Mondoto (1.957 m). Circular Nerín – Sercué

MONDOTO. RUTA CIRCULAR DESDE NERÍN

Al Sur del macizo de Monte Perdido, una gran brecha de más de 1000 metros de profundidad se abre paso entre estas montañas de roca caliza. Es el Cañón de Añisclo, abierto por las aguas del río Bellós, uno de los cuatro grandes valles que conforman el Parque Nacional de Ordesa.

img_1862

Atardecer en el Cañón de Añisclo. A la izquierda Mondoto y a la derecha Sestrales. Al fondo aparece Punta las Olas

A la entrada del Cañón de Añisclo, destacan dos grandes montañas situadas una a cada lado del cauce del río. Ambas conforman la puerta de entrada a Ordesa viniendo por el Sur. Estas montañas son Mondoto (1.957 m) y Sestrales (2.101 m).

captura

Croquis. Fuente: IGN / Wikiloc

Ambas montañas tienen unas vistas espectaculares del cañón y de las montañas de Ordesa, aunque la cima de Mondoto es bastante más visitada dado que su acceso es rápido y sencillo desde Nerín. En esta ocasión, decidimos innovar un poco y hacer una original circular ascendiendo por el poco conocido sendero que sube a la cumbre  de Mondoto desde Sercué para bajar por el camino “clásico” de Nerín.

EL RECORRIDO

Pasadas las 10:30 de la mañana comenzamos a caminar desde Nerín con solazo y una temperatura ideal. El Pirineo apenas tiene nieve y el anticiclón provoca que mientras en Zaragoza estamos con niebla densa y a cero grados, aquí en la montaña estemos en una especie de primavera adelantada.

img_1758

Dejamos atrás de Nerín y avanzamos por el GR-15 camino de Sercué.

Ponemos rumbo a Sercué por el sendero GR-15, bien señalizado, que tomaremos en la entrada del pueblo, junto a la pista que sube a Cuello Arenas. El sendero comienza a descender para después llanear un buen rato.

La senda es clara y bien marcada. Atraviesa la parte baja de la ladera sur de Mondoto, entre bojes y piedra caliza. Destaca en este tramo el puente de Ballatar, un viejo puente de roca que permite cruzar el barranco del mismo nombre.

Tras remontar un pequeño collado, ya aparece ante nosotros Sercué, un pueblo que llegó a estar deshabitado hace unas décadas pero que ahora luce impecable con muchas casas recuperadas y algo de vida en sus calles.

img_1764

Iglesia de Sercué, con los Sestrales al fondo.

Cruzaremos la calle principal y seguiremos caminando, abandonando el sendero GR-15 a las afueras del pueblo y tomando un camino a mano izquierda que sube a la iglesia de Sercué. Este camino pasa junto a la iglesia y está marcado con círculos y manchas de spray azul que ayudan a orientarse. Se interna en la cara Sur del Mondoto pasando junto a una zona de bancales abandonados donde ahora pastan las vacas.

img_1773

Sendero de Sercué a Mondoto

La senda se va estrechando y en algún punto no es muy clara, pero los puntos azules  de spray ayudan a no perder la traza. Poco a poco, tras varios zig-zags, la senda va girando al noroeste trazando una diagonal casi perfecta que va cruzando toda la ladera Sur de Mondoto a medida que va ganando altura. La senda es bonita aunque muy solana, precaución los días de verano.

img_1784

En la zona afectada por el incendio forestal de 2017

La senda, en la cota 1.500, alcanza los restos del incendio forestal que afectó a la zona en  el verano de 2017, quemando casi 100 hectáreas. Tenemos por delante casi 1,5 kilómetros de camino por terreno deforestado. La hierba se ha ido regenerando bastante bien en este tiempo pero el boj tardará unos cuantos años en volver a ser lo que era…

img_1789

El área afectada por el incendio es bastante importante

Por fortuna, en la cota 1.700 dejamos atrás los restos del incendio y pronto conectamos con la senda que viene desde Nerín, bastante más marcada que el camino que hemos seguido desde Sercué.

img_1801

Ya en el camino que sube a Mondoto desde Nerín

Este nuevo camino no tiene pérdida y asciende por las laderas de hierba y roca de la parte superior de la montaña. A los 1.800 metros, la nieve hace acto de presencia. Está muy dura pero por fortuna se puede esquivar y ascender por el mismo lomo de la montaña donde el viento ha arrastrado casi toda la nieve.

img_1804

Últimos metros de desnivel hacia la cima de Mondoto

Los últimos metros son suaves y las vistas son tremendas, pues a mano izquierda se abre el paisaje hacia Monte Perdido así como a las Tres Marías al otro lado del Cañón de Añisclo.

img_1819

Las Tres Marías y las Tres Sorores (macizo de Monte Perdido) desde la cima de Mondoto

Pronto hacemos cima, donde nos sorprende un fuerte viento helador. Estamos un rato arriba fotografiando montañas así como el mar de nubes que cubre el llano, concretamente toda la zona del embalse de Mediano, bien visible desde la cima.

img_1829

Mar de nubes hacia Aínsa.

img_1833

Sestrales, justo frente a nosotros

Para bajar, lo haremos por el mismo lado hasta conectar con el cruce de caminos de la cota 1.700. Llegados a este punto, seguiremos bajando por el camino que va a Nerín, bien marcado, atravesando el Barranco Ballatar que desciende de la cima del Mondoto y de la cercana cumbre de La Estiva (2.004 m).

img_1843

Descendiendo a Nerín junto al Barranco del Ballatar

La senda va descendiendo sin sorpresas, siempre bien marcada y sin pérdida. En el último tramo ya se ve Nerín abajo y un zig-zag nos deposita en la pista que sube a Cuello Arenas, unos cientos de metros de desnivel por encima de Nerín. Solamente quedará tomar un par de “atajos” que evitan la pista para volver de nuevo al pueblo y cerrar así el círculo.

img_1859

Atardecer en el valle de Vió con la Peña Montañesa vigilando al fondo.

Alternativa interesante, algo más larga y original que la clásica subida a Mondoto desde Nerín. Una pena que la senda que sube desde Sercué tenga un tramo quemado. No obstante, solamente por la visita a Sercué merece la pena hacer esta circular.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 10,5 Km

Desnivel positivo acumulado: 850 m+

Tiempo neto: 4 horas y 30 minutos

Fecha de realización de la ruta: 29/12/2018

Cartografía: Ordesa y Monte Perdido. Escala: 1:25.000. Editorial Alpina.

Track Wikiloc

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

Merece la pena recordar que el Cañón de Añisclo estuvo a punto de inundarse en la década de los 70 para construir un embalse. Una locura motivada por el desarrollo sin control de la época: Hemeroteca El País. Afortunadamente, la ampliación del Parque en 1982 dio al traste con cualquier aprovechamiento hidroeléctrico del Cañón, y hoy, más de 40 años después, podemos disfrutar de este paraje casi intacto, uno de los más salvajes de la geografía aragonesa.

OTRAS RUTAS DE MONTAÑA EN ESTA ZONA

Circular al Valle de Vió

Ascensión al Bramapán

Ascensión al Pueyo Ballarín

Anuncios

Circular Boltaña – Campodarbe – Morcat – San Velián

SENDERISMO POR LOS DESPOBLADOS DEL SOBRARBE

Al sur de Boltaña y del río Ara se extiende un territorio despoblado y bastante remoto plagado de pequeños pueblos ya deshabitados. El paisaje aquí es prepirenaico, de media montaña, con barrancos muy atractivos y unas vistas muy buenas del cercano Pirineo central.

IMG_1921

Morcat, uno de los protagonistas del día

Muchos de los senderos tradicionales que unen estos despoblados han sido recuperados y señalizados por asociaciones y entidades locales, por lo que ahora podemos caminar por ellos sin ningún problema.

Captura

Croquis: Wikiloc / IGN

La ruta de hoy, de más de 20 km, realiza un amplio recorrido circular desde Boltaña por el valle del río Sieste, visitando las poblaciones de Campodarbe, Morcat y San Velián (estos dos últimos ya deshabitados).

EL RECORRIDO

Comenzamos a caminar desde la entrada del camping La Gorga, junto a Boltaña, al otro lado del río Ara. Podemos llegar hasta aquí desde la calle principal de Boltaña, cruzando un puente.

Tomaremos aquí un sendero balizado como PR que se dirige Jánovas, pero lo abandonaremos tras 200 metros para coger la senda que sube a Campodarbe.

IMG_1867

Primeros pasos junto al río Ara y el monte Nabaín (1.799) al fondo.

La senda a Campodarbe se conoce como camino de la Coasta. Nada más cogerla veremos un desvío para ir a Campodarbe por otro lado, es la conocida como Pista de los Rojos. Esta otra opción alterna la mencionada pista con senda y va por el cordal del Cerro de la Coasta, más soleado y con muy buenas vistas. Nosotros tomamos la opción de la derecha, que discurre por bosque.

IMG_1873

Camino de la Coasta, sendero tradicional que une Boltaña y Campodarbe

La senda nos deja unas vistas muy buenas a mano derecha, donde veremos los despoblados de Espierlo y Silvés Bajo colgados al otro lado del barranco.

IMG_1879

A la izquierda Espierlo y a la derecha Silvés Bajo, en lo alto de un cerro

El camino sube de forma constante pero moderada, no obstante asciende desde la cota 600 en que se encuentra la parte baja de Boltaña hasta los 1.100 metros donde se sitúa Campodarbe. Hasta la cota 1000 es una senda preciosa, después se une a la Pista de los Rojos y se va cruzando con ella constantemente. El paisaje también cambia, pues pasamos de caminar por el bosque de pino a salir al cordal del Cerro de la Coasta, sin apenas vegetación.

IMG_1885

Iglesia de Campodarbe

Alcanzamos el desvío a Campodarbe muy pronto. Es un pequeño pueblo muy tranquilo con algunas casas rurales. Aprovechamos para comer y descansar un poco en el banco que hay frente a la iglesia. Ya hemos hecho la subida más importante del día y nos lo hemos ganado.

IMG_1891

La torre de la iglesia a Morcat, visible nada más salir de Campodarbe

A la salida de Campodarbe, tomaremos una senda que desciende a la cabecera del valle del río Sieste. Es una senda muy bonita que baja a través del frondoso pinar. La torre de la iglesia de Morcat asoma al fondo, sobre una colina, y nos sirve de “faro”.

IMG_1896

La senda que une Campodarbe con Morcat

Descendemos hasta el cauce del joven río Sieste que no es más que un barranco poco caudaloso que cruzaremos sin problema. Seguiremos recto y comenzaremos a remontar metros dirección Morcat. Pero antes nos cruzaremos con un nuevo cauce, el del Barranco del Fondo, afluente del Sieste y más caudaloso que el propio río. Junto a este punto se encuentra la famosa cascada del Confesionario, principalmente conocida por su otro nombre, el de “Coñolmundo“.

IMG_1905

Cruzando el Barranco del Fondo

Decidimos no bajar a ver la cascada pues pone que hay que bajar por el propio cauce del río y hay mucho hielo. Lo dejaremos para otra ocasión… En este punto también podemos decidir retornar a Boltaña por el propio valle del río Sieste sin subir a Morcat, tenedlo en cuenta pues es otra opción más asequible.

IMG_1909

Buenas vistas a la Peña Montañesa, a Cotiella y al Turbón

Subimos los 200 metros de desnivel que nos restan hasta alcanzar la colina donde se asienta el despoblado de Morcat. Nos detenemos ante la torre de su iglesia, situada en la parte alta del pueblo junto a una llanura. Es una estampa muy bonita, pues además las vistas al Pirineo son muy buenas desde este punto.

IMG_1910

Llegando a Morcat

IMG_1924

Otra foto de su iglesia

Tras parar un rato a visitar el pueblo, tomamos la senda que desciende a San Velián y que pasa junto a la vieja fuente del pueblo. Cuidado pues pasado este punto una senda sale a mano derecha hacia Luparuelo (otro despoblado) y nosotros debemos seguir por pista a San Velián.

IMG_1931

Vistas a la cabecera del río Sieste con la montaña conocida como Corona del Lecinar a mano derecha.

Dejamos atrás la pista y tomamos un desvío bien señalizado a San Velián. Por senda acabaremos llegando a este pueblo, en ruina total salvo por una casa que se mantiene en pie y parece que habitada. La ermita del pueblo está totalmente arruinada…

IMG_1935

San Velián

Retrocederemos hasta la entrada a San Velián. Allí hay un desvío a las Pozas de San Martín que debemos coger. La senda, estrecha y algo vestida, retrocede hacia la cabecera del valle para después bajar al cauce del río Sieste varios kilómetros más abajo. Es una zona muy concurrida en verano por las pozas donde la gente se baña. Ahora la zona está bastante más tranquila…

IMG_1941

Senda que desciende de San Velián a las pozas

Las pozas están “adornadas” por una tubería negra que cuelga en la otra orilla. Una pena, pues afea bastante el paisaje.

IMG_1953

Pozas de San Martín

Ahora viene un punto algo complicado en la ruta. Debemos cruzar a San Martín, un gran caserío que hoy se usa como alojamiento rural. En el mapa de Alpina marca una senda que desde las pozas nos lleva directamente a San Martín. Esta senda ha sido bloqueada con troncos y con vallas. Nosotros logramos pasar haciendo un poco de “contorsionismo” y desaconsejamos ir por allí pues hay un cartel de propiedad privada al otro lado, ya en la carretera (lo vimos al final). Lo mejor será seguir río abajo hasta llegar al parking de las pozas. Allí, tomaremos la pista asfaltada que va a San Martín durante unos cientos de metros hasta la propia casa. Creo que merece la pena dar este pequeño rodeo.

IMG_1961

Camino de herradura que une Boltaña con San Martín

Junto a la casa de San Martín, sale una senda que baja hasta el cauce del Barranco de la Coasta y remonta la ladera para llanear durante unos kilómetros. Es el último tramo que nos queda para retornar a Boltaña.

IMG_1964

Vista a Guaso y al Cerro Partara desde la senda a Boltaña

Este camino, algo embarrado y rompepiernas, nos ofrece unas vistas muy buenas de esta zona del Sobrarbe. Merece la pena también echar una vista atrás y observar este valle del Sieste, conocido también como La Valle, con los despoblados de San Velián y Morcat que acabamos de visitar colgados de sendas colinas.

La senda alcanza un collado y un cruce de caminos. A la derecha el pueblo de Sieste y a la izquierda Boltaña. La senda recorre la ladera del cerro de la Magdalena y desciende al cauce del río Ara por un bosque espectacular. La última “joya” de esta ruta antes de llegar a la civilización.

IMG_1966

Últimas luces sobre Boltaña

El último kilómetro discurre por la orilla del río, ya por pista. Alcanzamos el punto de inicio sin problemas con las últimas horas del día y… del año. Hemos aprovechado a tope el día de Nochevieja y ahora toca recuperar fuerzas.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 22,5 km

Desnivel positivo acumulado: 1000 m+

Tiempo neto: 7 horas

Fecha de realización: 31/12/18

Cartografía: Sobrarbe Central. Editorial Alpina. Escala: 1:40.000

Track Wikiloc

OTRAS EXCURSIONES POR EL SOBRARBE

En el blog hay reportajes de muchas rutas por el Sobrarbe. Puedes verlas todas pulsando el siguiente link.

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

La idea de esta circular me la dio la carrera de montaña O Viento Rondador que en sus últimas ediciones ha hecho una maratón que discurre por estos senderos. Este año la carrera vuelve a su distancia y recorrido original (23 km) y no hace maratón. Espero poder correrla algún año…

Destacar por último la labor que la Zona Zero de Aínsa ha hecho por estos senderos del Sobrarbe y por promocionar la comarca y convertirla en un referente del enduro (deporte de bicicleta de montaña por senderos técnicos) a nivel mundial, organizando varios años los mundiales de la disciplina.

 

Del Hospital de Tella a Escuaín por el valle del río Yaga.

SENDERISMO EN PLENO CORAZÓN DEL SOBRARBE

De los cuatro valles o cañones que conforman el Parque Nacional de Ordesa (a saber: Ordesa, Pineta, Añisclo y Escuaín), las Gargantas de Escuaín es el menos conocido y visitado. Este cañón, encajonado en la parte oriental del parque, entre el Castillo Mayor (2.020 m) y la pared sur de Pineta, está conformado por el río Yaga, afluente del Cinca, río corto pero muy salvaje en un entorno muy poco humanizado.

IMG_20181101_154631669_HDR

Paisaje otoñal en las inmediaciones de Escuaín.

La ruta de hoy remonta el valle de este río Yaga, desde su desembocadura en el Cinca a la altura de la carretera que sube a Bielsa hasta el mismo pueblo de Escuaín en las puertas del Parque Nacional. Lo haremos a través de los senderos balizados PR-HU 39 y GR-15.

Captura

Croquis. Fuente: Wikiloc / IGN

La ruta es sencilla ya que se realiza en todo momento por buena senda, pero no debemos despreciar su desnivel acumulado (más de 1000 m+) ni su longitud (más de 22 km). En definitiva, una ruta muy bonita para hacer en una jornada de otoño, pero madrugando un poco más que nosotros… que empezamos a andar casi a las 12 del mediodía y acabamos volviendo de noche, con los frontales, al coche.

EL RECORRIDO

Aparcamos el coche en Hospital de Tella, junto a la carretera. Hace un día soleado pero muy frío, de puro invierno. A media tarde, en Escuaín, apenas se superaban los 3º de temperatura…

IMG_1176

El pequeño núcleo de Hospital de Tella, donde comienza la ruta.

Comenzamos la ruta siguiendo el sendero balizado PR-HU 39 con dirección Mirabal/Estaroniello/Tella. Este sendero se coge al otro lado del puente sobre el río Yaga y está perfectamente señalizado.

IMG_1179

Entorno del río Yaga, en los primeros metros de la ruta. Al fondo asoma Punta Llerga (2.267 m)

En los primeros kilómetros, la senda discurre dirección norte, colgada unos metros por encima del cauce del río. Pasados un par de kilómetros, alcanzaremos un frondoso pinar y cambiaremos de orientación pasando a la cara norte de la montaña. La vegetación cambia y también la temperatura. La frondosidad del bosque hace que vayamos casi todo el rato a la sombra.

IMG_1189

En las caras norte, el sendero discurre entre bosques frondosos, muy frescos y umbríos.

Las vistas son muy buenas, a la zona de Tella y a Punta Llerga (2.267 m), una de las montañas importantes de la zona que, además, tiene una nevada muy contundente para ser 1 de noviembre.

IMG_1183

Parece una montaña de los Alpes, pero es Punta Llerga.

El camino sube de forma suave pero constante. La senda es estrecha pero cómoda, se anda bien aunque en algunos tramos la vegetación es bastante abundante y hay que tener cuidado con las zarzas. Iremos pasando por diversos barrancos que bajan bastante cargados de las montañas.

IMG_1198

Vamos dejando atrás las montañas de la zona baja de Sobrarbe, como la Peña Montañesa, muy cubierta en estos momentos.

El sendero pasa cerca del pequeño despoblado de Bies que queda unos cientos de metros más arriba del camino a mano izquierda. Hay una senda sin señalizar que sube al pueblo desde el camino, o al menos eso indican los mapas, nosotros no llegamos a ver el desvío para tomarla. Sí que el pueblo puede observarse colgado en la ladera desde el propio camino.

IMG_1199

Seguimos por el PR-HU 39. Arriba a mano derecha vemos colgado en una ladera el despoblado de Bies.

Sin abandonar la senda, llegaremos al cruce del PR-HU 39 donde podemos desviarnos a Mirabal y a Tella. Si alguien está interesado en hacer la ruta circular volviendo por Tella, puede consultar este link de una ruta muy bonita que hicimos hace ya unos años por esta misma zona.

IMG_1204

Cruces perfectamente balizados

Seguiremos rectos, dirección a Estaroniello y Escuaín. Tendremos ahora un leve tramo de descenso que nos dejará a la altura del cauce del río. En este punto, hay un puente metálico que permite cruzar a la localidad de Estaroniello.

IMG_1206

Breve tramo de descenso a Estaroniello

En este punto, abandonaremos definitivamente el PR-HU 39, que cruzará el puente para ir a Estaroniello y después a Tella, para tomar el sendero GR-15 que baja desde Tella y se dirige a Escuaín y a Bestué. Cambiaremos las marcas blancas y amarillas por las blancas y rojas.

IMG_1207

Estaroniello, al otro lado del Yaga.

Ya por el GR-15, el sendero mejora y se ensancha un poco. Pasaremos por tramos muy bonitos donde el bosque posee unos colores de otoño muy vistosos. Como la primera parte del recorrido la hemos realizado por pinar, estos colores no eran tan llamativos.

IMG_1213

Camino a Escuaín por una senda muy otoñal.

La senda llanea y cruza algunos barrancos para después subir de forma muy decidida hacia la carretera que comunica Puértolas con Escuaín. Esta subida se realiza por un bosque muy espeso y cargado de colores. El musgo recubre cada piedra, cada rincón. Es un tramo espectacular, más ahora en otoño.

IMG_20181101_152503254

Última subida a Escuaín, por un bosque muy frondoso.

La senda nos deja en la carretera, a 1 km. del casco urbano de Escuaín. Realizaremos este tramo bastante ligeros, admirando las vistas de la cara Norte del Castillo Mayor y los bosques que rodean al pueblo.

IMG_20181101_154631669_HDR

Bosques que rodean Escuaín. Al fondo, Cotiella.

Alcanzamos por fin el pueblo de Escuaín, casi a las 3 y media de la tarde. El pueblo, ubicado en la cara Norte del Castillo Mayor, es muy sombrío y frío y a estas horas hace un fresco importante. Comemos el bocadillo sentados en una fuente junto a la Iglesia. Lo que más llama la atención de este pueblo es la cantidad de gatos que hay… en un momento estamos rodeados por más de 15 gatos hambrientos. Nuestro perro, que es más bueno que el pan, aguanta sentado y nervioso mirándolos un poco despistado y con cara de circunstancias…

IMG_20181101_160935051

Rodeados de gatitos en Escuaín

Para combatir el frío, nos damos una vuelta por el pueblo. Vuelta corta, pues apenas son 10 casas. El pueblo está deshabitado, o mejor dicho, habitado de forma ocasional. Hay algunas casas arregladas y una oficina de turismo del Parque Nacional.

IMG_20181101_161230695_HDR

Casa típica en Escuaín con el Castillo Mayor detrás.

Sin duda, es uno de los pueblos más bonitos que he visitado en el Pirineo. Auténtico como pocos y con unas vistas brutales. Puro Sobrarbe.

IMG_20181101_161047849_HDR

Iglesia de Escuaín

La vuelta la hacemos por el mismo camino, con paciencia y bien abrigados. A eso de las 6 de la tarde comienza a anochecer y sacamos los frontales, que usaremos la última hora de ruta. Alcanzamos el Hospital de Tella a eso de las 19:30 horas, cansados y con frío pero muy contentos por haber aprovechado el día a tope… Qué bien se está de vacaciones!!!

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 22,5 km

Desnivel positivo acumulado: 1.000 m+

Tiempo neto: 7 horas

Fecha de realización: 01/11/2018

Cartografía: Sobrarbe Central. Escala: 1:40.000. Editorial Alpina.

Track Wikiloc

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

Si os ha gustado esta ruta y queréis conocer más a fondo el Sobrarbe, quizá os interesen estas otras rutas senderistas colgadas en el blog, muy similares en cuanto a dificultad y exigencia física:

 

Oto – Yosa – Fragen – Broto – Oto. Recorrido circular por el valle de Broto.

CIRCULAR POR EL SOBREPUERTO PARTIENDO DE OTO

A pocos kilómetros de la conocida y turística localidad de Broto, encontramos un entorno lleno de suaves montañas, pueblos deshabitados y amplios bosques donde perderse en otoño. Es el Sobrepuerto, una amplia zona a caballo entre las comarcas oscenses del Serrablo y Sobrarbe perfecta para la práctica del senderismo.

IMG_1252

Despoblado de Yosa bajo las laderas del pico Pelopín (2.005 m)

Esta ruta se adentra en el Sobrepuerto desde Oto por el sendero GR-15. Tras visitar el despoblado de Yosa cambiaremos a la vertiente norte para descender a Fragen. Cerraremos el círculo visitando Broto con su fantástica cascada del Sorrosal.

Captura

Croquis de la ruta. Fuente: Wikiloc / IGN

Ruta bastante suave, con una dura subida inicial que se hace muy llevadera pues el camino es bueno y los paisajes son muy bonitos. Los senderos están todos balizados como PR (marcas blancas y amarillas) o como GR (marcas blancas y rojas) por lo que no hay pérdida.

EL RECORRIDO

Sin madrugar mucho, como ya es tradición, comenzamos a caminar en Oto, un pequeño pueblo situado a apenas 1 km de Broto. El día está despejado y fresco y el cielo claro, es un día otoñal perfecto para salir a caminar.

IMG_1222

Oto

Tras aparcar en la entrada del pueblo y caminar por sus calles, salimos de la localidad por su extremo oeste buscando el inicio del sendero que asciende al puerto de Yosa y se adentra en el Sobrepuerto por el Barranco de Yosa. Este sendero está balizado como GR-15.

IMG_1226

Cordal del Pelopín, saliendo de Oto. 

Antes de tomar el sendero, las vistas se abren hacia el cordal del Pelopín (2.005 m), montaña que domina esta zona y uno de los pocos “dosmiles” del Sobrepuerto. Arriba a mano derecha, colgado en una ladera boscosa, se intuyen las ruinas del despoblado de Yosa, primer objetivo del día.

IMG_1233

Ascendiendo a Yosa por el GR-15

El sendero que asciende a Yosa está en perfecto estado. Discurre por la margen izquierda del Barranco de Yosa, casi siempre por bosque. Comienza a ascender suave pero, tras cruzar el Barranco Fondanal, la pendiente aumenta y el sendero se convierte en un zig-zag que sube sin descanso entre antiguos muros de piedra seca.

IMG_1241

Subiendo a Yosa

Tras algo más de hora y media caminando, alcanzamos las ruinas de Yosa. Destaca su iglesia, con una torre maltrecha de la que solamente queda una pared ya casi comida por la vegetación. En la calle principal, encontramos también un crucero. En general, está muy deteriorado, especialmente si lo comparamos con otros de la zona como Escartín u Otal.

IMG_1245

Iglesia de Yosa

Solamente el “paseo” hasta este pueblo ya merece la pena por la tranquilidad que se respira y por las vistas que se obtienen del valle de Broto y de los tresmiles de Ordesa, bien cargados de nieve.

IMG_1260

Valle de Broto y montañas de Ordesa desde Yosa

Aprovechamos para parar en Yosa, junto a unas viejas bordas a comer un bocadillo. A pesar de estar casi a 1.400 metros de altura el sol calienta el ambiente y se está de lujo, qué maravilla y qué tranquilidad. Si hacia el este tenemos unas vistas fantásticas de Ordesa, hacia el oeste veremos el pico Pelopín, también nevado, casi encima de nuestras cabezas.

IMG_1252

Pelopín desde Yosa

Tras el descanso, volvemos al sendero. Ahora toca subir unos 200 m+ hasta alcanzar el collado que comunica con la vertiente norte de esta modesta sierra. La subida es intensa, potente, aunque el sendero está en perfecto estado y se camina bien.

IMG_1267

Vamos dejando abajo Yosa

Alcanzamos el collado, que más que un collado es el cordal que desciende del propio Pelopín en dirección Este. Aquí el GR-15 por donde venimos se cruza con un viejo sendero PR que baja a Oto a Linás y a Fragen.

IMG_1271

Vistas a la sierra de Tendeñera desde el collado

Desde el collado, veremos justo enfrente la sierra de Tendeñera al otro lado del puerto del Cotefablo. Primera gran barrera pirenaica que nos encontramos subiendo desde el sur. Sin duda, este punto es otro buen momento para sacar la cámara de fotos y disfrutar de las vistas.

IMG_1278

Abandonamos el GR-15 para tomar el sendero que baja a Fragen

Dejamos atrás el GR-15 y cambiamos de dirección para seguir por el cordal, dirección a Fragen. Tras unos cientos de metros por sendero, saldremos a una amplia pista que recorre el cordal. Esta parte del camino es la más fea del día, pero no nos importa, pues las vistas siguen siendo muy buenas y disfrutamos de la compañía de las vacas que están por aquí arriba tomando la fresca.

IMG_1281

Por el cordal hacia Fragen

Dejaremos a mano izquierda un desvío a Linás de Broto que no debemos tomar. Además, estaremos atentos para dejar la pista a mano derecha y tomar un sendero que sigue la amplia cresta del cordal y evita hacer más kilómetros por la aburrida pista. Este sendero está un poco sucio en algunos tramos con ramas caídas y restos de algún desbroce, pero se sigue bien.

Acabaremos llegando a un cruce de caminos. Recto se baja a Oto y a la izquierda tomaremos la senda que baja a Fragen por el bosque.

IMG_1285

Bajada a Fragen por un bosque muy colorido

La bajada no tiene pérdida. Solamente hay un punto un poco conflictivo, cuando la senda desemboca en una pista forestal que tenemos que abandonar unos cientos de metros más adelante para seguir bajando a Fragen por una senda que sale a mano izquierda. En ese punto hay un hito pero no hay marcas de PR y despista un poco.

IMG_1287

Bajada a Fragen

Poco antes de alcanzar el puente que permite cruzar el Barranco del Sorrosal, veremos un nuevo desvío a Oto que también evitaremos. Cruzaremos el puente y subiremos por un sendero entre campos de labor hasta Fragen. Realmente no llegamos a entrar en el pueblo, el camino se desvía a la derecha y pasa junto a la ermita de la Asunción, a las afueras de la localidad.

IMG_1293

Ermita de la Asunción, a las afueras de Fragen

Aprovecharemos este tranquilo lugar para hacer una nueva parada técnica. Tras un cuarto de hora de descanso, volveremos a la ruta. Tendremos ahora dos opciones para ir a Broto, una por el camino del Pueyo, sendero que termina bajando de forma bastante directa a Broto cerca de la cascada del Sorrosal y otra por el valle, dando un pequeño rodeo y bajando de forma más suave. Ambas están balizadas como PR, pero tomaremos la del Pueyo por ser más bonita.

IMG_1296

Dejamos atrás Fragen

El camino del Pueyo es casi llano, hasta que conecta con una senda que se adentra en el bosque y comienza un zig-zag. El pueblo de Broto queda justo abajo y las vistas a la localidad son muy buenas.

IMG_1304

Broto, a vista de pájaro, desde el camino del Pueyo

Por si las vistas a Broto no fueran suficientes, en un punto del camino, casi oculto, hay un mirador de la cascada del Sorrosal. Hay que estar un poco atentos, pues está en una curva del camino, sin señalizar (he puesto un waypoint en el track).

IMG_1310

Camino del Pueyo

Tras ver la cascada, nos quedarán solamente unos metros de bajada hasta el casco urbano de Broto.

IMG_1319

Cascada del Sorrosal desde el camino del Pueyo

Apenas entraremos en Broto. Cruzaremos el puente sobre el barranco del Sorrosal y, enseguida, a mano derecha, veremos el desvío del GR-15 que conduce a Oto. En 1 km alcanzaremos de nuevo Oto, cerrando así esta sencilla circular, vistosa como pocas.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 13,5 km

Desnivel positivo acumulado: 800 m+

Tiempo neto: 4 horas y 30 minutos

Fecha de realización: 03/11/2018

Cartografía: Visor IGN

Track Wikiloc

Circular al Valle de Vió

LA RUTA CIRCULAR AL VALLE DE VIÓ

El Valle de Vió, o Ballibió en aragonés, es un recóndito rincón del Pirineo Aragonés situado entre los valles del Ara y del Cinca, justo a las puertas del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido en el corazón de la histórica comarca del Sobrarbe.

El Valle de Vió posee una densidad de población realmente baja. La capital del valle es Fanlo, que aglutina a la mayor parte de núcleos del valle, y su censo solamente cuenta con 149 habitantes. Otras poblaciones del valle son Nerín, Buerba, Vió o Yeba.

P1150228

Cañón de Añisclo desde el camino que sube de San Úrbez a Vió

Muchas pueblos carecen de cobertura móvil, los accesos rodados son complicados, la electricidad llegó al valle hace no muchos años… En definitiva, es un lugar recóndito, donde podemos buscar la tranquilidad y el aislamiento del Pirineo más auténtico.

La despoblación provocó que durante el siglo pasado muchos de estos núcleos quedasen deshabitados: Sercué, Buisán, Gallisué o Ceresuela son un ejemplo. Afortunadamente, en los últimos años, el turismo rural y los deportes de aventura están ayudando a los pueblecitos del valle a recobrar algo de vida.

P1150183

El pueblo de Buisán.

Esta ruta circular parte de Buerba y recorre los núcleos de BuisánNerínSercué y Vió.

vio

Croquis de la ruta. Fuente: IGN/Wikiloc

EL RECORRIDO

Partimos de Buerba realizando el recorrido en el sentido de las agujas del reloj. De esta forma, dejamos para el final la subida más intensa aunque el recorrido es bastante llevadero y esperamos no llegar muy cansados al final.

P1150236

Navaín (1.796 m) desde Buerba, tras una nevada mañanera.

Comenzamos andando por la carretera hasta ver a mano izquierda unos carteles indicadores del GR-15.1, sendero balizado que seguiremos hasta la localidad de Buisán. El primer tramo se realiza por senda y terreno de monte bajo. Las vistas a Sestrales y a Cotiella son muy buenas y el día, aunque fresco, acompaña.

P1150174

Caminando por el GR 15.1. Atrás quedan los Sestrales.

La senda se introduce en un pinar y pronto termina saliendo a una pista forestal que rodea la montaña conocida como Sierra de Metils por el Sur. Este rodeo se hace casi sin ganar ni perder altura. Tras unos kilómetros alcanzamos el conocido como Cuello Trito (1.381 m), punto en el que la pista cambia de orientación Sur a orientación Norte y se encamina hacia Buisán y Fanlo.

IMG_3853

Cotiella y la Peña Montañesa desde el Valle de Vió, un día de invierno cualquiera.

Comienzan en este punto los problemas, pues la pista que se dirige a Fanlo está completamente nevada con una nieve costra muy incómoda para caminar. No traemos raquetas, pues no pensábamos encontrar tanta nieve, por lo que toca luchar duro para avanzar los apenas 3 kilómetros que nos separan del desvío a Buisán.

Con mucho esfuerzo, finalmente alcanzamos el desvío a mano derecha y una senda en fuerte bajada nos deja a las afueras de Buisán, pueblo abandonado décadas atrás y que ahora está recobrando un poco de vida.

P1150185

Por las calles de Buisán.

Tras cruzar el pueblo, seguiremos el GR-15 que ahora se dirige a Nerín. Para ello, lo primero es descender por una bonita senda hasta el cauce del río Aso, que cruzaremos gracias a unas grandes rocas colocadas en el cauce.

Al otro lado, y tras cruzar la carretera que atraviesa el valle, volveremos a conectar con la senda que va a Nerín, balizada con las marcas blancas y rojas del GR-15. Senda bastante cómoda, que va ganando altura poco a poco dejándonos unas buenas vistas del valle.

P1150197

Dejamos atrás Buisán y Fanlo. El Pueyo Ballarín con sus 2.027 metros domina el valle.

Tras alguna subida un poco más intensa, llegamos al pueblo de Nerín, situado en la solana del Mondoto (1.967 m) a casi 1.300 metros de altura. A pesar de su pequeño tamaño, es uno de los pueblos con más vida del valle.

P1150203

Llegando a Nerín.

Cruzamos sus calles y reponemos agua en su fuente. Abandonamos el pueblo siguiendo las marcas de GR que ahora nos llevarán a Sercué, otro de los pueblos recuperados del valle.

P1150206

Cómodo tramo de GR entre Nerín y Sercué.

El sendero desciende unos metros y continúa por la solana del Mondoto durante varios kilómetros, por terreno calizo y yermo sin apenas ganar ni perder altura. Tras alcanzar un pequeño collado, aparecen en el horizonte algunas de las casas de Sercué. En apenas 15 minutos, tras una última subida, alcanzamos sus calles, todavía sin asfaltar, y con un sabor a pueblo de montaña muy auténtico.

IMG_3828

Iglesia de Sercué con Sestrales al fondo.

Tras parar en la iglesia de Sercué a comer el bocadillo, toca retomar el camino que ahora desciende al Cañón de Añisclo en uno de los tramos más bonitos del día. Un pequeño collado (conocido como Portiello) o más bien grieta en la muralla del cañón, nos permite descender los más de 300 metros de desnivel hasta el cauce del río Bellós entre las paredes de los picos Mondoto y Sestrales.

P1150208

Bajando al fondo del Cañón de Añisclo.

La senda que baja al cañón es cómoda aunque tiene su pendiente. Está muy marcada y traza un zig-zag que permite perder metros de forma progresiva. En su último tramo, nos metemos de lleno en el bosque antes de conectar con el camino clásico del Cañón de Añisclo.

P1150211

Bajando al cañón desde Sercué.

Ya en la senda del cañón, solamente tendremos que andar dos kilómetros muy cómodos río abajo, cruzando el puente de Sangons, para alcanzar la ermita de San Úrbez, pegada a la pared de roca. Un lugar muy singular donde bien merece la pena parar un rato.

P1150219

Ermita de San Úrbez.

Tras la visita a la ermita y reponer agua en la fuente que hay junto a ella, cruzamos el vertiginoso puente sobre el río Bellós y ya al otro lado tomamos la senda que sube a Vió, sin balizar, pero marcada con la clásica cartelería verde del Parque Nacional. Por delante, algo más de 300 metros de desnivel positivo en 1,2 kilómetros, sin duda, la subida más potente del día.

Afortunadamente, la senda está en perfecto estado y subimos cómodamente hasta el collado de Vió, desde se obtienen unas vistas espectaculares del Cañón de Añisclo.

P1150228

Cañon de Añisclo. Al fondo, bien nevado, el macizo de Monte Perdido.

Ya en el collado, solamente quedará descender a Vió y de ahí a Buerba. Buerba y Vió están separados por apenas 1 kilómetro.

IMG_3806

La bonita iglesia de Vió.

Atravesaremos el alargado pueblo de Vió de Norte a Sur para salir por una senda balizada como GR de nuevo. Tras un fuerte descenso y un leve ascenso, llegaremos a Buerba, ocho horas y casi 25 kilómetros después. Una excursión fácil pero muy agradecida, que deja buen sabor de boca.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 24,5 km

Desnivel positivo: 900 m+

Tiempo neto: 7 horas

Fecha de realización: 29/03/2018

Mapa: Sobrarbe Central. Escala: 1:40.000. Editorial Alpina.

Track Wikiloc

ALGUNOS ENLACES DE INTERÉS

Si vas a visitar el valle y te gusta practicar senderismo, te recomiendo visitar la web de Rutas Fanlo pues tiene una variedad de recorridos muy importante, con rutas para todos los niveles y la mayor parte de ellas muy interesantes. Hay carteles en los pueblos del valle explicando las rutas que figuran en la web.

Los corredores de montaña tienen en este valle una prueba todavía no muy conocida pero muy chula y con bastante dureza, es la Ultra Trail del Valle de Vió. Una carrera de montaña de 55 kilómetros que ya lleva 4 ediciones. Dejo aquí el link a la web de la carrera.

Bramapán (1.546 m). Valle de Vió

Ascensión al pico Bramapán desde Vió

El Tozal de Bramapán es un pico escarpado y altivo que separa el Desfiladero de las Cambras, por donde discurre el río Bellós, del altiplano donde se ubican los pueblos de Vió y Buerba, en el valle de Vió (Ballibió en aragonés). Estamos en pleno corazón de la comarca pirenaica del Sobrarbe, a medio camino entre los valles del Cinca y del Ara, y a las puertas del Cañón de Añisclo, en más meridional de los valles que conforman el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

1 - 27122010

El pueblo de Vió, la Peña Montañesa en el centro y la Sierra de Bramapán a la derecha, una tarde de invierno de hace casi una década.

Esta montaña destaca por su forma picuda. Sus laderas están repletas de canales y precipicios, y sus laderas más amables están vestidas por una vegetación muy frondosa. Algunos de los caminos que acceden a su cima se han perdido con el tiempo o son casi imperceptibles, pero afortunadamente el camino que sube por la cara Oeste y la cresta Norte se ha limpiado recientemente por lo que, actualmente (abril del 2018), la subida es relativamente cómoda.

3 - croquis

Croquis de la ascensión.

En esta ocasión, decidí subir a esta montaña desde Vió, alargando un poco la ruta si la comparamos con la subida desde Buerba. De esta manera, evitamos un tramo de 1 km por carretera y lo cambiamos por un tramo de casi 2 km por senda que es el inicio del camino de la Sardinera que une esta población con Gallisué. Un viejo camino bastante olvidado pero muy interesante que atraviesa la parte baja y boscosa del Bramapán y que permite la aproximación al pico.

croquis

Croquis de la ruta, partiendo desde Vió.

EL RECORRIDO

A las 10 de la mañana estoy en Vió. Llego caminando tras apenas 10 minutos de ruta desde Buerba. El día es espléndido y aprovecho para fotografiar una vez más la fantástica iglesia de Vió, para mí, una de las más bonitas del Pirineo.

P1150239

Iglesia de Vió, con las Tres Sorores detrás a la izquierda.

Comienzo a caminar por el sendero balizado con carteles verdes del Parque Nacional, dirección a Gallisué por la Sardinera. Nada más empezar a caminar hay un desvío a una fuente y debemos tomar la opción de la derecha.

P1150275

Bramapán desde los campos de Vió.

La senda va descendiendo levemente y se aproxima poco a poco al Bramapán. Tras casi 20 minutos de caminata, llegaremos a un nuevo cruce y tomaremos la opción de la derecha que nos “saca” del bosque y nos deja en la carretera Buerba – Puyarruego, en una pronunciada curva. Justo a mano izquierda y apenas a 10 metros, está el inicio de la senda que asciende al Bramapán, marcada con algunos hitos de piedra en su inicio.

En este primer tramo de ascenso, el más cómodo, iremos ganando metros por la cara Norte del Tozal del Paco, modesta montaña cubierta de pinares que antecede al Bramapán.

P1150269

Ganando metros por los pinares de la cara Norte del Tozal del Paco.

La senda es durilla, sube bastante desnivel en poca distancia, pero está bastante limpia y se sigue con comodidad. Hay algunos árboles caídos debido a los temporales del invierno, pero se puede pasar sin mayor problema.

Casi sin darnos cuenta, nos plantamos en la cima del Tozal del Paco (1.344 m), un buen mirador de esta zona del Sobrarbe, que domina Buerba y permite asomarse al Cañón de Añisclo.

P1150249

Vistas desde el Tozal del Paco, con el Tozal de San Miguel en primer término, Mondoto y Sestrales detrás y Monte Perdido al fondo.

Desde el Tozal del Paco, debemos bajar unos metros hasta el collado que lo separa del Bramapán. Allí da comienzo la parte más dura de la ascensión, pues toca remontar toda la ladera Oeste del pico, escarpada y con bastante vegetación.

CIMG3258

Cara Oeste del Bramapán desde el Tozal del Paco.

Iremos trazando una leve curva hacia la izquierda, buscando la cresta Norte. Hay algún tramo donde la senda se pierde un poco pero se encuentra fácilmente. Hay también unos puntos de spray verde pintados en los árboles que ayudan a orientarse.

Alcanzamos la cresta tras un duro repecho. El camino se vuelve más espectacular y aéreo. No hay dificultades ni peligros, pero a mano izquierda tenemos una importante caída, digamos que la ascensión va tomando un poco de ambiente.

P1150257

En la cresta Norte.

Los hitos en esta parte se van volviendo más dispersos y la nieve va haciendo acto de presencia lo que dificulta un poco las cosas. Es importante no perder la senda en este punto, pues hay bastante vegetación y si te sales del camino comienzan las verdaderas dificultades de esta montaña.

P1150262

Vistas al Navaín y a Peña Canciás en el tramo final de la cresta.

La cresta tiene algún tramo más abrupto, pero no posee dificultades reseñables. Pronto salimos a una zona donde el terreno se vuelve más horizontal y ya se ve al fondo el hito cimero. Recorremos este tramo por la misma cresta, apoyando las manos en algún punto concreto… Y de esta manera hacemos cima: Tozal del Bramapán, 1.546 metros.

P1150264

Cima del Bramapán.

El descenso lo haremos por el mismo lugar, sin prisa pero sin pausa… Hay algunas zonas con nieve y es mejor no correr.

P1150268

Descenso por la cresta por terreno vertical. Al otro lado del barranco está el Tozal de San Miguel, unos 100 metros más bajo que el Bramapán.

Pronto llegamos al Tozal del Paco y por el bosque a la carretera. Ya solamente quedará deshacer el camino de la Sardinera para volver al pueblo de Vió, punto de partida de la ruta.

P1150272

Volviendo a Vió, su iglesia hace las veces de faro y ayuda a orientarnos.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 7,1 km

Desnivel positivo acumulado: 600 m+

Tiempo neto: 2 horas (a ritmo ligero)

Fecha de realización de la ruta: 01/04/2018

Cartografía: Sobrarbe Central. Escala: 1:40.000. Editorial Alpina.

Track Wikiloc

ALGUNOS ENLACES DE INTERÉS

El ayuntamiento de Fanlo, cabecera del valle de Vió, tiene una página muy completa con rutas de senderismo de varios niveles por la zona. Recomiendo su visita para tomar ideas… link.

En Buerba, se celebra desde hace unos años una bonita carrera de montaña con varias distancias, la más larga de 57 km: Graderas Valle de Vió. Una opción muy interesante si quieres conocer la mayor parte de rincones de valle en un solo día.

Robiñera (3.001 m)

06/08/2012 – ROBIÑERA. CIRCULAR DESDE PINETA

El pico Robiñera, con sus 3001 metros, es el tresmil más accesible del sector de tresmiles de La Munia. Su acceso por la pedrera de la cara Sur no tiene dificultades técnicas reseñables, además, el desnivel a superar desde el cercano parking de los llanos de Pietramula supera por poco los 1000 metros, lo que facilita todavía más las cosas.

17

Ibones de la Munia desde la cresta del Robiñera.

Desde Pineta, la ascensión continúa siendo sencilla, pero es bastante más larga y bonita, además de que nos permite realizar una amplia ruta circular, si unimos el sendero que sube por el barranco de la Larri y el GR-11 que discurre por la solana del monte Chinipro (2795 metros). Esta es la ruta que se describe en esta reseña.

robi

Croquis de la ruta. Fuente: IGN.

EL RECORRIDO

El lunes amanece con alguna nube y fresco. El fin de semana ha estado lloviendo sin parar y llevamos dos días de parón montañero obligado, con lo que hay ganas de monte. No madrugamos mucho y vamos improvisando según lo vamos viendo por la carretera de Bielsa. Finalmente, y viendo que el día está mejor de lo esperado, nos decidimos por la ruta a los ibones de la Munia.

A las 9 pasadas dejamos el coche en el parking de Pineta (1290 metros), 9ºC y cielos casi despejados. Cruzamos el puente y por la carretera nos acercamos hasta la ermita de la Virgen de Pineta. Allí hay una fuente muy fresca donde podemos llenar las cantimploras y un cartel que indica el inicio del sendero a los Llanos de la Larri, lo tomamos.

2

Circo de Pineta, siempre espectacular.

El sendero a la Larri asciende decidido por un impresionante bosque mixto. Algunos árboles son inmensos, todo un espectáculo. Rápidamente, nos plantamos en los Llanos de la Larri (1580 metros), un amplio valle colgado por donde campa el ganado. Allí hay un triple desvío junto al refugio libre de la Larri:

  • Al fondo, el sendero a la cascada de la Larri y los lagos de la Munia (sin señalizar).
  • A la izquierda el camino Montraspo, del que no he encontrado reseña alguna, por lo que no sé si sube al Puerto Nuevo de Pineta o a los Picos Montraspo Bajo y Alto.
  • A la derecha, el GR-11 que va a Chisagües, señalizado como “La Estiba“.

Iremos por el sendero de la Larri y volveremos por el GR-11.

4

Cascada de la Larri

Andamos hasta el fondo de los llanos donde veremos de cerca la cascada de la Larri, muy chula. Justo antes de llegar a la cascada, a mano derecha, sale un sendero marcado con hitos que sube muy decidido. Va ganando altura mediante un zig-zag, por una zona de mucha vegetación, después cruza varias barranqueras. Es una zona donde hay que echar la mano, algo expuesta pero sin mucha dificultad con la roca seca.

5

Sendero que discurre por encima de la cascada.

Las barranqueras dan paso a laderas de hierba, más cómodas, pero bastante empinadas. Hacia la cota 2200, el sendero gira a la derecha, ya bajo las paredes blancas de la cercana Peña Blanca (2902 metros) y remonta de forma suave los 300 metros de desnivel que todavía restan hasta llegar a la cuenca de los ibones de la Munia (2510 metros).

9

Remontando el barranco que baja de los ibones de la Munia.

Impresionante paraje con la Munia y el Robiñera cerrando el circo. Muy agreste, uno de los rincones más bonitos del Pirineo de los que he visto hasta ahora.

10

Ibones de la Munia.

Solo llegar hasta estos ibones es una verdadera ascensión, por un camino muy interesante y bastante bien trazado a pesar de lo empinado de algunos tramos. Sin embargo, con el Robiñera tan cerca, no me resisto a hacerle una visita rápida.

Mi chica se queda en los ibones de la Munia descansando y salgo rápido para no hacerla esperar demasiado. Para ir de los ibones al Robiñera, debemos de rodear el espolón que se ve desde los ibones para acceder a la pedrera de la cara Sur.

Pasaremos por el collado de las Puertas (2533 metros) y flanquearemos una cómoda pedrera, hasta conectar con el sendero que sube desde Pietramula, ya en la cara Sur de la montaña.

El sendero zigzaguea, primero por una canal de roca donde hay que echar un poco la mano y ya después por la interminable pedrera.

12

Pedrera en la cara Sur del Robiñera.

La pedrera termina y comienza un cómodo cresterío. Para pasar de la pedrera a la cresta hay un pequeño paso donde hay que echar de nuevo la mano, pero sin problema alguno.

13

Cresta del Robiñera.

Ya en la cresta, pasaremos por una primera cota (2991 metros) con dos grandes hitos, ojo que todavía no es la cima. Bajaremos hasta un collado donde culmina un empinadísimo corredor, y desde ahí subiremos los 30 metros de desnivel que nos quedan hasta la verdadera cima, ya entre grandes bloques. Cima del Robiñera (3001 metros).

14

En la cima.

En la cima hay un inmenso hito de piedras y unas vistas brutales a la Munia y al macizo de Monte Perdido. Gran cima de tres mil metros, sencilla y en un entorno espectacular.

15

Vistas al macizo de Monte Perdido.

Echo unas fotos y bajo rápidamente por la cresta y después por la pedrera, ya al trote. Llego al collado de las Puertas (2533 metros) y después al ibón grande, donde me junto de nuevo con mi chica, y aprovechamos para devorar el bocata. Hace fresco, por lo que no paramos demasiado.

Retomamos la ruta. Ahora bajaremos por el GR-11, dando así un rodeo al monte Chinipro.

18no

Descendiendo al valle, con el Comodoto al fondo.

Para ello, primero pasaremos por el collado de las Puertas y descenderemos una evidente pedrera, muy marcada.

20

La pirámide del Robiñera va quedando atrás.

Después, ya por laderas de hierba, intentaremos flanquear las laderas que bajan del Chinipro hasta conectar con el collado de las Coronetas, entre los montes de Comodoto (2355 metros) y Chinipro.

23

Terreno suave. Atrás, el Chinipro a la izquierda y el Robiñera a la derecha.

No hay un único sendero, hay varios caminillos de vacas que nos permiten plantarnos en el collado de las Coronetas (2159 metros) evitando bajar hasta Pietramula, lo que hubiera supuesto añadir 200 metros de desnivel más a la ruta, y no es plan.

En el collado paramos a comer algo y ver la impresionante cara Norte del Monte Perdido con su glaciar colgado. Ya por el GR-11, bajaremos a la inmensa meseta llamada Plana Fonda, donde las marmotas corretean por todos los lados. Después, la meseta da paso a una zona de laderas verdes donde pasta el ganado y conocida como la Estiba.

25

Caminando por el GR-11, volviendo a la Larri.

Ya por último, las laderas dan paso a una zona de bosque, muy pendiente y arrasado por los aludes, donde el camino baja decidido hasta dejarnos en el refugio de la Larri (1580 metros). El refugio es libre y presenta un estado muy bueno, limpio, con leña e incluso un mapa de Ordesa plastificado. Cabrán unas 8 ó 10 personas con sacos y esterillas.

Ya solo quedará bajar de nuevo por el bosque hasta llegar a la ermita de Pineta (1290 metros). Gran jornada de montaña, paisajes espectaculares, relativa soledad y una cumbre de más de 3000 metros. Una de las rutas más chulas que hemos realizado por el Pirineo.

DATOS TÉCNICOS

Distancia recorrida: 17 kilómetros

Desnivel positivo acumulado: 1750 m+

Tiempo neto: 7 horas

Cartografía: Alpina 3000. Ordesa – Vignemale – Bujaruelo. Escala: 1:30.000. Editorial Alpina.