perro. Una maravilla.

La ruta está muy bien trazada, evitando siempre que puede los tramos de pistas y utilizando sendas bien conservadas y frescas, casi siempre por bosque. Una gozada para los senderistas.

 

La senda de Camille

13 y 14 de Agosto 2016 – La senda de Camille en 2 etapas

La senda de Camille es una ruta por etapas bastante conocida que recorre el Pirineo Occidental, a caballo entre el Parque Natural de los Valles Occidentales en Huesca y los valles franceses de AspeLescun. Un recorrido muy bonito, no excesivamente duro ni técnico, de 105 km y algo más de 6000 metros de desnivel positivo.

Está pensada para hacerla en 5 ó 6 etapas, durmiendo en los refugios de Linza, Gabardito, Lizara, Somport (albergue), Arlet y Lauzart (camping), estos dos últimos ya en Francia. Mi plan era hacerla en dos días a ritmo vivo (algún tramo puntual corriendo), parando para dormir en Candanchú, a 1 km del albergue de Somport, por lo que apenas me tuve que desviar de la ruta original.

P1110854

Ibón de Estanés

EL RECORRIDO

Etapa 1: Linza – Somport (Candanchú) – 49 km y 3300 m+

La primera etapa une tres etapas del recorrido tradicional de la Senda de Camille (sin variantes):

Linza -> Gabardito (22,9 km y 1640 m+)

Gabardito -> Lizara (9,6km y 693 m+)

Lizara -> Somport (17,4 y 1070 m+)

Comienzo mi ruta en el refugio de Lizara a las 9 de la mañana. Hace un día radiante. El primer tramo es el más aburrido de toda la travesía pues son 5 kilómetros de pista asfaltada entre Lizara y el camping de Zuriza, donde abandonaremos la carretera para comenzar a seguir las marcas del GR 11 (blancas y rojas) por la pista que conduce al refugio de Taxeras.

P1110816

Sierra de los Alanos desde la pista de Taxeras.

En la cota 1400, abandonaremos el GR 11, cruzaremos un riachuelo, y tomaremos la senda que asciende por bosque dirección a la muralla rocosa de la Sierra de los Alanos. Un pequeño collado, llamado el Achar de Alano (1900 metros), nos permitirá atravesar esta gran barrera caliza.

La subida es llevadera, alternando tramos de pradera con otros de roca en la parte final. En todo momento es cómoda a pesar de la inclinación.

P1110819

Ascendiendo al Achar de Alano.

Tras coronar el collado, una zona practicamente llana de pastos nos recibe al otro lado. Cruzaremos esta parte alta de la Sierra para comenzar a descender por una bonita senda hasta la cabecera del valle de Espetal, pequeño valle tributario del valle de Echo (el valle de la Selva de Oza).

P1110826

Descendiendo hacia el valle de Espetal. Camino a Gabardito.

Descenderemos hasta la cota 1300 por buena senda, hasta alcanzar una pista forestal. Pocos metros después, un sendero con marcas de PR (blancas y amarillas), sale a mano izquierda en leve ascenso. Debemos de tomarlo, pues nos llevará por un precioso hayedo hasta el Collado de Lenito Bajo (1716 metros) que cruza al valle de Echo. Subida durilla esta, y ojo con barro, el terreno está inclinado y nos puede hacer sudar de lo lindo. Es recomendable llevar bastones por si encontramos el terreno húmedo en este tramo.

Toca ahora descender hasta el fondo del valle por una cómoda senda, casi siempre por bosque. Cruzaremos la carretera que conduce a la Selva de Oza para volver a conectar con el sendero GR 11. Subiremos por él hasta el refugio de Gabardito por un sendero muy bien hollado, no hay pérdida, que va cruzándose todo el tiempo con la pista asfaltada que sube al refugio.

P1110830

Vistas a Lenito y Peñaforca desde las inmediaciones del refugio de Gabardito.

Son las 13:30. Llevo ya la mitad de desnivel del día y algo menos de la mitad de los kilómetros. Es hora de parar a comer y comprar un par de coca-colas en el refugio. Junto al refugio, además, hay una buena fuente donde rellenar las cantimploras.

Tras una parada de media hora aproximadamente, retomo el sendero. Seguimos por el GR 11 en su variante 11.1. Por buena senda en todo momento y sin abandonar las marcas, ascenderemos a la inmensa plana de Dios Te Salve, una zona llana de pastos llena de vacas y caballos a los pies del Bisaurín (2670 metros), auténtico protagonista de esta zona.

P1110832

Refugio en la plana de Dios Te Salve. Bisaurín al fondo.

Me llama la atención la tremenda sequedad de los pastos. Es una zona de orientación Sur muy castigada por el sol y se nota que este verano han caído pocas tormentas por la zona.

La senda comienza a ascender tras un “falso llaneo” por la plana. Ahora subiremos al collado de lo Foratón (2020 metros), punto muy concurrido, pues es parte de la vía normal al Bisaurín desde Lizara. Desde el collado, descenso express al refugio de Lizara por el marcadísimo sendero parando a rellenar agua en la fuente que hay en la cota 1700 (Fuenfría).

No llegaré al refugio, unos 500 metros antes, encontraremos el desvío hacia la Paúl de Vernera y el ibón de Estanés. En este punto, abandonaremos el GR 11.1 para adentrarnos en el barranco que corta la cara Este del Bisaurín dirección a la Paúl de Vernera.

P1110839

Camino a la Paúl de Vernera. El macizo de Vernera (2432 metros) queda a mano izquierda.

El camino es durillo, mucha roca. En la cota 1900 encontramos la Paúl de Vernera, gran llanura cruzada por un bonito arroyo que se retuerce. Metros antes encontraremos un pequeño refugio no guardado.

P1110845

Bisaurín y Puntal de Secús desde la Paúl de Vernera.

Aquí par un ratito a merendar. Los kilómetros y el calor se van notando y de qué manera… Voy animado ya que el tramo que me queda hasta el Somport es muy bonito. Primero, toca ascender hasta el Puerto de Vernera (2115 metros), máxima cota de toda la travesía. Es un collado que conecta con el Valle de los Sarrios, precioso vallecillo escondido tras el Circo de Olibón, formación rocosa en la cara Norte del macizo de Vernera muy sombría y que siempre guarda nieve hasta bien avanzado el verano.

P1110851

Circo de Olibón desde el valle de los Sarrios. Contrasta el verde de este valle con el amarillo de la Plana de Dios Te Salve.

El hecho de que el Valle de los Sarrios esté abierto al Norte es fundamental para su clima más húmedo que la vertiente Sur del Bisaurín por donde hemos pasado apenas dos horas antes. El paisaje cambia por completo…

Cruzamos el valle de los Sarrios y bajamos hasta las inmediaciones del ibón de Estanés (1700 metros), uno de los lugares más emblemáticos y bonitos de toda la travesía. Foto obligada.

P1110854

Ibón de Estanés con el pico Acué detrás (2258 metros)

Desde el ibón todo se ve de otra manera… nos vamos acercando a Somport y apenas queda desnivel positivo por salvar.

Conectamos de nuevo en este punto con el GR 11 (el original) que seguiremos por las campas verdes situadas encima de los bosques de Sansanet que recorreremos al día siguiente. En la cota 1700 tomaremos un senderillo que se dirige hacia el paso de la chorrota del Aspe, atravesando antes unos bosques de hayas preciosos.

P1110864

Hayedos en la cara Norte del Aspe.

El paso de la Chorrota es, quizá, el único punto que puede entrañar dificultades técnicas de toda la ruta. Es un senderillo que flanquea una enorme pedrera muy inclinada y que, tras fuertes lluvias, suele borrarse debido a los desprendimientos de tierras. Yo lo encontré “recién reparado” por los agentes forestales franceses y no tuve ningún problema. Desde lejos, el paso impresiona un poco, pero no tiene dificultad real si el sendero está bien.

P1110866

Paso de la Chorrota del Aspe.

Un pequeño sube-baja me deposita en la estación de Candanchú. Aquí abandono el trazado original de la ruta para descender al pueblo de Candanchú, donde tengo mi alojamiento. Últimos kilómetros del día por pista asfaltada… Llego a las 20:00 tras 11 horas de ruta, lo que no está nada mal teniendo en cuenta que con la mochila de travesía apenas he podido correr.

Hora de darse un homenaje, primero en el bar Excursionistas, donde me tomo unas riquísimas empanadas argentinas, y después en el hotel con una gran cena y unas cervezas. Pronto a la cama que el día siguiente promete ser intenso.

Etapa 2: Somport (Candanchú) – Linza – 56 km y 3060 m+

Esta segunda etapa une tres etapas de la ruta original:

Somport – Arlet (18,9 km y 1150 m+)

Arlet – Lescun (19,5 km y 520 m+)

Lescun – Linza (16,6 km y 1290 m+)

Tras un buen desayuno para recargar pilas, a las 8 de la mañana comienzo a caminar por la carretea que une Candanchú y Somport. Apenas 1 kilómetro para volver a enlazar con el trazado original de La Senda de Camille.

Ya en la frontera, la senda comienza un descenso cómoda hasta una zona de diversas cabañas y chalets situada en la cota 1450. Aquí, el sendero tuerce a la izquierda y se introduce en los bosques de Sansanet, unos hayedos magníficos que cubren la cabecera del valle de Aspe. Nos esperan unos kilómetros muy bonitos y cómodos con poco desnivel por toda esta zona hasta alcanzar el vallecito de Espelunguêre.

P1110873

Hayedos de Sansanet.

En este punto comienza el ascenso a Arlet. Una senda sube decidida, primero por bosque y luego por campas despejadas hasta el Col de Lupachouaou (1887 metros). Antes, sobre la cota 1650, hay una cabaña con vacas donde hay una buena fuente, bien fresca.

En el collado aprovecho para descansar un poco antes de afrontar un tramo muy cómodo sin apenas desnivel, que recorre la frontera por su vertiente Norte, atravesando amplias campas, hasta alcanzar el refugio de Arlet.

P1110888

Ibón de Arlet y Pic d’ Arlet (2208 metros) desde el refugio.

Otro lugar idílico donde descansar, comprar una coca-cola y rellenar cantimploras. El siguiente tramo es engañoso. Sobre el papel no parece que hay mucho desnivel, pero lo cierto es que de Arlet al Puerto del Palo se hace largo, muy largo. El problema es que es un tramo despejado, sin bosques, y se ve todo el rato el cordal que debemos de seguir, por lo que psicológicamente es bastante duro.

Además, aunque no lo parezca, hay unos 500 metros de desnivel positivo repartidos en varias subidas que se hacen largos ya a estas alturas…

P1110892

Castillo d’ Acher (2384 m), desde el cordal fronterizo.

Tras un leve descenso, alcanzaremos el Col de Saoubathou (1950 metros). Las vistas se abren aquí el cordal fronterizo, coronado por los picos de lo Riste (2109 m) y Burcq (2104 m). Seguiremos por buena senda unos metros más abajo del cordal o por el mismo cordal. Flanquearemos el pico de lo Riste por su vertiente Norte y alcanzaremos el ansiado Puerto del Palo (1940 metros).

P1110893

Largo descenso a Lescun.

El descenso a Lescun es largo pero cómodo, primero por senda hasta unas cabañas y luego por pista. En el último tramo, antes de llegar a Lescun,  tomaremos una pista asfaltada que, tras algunas vueltas, desemboca en el camping Lauzart (Lescun queda un kilómetro más lejos).

P1110899

Lescun, siempre verde. Al fondo, el pic Billare (2309 m).

Tras un refrigerio en el camping, toca volver a ponerse en marcha, al principio por asfalto y luego por una buena pista, remontando el valle de Ansabere. Por pista y después por una buena senda, vamos ganando metros poco a poco, siempre por un bosque muy bonito que nos da una sombra perfecta a estas horas de la tarde.

P1110903

Lescun, desde el camping.

El camino se empina en los últimos metros hasta alcanzar las cabañas de Ansabere, quizá el lugar más espectacular de toda la travesía, a los pies de las famosas Agujas de Ansabere, un circo de roca caliza de gran belleza.

P1110904

Camino a Ansabere.

El ascenso hasta el collado de Petrechema (2084 metros), junto a las agujas, se hace por una pedrera bastante amplia, a la que iremos ganando metros poco a poco por un sendero bien hollado. No hay problema.

P1110911

Agujas de Ansabere.

Los metros finales al collado son duros pero las vistas compensan con creces. En el collado, tendremos unas vistas fantásticas del pico Petrechema (2371 metros) a mano derecha y el Sobarcal (2259 metros) a mano izquierda. Tras una breve parada, no me entretengo mucho, y comienzo el descenso hacia las Foyas del Ingeniero, último tramo de la travesía.

P1110916

Vistas desde el collado de Petrechema.

Las Foyas del Ingeniero son un conjunto de fosas karsticas, un laberinto calizo por donde discurre el sendero, evitando los grandes precipicios. Un tramo espectacular pero que puede resultar delicado si hay nieve, debido a la exposición de alguna parte del sendero.

P1110920

Paisaje karstico en las Foyas del Ingeniero.

P1110923

El sendero discurre colgado por encima de la parte baja del valle.

Sobre la cota 1600, el paisaje cambia y volvemos a introducirnos en los cómodos hayedos. La senda tornará pronto en pista y, cómodamente, llegaremos al ansiado refugio de Linza tras 10 horas y media de caminata ligera.

Concluye así esta tremenda travesía, muy bonita y recomendable.

ALGUNOS CONSEJOS

  • La ruta, en algunos tramos posee marcas de pintura propias, verdes y amarillas, pero conviene llevar GPS para evitar despistes. Yo usé este track: link
  • No tiene apenas dificultades técnicas. Digamos que es una travesía más sencilla que Carros de Foc o que los clásicos “tours” de Ordesa, del tipo Alta Ruta de los Perdidos. A pesar de ello, la meteorología, más cambiante incluso que en zonas del Pirineo central, puede jugarnos una mala pasada debido, principalmente, a las nieblas, muy típicas en esta zona.
  • Yo hice la ruta por libre, incluso no pernocté en ninguno de los alojamientos propios de la ruta. No obstante, las opciones son infinitas y todo depende de lo que nos queramos gastar y de los días que queramos emplear.
  • Una buena forma de aprovechar más los días es subiendo a algunos picos de la zona, como Bisaurín o Petrechema. Muy recomendables.

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

Web de la Senda de Camille

Mapa de la travesía de la editorial Alpina

 

 

 

 

 

GR Travessia das Serras da Peneda e do Soajo

24, 25 y 26 de julio de 2016 – Travesía de 3 etapas por el sendero de Gran Recorrido de las Sierras de Peneda y Soajo, en el PN da Peneda-Gerês (Portugal)

Travesía de tres días por el corazón de estas sierras de Peneda y Soajo en el extremo Norte de Portugal, junto a la frontera con la provincia de Ourense y pertenecientes al único Parque Nacional portugués ubicado dentro del continente europeo. Es una travesía de media montaña (la cota máxima es de apenas 1200 metros), que combina senderos y pistas forestales de unos 77 kilómetros de longitud y unos 3200 metros de desnivel positivo.

P1110627

Santuario de Peneda. Final de la primera etapa.

Las etapas que nosotros hicimos son:

Etapa 1: Sistelo – Peneda

Etapa 2: Peneda – Soajo

Etapa 3: Soajo – Sistelo

Para realizar la travesía es fundamental llevar GPS con el track. La travesía está un poco abandonada, poca cartelería, pocas marcas y muchas ya medio borradas… No tiene nada que ver con una travesía española como puede ser el GR-11. En ese aspecto, y a nivel de infraestructura, nuestro vecino Portugal nos lleva muchos años de desventaja.

El otro aspecto a tener en cuenta es la época del año. Nosotros aprovechamos las vacaciones de verano en Portugal para acercarnos a esta travesía, confiando en que el clima atlántico de la zona haría que las temperaturas fueran contenidas, pero nada más lejos de la realidad. El clima, es más similar a zonas como el interior de Ourense o Zamora, mucho más continental de lo previsto y la temperatura se disparaba a los 35 grados con facilidad. Además, el aspecto del monte era agostado, seco… una pena, pues estas sierras en primavera u otoño se ponen preciosas.

A pesar de todo, especialmente del calor, pudimos disfrutar de tres días diferentes, de “aventura por Portugal”.

P1110670

Embalse de Lindoso. Frontera entre España y Portugal.

LOGÍSTICA

Elegimos esta distribución de etapas obligados por los alojamientos o, más bien, por la escasez de los mismos. En Sistelo no encontramos nada, por lo que la noche previa la pasamos en Braga, a unos 70 kilómetros de Sistelo.

Dejamos el coche aparcado en Sistelo los tres días. La primera noche la pasamos en el Hotel Peneda, algo parecido a un parador integrado con el Santuario de Peneda. El lugar es magnífico aunque tenemos que tener en cuenta que el alojamiento tiene un coste alto (75 euros/noche).

La segunda noche la pasamos en Soajo, en las Casas do Cavaleiro Eira, una magnífica casa rural en el centro del pueblo con una relación calidad/precio muy buena (55 euros/noche).

El resto de poblaciones por las que pasamos creo que no tienen casas rurales o al menos no fuimos capaces de encontrarlas por Internet. Esto imposibilitó comenzar la ruta en la entrada del Parque Nacional, Porta Do Mezio, tal y como habíamos planeado en un principio.

P1110549

Santuario de Bom Jesus do Monte, en la cercana ciudad de Braga, de obligada visita si andamos por la zona.

LA RUTA: ETAPA A ETAPA

Lo primero de todo y antes de repasar las etapas con detalle, recalcar que es fundamental llevar GPS con track debido a la escasez de marcas y de cartelería. Nosotros utilizamos este track del magnífico blog Casiaventurilla:

Track

24/07 – Etapa 1: Sistelo – Peneda – 26 km y 1500 m+

Llegamos a Sistelo a las 11 de la mañana. Estamos apenas a 300 msnm y hace un calor importante, 25 grados antes de comenzar a andar. El pueblo está rodeado de vistosos bancales que los lugareños siguen utilizando para el cultivo y que le dan al pueblo un toque singular.

P1110556

Sistelo

La etapa comienza en la parte baja del pueblo, siguiendo las marcas blancas y rojas del GR. Pronto comenzaremos una ascensión que, casi sin tregua, nos elevará hasta los 1200 msnm donde se ubican los páramos de estas sierras.

El ascenso se realiza por un bonito sendero que va zigzaguenado. Atraviesa las pequeñas poblaciones de Padrao y Porta Cova, aldeas muy pequeñitas, colgadas en la ladera y atravesadas por riachuelos. Sus calles, adornadas con parras, son unas muestra del encanto rural de la zona, así como sus gentes, sencillas y campechanas que no dudarán en saludarnos.

P1110569

Vamos ascendiendo. Abajo van quedando las aldeas de Padrao y Porta Cova.

Llegados a la cota 800, atravesamos un bosquecillo de pinar. Pronto, el sendero girará al Sur, dejando a mano izquierda la visible aldea de Aveleira. En la cota 1000, encontraremos una de las “brandas” o brañas para el ganado, con una fuente bien fresquita donde coger agua.

P1110576

Esta parte de la ruta discurre por senderos bien hollados.

Todavía nos quedará un ascenso que ese hace largo por una zona despejada, sin bosque, hasta la parte alta de la sierra, donde los caballos pastando en libertad y el bosque bajo son los protagonistas.

P1110588

Parte alta de la Sierra de Peneda, donde el calor nos azota sin piedad.

El “suplicio” que supone atravesar este páramo de la parte alta de la Sierra termina con el descenso a las aldeas de Bosgalinhas, primero y Sao Bento do Cando después. Este segundo valle es algo más estrecho que el primero donde se encontraba Sistelo. Justo enfrente, se encuentra el barrerón rocoso que separa este segundo valle del de Peneda, tercer valle del día donde acabará la primera etapa.

P1110594

Sao Bento do Cando, con la muralla granítica de la Sierra de Peneda detrás.

En Sao Bento encontramos un bar abierto y aprovechamos para tomar la merienda: unas cervecitas y unas patatas y de postre un helado… ¡qué lujazo!

Tras el aperitivo, descenderemos un por un bonito sendero hasta el fondo del valle. La senda discurre por un frondoso bosque mixto, muy vistoso y fresco.

P1110603

Tras salir de Sao Bento, descendemos por un bonito y frondoso bosque hasta el fondo del valle.

Tras cruzar el arroyo, comienza el segundo ascenso del día, por un sendero algo perdido. Tenemos que cruzar la barrera de granito que separa el valle donde se ubica Sao Bento del valle de Peneda. Son unos 200 metros de desnivel positivo, bastante llevaderos.

La parte alta de esta Sierra de Peneda presenta unos resaltes graníticos, muy similares a los que encontramos en algunas zonas del Sistema Central (Guadarrama, Gredos…).

P1110606

Esta zona de la Sierra recuerda a Gredos o incluso a la Pedriza madrileña debido a la roca granítica.

Tras atravesar la parte alta, casi llana, llegaremos a un pequeño embalse (seco), que nos permitirá conectar con la senda de bajada a Peneda, que nos espera unos 400 metros más abajo.

La senda es espectacular, un zig-zag empedrado que atraviesa un bosque muy sombrío, con el santuario y el pueblo de Peneda a nuestros pies. Algunos escaladores apuran el día realizando las vías que existen en las paredes cercanas al pueblo.

P1110617

Descendiendo a Peneda.

Tras 9 horas de caminata, llegamos a Peneda. Unas fotos en el Santuario y rápido para el hotel. Ducha y cena de las buenas con chuletón incluido y unas buenas cervezas. El hotel está muy bien, el personal del mismo es muy amable y estamos como en casa… Primer día superado.

25/07 – Etapa 2: Peneda – Soajo – 25 km y 500 m+

Tras un buen desayuno, abandonamos con cierta añoranza la habitación del hotel para lanzarnos de nuevo al calor y a la aventura.

Descendemos las largas escaleras del santuario, donde existen diversas paradas del Vía Crucis (muy chulo) y comenzamos a andar por una senda paralela a la carretera que desciende valle abajo.

P1110631

Santuario de Peneda y el hotel donde nos alojamos.

Esta etapa es mucho más suave, se mueve todo el rato por cotas entre los 200 y los 600 msnm, por buenos senderos y pistas, lo malo… es la etapa más calurosa al discurrir en todo momento por el fondo de los valles. Este día superaríamos los 35 grados.

P1110659

Descendiendo al pantano de Lindoso.

Tras alternar tramos de senda, pista e incluso alguno de asfalto, alcanzamos el pequeño pueblo de Tibo, situado en el mismo valle de Peneda, pero 5 kilómetros más abajo. Aquí, el río tuerce hacia el Este y nosotros con él. Descendemos por un bonito sendero hasta la cola del embalse de Lindoso, frontera entre Portugal y la provincia española de Ourense.

Aquí, un sendero discurre por la margen derecha del pantano, sin ganar ni perder altura, entre helechos y fresca vegetación. Es un tramo muy chulo y muy vistoso, con las tranquilas aguas del pantano a nuestra izquierda.

P1110669

Caminando junto al pantano de Lindoso.

Poco a poco nos acercaremos a Várzea. Pueblo donde no hay ningún bar, pero sí podremos parar a rellenar las cantimploras.

A partir de Várzea, tomaremos una pista asfaltada que nos llevará hasta la cabecera del embalse.

P1110675

Pantano de Lindoso con la aldea de Várzea a la izquierda y la Sierra de Peneda al fondo.

En la cabecera del embalse, tomaremos una pista que nos permitirá ascender hasta la aldea de Paradela. En una pequeña tasca del pueblo aprovechamos para tomar unos refrescos. Hace un calor insoportable.

Desde Paradela, descenderemos por senda hasta el pueblo de Cunhas. Es un tramo agradable, por bosque la mayor parte del tiempo, sin embargo, el sendero está muy sucio y cubierto de vegetación.

En Cunhas, tomaremos una senda que sigue descendiendo metros y metros hasta llegar a una especie de selva. Tenemos a nuestra izquierda el río Limia, que forma un espectacular meandro. No llegaremos a bajar hasta él, pero sí hasta un pequeño arroyo que tributa sus aguas al Limia. Este valle, ya por debajo de los 200 msnm es el punto más bajo de toda la travesía.

P1110683

Meandro del río Limia. Al otro lado se sitúa el pueblo de Cidadelhe.

Desde el fondo del barranco tocará subir al pueblo de Soajo, situado unos 200 metros más arriba. Ascenderemos por una senda que atraviesa una espesa vegetación, pero cómoda en todo momento.

P1110696

Hórreos típicos en la entrada de Soajo.

Tras 8 horas de marcha, estamos en el pueblo de Soajo. Una ducha en la casa rural y nos vamos a cenar a uno de los pocos restaurantes del pueblo que está abierto. Cenaremos un buen filete de vaca Cachena, la típica de esta zona. Delicioso. Buena comida a muy buenos precios.

26/07 – Etapa 3: Soajo – Sistelo – 26 km y 1200 m+

La última etapa es quizá la menos agraciada de las tres. Tiene más tramo de pista que las demás y transcurre por zonas menos interesantes a nivel paisajístico.

La primera parte, une Soajo con el pueblo de Vilar de Soente a través de pistas forestales en su mayoría. Desde este pueblo, comienza un ascenso hasta el centro de interpretación de Mezio, entrada del Parque Nacional.

P1110699

Vacas cachenas de largas cornamentas, típicas de la zona.

Desde Mezio, tocará ascender un poco más por bosque hasta alcanzar un collado y descender a los pueblos de Bouças Donas y Bostelinhos, dos aldeas diminutas.

En Bostelinhos comienza un nuevo ascenso que nos llevará al punto más alto de la jornada. Atravesamos amplias zonas despejadas donde pastan los caballos y las vacas por todas partes.

Antes de comenzar el descenso al pueblo de Avelar y junto a un corral de piedra, encontraremos una curiosa lápida en medio del monte.

P1110709

Misteriosa lápida.

El descenso a Avelar es rápido, buen parte por pista. El último tramo es un sendero que se pierde en ocasiones entre la maleza. ¿Hubiera merecido la pena continuar por pista hasta Avelar? Quizá sí…

P1110713

Avelar visto desde Lordelo.

En Avelar comienza un pronunciado descenso hasta el río que separa este pueblo de Lordelo. Es un tramo bonito, pero también duro. Ambas aldeas no disponen de ningún tipo de servicio, tenemos la sensación de estar en una zona alejada de todo…

Ya en Lordelo, ascenderemos otros 100 metros de desnivel más hasta llegar a un collado donde hay un monumento homenaje a la vaca Cachena. Muy curioso.

Desde este collado, ya solamente tocará descender durante 5 kilómetros por un sendero pedregoso hasta el pueblo de Sistelo, cerrando así esta intensa ruta circular.

P1110720

Llegando de nuevo a Sistelo y cerrando la circular.

RECOMENDACIONES

  • No hacer la ruta en verano. Es una zona muy calurosa y muchos arroyos se secan, además que el paisaje pierde bastante.
  • En la zona hay muy pocos servicios. Esto no es Ordesa ni Picos de Europa, el turismo apenas ha llegado. Es una zona muy rural e incluso algo deprimida.
  • En la página del Instituto Forestal portugués desaconsejan realizar la ruta debido al escaso mantenimiento de la misma. Como he dicho antes, el GPS es fundamental.

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

En general, hay muy poca información de la ruta en Internet. En la página del Instituto Forestal portugués, he encontrado este croquis (link) y este folleto (link).

Cambiando de tercio… esta zona, en los últimos años, ha ganado en popularidad gracias a las carreras por montaña. El principal responsable ha sido el corredor portugués Carlos Sá, organizador de la PGTA, carrera por etapas que se celebra en primavera y que recorre el Parque Nacional.

En el año 2016, concretamente en otoño, la zona fue escenario de los mundiales de trail. Os dejo aquí un interesante vídeo promocional con imágenes espectaculares:

Y aquí un vídeo con los mejores momentos de la carrera:

Integral de Izki

25/03/2016 – INTEGRAL DE IZKI

Pequeña aventura por el Parque Natural de Izki, en tierras alavesas, prácticamente en el extremo Sur de Euskadi, pegado a la Rioja Alavesa. Tierra de transición entre los bosques y prados húmedos tan típicos de estas tierras del Norte y la vegetación más continental e incluso mediterránea que ya podemos encontrar en zonas como La Rioja.

Esta ruta circular de media montaña recorre gran parte de este Parque Natural y durante sus 60 kilómetros y casi 2500 metros de desnivel positivo asciende a siete cimas representativas de la zona:

– Soila (994 metros)
La Muela (1055 metros)
Belabia (971 metros)
Kapildui (1176 metros)
– San Justi (1024 metros)
San Cristóbal (1057 metros)
– Mantxibio (937 metros)

Ruta ideal para hacer en dos días (andando) o un día (corriendo). Pasa por varias poblaciones donde podremos avituallar convenientemente.

Es una ruta apenas publicitada. Existe un libro, Integral de Izki, de Eloy Corres, donde podremos encontrar más datos sobre el recorrido.

DATOS TÉCNICOS

Punto de partida: Korres (Álava).

Cartografía: Parque Natural de Izki. Escala: 1:25.000. Editorial Sua.

Track: Integral de Izki en wikiloc

Distancia recorrida: 60,5 kilómetros.

Desnivel positivo acumulado: 2450 metros aprox.

Tiempo total contando paradas: 11 horas.

ACCESO

Korres es un pequeño pueblo enclavado en medio del Parque Natural. Desde Vitoria, se accede fácilmente por la A-132, tomando un desvío a la altura de Maeztu y siguiendo unos 5 kilómetros por carretera local. Hay un pequeño parking en la entrada del pueblo donde dejar el coche, junto al centro de interpretación y al bar.

DETALLES DEL ITINERARIO

NOTA: Entrenamiento de carrera de montaña.

A las 8:30 de la mañana, llego a Korres (710 metros; 0 horas), cielos cubiertos, alguna gota suelta y un poco de frío (5 grados).

Comienzo a andar por las calles del pueblo, siguiendo el track. La ruta no está señalizada como tal, aunque las ascensiones más populares sí que tienen cartelería del Parque, como esta al Soila.

Tomamos una senda que avanza atravesando el bosque y algunos prados. Enseguida llegaremos a una zona más rocosa donde la senda asciende decidida hasta alcanzar un colladete que da acceso al valle del río Berrón. No bajaremos por el collado, andaremos dirección SO, siguiendo la cresta de la montaña por una débil senda que atraviesa zonas de matorral hasta asomarnos a la escarpada cima del Soila (994 metros). Hermosas vistas hacia el Sur, destacando la Sierra de Codés, todavía nevada. En la cima, un vértice geodésico (descatalogado?) y un curioso buzón con forma de montañero divisando el horizonte sobre otro pequeño vértice geodésico.

p1110251

Cima del Soila, primera del día.

Volvemos al collado que dejamos atrás por la cresta. Toca un descenso intenso, escarpado, equipado incluso con unas cuerdas fijas. La senda que bordea esta montaña no es menos vertiginosa, cruzando la fuerte pendiente de la ladera SE del Soila. Conectaremos más tarde con una pista que desciende hasta una pequeña presa, apenas 1 kilómetro más abajo de Korres, valle abajo.

Cruzaremos la presa de manera bastante precaria, por el murete de la misma. En el otro lado nace una senda poco definida (tirar de GPS en este tramo). Hay que ascender dirección Oeste primero y Sur después, por sendas apenas marcadas hasta acercarnos al precipicio que se forma en esta montaña de la Muela (segunda del día). En la ladera Norte, piedra caliza, bosques casi vírgenes, algunos corzos… naturaleza pura, una maravilla.

p1110251

Subida a La Muela, por un bosque solitario.

p1110253

Soila desde las inmediaciones de La Muela.

Tras un intenso esfuerzo, alcanzo esta nueva cima: Muela (1055 metros). Por la húmeda caliza toca descender, por la ladera NO hasta alcanzar un colladete y una buena senda que desciende en zig-zag de forma cómoda hasta el bonito pueblo de San Román de Campezo. Hora de rellenar los botellines en la fuente del pueblo antes de partir hacia un largo tramo que nos introduce en la parte más aislada de la ruta.

p1110259

San Román.

Toca ahora un tramo bastante rompepiernas de unos 15 kilómetros atravesando pistas forestales y grandes bosques. Es la parte más monótona del día, sin duda, pero no se hace pesada.

En el km. 20 aproximadamente, encontraremos una fuente fresca y un precario refugio, lugar ideal para reponer fuerzas.

p1110264

Arco natural de roca.

Tras recorrer unos 3 kilómetros más por densos bosques, comienza la subida al Belabia, modesta montaña de este extremo SO del Parque Natural. Una pista embarrada en mal estado sube hasta el lomo de la montaña, donde solo quedará seguirlo sin descanso. En la parte final, otro bonito bosque que llega casi hasta la misma cima. Pocas vistas aquí arriba en el Belabia (971 metros), vértice, buzón y muchos árboles alrededor.

p1110271

Belabia. Tercera cima del día.

Toco chufa y para abajo. Pronto toca llanear en una zona amplia y bastante llana donde hay un cruce de caminos y se acumulan los neveros. El track me manda hacia abajo, por una ladera empinada, surcada por una débil senda, casi paralela a una valla del ganado.

p1110273

Cruce de caminos.

Senda sucia, por la de árboles caídos, pero muy bonita. Acabamos conectando con una vieja pista embarrada que va rodeando la zona de cumbres casi en la cota 800. La abandonaremos en una amplia curva donde nace una senda que zigzaguea para subir de nuevo a lomos de la montaña. No llegaremos a coronar el San Justi, lo dejaremos apenas 300 metros a nuestra derecha. Es hora de tomar una pista en buen estado que nos llevará hasta otro pueblo, Arluzea. Fuente justo en la entrada, coger agua.

p1110285

Arluzea

Arluzea supone la puerta de entrada al pequeño valle del Barranco del Molino, coronado por el Kapildui, techo de esta entretenida ruta.

El valle se va estrechando y una buena senda avanza decidida valle arriba dejando a mano derecha el río, con algunas vistosas cascadas. Hay que cruzar el barranco en algunos tramos, siendo primavera, el remojón está asegurado.

p1110287

Barranco del Molino.

El valle se divide en dos sobre la cota 1000, y tomaremos el arroyo de la izquierda. Aquí pasamos por uno de los sitios más bonitos del día, un hayedo amplio y muy bien conservado con algunos neveros que decoran el paisaje marrón de hojas secas. Muy muy chulo.

p1110251

Barranco del Molino, camino al Kapilduy.

El valle termina y salimos a una zona llana, ya cubierta por completo de nieve. Es hora de tirar del GPS, pues la niebla lo cubre todo.

p1110306

Camino de Kapildui

Afortunadamente hay huella hasta la cima del Kapildui lo que me facilita el trabajo. Kapildui (1176 metros), pocas vistas debido a la niebla, solamente un gran radar adorna la cima y un vértice casi escondido.

p1110308

Kapildui

Estoy poco rato allá arriba, pues el frío es intenso y voy de corto. Comienzo a descender siguiendo otra huella por una zona más abierta. La nieve va desapareciendo y conecto con una pista que seguiré durante unos kilómetros y que me deja junto a la planicie que conforma la cima del monte San Justi (1021 metros), solamente hay que desviarse unos 300 metros para coronar la cima de esta modesta montaña.

De nuevo para abajo rápido, de vuelta a la pista, que nos deja de nuevo muy cerquita de la sexta cima del día San Cristóbal (1057 metros), buenas vistas aquí de Maeztu y el valle por donde discurre la carretera por donde hemos venido.

p1110316

Cima del San Cristóbal

Toca ahora una bajada empinada y bonita por un hermoso valle hasta alcanzar otra población, Apellaniz. Momento de rellenar los botellines en alguna de sus fuentes y comer unas golosinas antes de afrontar el último tramo de la aventura.

p1110325

Apellaniz

Primero por pista, cuesta arriba, y después por senda, nos acercamos a la última cima del día, cubierta por un denso bosque. El track abandona la senda y decide subir a saco a por la cima. Tremenda inclinación de esta ladera, que nos puede dar la puntilla si vamos justos de fuerzas. La cima de esta montaña es amplia, cubierta de bosque y es difícil dar con el buzón cimero del Mantxibio (937 metros), casi escondido.

p1110333

Buzón del Mantxibio

Ya en plena bajada, encontramos un vértice geodésico, curiosa ubicación. La senda de bajada a Korres es una pasada, inclinada, se va retorciendo entre las laderas boscosas que rodean la montaña. Un último tramo más cómodo nos deja junto al pueblo de Korres (710 metros; 10 horas y 45 minutos), donde llego pasadas las 7 de la tarde. Hora de comer algo en el bar y estirar las piernas. Ha sido un día largo, pero muy bien aprovechado.

p1110338

Korres

Circular al macizo de Vignemale

06/08/2016 – Vuelta al macizo de Vignemale partiendo de Bujaruelo (entrenamiento trail running)

Esta ruta se está convirtiendo en un clásico entre los corredores de montaña de larga distancia, pues lo tiene todo: paisajes espectaculares, recorrido variado, muchos cauces de agua para reponer agua, refugios donde avituallar…

p1110786

Vignemale desde el refugio Oulettes de Gaube

EL RECORRIDO

La ruta traza un círculo casi perfecto entre tierras españolas y francesas, partiendo del valle aragonés de Bujaruelo.

merge_from_ofoct (1)

Croquis. Fuente: IGN.

Tras una intensa ascensión al ibón de Bernatuara (2.300 metros) y su collado que da acceso a la vertiente francesa, descenderemos por el valle de la Canau, de pendiente suave, hasta el pantano de Barrage d’Ossoue (1850 metros).

p1110742

Ibón de Bernatuara

En este punto, la ruta conecta con el camino que, desde Gavarnie, asciende hacia el macizo de Vignemale, muy concurrido por franceses.

El sendero, perfectamente balizado, asciende ahora al refugio de Bayssellance (2.650 metros), campamento base para ascender al Vignemale (3.299 metros).

p1110745

Barrage d’Ossaue

Poco antes de llegar al refugio tendremos unas vistas espectaculares del glaciar del Vignemale, el mejor conservado de todo el Pirineo.

P1110766

Glaciar del Vignemale.

Tras una parada en el refugio, el camino asciende hasta el cercano collado de la Hourquette d’Ossoue (2.750 metros). En este punto, podemos desviarnos para ascender al cercano pico Petit Vignemale, uno de los tresmiles más asequibles del Pirineo, que cuenta con unas vistas espectaculares del macizo y glaciar de Vignemale.

P1110775

Vista hacia atrás ascendiendo al Petit Vignemale. Es una pala pedregosa sin dificultad ni exposición.

Merece la pena ascender a este pico ya que es un estupendo mirador del macizo y de medio Pirineo.

p1110769

En la cima de Petit Vignemale

El fácil descenso de este pico nos deja de nuevo en el collado y nos permite tomar el camino de descenso al siguiente refugio y valle, el de Oulettes de Gaube (2.100 metros), situado a los pies de la cara Norte del Vignemale, con su pequeño glaciar colgante y su pared vertical de 1.000 metros de desnivel que guarda algunas de las rutas alpinas más interesantes de la Cordillera.

P1110777

Descendiendo al refugio Oulettes de Gaube.

La vuelta a España se hace por el collado de los Mulos (2.550 metros). Un sendero corto pero intenso permite ascender desde el valle francés de Gaube y acceder a la parte alta del valle del Ara, ya en Aragón.

P1110793

Subiendo al collado de los Mulos.

El descenso y vuelta a Bujaruelo es muuuy larga. Unos 13 kilómetros de valle, muy bonito pero que se puede hacer muy cansado si ya vamos tocados de piernas.

p1110807

Inmenso valle del Ara

Este tramo es muy agradable de caminar o correr. Gran parte del recorrido discurre por amplias laderas verdes o por senderos bien trazados. Un gusto después de recorrer tantos tramos de pedrera.

P1110805

Marmota en el valle del Ara.

¿EL SENTIDO DE LA RUTA?

Recomiendo realizar el recorrido que aquí se propone, en sentido anti-horario, pues la bajada a Bujaruelo por el Ara es medianamente rápida si se hace corriendo lo que, a buen seguro, recorta un poco el tiempo de la ruta.

p1110740

Un clásico: el puente Bujaruelo en el inicio de la ruta.

ALGUNOS DATOS TÉCNICOS

Punto de partida: Refugio de Bujaruelo (Huesca).

Mapa: Vignemale – Bujaruelo. Editorial Alpina.

Distancia recorrida: 43 km (aprox.)

Desnivel: 3000 metros positivos (aprox.)

Tiempo empleado: 10 horas

Fecha: 06/08/2016

Ruta realizada en solitario

Dificultades: ninguna salvo el desnivel y la distancia. Cuidado con la presencia de nieve en el recorrido a inicios de verano que podría obligar a usar crampones y piolet.

Época recomendada: de julio a septiembre.

CONSEJOS Y ADVERTENCIAS:

  • La ruta tiene agua de sobra, no hace falta portar más de 1 litro, aunque esto es una cuestión muy personal. Cuidado en el valle del Ara, en la parte media y baja hay mucho ganado.
  • En la parte francesa no se pueden llevar perros, ni siquiera atados.
  • Llevar frontal, es fácil que la ruta supere las 12 horas en función de la preparación física de cada persona.

ALGUNOS LINKS INTERESANTES:

Refugio de Bujaruelo

Refugio Bayssellance

Refugio Oulettes de Gaube