Cara Norte de Oroel y Canal de Berdún.

Peña Oroel (1.770 m). Circular desde Barós por la senda de los Lobos.

Peña Oroel. La montaña de Jaca

La Peña Oroel es una preciosa cumbre del Prepirineo aragonés que domina el valle del río Aragón y la ciudad de Jaca. Su cómoda ascensión desde el Parador de Oroel, hace que muchas personas se acerquen hasta la gran cruz metálica situada en su cima para divisar desde ella una panorámica inmejorable del Pirineo aragonés.

Monasterio Nuevo de San Juan de la Peña y Peña Oroel al fondo.

Monasterio Nuevo de San Juan de la Peña y Peña Oroel al fondo. Primavera del 2013.

Nosotros decidimos alargar un poco la ruta haciendo una preciosa circular desde la localidad de Barós, muy cercana a Jaca. Subimos por la llamada senda de los Lobos, una alternativa muy interesante al clásico camino que sube desde el parador. Esta senda nos deja muy cerca del extremo Este de la montaña, conocido como Punta Bacials (1.689 m). Desde allí, tenemos que recorrer todo el lomo de la montaña hasta alcanzar el extremo Oeste y punto más alto de la Peña Oroel. El descenso lo haremos por la transitadísima senda del parador y su zig-zag para después volver al pueblo de Barós por unas sendas bastante cómodas.

c

Croquis. Fuente: Wikiloc / IGN.

La ruta es muy agradable y también muy bonita. Por cierto, la idea de esta circular la sacamos del blog de LaMeteoQueViene, así que muchas gracias a su autor por compartirla!

Detalles del recorrido

Pasadas las 10 de la mañana llegamos a Barós. El pueblo tiene una serie de casas bastante modernas en la entrada y al fondo se encuentra el casco antiguo, con su iglesia y una pequeña ermita. Nosotros no nos complicamos y aparcamos en la zona nueva, aunque tuvimos que cruzar todo el pueblo caminando.

Iglesia de Barós.

Iglesia de San Fructuoso en Barós.

Donde el pueblo termina, nace una pista y se dirige hacia el Sur, es decir, hacia las faldas del Monte Oroel. La pista se interna en el Barranco Riazo, transitando a media ladera.

Pronto la pista da paso a una senda ancha y en buen estado que seguiremos hasta alcanzar un cruce de caminos con una señalización algo precaria. A la derecha, vamos al parador y a la izquierda, por la senda mejor marcada, vamos hacia la senda de los Lobos. Obviamente, tomamos el camino de la izquierda. Por cierto, en este cruce está la conocida como Fuente de Barós.

IMG_4202

Avanzando por pinar hacia la senda de los Lobos.

Iremos ganando metros de forma constante por un pinar frondoso y muy bonito. Casi alcanzando la cota 1.200, nos toparemos con la pista asfaltada que viene del parador y que va al pueblo de Navasa. La cruzaremos y seguiremos por el camino que hay al otro lado de la misma, ancho y en perfecto estado.

Como veremos en un cartel amarillo que hay en un tronco cercano, estamos ya en la senda de los Lobos. Desde este punto a la cima de Peña Oroel el cartel marca 2 horas y media, que es más o menos lo que nos costó a nosotros a ritmo tranquilo, haciendo varias paradas.

Senda de los Lobos.

Ya metidos en la senda de los Lobos.

Esta senda va trazando una diagonal por la ladera Norte del monte, ganando unos 450 metros de desnivel a lo largo de sus 2,5 kilómetros.

La senda es preciosa y alterna tramos bastante empinados con otros más llanos que nos dejan recuperar el aliento.

Senda de los Lobos.

Alguna zona llana en la senda de los Lobos.

La vegetación es exuberante y la senda es estrecha, aunque se transita sin dificultades. Veremos pinos, abetos y, en la parte más alta, un bonito hayedo. En unos pocos tramos el bosque tiene algunos claros y podemos ver una gran panorámica de la Sierra Partacua, Tendeñera e incluso del macizo de Monte Perdido.

Senda de los Lobos

Un claro en la senda de los Lobos nos deja ver la sierra Tendeñera.

En el último tramo, antes de llegar al cordal, la senda se empina bastante. Afortunadamente es un tramo corto, que pasa rápido. Al salir al llano superior, el cambio de paisaje es impresionante…

Senda de los Lobos.

Atravesando un hayedo, en la parte final de la senda de los Lobos.

Paramos en el collado a beber algo. El entorno, como decía, es sorprendente, pues pasamos de un frondoso bosque muy empinado a una llanura muy amplia, casi desprovista de árboles y con bastante monte bajo (boj y erizón).

Punta Bacials

Ya en el cordal, el paisaje cambia por completo.

Estamos muy cerca del extremo Este del monte Oroel, culminado por la Punta Bacials (1.689 m). La senda que atraviesa el cordal es muy cómoda, apenas gana altura y está bien hollada.

IMG_4235

Caminando por el cómodo cordal.

Subiremos a una pequeña cota intermedia conocida como Punta de Sora (1.707 m), de escasa prominencia, y comenzaremos un leve descenso hasta el collado de las Neveras, llamado así por las viejas construcciones o pozos para acumular nieve que se encuentran en sus inmediaciones, bien visibles desde la propia senda.

IMG_4239

Collarada y la Sierra Partacua desde el cordal.

Las vistas desde el cordal son tremendas miremos a donde miremos. Se alcanza a ver el Turbón hacia el Este y, hacia el Oeste, las nubes cubren los picos más altos del Pirineo Navarro… Delante, a muy pocos kilómetros, los gigantes del valle del Aragón y del valle de Tena.

Antes de bajar al collado de las Neveras, ya vemos la cima de Oroel.

Antes de bajar al collado de las Neveras, ya vemos la cima de Oroel.

Bajaremos al collado de las Neveras, punto importante donde la senda que atraviesa el cordal se une a la senda que sube desde el parador. Aquí comenzamos a cruzarnos con bastante gente, la soledad acaba por momentos…

Realmente, desde el collado de las Neveras, salen dos sendas hacia Oroel, una por el mismo cordal y otra unos metros más abajo por la ladera Sur. La senda del cordal tiene mejores vistas aunque es un poco más incómoda… nosotros subimos por la senda del cordal y bajamos por la de abajo.

IMG_4249

Último tramo a la cima. Se ven claramente las dos sendas de las que hablo en el párrafo de arriba.

Poco antes de llegar a la cima, la senda se acerca bastante a los cortados de la cara Norte, dejando unas vistas espectaculares. La Canal de Berdún, ancha y llana, queda a mano derecha, con la mancha azul del pantano de Yesa visible al fondo, ya a muchos kilómetros de distancia.

Cara Norte de Oroel y Canal de Berdún.

Cara Norte de Oroel y Canal de Berdún.

Parece mentira que, por esa cara Norte tan quebrada y plagada de precipicios, discurra una ruta relativamente asequible, como es la vía Mayencos a la cima de Oroel

Cima de Peña Oroel

Cima de Peña Oroel

Hacemos cima en la Peña Oroel (1.770 m). En el punto más alto, el vértice geodésico parece de tamaño mini al lado de la enorme cruz metálica de casi 9 metros de alto. Esta cruz fue colocada por el Cuerpo de Forestales en 1902 y tuvo que ser subida con mulas pieza a pieza… toda una hazaña para la época.

IMG_4271

Estas cabras aprovechan la sombra que da la cruz situada en la cima. Abajo, se ve Jaca y el valle del río Aragón.

Hay que recordar que el papa León XIII en 1899 llamó a poner cruces en las montañas para demostrar el fervor cristiano y dar la bienvenida al siglo XX. De estos años son cruces míticas de nuestras montañas como la del monte Gorbea o la del Ernio, ambas en País Vasco.

IMG_4257

Desde el extremo Oeste se obtienen unas vistas muy buenas de la Sierra de San Juan de la Peña.

Tras comer el bocadillo en la cima, disfrutando del fresco y de las vistas, comenzamos el tranquilo descenso a Barós. Caminaremos hasta el collado de las Neveras y, desde allí, bajaremos por el famoso zig-zag de las 37 curvas que nos deja en el Parador de Oroel.

El camino es cómodo y muy popular. Durante la bajada nos cruzamos con varios grupos muy numerosos que han decidido subir a Oroel en el “turno de tarde”.

IMG_4280

Senda de bajada al Parador de Oroel.

Sin prisas, vamos descendiendo hasta el parador. Allí aprovechamos para tomar un café en su terraza.

Sin detenernos mucho, volvemos a la pista asfaltada que va al parador pero pronto la abandonaremos para tomar una senda que nace a mano derecha. La senda nos deja en una vieja pista y giraremos de nuevo a la derecha. Bajaremos por pista hasta alcanzar un collado en la cota 1.100 que queda al Sur de la Punta Mocholín, pequeña colina cercana a Barós. En este punto, abandonaremos la pista para continuar por una senda en bastante buen estado que nos devuelve a la Fuente de Barós.

Ya en la senda en la que comenzamos la ruta, solamente nos quedará descender los dos últimos kilómetros, muy cómodos, hasta Barós.

Llegamos al coche muy satisfechos con la ruta. Lo hemos pasado muy bien y hemos disfrutado mucho de los paisajes… una ruta muuuuuy recomendable.

Datos técnicos

Distancia: 16,3 km

Desnivel positivo superado: 890 m+

Tiempo neto: 5 horas

Fecha de realización: 07/09/2019

Cartografía: Visor IGN

Track Wikiloc

Algunos links interesantes

Esta montaña y sus “vecinas”, Cuculo (1.549 m) y San Salvador (1.547 m) se encuentran dentro del denominado Paisaje Protegido de San Juan de la Peña y Monte Oroel. En la web de este espacio, encontramos bastante información y la descripción de siete rutas de senderismo bastante asequibles que nos pueden servir para descubrirlo caminando.

Peña Oroel desde la Sierra de San Juan de la Peña.

Peña Oroel desde la Sierra de San Juan de la Peña.

Esta montaña cuenta con su propia carrera de montaña como no podía ser de otra manera. La Subida a Oroel es una de las veteranas de Aragón con más de veinte ediciones a sus espaldas.

Esta montaña también tuvo su Ultra Trail durante algunos años: Ultra Trail Jaca. Por desgracia, en 2017 ya no se realizó y no parece que se vaya a organizar en el futuro. Una pena, pues era una carrera de media montaña muy interesante y la zona tiene muchas opciones para este tipo de pruebas.

Síguenos en redes sociales

Wikiloc

Facebook

Twitter

Instagram

Anuncios

Grand Raid Pyrénées – Pyrénées Tour Trail 100K

GRP – Pyrénées Tour Trail 2019 (100K y 7700 m+)

Grand Raid Pyrénées es un gran evento de trail que se realiza en St. Lary-Soulan (Valle de Aure) todos los años a finales de agosto. Es, probablemente, la carrera más popular de este deporte en el Pirineo Francés con más de 5.000 dorsales en las seis pruebas que organiza y también una de los más veteranos con 12 ediciones ya a sus espaldas.

43590258_731839510484396_1780277589303099392_n

Cartel de la prueba

Ya estuve en esta carrera en 2014 participando en el Tour des Cirques de 120 km. Guardo un gran recuerdo de aquella prueba con un recorrido espectacular y una organización impecable a pesar de la mala meteorología que sufrimos.

GR8017_0822_07h39m13s_GRP_TES_0975

Bajando de la Hourquette d’Ancizan en la primera etapa. Foto: photossports.com

Cinco años después vuelvo a correr una prueba menos exigente, la Pyrénées Tour Trail. Una carrera de cuatro etapas en tres días y que acumula algo más de 100 km y 7.700 metros de desnivel positivo. Una prueba dura pero poco técnica que permite correr y también disfrutar de los paisajes de Hautes-Pyrénées.

Crónica y análisis del recorrido

Etapa 1 – De Vielle-Aure al Pic du Midi (39 km y 3.000 m+)

Es jueves 22 de agosto y son las 6:00 de la mañana. Los corredores de la prueba más larga, el Ultra Tour de 220 km y nosotros, los corredores de la Pyrénées Tour Trail (a partir de ahora PTT) abarrotamos la plaza de la pequeña población de Vielle-Aure, centro neurálgico de la prueba.

Salida puntual, todavía con los frontales, por terreno muy cómodo, recorriendo el fondo del valle de Aure, junto al río. Los ritmos son altos, al menos entre los corredores de la PTT. La etapa tiene bastante desnivel, pero es cómoda y no tiene tramos técnicos por lo que salimos a tope, sin reservar nada.

En el km.3 comienza una pequeña tachuela que asciende apenas 150 m+ por los bosques que rodean el pequeño pueblo de Guchen. Me sorprende que todos los corredores que me rodean suben corriendo todo este tramo, la gente va muy rápido…

Dejamos abajo Guchen y alcanzamos la localidad de Ancizan. Sin apenas entrar en ella, nos desviaremos a la izquierda para comenzar a ascender el primer “hueso” del día: la Hourquette d’Ancizan (1.600 m).

Por delante, unos 800 m+ repartidos en algo menos de 7 km. Una subida muy llevadera por camino ancho y cómodo, pasando por un bosque muy agradable y fresco.

La subida es frenética, con muchos tramos al trote. Por fortuna, el sol ya ilumina el valle y podemos entretenernos con las vistas mientras sufrimos… La niebla cubre el fondo del valle de Aure mientras las montañas que nos rodean están despejadas, una vista espectacular.

GR8017_0822_07h39m14s_GRP_TES_0977

Amaneciendo en el valle de Aure. Foto: photossports.com

Los últimos metros al puerto los haremos por una senda poco marcada que cruza a media ladera. Alcanzada la cota 1.600, empieza el descenso. Tras unos primeros 150 metros de desnivel que perdemos muy rápido por una pradera de hierba, llega un tramo llano por una inmensa llanura conocida como la Plagne.

Hay que tener cabeza de aquí al avituallamiento de la Payolle (km.20), pues son 7 kilómetros muy rápidos donde podemos dejarnos las fuerzas en el camino.

GR8017_0822_07h47m42s_grp_DSC_9381

Corriendo en la Plagne. Foto: photossports.com

Dicho esto, volvemos al recorrido. Tras cruzar la Plagne, bajaremos por bosque de forma paralela al barranco d’Artigou. La mayor parte del tiempo iremos por pista por lo que se puede ir muy rápido.

Acabado el bosque, saldremos a otra inmensa llanura similar a la Plagne. Al fondo de la misma, junto a unas bordas, está el primer avituallamiento: la Payolle.

Pico en el primer punto de control en 2 horas y 10 minutos. Voy muy bien y he apretado bastante, a pesar de ello, paso por aquí en el puesto 50º. Hay bastante nivel y gente muy rápida en esta prueba.

También me deja bastante perplejo ver en el avituallamiento a los primeros corredores de la Ultra Trail de 220 km… les quedan por delante 200 km y han hecho los primeros 20 en apenas 2 horas!!!

Invierto algo más de 5 minutos en el avituallamiento y me adelanta muuucha gente. La carrera sigue y por delante tenemos 8 kilómetros muy llevaderos con alguna subida puntual y muchos tramos llanos.

Estamos en un punto donde se empiezan a notar los kilómetros en las piernas. Muchos corredores comienzan a bajar el ritmo y aprovecho para ganar algunos puestos.

Recorremos un camino precioso conocido como Chemin de Ramy que atraviesa el bosque y que nos deja en Artigues, pequeño centro vacacional junto a la carretera que asciende al Tourmalet.

Aquí, tras cruzar la carretera, comienza la subida al Pic du Midi de Bigorre (2.878 m). Por delante, 10 kilómetros y más de 1.600 m+.

La subida comienza pasando junto a la cascada d’Arizes, atravesando un empinado hayedo. Después saldremos a terreno despejado desde donde ya observaremos la cima del Pic du Midi con su enorme aguja.

La subida prosigue por el barranco de Arizes. Tras pasar por el Pont des Vaquès, comenzaremos a avanzar por la ladera que queda a nuestra izquierda, por un sendero colgado que va dejando abajo el arroyo.

20190822_093607

En la cota 1.500, ascendiendo al Pic du Midi, ya visible al fondo.

Tomamos altura de forma muy llevadera. En la cota 1.900 pasaremos junto a la cabaña de Pène Blanque. En este punto ya habremos tomado bastante altura sobre el valle y solamente nos quedará ganar el Col de Sencours (2.379 m), collado que permite acceder a la cara Oeste del Pic du Midi.

En la subida final al collado, el sendero gana en dureza pero sigue siendo muy llevadero. Decidí salir sin los bastones y, creo que por primera vez, he acertado y no los he echado de menos en ningún momento de la etapa.

A muy buen ritmo, alcanzamos el km.34 de carrera donde se encuentra el segundo avituallamiento, en pleno Col de Sencours, bajo las paredes del Pic du Midi. Es un avituallamiento líquido donde relleno rápido las cantimploras y para arriba.

GR8017_0822_11h15m40s_GRP_EM1_2614

Subida final al Pic du Midi de Bigorre. Foto: photossports.com

Apenas quedan 3,5 km con 500 m+. Gran parte de la subida se hace por una pista muy cómoda. A nuestros pies vamos dejando el Lac d’Oncet y poco a poco nos acercamos a la Hôtellerie des Laquets, un viejo hotel de montaña colgado a más de 2.600 metros de altura. Espectacular.

Tras pasar por esta construcción, la pista se transforma en un sendero ancho y la pendiente aumenta. Los últimos metros a la cima son durillos y más con casi 3.000 metros de desnivel en las piernas.

GR8017_0822_11h10m27s_GRP_ASP-0260

Últimos metros a cima… Foto: photossports.com

Finalmente alcanzo la populosa cima del Pic du Midi de Bigorre (2.878 m), llena de turistas que han subido en el teleférico, donde hay un nuevo punto de control y el avituallamiento final. Pico en 5 horas y 18 minutos, en el puesto 30º.

20190822_112811

En la cima del Pic du Midi.

Acabo muy contento por mi rendimiento en la parte final de la carrera, aunque un poco preocupado por las agujetas de mañana. ¿Me habré pasado de rosca? Ya se verá…

Datos técnicos de la primera etapa

Distancia: 39 km

Desnivel positivo acumulado: 2.950 m+

Tiempo: 5 horas y 18 minutos

Puesto: 30 de 314 corredores

Clasificaciones

Track Wikiloc

Etapa 2 – Kilómetro Vertical del Pla d’Adet (4 km y 1.000 m+)

Segundo día de competición. Las piernas amanecen frescas, sin agujetas, lo que es muy positivo. Valió la pena la sesión de estiramientos de la tarde anterior.

Por delante tenemos un día muy duro con 40 km y más de 2.600 m+ divididos en dos etapas. La primera de ellas es un kilómetro vertical que parte de la localidad de Vignec, muy cerca de St. Lary y de Vielle-Aure.

La salida se da en modo contrarreloj, de forma individual y en orden inverso a la clasificación del primer día. El último clasificado sale a las 7 de la mañana y a mí me toca hacerlo sobre las 7:48.

La salida se realiza junto a la iglesia de Vignec. Por delante, apenas 4 km y 1000 m+ justos hasta la estación de esquí del Pla d’Adet, un buen calentón vamos…

Los 300 primeros metros de desnivel positivo son bastante llevaderos, por bosque. El camino traza un amplio zig-zag e incluso en unos pocos metros se puede correr. Pasados estos primeros compases, el camino avanzará por el “cortafuegos” donde están instaladas las pilonas del telesilla que sube de St.Lary al Pla d’Adet.

En este tramo no hay tregua. El sendero va trazando zetas por terreno bastante empinado y es la parte más dura de la ascensión.

Por detrás de mí, hay 29 corredores, casi todos más rápidos que yo en estos terrenos. El resultado es que me adelanta mucha gente, especialmente en este tramo, mientras yo apenas adelanto a 4 o 5 corredores en toda la ascensión… Está claro que esta no es mi especialidad, de hecho es mi primer KV, no obstante las sensaciones son buenas y me conformo con eso.

Superado el zig-zag junto a las pilonas del telesilla, afrontaremos un empinado tramo por ladera ya con los enormes edificios de apartamentos de la estación delante.

Alcanzada la estación, podremos soltar las piernas por sus calles asfaltadas durante unos pocos metros antes de afrontar el tramo final del KV, 150 m+ por una cresta de hierba en la montaña que hay situada justo encima de la estación.

La gente anima en este último tramo, hay mucho ambiente y me vengo arriba, apretando hasta alcanzar la meta, situada a 1.800 metros de altura. Pico en el punto de control de meta en 56 minutos. Muy contento por haber bajado de la hora aunque algo más fatigado de lo que estaba planeado…

Ahora tenemos algo más de una hora para descansar y tomar aire. La salida de la tercera etapa es a las 10:00 de la mañana desde la parte baja de la estación.

20190823_084529

En la zona de meta, colgada encima de la estación de Pla d’Adet.

Datos técnicos de la segunda etapa

Distancia: 4 km

Desnivel positivo acumulado: 1.000 m+

Tiempo: 56 minutos

Puesto: 50 de 314 corredores

Clasificaciones

Track Wikiloc

Etapa 3 – Bucle de Néouvielle (36 km y 1.600 m+)

A las 10:00 de la mañana y con un sol de justicia, comienza la tercera etapa. Los primeros 5 kilómetros discurren por pistas de las estaciones de esquí de Pla d’Adet y Espiaube, por tanto, son cómodos. Eso sí, no debemos despistarnos, pues se suben más de 600 metros de desnivel positivo en este tramo.

Una subida muy dura nos deja en lo alto del Col de Portet, a 2.215 metros. En los últimos kilómetros, hemos comenzado a adelantar a corredores del Tour de Néouvielle, una prueba de 40 km que ha salido a las 8:00 de la mañana de St. Lary. Seguramente sea la prueba más popular de todo el GRP, con 1.400 dorsales.

La gran afluencia de corredores de esta prueba no será anecdótica. En los próximos kilómetros se formarán atascos lo que será bastante desesperante para los corredores del PTT. Sin duda, uno de los puntos a mejorar por parte de la organización.

Coronamos el Col de Portet y bajamos como motos al restaurante Merlans, km.7, primer avituallamiento y punto clave donde comienza el bucle de 17 km por los lagos del Néouvielle.

Como algo, bebo rápido y para arriba. Comienza el tramo más bonito del día, dejaremos abajo el inmenso Lac de l’Oule que ha sufrido los rigores del verano y está bastante seco, para encaminarnos hacia los bonitos lagos de Bastan.

El camino comienza a ser más rocoso e incómodo y la presencia de corredores del maratón hace que haya que salirse del sendero muy a menudo para mantener el ritmo. Pasaremos por el lago inferior de Bastán, más tarde por el Lac du Milieu donde se encuentra el refugio guardado de Bastán y por último por el lago superior, situado ya a 2.250 metros de altura.

GR8017_0823_11h54m10s_GRP_CRI9344_FINAL

Recorriendo los lagos de Bastán, camino del Col de Bastanet. Foto: photossports.com

Del último lago al primero de los collados del día, el Col de Bastanet (2.509 m), el camino es bastante llevadero y solamente al final el camino se empinará de verdad.

Coronamos este bonito collado y al otro lado ya aparece el magnífico Lac de la Hourquette. La bajada hasta él es por un sendero muy marcado con algo de piedra suelta.

Dejaremos el camino principal, que se dirige al Norte, para tomar una senda que gira a la izquierda para acometer la subida al segundo collado del día, la Hourquette de Caderolles (2.495 m).

La bajada de este collado al siguiente lago, el gran Lac de Bastan o Lac de Port Bielh, es más incómoda, con un camino pedregoso donde hay que andarse con ojo para no tirar piedras a otros corredores. Ya llegando al lago, además, encontramos un caos de grandes bloques de granito donde hay que extremar la precaución en los saltos entre bloque y bloque.

Junto al lago, encontramos un punto de control. Desde allí, comienza el largo descenso hasta el Lac de l’Oule

Las sensaciones hasta ahora no han sido malas, pero los kilómetros comienzan a notarse en las piernas. Ya no voy tan fresco y no sé si el ritmo que llevo es bueno o no ya que no paro de adelantar corredores de la maratón pero no veo a corredores de la PTT por ningún lado…

La bajada se hace larga. El camino tiene bastante piedra suelta, raíces… no es tan cómodo como los senderos de la etapa de ayer.

Sin llegar a la orilla del lago, comenzamos a ascender de nuevo al restaurante Merlans. La subida no es larga, pero se hace dura por el calor.

Alcanzamos por fin el avituallamiento, km.24. Hora de beber bien y recuperar antes de afrontar la larga bajada a Vielle-Aure.

En la subida al Col de Portet comienzo a adelantar a algunos corredores. La gente empieza a ir tocada y, por fortuna, a mí parece que me vuelven las fuerzas por momentos.

GR8017_0823_14h10m15s_GRP_CBU_5250

Bajando a Soulan por terreno rápido y cómodo. Foto: photossports.com

Tras coronar el puerto, empieza la suave bajada por senda, que recorre lomas y lomas de hierba. Perderemos casi 600 metros de desnivel por terreno muy cómodo hasta alcanzar un collado en la cota 1600. Allí, nos desviaremos a la derecha para bajar hasta la localidad de Soulan. Esta bajada es bastante directa y se alternan tramos de senda con otros de pista más cómodos.

En Soulan, tomamos unos metros de asfalto hasta volver a tomar otro desvío, esta vez a Vignec (el pueblo donde empezó el KV a primera hora de la mañana). Bajaremos hasta aquí por pista y también por camino empedrado, perdiendo desde Soulan 400 metros de desnivel de forma bastante directa.

Llego a Vignec muy tocado. Todavía quedan dos kilómetros casi llanos por asfalto y por un camino muy cómodo junto al río. Comienzan a aparecer familias y espectadores animando ya cerca de Vielle-Aure pero apenas puedo correr, me he deshidratado.

GR8017_0823_15h08m55s_GRP_EM2_6427

Meta en Vielle-Aure. Foto: photossports.com

A duras penas termino cruzando la meta al trote. Pico en 4 horas y 59 minutos, puesto 38º.

Acabo muuuuy cansado y tocado de cara a la cuarta etapa, aunque lo peor ya ha pasado. Es hora de descansar y estirar bien, todavía quedan kilómetros y desnivel de sobra…

Datos técnicos de la tercera etapa

Distancia: 35 km

Desnivel positivo acumulado: 1.600 m+

Tiempo: 4 horas y 59 minutos

Puesto: 38 de 314 corredores

Clasificaciones

Track Wikiloc

Etapa 4 – Bucle de la Géla (27 km y 2.200 m+)

Tercer día de competición. A las 9:30 de la mañana comienza la cuarta y última etapa en la estación de esquí de Piau-Engaly a más de 1.800 metros de altura. Otro día muy caluroso y con un sol de justicia.

He descansado bastante bien y las piernas están mejor de lo esperado. La etapa comienza con una dura bajada por las pistas de esquí de la estación hasta la cota 1.400. Seguramente sea la bajada más empinada de los tres días y los cuadriceps lo notan tras la sobrecarga de estos dos últimos días.

Me meto bastante atrás casi sin querer, sobre el puesto 80º, dejando que la gente de delante corra y corra, yo no estoy para entrar en batallas. Afortunadamente, pronto llegamos a la carretera que sube a Piau y, tras un breve tramo de asfalto, comenzamos con la primera subida del día, que discurre por el fabuloso valle de la Géla.

Subiendo a ritmo, comienzo a adelantar corredores y a situarme en puestos cercanos al 50º. También tocará hoy compartir senderos con los corredores del Tour de la Géla, la otra maratón del GRP, aunque afortunadamente hoy serán menos numerosos que en la etapa de ayer y apenas se formarán atascos.

Tras subir 300 metros de desnivel, salimos a una amplia llanura encerrada por grandes paredes de roca y hierba. A la derecha, iríamos a los lagos de Barroude y a la izquierda vamos al Puerto Viejo de Bielsa. Tanto los corredores del PTT como los del Tour de la Géla tomamos este camino y acometemos la cómoda subida a este collado.

El camino va trazando amplias zetas por laderas de hierba. Los paisajes son grandiosos, con el macizo de la Munia y sus escarpadas paredes… sin duda, es la etapa más bonita.

Poco a poco vamos ganando metros a buen ritmo hasta coronar el Puerto Viejo de Bielsa (2.384 m). Sin parar, comenzamos a bajar a buen ritmo por el lado español. La bajada, nos deja en la cota 2.100 aproximadamente y se realiza por una senda de hierba bastante cómoda.

P1000377

Puerto de la Forqueta.

Pero la bajada dura poco y pronto conectamos con otro sendero, el que sube al Puerto de la Forqueta o Puerto de Bielsa (2.426 m), collado que nos devuelve a territorio francés. La subida pasa rápido aunque es durilla.

Pasamos por este bonito collado y comenzamos a descender a la boca Norte del túnel de Bielsa donde se encuentra el único avituallamiento del día (km. 15). La bajada no es mala, pero son 600 metros de desnivel bastante empinados.

P1000357

Bajando al túnel de Bielsa.

Hay que andar con ojo pues hay bastantes corredores del Tour de la Géla y no es cuestión de lanzar piedras o de llevarse a alguno por delante.

Alcanzamos, por fin, el avituallamiento. Es hora de comer y rellenar agua pues lo que queda por delante no es moco de pavo. Me tomo mis minutos y bebo mucho líquido. Salgo con la tripa llena para afrontar la siguiente subida, a la Hourquette des Aiguillettes (2.331 m), tercer y último collado del día.

GR8017_0824_12h03m53s_GRP_2TJ4540

Bajando al túnel de Bielsa. Foto: photossports.com

La subida es cómoda en casi todo momento, por un sendero bastante bien definido. En el último tramo, poco antes de alcanzar el collado, sí que hay un tramo rocoso más empinado, pero es la excepción.

La bajada al valle de la Géla desde este último collado sí que tiene más miga. Son más de 600 metros de desnivel negativo hasta el valle. Gran parte del recorrido es por praderas sin un buen sendero definido, por terreno irregular, algo resbaladizo y bastante empinado en ocasiones. Sin ser difícil, es uno de los pocos tramos más técnicos que tiene la prueba.

Por fin llegamos al valle de la Géla, a 1.700 metros. Ahora, tocará bajar a la carretera de Piau-Engaly por el mismo sendero por el que hemos subido en el comienzo de la etapa, muy cómodo y ancho.

Llego a la carretera sin apenas agua pero bastante bien de fuerzas. Por delante, quedan los últimos tres kilómetros de competición, muy duros, casi casi los más duros de toda la prueba pues hemos de subir a la estación de Piau-Engaly por las mismas pistas de esquí por donde hemos bajado antes.

La subida es muy tiesa, pero las piernas responden y adelanto a bastantes corredores. A buen ritmo, afronto las últimas rampas y cruzo la meta con bastante energía.

Prueba terminada. Acabo la etapa en 4 horas y 36 minutos, algo más de lo esperado pero bastante satisfecho, al fin y al cabo, por haber ido de menos a más.

Finalmente, he quedado en el puesto 39º de la clasificación general, con algo más de 15 horas y 50 minutos para completar las cuatro etapas. Muy contento por poder volver a correr sin dolores en el tobillo casi 5 meses después, pudiendo disfrutar de principio a fin de esta bonita competición en tierras francesas.

Ultra acabada y ya van 28, con esta 10 de más de 100 km. La próxima ultra… al año que viene, ahora toca disfrutar de carreras más cortitas y menos exigentes.

Datos técnicos de la cuarta etapa

Distancia: 27 km

Desnivel positivo acumulado: 2.200 m+

Tiempo: 4 horas y 36 minutos

Puesto: 47 de 314 corredores

Clasificaciones

Track Wikiloc

Links

Clasificaciones finales

Facebook de la carrera

Web de la carrera

Opinión personal

Carrera original, con un recorrido bien diseñado y con paisajes muy bonitos. Es una prueba poco técnica, con bastantes kilómetros corribles aunque con mucho desnivel.

La organización está muy bien aunque creo que hay algunos detalles a mejorar, como la logística para bajar del Pic du Midi a Vielle-Aure (había pocos autobuses y el tiempo de espera en La Mongie era muy alto) y la gran acumulación de corredores en las etapas 3 y 4 al coincidir el PTT con los maratones de Néouvielle y de la Géla. No obstante, son problemas menores si tenemos en cuenta el volumen y la variedad de carreras que se organizan en estos tres días.

La carrera es poco conocida en España pero es un mega-evento bastante mayor al Gran Trail Aneto-Posets. También hay que tener en cuenta que es una carrera más popular y accesible. En definitiva, una gran experiencia para cerrar la corta temporada de ultras de este año.

Para acabar, dejo por aquí el vídeo que ha preparado la organización con algunos momentos de las pruebas de este año 2019. Viéndolo dan ganas de participar al año que viene otra vez…

Pic dels Pessons (2.862 m) y estanys del Circ dels Pessons.

Pic dels Pessons desde la estación de esquí de Grau Roig.

El Circ dels Pessons es uno de los circos de origen glaciar más conocidos de Andorra. Alberga un conjunto de lagos de montaña muy numeroso. La facilidad para acceder a ellos desde el parking de la estación de esquí alpino de Grau Roig hace que su visita sea una excursión tremendamente popular en el país.

IMG_3434

Estany del Meligar. Uno de los muchos lagos que veremos en esta ruta.

El circo está cerrado por una pared de roca muy vistosa que tiene en el Pic dels Pessons (también conocido como Pic del Gargantillar), su punto más alto con 2.862 metros.

Captura

Croquis. Fuente: IGN / Wikiloc.

A pesar de ser una montaña abrupta y de aspecto amenazante si se mira desde el Norte, este pico es casi una meseta en su parte más alta y tiene una cara Sur más dócil que hace de su ascensión una ruta muy asequible.

NOTA: Esta reseña hace referencia al Pic del Gargantillar o Pic dels Pessons que con 2.862 metros es el más alto del circo. No confundir con el Pic d’ Ensangents de 2.852 metros y que se encuentra en el mismo circo pero en su extremo Norte, que en algunos mapas como el de IGN también aparece con el nombre de Pic dels Pessons.

Detalles del recorrido

Llegamos a Andorra desde el Ariège cruzando el inmenso Port d’ Envalira. Tras coronar, descendemos por la carretera hasta la estación de esquí de Grau Roig, que pertenece al complejo conocido como Grand Valira.

Aparcamos en el parking del fondo a la derecha, el más cercano al inicio de la ruta, situado a más de 2.100 metros de altitud. A pesar de ser verano, el parking está repleto de coches y de familias que, como nosotros, son poco aficionadas a madrugar para ir al monte.

Comenzamos a caminar por las pistas de esquí. Para llegar al Estany Primer, el lago del circo más bajo, se puede hacer por las mismas pistas o tomar una senda. Optamos por la segunda opción, sin duda la más interesante. La senda está balizada con marcas amarillas y algunos carteles.

IMG_3408

Senda de ascenso al Estany Primer.

La senda parte de una pista de esquí y se interna en el pinar. Va zigzagueando hasta llegar a la cota 2300 donde aparece de repente el Estany Primer. Junto al lago hay un restaurante que pertenece a la estación. Vuelvo a repetir que este lugar es muy turístico, de hecho, hasta el restaurante llegan autobuses 4×4 de alquiler. Andorra es otro mundo… nada que ver con otros lugares del Pirineo, aquí la montaña es un parque temático.

IMG_3416

Estany Primer.

La senda rodea este primer lago y comienza a remontar el amplio circo hacia el segundo de los lagos, el Estany Forcat. Si queremos fotografiarlo completo será mejor que lo hagamos a la vuelta, pues en el descenso por los Estanys de la Solana tendremos una visión mucho más completa del mismo.

IMG_3472

Estany Forcat visto desde la senda de los Estanys de la Solana.

Del Estany Forcat al Estany Rodó apenas tenemos unos minutos de trayecto. La senda, en todo momento, está marcadísima y se sigue muy bien. Además, una vez estemos en el Estany Primer, el desnivel se salva de forma muy suave, lo que hace de la excursión a los lagos una ruta familiar, muy accesible.

IMG_3428

Estany Rodó.

Del Estany Rodó al de Meligar, el cuarto de la ruta, sí que tendremos un tramo más largo donde apenas se salvan 50 metros de desnivel. Lo hacemos disfrutando de las vistas y de la más que agradable temperatura de apenas 10º que tenemos. Una auténtica maravilla.

IMG_3430

Tramo muy suave, del Estany Rodó al Estany del Meligar.

Alcanzamos el Estany del Meligar, a 2.440 metros. El paisaje sigue siendo bastante apacible. La hierba y los pastos predominan sobre la roca y todavía es posible ver algunos pinos.

IMG_3434

Estany del Meligar.

Otros 50 metros de desnivel tenemos entre el Estany del Meligar y el Estany de les Fonts, el más vistoso de todo el conjunto y donde muchos acaban la ruta. Entre ambos, todavía veremos otro pequeño lago que no tiene nombre…

IMG_3462

Estany de les Fonts.

Muchas familias se agolpan a la orilla del Estany de les Fonts. Aprovechamos nosotros también para comer un poco y recuperar fuerzas de cara al empujón final. Estamos a 2.500 metros de altura y por delante tenemos una subida de 350 metros de desnivel. La cumbre del Pic dels Pessons aparece desafiante, con un color oscuro que resalta sobre el verde que tapiza el circo.

IMG_3437

A la izquierda aparece el Pic dels Pessons.

Tras la paradita técnica, comenzamos el último tramo. Es más abrupto que el tramo anterior, pero sigue siendo cómodo. Ganamos metros de forma sencilla. De repente, a mano izquierda, aparece el último de los lagos del circo, el más alto, conocido como Estany del Cap dels Pessons, ya a casi 2.600 metros de altura.

IMG_3438

Estany del Cap dels Pessons.

Tras fotografiarlo, miramos a la derecha y ya vemos lo que tenemos por delante, la dura subida a la Collada dels Pessons (2.814 m), collado que permite acceder a la cima y pasar a la vertiente Sur donde se encuentra el popular Estany de l’Illa.

IMG_3443

En el zig-zag de subida.

El camino al collado es un zig-zag perfectamente trazado en la ladera de la montaña. Afortunadamente, la hierba llega hasta muy arriba y es cómodo en su parte baja. En su parte más alta, el sendero atraviesa una pedrera y tiene algunos tramos más resbaladizos.

IMG_3446

Vistas desde la Collada dels Pessons, con los lagos del circo a nuestros pies.

Con esfuerzo, alcanzamos el collado. Las vistas se abren desde arriba al Circ dels Pessons y observamos todos los lagos por donde hemos ido pasando.

Del collado a la cima es un camino de rosas, siempre y cuando las condiciones sean favorables y no haya niebla. Aunque parezca mentira, estamos a más de 2.800 metros de altura.

IMG_3451

Vistas al Estany de l’Illa y al Estany d’Encamp.

Una sendita recorre el lomo de la montaña y sale a parte final del Pic del Pessons, que tiene forma de meseta. En este punto, las vistas se abren al Sur y nos dejan ver el Estany de l’Illa. Detrás aparece la Tossa Plana de Lles, otro de los picos andorranos que supera la barrera de los 2.900 metros.

IMG_3455

En la cima!

Un último empujón por una ladera despejada y ya estamos en la cima, coronada por un enorme mojón de rocas. Desde arriba, las vistas son tremendas. Es impresionante el zig-zag por el que hemos venido y que nos permite coronar la Collada dels Pessons

IMG_3459

El zig-zag que nos conduce a la Collada dels Pessons, visto desde arriba.

En la cima intento recordar alguna cima de esta altura o similar tan sencilla como esta… de verdad que no se me ocurren, quizá el Montardo, pero creo que el Pic dels Pessons es todavía más sencilla.

Tras tocar cima volvemos para abajo hasta el Estany de les Fonts. Allí, en lugar de bajar por el camino de subida al Estany Primer, lo haremos por un sendero alternativo, también balizado, que nace a mano izquierda y que pasa por los Estanys de la Solana, un conjunto de hasta 10 pequeños lagos cobijados bajo el Pic d’Ensagents (2.852 m).

IMG_3471

De vuelta por los Estanys de la Solana.

La vuelta por estos lagos es muy bonita, variada y agradable. El sendero nos dejará junto al Estany Primer y, desde allí, solamente tendremos que buscar la senda del ascenso que nos llevará a la parte baja de las pistas de esquí y después al parking.

IMG_3480

Bajando al Estany Primer.

Si la ruta os deja con ganas de más, es posible alargarla y hacerla circular subiendo también al Montmalús (2.782 m) y bajando por el Estany de Coma Estremera, una alternativa muy interesante.

Datos técnicos

Distancia: 12,1 km

Desnivel positivo superado: 800 m+

Tiempo neto: 4 horas y 30 minutos

Fecha de realización: 15/07/2019

Cartografía: Andorra. Escala: 1:40.000. Editorial Alpina

Track Wikiloc

Algunos links interesantes

En la cima del pico encontré un aparato de color blanco. Es un punto de control que pertenece a las Open Trail Races de Andorra. Son circuitos para hacer carreras de montaña en solitario, que se cronometran y controlan a través de una app móvil. Una iniciativa interesante que ayuda a dar lo máximo en cada entrenamiento, similar a lo que ocurre con Strava y sus famosos segmentos.

Como ya comenté en la entrada del Comapedrosa, Andorra es escenario de eventos deportivos y las carreras de montaña no iban a ser menos. Además de las ya mencionadas en dicha entrada, quiero hablar ahora de una muy curiosa: Els 2900, carrera que busca unir todos los picos andorranos que superan esta cota.

Con 70 km y 6.100 m+ es la carrera de montaña más técnica que conozco. Obliga a los corredores a pasar por tramos muy técnicos, a llevar casco y equipamiento para vías ferratas. Una locura… Dejo este enlace al vídeo oficial, bastante inspirador.

Otras rutas en Andorra

Pic de Comapedrosa (2.942 m)

Síguenos en redes sociales:

Wikiloc

Facebook

Twitter

Instagram

Étang du Garbet y Étang Bleu. Ariège.

Cirque de Garbettou, Étang du Garbet y Étang Bleu.

Muy cerca del macizo de la Pica d’ Estats, pero al otro lado de la frontera, en la población francesa de Aulus-les-Bains, encontramos dos de los lagos más bonitos del Ariège: el Étang du Garbet y el Étang Bleu.

IMG_3364

Étang Bleu. Rodeado de picos de más de 2.600 metros de altura.

La ruta a estos lagos es, junto con la excursión a la Cascada d’Ars, una de las más populares de la zona. Está balizada por marcas amarillas y cartelería del Parque Natural del Ariège y, hasta el Étang du Garbet, es bastante accesible. A partir de ahí, el camino al Étang Bleu se complica un poco, debido a la inclinación de la ladera por donde discurre el sendero… Pero la belleza de este pequeño lago bien merece el esfuerzo invertido.

Captura

DETALLES DEL RECORRIDO

Dejamos el coche en la última curva de herradura, bajando del Col d’Agnes. Estamos a 1.100 metros de altura, rodeados de bosques, el paisaje no puede ser más verde… Comenzamos a caminar por el sendero que va a estos dos lagos, bien señalizado. Vamos atravesando un magnífico hayedo, ascendiendo de forma suave.

IMG_3321

Primeros pasos por el bosque.

Este bosque es conocido como Bois des Coumes. Hay varios arroyos que cruzan el camino, el musgo cubre las rocas y las babosas están por todas partes… se nota que por aquí están bien fresquitas.

IMG_3322

Subiendo por el bosque, de camino al Cirque de Garbettou.

Al llegar a la cota 1300, comenzamos un zig-zag bien definido y la pendiente aumenta. El camino no dará tregua hasta llegar a un colladito donde las vistas se abren. Hemos alcanzado el Cirque de Garbettou.

IMG_3334

Cirque de Garbettou.

Este circo se encuentra a 1.480 metros de altura. Es una amplia llanura por donde serpentea el arroyo que baja de los lagos, conocido como Le Garbet. Las paredes del circo están tapizadas de verde, con bosques y una frondosa vegetación. Una cascada ocupa la parte central del mismo.

No es un circo muy grande, pero sí es un lugar muy interesante a nivel paisajístico.

Hacemos una parada técnica para echarnos crema solar y beber algo y pronto retomamos la marcha. El camino va girando 90 grados hasta arrimarse a la derecha del circo. Allí, una buena senda comienza a zigzaguear por las empinadas paredes del circo.

IMG_3340

Dura subida por las paredes del circo.

En la primera parte, atravesaremos un hayedo. Poco a poco, la vegetación va a menos y ya en la cota 1600 el bosque da paso a las praderas y los pastos de altura.

La senda seguirá subiendo decidida. Poco antes de alcanzar el Étang du Garbet, vemos una cascada muy bonita.

IMG_3350

Bonita cascada poco antes de alcanzar el lago de Garbet.

Dejamos la cascada atrás, un último empujón nos dejará en el Étang du Garbet. La primera imagen del lago encajado en el circo glaciar impresiona. Estamos rodeados de montañas de más de 2.100 metros de altura. Una gran cascada cuyas aguas bajan del Étang Bleu cierra el lago por el Norte.

20190713_150913

Panorámica del Étang du Garbet.

Caminaremos por un senderillo, dejando el gran lago a mano izquierda. En la orilla del mismo aprovecharemos para parar a comer algo y así coger fuerzas de cara a la ascensión final al Étang Bleu.

IMG_3373

Abrupta ladera por donde discurre la senda que sube al Étang Bleu.

Tras la parada, retomamos la marcha por dicho senderillo. Las marcas amarillas que veníamos siguiendo se convierten en marcas rojas (entiendo que aludiendo al nivel de dificultad de este nuevo tramo). Estas nuevas marcas nos ayudarán bastante en los kilómetros venideros pues el camino está menos marcado que la subida al Étang du Garbet.

Vamos rodeando el lago. Tras algún subibaja alcanzamos un par de pasos un pelín expuestos, donde atravesaremos varias planchas de granito que van a dar al lago. Con la roca seca no habrá problema.

Alcanzamos, no sin esfuerzo, el extremo contrario del lago. Dejaremos la cascada a la izquierda para comenzar una subida de más de 300 metros de desnivel sin tregua.

La senda está bastante marcada y las balizas rojas nos ayudan a no dudar en ningún momento. Subiremos, en parte, por una barranquera, para más tarde trazar un amplio zig-zag.

IMG_3372

Vamos dejando abajo el inmenso lago de Garbet.

Vamos dejando abajo, de forma progresiva, el inmenso Étang du Garbet. Merece la pena echar un vistazo atrás mientras aprovechamos para tomar aire.

Tras un gran esfuerzo, alcanzamos un balcón de hierba en la cota 2000. Todavía no vemos el Étang Bleu pero estaremos muy cerca.

IMG_3368

Destreparemos esta chimenea para llegar a la orilla del Étang Bleu.

Para llegar a la orilla del mismo, debemos descender por una empinada chimenea. No es un tramo complicado, el destrepe apenas será de grado I o I+, pero debemos andar con precaución si hay hielo o la roca está mojada porque una caída nos haría bastante pupa.

Tras este destrepe alcanzamos el lago con comodidad.

IMG_3362

Alcanzando la orilla del Étang Bleu.

Si el Étang du Garbet impresionaba, este lago es todavía más bonito. Sí que es cierto que es bastante más pequeño, pero el entorno que lo rodea es mucho más agreste y espectacular.

IMG_3364

Étang Bleu.

Estamos debajo de picos que superan los 2.600 metros como el Pique Rouge de Bassiès (2.677 m) o el Pic des Trois Comtes (2.626 m). La nieve permanece en las laderas que rodean al lago a pesar de estar a mediados de julio y solamente a 2.000 metros de altura.

Echamos fotos y disfrutamos del entorno antes de comenzar el fatigoso descenso al Étang du Garbet.

IMG_3380

Las nubes van entrando poco a poco por el Sur en el descenso.

Durante la bajada, las nubes comienzan a hacer acto de presencia. Poco a poco, se va cubriendo todo el cielo a gran velocidad.

Cuando alcanzamos el Cirque de Garbettou, el cielo está completamente encapotado y la temperatura ha descendido de forma brusca.

IMG_3392

Cirque de Garbettou al atardecer.

Con fresquito y a la sombra, deshacemos los últimos kilómetros hasta alcanzar de nuevo la curva de herradura del Col d’Agnes.

IMG_3402

Últimos kilómetros del día, atravesando el hayedo de bajada.

Ruta corta pero bastante intensa. Los paisajes son espectaculares y bastante diferentes al Pirineo aragonés que tanto solemos visitar. Acabamos muy contentos y con ganas de más… habrá que volver a conocer más rincones del Ariège.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 11,4 km

Desnivel positivo acumulado: 960 m+

Tiempo neto: 5 horas y 30 minutos

Fecha de realización: 13/07/2019

Cartografía: Géoportail IGN

Track Wikiloc

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

Por otro lado, en 2020, la población de Aulus-les-Bains acogerá una nueva prueba de ultradistancia: UltrAriège. Una carrera de 100 millas que atraviesa el Ariège de Oeste a Este, de Aulus-les-Bains hasta Ax-les-Thermes.

OTRAS RUTAS EN EL ARIÈGE

Pic des Trois Seigneurs

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

Wikiloc

Facebook

Twitter

Instagram

 

Pic de Comapedrosa (2.942 m)

Comapedrosa desde Arinsal. Andorra.

Andorra, el país de los Pirineos, tiene su punto más alto en el Pic de Comapedrosa. Esta montaña se encuentra en el extremo NO del país, haciendo frontera con la comarca catalana del Pallars Sobirà.

A pesar de estar en la cadena axial pirenaica, este país no tiene ningún pico de más de 3.000 metros (los últimos picos que superan esta cota de camino al mar Mediterráneo están en el macizo de la Pica d’ Estats a apenas unos pocos kilómetros al Oeste). Sin embargo, sí que tiene un buen número de montañas de más de 2.900 metros de altura, como el Comapedrosa, la mayoría de ellas muy populares y visitadas.

IMG_3577

Vistas a la Pica d’Estats desde la cima.

La ascensión clásica a esta montaña se hace desde la población de Arinsal, situada a casi 1.600 metros de altura, en la parroquia andorrana de La Massana. La subida recorre el valle que conforma el Barranco de Comapedrosa. El último tramo, discurre por un circo glaciar muy interesante, con el Estany Negre en el centro del mismo.

Captura

Croquis. Fuente: Wikiloc / IGN.

Es una ascensión con sabor a alta montaña pero sin grandes dificultades técnicas. Una ruta imprescindible del principado que merece la pena conocer.

EL RECORRIDO

En la parte alta de Arinsal, nada más pasar un túnel, encontramos a mano derecha un amplio parking donde podemos dejar el coche.

Junto al parking, las señales del Parque Natural y las marcas blancas y rojas del GR-11 nos indican claramente el inicio del camino al Comapedrosa. Este primer tramo, discurre por una pista forestal que va ascendiendo de forma decidida y se interna, a través de un pinar, en el barranco de Comapedrosa.

Hasta la cota 1.750 aproximadamente, caminaremos por pista. Allí, la pista gira a la derecha para ascender al Pla de l’Estany, un magnífico lugar a los pies de la cara Este de la montaña, pero nosotros seguiremos rectos, por senda, avanzando barranco arriba.

IMG_3485

Ascendiendo por el barranco de Comapedrosa.

Cruzaremos por una zona donde hay varios puentes de madera y algunas cascadas para acometer uno de los tramos más duros del día. De la cota 1.800 a la cota 2.000, un zig-zag nos permite ganar altura de manera muy rápida.

Saldremos del pinar y las vistas se abren al barranco de Comapedrosa. La vegetación va cambiando y se hace menos frondosa. Una gran cascada aparece en el horizonte sirviendo de referencia, el paisaje es muy bonito, puramente pirenaico.

IMG_3492

Seguimos valle arriba. La cascada nos sirve de referencia.

La senda sigue avanzando decidida, con el barranco a mano derecha, a escasos metros. En la cota 2.150 llegaremos a una pequeña llanura donde hay una cascada que baja del Estany de les Truites. El camino cruza el arroyo y sube de nuevo para alcanzar un colladito.

IMG_3498

Una mirada atrás, superada la cota 2.000.

En dicho collado las vistas se abren y nos dejan ver parte del recorrido que nos queda por delante. A mano derecha, las inmensas palas de roca y hierba que bajan de la cima del Comapedrosa marcan el paisaje. De frente, tenemos un bonito valle, muy verde, con algunas zonas encharcadas y una senda bien marcada que lo cruza.

IMG_3504

Refugio de Comapedrosa.

Casi escondido, a mano izquierda, sobre una colina, está el refugio de Comapedrosa, situado a 2.250 m.

Tenemos dos opciones, seguir rectos por el vallecillo o subir al refugio. A la ida decidimos subir al refugio para coger agua en su fuente y a la vuelta volvimos por el valle sin pasar por el refugio.

IMG_3508

Estany de les Truites.

Ya que estamos en el refugio, nos acercamos a ver el cercano Estany de les Truites, a apenas 200 metros de distancia. Es un lago bastante grande aunque menos bonito que los lagos de alta montaña que veremos más adelante en esta ascensión.

IMG_3520

Dejamos atrás el refugio y ascendemos por un camino muy cómodo.

Tras una parada a comer algo, seguimos por el caminito llano que une el refugio con el camino que atraviesa el centro del valle.

De la cota 2.250 a la cota 2.600 tenemos una subida muy cómoda por una senda amplia y agradable. A pesar de estar a estas cotas, la hierba domina el recorrido. A nuestro alrededor, la roca es la protagonista, con varias crestas muy vistosas que nos recuerdan que estamos en la alta montaña pirenaica.

IMG_3527

Cota 2.500. La hierba va dando paso a la roca a medida que ganamos altura.

Antes de alcanzar el famoso Estany Negre, veremos un ibón, pequeño pero muy bonito, conocido como Bases de l’Estany Negre.

IMG_3538.JPG

Bases de l’Estany Negre.

Un último empujón, ya por un sendero entre rocas y alcanzaremos el collado que da acceso al Estany Negre.

IMG_3540

Estany Negre.

En este punto, tenemos una importante bifurcación: si seguiremos recto, iremos al Estany Negre y al Port de Baiau por el GR-11. Si giramos a la derecha, iremos al Pic de Comapedrosa por un senderillo que sube por la cresta Sur.

IMG_3546

Tomamos el camino de la derecha que sube al pico. Vemos la cima al fondo a la derecha.

Decidimos subir por la cresta y bajar por el GR-11 y el Estany Negre. Ambos caminos son cómodos y apenas tienen pasos técnicos.

IMG_3550

Subiendo a la cresta del Comapedrosa.

La subida por la cresta tiene unos 300 metros de desnivel positivo. Iremos siguiendo las marcas amarillas de la balización del Parque Natural, sin niebla o mal tiempo no hay pérdida.

IMG_3558

Cómodo cresteo.

Nos auparemos a la cresta de forma sencilla y seguiremos por el ancho filo sin mucha complicación. Hay un pequeño tramo más empinado donde apoyaremos las manos de forma puntual. Si estamos acostumbrados a transitar por alta montaña nos parecerá muy sencillo.

IMG_3564

Ya vemos la cima…

El último tramo, ya con la cima a la vista, es muy bonito. Las vistas son espectaculares y el sendero es marcado y muy cómodo.

IMG_3573

En el techo de Andorra.

Hacemos cima, estamos en el techo de Andorra. No todos los días se pisa la cima de un país, por eso es un momento especial. Aquí arriba, hay una cruz hecha con rocas y una mesa con información y un gráfico que nos ayudará a identificar las montañas que nos rodean.

IMG_3577

Vistas a la Pica d’Estats.

De todas ellas, nos llama la atención el macizo de la Pica d’Estats (3.143 m), por su color oscuro y su cercanía. También asoma al Norte, el Pic de Tristaina (2.876 m), todavía en territorio andorrano.

IMG_3595

Bajando al Port de Baiau.

Tras una pausa para comer y beber, comenzamos el descenso por el camino que va al Port de Baiau, también balizado. La senda está bien marcada y discurre por la ladera Oeste de la montaña. Es un pedregal con algún tramo un poco resbaladizo, pero no se anda mal.

IMG_3602

Circ de Baiau desde el collado del mismo nombre.

Con un poco de paciencia, alcanzamos la llanura que hay junto al Port de Baiau (2.760 m). Aprovecho para asomarme y al otro lado aparecen los Estanys de Baiau, un lugar también muy bonito.

Por cierto, a escasos metros está el Forat dels Malhiverns, collado que conecta con el Pla de l’Estany y que nos permite trazar una ruta circular alternativa. La bajada desde este collado al Pla de l’Estany se hace por una empinada pala sin apenas camino.

IMG_3615

Estany Negre, ya de bajada.

Nosotros seguiremos nuestra ruta, bajando ahora al Estany Negre por un camino perfectamente marcado. Rodearemos el lago por la orilla, atravesando varios neveros que no suponen dificultad, ya que hay una huella muy marcada.

Una vez en el otro extremo del lago, conectamos con el camino de subida, ya conocido.

IMG_3619

Larga bajada a Arinsal.

El descenso lo haremos a paso tranquilo. Como ya he comentado antes, no pasaremos por el refugio.

IMG_3623

Arinsal ya a la vista. Últimos kilómetros de bajada al atardecer.

Con la calma, llegaremos a Arinsal al atardecer, tras un magnífico día de montaña y muy contentos por haber conquistado esta hermosa montaña.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 14,5 km

Desnivel positivo superado: 1.400 m+

Tiempo neto: 7 horas

Fecha de realización: 16/07/2019

Cartografía: Andorra. Escala: 1:40.000. Editorial Alpina

Track Wikiloc

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

Andorra es un país con muchos eventos deportivos y el Comapedrosa es escenario de varias carreras de montaña muy importantes y de gran interés.

La primera que voy a mencionar es la Andorra Ultra Trail, la competición que nos ha traído a este país. Son varias las distancias que pasan por esta cima, lo que hace una idea del nivel técnico de estas carreras.

Otra importante carrera, es la Skyrace Comapedrosa. Con un recorrido espectacular y un largo cresteo, es una de las competiciones de skyrunning más prestigiosas y cuenta todos los años con un elenco de corredores tremendo.

Os dejo con este bonito vídeo de la edición 2018:

 

Andorra Ultra Trail – Celestrail 83K

AUTV – Celestrail (83 Km y 5000 m+). Edición 2019

La Andorra Ultra Trail Vallnord (AUTV) es una de las grandes pruebas de trail de los Pirineos. Un gran evento con siete pruebas diferentes y más de 3.000 corredores que llena el “país de los Pirineos” de corredores durante casi una semana del mes de julio.

Ordino._Andorra_195_wIKIMEDIA

Ordino, el pueblo anfitrión. Fuente: Wikipedia.

La carrera tiene una larga tradición dentro de este deporte tan joven, pues comenzó a celebrarse en 2009 y esta ha sido la XI edición. Como toda buena prueba de ultradistancia en los Pirineos, tiene fama de ser dura, muy dura, especialmente las distancia Mític (112 km), Ronda dels Cims (170 km) y Eufòria (233 km).

PerfilCelestrail

Perfil de la prueba. Fuente: organización

Yo me conformé con participar en la cuarta distancia: Celestrail, con 83 Km y 5.000 metros de desnivel positivo. Una prueba que da la vuelta a este pequeño país, pasando por tres collados a más de 2.500 metros de altura. Esta carrera es de un nivel técnico moderado, con algunos tramos complicados pero con otros muy correderos, una prueba para disfrutar y no para “sufrir” como sus hermanas mayores.

Crónica y análisis del recorrido

Llegó el día esperado, el gran objetivo de este año. El 20 de julio a las 00:00 se daba la salida de la Celestrail desde el pueblo de Ordino, en Andorra. Los momentos previos a la salida son de nervios, hay un gran ambiente con muchos familiares y curiosos, música y hasta fuegos artificiales, se nota que estamos en un gran evento.

Sin título

Salida de Celestrail en las calles de Ordino, televisada por Facebook. Foto: organización

Los primeros kilómetros discurren por el valle de Ordino, por un sendero muy cómodo que va remontando junto al río Valira del Nord, pasando por los pueblos de Ansalonga y La Cortinada.

En estos primeros kilómetros las sensaciones son buenas. Llevamos un ritmo intenso pero cómodo y me coloco entre los 30 primeros. Las ganas y la emoción me pueden y salgo más rápido de lo que debo… con el tobillo derecho todavía muy tocado y una sobrecarga en el cuadriceps izquierdo, no estoy en mi mejor momento, pero cualquiera que haya estado en una de estas carreras me entenderá y sabrá lo que es “dejarse llevar”.

Village_de_Llorts_WIKIMEDIA

Llorts. Foto: Wikipedia.

Llegamos a Llorts, aquí abandonamos el cómodo sendero junto al río para comenzar la primera ascensión de la noche, al Coll de les Cases (1.958 m) y a una pequeña cota posterior a más de 2.100 metros conocida como Clot de Coma Aubosa.

Por delante, más de 1.000 metros positivos con una pequeña bajada de 200 metros negativos a mitad de subida. El terreno es empinado aunque bastante cómodo, por buenas sendas que van recorriendo diferentes tramos de bosque. Las luces de los pueblos del valle y la luna iluminan el entorno; las sensaciones en una ultra de noche (cuando vas fresco) son siempre especiales.

Vamos subiendo a ritmo fuerte y constante, alcanzamos el collado de Coll de les Cases y comenzamos la subida a la cota secundaria mencionada antes. Una subida de apenas 200 m+ dura, muy dura.

ARIÑO_VISUALS_2

Kilómetros nocturnos. Foto: Ariño Visuals

Tras coronar, empieza la bajada a las Bordes de Prats Nous, una bajada corta y cómoda. Los siguientes kilómetros hasta el refugio de Pla de l’Estany son bastante llevaderos, siempre en leve subida.

Llegamos al km. 15, primer avituallamiento en el refugio de Pla de l’Estany. Los corredores de la distancia Mític (112 km) acaban de pasar por aquí y forman una vistosa hilera de frontales que sube por una empinadísima pala al pico de Comapedrosa (2.942 m), espectacular.

ARIÑO_VISUALS

Avituallamiento en Pla de l’Estany. Foto: Ariño Visuals

Es noche cerrada y hace fresco, casi frío. Relleno cantimploras y marcho rápido para abajo. Voy en el puesto 34 de casi 500 corredores aunque de esto me enteré más tarde. El ritmo hasta ahora ha sido bastante intenso y comienzo a notarlo… no estoy tan fuerte, la noche va a ser larga…

La bajada del refugio al valle de Comapedrosa es tortuosa, por un amplio camino repleto de piedras. Mi tobillo sufre aunque casi sufre más mi pierna izquierda al proteger a la derecha en cada paso de la bajada. La sobrecarga va a más.

IMG_3622

Valle de Comapedrosa por donde ascendemos.

Llego al sendero que sube al refugio de Comapedrosa con dolor en la pierna izquierda (la buena), lo que me preocupa bastante. En este punto, comienza la segunda subida larga del día, a la Portella de Sanfons (2.581 m), más de 800 m+ bastante intensos.

IMG_3505

Refugio de Comapedrosa, en el km. 20 de carrera.

La subida se hace por bosque hasta que alcanzamos el refugio de Comapedrosa, siempre por sendero, con algunos tramos muy empinados. Ya en el refugio (km. 20), encontramos el segundo avituallamiento, lleno de corredores de la distancia Mític que acaban de bajar del Comapedrosa.

A pesar de estar abarrotado, el refugio está casi en silencio. Vaya caras llevamos todos… Como algo y me abrigo hasta arriba con todo lo que llevo, la noche es fría y vamos a subir hasta la cota 2600.

La subida a la Portella de Sanfons es bastante cómoda si tenemos en cuenta las cotas a las que nos estamos moviendo. Un zig-zag amplio nos deja en el collado. En este punto comienza un tramo muy bonito, atravesando la cresta del Serrat de Coll Pla, que culmina en el Cap de l’Ovella a 2.541 metros.

El tramo es sencillo, por un sendero que atraviesa la cresta de hierba, sin apenas tramos de roca. Unos fogonazos iluminan el cielo de vez en cuando, es una tormenta que parece lejana pero que pronto llegará hasta nosotros. Ya llegando al Port de Cabús (2.306 m), en plena bajada, comienza a llover y a tronar.

Andorre_Entre_Pal_et_le_Port_de_Cabus

Entorno del Port de Cabús. Foto: Wikipedia.

En un momento estamos empapados. Impermeable, guantes, braga… completamente calados.

El siguiente tramo hasta el Coll de la Botella (2.069 m) se las trae. Es mucho peor de lo que parece en el perfil, con una bajada por hierba muy resbaladiza hasta la cota 1.850 y una subida muy directa por pistas de esquí hasta el collado. Allí, en las instalaciones de la estación de esquí de Pal-Arinsal, tenemos el tercer avituallamiento en el km. 30.

Llego calado y muy destemplado, además me duele el tobillo y la pierna izquierda. No soy nada optimista la verdad, pero me dejo llevar y me tomo tres tazas de caldo caliente mientras miro las caras de los corredores de la Mític, siempre se puede estar peor…

Salgo mejor de lo que entro y bastante animado. Con ganas de correr, afronto un tramo cómodo y corredero de casi 5 kilómetros por bosque que nos deja en el Coll de Montaner, a casi 2.100 metros de altura.

Toco chufa en el control que hay en el collado y para abajo. Tenemos una larga bajada de más de 10 kilómetros hasta Escaldes donde se haya la base de vida.

El primer tramo de la bajada es complejo, con un sendero lleno de raíces y piedra suelta. Más tarde, hacia la cota 1700, alcanzamos una buena pista donde se puede apretar y aprieto. Vamos pasando por diferentes bordas y bajando de forma cómoda, aunque pronto abandonamos la pista para tomar una senda bastante “juguetona” que nos dejará en el pueblo de Sispony.

Església_de_Sant_Joan_de_Sispony_-_7

Sispony. Foto: Wikipedia.

De Sispony a Escaldes todavía tendremos 5 kilómetros de descenso, al principio por senda (bastante empinada) y después por unas pasarelas de madera que discurren paralelas al río, junto a la carretera que une Escaldes con Ordino.

Andorra_la_Vella_and_Escaldes-Engordany_2

Escaldes, km. 45, base de vida. Foto: Wikipedia.

En este tramo me voy desfondando de forma progresiva, llegando al casco urbano de Escaldes bastante cansado. Pasaremos junto al famoso balneario de Caldea y, por fin, alcanzaremos la base de vida. Son las 7:15 de la mañana, es decir, llevo algo más de 7 horas de carrera para 45 km y 3.000 m+, no está mal.

Pincho en el control en el puesto 41º y me lo tomo con calma o al menos con más calma que mis compañeros. Como, bebo, me cambio de ropa, me doy Reflex y hasta me echo crema solar. Paso en la base de vida algo más de media hora y pierdo 11 puestos. No obstante, ha merecido la pena, salgo fresco y feliz y con ganas de afrontar los casi 40 kilómetros que quedan por delante.

Salimos de Escaldes atravesando calles y avenidas, es raro ver como la gente está comprando el pan o paseando al perro mientras tú estás realizando una ultra. Momentos curiosos…

Salimos de la ciudad por un paseo empedrado muy empinado. Poco a poco nos vamos metiendo en el valle de Madriu y la pendiente pasa de fuerte a moderada. El sendero es cómodo y los kilómetros pasan de forma cómoda. Atravesamos una zona de bordas muy bonita y nos desviamos pronto a la izquierda, al Coll Jovell (1.780 m) donde culmina esta subida, la más larga de la prueba.

Llego al collado a un ritmo fuerte, pero las fuerzas vuelven a flaquear. Estamos en el km. 50 y por delante tenemos 15 kilómetros cómodos que son determinantes para el devenir de la carrera. Si tenemos piernas en estos kilómetros, lograremos acabar la carrera a buen seguro.

Hasta el km. 56 tenemos una bajada suave y después un tramo perfecto para correr conocido como el circuit de les Fonts. Estamos muy cerca del Estany d’Engolasters, uno de los lugares más turísticos de Andorra y se nota, con muchos turistas y senderistas en la zona.

Corriendo alcanzamos el km. 56, bordes de les Pardines, donde hay un nuevo avituallamiento. Tras comer y beber algo, seguimos con otro tramo por senda cómodo, bastante corredero y muy bonito. Antes de alcanzar el pueblo de Prats, pasaremos por encima del Santuario de Meritxell, el gran centro religioso de Andorra.

Santuari_nou_de_Meritxell_-_11

Santuario de Meritxell. La carrera pasa a pocos cientos de metros. Foto: Wikipedia.

La senda, en leve bajada, nos deja en Prats, un barrio del pueblo de Canillo. Apenas 1 kilómetro de carretera separa a ambas poblaciones.

Canillo, km. 61. Aquí tenemos un control de tiempos. Para llegar al siguiente avituallamiento, tenemos todavía muuuuchos kilómetros… Del km. 61 al 64 iremos “llaneando” paralelos al valle del Valira d’Orient. Digo llaneando pero realmente es un tramo rompepiernas con continuas subidas y bajadas que nos pueden hacer mucho daño a estas alturas de la carrera.

En el km. 64 dejamos por fin el llaneo, cruzamos la carretera que sube al Port d’ Envalira y pasamos por el pequeño pueblo de l’Aldosa. Entramos en la recta final de la carrera con un tramo muy duro de subida hasta el Coll de la Cauba (1.900 metros).

El sendero zigzaguea entre riscos y bordas y el calor aprieta de lo lindo. Son momentos duras pero hay que aguantar. Del collado (km. 66) al avituallamiento de Armiana (km. 69) tenemos un tramo de subibaja por bosque bastante llevadero pero que se hace muy largo. Hay que tener en cuenta que del avituallamiento de Pardines a Armiana hay 13 kilómetros. Es un tramo que se suele hacer en las horas centrales del día y podemos quedarnos sin agua. Yo salvé el tramo cogiendo agua en Prats, junto antes de Canillo, en una fuente muy fresca que me salvó la vida.

Llego roto a Armiana. Es hora de comer, beber y descansar. Paro media hora porque no puedo con mi vida… A pesar de todo, los abandonos de los corredores que me preceden me hacen ganar algunos puestos, pero es engañoso, no puedo adelantar a nadie con estos ritmos tan lentos que estoy llevando…

Tras la parada de media hora me duele todo. La subida de 200 metros positivos que tenemos nada más salir del avituallamiento tampoco ayuda… Por fortuna, acaba pronto y enseguida podemos bajar hasta el barranco de Montaup donde empieza la subida final hasta el Coll d’Arenes (2.539 m).

Subida dura, por terreno relativamente cómodo, de pastos. A mano izquierda tenemos el Pic de Casamanya (2.740 m) y, a pesar del sufrimiento, me reconforto con las vistas y el paisaje de alta montaña que nos rodea.

El último kilómetro al collado es duro duro y debo parar en varias ocasiones. Llego al avituallamiento final, junto al collado, muy tocado, ya no puedo ni correr…

Paro de nuevo 15 minutos antes de comenzar el vía crucis final, la bajada a Ordino de 9 kilómetros de largo, casi nada.

El primer tramo es cómodo, por praderas y pastos de alta montaña. Poco a poco las fuerzas van viniendo a mí y vuelvo a trotar. Cuidado porque en la cota 2000 comienza un largo tramo de falso llano por bosque donde terminamos haciendo 100 m+. Es importante guardar algunas fuerzas para este trozo ya que en caso contrario se nos puede hacer muy largo.

La subidita finaliza y nos queda por delante una larga y empinada bajada por bosque de más de 600 metros negativos hasta Sornàs. Bajo haciendo uso de los bastones, que me ayudan en las frenadas porque llevo los cuadriceps tocados. El ritmo ahora no es malo y me animo…

AUT2036_0720_15h31m36s_AUT_JLH08153_3_original

Meta! Foto: Photossports

Paso por Sornàs y bajo a la carretera de Ordino, último kilómetro por asfalto… ya oigo la megafonía de meta, una última subidita y… final! Por fin, conseguido. Llego en el puesto 44º tras 15 horas y media, vaya paliza.

Otra ultra más a la saca y van… 27.

Acabo contento, muy contento ya que en la salida tenía muchas dudas debido a las molestias físicas que venía arrastrando. A nivel competitivo, he acabado haciendo una hora más del tiempo que tenía en mente, pero siendo sincero conmigo mismo no he entrenado como debería. Me puedo dar con un canto en los dientes.

Próxima parada… algo diferente: Pyrénées Tout Trail del Grand Raid Pyrénées.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 83 km

Desnivel positivo superado: 5.000 m+

Tiempo: 15 horas y 32 minutos

Clasificación: 44 de 495 corredores

LINKS

Track Wikiloc

Web de la carrera

Clasificaciones

OPINIÓN PERSONAL

La Andorra Ultra Trail es un gran evento, con una organización sólida y con años de experiencia. No puedo poner pegas, los voluntarios eran numerosos en los avituallamientos y el trato al corredor excelente. Sí que es cierto que la distancia entre avituallamientos era muy amplia pero entiendo que forma parte de la exigencia de la carrera. Este hecho es crucial para trazar la estrategia de carrera, quizá 1 litro de agua sea insuficiente en algunos puntos y haya que portar más.

Por lo demás, gran ambiente en la salida y en la meta, así como en algunos avituallamientos.

En definitiva, una experiencia brutal que a nivel personal ha sido también bastante dura. Mi cuerpo empieza a pedirme distancias más cortas donde poder disfrutar más y ser más competitivo. Al año que viene seguramente no pasemos de los 70 km, nos hacemos mayores 🙂

LjD9oKi_

 

 

Pico Baciás (2.754 m)

Ascensión estival desde Baños de Panticosa por los ibones de Brazato.

El entorno del balneario de Panticosa está lleno de picos que no alcanzan los 3.000 metros de altura pero que gozan de rutas muy interesantes y de unas vistas espectaculares. Es el caso de este Pico Baciás, un dosmil situado junto al embalse de Brazato y muy cerca de la ruta GR-11.

20190723_142738

Embalse de Brazato

Se trata de una ascensión con cierta dureza a nivel físico, pues se superan los 1.100 metros de desnivel positivo, pero con pocas dificultades técnicas lo que es complicado de encontrar en este entorno de alta montaña.

Captura

Croquis detallado. Fuente: IGN / Wikiloc.

En el ascenso desde el balneario, a través del GR-11, nos toparemos con los ibones de Brazato. El camino es muy cómodo hasta la cota 2.500 y solamente a partir de ahí encontraremos ciertas dificultades en forma de caos de bloques que tendremos que ir sorteando.

EL RECORRIDO

Huyendo de la ola de calor, acabamos en los Baños de Panticosa, a más de 1.600 metros de altura. Son las 11 de la mañana y la temperatura ya es de 24ºC aquí. Esto de no madrugar tiene sus inconvenientes…

IMG_3719

Balneario de Panticosa.

Comenzamos a caminar pasando por delante de diferentes construcciones, desde el elegante Gran Hotel hasta otras en estado de ruina. Al fondo a la derecha, unas escaleras nos conducen al inicio del sendero, bien balizado con carteles y con marcas blancas y rojas del GR-11.

IMG_3635

Cómodo zig-zag en los primeros kilómetros.

Ya en el sendero, comienza un larguísimo zig-zag que nos permite alcanzar la cota 2000 de forma muy cómoda. Las largas lazadas que traza el sendero, hacen que la pendiente sea muy llevadera en todo momento.

IMG_3630

Vamos ganando metros poco a poco y el balneario va quedando abajo.

El bosque cubre esta primera parte. Caminamos a la sombra y eso se agradece mucho en un día como hoy, con la que está cayendo…

IMG_3643

Superada la cota 2000 salimos del bosque.

En la cota 2000 el sendero comienza a torcer hacia el SE subiendo metros de forma moderada, pero siempre por camino cómodo, bien hollado. La vegetación va dejando paso a los pastos de altura y a la roca de forma progresiva.

IMG_3647

La Sierra de Partacua asoma al otro lado del valle de Tena.

Iremos evitando la barrera rocosa de los Picos del Serrato, que cierran la cuenca donde se asienta el embalse de Brazato por el Oeste.

IMG_3655

Por terreno rocoso, vamos ganando los últimos metros para alcanzar el ibón.

A mano derecha, las vistas a los diferentes picos del Circo de Brazato se van abriendo: Foratula (2.581 m)Tablato (2.564 m), Serrato (2.695 m)

Nos vamos aproximando al ibón. Un zig-zag nos permitirá ganar metros sin dificultades y acercarnos poco a poco a la presa del embalse o ibón represado de Brazato.

IMG_3657

Pasando junto al embalse de Brazato.

Sorprende el tamaño del mismo y el escaso caudal que porta, lo que afea un poco el entorno. Al otro lado del embalse, destacan el Pico Brazato (2.729 m). Encima de nuestras cabezas, está la Punta del Puerto (2.717 m) y, casi escondido, sin llamar la atención, aparece la suave ladera Oeste del Pico Baciás, nuestro objetivo de hoy.

Aprovechamos para hacer una parada junto al ibón y comer el bocadillo mientras disfrutamos con las vistas y con la suave brisa que refresca lo suficiente, estamos a casi 2.400 metros de altura.

20190723_133728

Embalse de Brazato.

Tras la paradita, retomamos la marcha. La senda comienza a subir de forma decidida y se encarama a una canal. En este punto, podemos rellenar las cantimploras con el fresco arroyo que cae por la canal.

El sendero se vuelve más incómodo y tendremos que apoyar la mano de forma puntual, aunque sin dificultades. Superada la canal, la senda se aproxima a un falso collado desde donde se divisan ya los ibones altos de Brazato, aunque no todos, solamente dos de ellos.

IMG_3667

A la izquierda, Cuello Alto de Brazato.

Desde este falso collado, también lograremos ver el Cuello Alto de Brazato (2.566 m), verdadero collado que comunica los Baños de Panticosa con el Alto valle del río Ara y el refugio de Bujaruelo. El camino hasta este collado se vuelve más arduo, teniendo que sortear algunos caos de bloques bastante sencillos.

IMG_3670

Pasando junto a los ibones altos de Brazato.

Sin dificultades, alcanzamos el Cuello Alto de Brazato. Las vistas al macizo de Vignemale (3.299 m) son tremendas. Merece la pena detenerse un buen rato a fotografiarlo.

IMG_3673

Cuello Alto de Brazato. Al fondo, el Vignemale.

Los ibones de Batanes quedan un poco más abajo del collado, ya en la otra vertiente, pero no llegaremos a ellos. Giraremos en el mismo collado a la derecha y comenzaremos a seguir una hilera de hitos bastante evidente que conduce a la cima del Baciás.

IMG_3675

Baciás (a la izquierda) desde el collado.

Atravesaremos un amplio caos de bloques cruzando así en diagonal la ladera SE de la Punta del Puerto. Este es el tramo más incómodo de la ascensión. Sin alcanzar el collado que separa este pico del Baciás, tomaremos una débil senda que nos aproxima a la ladera Norte de nuestra cima.

IMG_3702

Una mirada al collado, tras atravesar la peor parte del caos de bloques.

Allí, siguiendo trazas de senda e hitos dispersos, por terreno incómodo pero sencillo, saldremos al hombro de la montaña. Ya en el cordal, que es ancho (no se le puede llamar cresta), haremos los últimos metros a cima sin ninguna dificultad, por un senderillo evidente.

IMG_3681

Más cerca…

En la cima, las vistas se abren al Sur, donde vemos muy cerca los ibones de Espelunz y mucho más lejos los tresmiles de Ordesa, con la pared Norte de los Gabietos-Taillón en primer plano.

IMG_3685

Cima!

Al otro lado, veremos los tresmiles de Panticosa, con el Garmo Negro (3.064 m) y el Argualas (3.044 m) bien diferenciados.

Tras un ratito arriba, es hora de volver al collado, con cuidado para no dejarnos los tobillos con tanta roca suelta. En el collado, haremos una nueva paradita para recuperar fuerzas de cara al descenso, que es bastante largo…

IMG_3708

Volviendo, junto a los ibones altos de Brazato.

La bajada la haremos a ritmo tranquilo, disfrutando de las vistas pero sufriendo un poco por el calor. Especialmente nuestro perrete, que no paraba de buscar la sombra a cada paso.

IMG_3717

Luces de tarde.

Poco a poco bajamos los casi 1.000 metros de desnivel que hay desde el collado, alcanzando el balneario poco antes de las 7 de la tarde.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 14,2 km

Desnivel positivo superado: 1.105 m+

Tiempo neto: 6 horas

Fecha de realización: 23/07/2019

Cartografía: Valle de Tena. Editorial Alpina. Escala: 1:25.000

Track Wikiloc

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

El Balneario de Panticosa, punto de partida de esta ruta, es un lugar cargado de historia. Ya usado por los romanos, ha tenido distintas etapas de auge pero también de decadencia. En el siglo XIX se da la mayor época de esplendor y se construyen gran parte de los edificios que hay actualmente, algunos de ellos muy bonitos, con clara inspiración francesa. En este link se cuenta la historia de este lugar con bastante detalle.

Pero llego el siglo XIX, la burbuja inmobiliaria y la posterior crisis del ladrillo. En 2009, una gran inmobiliaria que había invertido hasta 60 millones en el balneario entra en concurso de acreedores y las obras de edificación quedan a medio hacer. Hoy en día, esas construcciones siguen ahí, en estado de abandono, afeando el paisaje como tantas otras obras faraónicas de esa década.