Grand Raid Pyrénées – Pyrénées Tour Trail 100K

GRP – Pyrénées Tour Trail 2019 (100K y 7700 m+)

Grand Raid Pyrénées es un gran evento de trail que se realiza en St. Lary-Soulan (Valle de Aure) todos los años a finales de agosto. Es, probablemente, la carrera más popular de este deporte en el Pirineo Francés con más de 5.000 dorsales en las seis pruebas que organiza y también una de los más veteranos con 12 ediciones ya a sus espaldas.

43590258_731839510484396_1780277589303099392_n

Cartel de la prueba

Ya estuve en esta carrera en 2014 participando en el Tour des Cirques de 120 km. Guardo un gran recuerdo de aquella prueba con un recorrido espectacular y una organización impecable a pesar de la mala meteorología que sufrimos.

GR8017_0822_07h39m13s_GRP_TES_0975

Bajando de la Hourquette d’Ancizan en la primera etapa. Foto: photossports.com

Cinco años después vuelvo a correr una prueba menos exigente, la Pyrénées Tour Trail. Una carrera de cuatro etapas en tres días y que acumula algo más de 100 km y 7.700 metros de desnivel positivo. Una prueba dura pero poco técnica que permite correr y también disfrutar de los paisajes de Hautes-Pyrénées.

Crónica y análisis del recorrido

Etapa 1 – De Vielle-Aure al Pic du Midi (39 km y 3.000 m+)

Es jueves 22 de agosto y son las 6:00 de la mañana. Los corredores de la prueba más larga, el Ultra Tour de 220 km y nosotros, los corredores de la Pyrénées Tour Trail (a partir de ahora PTT) abarrotamos la plaza de la pequeña población de Vielle-Aure, centro neurálgico de la prueba.

Salida puntual, todavía con los frontales, por terreno muy cómodo, recorriendo el fondo del valle de Aure, junto al río. Los ritmos son altos, al menos entre los corredores de la PTT. La etapa tiene bastante desnivel, pero es cómoda y no tiene tramos técnicos por lo que salimos a tope, sin reservar nada.

En el km.3 comienza una pequeña tachuela que asciende apenas 150 m+ por los bosques que rodean el pequeño pueblo de Guchen. Me sorprende que todos los corredores que me rodean suben corriendo todo este tramo, la gente va muy rápido…

Dejamos abajo Guchen y alcanzamos la localidad de Ancizan. Sin apenas entrar en ella, nos desviaremos a la izquierda para comenzar a ascender el primer “hueso” del día: la Hourquette d’Ancizan (1.600 m).

Por delante, unos 800 m+ repartidos en algo menos de 7 km. Una subida muy llevadera por camino ancho y cómodo, pasando por un bosque muy agradable y fresco.

La subida es frenética, con muchos tramos al trote. Por fortuna, el sol ya ilumina el valle y podemos entretenernos con las vistas mientras sufrimos… La niebla cubre el fondo del valle de Aure mientras las montañas que nos rodean están despejadas, una vista espectacular.

GR8017_0822_07h39m14s_GRP_TES_0977

Amaneciendo en el valle de Aure. Foto: photossports.com

Los últimos metros al puerto los haremos por una senda poco marcada que cruza a media ladera. Alcanzada la cota 1.600, empieza el descenso. Tras unos primeros 150 metros de desnivel que perdemos muy rápido por una pradera de hierba, llega un tramo llano por una inmensa llanura conocida como la Plagne.

Hay que tener cabeza de aquí al avituallamiento de la Payolle (km.20), pues son 7 kilómetros muy rápidos donde podemos dejarnos las fuerzas en el camino.

GR8017_0822_07h47m42s_grp_DSC_9381

Corriendo en la Plagne. Foto: photossports.com

Dicho esto, volvemos al recorrido. Tras cruzar la Plagne, bajaremos por bosque de forma paralela al barranco d’Artigou. La mayor parte del tiempo iremos por pista por lo que se puede ir muy rápido.

Acabado el bosque, saldremos a otra inmensa llanura similar a la Plagne. Al fondo de la misma, junto a unas bordas, está el primer avituallamiento: la Payolle.

Pico en el primer punto de control en 2 horas y 10 minutos. Voy muy bien y he apretado bastante, a pesar de ello, paso por aquí en el puesto 50º. Hay bastante nivel y gente muy rápida en esta prueba.

También me deja bastante perplejo ver en el avituallamiento a los primeros corredores de la Ultra Trail de 220 km… les quedan por delante 200 km y han hecho los primeros 20 en apenas 2 horas!!!

Invierto algo más de 5 minutos en el avituallamiento y me adelanta muuucha gente. La carrera sigue y por delante tenemos 8 kilómetros muy llevaderos con alguna subida puntual y muchos tramos llanos.

Estamos en un punto donde se empiezan a notar los kilómetros en las piernas. Muchos corredores comienzan a bajar el ritmo y aprovecho para ganar algunos puestos.

Recorremos un camino precioso conocido como Chemin de Ramy que atraviesa el bosque y que nos deja en Artigues, pequeño centro vacacional junto a la carretera que asciende al Tourmalet.

Aquí, tras cruzar la carretera, comienza la subida al Pic du Midi de Bigorre (2.878 m). Por delante, 10 kilómetros y más de 1.600 m+.

La subida comienza pasando junto a la cascada d’Arizes, atravesando un empinado hayedo. Después saldremos a terreno despejado desde donde ya observaremos la cima del Pic du Midi con su enorme aguja.

La subida prosigue por el barranco de Arizes. Tras pasar por el Pont des Vaquès, comenzaremos a avanzar por la ladera que queda a nuestra izquierda, por un sendero colgado que va dejando abajo el arroyo.

20190822_093607

En la cota 1.500, ascendiendo al Pic du Midi, ya visible al fondo.

Tomamos altura de forma muy llevadera. En la cota 1.900 pasaremos junto a la cabaña de Pène Blanque. En este punto ya habremos tomado bastante altura sobre el valle y solamente nos quedará ganar el Col de Sencours (2.379 m), collado que permite acceder a la cara Oeste del Pic du Midi.

En la subida final al collado, el sendero gana en dureza pero sigue siendo muy llevadero. Decidí salir sin los bastones y, creo que por primera vez, he acertado y no los he echado de menos en ningún momento de la etapa.

A muy buen ritmo, alcanzamos el km.34 de carrera donde se encuentra el segundo avituallamiento, en pleno Col de Sencours, bajo las paredes del Pic du Midi. Es un avituallamiento líquido donde relleno rápido las cantimploras y para arriba.

GR8017_0822_11h15m40s_GRP_EM1_2614

Subida final al Pic du Midi de Bigorre. Foto: photossports.com

Apenas quedan 3,5 km con 500 m+. Gran parte de la subida se hace por una pista muy cómoda. A nuestros pies vamos dejando el Lac d’Oncet y poco a poco nos acercamos a la Hôtellerie des Laquets, un viejo hotel de montaña colgado a más de 2.600 metros de altura. Espectacular.

Tras pasar por esta construcción, la pista se transforma en un sendero ancho y la pendiente aumenta. Los últimos metros a la cima son durillos y más con casi 3.000 metros de desnivel en las piernas.

GR8017_0822_11h10m27s_GRP_ASP-0260

Últimos metros a cima… Foto: photossports.com

Finalmente alcanzo la populosa cima del Pic du Midi de Bigorre (2.878 m), llena de turistas que han subido en el teleférico, donde hay un nuevo punto de control y el avituallamiento final. Pico en 5 horas y 18 minutos, en el puesto 30º.

20190822_112811

En la cima del Pic du Midi.

Acabo muy contento por mi rendimiento en la parte final de la carrera, aunque un poco preocupado por las agujetas de mañana. ¿Me habré pasado de rosca? Ya se verá…

Datos técnicos de la primera etapa

Distancia: 39 km

Desnivel positivo acumulado: 2.950 m+

Tiempo: 5 horas y 18 minutos

Puesto: 30 de 314 corredores

Clasificaciones

Track Wikiloc

Etapa 2 – Kilómetro Vertical del Pla d’Adet (4 km y 1.000 m+)

Segundo día de competición. Las piernas amanecen frescas, sin agujetas, lo que es muy positivo. Valió la pena la sesión de estiramientos de la tarde anterior.

Por delante tenemos un día muy duro con 40 km y más de 2.600 m+ divididos en dos etapas. La primera de ellas es un kilómetro vertical que parte de la localidad de Vignec, muy cerca de St. Lary y de Vielle-Aure.

La salida se da en modo contrarreloj, de forma individual y en orden inverso a la clasificación del primer día. El último clasificado sale a las 7 de la mañana y a mí me toca hacerlo sobre las 7:48.

La salida se realiza junto a la iglesia de Vignec. Por delante, apenas 4 km y 1000 m+ justos hasta la estación de esquí del Pla d’Adet, un buen calentón vamos…

Los 300 primeros metros de desnivel positivo son bastante llevaderos, por bosque. El camino traza un amplio zig-zag e incluso en unos pocos metros se puede correr. Pasados estos primeros compases, el camino avanzará por el “cortafuegos” donde están instaladas las pilonas del telesilla que sube de St.Lary al Pla d’Adet.

En este tramo no hay tregua. El sendero va trazando zetas por terreno bastante empinado y es la parte más dura de la ascensión.

Por detrás de mí, hay 29 corredores, casi todos más rápidos que yo en estos terrenos. El resultado es que me adelanta mucha gente, especialmente en este tramo, mientras yo apenas adelanto a 4 o 5 corredores en toda la ascensión… Está claro que esta no es mi especialidad, de hecho es mi primer KV, no obstante las sensaciones son buenas y me conformo con eso.

Superado el zig-zag junto a las pilonas del telesilla, afrontaremos un empinado tramo por ladera ya con los enormes edificios de apartamentos de la estación delante.

Alcanzada la estación, podremos soltar las piernas por sus calles asfaltadas durante unos pocos metros antes de afrontar el tramo final del KV, 150 m+ por una cresta de hierba en la montaña que hay situada justo encima de la estación.

La gente anima en este último tramo, hay mucho ambiente y me vengo arriba, apretando hasta alcanzar la meta, situada a 1.800 metros de altura. Pico en el punto de control de meta en 56 minutos. Muy contento por haber bajado de la hora aunque algo más fatigado de lo que estaba planeado…

Ahora tenemos algo más de una hora para descansar y tomar aire. La salida de la tercera etapa es a las 10:00 de la mañana desde la parte baja de la estación.

20190823_084529

En la zona de meta, colgada encima de la estación de Pla d’Adet.

Datos técnicos de la segunda etapa

Distancia: 4 km

Desnivel positivo acumulado: 1.000 m+

Tiempo: 56 minutos

Puesto: 50 de 314 corredores

Clasificaciones

Track Wikiloc

Etapa 3 – Bucle de Néouvielle (36 km y 1.600 m+)

A las 10:00 de la mañana y con un sol de justicia, comienza la tercera etapa. Los primeros 5 kilómetros discurren por pistas de las estaciones de esquí de Pla d’Adet y Espiaube, por tanto, son cómodos. Eso sí, no debemos despistarnos, pues se suben más de 600 metros de desnivel positivo en este tramo.

Una subida muy dura nos deja en lo alto del Col de Portet, a 2.215 metros. En los últimos kilómetros, hemos comenzado a adelantar a corredores del Tour de Néouvielle, una prueba de 40 km que ha salido a las 8:00 de la mañana de St. Lary. Seguramente sea la prueba más popular de todo el GRP, con 1.400 dorsales.

La gran afluencia de corredores de esta prueba no será anecdótica. En los próximos kilómetros se formarán atascos lo que será bastante desesperante para los corredores del PTT. Sin duda, uno de los puntos a mejorar por parte de la organización.

Coronamos el Col de Portet y bajamos como motos al restaurante Merlans, km.7, primer avituallamiento y punto clave donde comienza el bucle de 17 km por los lagos del Néouvielle.

Como algo, bebo rápido y para arriba. Comienza el tramo más bonito del día, dejaremos abajo el inmenso Lac de l’Oule que ha sufrido los rigores del verano y está bastante seco, para encaminarnos hacia los bonitos lagos de Bastan.

El camino comienza a ser más rocoso e incómodo y la presencia de corredores del maratón hace que haya que salirse del sendero muy a menudo para mantener el ritmo. Pasaremos por el lago inferior de Bastán, más tarde por el Lac du Milieu donde se encuentra el refugio guardado de Bastán y por último por el lago superior, situado ya a 2.250 metros de altura.

GR8017_0823_11h54m10s_GRP_CRI9344_FINAL

Recorriendo los lagos de Bastán, camino del Col de Bastanet. Foto: photossports.com

Del último lago al primero de los collados del día, el Col de Bastanet (2.509 m), el camino es bastante llevadero y solamente al final el camino se empinará de verdad.

Coronamos este bonito collado y al otro lado ya aparece el magnífico Lac de la Hourquette. La bajada hasta él es por un sendero muy marcado con algo de piedra suelta.

Dejaremos el camino principal, que se dirige al Norte, para tomar una senda que gira a la izquierda para acometer la subida al segundo collado del día, la Hourquette de Caderolles (2.495 m).

La bajada de este collado al siguiente lago, el gran Lac de Bastan o Lac de Port Bielh, es más incómoda, con un camino pedregoso donde hay que andarse con ojo para no tirar piedras a otros corredores. Ya llegando al lago, además, encontramos un caos de grandes bloques de granito donde hay que extremar la precaución en los saltos entre bloque y bloque.

Junto al lago, encontramos un punto de control. Desde allí, comienza el largo descenso hasta el Lac de l’Oule

Las sensaciones hasta ahora no han sido malas, pero los kilómetros comienzan a notarse en las piernas. Ya no voy tan fresco y no sé si el ritmo que llevo es bueno o no ya que no paro de adelantar corredores de la maratón pero no veo a corredores de la PTT por ningún lado…

La bajada se hace larga. El camino tiene bastante piedra suelta, raíces… no es tan cómodo como los senderos de la etapa de ayer.

Sin llegar a la orilla del lago, comenzamos a ascender de nuevo al restaurante Merlans. La subida no es larga, pero se hace dura por el calor.

Alcanzamos por fin el avituallamiento, km.24. Hora de beber bien y recuperar antes de afrontar la larga bajada a Vielle-Aure.

En la subida al Col de Portet comienzo a adelantar a algunos corredores. La gente empieza a ir tocada y, por fortuna, a mí parece que me vuelven las fuerzas por momentos.

GR8017_0823_14h10m15s_GRP_CBU_5250

Bajando a Soulan por terreno rápido y cómodo. Foto: photossports.com

Tras coronar el puerto, empieza la suave bajada por senda, que recorre lomas y lomas de hierba. Perderemos casi 600 metros de desnivel por terreno muy cómodo hasta alcanzar un collado en la cota 1600. Allí, nos desviaremos a la derecha para bajar hasta la localidad de Soulan. Esta bajada es bastante directa y se alternan tramos de senda con otros de pista más cómodos.

En Soulan, tomamos unos metros de asfalto hasta volver a tomar otro desvío, esta vez a Vignec (el pueblo donde empezó el KV a primera hora de la mañana). Bajaremos hasta aquí por pista y también por camino empedrado, perdiendo desde Soulan 400 metros de desnivel de forma bastante directa.

Llego a Vignec muy tocado. Todavía quedan dos kilómetros casi llanos por asfalto y por un camino muy cómodo junto al río. Comienzan a aparecer familias y espectadores animando ya cerca de Vielle-Aure pero apenas puedo correr, me he deshidratado.

GR8017_0823_15h08m55s_GRP_EM2_6427

Meta en Vielle-Aure. Foto: photossports.com

A duras penas termino cruzando la meta al trote. Pico en 4 horas y 59 minutos, puesto 38º.

Acabo muuuuy cansado y tocado de cara a la cuarta etapa, aunque lo peor ya ha pasado. Es hora de descansar y estirar bien, todavía quedan kilómetros y desnivel de sobra…

Datos técnicos de la tercera etapa

Distancia: 35 km

Desnivel positivo acumulado: 1.600 m+

Tiempo: 4 horas y 59 minutos

Puesto: 38 de 314 corredores

Clasificaciones

Track Wikiloc

Etapa 4 – Bucle de la Géla (27 km y 2.200 m+)

Tercer día de competición. A las 9:30 de la mañana comienza la cuarta y última etapa en la estación de esquí de Piau-Engaly a más de 1.800 metros de altura. Otro día muy caluroso y con un sol de justicia.

He descansado bastante bien y las piernas están mejor de lo esperado. La etapa comienza con una dura bajada por las pistas de esquí de la estación hasta la cota 1.400. Seguramente sea la bajada más empinada de los tres días y los cuadriceps lo notan tras la sobrecarga de estos dos últimos días.

Me meto bastante atrás casi sin querer, sobre el puesto 80º, dejando que la gente de delante corra y corra, yo no estoy para entrar en batallas. Afortunadamente, pronto llegamos a la carretera que sube a Piau y, tras un breve tramo de asfalto, comenzamos con la primera subida del día, que discurre por el fabuloso valle de la Géla.

Subiendo a ritmo, comienzo a adelantar corredores y a situarme en puestos cercanos al 50º. También tocará hoy compartir senderos con los corredores del Tour de la Géla, la otra maratón del GRP, aunque afortunadamente hoy serán menos numerosos que en la etapa de ayer y apenas se formarán atascos.

Tras subir 300 metros de desnivel, salimos a una amplia llanura encerrada por grandes paredes de roca y hierba. A la derecha, iríamos a los lagos de Barroude y a la izquierda vamos al Puerto Viejo de Bielsa. Tanto los corredores del PTT como los del Tour de la Géla tomamos este camino y acometemos la cómoda subida a este collado.

El camino va trazando amplias zetas por laderas de hierba. Los paisajes son grandiosos, con el macizo de la Munia y sus escarpadas paredes… sin duda, es la etapa más bonita.

Poco a poco vamos ganando metros a buen ritmo hasta coronar el Puerto Viejo de Bielsa (2.384 m). Sin parar, comenzamos a bajar a buen ritmo por el lado español. La bajada, nos deja en la cota 2.100 aproximadamente y se realiza por una senda de hierba bastante cómoda.

P1000377

Puerto de la Forqueta.

Pero la bajada dura poco y pronto conectamos con otro sendero, el que sube al Puerto de la Forqueta o Puerto de Bielsa (2.426 m), collado que nos devuelve a territorio francés. La subida pasa rápido aunque es durilla.

Pasamos por este bonito collado y comenzamos a descender a la boca Norte del túnel de Bielsa donde se encuentra el único avituallamiento del día (km. 15). La bajada no es mala, pero son 600 metros de desnivel bastante empinados.

P1000357

Bajando al túnel de Bielsa.

Hay que andar con ojo pues hay bastantes corredores del Tour de la Géla y no es cuestión de lanzar piedras o de llevarse a alguno por delante.

Alcanzamos, por fin, el avituallamiento. Es hora de comer y rellenar agua pues lo que queda por delante no es moco de pavo. Me tomo mis minutos y bebo mucho líquido. Salgo con la tripa llena para afrontar la siguiente subida, a la Hourquette des Aiguillettes (2.331 m), tercer y último collado del día.

GR8017_0824_12h03m53s_GRP_2TJ4540

Bajando al túnel de Bielsa. Foto: photossports.com

La subida es cómoda en casi todo momento, por un sendero bastante bien definido. En el último tramo, poco antes de alcanzar el collado, sí que hay un tramo rocoso más empinado, pero es la excepción.

La bajada al valle de la Géla desde este último collado sí que tiene más miga. Son más de 600 metros de desnivel negativo hasta el valle. Gran parte del recorrido es por praderas sin un buen sendero definido, por terreno irregular, algo resbaladizo y bastante empinado en ocasiones. Sin ser difícil, es uno de los pocos tramos más técnicos que tiene la prueba.

Por fin llegamos al valle de la Géla, a 1.700 metros. Ahora, tocará bajar a la carretera de Piau-Engaly por el mismo sendero por el que hemos subido en el comienzo de la etapa, muy cómodo y ancho.

Llego a la carretera sin apenas agua pero bastante bien de fuerzas. Por delante, quedan los últimos tres kilómetros de competición, muy duros, casi casi los más duros de toda la prueba pues hemos de subir a la estación de Piau-Engaly por las mismas pistas de esquí por donde hemos bajado antes.

La subida es muy tiesa, pero las piernas responden y adelanto a bastantes corredores. A buen ritmo, afronto las últimas rampas y cruzo la meta con bastante energía.

Prueba terminada. Acabo la etapa en 4 horas y 36 minutos, algo más de lo esperado pero bastante satisfecho, al fin y al cabo, por haber ido de menos a más.

Finalmente, he quedado en el puesto 39º de la clasificación general, con algo más de 15 horas y 50 minutos para completar las cuatro etapas. Muy contento por poder volver a correr sin dolores en el tobillo casi 5 meses después, pudiendo disfrutar de principio a fin de esta bonita competición en tierras francesas.

Ultra acabada y ya van 28, con esta 10 de más de 100 km. La próxima ultra… al año que viene, ahora toca disfrutar de carreras más cortitas y menos exigentes.

Datos técnicos de la cuarta etapa

Distancia: 27 km

Desnivel positivo acumulado: 2.200 m+

Tiempo: 4 horas y 36 minutos

Puesto: 47 de 314 corredores

Clasificaciones

Track Wikiloc

Links

Clasificaciones finales

Facebook de la carrera

Web de la carrera

Opinión personal

Carrera original, con un recorrido bien diseñado y con paisajes muy bonitos. Es una prueba poco técnica, con bastantes kilómetros corribles aunque con mucho desnivel.

La organización está muy bien aunque creo que hay algunos detalles a mejorar, como la logística para bajar del Pic du Midi a Vielle-Aure (había pocos autobuses y el tiempo de espera en La Mongie era muy alto) y la gran acumulación de corredores en las etapas 3 y 4 al coincidir el PTT con los maratones de Néouvielle y de la Géla. No obstante, son problemas menores si tenemos en cuenta el volumen y la variedad de carreras que se organizan en estos tres días.

La carrera es poco conocida en España pero es un mega-evento bastante mayor al Gran Trail Aneto-Posets. También hay que tener en cuenta que es una carrera más popular y accesible. En definitiva, una gran experiencia para cerrar la corta temporada de ultras de este año.

Para acabar, dejo por aquí el vídeo que ha preparado la organización con algunos momentos de las pruebas de este año 2019. Viéndolo dan ganas de participar al año que viene otra vez…

Anuncios

Andorra Ultra Trail – Celestrail 83K

AUTV – Celestrail (83 Km y 5000 m+). Edición 2019

La Andorra Ultra Trail Vallnord (AUTV) es una de las grandes pruebas de trail de los Pirineos. Un gran evento con siete pruebas diferentes y más de 3.000 corredores que llena el “país de los Pirineos” de corredores durante casi una semana del mes de julio.

Ordino._Andorra_195_wIKIMEDIA

Ordino, el pueblo anfitrión. Fuente: Wikipedia.

La carrera tiene una larga tradición dentro de este deporte tan joven, pues comenzó a celebrarse en 2009 y esta ha sido la XI edición. Como toda buena prueba de ultradistancia en los Pirineos, tiene fama de ser dura, muy dura, especialmente las distancia Mític (112 km), Ronda dels Cims (170 km) y Eufòria (233 km).

PerfilCelestrail

Perfil de la prueba. Fuente: organización

Yo me conformé con participar en la cuarta distancia: Celestrail, con 83 Km y 5.000 metros de desnivel positivo. Una prueba que da la vuelta a este pequeño país, pasando por tres collados a más de 2.500 metros de altura. Esta carrera es de un nivel técnico moderado, con algunos tramos complicados pero con otros muy correderos, una prueba para disfrutar y no para “sufrir” como sus hermanas mayores.

Crónica y análisis del recorrido

Llegó el día esperado, el gran objetivo de este año. El 20 de julio a las 00:00 se daba la salida de la Celestrail desde el pueblo de Ordino, en Andorra. Los momentos previos a la salida son de nervios, hay un gran ambiente con muchos familiares y curiosos, música y hasta fuegos artificiales, se nota que estamos en un gran evento.

Sin título

Salida de Celestrail en las calles de Ordino, televisada por Facebook. Foto: organización

Los primeros kilómetros discurren por el valle de Ordino, por un sendero muy cómodo que va remontando junto al río Valira del Nord, pasando por los pueblos de Ansalonga y La Cortinada.

En estos primeros kilómetros las sensaciones son buenas. Llevamos un ritmo intenso pero cómodo y me coloco entre los 30 primeros. Las ganas y la emoción me pueden y salgo más rápido de lo que debo… con el tobillo derecho todavía muy tocado y una sobrecarga en el cuadriceps izquierdo, no estoy en mi mejor momento, pero cualquiera que haya estado en una de estas carreras me entenderá y sabrá lo que es “dejarse llevar”.

Village_de_Llorts_WIKIMEDIA

Llorts. Foto: Wikipedia.

Llegamos a Llorts, aquí abandonamos el cómodo sendero junto al río para comenzar la primera ascensión de la noche, al Coll de les Cases (1.958 m) y a una pequeña cota posterior a más de 2.100 metros conocida como Clot de Coma Aubosa.

Por delante, más de 1.000 metros positivos con una pequeña bajada de 200 metros negativos a mitad de subida. El terreno es empinado aunque bastante cómodo, por buenas sendas que van recorriendo diferentes tramos de bosque. Las luces de los pueblos del valle y la luna iluminan el entorno; las sensaciones en una ultra de noche (cuando vas fresco) son siempre especiales.

Vamos subiendo a ritmo fuerte y constante, alcanzamos el collado de Coll de les Cases y comenzamos la subida a la cota secundaria mencionada antes. Una subida de apenas 200 m+ dura, muy dura.

ARIÑO_VISUALS_2

Kilómetros nocturnos. Foto: Ariño Visuals

Tras coronar, empieza la bajada a las Bordes de Prats Nous, una bajada corta y cómoda. Los siguientes kilómetros hasta el refugio de Pla de l’Estany son bastante llevaderos, siempre en leve subida.

Llegamos al km. 15, primer avituallamiento en el refugio de Pla de l’Estany. Los corredores de la distancia Mític (112 km) acaban de pasar por aquí y forman una vistosa hilera de frontales que sube por una empinadísima pala al pico de Comapedrosa (2.942 m), espectacular.

ARIÑO_VISUALS

Avituallamiento en Pla de l’Estany. Foto: Ariño Visuals

Es noche cerrada y hace fresco, casi frío. Relleno cantimploras y marcho rápido para abajo. Voy en el puesto 34 de casi 500 corredores aunque de esto me enteré más tarde. El ritmo hasta ahora ha sido bastante intenso y comienzo a notarlo… no estoy tan fuerte, la noche va a ser larga…

La bajada del refugio al valle de Comapedrosa es tortuosa, por un amplio camino repleto de piedras. Mi tobillo sufre aunque casi sufre más mi pierna izquierda al proteger a la derecha en cada paso de la bajada. La sobrecarga va a más.

IMG_3622

Valle de Comapedrosa por donde ascendemos.

Llego al sendero que sube al refugio de Comapedrosa con dolor en la pierna izquierda (la buena), lo que me preocupa bastante. En este punto, comienza la segunda subida larga del día, a la Portella de Sanfons (2.581 m), más de 800 m+ bastante intensos.

IMG_3505

Refugio de Comapedrosa, en el km. 20 de carrera.

La subida se hace por bosque hasta que alcanzamos el refugio de Comapedrosa, siempre por sendero, con algunos tramos muy empinados. Ya en el refugio (km. 20), encontramos el segundo avituallamiento, lleno de corredores de la distancia Mític que acaban de bajar del Comapedrosa.

A pesar de estar abarrotado, el refugio está casi en silencio. Vaya caras llevamos todos… Como algo y me abrigo hasta arriba con todo lo que llevo, la noche es fría y vamos a subir hasta la cota 2600.

La subida a la Portella de Sanfons es bastante cómoda si tenemos en cuenta las cotas a las que nos estamos moviendo. Un zig-zag amplio nos deja en el collado. En este punto comienza un tramo muy bonito, atravesando la cresta del Serrat de Coll Pla, que culmina en el Cap de l’Ovella a 2.541 metros.

El tramo es sencillo, por un sendero que atraviesa la cresta de hierba, sin apenas tramos de roca. Unos fogonazos iluminan el cielo de vez en cuando, es una tormenta que parece lejana pero que pronto llegará hasta nosotros. Ya llegando al Port de Cabús (2.306 m), en plena bajada, comienza a llover y a tronar.

Andorre_Entre_Pal_et_le_Port_de_Cabus

Entorno del Port de Cabús. Foto: Wikipedia.

En un momento estamos empapados. Impermeable, guantes, braga… completamente calados.

El siguiente tramo hasta el Coll de la Botella (2.069 m) se las trae. Es mucho peor de lo que parece en el perfil, con una bajada por hierba muy resbaladiza hasta la cota 1.850 y una subida muy directa por pistas de esquí hasta el collado. Allí, en las instalaciones de la estación de esquí de Pal-Arinsal, tenemos el tercer avituallamiento en el km. 30.

Llego calado y muy destemplado, además me duele el tobillo y la pierna izquierda. No soy nada optimista la verdad, pero me dejo llevar y me tomo tres tazas de caldo caliente mientras miro las caras de los corredores de la Mític, siempre se puede estar peor…

Salgo mejor de lo que entro y bastante animado. Con ganas de correr, afronto un tramo cómodo y corredero de casi 5 kilómetros por bosque que nos deja en el Coll de Montaner, a casi 2.100 metros de altura.

Toco chufa en el control que hay en el collado y para abajo. Tenemos una larga bajada de más de 10 kilómetros hasta Escaldes donde se haya la base de vida.

El primer tramo de la bajada es complejo, con un sendero lleno de raíces y piedra suelta. Más tarde, hacia la cota 1700, alcanzamos una buena pista donde se puede apretar y aprieto. Vamos pasando por diferentes bordas y bajando de forma cómoda, aunque pronto abandonamos la pista para tomar una senda bastante “juguetona” que nos dejará en el pueblo de Sispony.

Església_de_Sant_Joan_de_Sispony_-_7

Sispony. Foto: Wikipedia.

De Sispony a Escaldes todavía tendremos 5 kilómetros de descenso, al principio por senda (bastante empinada) y después por unas pasarelas de madera que discurren paralelas al río, junto a la carretera que une Escaldes con Ordino.

Andorra_la_Vella_and_Escaldes-Engordany_2

Escaldes, km. 45, base de vida. Foto: Wikipedia.

En este tramo me voy desfondando de forma progresiva, llegando al casco urbano de Escaldes bastante cansado. Pasaremos junto al famoso balneario de Caldea y, por fin, alcanzaremos la base de vida. Son las 7:15 de la mañana, es decir, llevo algo más de 7 horas de carrera para 45 km y 3.000 m+, no está mal.

Pincho en el control en el puesto 41º y me lo tomo con calma o al menos con más calma que mis compañeros. Como, bebo, me cambio de ropa, me doy Reflex y hasta me echo crema solar. Paso en la base de vida algo más de media hora y pierdo 11 puestos. No obstante, ha merecido la pena, salgo fresco y feliz y con ganas de afrontar los casi 40 kilómetros que quedan por delante.

Salimos de Escaldes atravesando calles y avenidas, es raro ver como la gente está comprando el pan o paseando al perro mientras tú estás realizando una ultra. Momentos curiosos…

Salimos de la ciudad por un paseo empedrado muy empinado. Poco a poco nos vamos metiendo en el valle de Madriu y la pendiente pasa de fuerte a moderada. El sendero es cómodo y los kilómetros pasan de forma cómoda. Atravesamos una zona de bordas muy bonita y nos desviamos pronto a la izquierda, al Coll Jovell (1.780 m) donde culmina esta subida, la más larga de la prueba.

Llego al collado a un ritmo fuerte, pero las fuerzas vuelven a flaquear. Estamos en el km. 50 y por delante tenemos 15 kilómetros cómodos que son determinantes para el devenir de la carrera. Si tenemos piernas en estos kilómetros, lograremos acabar la carrera a buen seguro.

Hasta el km. 56 tenemos una bajada suave y después un tramo perfecto para correr conocido como el circuit de les Fonts. Estamos muy cerca del Estany d’Engolasters, uno de los lugares más turísticos de Andorra y se nota, con muchos turistas y senderistas en la zona.

Corriendo alcanzamos el km. 56, bordes de les Pardines, donde hay un nuevo avituallamiento. Tras comer y beber algo, seguimos con otro tramo por senda cómodo, bastante corredero y muy bonito. Antes de alcanzar el pueblo de Prats, pasaremos por encima del Santuario de Meritxell, el gran centro religioso de Andorra.

Santuari_nou_de_Meritxell_-_11

Santuario de Meritxell. La carrera pasa a pocos cientos de metros. Foto: Wikipedia.

La senda, en leve bajada, nos deja en Prats, un barrio del pueblo de Canillo. Apenas 1 kilómetro de carretera separa a ambas poblaciones.

Canillo, km. 61. Aquí tenemos un control de tiempos. Para llegar al siguiente avituallamiento, tenemos todavía muuuuchos kilómetros… Del km. 61 al 64 iremos “llaneando” paralelos al valle del Valira d’Orient. Digo llaneando pero realmente es un tramo rompepiernas con continuas subidas y bajadas que nos pueden hacer mucho daño a estas alturas de la carrera.

En el km. 64 dejamos por fin el llaneo, cruzamos la carretera que sube al Port d’ Envalira y pasamos por el pequeño pueblo de l’Aldosa. Entramos en la recta final de la carrera con un tramo muy duro de subida hasta el Coll de la Cauba (1.900 metros).

El sendero zigzaguea entre riscos y bordas y el calor aprieta de lo lindo. Son momentos duras pero hay que aguantar. Del collado (km. 66) al avituallamiento de Armiana (km. 69) tenemos un tramo de subibaja por bosque bastante llevadero pero que se hace muy largo. Hay que tener en cuenta que del avituallamiento de Pardines a Armiana hay 13 kilómetros. Es un tramo que se suele hacer en las horas centrales del día y podemos quedarnos sin agua. Yo salvé el tramo cogiendo agua en Prats, junto antes de Canillo, en una fuente muy fresca que me salvó la vida.

Llego roto a Armiana. Es hora de comer, beber y descansar. Paro media hora porque no puedo con mi vida… A pesar de todo, los abandonos de los corredores que me preceden me hacen ganar algunos puestos, pero es engañoso, no puedo adelantar a nadie con estos ritmos tan lentos que estoy llevando…

Tras la parada de media hora me duele todo. La subida de 200 metros positivos que tenemos nada más salir del avituallamiento tampoco ayuda… Por fortuna, acaba pronto y enseguida podemos bajar hasta el barranco de Montaup donde empieza la subida final hasta el Coll d’Arenes (2.539 m).

Subida dura, por terreno relativamente cómodo, de pastos. A mano izquierda tenemos el Pic de Casamanya (2.740 m) y, a pesar del sufrimiento, me reconforto con las vistas y el paisaje de alta montaña que nos rodea.

El último kilómetro al collado es duro duro y debo parar en varias ocasiones. Llego al avituallamiento final, junto al collado, muy tocado, ya no puedo ni correr…

Paro de nuevo 15 minutos antes de comenzar el vía crucis final, la bajada a Ordino de 9 kilómetros de largo, casi nada.

El primer tramo es cómodo, por praderas y pastos de alta montaña. Poco a poco las fuerzas van viniendo a mí y vuelvo a trotar. Cuidado porque en la cota 2000 comienza un largo tramo de falso llano por bosque donde terminamos haciendo 100 m+. Es importante guardar algunas fuerzas para este trozo ya que en caso contrario se nos puede hacer muy largo.

La subidita finaliza y nos queda por delante una larga y empinada bajada por bosque de más de 600 metros negativos hasta Sornàs. Bajo haciendo uso de los bastones, que me ayudan en las frenadas porque llevo los cuadriceps tocados. El ritmo ahora no es malo y me animo…

AUT2036_0720_15h31m36s_AUT_JLH08153_3_original

Meta! Foto: Photossports

Paso por Sornàs y bajo a la carretera de Ordino, último kilómetro por asfalto… ya oigo la megafonía de meta, una última subidita y… final! Por fin, conseguido. Llego en el puesto 44º tras 15 horas y media, vaya paliza.

Otra ultra más a la saca y van… 27.

Acabo contento, muy contento ya que en la salida tenía muchas dudas debido a las molestias físicas que venía arrastrando. A nivel competitivo, he acabado haciendo una hora más del tiempo que tenía en mente, pero siendo sincero conmigo mismo no he entrenado como debería. Me puedo dar con un canto en los dientes.

Próxima parada… algo diferente: Pyrénées Tout Trail del Grand Raid Pyrénées.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 83 km

Desnivel positivo superado: 5.000 m+

Tiempo: 15 horas y 32 minutos

Clasificación: 44 de 495 corredores

LINKS

Track Wikiloc

Web de la carrera

Clasificaciones

OPINIÓN PERSONAL

La Andorra Ultra Trail es un gran evento, con una organización sólida y con años de experiencia. No puedo poner pegas, los voluntarios eran numerosos en los avituallamientos y el trato al corredor excelente. Sí que es cierto que la distancia entre avituallamientos era muy amplia pero entiendo que forma parte de la exigencia de la carrera. Este hecho es crucial para trazar la estrategia de carrera, quizá 1 litro de agua sea insuficiente en algunos puntos y haya que portar más.

Por lo demás, gran ambiente en la salida y en la meta, así como en algunos avituallamientos.

En definitiva, una experiencia brutal que a nivel personal ha sido también bastante dura. Mi cuerpo empieza a pedirme distancias más cortas donde poder disfrutar más y ser más competitivo. Al año que viene seguramente no pasemos de los 70 km, nos hacemos mayores 🙂

LjD9oKi_

 

 

Trail Bronchales 43K – Edición 2019

TRAIL BRONCHALES 43K

Cuarta edición de esta carrera que se organiza en la Sierra de Albarracín y que este año ha reunido a más de 1.800 corredores de montaña en sus cuatro modalidades, dejando claro el carácter popular y la gran acogida de la prueba, especialmente entre los atletas valencianos.

P1080666

Sierra de Albarracín. Perfiles suaves y pinares infinitos.

La carrera de 43 Km que aquí se detalla, discurre entre los municipios de Bronchales y Noguera de Albarracín, ascendiendo a Peñablanca (1.856 m) y a Sierra Alta (1.854 m), dos importantes montañas de la zona. Es una carrera bastante corrible, con muchos kilómetros por senda entre pinares, casi siempre a la sombra.

PERFIL-43K-C

Perfil de la carrera. Fuente: web de la carrera

El perfil, como puede verse, es bastante rompepiernas con 5 o 6 subidas bastante potentes aunque no muy largas (la mayor de ellas tiene 400 m+). Un terreno divertido donde siempre es un placer correr.

NOTA: foto de cabecera de Last Race Studio. La mayor parte de fotografías están sacadas de mi colección y han sido realizadas en excursiones y entrenamientos por la zona.

CRÓNICA Y ANÁLISIS DEL RECORRIDO

De nuevo en Bronchales tras participar en las ediciones del 2016 y del 2017. Vuelvo con las mismas ganas de correr de siempre y, por desgracia, otra vez con algunos problemas físicos, esta vez en el tobillo tras la carrera de Luesia de hace 3 semanas donde acabé con un dolor bastante intenso.

P1080690

Bronchales, capital mundial del trail durante este fin de semana 🙂

A las 7 de la mañana se da la salida, adelantada media hora debido a la intensa ola de calor que estamos sufriendo. Más de 300 corredores tomamos la salida en la modalidad maratón.

 

Salida rápida por las calles del pueblo y en leve pendiente hasta salir a una pista forestal. Tras 2 kilómetros rápidos, entraremos en una senda bastante empinada. Es la subida a la Peña Cervero (1.764 m), primera del día con 200 metros positivos para ir calentando las piernas.

Desde el primer momento las fuerzas acompañan y me veo muy fresco en las subidas, sin embargo, el tobillo no está para muchos kilómetros y pronto comienza a quejarse… la mañana va a ser larga.

P1120736

Kilómetros y kilómetros bajo los pinos.

Tras coronar este modesto pico, comienza una bajada por pista que después se convierte en una empinada senda que atraviesa un tupido bosque. Bajada muy divertida, que desemboca en el Barranco de la Tejera.

En este punto comienza una nueva subida, de nuevo bastante potente aunque corta, hasta la Vicidilla, de unos 150 metros de desnivel positivos. Alcanzaremos una llanura con un campo de fútbol donde encontramos el primer avituallamiento y subiremos después unos metros más por pinar hasta coronar la Peña de la Huerta (1.773 m). Comienza aquí un tramo bastante cómodo de 10 kilómetros.

Bajaremos por pista hacia la Fuente del Canto, la más famosa de Bronchales, aunque este año no llegamos a entrar en ella y pronto giramos a mano derecha para seguir descendiendo paralelos al Río del Puerto.

Estamos en una zona muy húmeda, donde el terreno es irregular. Ando con cuidado por mi tobillo, mirando bien donde piso. Me adelantan bastantes corredores pero no me preocupa, voy con cabeza y con ganas de disfrutar más que de competir.

Pasamos por debajo de la carretera del Puerto de Orihuela (A-1512) y encontramos el segundo avituallamiento del día, estamos en el km. 10 y llevo una hora justa de carrera. Tras parar a beber y a rellenar los botellines, comenzamos un nuevo tramo, muy llano, que se caracteriza por la ausencia de senda.

Correremos por terreno cómodo, atravesando un denso pinar. Poco a poco iremos girando hacia el Sur y nos toparemos con una pista forestal. Tramo cómodo en leve descenso hasta alcanzar el kilómetro 15, donde se encuentra el tercer avituallamiento de la carrera.

Tras una leve subida hasta la cota 1700, comenzaremos a descender hacía el valle del Río Garganta por una bonita senda, muy rápida. Tras alcanzar el lecho del río, comienza la subida a Peñablanca (1.856 m), la más dura del día, con unos 350 metros de desnivel positivo y una inclinación muy fuerte en algunos puntos.

P1120767

Subida a Peñablanca.

La subida es llevadera en su inicio, pero a medida que nos acercamos a la cima la inclinación aumenta y la senda se va difuminando hasta desaparecer. La parte final es la más dura con inclinaciones que rondarán el 40%.

P1120762

Tramo más empinado en la subida a Peñablanca.

Subo cómodo, sin forzar, mejor que en la pasada edición del 2017 y alcanzo el control y el avituallamiento que se encuentra en la cima. Ahora sí, es hora de beber bien, rellenar botellines y comer algo. Estamos en el km 19 y en el techo de la carrera, a más de 1.850 metros de altura.

P1120757

Vistas desde Peñablanca.

Si la subida ha sido dura, la bajada también tiene lo suyo… El primer kilómetro es cómodo, por el cordal de la montaña, pero después giramos a la izquierda por una empinada ladera. No tengo los bastones y aquí los echo de menos, bajo con torpeza y me adelantan hasta 10 corredores… qué desastre. Por fortuna, el tramo más inclinado dura poco y pronto salimos a terreno despejado y cómodo, conectando rápido con el río Garganta de nuevo.

P1120754

Bajada de Peñablanca.

Los siguientes kilómetros los haremos paralelos al río Garganta. A veces sin senda, siempre entre pinares, atravesando un paisaje solitario y salvaje. Es un tramo muy bonito.

P1120752

Al fondo, Peñablanca.

En estos kilómetros bastante cómodos aprovecho para adelantar a toda la grupeta de corredores que me ha pasado bajando y, de paso, alcanzar a algún otro corredor. Las sensaciones siguen siendo muy buenas y, cuando el tobillo no se queja dando pinchazos, puedo ir a buen ritmo, especialmente en los tramos correderos y sin dificultad técnica.

P1120744

Barranco de Peñas Agudas.

 

Sobre el kilómetro 23, salimos del valle del Garganta para comenzar a ascender al Cerro de la Laguna (1.765 m) por el Barranco de Peñas Agudas, unos 400 metros de desnivel positivo, algo más cómodos que la ascensión a Peñablanca, pero no un camino de rosas…

P1120743

Subiendo al Cerro de la Laguna.

Sendero técnico y algo vestido en algunos tramos e inclinación moderada. Al finalizar la ascensión, llegamos a una zona llana de nuevo entre densos pinares. Es un tramo ideal para correr y apretar fuerte. Pronto alcanzaremos la laguna que da nombre al cerro, que suele estar seca los meses de verano.

P1120739

Cerro de la Laguna.

Nuevo avituallamiento y de nuevo el mismo ritual: parar a beber, rellenar botellines, tomar sales y comer algo. Hoy es un día muy caluroso y estos pequeños detalles ayudan a evitar calambres y pájaras. Sin duda, merece la pena perder unos minutos.

Volvemos a la carrera. Por delante tenemos una bajada corta al Barranco de Peñas Agudas y una nueva subida corta pero intensa nos deja en el Puntal del Caco (1.777 m). En esta cima, conectaremos con una pista forestal muy cómoda que desciende rápidamente hacia Noguera de Albarracín.

Un sendero algo técnico nos deja en el pueblo de Noguera. Estamos en el kilómetro 32, a 11 de meta. Como algo rápido y bebo bastante líquido, pues queda un tramo muy duro, que no debemos subestimar, con dos ascensiones.

Salgo rápido de Noguera y comienzo a adelantar a algunos corredores en la subida por pista del Barranco de la Tejeda, no confundir con la Tejera (con “r”) que cruzamos al comienzo de la carrera. Algunos son de la distancia 25 Km y otros de la maratón. Sin duda, merece la pena guardar fuerzas para esta subida pues se puede correr bastante y muchos ya caminan. Es ideal para ganar posiciones.

65588147_1977722288998718_4672014284413206528_o

En carrera. Foto de Last Race Studio.

La pista sube de forma constante con una inclinación suave siguiendo el curso del río, muy agradable. Aprovecho para correr y caminar en los tramos más empinados, pero siempre a ritmo intenso. En el km. 35 de carrera, abandonamos la pista y salimos a una senda de una inclinación muy potente que asciende por terreno pedregoso.

Hacemos cima en el penúltimo monte del día, la umbría del Tío Martín (1.814 m) y comenzamos a bajar  por una senda muy bonita hasta el Barranco del Portichuelo, valle situado entre esta montaña y Sierra Alta, última subida del día. En esta bajada hay un nuevo avituallamiento.

P1120979

Avanzando entre pinares con el pueblo de Noguera ya muy abajo.

En dicho descenso comienzan los problemas. Mi tobillo no para de quejarse dando pinchazos y mi pierna derecha está muy cargada debido a forzar la pisada durante treintaytantos kilómetros. Llegan los calambres y paro un poco a estirar en un árbol… estos últimos kilómetros se van a hacer muy largos.

P1120983

Fuente de la Rosa. Un buen lugar para mojar la gorra y refrescarse.

Tras pasar por la Fuente de la Rosa, comienza la subida a Sierra Alta (1.854 m). De nuevo, unos 250 metros de desnivel por terreno rudo que se hacen muy duros a estas alturas de la carrera. Hago cima en Sierra Alta y para abajo sin parar en el avituallamiento. Hay ganas de llegar a meta.

P1120978

Senda de subida a Sierra Alta. Bastante pedregosa.

En esta edición han cambiado este último tramo. Ya no bajamos por un senderillo muy agradable y que traza varias zetas, sino que nos bajan por un camino más empinado y técnico aunque también más corto.

P1080675

Corralizas.

Tras alcanzar la Fuente de Sierra Alta, una leve subida nos deja en las Corralizas. Desde aquí, quedan dos kilómetros a meta. En lugar de pasar por el camping, nos bajan por una senda muy bonita que discurre paralela al Barranco de la Rambla, pasando por encima de las antiguas minas del pueblo.

P1120987

Última bajada, bastante corrible.

Bajada rápida que nos deja en Bronchales, un último esfuerzo, ya se oye la megafonía y entrada cuesta abajo donde podemos apretar los dientes y darlo todo. Gran ambiente en meta, donde llego en 5 horas y 26 minutos, puesto 21º absoluto.

c523c8437647f766fab12688d223215e07d4565f1a206c68c8c04223c53de89a

Entrada en meta. Foto de Inma, extraída del Facebook de la carrera.

Termino muy contento, pues el tobillo ha resistido mejor de lo esperado y me ha permitido ir casi todo lo rápido que quería. Ahora toca curarlo de verdad, pues en tres semanas llega la primera carrera larga larga del año: Celestrail en Andorra.

Captura

Datos de la clasificación. Fuente: Cronomancha

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 43 km

Desnivel positivo acumulado: 2060 m+

Fecha: 30/06/2019

Tiempo: 5 horas y 26 minutos

Puesto: 21º de 315 corredores

LINKS DE LA CARRERA

Facebook

Web

Clasificaciones

Track en Wikiloc

OPINIÓN PERSONAL

Cuarta edición de esta carrera que se ha convertido en uno de los mayores eventos de trail en Aragón. La organización ha creado una carrera muy atractiva, con un recorrido muy corrible pero también duro y, sobre todo, muy muy bonito.

Marcaje excelente, muchos avituallamientos, voluntarios en cada cruce, gran ambiente en salida y meta… en definitiva, una carrera importante con una organización excelente. A la vista está que el número de inscritos no para de crecer año tras año.

Seguramente vuelva el próximo año 2020 para intentar darle un pequeño mordisco al crono de este año.

logoTdB43k

Carrera por montaña Sierra de Luesia 27K – Edición 2019

CXM Sierra de Luesia – 27,5 KM y 1650 m+

Este año 2019, la carrera por montaña Sierra de Luesia celebraba su octava edición. Una carrera veterana y ya asentada en el calendario aragonés, que cuenta con unos atractivos indiscutibles: los bosques y sendas de la zaragozana Sierra de Luesia, en las Altas Cinco Villas.

IMG_2951

Paisaje de media montaña: Sierra de Luesia.

A pesar de estar en el prepirineo, la carrera tiene unos desniveles muy acusados, especialmente en el primer tramo, con el ascenso y posterior descenso del Puy Moné (1.303 m). Sin ser una carrera técnica, posee muchos kilómetros de senda y bastantes kilómetros de sube y baja, rompepiernas, lo que impide que sea un recorrido muy rápido.

IMG_2882

Luesia.

La carrera es muy disfrutona, con unas paisajes de media montaña muy agradables, que invitan a correr. Muchos kilómetros por bosques, hayedos, que disminuyen la sensación de calor… Una carrera que merece la pena conocer.

ANÁLISIS DEL RECORRIDO Y CRÓNICA PERSONAL

A las 9:15 de la mañana se daba la salida desde la plaza Mayor de Luesia. Buen ambiente en la salida conjunta de las dos distancias: 27k y 15k.

Alfredo Miana

Salidaaaaa!!!. Foto: Alfredo Miana. Extraída del Facebook de la organización.

Los primeros metros discurren por las calles del pueblo hasta tomar la carretera. Saldremos del pueblo y nos internaremos muy pronto en el Barranco de la Bal, todavía por pista asfaltada. A los 2 kilómetros de pista giraremos a la izquierda y comenzaremos a pisar hierba, siempre en suave ascenso. Comienza aquí la subida al collado de la Bal de Aragües.

IMG_2956

La Bal.

La subida se realiza por senda y asciende unos 300m+ en 2 kilómetros. No es especialmente dura y se deja correr, aunque en algunos tramos tocará andar.

En esta primera subida me voy colocando en el “grupo perseguidor” dejando marchar a los “buenos” que llevan un ritmo inalcanzable para mí. Rondaré el top 10, voy cómodo, ni me adelantan ni adelanto, y en esta línea marcharé los próximos kilómetros.

Tras alcanzar el collado, toca una bajada fácil por un sendero a media ladera que nos deja en el Barranco de Valdiguara o Bal d’Iguara, donde se encuentra el primer avituallamiento. En la bajada, noto como el tobillo sigue un poco tocado desde la torcedura que tuve en Riglos hace ya más de dos meses. Decido no forzar y bajar “sin meter quinta”.

Tras el avituallamiento, comienza la subida más dura del día, al Puy Moné. Son unos 250m+ en apenas 1 kilómetro. Subimos “a saco” por una ladera donde hay bastante roca suelta y poca vegetación. Es fácil resbalar y echo mucho de menos los bastones… qué duro es esto!!!

Afortunadamente la subida acaba pronto, tocamos cima en el Puy Moné y para abajo. Tenemos por delante la bajada más larga de la carrera por el conocido como camino de los Malos Dientes, unos 500 m- en 2,5 kilómetros. Se hace por senda y es bastante cómoda en su inicio, aunque la última parte se estrecha y hay más piedra suelta.

IMG_2940

Cima del Puy Moné.

En la bajada, adelanto a dos corredores y me adelantan otros dos. Las fuerzas siguen intactas y continúo muy animado. Estoy disfrutando mucho a pesar del tobillo que me duele en las bajadas.

Estamos en el km. 9. Casi llegamos a tocar el valle del río Arba de Luesia pero un desvío nos lleva a mano derecha. Comienza una nueva subida por sendero de apenas 120 m+, es la primera de las tres “tachuelas” que tenemos en los próximos 5 kilómetros que, la verdad, engañan bastante. Sobre el papel parecen kilómetros rápidos donde se puede apretar, pero veremos pronto que no es así.

Tras coronar un colladito conocido como collado de Peña Cerbera (931 m), comienza un descenso rápido por buena senda que nos deja en el famoso Pozo Pígalo, una badina natural situada en un enclave precioso. Aquí encontramos el segundo avituallamiento del día.

Pasaremos junto al pozo, que lleva mucha agua, y seguiremos pegados al cauce del río, para después remontar a mano izquierda y pasar junto a un refugio (refugio del Curro). En este punto comienza la segunda “tachuela”, una subida durilla por bosque de casi 150m+.

IMG_2919

La quebrada cara Norte de la sierra de Luesia.

Un descenso muy suave nos dejará ya en el llamado Barranco de las Raíces. Sin tiempo para tomar aliento, comienza la tercera “tachuela”, que conecta este barranco con el de Huértalo, el principal cauce de la cara Norte de la sierra de Luesia.

EricalaFosa-BrunoGaspar

Subiendo a Erica la Fosa. Foto: Bruno Gaspar. Extraída del Facebook de la organización.

Si hemos sobrevivido a estas tres “tachuelas”, estaremos en el kilómetro 14 y por delante tendremos una nueva subida de 400 m+. La primera parte de esta subida discurre nuevamente por bosque, por una senda que zigzaguea hasta alcanzar el collado Erica la Fosa (1.120 m). El segundo tramo se hace por la llamada cresta del Malpaso, un espolón que se desprende de la cima del Puy Fonguera (1.306 m) hacia el Norte y que, lejos de ser un sendero malo, es un tramo bastante cómodo y muy bonito, con unas vistas impresionantes.

Fotos subiendo por la cresta del Malpaso, de José Antonio Aldaz, extraídas del Facebook de la comarca de las Cinco Villas:

En esta subida sigo yendo bien y nos juntamos un grupete de tres corredores que alcanzamos juntos la cima del Puy Fonguera (nuevo avituallamiento). Apenas paro y seguimos a buen ritmo cuesta abajo.

IMG_2914

Buenas vistas al Santo Domingo desde el entorno del Puy Fonguera.

Una nueva senda por el conocido como Bal del Abellanar me hace pasarlo mal. Es un tramo corto, por hayedo, en un sendero con mucha hoja suelta y piedras escondidas que le dan la “puntilla” a mi maltrecho tobillo. Voy bien de fuerzas, pero no puedo apretar, qué rabia.

La senda desemboca en una pista y desde la pista comienza el último ascenso “largo” de la carrera, a la Punta del Siete (1.250 m). Primero alcanzaremos el llamado collado de las Neveras o collado del Correo (según el mapa que consultemos) y después subiremos por el lomo de la montaña en un tramo bastante más inclinado.

Aquí hacen acto de presencia los calambres en los aductores. Bufff, he bebido poca agua y eso me está pasando factura. Aguanto como puedo, hago cima y para abajo intentando no perder ritmo.

Bajo la cima de la Punta del Siete hay un kilómetro cómodo y casi llano por pista, antes de tomar el sendero que nos permitirá bajar por el hayedo de Gozopaño al Barranco de la Bal.

IMG_2892

Los hayedos cubren las cabeceras de los barrancos.

Bajada algo técnica y alcanzamos el último de los avituallamientos (el cuarto).

No llego a parar y sigo para adelante. En el avituallamiento me dicen unos niños muy majos que voy noveno y me animo un poco pero las fuerzas comienzan a flaquear y veo que va a ser imposible mantener este puesto.

Los continuos sube y bajas de los próximos dos kilómetros hasta alcanzar la Fuente Isicar me dejan seco, cómo engaña este tramo!! Con fortuna, llego a la última bajada en décima posición. Mi ritmo no es bueno, los aductores vuelven a amenazar pero mantengo el tipo como puedo.

El último kilómetro, llano, me permite correr a un ritmo decente. Entro al pueblo y tras callejear un poco… meta!!! Décimo puesto absoluto y un tiempo de 3 horas y 15 minutos largos, más del que pensaba pero, a decir verdad, la carrera me ha parecido mucho más dura de lo que tenía en mente.

marius_m

Llegando a meta. Foto: Marius.M

He disfrutado mucho pero también he llegado a meta muuuuuy tocado. Toca recuperar, hacer alguna tirada larga y curar bien el tobillo antes de la primera maratón del año, una vieja conocida: Bronchales.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 27,5 km

Desnivel positivo: 1650 m+

Tiempo neto: 3:15:53

Clasificación: 10 de 67

LINKS

Track oficial Wikiloc

Web de la carrera

Clasificaciones

OPINIÓN PERSONAL

Venía con muchas ganas de correr aquí después de no poder acudir el año pasado (estando inscrito) y la carrera me gustó muchísimo. Sí es cierto que no estábamos muchos en la distancia larga, pero la carrera cuenta con una organización excelente y con muchos medios.

Encontré bastantes voluntarios en el monte, drones grabando en las zonas más vistosas, un marcaje perfecto y un gran ambiente en la plaza del pueblo. Viendo el número de inscritos esperaba una carrera más humilde y en ese aspecto la carrera me sorprendió para bien.

El recorrido es ESPECTACULAR. Casi todo el momento iremos por senda y recorreremos bosques muy bonitos y crestas con unas grandes vistas. Otra carrera a tener muy en cuenta, quizá (y digo quizá porque no conozco todas) la carrera más bonita y más completa de la provincia de Zaragoza.

CARRERA

 

Irati Trail 23K – Edición 2019

IRATI TRAIL (23,5 KM y 1350 m+)

La Irati Trail es una carrera ya consolidada en el calendario de carreras por montaña de Navarra. Con una organización impecable, un recorrido duro y exigente y un entorno incomparable como es la Selva de Irati, el disfrute está asegurado.

IMG_5027

Pantano de Irabia, en el corazón de Irati. Foto: archivo personal.

La selva de Irati necesita pocas presentaciones. Es, quizá, el bosque más conocido del Pirineo. Se encuentra en pleno eje axial del Pirineo Navarro, colindando con Francia, al Norte de la Sierra de Abodi y dicen los entendidos que es una de las mayores masas forestales de haya y abeto de Europa. Un bosque muy bien conservado a pesar de los siglos de explotación maderera.

En este entorno discurre la carrera. Un recorrido muy disfrutón, en forma de 8, que asciende a dos cimas, Alto de Zampeado (1.172 m) y Akerreria (1.317 m). Recorrido resbaladizo debido al barro y siempre por senda. Un perfil exigente y muy rompepiernas con unas pendientes cortas pero intensas que pondrán nuestras piernas y nuestro equilibrio a prueba.

image

Perfil de la prueba. Fuente: www.iratitrail.com

NOTA: la foto de portada está sacada de la web de la carrera. Su autor es Iñaki Tejerina.

CRÓNICA Y ANÁLISIS DEL RECORRIDO

Llegaba a esta carrera con sensaciones contradictorias. Por un lado, la moral alta tras hacer top10 en la KDR trail de Cadrete (Zaragoza) dos semanas antes. Por otro, mis miedos a encontrar un recorrido muy embarrado, pues estos terrenos se me dan francamente mal.

Llego temprano a las Casas de Irati, lugar de inicio y llegada de la carrera. Pensaba que la carretera de 25 kilómetros que une Ochagavía con la selva podría estar congestionada o que habría problemas para aparcar. Finalmente todo va sobre ruedas y aparco sin problemas una hora antes de la salida. Aprovecho para tomar un café en el bar que hay junto a la salida.

A las 10 de la mañana suena el cohete y comienza la carrera. En la distancia larga estamos unos 200 inscritos y salimos bastante apelotonados. Un tramo corto de pista permite que el grupo se estire un poco.

Pronto entramos en el primer tramo de senda. El barro y la pendiente hace que el ritmo baje drásticamente y se comiencen a formar algunos tapones. La senda es preciosa, se adentra en el hayedo y traza un sube y baja que deja correr casi en todo momento.

Una primera bajada muy resbaladiza me hace sufrir un poco. Veo como comienzan a adelantarme muuuuchos corredores que bajan bastante más sueltos que yo… bufff, esto se va a hacer largo. Me lo tomaré con calma y a disfrutar.

La bajada nos deja en el km. 3 de carrera, punto en el que cruzaremos el río Irati. Han colocado una soga tensa a la que poder agarrarnos. El río no baja fuerte pero nos mojamos hasta las rodillas en algunos tramos.

rio irati_berta

Primer vadeo de los tres que haremos, en el kilómetro 3. Foto de Berta extraída de la web de la carrera.

La carrera sigue y tenemos por delante otros 2 kilómetros de intenso sube y baja. La carrera ahora avanza hacia el Oeste buscando el extremo del pantano de Irabia. Tras un descenso muy rápido, alcanzamos un extremo del pantano, que cruzaremos por un puente. Ya al otro lado, tendremos un tramo llano muy bonito que, tras cruzar un barranco conocido como Regata de Duelas, nos dejará a los pies de la primera subida importante, el Alto del Zampeado.

La subida tiene una primera parte durísima donde subimos 275 m+ en apenas 1 kilómetro. El barro y las hojas secas hacen que la subida esté muy resbaladiza. En la parte final hay, incluso, que echar las manos al suelo para ayudarse. Unos bastones vendrían muy bien en este punto…

Un tramo llano y cómodo y una segunda subida bastante empinada pero mucho más corta que la primera nos dejarán en la cima de este Alto del Zampeado. Desde este punto comienza un descenso muy entretenido por la ladera Este de la montaña buscando de nuevo las Casas de Irati.

Cerraremos el primer bucle, de unos 11 kilómetros pasando junto a la línea de meta (hay un avituallamiento en este punto) y cerca de la famosa ermita de Nuestra Señora de las Nieves. Su color blanco contrasta con el verde intenso de los bosques que la rodean.

La carrera sigue por un precioso sendero que llanea paralelo al cauce del río Urtxuria, afluente del Irati.

iñaki tejerina

Ermita de Nuestra Señora de las Nieves, junto a la línea de salida. Foto de Iñaki Tejerina extraída de la web de la carrera.

Pronto el sendero comienza a picar hacia arriba. Comienza la subida al pico Akerreria, la segunda subida fuerte del día. Es más cómoda que la subida al Alto del Zampeado, pues el sendero es más ancho, menos embarrado y también menos inclinado. Subiremos primero hasta un mirador, ubicado en el km. 13. Las vistas son espectaculares, más ahora cuando el día ha despejado bastante.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Mirador de Akerreria. Foto de Javier Zarranz extraída de la web de la carrera.

Un tramo cómodo, casi llano, nos acercará hasta la ladera Sur del Akerreria. Un cartelito que reza “Atención Pikarra!!!” nos avisa de que viene una subidita fuerte.

Akerreria_Ainara

Tramo llano antes de comenzar la subida final a Akerreria. Foto de Ainara extraída de la web de la carrera.

La subidita es potente aunque no muy larga. Nos deja en una crestita de roca recubierta por musgo realmente resbaladiza. Hacemos cima en el Akerreria, punto más alto de la carrera, y para abajo. Tras un tramo corto pero empinado y embarrado, toca disfrutar de una bajada larga y bastante cómoda donde se puede apretar bastante.

En el km.18 llega el segundo vadeo, esta vez al río Urtxuria. El tramo previo al río es una zona de rocas empinada y muy resbaladiza donde hay que andarse con cuidado.

Saray_rio_Urtxuria (2)

Llegando al río Urtxuria. Foto de Saray extraída de la web de la carrera.

Cruzamos el río con determinación. Baja algo menos de caudal que en el Irati pero nos mojamos los pies y las pantorrillas de la misma forma.

Saray_rio_Urtxuria_2

Río Urtxuria. Foto de Saray extraída de la web de la carrera.

Al otro lado del río comienza el último tramo de la carrera, de unos 5 kilómetros. Un tramo muy bonito pero también muy rompepiernas. Avanzaremos a media ladera en casi todo momento, siempre paralelos al río Urtxuria en dirección a Casas de Irati.

Hay algunos tramos donde la senda de estrecha bastante aunque en general se puede correr bastante bien. Es un tramo muy divertido y la mayor parte del tiempo cuesta abajo.

Finalmente, antes de alcanzar la meta en Casas de Irati, tocará el tercer vadeo del día, de nuevo al río Urtxuria.

meta_mikel

Tercer vadeo del día, antes de llegar a meta. Foto de Mikel extraída de la web de la carrera.

Tras una leve subida alcanzo el arco de meta. Tiempo final de 2 horas y 44 minutos, puesto 41º. Podría haber sido peor… al final he hecho una carrera diferente a las habituales, adelantando en las subidas y siendo adelantado en las bajadas.

Otra experiencia más y muy contento por haber disfrutado de estos paisajes que no pisaba desde el 2011 y de este recorrido tan guapo. Siguiente parada… Luesia.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 23,5 km

Desnivel positivo: 1350 m+

Tiempo neto: 2:44:00

Clasificación: 41 de 185 corredores

LINKS

Track Wikiloc oficial

Web de la carrera

Clasificaciones

OPINIÓN PERSONAL

Había escuchado muy buenas opiniones de esta carrera y el pasado domingo pude confirmar que la buena fama que tiene es bien merecida. Organización de 10, con muchos voluntarios (muy majos y amables) a lo largo del recorrido y un marcaje perfecto. Buen ambiente en salida y meta, avituallamientos más que correctos y unos paisajes BRUTALES.

El recorrido está muy bien diseñado, el resultado es una carrera muy dura y divertida. Por si quedaba alguna duda, MUY RECOMENDABLE.

1517764680

Trail Mallos de Riglos 35K – Edición 2019

TMR INTEGRAL RIGLOS – LOARRE (35 KM, 2200 M+)

El Trail Mallos de Riglos es una carrera de montaña que recorre los paisajes más cálebres del llamado Reino de los Mallos, un macizo montañoso situado en el prepirineo aragonés, muy famoso por sus paredes y las escaladas que se han realizado en ellas, pero que también tiene muchas opciones interesantes para el senderismo y, como no, para el trail.

07122010684

Riglos y sus mallos desde el mirador de los Buitres.

En esta edición del 2019 (sexta edición), la carrera presenta un recorrido renovado que aumenta hasta los 35 km y los 2.200 m+, realizando dos bucles, uno por la zona de los Mallos de Riglos más técnico y con más desnivel y otro por la zona de Loarre y la ermita de Santa Marina, más corredero y suave.

Captura

Perfil de la carrera. Fuente: web oficial

CRÓNICA DE LA CARRERA Y ANÁLISIS DEL RECORRIDO

La carrera de 35 km comienza temprano, a las 8 de la mañana. El cambio de hora ha hecho que realmente sean las 7 de la mañana por lo que el madrugón ha sido importante (he dormido apenas dos horas y media). La temperatura es de 0 grados y se me han olvidado los guantes, a pesar de todos estos condicionantes tengo ganas de correr y eso, en este tipo de carreras, es lo más importante.

El escenario es impresionante. El pueblo de Riglos bajo los mallos y, al otro lado del río Gállego, el macizo de Peña Ruaba… De postal.

IMG_1069_mon

Salida en Riglos. Foto de Ramón Ferrer.

La salida es puntual y comenzamos a correr por las calles del pueblo. Enseguida tomamos una senda ancha y en descenso. Salimos en dirección al embalse de la Peña por el sendero PR-HU 98, camino muy utilizado para hacer la ruta circular típica de los Mallos de Riglos.

CIMG1627

Primer tramo de la carrera. Paralelos a la vía del canfranero.

Este primer tramo es muy cómodo, con algún sube-baja y un único paso por debajo de las vías del tren del “canfranero” que pondrá a prueba nuestra flexibilidad. A buen ritmo y con buenas sensaciones, alcanzo la Central de Carcavilla, punto en el que abandonamos el camino que va al embalse para comenzar a ascender por un barranco que se interna en el núcleo de los mallos.

No conocía este sendero y la verdad que es una opción muy interesante para hacer circulares por la zona.

07122010657

La Central de Carcavilla, al fondo, sirve de referencia en este primer tramo.

Este barranco tiene un primer tramo empinado donde incluso hay varios pasos equipados con cadenas aunque se puede pasar sin tocarlas. Más tarde, la cosa mejora y se vuelve una senda muy cómoda y de inclinación moderada. Siempre por bosque, la subida se hace muy agradable.

Con un ritmo cómodo y andando bastante llego al primer avituallamiento y control  de tiempos situado en un llano conocido como Campo Antonio donde este sendero se vuelve a unir con el PR-HU 98 que ya viene de vuelta del embalse por la Foz de Escalete. Paso entre los 30 primeros sin llegar a parar en el avituallamiento.

CIMG1609

Vistas vertiginosas al río Gállego desde el entorno de los mallos.

El sendero sigue subiendo pero ahora allana un poco y permite correr. Alcanzamos un collado y comenzamos a bajar hacia el Circo de los Mallos, es sin duda uno de los momentos más bonitos de la carrera. A nuestra derecha quedan las enormes paredes y en medio un gran hueco o ventana que permite ver el río Gállego y la Hoya de Huesca, simplemente espectacular.

CIMG1604

Circo de los Mallos.

El senderillo, sin embargo, es bastante puñetero, con piedra suelta y no permite un despiste. Tras descender 200 metros de desnivel, volvemos a subir por otra senda sin balizar para conectar con un camino estrecho que va bordeando toda la línea de los mallos en la cota 900. Es el conocido como Camino del Cielo, muy popular entre los senderistas, aunque en la carrera se alarga bastante más hasta el collado de San Román. Es un tramo muy rompepiernas de unos 4 kilómetros de longitud.

IMG_1125_mon

En plena carrera. Foto de Ramón Ferrer.

Pasaremos cerca del Mallo Colorado y poco a poco iremos dejando atrás los mallos para adentrarnos en un paisaje más suave y más común. El collado de San Román, en el kilómetro 13,5 es el punto clave que cierra este primer bucle y que da paso a la “zona de Loarre“. Tras avituallar en el collado, toca un tramo de pista que nos dejará en el precioso castillo y ermita de Marcuello.

13

Castillo y ermita de Marcuello en el km 15.

Pero la pista acaba pronto y volvemos a la senda. Esta vez ascenderemos otros 200 metros para situarnos cerca de la cima de la Peña del Sol. La subida se hace por una loma en terreno abierto. El viento pega fuerte y las nubes bajas van pasando. Las fuerzas parece que comienzan a flaquear y bajo el ritmo para comer y tomar un gel. El ritmo hasta ahora ha sido frenético y se nota…

Coronado el collado (no llegamos a hacer cima en la Peña del Sol) hay un tramo pistero, rápido y cómodo. Mientras bebo agua me topo con una piedra y me caigo de morros al suelo, primer contratiempo importante. Me hago sangre en la mano izquierda y en la rodilla derecha. Afortunadamente hay un avituallamiento un kilómetro más adelante y allí me limpian con agua… gracias voluntarios 🙂

Con algo de dolor sigo para adelante y en un tramo de senda algo técnico me hago una leve torcedura de tobillo. En caliente, apenas notaré nada pero por la noche lo llevaré hinchado y bastante dolorido. Segundo contratiempo del día.

Tras estas penurias alcanzo un tramo de pista muy cómodo de dos kilómetros que permite correr fuerte. Los dos contratiempos anteriores han hecho que piense en tomarme la carrera con más calma. No estoy tan fino como para intentar adelantar a corredores y hacer la machada así que me quedo donde estoy, en el puesto veintitantos, y me dedico a mantener el ritmo y a disfrutar de la carrera.

Llega el kilómetro 21 y comienza la subida a la ermita de Santa Marina por un hermoso sendero que atraviesa un cajigar (bosque de robles). Es la última subida fuerte del día y la afronto con optimismo. 300 m+ que son llevaderos salvo un último tramo muy empinado.

4

Ermita de Santa Marina.

Arriba, junto a la ermita, el ambiente es gélido y hace mucho viento. Estamos a casi 1.400 metros de altitud. Toco chufa rápido en el control y para abajo por una senda muy bonita. Tras rodear el Cerro Layán (1.433 m), bajamos por pista hasta el Collado Pericón (km. 25 de carrera) donde hay un avituallamiento.

Recargo cantimploras y tomo aire. Lo que queda es bastante cómodo y voy animado. El siguiente tramo, además, es muy bonito. Bajaremos por el barranco del Forcallo, a través de un camino ancho y pedregoso, siempre por bosque.

Este tramo nos deja ya muy cerca del segundo paso por el Collado de San Román, donde cerraremos el “bucle de Loarre”. Una leve subida y alcanzamos el último avituallamiento de la carrera. Desde ahí, algo más de 6 kilómetros a meta bastante traicioneros, pues hay varias subidas y la senda no es un camino de rosas.

07122010689

Bajando a Riglos en el último tramo de carrera.

Tras unos primeros kilómetros en descenso, dejamos el camino principal para meternos por una senda estrecha y revirada que conduce a la vía ferrata que hay bajo el Mirador de los Buitres. La senda se las trae, con piedra y algunos desniveles. Desde ahí bajaremos por un pinar ya con el pueblo de Riglos a un paso.

Un tramo de pista rápido nos deja junto al pueblo pero, cuidado, nos meten a mano derecha por una senda donde hay una tachuela de 100m+ que nos puede dar la puntilla. Es importante ir concienciados… Alcanzado un pequeño collado, ahora sí, por senda técnica, queda la última bajada al pueblo, con el sonido de la megafonía de fondo…

Últimos metros y meta. Conseguido. Puesto 26º y 4 horas y 1 minuto, algo más de lo que tenía en mente. Bastante contento pues desde octubre no hacía más de 30 kilómetros entre unas cosas y otras…

Próxima parada Cadrete.

Datos

Datos frikis de la carrera sacados de Tempo Finito

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 35 km

Desnivel positivo: 2200 m+

Tiempo neto: 4:01:18

Clasificación: 26 de 184 corredores

LINKS

Track Wikiloc oficial

Web de la carrera

Clasificaciones

OPINIÓN PERSONAL

Carrera muy bonita. El bucle de los mallos es espectacular, pocas carreras podrán tener ese nivel de paisajes. El bucle de Loarre es más normalito, no es feo para nada, pero claro, al lado de los Mallos de Riglos casi cualquier cosa parece poco. A pesar de que los paisajes de esta segunda parte son más humildes le han sabido sacar buen partido. La subida a Santa Marina y la bajada por el Barranco Forcallo son muy bonitas.

A nivel de organización está muy bien. Bastantes avituallamientos, voluntarios muy majetes, buen marcaje y buen ambiente en meta. No se puede pedir más.

7332_evento_8358_cartel_1f1e8bcc8f.jpg

Arangoiti (1.356 m) y Castellar (1.292 m). Sierra de Leire

CIRCULAR USÚN – ARANGOITI – MONASTERIO DE LEIRE – CASTELLAR – USÚN

La Sierra de Leire se encuentra en el extremo oriental de Navarra, justo al norte del famoso pantano de Yesa. Es una sierra alargada cortada por la Foz de Lumbier (río Irati) en su extremo oeste y la Foz de Sigües (río Esca) en su extremo este, ya en Aragón.

IMG_2236

Arangoiti y sus antenas desde el cordal que lo une con Castellar.

La ruta de hoy es bastante potente y busca conocer las dos caras de la sierra partiendo del pequeño pueblo de Usún, enclavado en la cara norte junto a la conocida Foz de Arbayún (río Salazar). Podemos decir que el recorrido tiene una extraña forma de 8 con dos bucles, uno en la cara norte y otro en la cara sur.

Sin título

Croquis completo de la ruta. Fuente: IGN.

La ruta, en su cara sur, discurre por senderos bien marcados pero escasamente balizados. Sin embargo, la cara norte es más salvaje y en algunos puntos andaremos fuera de sendero y será necesaria una buena orientación (cuidado los días de poca visibilidad). También hay que remarcar que la ruta no posee dificultades técnicas reseñables, más allá de la dureza física.

EL RECORRIDO

A las 8:30 de la mañana comenzamos a caminar en Usún, pequeña aldea navarra del municipio de Romanzado. Enseguida salimos del pueblo y por una pista en buen estado nos vamos aproximando al cauce del río Salazar. La pista termina y se convierte en una senda muy bonita que permite perder desnivel hasta alcanzar el lecho del río, que cruzaremos por un puente.

Desde el puente se observan las paredes de roca de la Foz de Arbayún, imponentes. Más tarde, desde la ladera norte del Arangoiti, veremos la foz desde el aire en todo su esplendor.

IMG_2192

Río Salazar con las paredes de la Foz de Arbayún al fondo.

Al otro lado del puente haremos caso omiso de un cartel de sendero local que sale a la derecha y seguiremos recto por un sendero menos marcado que sube de forma muy decidida por la ladera de la montaña.

IMG_2196

Hermoso sendero de subida desde Usún.

Tenemos por delante un tramo muy duro de casi 1000 m+ de desnivel hasta la cima de Arangoiti. Al principio, la senda discurre por un bosque muy bonito, casi impenetrable. Se deja andar bien aunque en algunas zonas hay bastante vegetación (hayas, boj…).

IMG_2201

Vistas a la Foz de Arbayún desde la ladera norte del Arangoiti

A base de trazar zetas, alcanzamos la cota 900. En este punto nos unimos con una senda horizontal que viene del este y debemos estar muy atentos porque el sendero se pierde por momentos. En mi caso, a la subida lo intenté por la derecha. La senda se pierde pero hay hitos y se vuelve a retomar metros más arriba. A la vuelta fui por el camino de la izquierda según se sube. Apenas hay hitos y está peor al haber bastante más vegetación. Por ello, recomiendo tomar nuestro camino de subida (ver track).

IMG_2207

Saliendo de la zona sin sendero en la cara norte de la montaña.

La senda que hemos tomado enseguida comienza a escorarse a la derecha, lo que nos aleja de la cima. Por ello, debemos abandonarla y seguir para arriba ya fuera de sendero. La vegetación no es densa salvo el boj en algunos tramos y no se sube mal. Iremos trazando zig-zags para ayudar a salvar el desnivel con menos esfuerzo y poco a poco saldremos a la parte superior donde ya veremos las antenas.

En los últimos metros, cruzaremos varias veces la pista asfaltada que sube a la cima desde el cercano pueblo de Bigüézal. La obviaremos y seguiremos rectos buscando la senda entre el denso boj.

IMG_2215

En la cima, afeada por tanta antena.

Por fin en la cima. Además de las vistosas antenas hay vértice geodésico y buzón, pero lo más importante son las vistas, realmente impresionantes hacia el pantano de Yesa. Una pena que el sol estuviera justo encima… Las fotos en el atardecer desde aquí deben de ser fantásticas… por lo que volvimos unos meses más tarde a echar unas fotos.

IMG_3039

Vistas desde la cima, una tarde a principios de verano.

No me entretengo mucho y pronto comenzamos con el descenso hacia el monasterio de Leire por el cordal de la sierra. Tras una fuerte bajada por piedra el camino sube y baja y llanea a ratos por un terreno bastante cómodo y bonito que alterna tramos de bosque con otros de pradera.

IMG_2228

Caminando por el cordal de la Sierra de Leire.

Merece la pena echar un vistazo atrás para observar la cumbre de Arangoiti desde la lejanía.

IMG_2236

Arangoiti desde el cordal.

También son interesantes las vistas al Pirineo. Destaca sobre los demás picos el Orhi (2.017 m), todo un clásico de la montaña navarra.

IMG_2243

El pueblo de Bigüézal, su ermita y el pico Orhi al fondo.

Tras una larga caminata por el cordal, tendremos que estar muy atentos a tomar el desvío a la derecha que nos permite bajar de forma directa al monasterio. Cuidado porque no está muy marcado y podemos pasarnos.

IMG_2252

Bajada al monasterio por un sendero muy agradable.

La senda de bajada es muy chula. Revirada, empinada en algunos tramos y siempre por bosque. Merece la pena asomarse a un pequeño mirador natural que hay junto al camino para contemplar el Dedo o Monolito de Leire, un enorme cilindro de roca separado de la montaña.

IMG_2251

El Dedo de Leire.

Seguiremos bajando y ya nos uniremos con el GR-13 o Cañada de los Roncaleses que también viene del monasterio, pero del que apenas quedan balizas. Este sendero nos dejará junto al parking y la iglesia donde ya comenzaremos a ver turistas y un buen ajetreo.

IMG_2257

Monasterio de Leire

Aprovecho para reponer fuerzas en el bar y descansar un poco. También me doy un paseo por los exteriores del templo, merece la pena.

IMG_2259

Monasterio de Leire

Con las cantimploras rellenas, retomamos el camino. Subiremos por la Cañada de los Roncaleses trazando una diagonal en la montaña hasta alcanzar el collado que hay al este del pico Castellar, conocido como Portillo de la Cerrada.

IMG_2264

Por el GR-13 o Cañada de los Roncaleses

La subida es agradable y llevadera y en los últimos metros, cuando la senda se pega a la pared de roca, es muy bonita. Alcanzamos el collado desde el que se obtienen unas vistas muy buenas del pico Castellar (1.292 m) con su cruz en lo más alto.

IMG_2268

Castellar desde el Portillo de la Cerrada.

Parece que la cumbre está cerca pero en realidad todavía nos quedan unos cientos de metros por un sendero muy bonito que va atravesando el bosque.

IMG_2271

Camino al Castellar.

Nos desviaremos del camino principal para acceder a la cima. Como ya he comentado, una cruz metálica adorna la cumbre donde nuevamente obtenemos unas vistas tremendas del pantano.

IMG_2277

Cima del Castellar con el Arangoiti al fondo.

El monasterio de Leire queda justo debajo, unos 500 metros en vertical.

IMG_2280

Monasterio de Leire desde Castellar, tirando de zoom…

Si miramos desde la cima al este, veremos que la sierra se alarga todavía muchos kilómetros. De hecho, el punto más alto de la sierra no es el Arangoiti (1.356 m), sino una prominencia unos metros más alta que encontramos en dicho tramo.

IMG_2273

La sierra se extiende hacia el este.

Tras tocar cima en el Castellar, volvemos al sendero. Toca ahora un tramo algo complejo, con mucha roca y algunos tramos de bosque donde hay que estar atentos para no perder el sendero. Con un poco de paciencia, conectaremos con el sendero que atraviesa el cordal y que baja del Arangoiti, este tramo es común a la ida y a la vuelta.

IMG_2231

Por el cordal, alternando tramos muy cómodos y otros no tanto.

Seguiremos por el sendero hasta llegar a un pequeño collado bajo la ladera de piedra que hay junto al Arangoiti. En ese punto tomaremos una pista que nace a mano derecha. Tenemos que estar muy atentos aquí pues la cara norte de la sierra es un laberinto de senderos poco marcados. Recomiendo sacar el GPS y andar atento pues no es nada fácil orientarse.

IMG_2295

En los bosques de la cara norte.

Hay un tramo en particular donde no hay sendero y nos moveremos paralelos a una alambrada. La vegetación permite el paso aunque no lo parezca desde fuera.

Si lo hemos hecho bien, terminamos conectando con un sendero que cruza la sierra en horizontal en la cota 950 aproximadamente. Debemos tomarlo y seguirlo unos kilómetros hasta conectar con la senda por la que hemos subido desde Usún.

IMG_2299

Sendero horizontal muy cómodo, en la cara norte.

Ya en la senda de subida, solamente quedará deshacer el camino hasta Usún.

IMG_2305

Iglesia de Usún.

Ruta bastante potente que me dejó unas buenas agujetas al bajar trotando los 1000 metros de desnivel que hay desde las inmediaciones de Arangoiti hasta el cauce del río Salazar. No obstante, los esfuerzos han merecido la pena… muy bonita esta sierra.

DETALLES TÉCNICOS

Distancia: 21 km

Desnivel positivo acumulado: 1.680 m+

Tiempo neto: 3 horas y 45 minutos (entrenamiento de carrera de montaña)

Fecha de realización: 03/03/2019

Cartografía: Sierra de Leire. Escala: 1:25.000. Editorial Sua.

Track Wikiloc

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

Esta zona en la muga entre Navarra y Aragón está llena de posibilidades para el turismo activo y el turismo cultural. El monasterio de Leire permite su visita e incluso podemos ver en él cantos gregorianos. Otro centro religioso muy importante y cercano es el Castillo de Javier, donde cada año se realizan las tradicionales “javieradas” o peregrinaciones populares desde muchos rincones de Navarra.

Otro plan bastante atractivo es el de darse un baño en las viejas termas de Yesa. Para ello, el caudal del embalse debe estar muy bajo (meses de septiembre u octubre). El agua en ellas sale a 40 grados y son un lugar muy popular.

OTRAS RUTAS POR LA ZONA

Virgen de la Peña desde Burgui

Circular al despoblado de Peña