Estrechos del río Martín. Alcaine – Obón – Peñas Royas.

Recorriendo el cañón del río Martín por el GR 262

El río Martín es uno de los principales afluentes del Ebro por su margen derecha. Atraviesa de Norte a Sur la provincia de Teruel, desde su nacimiento en la sierra de San Just hasta su desembocadura en Escatrón, ya en la provincia de Zaragoza.

IMG_4596

Saliendo del cañón, con Alcaine al fondo.

En su tramo alto y medio, atraviesa la comarca de las Cuencas Mineras, una vasta extensión con un clima bastante seco y duro. En este punto, se encuentra el tramo del río Martín más interesante a nivel paisajístico, entre las poblaciones de Peñas Royas o Peñarroyas (pedanía de Montalbán) y Alcaine.

En esta reseña se detallan dos rutas diferentes:

  • Ruta 1: Alcaine – Obón – Alcaine
  • Ruta 2: Obón – Peñarroyas – Obón

De esta forma, se recorren los más de 20 kilómetros de tramo encañonado por donde discurre el GR 262 (sendero del río Martín). Descubriremos un cañón muy interesante, profundo y con una vegetación muy variada, que contrasta con el paisaje estepario que lo rodea.

NOTA IMPORTANTE: como se detalla en las reseñas, estas rutas conllevan varios vadeos del río Martín donde es normal que nos mojemos los pies. El caudal del río no suele sobrepasar los 20 o 25 cm pero si ha llovido la cosa se puede complicar. Recomiendo consultar el caudal del río en la página de la CHE, que tiene datos a tiempo real de la estación fluvial del río Martín a su paso por Alcaine.

Ruta 1: Alcaine – Obón

Captura

Croquis detallado. Fuente: Wikiloc / IGN

Comenzamos la ruta en el parking que existe a la entrada de Alcaine. Sorprende este pequeño pueblo, situado en un risco sobre la vega del río Martín. Un conjunto muy numeroso de torres defensivas de origen musulmán rodea la población. Merece la pena su visita, pues desde ellas se obtiene la mejor panorámica de la localidad.

IMG_4576

Alcaine desde el torreón del Puntal.

En estos primeros compases de la ruta, me decido a visitar las torres defensivas situadas al Norte de la población. El camino hasta ellas tiene algunos tramos equipados, ya que hay que atravesar una cresta de roca. No es para nada peligroso.

IMG_4580

Torreón del Puntal.

Aprovechando la visita al torreón del Puntal, bajo unos metros hasta alcanzar la Cueva de los Esquiladores, muy cercana a la torre. Tras la visita, vuelvo a la entrada del pueblo y, ahora sí, desciendo hasta el cauce seco del río Radón, a la altura del estrecho del Hocino.

IMG_4584

Estrecho del Hocino.

En este punto, las paredes de roca casi encierran el cauce, es un lugar muy vistoso. Al otro lado de los estrechos, el paisaje se abre y salimos al cauce del Martín, pocos metros antes de la cola del embalse de Cueva Foradada.

IMG_4586

Río Martín, bajo el pueblo de Alcaine.

Tomaremos la pista que sale a la derecha y que va rodeando el pueblo, pegada al río. Al alcanzar una pista polideportiva, tendremos dos opciones:

  • Tomar la senda que sale a la derecha con dirección a Obón.
  • Tomar el camino que sale a la izquierda con dirección a la Cañada de Marco, abrigo con pinturas rupestres que es Patrimonio de la Humanidad.

Me decido a tomar el camino de la izquierda, ya que quería visitar las pinturas y si voy desde el camino de Obón, es más largo y menos variado.

La decisión fue equivocada. El sendero que conduce al abrigo es una variante del GR 262 que, sin embargo, está bastante abandonada. Al principio del mismo, se atraviesan unos campos de cultivo pero el problema viene al cruzar el río. La pequeña pasarela metálica se ha desplomado y hay que mojarse los pies para cruzar. Al otro lado, los cañizales y la vegetación se han comido parte del camino y toca abrirse paso como una buenamente pueda… Al final, acabamos saliendo al camino principal que va al abrigo desde la senda de Obón (GR 262 principal), a la altura de una pasarela en buen estado.

IMG_4590

Pinturas rupestres en la Cañada de Marco.

Una vez pasado el “trance” y ya por la senda buena, la visita al abrigo es muy agradable. El sendero rodea un meandro del río y asciende hasta el abrigo. Las pinturas se ven bastante bien y la panorámica del cañón que se obtiene desde aquí arriba es muy bonita.

IMG_4593

Cañón del río Martín desde el abrigo donde su ubican las pinturas.

Tras la visita, tomo el camino “bueno”, cruzo el río por la pasarela y conecto con la senda principal. Ahora ya no hay pérdida, dirección Sur hacia Obón.

Los primeros kilómetros son muy agradables, casi llanos. La senda discurre unos metros por encima del cañón, las vistas son muy buenas y, a pesar del ambiente casi estepario, el paisaje es bonito.

IMG_4596

Vega del río Martín y Alcaine al fondo.

Alcanzaremos un collado desde donde se obtienen unas vistas muy buenas de Alcaine, sus torres y la vega del Martín y seguiremos por la cómoda senda unos cientos de metros más hasta terminar bajando al cauce del río en un punto donde el cañón se abre.

IMG_4598

Bajando al cauce del río.

Tras un corto llaneo, la senda se desvía a mano derecha de forma brusca, buscando la pared derecha del cañón. Estamos ante el primer paso equipado del día, de los tres que tiene la ruta. Unas grapas nos permiten subir hasta una grieta en la pared. La senda, estrecha pero sin peligro, asciende para salir del cañón.

IMG_4656

Hacia el primer paso equipado, una pequeña trepada.

Una vez arriba, la senda vuelve a situarse unos metros por encima del cauce. Tenemos por delante otro tramo muy cómodo y bonito…

De forma repentina, toca bajar de nuevo al cauce del río. La senda zigzaguea para descender al lecho en un punto donde, de nuevo, el cañón se abre bastante. En este lugar se encuentra un segundo abrigo con pinturas rupestres, conocido con el nombre de La Coquinera. Me acerqué hasta él pero no pude distinguir las pinturas… una pena.

IMG_4604

Tramo por encima del cañón, tras superar el primer paso equipado.

De vuelta al sendero, cruzaremos el río para situarnos en la orilla de enfrente y afrontar así el segundo paso equipado del día. Este paso es evitable si no nos importa mojarnos los pies. Para los más aventureros, es un paso muy recomendable. Unas pequeñas plataformas metálicas y un pasamanos, permiten al caminante pasar por encima de una pequeña poza del río. El paso no es difícil y tiene su punto.

IMG_4638

Segundo paso equipado del día.

Ya al otro lado, la senda llanea paralela al curso del río en una zona con abundante vegetación, muy agradable.

IMG_4635

Tramo tranquilo entre el segundo y el tercer paso equipado.

Avanzamos rápido hasta alcanzar el tercer paso equipado, justo antes de abandonar el cañón para dirigirnos a Obón. Es un paso evitable también si el río no baja muy cargado. Este nuevo paso no tiene dificultad, se trata de caminar por una pasarela metálica con un pasamanos.

IMG_4628

Tercer paso equipado.

Superado el paso tenemos dos opciones:

  • Visitar el barranco del Regallo.
  • Seguir directos a Obón.

Opté por la visita al angosto barranco, pues había leído que era muy interesante y así fue. La senda, equipada con un pasamanos, se interna en el estrecho barranco hasta alcanzar un punto donde el cauce se convierte, prácticamente, en un túnel de roca.

IMG_4609

Paso equipado en el Barranco del Regallo por donde no es necesario pasar.

En el barranco del Regallo han colocado un nuevo paso equipado con unas pequeñas plataformas metálicas para los pies y una cadena. En este punto, me doy la vuelta para volver al sendero principal y poner rumbo a Obón.

IMG_4606

Río Martín, antes de abandonar su cauce para subir a Obón.

De vuelta a la ruta, toca ahora subir unos metros de desnivel para abandonar el cañón. Por terreno totalmente estepario, entre algunos campos de olivos, salimos por senda y nos acercamos a Obón.

IMG_4613

Tomando altura por encima del cañón.

Metros antes de alcanzar su núcleo, hay un bonito mirador desde donde se obtiene una panorámica del pueblo.

IMG_4617

Obón.

Tras la foto obligada, descendemos de nuevo al cauce del río, ya junto al casco urbano. Cruzamos el puente de la localidad y visitamos sus calles. Destaca la curiosa iglesia de la Asunción de estilo mudejar, y la plaza, donde aprovecho para rellenar las cantimploras.

IMG_4618

Iglesia de Obón.

Las callejuelas, sinuosas y empinadas, son muy bonitas. El pueblo es muy pequeño pero tiene mucho encanto…

IMG_4640

De vuelta a Alcaine.

Tras la visita, toca volver a Alcaine por el mismo camino. La vuelta es más rápida, pues la hago directamente, sin visitar los abrigos y, cuando ya estoy debajo de Alcaine, subo por su lado Sur, gracias a un camino empedrado muy bonito.

IMG_4668

Me despido del río Martín…

Ya en el pueblo, una vez en el parking, me decido a subir a las torres defensivas del lado Sur para fotografiar el pueblo desde arriba. Todo un acierto, la vista es muy bonita con todo el casco urbano y el pantano al fondo, tras los riscos.

IMG_4674

Alcaine, visto desde las torres defensivas del lado Sur.

Datos técnicos de la ruta 1

Distancia: 22 km

Desnivel positivo acumulado: 900 m+

Tiempo neto: 3 horas (entrenamiento de carrera de montaña)

Fecha de realización: 26/10/2019

Cartografía: Visor IGN

Track Wikiloc

Ruta 2: Obón – Peñas Royas / Peñarroyas

Sin título

Croquis detallado. Fuente: IGN / Wikiloc

Partiremos de la parte baja del pueblo de Obón. Al final del mismo, en una curva de la carretera, veremos unos carteles amarillos con las indicaciones del sendero GR 262. No hay pérdida, el camino a Peñarroyas está muy claro, caminaremos dirección Sur pasando por el cementerio de la localidad situado a las afueras.

IMG_4921

Vamos dejando atrás Obón.

La pista que conduce al cementerio se torna muy pronto en senda. Las vistas a mano izquierda son muy buenas, con el Cañón del río Cabra en primer término. Hay incluso un mirador con algunos paneles informativos.

IMG_4918

Huerta de Obón y, detrás, el cañón del río Cabra.

La senda tuerce a la derecha y acaba desembocando en una pista que recorre la vega del río Martín, avanzando entre campos de cultivo. En un determinado momento, la pista cruza el río y existe una primera pasarela que evitará que nos mojemos los pies.

IMG_4912

Junto al río Martín, en la Fuente del Batán.

Pocos metros más adelante, encontraremos una segunda pasarela hecha con un gran tronco de árbol tallado. Al otro lado de la misma, veremos la Fuente del Batán, un rincón muy bonito con varias mesas y bancos a modo de merendero y un agua muy fresca.

Seguiremos por pista unos metros más hasta que veamos que las marcas blancas y rojas del GR 262 tienden a irse a la derecha, abandonando la pista. Estamos en un tramo del cañón donde el paisaje vuelve a abrirse.

IMG_4911

El cañón se abre a la altura del Hocino de Chornas.

En este punto veremos un nuevo cartel indicador. A la derecha, podremos subir al conocido como Hocino de Chornas, un abrigo con pinturas rupestres. Opté por subir aunque hay que reconocer que las pinturas son casi imperceptibles… Para llegar al abrigo, situado en medio de una pared de roca, hay que utilizar una escalera metálica de varios metros de altura que está anclada a la pared… precaución.

Tras la corta visita al abrigo, seguiremos por senda. Ahora el camino se eleva unos metros sobre el cañón y nos permite obtener unas buenas vistas de los estrechos. El paisaje todavía es muy seco, estepario, pero veremos como poco a poco va cambiando a medida que nos acerquemos a Peñarroyas.

IMG_4907

Cogiendo altura sobre los Estrechos del río Martín.

Un cartel amarillo junto a la senda nos alerta de la presencia de nuevas pinturas rupestres. Esta vez en un abrigo vallado conocido como El Cerrao. Estas nuevas pinturas sí que son bastante más visibles.

IMG_4828

Pinturas rupestres del Cerrao.

Seguiremos por senda, en leve subida, por terreno despejado. Alcanzaremos una especie de collado desde donde se obtienen unas vistas muy buenas del tramo más encañonado y agreste del río, tramo al que descenderemos en los próximos minutos.

IMG_4901

Tramo más abrupto del cañón.

La senda traza un zig-zag y pierde metros cómodamente hasta alcanzar el lecho del río, que goza de unos colores extraordinarios, todavía muy otoñales. Al otro lado del río, colgada de un risco, destaca una especie de vieja torre defensiva en ruinas. Encontraremos varias a lo largo del recorrido, desconozco si son de origen musulmán como las de Alcaine.

IMG_4897

A punto de comenzar el tramo más encañonado y técnico.

La senda se interna en una pequeña “jungla”. El camino, a veces, se pierde un poco por la densa vegetación, en especial de juncos de gran tamaño. Iremos pasando como buenamente podamos hasta alcanzar un paso equipado con unas plataformas metálicas para los pies y un pasamanos.

IMG_4841

Primer tramo equipado.

El paso equipado es muy divertido. No tiene dificultad y tampoco riesgo… Si alguien no se atreve siempre podrá caminar por el río o por la otra orilla…

Al acabar el tramo con pasamanos, tendremos un pequeño paso en roca que desemboca en un nuevo paso equipado, esta vez un corto descenso con grapas a modo de escalera.

IMG_4848

Segundo tramo equipado del día.

Seguiremos en esta pequeña “jungla”, ya por terreno algo más despejado. Cruzaremos el río siguiendo las marcas del camino y llegaremos a un nuevo paso equipado, situado en un lugar donde el cañón se estrecha mucho. Es un pasamanos que ayuda a superar un tramo de roca inclinado y un poco resbaladizo que da al río.

IMG_4889

Pasamanos, tercer paso equipado del día.

Esta zona es agreste y con mucha vegetación. Merece la pena detenerse un rato y echar la vista hacia arriba. Seguramente sea el tramo más espectacular que hay entre Alcaine y Peñarroyas.

IMG_4857

Pleno otoño junto al río Martín.

Acabaremos saliendo de este tramo tan encañonado. El paisaje vuelve a abrirse de forma progresiva. En este punto, además, desemboca el Barranco del Val en el río Martín, barranco que, por cierto, baja completamente seco.

IMG_4884

Abandonando el tramo más encañonado del río Martín.

Ya va quedando menos para llegar a Peñarroyas. En los últimos kilómetros, volverán a aparecer una serie de torres defensivas en los riscos que rodean al cañón. El paisaje es bonito y tiene más vegetación que los tramos anteriores de Alcaine y Obón. Los pinos y el rodeno (roca arenisca rojiza que también encontramos en otros lugares de la provincia como la Sierra de Albarracín) comienzan a hacer acto de presencia a medida que nos vamos acercando a Peñarroyas.

IMG_4882

Volviendo a coger altura, ya muy cerca de Peñarroyas.

La senda vuelve a ganar altura tras vadear el río. El Martín va quedando abajo a mano izquierda y, sin dificultades, terminaremos alcanzando el llamado mirador del Portillo, un lugar espectacular desde donde se obtiene la mejora panorámica de Peñarroyas.

El mirador está situado en una gran roca de rodeno bastante pulida y está protegido por unas sirgas metálicas. Es seguro y merece la pena asomarse.

IMG_4874

Peñarroyas desde el mirador del Portillo.

Tras echar algunas fotos, bajaremos al pueblo por una senda bien marcada. Sorprende el tono rojizo intenso de las paredes de rodeno que rodean al pueblo, así como su iglesia, que se conserva en bastante buen estado.

IMG_4875

Iglesia de Peñarroyas.

Con apenas 10 habitantes censados, esta pedanía de Montalbán es una aldea muy pequeña, pero también muy bonita. Merece la pena darse una vuelta por sus tranquilas callejuelas… parece que en ellas el tiempo se ha detenido.

IMG_4880

Detalles curiosos en Peñarroyas.

Tras rellenar los botellines en la fuente que hay junto a la iglesia, es hora de volver a Obón. A buen ritmo, sin prisa pero sin pausa, vuelvo al trote en apenas 1 hora y 10 minutos, cerrando así esta segunda ruta en los Estrechos del río Martín, más bonita e interesante si cabe que la primera.

Datos técnicos de la ruta 2

Distancia: 19 km

Desnivel positivo acumulado: 650 m+

Tiempo neto: 2 horas y 45 minutos (entrenamiento de carrera de montaña)

Fecha de realización: 16/11/2019

Cartografía: Visor IGN

Track Wikiloc

Algunos links interesantes

Como comentaba en la reseña, la comarca de las Cuencas Mineras es una gran desconocida para los aragoneses a nivel de naturaleza y paisajes. Desde la carretera, parece un lugar seco, despoblado e inhóspito, pero tiene lugares muy bonitos y que merece la pena conocer.

Los principales atractivos a nivel de naturaleza están relacionados con el río Martín: el Chorredero o cascada donde nace el río, el Hocino del Pajazo y el Hocino de la Rambla en Martín del Río… Son lugares de acceso sencillo, con rutas cortas, por lo que podemos aprovechar la visita para verlos en un solo día.

Si además de estar interesados en la naturaleza de la zona, tenemos tiempo y ganas para descubrir sus pueblos y su cultura, podemos visitar la web del Parque Cultural del río Martín donde encontraremos bastante información útil de la zona.

Síguenos en redes sociales

Wikiloc

Facebook

Twitter

Instagram

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s