Circular al Valle de Vió

LA RUTA CIRCULAR AL VALLE DE VIÓ

El Valle de Vió, o Ballibió en aragonés, es un recóndito rincón del Pirineo Aragonés situado entre los valles del Ara y del Cinca, justo a las puertas del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido en el corazón de la histórica comarca del Sobrarbe.

El Valle de Vió posee una densidad de población realmente baja. La capital del valle es Fanlo, que aglutina a la mayor parte de núcleos del valle, y su censo solamente cuenta con 149 habitantes. Otras poblaciones del valle son Nerín, Buerba, Vió o Yeba.

P1150228

Cañón de Añisclo desde el camino que sube de San Úrbez a Vió

Muchas pueblos carecen de cobertura móvil, los accesos rodados son complicados, la electricidad llegó al valle hace no muchos años… En definitiva, es un lugar recóndito, donde podemos buscar la tranquilidad y el aislamiento del Pirineo más auténtico.

La despoblación provocó que durante el siglo pasado muchos de estos núcleos quedasen deshabitados: Sercué, Buisán, Gallisué o Ceresuela son un ejemplo. Afortunadamente, en los últimos años, el turismo rural y los deportes de aventura están ayudando a los pueblecitos del valle a recobrar algo de vida.

P1150183

El pueblo de Buisán.

Esta ruta circular parte de Buerba y recorre los núcleos de BuisánNerínSercué y Vió.

vio

Croquis de la ruta. Fuente: IGN/Wikiloc

EL RECORRIDO

Partimos de Buerba realizando el recorrido en el sentido de las agujas del reloj. De esta forma, dejamos para el final la subida más intensa aunque el recorrido es bastante llevadero y esperamos no llegar muy cansados al final.

P1150236

Navaín (1.796 m) desde Buerba, tras una nevada mañanera.

Comenzamos andando por la carretera hasta ver a mano izquierda unos carteles indicadores del GR-15.1, sendero balizado que seguiremos hasta la localidad de Buisán. El primer tramo se realiza por senda y terreno de monte bajo. Las vistas a Sestrales y a Cotiella son muy buenas y el día, aunque fresco, acompaña.

P1150174

Caminando por el GR 15.1. Atrás quedan los Sestrales.

La senda se introduce en un pinar y pronto termina saliendo a una pista forestal que rodea la montaña conocida como Sierra de Metils por el Sur. Este rodeo se hace casi sin ganar ni perder altura. Tras unos kilómetros alcanzamos el conocido como Cuello Trito (1.381 m), punto en el que la pista cambia de orientación Sur a orientación Norte y se encamina hacia Buisán y Fanlo.

IMG_3853

Cotiella y la Peña Montañesa desde el Valle de Vió, un día de invierno cualquiera.

Comienzan en este punto los problemas, pues la pista que se dirige a Fanlo está completamente nevada con una nieve costra muy incómoda para caminar. No traemos raquetas, pues no pensábamos encontrar tanta nieve, por lo que toca luchar duro para avanzar los apenas 3 kilómetros que nos separan del desvío a Buisán.

Con mucho esfuerzo, finalmente alcanzamos el desvío a mano derecha y una senda en fuerte bajada nos deja a las afueras de Buisán, pueblo abandonado décadas atrás y que ahora está recobrando un poco de vida.

P1150185

Por las calles de Buisán.

Tras cruzar el pueblo, seguiremos el GR-15 que ahora se dirige a Nerín. Para ello, lo primero es descender por una bonita senda hasta el cauce del río Aso, que cruzaremos gracias a unas grandes rocas colocadas en el cauce.

Al otro lado, y tras cruzar la carretera que atraviesa el valle, volveremos a conectar con la senda que va a Nerín, balizada con las marcas blancas y rojas del GR-15. Senda bastante cómoda, que va ganando altura poco a poco dejándonos unas buenas vistas del valle.

P1150197

Dejamos atrás Buisán y Fanlo. El Pueyo Ballarín con sus 2.027 metros domina el valle.

Tras alguna subida un poco más intensa, llegamos al pueblo de Nerín, situado en la solana del Mondoto (1.967 m) a casi 1.300 metros de altura. A pesar de su pequeño tamaño, es uno de los pueblos con más vida del valle.

P1150203

Llegando a Nerín.

Cruzamos sus calles y reponemos agua en su fuente. Abandonamos el pueblo siguiendo las marcas de GR que ahora nos llevarán a Sercué, otro de los pueblos recuperados del valle.

P1150206

Cómodo tramo de GR entre Nerín y Sercué.

El sendero desciende unos metros y continúa por la solana del Mondoto durante varios kilómetros, por terreno calizo y yermo sin apenas ganar ni perder altura. Tras alcanzar un pequeño collado, aparecen en el horizonte algunas de las casas de Sercué. En apenas 15 minutos, tras una última subida, alcanzamos sus calles, todavía sin asfaltar, y con un sabor a pueblo de montaña muy auténtico.

IMG_3828

Iglesia de Sercué con Sestrales al fondo.

Tras parar en la iglesia de Sercué a comer el bocadillo, toca retomar el camino que ahora desciende al Cañón de Añisclo en uno de los tramos más bonitos del día. Un pequeño collado (conocido como Portiello) o más bien grieta en la muralla del cañón, nos permite descender los más de 300 metros de desnivel hasta el cauce del río Bellós entre las paredes de los picos Mondoto y Sestrales.

P1150208

Bajando al fondo del Cañón de Añisclo.

La senda que baja al cañón es cómoda aunque tiene su pendiente. Está muy marcada y traza un zig-zag que permite perder metros de forma progresiva. En su último tramo, nos metemos de lleno en el bosque antes de conectar con el camino clásico del Cañón de Añisclo.

P1150211

Bajando al cañón desde Sercué.

Ya en la senda del cañón, solamente tendremos que andar dos kilómetros muy cómodos río abajo, cruzando el puente de Sangons, para alcanzar la ermita de San Úrbez, pegada a la pared de roca. Un lugar muy singular donde bien merece la pena parar un rato.

P1150219

Ermita de San Úrbez.

Tras la visita a la ermita y reponer agua en la fuente que hay junto a ella, cruzamos el vertiginoso puente sobre el río Bellós y ya al otro lado tomamos la senda que sube a Vió, sin balizar, pero marcada con la clásica cartelería verde del Parque Nacional. Por delante, algo más de 300 metros de desnivel positivo en 1,2 kilómetros, sin duda, la subida más potente del día.

Afortunadamente, la senda está en perfecto estado y subimos cómodamente hasta el collado de Vió, desde se obtienen unas vistas espectaculares del Cañón de Añisclo.

P1150228

Cañon de Añisclo. Al fondo, bien nevado, el macizo de Monte Perdido.

Ya en el collado, solamente quedará descender a Vió y de ahí a Buerba. Buerba y Vió están separados por apenas 1 kilómetro.

IMG_3806

La bonita iglesia de Vió.

Atravesaremos el alargado pueblo de Vió de Norte a Sur para salir por una senda balizada como GR de nuevo. Tras un fuerte descenso y un leve ascenso, llegaremos a Buerba, ocho horas y casi 25 kilómetros después. Una excursión fácil pero muy agradecida, que deja buen sabor de boca.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 24,5 km

Desnivel positivo: 900 m+

Tiempo neto: 7 horas

Fecha de realización: 29/03/2018

Mapa: Sobrarbe Central. Escala: 1:40.000. Editorial Alpina.

Track Wikiloc

ALGUNOS ENLACES DE INTERÉS

Si vas a visitar el valle y te gusta practicar senderismo, te recomiendo visitar la web de Rutas Fanlo pues tiene una variedad de recorridos muy importante, con rutas para todos los niveles y la mayor parte de ellas muy interesantes. Hay carteles en los pueblos del valle explicando las rutas que figuran en la web.

Los corredores de montaña tienen en este valle una prueba todavía no muy conocida pero muy chula y con bastante dureza, es la Ultra Trail del Valle de Vió. Una carrera de montaña de 55 kilómetros que ya lleva 4 ediciones. Dejo aquí el link a la web de la carrera.

Bramapán (1.546 m). Valle de Vió

Ascensión al pico Bramapán desde Vió

El Tozal de Bramapán es un pico escarpado y altivo que separa el Desfiladero de las Cambras, por donde discurre el río Bellós, del altiplano donde se ubican los pueblos de Vió y Buerba, en el valle de Vió (Ballibió en aragonés). Estamos en pleno corazón de la comarca pirenaica del Sobrarbe, a medio camino entre los valles del Cinca y del Ara, y a las puertas del Cañón de Añisclo, en más meridional de los valles que conforman el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

1 - 27122010

El pueblo de Vió, la Peña Montañesa en el centro y la Sierra de Bramapán a la derecha, una tarde de invierno de hace casi una década.

Esta montaña destaca por su forma picuda. Sus laderas están repletas de canales y precipicios, y sus laderas más amables están vestidas por una vegetación muy frondosa. Algunos de los caminos que acceden a su cima se han perdido con el tiempo o son casi imperceptibles, pero afortunadamente el camino que sube por la cara Oeste y la cresta Norte se ha limpiado recientemente por lo que, actualmente (abril del 2018), la subida es relativamente cómoda.

3 - croquis

Croquis de la ascensión.

En esta ocasión, decidí subir a esta montaña desde Vió, alargando un poco la ruta si la comparamos con la subida desde Buerba. De esta manera, evitamos un tramo de 1 km por carretera y lo cambiamos por un tramo de casi 2 km por senda que es el inicio del camino de la Sardinera que une esta población con Gallisué. Un viejo camino bastante olvidado pero muy interesante que atraviesa la parte baja y boscosa del Bramapán y que permite la aproximación al pico.

croquis

Croquis de la ruta, partiendo desde Vió.

EL RECORRIDO

A las 10 de la mañana estoy en Vió. Llego caminando tras apenas 10 minutos de ruta desde Buerba. El día es espléndido y aprovecho para fotografiar una vez más la fantástica iglesia de Vió, para mí, una de las más bonitas del Pirineo.

P1150239

Iglesia de Vió, con las Tres Sorores detrás a la izquierda.

Comienzo a caminar por el sendero balizado con carteles verdes del Parque Nacional, dirección a Gallisué por la Sardinera. Nada más empezar a caminar hay un desvío a una fuente y debemos tomar la opción de la derecha.

P1150275

Bramapán desde los campos de Vió.

La senda va descendiendo levemente y se aproxima poco a poco al Bramapán. Tras casi 20 minutos de caminata, llegaremos a un nuevo cruce y tomaremos la opción de la derecha que nos “saca” del bosque y nos deja en la carretera Buerba – Puyarruego, en una pronunciada curva. Justo a mano izquierda y apenas a 10 metros, está el inicio de la senda que asciende al Bramapán, marcada con algunos hitos de piedra en su inicio.

En este primer tramo de ascenso, el más cómodo, iremos ganando metros por la cara Norte del Tozal del Paco, modesta montaña cubierta de pinares que antecede al Bramapán.

P1150269

Ganando metros por los pinares de la cara Norte del Tozal del Paco.

La senda es durilla, sube bastante desnivel en poca distancia, pero está bastante limpia y se sigue con comodidad. Hay algunos árboles caídos debido a los temporales del invierno, pero se puede pasar sin mayor problema.

Casi sin darnos cuenta, nos plantamos en la cima del Tozal del Paco (1.344 m), un buen mirador de esta zona del Sobrarbe, que domina Buerba y permite asomarse al Cañón de Añisclo.

P1150249

Vistas desde el Tozal del Paco, con el Tozal de San Miguel en primer término, Mondoto y Sestrales detrás y Monte Perdido al fondo.

Desde el Tozal del Paco, debemos bajar unos metros hasta el collado que lo separa del Bramapán. Allí da comienzo la parte más dura de la ascensión, pues toca remontar toda la ladera Oeste del pico, escarpada y con bastante vegetación.

CIMG3258

Cara Oeste del Bramapán desde el Tozal del Paco.

Iremos trazando una leve curva hacia la izquierda, buscando la cresta Norte. Hay algún tramo donde la senda se pierde un poco pero se encuentra fácilmente. Hay también unos puntos de spray verde pintados en los árboles que ayudan a orientarse.

Alcanzamos la cresta tras un duro repecho. El camino se vuelve más espectacular y aéreo. No hay dificultades ni peligros, pero a mano izquierda tenemos una importante caída, digamos que la ascensión va tomando un poco de ambiente.

P1150257

En la cresta Norte.

Los hitos en esta parte se van volviendo más dispersos y la nieve va haciendo acto de presencia lo que dificulta un poco las cosas. Es importante no perder la senda en este punto, pues hay bastante vegetación y si te sales del camino comienzan las verdaderas dificultades de esta montaña.

P1150262

Vistas al Navaín y a Peña Canciás en el tramo final de la cresta.

La cresta tiene algún tramo más abrupto, pero no posee dificultades reseñables. Pronto salimos a una zona donde el terreno se vuelve más horizontal y ya se ve al fondo el hito cimero. Recorremos este tramo por la misma cresta, apoyando las manos en algún punto concreto… Y de esta manera hacemos cima: Tozal del Bramapán, 1.546 metros.

P1150264

Cima del Bramapán.

El descenso lo haremos por el mismo lugar, sin prisa pero sin pausa… Hay algunas zonas con nieve y es mejor no correr.

P1150268

Descenso por la cresta por terreno vertical. Al otro lado del barranco está el Tozal de San Miguel, unos 100 metros más bajo que el Bramapán.

Pronto llegamos al Tozal del Paco y por el bosque a la carretera. Ya solamente quedará deshacer el camino de la Sardinera para volver al pueblo de Vió, punto de partida de la ruta.

P1150272

Volviendo a Vió, su iglesia hace las veces de faro y ayuda a orientarnos.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 7,1 km

Desnivel positivo acumulado: 600 m+

Tiempo neto: 2 horas (a ritmo ligero)

Fecha de realización de la ruta: 01/04/2018

Cartografía: Sobrarbe Central. Escala: 1:40.000. Editorial Alpina.

Track Wikiloc

ALGUNOS ENLACES DE INTERÉS

El ayuntamiento de Fanlo, cabecera del valle de Vió, tiene una página muy completa con rutas de senderismo de varios niveles por la zona. Recomiendo su visita para tomar ideas… link.

En Buerba, se celebra desde hace unos años una bonita carrera de montaña con varias distancias, la más larga de 57 km: Graderas Valle de Vió. Una opción muy interesante si quieres conocer la mayor parte de rincones de valle en un solo día.

Robiñera (3.001 m)

06/08/2012 – ROBIÑERA. CIRCULAR DESDE PINETA

El pico Robiñera, con sus 3001 metros, es el tresmil más accesible del sector de tresmiles de La Munia. Su acceso por la pedrera de la cara Sur no tiene dificultades técnicas reseñables, además, el desnivel a superar desde el cercano parking de los llanos de Pietramula supera por poco los 1000 metros, lo que facilita todavía más las cosas.

17

Ibones de la Munia desde la cresta del Robiñera.

Desde Pineta, la ascensión continúa siendo sencilla, pero es bastante más larga y bonita, además de que nos permite realizar una amplia ruta circular, si unimos el sendero que sube por el barranco de la Larri y el GR-11 que discurre por la solana del monte Chinipro (2795 metros). Esta es la ruta que se describe en esta reseña.

robi

Croquis de la ruta. Fuente: IGN.

EL RECORRIDO

El lunes amanece con alguna nube y fresco. El fin de semana ha estado lloviendo sin parar y llevamos dos días de parón montañero obligado, con lo que hay ganas de monte. No madrugamos mucho y vamos improvisando según lo vamos viendo por la carretera de Bielsa. Finalmente, y viendo que el día está mejor de lo esperado, nos decidimos por la ruta a los ibones de la Munia.

A las 9 pasadas dejamos el coche en el parking de Pineta (1290 metros), 9ºC y cielos casi despejados. Cruzamos el puente y por la carretera nos acercamos hasta la ermita de la Virgen de Pineta. Allí hay una fuente muy fresca donde podemos llenar las cantimploras y un cartel que indica el inicio del sendero a los Llanos de la Larri, lo tomamos.

2

Circo de Pineta, siempre espectacular.

El sendero a la Larri asciende decidido por un impresionante bosque mixto. Algunos árboles son inmensos, todo un espectáculo. Rápidamente, nos plantamos en los Llanos de la Larri (1580 metros), un amplio valle colgado por donde campa el ganado. Allí hay un triple desvío junto al refugio libre de la Larri:

  • Al fondo, el sendero a la cascada de la Larri y los lagos de la Munia (sin señalizar).
  • A la izquierda el camino Montraspo, del que no he encontrado reseña alguna, por lo que no sé si sube al Puerto Nuevo de Pineta o a los Picos Montraspo Bajo y Alto.
  • A la derecha, el GR-11 que va a Chisagües, señalizado como “La Estiba“.

Iremos por el sendero de la Larri y volveremos por el GR-11.

4

Cascada de la Larri

Andamos hasta el fondo de los llanos donde veremos de cerca la cascada de la Larri, muy chula. Justo antes de llegar a la cascada, a mano derecha, sale un sendero marcado con hitos que sube muy decidido. Va ganando altura mediante un zig-zag, por una zona de mucha vegetación, después cruza varias barranqueras. Es una zona donde hay que echar la mano, algo expuesta pero sin mucha dificultad con la roca seca.

5

Sendero que discurre por encima de la cascada.

Las barranqueras dan paso a laderas de hierba, más cómodas, pero bastante empinadas. Hacia la cota 2200, el sendero gira a la derecha, ya bajo las paredes blancas de la cercana Peña Blanca (2902 metros) y remonta de forma suave los 300 metros de desnivel que todavía restan hasta llegar a la cuenca de los ibones de la Munia (2510 metros).

9

Remontando el barranco que baja de los ibones de la Munia.

Impresionante paraje con la Munia y el Robiñera cerrando el circo. Muy agreste, uno de los rincones más bonitos del Pirineo de los que he visto hasta ahora.

10

Ibones de la Munia.

Solo llegar hasta estos ibones es una verdadera ascensión, por un camino muy interesante y bastante bien trazado a pesar de lo empinado de algunos tramos. Sin embargo, con el Robiñera tan cerca, no me resisto a hacerle una visita rápida.

Mi chica se queda en los ibones de la Munia descansando y salgo rápido para no hacerla esperar demasiado. Para ir de los ibones al Robiñera, debemos de rodear el espolón que se ve desde los ibones para acceder a la pedrera de la cara Sur.

Pasaremos por el collado de las Puertas (2533 metros) y flanquearemos una cómoda pedrera, hasta conectar con el sendero que sube desde Pietramula, ya en la cara Sur de la montaña.

El sendero zigzaguea, primero por una canal de roca donde hay que echar un poco la mano y ya después por la interminable pedrera.

12

Pedrera en la cara Sur del Robiñera.

La pedrera termina y comienza un cómodo cresterío. Para pasar de la pedrera a la cresta hay un pequeño paso donde hay que echar de nuevo la mano, pero sin problema alguno.

13

Cresta del Robiñera.

Ya en la cresta, pasaremos por una primera cota (2991 metros) con dos grandes hitos, ojo que todavía no es la cima. Bajaremos hasta un collado donde culmina un empinadísimo corredor, y desde ahí subiremos los 30 metros de desnivel que nos quedan hasta la verdadera cima, ya entre grandes bloques. Cima del Robiñera (3001 metros).

14

En la cima.

En la cima hay un inmenso hito de piedras y unas vistas brutales a la Munia y al macizo de Monte Perdido. Gran cima de tres mil metros, sencilla y en un entorno espectacular.

15

Vistas al macizo de Monte Perdido.

Echo unas fotos y bajo rápidamente por la cresta y después por la pedrera, ya al trote. Llego al collado de las Puertas (2533 metros) y después al ibón grande, donde me junto de nuevo con mi chica, y aprovechamos para devorar el bocata. Hace fresco, por lo que no paramos demasiado.

Retomamos la ruta. Ahora bajaremos por el GR-11, dando así un rodeo al monte Chinipro.

18no

Descendiendo al valle, con el Comodoto al fondo.

Para ello, primero pasaremos por el collado de las Puertas y descenderemos una evidente pedrera, muy marcada.

20

La pirámide del Robiñera va quedando atrás.

Después, ya por laderas de hierba, intentaremos flanquear las laderas que bajan del Chinipro hasta conectar con el collado de las Coronetas, entre los montes de Comodoto (2355 metros) y Chinipro.

23

Terreno suave. Atrás, el Chinipro a la izquierda y el Robiñera a la derecha.

No hay un único sendero, hay varios caminillos de vacas que nos permiten plantarnos en el collado de las Coronetas (2159 metros) evitando bajar hasta Pietramula, lo que hubiera supuesto añadir 200 metros de desnivel más a la ruta, y no es plan.

En el collado paramos a comer algo y ver la impresionante cara Norte del Monte Perdido con su glaciar colgado. Ya por el GR-11, bajaremos a la inmensa meseta llamada Plana Fonda, donde las marmotas corretean por todos los lados. Después, la meseta da paso a una zona de laderas verdes donde pasta el ganado y conocida como la Estiba.

25

Caminando por el GR-11, volviendo a la Larri.

Ya por último, las laderas dan paso a una zona de bosque, muy pendiente y arrasado por los aludes, donde el camino baja decidido hasta dejarnos en el refugio de la Larri (1580 metros). El refugio es libre y presenta un estado muy bueno, limpio, con leña e incluso un mapa de Ordesa plastificado. Cabrán unas 8 ó 10 personas con sacos y esterillas.

Ya solo quedará bajar de nuevo por el bosque hasta llegar a la ermita de Pineta (1290 metros). Gran jornada de montaña, paisajes espectaculares, relativa soledad y una cumbre de más de 3000 metros. Una de las rutas más chulas que hemos realizado por el Pirineo.

DATOS TÉCNICOS

Distancia recorrida: 17 kilómetros

Desnivel positivo acumulado: 1750 m+

Tiempo neto: 7 horas

Cartografía: Alpina 3000. Ordesa – Vignemale – Bujaruelo. Escala: 1:30.000. Editorial Alpina.

Pueyo Ballarín o Punta Trallata (2.027 m)

01/08/2017 – PUEYO BALLARÍN DESDE BROTO.

El Pueyo Ballarín, también conocido como Punta Trallata en algunos mapas, es un modesto dosmil al Sur de Ordesa. Domina el valle del río Chate, que comunica Fanlo con el valle de Broto y que es conocido por sus bosques, como el de la Pardina del Señor, y por su sinuosa carretera, una de las más bonitas del Pirineo Aragonés.

Es un monte poco visitado, pero podemos decir que esta ruta es la “normal” o al menos la más utilizada para subir a esta montaña. También se puede acceder desde Buesa por el cordal SO o incluso desde Fanlo por su cara SE. Estas dos últimas opciones apenas tienen reseñas en Internet y tampoco hay senderos balizados o claros… por lo que habría que ir un poco a la aventura.

Esta ruta que parte de Broto, sin embargo, es muy cómoda, aunque cabe destacar también que es un poco larga y con bastante desnivel. Es casi casi una ruta de iniciación al montañismo. Nosotros elegimos esta montaña como plan B en un día con alta probabilidad de tormentas y la verdad es que acertamos de pleno.

Captura.JPG

Croquis de la ruta. Fuente: IGN/Wikiloc

EL RECORRIDO

Primer día de agosto y la AEMET da aviso naranja por tormentas en el Pirineo. El blog de lameteoqueviene, sin embargo, dice que no lloverá. ¿A quién hacemos caso? Complicado… Finalmente decidimos venir a este monte que no tiene ninguna dificultad y si nos cae la tormenta ya improvisaremos 😐

Comenzamos a caminar en Broto, tras dejar el coche en el parking que hay en la entrada del pueblo viniendo desde Fiscal. Nos acercamos al centro del pueblo y, junto a la Iglesia, tomamos el sendero PR – HU 128 (marcas blancas y amarillas) que conduce a la ermita de Morillo. Este sendero asciende desde Broto, trazando una diagonal en la ladera de la montaña, por un antiguo camino de herradura, muy bonito.

P1130019.JPG

Primeros pasos por el PR – HU 128, saliendo de Broto.

Tras 1,5 km, aproximadamente, llegamos a un desvío. A la izquierda continúa el sendero balizado hacia la ermita de Morillo y de frente, tenemos el camino de la Caña, sendero que se introduce en el barranco de Arán y por el que iremos ganando metros poco a poco. Estamos en un bonito valle tributario del río Ara a medio camino entre Broto y Sarvisé. Rodeado de bosques, es un valle bastante desconocido y que nos sorprende gratamente.

P1130021.JPG

Barranco de Arán, por donde discurre el camino de la Caña.

Durante aproximadamente 3 kilómetros, el camino ascenderá por la margen derecha del barranco. Es un camino ancho y bien trazado, muy cómodo, casi siempre discurre entre tupidos bosques, muy fresco y bonito.

P1130027

Camino de la Caña. Entre hayas y musgo.

En un punto del camino, encontraremos una vallas de metal que “protegen” el camino. A mano derecha hay un salto de unos 10 metros de altura y una bonita cascada. Para poder verla bien hay que seguir andando hasta que la valla se acaba y asomarse con cuidado al barranco a través de un cauce de agua seco.

P1130029

La cascada del barranco de Arán, vista desde arriba.

Tras fotografiar la cascada, apenas 300 metros río arriba, encontramos un puente metálico que nos permite cruzar al otro lado. Este lugar, se conoce como el Paso del Onso. Al otro lado, una empinada senda nos elevará hasta la pista forestal que viene de Buesa.

P1130033.JPG

El camino de la Caña acaba y cruzamos el puente para salir a la pista forestal.

Toca ahora un tramo más aburrido, ya que remontaremos el valle a través de la pista forestal, muy ancha. Son 2 kilómetros de pista en buen estado que nos permiten avanzar rápidamente hasta alcanzar el refugio de las Femallas, refugio libre para uso ganadero que se encuentra a mano derecha de la pista, en un estado lamentable.

P1130034.JPG

Refugio de las Femallas, en mal estado.

Junto al refugio, una pista precaria sale en dirección Este y cruza de nuevo el barranco de Arán. Esta pista pasa junto a una borda en buen estado (cerrada) y comienza a ascender seriamente hacia el Pueyo Ballarín. La pista en ocasiones parece más bien un camino ancho, debido a su mal estado y a la cantidad de piedra suelta que tiene.

P1130041

Cruzaremos el barranco de nuevo y comenzará la subida final al Pueyo Ballarín por una pista en mal estado.

Tras algún tramo con pendiente fuerte y varias curvas bastante cerradas, salimos a una especie de collado, donde la pista se bifurca en dos. A mano derecha, la pista nos lleva al collado del Furco (1.843 m) y a mano izquierda, llegaremos a la Collata Xarlosa (1.859 m). Ambos dos collados nos permiten alcanzar la cima del pico con facilidad. Nos decantamos por la segunda opción, para terminar ascendiendo al pico por su cordal Norte.

P1130049.JPG

Ascendiendo al pico por el cordal Norte, con Ordesa como telón de fondo.

Una débil senda atraviesa el cordal y salva los poco más de 150 metros de desnivel hasta la cima sin ninguna dificultad. En la última parte, tendremos que atravesar un pequeño bosque y es importante que busquemos la cima a mano izquierda, en terreno despejado.

P1130053.JPG

Nuestro perrito en la cima, mirando a los Sestrales y a la Peña Montañesa (o eso parece :-))

Hacemos cima. Hay un vértice geodésico y una piedra con el nombre y la altura de la montaña escrito en pintura roja. Poco más, solamente soledad… y buenas vistas, especialmente del cercano Valle de Vió, de los tresmiles de Ordesa (Taillón, Monte Perdido, Clindro…), incluso de la famosa Brecha de Rolando.

Es 1 de agosto y no nos hemos cruzado con nadie en toda la ascensión, una maravilla.

P1130063.JPG

Foto de cima, con Ordesa como telón de fondo.

El descenso lo realizamos por el mismo camino. Sin prisa pero sin pausa, con algún amago de tormenta que finalmente no llegó a nada.

P1130075.JPG

El pueblo de Oto, muy cercano a Broto, desde el sendero que baja al pueblo.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 18 km

Desnivel positivo: 1.100 m+

Tiempo neto: 6 horas y 30 minutos

Cartografía: Ordesa y Monte Perdido. Escala: 1:25.000. Editorial Alpina.

Track de Wikiloc

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

El Bosque de la Pardina del Señor, situado en la cara Sur de la montaña es muy reconocido y suele figurar en los primeros puestos de las listas de bosques más bonitos  de España que suelen publicarse en otoño (link).

Para los corredores de montaña, existe la carrera del Paso del Onso, que se celebra en Broto y que recorre parte de esta ruta aquí publicada. Una carrera muy familiar para comenzar el otoño de la mejor manera.

 

 

 

 

 

Pico Barrosa (2.762 m)

03/08/2017 – PICO BARROSA DESDE EL HOSPITAL DE PARZÁN

Ascensión a esta montaña del Sobrarbe, un fantástico mirador de gran parte de los picos del Pirineo Aragonés más oriental. Cabe destacar que posee una ruta tan sencilla como espectacular, con unas vistas brutales del macizo de la Munia y de los cercanos macizos del valle de Aure (Francia) y de Monte Perdido.

Como ya he comentado, la ascensión no posee dificultades técnicas importantes, algo poco habitual en picos de esta altura del Pirineo Aragonés. Por ello, es una montaña muy recomendable para iniciarse en este deporte. Curiosamente, lo alejada que está de los accesos rodados la convierte en una montaña bastante desconocida, al menos entre los montañeros españoles.

P1130108.JPG

Nuestro perrito posando con el Pico del Puerto Viejo (2.723 m) a sus espaldas.

EL RECORRIDO

Debemos dejar el coche en el inicio de la pista forestal que conduce al valle de Barrosa. Esta sin señalizar, por ello, debemos de estar atentos para no pasarnos la entrada de largo. Está en el km. 88 de la carretera A-138, a mano izquierda, justo antes de una curva de herradura. El lugar es conocido como Hospital de Parzán, por ser una pequeñas bordas cercanas al pueblo de Parzán, pero no esperemos encontrar un pueblo ni nada similar, son unas bordas abandonadas. Hay espacio para unos 8 coches como mucho, por ello, tocará madrugar los fines de semana de verano si queremos aparcar razonablemente bien.

Captura.JPG

Croquis del recorrido. Fuente: IGN/Wikiloc

Comenzaremos a caminar por una pista forestal muy ancha que traza varias curvas pronunciadas, ganando metros rápidamente. Hay marcas blancas y amarillas de sendero PR, es el sendero PR-HU 187, que nos llevará hasta el Puerto de Barrosa, no obstante, el camino es tan evidente que apenas hace falta seguirlas.

En este primer tramo, encontraremos vestigios del pasado minero de la zona. Destaca el teleférico o cable aéreo con el que se descargaba mineral de las minas de Parzán, ubicadas a 2.500 metros de altura, junto al pico de Liena. De hecho, veremos señalizado con un cartel el desvío a estas minas a las que se llega por un empinado sendero que comienza en la pista forestal, cerca del teleférico. Además, varios carteles explican la historia de las minas, muy interesante.

La pista, se introduce en el valle de Barrosa, paralela al río del mismo nombre y ascendiendo ya de forma suave. Poco a poco, nos iremos acercando al circo de Barrosa, siempre visible, donde destacan los picos de Robiñera (3.001 m) y la Munia (3.132 m).

P1130083.JPG

Circo de Barrosa.

La pista da paso a una cómoda senda. El bosque también irá desapareciendo de forma progresiva hasta llegar al fondo del valle. Unas cataratas bajan por el circo, estamos rodeados de marmotas… incluso una familia de sarrios nos vigila desde unas rocas cercanas, sin duda, estamos en un lugar fabuloso, puro Pirineo.

En este punto, encontramos un pequeño refugio libre, equipado con zona de dormir, mesa e incluso estufa, es el refugio de Barrosa, situado a 1.750 metros de altura. Aquí decidimos parar a comer y a rellenar las cantimploras en el río. Llevamos 4,5 kilómetros y unos 350 metros de desnivel, nos queda lo más duro.

P1130086.JPG

Saliendo del refugio de Barrosa. Un lugar espectacular.

La subida al Puerto de Barrosa, también conocido como Puerto de Barroseta o Port de Barroude en Francia, es larga pero muy llevadera. El sendero es muy cómodo, y transcurre por una alfombra de hierba verde en sus primeros kilómetros, ganando desnivel poco a poco.

P1130089.JPG

Larga subida al Puerto de Barrosa.

Casi sin darnos cuenta, nos plantamos bajo el Puerto. En los últimos kilómetros, cruzamos un par de barrancos y el terreno se vuelve algo más rocoso, no obstante, sigue siendo muy sencillo.

P1130093.JPG

La Munia, siempre presente en la subida.

El collado es amplio y muy llano, casi una meseta. Un cartel en español nos recuerda que estamos en el Puerto de Barrosa, a 2.536 metros. Unos metros más al Norte, ya vemos los carteles del Parque Nacional de los Pirineos de Francia, vamos, que estamos en la frontera con nuestro país vecino, concretamente en la muga 322.

P1130095.JPG

Por fin… Puerto de Barrosa.

Merece la pena asomarse al lado francés para ver los ibones de Barrosa o Lacs de Barroude, muy cercanos al collado, así como el Pic de Gerbats (2.906 m) y su cresta, una de las más vertiginosas del Pirineo.

P1130098.JPG

Lacs de Barroude desde el Puerto.

Aprovechamos para parar a comer y a descansar. Tras media hora de receso, retomamos el camino. Subiremos hasta el cordal del pico Barrosa por el sendero que bordea la frontera, por terreno rocoso y despejado, bien visible desde el puerto. Este sendero sube a una loma de roca rojiza desde donde se puede ver el pico del Puerto Viejo a la izquierda y la antecima del pico Barrosa, nuestro objetivo, a mano derecha.

P1130105.JPG

Ascendiendo desde el Puerto de Barrosa hacia el pico del mismo nombre.

Una vez alcanzado el cordal, simplemente debemos de seguirlo por una senda evidente, sin dificultad. Primero, coronaremos una antecima que también podemos bordear por la derecha, y después seguiremos por el mismo filo hasta hacer cima en el pico Barrosa. Un hito de piedras nos indica el punto más alto.

P1130111.JPG

Tramo final, ancho y llano. Sin dificultades.

En la cima, obtenemos unas vistas tremendas del Posets y de otros picos del Sobrarbe como Cotiella o la misma Peña Montañesa. Al otro lado, aparece el Monte Perdido, con su glaciar reluciente de hielo azúl. Hacia Francia puede verse, incluso, el famoso Pic du Midi, asomando tras los tresmiles del Cap Long.

P1130126.JPG

Tomando aliento en la cima 🙂

Tras un buen rato echando fotos y descansando en la cima, comenzamos el largo descenso hasta el coche por el mismo camino. Destacar, que se puede coronar el Pico del Puerto Viejo y desde allí descender hasta la boca Sur del túnel de Bielsa por una senda que pasa por el Puerto Viejo de Bielsa, completando así una interesante circular. Nosotros decidimos bajar por el mismo sitio…

P1130131.JPG

Largo descenso…

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 22 km

Desnivel positivo: 1380 m+

Mapa: Ordesa y Monte Perdido. Escala: 1:25.000. Editorial Alpina.

Tiempo neto: 7 horas y 30 minutos

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

Para los interesados en la historia de las minas de Parzán (principios del s.XX), en este link del blog Caminos de Barbastro, podréis encontrar información muy interesante con fotos de la época.

En el lado francés, junto a los lagos de Barroude, se ubicaba un refugio guardado a 2.375 m de altura. En octubre del 2014, por desgracia, un incendio acabó con él y, de momento, no se ha reconstruido. Algunos links con más info:

  • Noticia del incendio: link
  • Los restos del refugio son limpiados: link

 

Gran Trail Sobrarbe 2017

24/06/2017 – GRAN TRAIL SOBRARBE. CRÓNICA Y ANÁLISIS DEL RECORRIDO.

El Gran Trail Sobrarbe es una prueba que cruza la comarca altoaragonesa del Sobrarbe de Sur a Norte, comenzando en el castillo de Aínsa y terminando en la Plaza Mayor de Bielsa, en la parte alta del valle del Cinca. Además, también visita el valle de Chistau, coronando el famoso Ibón de Plan, sin duda, uno de los puntos más bellos de la carrera.

perfil-1

Perfil de la carrera. Fuente: http://www.trailsobrarbe.com

Podemos decir que es una prueba relativamente amable, alejada de los grandes números de otras ultras pirenaicas como la Canfranc-Canfranc o el Gran Trail Aneto-Posets. Bajo mi punto de vista, y quizá porque le tengo un cariño especial, es la carrera que le recomendaría a cualquier persona que no conozca el Pirineo y suba aquí por primera vez a correr.

NOTA: La crónica está ilustrada con algunas fotos del día de la carrera realizadas por distintos autores (nombrados en el pie de foto) y otras realizadas por mi en excursiones por la zona.

CRÓNICA Y ANÁLISIS DEL RECORRIDO

Llegué muy motivado a esta carrera, la segunda ultra del año en mi calendario. Correr aquí es muy especial. En el año 2011 me estrenaba en el mundo de las ultras con esta misma carrera que por aquel entonces tenía un recorrido algo distinto, acabando en Plan. Qué recuerdos… qué sufrimiento, y cómo me costó acabar. Por ello y porque Sobrarbe es mi sitio preferido de los Pirineos, esta carrera me motivaba mucho más que otras.

1397_12

Llegando a la meta de Plan en el año 2011.

Vamos con este año 2017… Como es tradición, poco antes de las 6 de la mañana los corredores nos agolpábamos en la explanada interior del Castillo de Aínsa. Salida rápida y primeros kilómetros primero por el pueblo y más tarde por una carretera local. Pronto abandonamos el asfalto para salir a un terreno de arenisca muy divertido de correr, tipo “badlands”, que nos conduce, tras una leve subida, al Pueyo de Araguás, primero de los pueblos que atravesamos. En esta parte de la carrera, seguiremos las marcas blancas y rojas del GR-19.

P1050731

Pueyo de Araguás, una tarde de invierno.

Terreno cómodo al abandonar el Pueyo en suave descenso donde podemos apretar hasta alcanzar la senda que sube a la Sierra de Araguás, primera subida de cierta entidad de la carrera. Como suele pasar, la gente va a mil en estos primeros kilómetros. Yo prefiero conservar y subo andando bastantes tramos, no merece la pena quemarse tan temprano.

Coronada esta primera “tachuela”, toca descender por pista y llanear por terreno muy cómodo hasta llegar al pequeño pueblo de Araguás. Cruzamos sus calles y salimos de nuevo a otra pista. Más tramo corredero para llegar con la lengua fuera a Laspuña, primer avituallamiento y control. Llevamos 15 kilómetros en apenas hora y media, a pesar de tener la sensación de “estar volando” llego en el puesto 60º. Me tomo mi tiempo para comer y beber, pues el siguiente tramo engaña y es bastante traicionero…

1530_9

Peña Montañesa desde Muro de Bellós. Protagonista de esta primera parte de la carrera.

Hora de partir para Badaín. Primero bajamos por la carretera hasta el río Cinca y allí tomamos la senda que avanza paralela al río, siempre a la sombra. Unos 9 kilómetros casi llanos, entre bosques, por una senda preciosa. Una pena que las prisas no dejen disfrutarla como se merece. Este tramo, como comentaba, es muy traicionero, pues anima a correrlo a tope y todavía quedan muchos kilómetros. No me quemo y llego fresco a Badaín, kilómetro 26 de carrera y segundo avituallamiento y punto de control. Me ha costado poco más de una hora desde Laspuña.

16092009185327

Iglesia de Badaín. Fuente: guiadelospirineos.com

A la salida de Badaín comienza la carrera de verdad. Tomaremos en este caso el GR-15 (marcas blancas y rojas) para acometer la primera subida importante del día. Unos 700 m+ en apenas 5 kilómetros hasta el Collado de San Miguel, paso natural que comunica Badaín, en el valle del Cinca, con Saravillo en el valle de Chistau.

La subida se realiza por un bonito sendero que flanquea la ladera Oeste de Punta Llerga, siempre a la sombra. La subida es llevadera, incluso deja correr en algunos tramos. Tras unos 4 kilómetros se sale a una pista y de nuevo por senda hasta coronar el collado. Terreno suave durante apenas un kilómetro en la cima del mismo para comenzar a descender por el clásico camino de herradura, con bastante piedra suelta pero muy divertido hacia Saravillo, kilómetro 33 de carrera y nuevo avituallamiento.

Me sorprende que en este último tramo he adelantado a bastante gente y me preocupa que me esté viniendo arriba demasiado pronto. Pero las sensaciones son buenas y me dejo llevar…

P1120732

Saravillo. Visto desde la subida al Ibón de Plan.

A la salida de Saravillo tomamos una bonita senda casi llana que nos conduce a la subida del ibón de Plan o Basa de la Mora, casi un kilómetro vertical en apenas 7 kilómetros. La subida es durilla aunque no en exceso y la sombra que nos da el bosque se agradece y mucho a estas alturas del día donde el sol comienza a calentar.

P1120700

Bonita subida al Ibón de Plan.

La subida se me hace un pelín larga pero las sensaciones siguen siendo buenas. Alcanzo el refugio de Labasar, punto donde acaba la subida propiamente dicha y donde hay un nuevo avituallamiento y desde ahí, llaneo cómodo por sendero y campas de hierba hasta el magnífico Ibón de Plan. En el refugio marco poco más de 5 horas de carrera, vamos muy bien.

P1120707

Ibón de Plan.

Foto en el ibón y para abajo. Toca descender por el PR-HU 87, sendero de pequeño recorrido (marcas blancas y amarillas, que desciende de forma bastante agresiva por el Barranco del Ibón hasta el cauce del río Cinqueta. Unos 900 metros de desnivel que se descienden a cuchillo. La bajada va bien en su parte más técnica y pedregosa, pero al salir a su parte más amable, ya casi cerca de la pista, una mala pisada en el pie izquierdo me juega una mala pasada. Me he hecho un esguince leve. Al llegar a la pista que conduce a Plan camino un rato y me tomo un ibuprofeno con la esperanza de que el dolor se calme y pueda volver a correr. Así es, en poco más de 5 minutos vuelvo a correr con una leve cojera y a los 15 minutos ya casi ni lo noto. Llego a Plan un poco preocupado pero animado. 6 horas de carrera y he subido hasta el puesto 25º, esto marcha.

19260222_443866702653358_8352214966343967013_n

Entrando en Plan. Foto: Manolo Susín.

En Plan me tomo un buen plato de pasta e hidrato bien. Merece la pena perder 10 minutos, pues lo que quede se va a hacer largo, largo con este solazo.

La salida de Plan comienza fuerte con la subida al pueblo de Gistaín. En el perfil es una subida que apenas llama la atención, pero son 400 metros positivos en apenas 2,5 kilómetros que se hacen muy muy duros. Paso rápido por Gistaín, donde hay una fuente a la salida del pueblo y otra subidita leve hasta alcanzar la cota 1500, punto donde comenzamos a descender de forma suave, por senda, rodeando la Peña de San Martín por el Norte para salir a Serveto, un pueblo precioso enclavado en un altiplano sobre el valle del Cinqueta. Nuevo avituallamiento y control.

06092009131431

Serveto. Fuente: guiadelospirineos.com

Desde Serveto, afrontamos la última gran subida del día, la ascensión al Collado de la Cruz de Guardia, que con sus 2.115 metros es el techo de la carrera. La ascensión vuelve a ser llevadera, aunque apenas tiene sombra y el sol castiga muchísimo a estas horas.

Me concentro y mantengo un ritmo intenso, voy bien y sé que si lo doy todo en los kilómetros finales puedo hacer un muy buen tiempo.

4

Subida a la Cruz de la Guardia, entre bordas y prados. Puro Pirineo.

La subida se realiza por un sendero que discurre entre viejas bordas y campos de labor. La hierba abunda y la sensación de humedad y calor es muy fuerte. El valle va girando a la izquierda, buscando el collado y al ganar metros una brisa fresca comienza a darme un poco de oxígeno. Ya con el collado a la vista la motivación aumenta.

IMG_5231.JPG

Trabajando duro en los últimos metros al collado. Foto: Monrasín (blog Corriendo por la Sierra)

En el collado marco 8 horas y media de carrera y me dicen que voy en el puesto 21º. Apenas paro a rellenar los botellines y me lanzo para abajo a tope, pensando que el descenso iba a ser algo más corto de lo que luego fue.

La senda va descendiendo por un bosque precioso, junto al Barranco Salastro que baja del mismo collado. La senda no es mala pero tiene tramos con bastante inclinación y piedra suelta y tampoco te puedes volver loco. Además, alterna con alguna pequeña subida que, a estas alturas de carrera, puede provocar algún que otro calambre. No obstante, bajo bastante rápido, adelantando a algún corredor y animado.

Llego a la parte baja del valle con mucha sed, se nota que no me he hidratado bien en el collado. No pasa nada, quedan 2 kilómetros llanos o en leve pendiente paralelos al río Cinca y ya se oye la megafonía de Bielsa. Un último esfuerzo y entro en la plaza, 9 horas y 32 minutos, puesto 16º absoluto de un total de 263 participantes. Bufff, ha costado pero la carrera ha salido genial, hora de hidratar y recuperar, especialmente el maltrecho tobillo que, como era de esperar, acaba hinchado y bastante dolorido.

img_20170711_170825327.jpg

Camiseta y medalla finisher de la prueba.

Tras 2011 y 2012, esta es la tercera vez que finalizo este Gran Trail, aunque la primera con este nuevo recorrido. Otra ultra más para la saca, y van 25 🙂

clasf

Datos de la carrera. Fuente: Tempofinito.com

OPINIÓN

Intentando ser lo más objetivo posible, diré que es una gran carrera donde se puede disfrutar mucho, por los paisajes, por los pueblos que atraviesa… pero especialmente porque no es una carrera muy dura, con desniveles imposibles o tramos muy técnicos. Permite disfrutar de un Pirineo espectacular, pero a través de senderos relativamente cómodos. Yo, que no me desenvuelvo muy bien en terrenos especialmente técnicos, encuentro en esta carrera mi terreno preferido.

En cuanto a la organización, solamente puedo decir cosas buenas. El valle se vuelca, tienen experiencia y no cometen errores. Te tratan muy bien… qué más se puede pedir. Una pena que la carrera vaya a ser bianual a partir de ahora y la próxima edición sea en 2019. La echaremos de menos.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 71 km

Desnivel positivo: 4077 m+

Track de wikiloc (facilitado por la organización)

Clasificaciones 2017

Web de la carrera

P1050653.JPG

Para terminar, esta bonita foto del macizo de Monte Perdido (Tres Sorores) y las Tres Marías desde el Pueyo de Araguás, una fría mañana de invierno. Esto es Sobrarbe 🙂

 

Ibón de Plan desde Saravillo (GR-15)

25/06/2017 – Ibón de Plan o Basa de la Mora desde Saravillo, siguiendo el GR-15

Pocos rincones del Pirineo son tan bonitos como este ibón de Plan, enclavado en un lugar único, al pie de las montañas calizas de Cotiella y rodeado de bosques y praderas con vacas. Puro Pirineo.

Esta vez, subiremos a hacerle una visita desde el pequeño pueblo de Saravillo, en el valle de Chistau. Es un recorrido algo más largo pero también más llevadero que el que parte de Plan por el PR-HU 87.

CROQUIS

Croquis. Fuente: IGN/Wikiloc

EL RECORRIDO

Como ya es casi tradición, el domingo después de correr el Gran Trail de Sobrarbe, hacemos alguna ruta sencilla por el Pirineo para soltar las piernas. Este año, decidimos ir al ibón de Plan, aprovechando que mi chica todavía no lo había visitado.

Partimos del pueblo de Saravillo, dejando el coche en el parking que hay en la parte final del pueblo, junto al inicio de la pista (de pago) que sube hasta el mismo refugio de Labasar, junto al ibón.

Atravesamos el pueblo y enseguida vemos las marcas blancas y rojas del GR-15 así como algunos carteles que indican el inicio del camino. Estos carteles son nuevos y son muy útiles, ya que los hay en cada cruce e intersección. No hay pérdida.

P1120731

Marcas blancas y rojas del GR-15. A través del bosque vemos el otro lado del valle de Chistau, con el pueblo de Sin rodeado de campos de labor.

El sendero es muy llevadero los primeros kilómetros, con una pendiente suave. Atraviesa un denso bosque de pino, muy típico de esta zona del Sobrarbe. Parte de la ruta, por tanto, se realiza a la sombra y en un ambiente muy fresco, pues estamos en la cara Norte del macizo de Cotiella.

P1120697

La senda atraviesa un gran bosque, por lo que casi siempre iremos a la sombra.

Tras una hora de caminara, cruzaremos el Barranco de Gallinés. Es momento de refrescarse y rellenar las cantimploras y ya de paso remojar al perro que con estas temperaturas lo pasa peor que nosotros.

Tras otro tramo de bosque, en la cota 1500 junto a la pista forestal, encontramos un depósito de agua con una fuente muy fresca que nos permitirá, de nuevo, rellenar agua. Estos dos puntos de agua son fundamentales para refrescarnos y para no portar demasiada agua desde Saravillo.

La senda continua su subida constante, cruzándose en esta parte más a menudo con la pista forestal pero sin seguirla apenas. Yo pensaba que la subida desde Saravillo seguía bastante la pista, pero no es así, esta subida es muy distinta a la de Plan pero también es muy bonita y merece la pena hacerla.

A partir de la cota 1800, el bosque se alterna con prados alpinos donde pastan las vacas plácidamente.

P1120700

Prados en la parte final del recorrido, antes de llegar al refugio de Labasar.

Pronto alcanzaremos el altiplano donde se ubica el refugio de Labasar, refugio libre donde acaba la pista forestal y parking donde la gente deja el coche. Este año ha habido una pequeña polémica con este refugio, pues se ha planteado usarlo como bar en época estival.

P1120704

Refugio de Labasar. Al fondo el circo donde se ubica el ibón.

Desde el ibón, ya solamente quedará un kilómetro de cómodo sendero, con algún pequeño sube y baja, entre amplios bosques y prados. Un último esfuerzo que merece la pena antes de llegar al ibón.

P1120707

Basa de la Mora o Ibón de Plan.

Una vez allí, toca hacer la típica foto junto a los troncos que reposan en el agua. Un clásico, sin duda, pero es que la estampa merece la pena.

P1120714

Otra del ibón. Al fondo a la derecha, destaca la vistosa Peña de la Una.

DATOS TÉCNICOS Y TRACK GPS

Distancia: 16 km

Desnivel positivo: 1150 metros

Tiempo neto: 5 horas y 30 minutos

Mapa: Cotiella. Editorial Alpina. Escala: 1:25.000

Track wikiloc

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

El macizo de Cotiella tiene muchas posibilidades para la práctica del senderismo y las ascensiones. Sin ir más lejos, desde el mismo ibón, se puede ascender a Cotiella por el casi desconocido valle de la Ribereta.

A nivel de carreras de montaña en la zona, la reina de todas ellas es el Gran Trail Sobrabe que, por desgracia, ya no se realizará todos los años, sino en años alternos, la siguiente edición es en 2019 y en principio su recorrido pasará de nuevo por este ibón de Plan.

También, durante unos años, se organizó el kilómetro vertical del Ibón de Plan aunque ya lleva unos años sin hacerse…