Xtreme Higa de Monreal 22K – 2018

Xtreme Higa de Monreal – 22 km y 1.250 m+

El pasado 6 de mayo tocó volver a ponerse un dorsal y lo hice en esta bonita carrera, la Xtreme Higa de Monreal, una media maratón de montaña con bastante solera (esta era la X edición) que se celebra en la Sierra de Alaiz, muy cerca de la capital navarra.

IMG_0053

La Higa de Monreal, montaña que da nombre a la carrera.

Una carrera muy interesante en un entorno muy guapo, con tramos bastante corribles por bosque y otros más agrestes, como la ascensión final a la Higa por el camino equipado con cadenas que hay en la cara Sur… Vamos, una carrera muy completa.

Captura

Croquis del recorrido. Fuente: IGN / Wikiloc

La carrera puede dividirse en cuatro partes:

  • Un primer bucle por los alrededores del pueblo con dos “tachuelas”, la primera de ellas muy potente.
  • La subida a la Sierra de Alaiz
  • El llaneo por los bosques de la parte alta de la sierra.
  • Ascenso y posterior descenso a la Higa.

Estos cuatro tramos pueden distinguirse perfectamente en el perfil:

perfil-xtreme-2018-1024x439

Perfil facilitado por la organización.

CRÓNICA Y ANÁLISIS DEL RECORRIDO

A las 9:30 de la mañana se dio la salida de la Xtreme Higa de Monreal con algo más de 200 corredores entre las dos distancias de 14 y 22 km desde las afueras del pueblo de Monreal. Día estupendo, sin mucho calor y sol radiante, más no se puede pedir.

Tras dos meses de baja por una anemia que me ha dejado KO, vuelvo a ponerme el dorsal y qué mejor que empezar por distancias cortas y asequibles como esta media maratón de montaña. Ya llegará el verano para volver a coger fondo en montaña…

IMG_0052

Puente de Monreal por donde pasa la carrera en su inicio.

Como decía, a eso de las 9:30 arrancamos a correr. Tras un tramo rápido de asfalto y cruzar el viejo puente románico de Monreal, nos disponemos a subir la primera cuesta del día, la ascensión a los restos del castillo del pueblo. Una subida muy potente de casi 100 m+ por una campa de hierba que servirá para calentar las piernas y hacer que el pelotón se vaya estirando.

DSC_4650

En lo alto del castillo de Monreal, tras realizar la primera subida del día. Foto: Facebook organización

Tras la calentada inicial, tramo rápido de descenso hasta las calles del pueblo, que cruzamos de Oeste a Este hasta salir por un bosque en el extremo contrario. Una nueva subida, algo más tendida, y unos cientos de metros por divertida senda nos dejan de nuevo en el punto inicial de la carrera. Han trascurrido 3,5 km por un bucle bastante rápido. Tras este tramo, ahora sí, comenzamos la verdadera ascensión a la Sierra de Alaiz.

Por delante tenemos una subida por senda, bastante cómoda, de 450 m+. A ratos deja correr y otros ratos obliga a andar pero no es demasiado dura y permite mantener un ritmo alegre. Cruzamos de esta forma la cara SE de la Higa, dejando sus antenas a mano derecha, todavía muy arriba. En esta subida encontraremos el primer avituallamiento de la jornada.

En la parte alta de la sierra, la senda se vuelve más cómoda y llana. Tenemos un tramo rápido hasta el km 7 y otro en leve ascenso ya por los magníficos hayedos de la parte alta de la sierra antes de comenzar un descenso bastante rápido por un barranco algo embarrado que desemboca en el segundo avituallamiento del día.

IMG_2580

Atravesando los bosques de la Sierra de Alaiz. Foto: Facebook organización

Un trago rápido y vuelta al lío. Comienza ahora un nuevo ascenso de 200 m+ por bosque que nos dejará en el lado Oeste de la sierra, bajo los molinos de viento que marcan la silueta de la sierra. Estamos cerca del km 10 de carrera y comienza aquí el tramo más corrible. Unos 7 km donde podemos meterle caña hasta la subida final a la Higa.

_MG_7801

Apretando en las zonas llanas de bosque. Foto: Facebook organización

A toda velocidad van pasando los kilómetros, siempre atravesando los densos bosques que cubren la parte alta de la sierra. Así, alcanzamos en el km 13 el tercero de los avituallamientos.

Del km 13 al km 17 el camino es casi llano, aunque entramos en un hayedo muy chulo y con él llega el barro y las zonas más blandas y encharcadas, esto hará reducir un poco los ritmos, hasta ahora altos. Ojo porque la carrera es en primavera y si esa semana ha llovido podemos encontrarnos con un buen lodazal…

DSC_5287

Atravesando un arroyo antes de comenzar la ascensión final a la Higa. Foto: Facebook organización

Un breve descenso en el km 16 nos deja en el cuarto avituallamiento del día. Momento de echar unos buenos tragos de agua y coger aire antes de comenzar la ascensión más dura de la jornada: la ascensión final a la Higa de 400 m+.

El primer km es tranquilo, pues discurre todavía por bosque y la pendiente es suave. A partir del km 18 comienza “lo bueno”.

IMG_0018

Aproximándonos a la cima de la Higa.

Primero tenemos un tramo de estrecha senda donde nos vamos aproximando a la pared de la montaña. Hay momentos de bastante inclinación aunque también pasamos por tramos más llanos que permiten tomar aire. Cuando veamos la primera de las cadenas comienza la parte final y más dura, una sucesión de tramos equipados bastante inclinados y que, a estas alturas de la carrera, se hacen muy duros.

IMG_0024

Tramo de cadenas.

En este tramo me entra una flojera importante. He ido muy bien hasta ahora pero voy notando el esfuerzo y los ritmos altos del principio. Poco a poco voy ganando metros hasta que llego a la zona de las antenas y al último avituallamiento… Por fin en la cima!! Momento de beber y tomar aliento para una bajada no menos intensa que la subida.

El primer tramo del descenso a Monreal es bastante quebrado, un sendero rocoso y desprotegido hace sufrir un poco los tobillos. Después nos vamos internando en un bosque con una senda preciosa en zig-zag que permite correr y volver a apretar los dientes.

IMG_0043

Preciosa bajada por bosque.

Iremos cruzando de vez en cuando la pista asfaltada que sube a las antenas de la cima, pero la bajada es siempre por senda, en algunos tramos con bastante roca.

En el tramo final ya se escucha la megafonía de meta y el pueblo está a la vista. Es momento de apurar un poco más y darlo todo… La senda se prolonga hasta 300 metros antes de la meta, donde ya conectamos con asfalto, sprint final y esto se acabó.

Finalmente hago 2 horas y 44 minutos. Muy satisfecho por volver a los ruedos de forma digna y con buenas sensaciones a pesar de la falta de entrenamiento específico.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 22,5 km

Desnivel positivo: 1250 m+

Tiempo neto: 2 horas y 44 minutos

Puesto: 38 de 113 corredores

LINKS

Track facilitado por la organización

Clasificaciones

Facebook de la carrera

Web de la carrera

OPINIÓN

Una carrera clásica en el calendario navarro y eso se nota desde la salida. Bastante nivel, buena organización, muchos voluntarios y todos los detalles atados y bien atados. Buen marcaje, avituallamientos abundantes, una buena bolsa del corredor… vamos no se puede pedir más a una organización.

A nivel de paisajes, decir que la carrera es muuuuy guapa. Sin ser el pirineo central hay una gran cantidad de bosques con unos senderos estrechos muy chulos donde correr y poder darlo todo. Además los últimos 5 kilómetros finales destacan por su dureza.

En definitiva, una buena carrera para comenzar la temporada e ir cogiendo el punto. Muy recomendable.

cartel-xtreme-2018_2-667x500

Higa de Monreal / Elomendi (1.295 m)

HIGA DE MONREAL. CIRCULAR CLÁSICA POR LAS CADENAS Y LA CARA NORTE.

En el prepirineo navarro, junto a la autovía que une Pamplona con Jaca, se encuentra la Sierra de Alaiz cuya máxima elevación es esta magnífica montaña bien visible desde toda la cuenca de Pamplona: la Higa de Monreal. Con casi 800 metros de prominencia sobre el valle del Elorz y con una cara Sur espectacular que imprime mucho carácter a la cima, es un monte muy conocido entre los navarros, tanto por montañeros como por ciclistas que utilizan la pista que sube al complejo de antenas que hay en la cumbre.

IMG_0053

Higa de Monreal, desde la carretera que viene de Pamplona.

Hay varios caminos principales para hacer cima. El más conocido es el que discurre por su cara Sur, que está equipado con cadenas que ayudan a superar las zonas más escarpadas. Para llegar hasta él desde el pueblo de Monreal podemos hacerlo por el Oeste (Barranco de Diablozulo) o por el Este (Borda Cascante) dando un rodeo a la montaña.

La otra opción es por el Norte, siguiendo un interesante sendero que se va cruzando con la pista que sube a las antenas.

Captura

Croquis de la ruta. Fuente: Wikiloc / IGN.

Como puede verse en el croquis, subí por el Barranco de Diablozulo partiendo de Monreal y posteriormente por el paso de las cadenas. El descenso lo hice por el sendero de la cara Norte. En definitiva, una circular corta pero muy intensa.

EL RECORRIDO

Tras una semana de fuertes lluvias y un trimestre de mal tiempo (exagerando un poco), sale el sol en Navarra y hay que aprovechar para volver a pisar el monte. Dispongo de poco tiempo así que busco algo corto y cercano como la Higa de Monreal desde el pueblo del mismo nombre.

IMG_0052

La Higa desde el puente viejo de Monreal.

Comienzo a andar en Monreal, buscando la parte baja del pueblo, por donde pasa el río Elorz. Merece la pena echar un vistazo al puente viejo, muy bonito.

Una pista asfaltada sale en dirección Sur. Hay que estar atentos pues a los 300 metros veremos a mano derecha una senda que permite recortar un buen tramo de pista y que merece la pena tomar.

Salimos a la pista asfaltada de nuevo, pero la abandonaremos pronto en la primera curva de herradura para tomar una nueva pista, esta vez de tierra, que avanza hacia el Oeste rodeando la cara Norte de la montaña. La pista se va estrechando y se convierte en un camino ancho, conocido como camino de Malpica.

IMG_0010

Camino de Malpica, que rodea el monte por su cara Norte.

El camino va girando hacia el Sur, al encontrarse de lleno con la “grieta” que conforma el Barranco de Diablozulo. Seguiremos subiendo buscando la parte alta de la Sierra de Alaiz, coronada por molinos eólicos.

IMG_0012

Girando hacia el Sur, paralelos al Barranco de Diablozulo. Las antenas son visibles a mano izquierda.

La pendiente es muy suave y se sube muy cómodamente, la verdad es que el camino es una gozada y más cuando vamos ganando metros y nos vamos internando en el bosque de la parte alta de la sierra.

Llegando a un tramo bastante llano, hay que abandonar el camino por el que veníamos y hacer un giro brusco hacia la izquierda, vadeando el barranco. El camino sigue siendo ancho aunque en esta parte está muy deteriorado por las lluvias. Estamos en la cota 900.

Pronto abandonaremos este camino ancho para tomar una nueva senda que nace a mano izquierda, bien marcada con hitos y que es el camino que nos llevará hasta las famosas cadenas.

IMG_0018

Aproximándonos a la cara Sur y sus cadenas.

Tras unos tramos de fuerte pendiente donde la senda zigzaguea entre el boj, llegamos a la primera de las cadenas. Sorprende lo largo que es el tramo equipado… en algunas zonas ayudan bastante en días como hoy donde hay muchísimo barro. En las zonas más rocosas hay muchos agarres y se sube genial, en esos puntos las cadenas sobran.

A continuación pongo algunas imágenes de los tramos equipados con cadenas para hacerse una idea… como digo, es un tramo asequible y muy bonito:

Superadas las cadenas, llegamos a una pequeña terraza bajo la cima. Las antenas están ya muy cerca… Avanzamos estos 100 o 200 metros hasta llegar a la cima, afeada por las instalaciones de los repetidores… El vértice geodésico está encerrado dentro del recinto, afortunadamente el buzón queda fuera de la valla.

IMG_0034

Buzón cimero.

Tras algunos minutos en la cima, decido bajar hasta la cercana ermita de Santa Bárbara, algo desvencijada. Desde su terraza se obtienen unas vistas muy buenas de la Peña Izaga, la otra gran montaña de esta zona.

IMG_0035

Peña Izaga desde la ermita que hay junto a la cima de la Higa.

Para descender cometo un pequeño error y es que no tomo el sendero que sale de la propia cima (por desconocimiento) y recorro unos 800 metros por la pista asfaltada hasta conectar con él en una curva de herradura. El sendero, según he podido ver más tarde, sale del lado Oeste de la cima que tiene un panel informativo y por el que no llegué a pasar ya que fui directamente desde el buzón hasta la ermita.

IMG_0043

Sendero de descenso, en la cara Norte.

Este sendero discurre en su parte alta por un bosque precioso. Después, va cruzándose con la pista de vez en cuando y alterna tramos de bosque con otros más abiertos con unas vistas muy buenas de todo el entorno de la Peña Izaga con el pueblo de Monreal al fondo del valle.

IMG_0046

Monreal, en primer término, con Peña Izaga al fondo.

El sendero sigue perdiendo metros. Algunos tramos son más rocosos e incómodos, pero en general se anda bastante bien. En la parte más baja, un nuevo bosque, esta vez de pino y boj, estrecha el camino y hace que la senda se vuelva más espectacular todavía. Muy bonita esta bajada…

IMG_0048

Tramo bajo de la senda, entre el pinar.

Terminaremos saliendo al camino de Malpica por el que hemos ascendido y de allí a Monreal sin sobresaltos… Otra bonita mañana de montaña en tierras navarras.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 12 km

Desnivel positivo: 800 m+

Tiempo neto: 2 horas y 15 minutos (a ritmo ligero)

Cartografía: Visor IGN

Track en Wikiloc

 

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

Si queréis saber algo más sobre el origen del nombre de esta montaña y conocer un poco más la historia que la rodea os dejo aquí un interesante link.

Esta montaña es el escenario de una conocida media maratón de montaña con bastantes ediciones a sus espaldas: la Xtreme Higa de Monreal. Carrera bastante explosiva que también pasa por las famosas cadenas…

Peña Izaga / Itzaga (1.360 m)

CIRCULAR POR LA CARA NORTE DE LA PEÑA IZAGA DESDE ARDANAZ

Si vamos por la autovía de Pamplona a Jaca, a pocos kilómetros de la capital navarra, veremos dos importantes montañas como son la Higa de Monreal y Peña Izaga. Ambas conforman la puerta de entrada a los valles prepirenaicos navarros.

P1140989

Cordal de Izaga desde la cima, con las cumbres de Ganbella (1.256 m) y Santa Ágata (1.208 m)

Esta montaña, con sus más de 1.300 metros de altura, destaca con una prominencia de casi 800 metros sobre los valles colindantes. Separa el valle de Ibargoiti, por donde pasa la autovía, de los valles de Unciti e Izagaondoa al Norte, mucho más solitarios y tranquilos que el de Ibargoiti.

Aquí, la influencia del clima atlántico, tan marcada en tierras navarras como Leitzaran o Baztan apenas llega y eso se nota mucho en la vegetación. Estamos ante unas montañas prepirenaicas con unos paisajes bastante parecidos a los de la provincia vecina, Huesca.

La ruta de hoy parte del pequeño pueblo de Ardanaz de Izagaondoa en la cara Norte de la montaña y recorre sus bosques a través de senderos de montaña para hacer cima en la Peña Izaga (1.360 m) y de paso visitar la hermosa ermita románica de San Miguel, situada junto a la cima.

itzaga

Croquis. Fuente: IGN / Wikiloc.

EL RECORRIDO

Aprovechamos la buena meteo que dan para el viernes para hacer una salida montañera corta que nos permita subir a alguna cima cercana a Pamplona sin que se nos haga de noche y la elegida es la Peña Izaga.

A las 3 de la tarde comenzamos a andar en Ardanaz. Buscamos el pequeño parking situado en la parte Sur del pueblo, desde donde nace el sendero balizado a Peña Izaga. Lo encontramos fácilmente ya que hay varios carteles en las inmediaciones, no hay pérdida.

P1140939

Dejando atrás Ardanaz.

Estos primeros kilómetros discurren por una pista que se va acercando a la base de la montaña, ganando bastante desnivel. Ya cerca de la “pared” Norte de Peña Izaga, la pista se torna en sendero y se interna en un bosque de bojes y hayas muy bonito, con bastante musgo y, en general, un ambiente muy fresco.

p1140950.jpg

La pista da paso a un húmedo bosque de bojes y hayas.

La senda gana desnivel de forma suave y disfrutamos mucho de este tramo. Poco a poco se va acercando todavía más a la pared de la montaña, buscando el punto débil en la “muralla” conocido como Paso del Sarrio (igual que el famoso paso equipado con cadenas situado en Ordesa junto a la Brecha de Rolando). La senda serpentea en este punto para ganar el hombro de la montaña en un tramo espectacular con un camino precioso. Estamos a 970 metros de altura.

p1140953.jpg

Paso del Sarrio: la senda da varias curvas pronunciadas antes de alcanzar el hombro de la montaña.

De esta forma nos plantamos en el cordal de Peña Izaga. Al salir al hombro la vegetación y el paisaje cambian por completo. Pasamos de caminar entre musgo y hayas a hacerlo entre un mar de zarzas. Por fortuna el sendero está perfectamente limpio y se pasa cómodamente.

La senda sube de forma progresiva hasta alcanzar la ermita de San Miguel, una maravilla del románico que tiene cerca de 1.000 años, ahí es nada.

P1150003

Ermita de San Miguel, con la Higa de Monreal (1.295 m) al fondo.

Desde la ermita a la cima apenas hay 10 minutos de senda. Discurre por el lomo de la montaña sin ninguna dificultad. Hacemos estos últimos metros disfrutando de las vistas, aunque la nubosidad impide ver el Pirineo en todo su esplendor.

P1140980

Subiendo a la cima de Peña Izaga por el ancho lomo.

Casi sin darnos cuenta nos plantamos en la cima de Peña Izaga. Un gran vértice geodésico y un buzón tradicional con forma de casita adornan la amplia cima de la montaña, cubierta por una alfombra de hierba verde.

Tras pasar apenas 5 minutos en la cima, comenzamos el descenso por el lomo hacia la ermita de nuevo. El día se va nublando y el viento sopla cada vez con más fuerza, no obstante, nos ha salido un día tremendo para estar en Navarra en pleno invierno. Estos días hay que aprovecharlos.

P1140972

Ardanaz en primer plano y Aoiz al fondo con el pantano de Itoiz.

En la misma ermita, encontramos la senda que parte hacia el Este y por donde cerraremos esta ruta circular. La senda, al principio, es muy estrecha y discurre entre densa vegetación, más tarde se abre un poco y las vistas son muy buenas.

P1150007

La senda de descenso, colgada en la ladera Norte de la montaña.

La senda discurre horizontal por encima de los cortados de la cara Norte. Es muy agradable pues desciende de forma muy suave y permite estar todo el rato contemplando las montañas que tenemos al Norte.

Llegados a una valla con alambrada para el ganado, la senda cambia de orientación y gira al Norte para comenzar a descender por un frondoso hayedo.

P1150017

Descendiendo por el hayedo.

El hayedo pronto da paso a un pinar de repoblación con pinos de gran porte. A su vez, la senda por la que bajábamos da paso a una pista forestal. El paisaje cambia por completo en pocos metros… Tras alcanzar un depósito de agua, giramos a la izquierda y conectamos con una senda que pierde metros suavemente entre el pinar. Es un tramo muy agradable a pesar de estar completamente encharcado.

P1150026

Saliendo del pinar a la zona baja de la montaña.

El pinar termina y la senda nos deja en una pista ancha y muy pisada que viene desde Ardanaz. Desde aquí, tenemos unos 3 kilómetros al pueblo que pasan rápido a pesar de tener alguna pequeña subidita.

P1150032

Atardece sobre Peña Izaga.

A las 18:30 pasadas llegamos al pueblo, con las últimas luces, tras realizar esta magnífica circular y descubrir otra bonita montaña de Navarra.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 12,5 km

Desnivel positivo acumulado: 750 m+

Cartografía: Visor IGN

Tiempo neto: 3 horas y 30 minutos

Fecha de realización: 16/02/2018

Track Wikiloc

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

El templo de San Miguel de Izaga que se encuentra en la parte alta de la montaña es una de las muestras del románico más importantes de Navarra y punto clave de la ruta de hoy, donde se cruzan las sendas de subida y bajada. Los pueblos del valle de Izagaondoa suben en una tradicional romería a finales de primavera en un día muy especial para los valles que rodean la montaña.

Durante varios años se ha estado celebrando en esta montaña una interesante carrera de montaña: la Izaga Trail. Por desgracia, en 2017 se celebró la última edición y en 2018 no se organizará. Esperemos que los organizadores vuelvan con más fuerza en el futuro, el terreno es ideal para este deporte debido a sus desniveles llevaderos y la belleza de las sendas que rodean la montaña.