Moleta (2.573 m)

LA MOLETA. CIRCULAR DESDE CANFRANC-ESTACIÓN

El valle de Canfranc, surcado por el río Aragón, está encerrado por dos importantes líneas montañosas a cada lado. En su lado Oeste, destaca el Aspe (2.640 m), al lado Este destacan la Pala de Ip (2.783 m) y Collarada (2.883 m).

IMG_0229

Midi d’Ossau desde la cima de la Moleta.

Muy cerca de la Pala de Ip, se encuentra el conocido como Circo de Samán o de Iserías donde se ubica el ibón del mismo nombre. Dicho circo es encerrado por montañas que rondan los 2.500/2.600 metros. Una de ellas, la más llamativa por su forma de “muela” es la montaña a la que ascenderemos hoy: La Moleta.

La ruta de hoy sube a la Moleta por el camino del carretón y baja a Canfranc-Estación por el Circo de Epifanio. Una ruta de alta montaña dura pero carente de dificultades técnicas.

Captura

Croquis. Fuente: Wikiloc / IGN.

EL RECORRIDO

La ruta de hoy comienza en Canfranc-Estación, donde se ubica la central hidroeléctrica, a la entrada del pueblo. Tras cruzar el puente hay una pista forestal que va subiendo en zig-zag, pronto, a mano derecha, veremos el comienzo de la senda que debemos tomar balizada con marcas blancas y amarillas de sendero PR (Pequeño Recorrido). Esta senda, es conocido como la senda del carretón de Ip y sube paralela a la gran tubería que baja de la montaña y da servicio a la central. Más tarde, en la sección de links, comento algo más sobre la historia del carretón de Ip.

IMG_0205

Senda del carretón de Ip.

La senda sube de forma muy llevadera y suave. Va trazando amplios zig-zags en sus primeros metros, más tarde, hacia la cota 1600, el sendero comienza a empinarse más y a ganar desnivel de forma más rápida. Es muy cómodo, siempre que no haya barro o nieve.

Hay que tener en cuenta que la ladera es muy empinada y el sendero va formando pequeñas terrazas por donde se anda bien, pero con nieve la cosa se complicará mucho y el sendero no será nada recomendable por el riesgo de aludes.

IMG_0208

Barrera anti-aludes en la subida del carretón. Al fondo, la muralla de Tortiellas ya al otro lado del valle.

En la cota 2100 alcanzamos el final del sendero del carretón. En este punto hay un cruce de caminos, ya que por un lado está la pista que va al Ibón de Ip y por otro el sendero que asciende a la Moleta, que sigue balizado de blanco y amarillo y es el que tomaremos.

IMG_0212

La Moleta, bien visible tras finalizar la senda del carretón y salir a terreno más despejado.

El bosque va desapareciendo de forma progresiva y va dando paso a una pedrera con trazas de hierba bastante estable por donde se sube bien. La senda se va desdibujando de forma progresiva pero da un poco igual, se puede subir casi por cualquier lado. Hay hitos que marcan la dirección a seguir.

IMG_0215

Ascendiendo a la Moleta, parte final.

Al final del todo, debemos ir rodeando la muralla rocosa que defiende la cima hasta observar una pequeña canal sin dificultad por donde podemos acceder a la parte más alta. Hay bastantes hitos y no hay pérdida.

IMG_0218

Collarada desde las inmediaciones de la cima.

Sin ninguna dificultad reseñable, alcanzamos la cima donde hay tres o cuatro grupos de montañeros. Algo sorprendente pues solamente nos hemos cruzado con una persona en toda la subida. Es momento de echar fotos…

IMG_0222

Cima de la Moleta. Al fondo, la Pala de Ip.

Las vistas son especialmente buenas hacia la Pala de Ip y el Circo de Samán que queda a nuestros pies, en ese rincón, orientado al Norte, queda todavía mucha nieve.

IMG_0221

Ibón de Samán y Canal de Izas desde la cima.

Para el descenso, bajamos por la fácil canal y ahora giramos a la derecha hasta el llamado Collado de la Moleta (2.446 m), bien visible desde la cima. Desde aquí se puede bajar al ibón de Samán y a la Canal de Izas o volver a Canfranc-Estación por el llamado Circo de Epifanio, que es la opción que nosotros tomamos.

IMG_0233

La Moleta desde el collado.

Una vez llegados al collado hay que estar atentos a los hitos, pues la senda no está muy marcada. Primero descenderemos hasta la cota 2300 aprox. donde se encuentran los primeros muros de contención de aludes.

IMG_0235

Circo de Epifanio con sus muros de contención anti-aludes.

Andaremos unos cientos de metros por el muro antialudes hasta llegar a una zona donde veremos que varios hitos nos indican que hay que girar a la izquierda. Ojo, no hay que seguir por el muro aunque parezca lo más evidente.

IMG_0238

Placa con la fecha de finalización de las obras en uno de los muros.

Lo que más dudas genera es que los hitos que salen a la izquierda no conducen, en principio, a ninguna senda. Están dispersos y nos hacen bajar por una ladera de hierba varios cientos de metros. Tras bajar un rato casi a la brava, veremos, ahora sí, una buena senda que discurre por el circo a la cota 2150 aprox. de forma horizontal con marcas de PR. Esa es la senda por donde finalmente descenderemos.

IMG_0237

El Circo de Epifanio tras descender a la senda PR. Bajaremos por la empinada ladera de hierba que se ve a la izquierda de los neveros.

Ya en el sendero PR no tendremos problemas. Nos queda por delante una larguísima bajada hasta Canfranc-Estación con cientos de zig-zags. El sendero está en perfecto estado por lo que bajamos a trote a buen ritmo.

IMG_0243

Bajando a la Caseta del Vasco.

Primero, llegaremos a la Caseta del Vasco y después, por la llamada senda de los 20 muretes alcanzaremos la Caseta de la Cueva. Ambas están en ruinas y fueron albergues de trabajadores cuando a principios del s. XX se hicieron estas obras de contención de aludes.

IMG_0245

Cascada en el Barranco de Epifanio.

La senda de los 20 muretes discurre por una ladera muy empinada, pero se baja bien gracias a los zig-zags. Hay algo de vegetación y árboles caídos pero la senda están bien mantenida y han cortado los troncos que podrían molestar más.

IMG_0249

Caseta de la Cueva.

Desde la Caseta de la Cueva tenemos todavía un buen trecho hasta Canfranc-Estación. Primero, bajaremos por otra senda muy bonita hasta una pista forestal, la que sube a Punta Picauvé. En esta pista se encuentra otra de las construcciones abandonadas, conocida como Casita Blanca.

laderaeste

Interesante croquis donde podemos ver algunas de las construcciones que veremos en el ascenso y posterior descenso de la Moleta. Extraído de http://gmelt.blogspot.com

En este punto, tenemos dos opciones, una bajar por la pista hasta el punto de inicio de la ruta y otra bajar por la senda que nace junto a la Casita Blanca hasta el final del Paseo de los Melancólicos y allí recorrer este paseo entero hasta conectar con el punto de inicio. Optamos por esta segunda opción, algo más larga, pero más bonita al discurrir en parte por senda.

Desde el Paseo de los Melancólicos, pueden observarse a mano derecha los trenes abandonados junto a la estación. Una pena, espero que pronto vuelva a entrar en funcionamiento de verdad y pueda cruzarse a Francia por el viejo túnel…

El Paseo de los Melancólicos nos deja, tras una breve subida, en la pista que hemos recorrido al inicio. De esta forma, cerramos el círculo tras 4 horas de intensa actividad. Hora de comer y beber algo, nos lo hemos ganado.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 17 km

Desnivel positivo superado: 1.600 m+

Tiempo neto: 3 horas y 45 minutos (a ritmo ligero y trotando en las bajadas)

Fecha de realización: 30/06/2018

Cartografía: Valle de Canfranc. Editorial Alpina. Escala: 1:25.000

Track Wikiloc

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

Hablar de Canfranc es hablar de su famosa estación, lugar estratégico en la primera mitad del siglo XX. La historia de su construcción y de cómo se transformo el entorno del valle a través de la reforestación de laderas y la construcción de barreras anti-aludes es muy interesante y ha dejado una gran huella en el valle. La caseta del Vasco o la caseta de la Cueva, por donde pasamos en esta ruta, daban cobijo a los trabajadores que hicieron estas curiosas obras allá por los años 30, 40 y 50 del pasado siglo.

Otra de las curiosidades del valle es el carretón de Ip, nombre con el que se conocía al funicular instalado en los años 60 utilizado para construir la tubería que baja agua a la central hidroeléctrica de Canfranc y poder subir material para la construcción de la presa del ibón de Ip, canalizaciones de agua, etc… En este vídeo de Youtube pueden verse algunas imágenes curiosas del carretón en funcionamiento y de la construcción de la tubería.

Ya por último… en los últimos años, Canfranc se ha convertido en un importante centro de referencia a nivel montañero y deportivo. Por un lado, se ha creado el centro A Lurte de referencia en el pirineo aragonés en los asuntos relativos a aludes y estudio de la nieve. Por otro, la tradicional maratón de montaña Canfranc-Canfranc se transformó y amplió para convertirse en un importante evento en el mundo del trail: la Ultra Trail Canfranc-Canfranc, una de las más duras y técnicas del panorama nacional.

 

Circular al Valle de Vió

LA RUTA CIRCULAR AL VALLE DE VIÓ

El Valle de Vió, o Ballibió en aragonés, es un recóndito rincón del Pirineo Aragonés situado entre los valles del Ara y del Cinca, justo a las puertas del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido en el corazón de la histórica comarca del Sobrarbe.

El Valle de Vió posee una densidad de población realmente baja. La capital del valle es Fanlo, que aglutina a la mayor parte de núcleos del valle, y su censo solamente cuenta con 149 habitantes. Otras poblaciones del valle son Nerín, Buerba, Vió o Yeba.

P1150228

Cañón de Añisclo desde el camino que sube de San Úrbez a Vió

Muchas pueblos carecen de cobertura móvil, los accesos rodados son complicados, la electricidad llegó al valle hace no muchos años… En definitiva, es un lugar recóndito, donde podemos buscar la tranquilidad y el aislamiento del Pirineo más auténtico.

La despoblación provocó que durante el siglo pasado muchos de estos núcleos quedasen deshabitados: Sercué, Buisán, Gallisué o Ceresuela son un ejemplo. Afortunadamente, en los últimos años, el turismo rural y los deportes de aventura están ayudando a los pueblecitos del valle a recobrar algo de vida.

P1150183

El pueblo de Buisán.

Esta ruta circular parte de Buerba y recorre los núcleos de BuisánNerínSercué y Vió.

vio

Croquis de la ruta. Fuente: IGN/Wikiloc

EL RECORRIDO

Partimos de Buerba realizando el recorrido en el sentido de las agujas del reloj. De esta forma, dejamos para el final la subida más intensa aunque el recorrido es bastante llevadero y esperamos no llegar muy cansados al final.

P1150236

Navaín (1.796 m) desde Buerba, tras una nevada mañanera.

Comenzamos andando por la carretera hasta ver a mano izquierda unos carteles indicadores del GR-15.1, sendero balizado que seguiremos hasta la localidad de Buisán. El primer tramo se realiza por senda y terreno de monte bajo. Las vistas a Sestrales y a Cotiella son muy buenas y el día, aunque fresco, acompaña.

P1150174

Caminando por el GR 15.1. Atrás quedan los Sestrales.

La senda se introduce en un pinar y pronto termina saliendo a una pista forestal que rodea la montaña conocida como Sierra de Metils por el Sur. Este rodeo se hace casi sin ganar ni perder altura. Tras unos kilómetros alcanzamos el conocido como Cuello Trito (1.381 m), punto en el que la pista cambia de orientación Sur a orientación Norte y se encamina hacia Buisán y Fanlo.

IMG_3853

Cotiella y la Peña Montañesa desde el Valle de Vió, un día de invierno cualquiera.

Comienzan en este punto los problemas, pues la pista que se dirige a Fanlo está completamente nevada con una nieve costra muy incómoda para caminar. No traemos raquetas, pues no pensábamos encontrar tanta nieve, por lo que toca luchar duro para avanzar los apenas 3 kilómetros que nos separan del desvío a Buisán.

Con mucho esfuerzo, finalmente alcanzamos el desvío a mano derecha y una senda en fuerte bajada nos deja a las afueras de Buisán, pueblo abandonado décadas atrás y que ahora está recobrando un poco de vida.

P1150185

Por las calles de Buisán.

Tras cruzar el pueblo, seguiremos el GR-15 que ahora se dirige a Nerín. Para ello, lo primero es descender por una bonita senda hasta el cauce del río Aso, que cruzaremos gracias a unas grandes rocas colocadas en el cauce.

Al otro lado, y tras cruzar la carretera que atraviesa el valle, volveremos a conectar con la senda que va a Nerín, balizada con las marcas blancas y rojas del GR-15. Senda bastante cómoda, que va ganando altura poco a poco dejándonos unas buenas vistas del valle.

P1150197

Dejamos atrás Buisán y Fanlo. El Pueyo Ballarín con sus 2.027 metros domina el valle.

Tras alguna subida un poco más intensa, llegamos al pueblo de Nerín, situado en la solana del Mondoto (1.967 m) a casi 1.300 metros de altura. A pesar de su pequeño tamaño, es uno de los pueblos con más vida del valle.

P1150203

Llegando a Nerín.

Cruzamos sus calles y reponemos agua en su fuente. Abandonamos el pueblo siguiendo las marcas de GR que ahora nos llevarán a Sercué, otro de los pueblos recuperados del valle.

P1150206

Cómodo tramo de GR entre Nerín y Sercué.

El sendero desciende unos metros y continúa por la solana del Mondoto durante varios kilómetros, por terreno calizo y yermo sin apenas ganar ni perder altura. Tras alcanzar un pequeño collado, aparecen en el horizonte algunas de las casas de Sercué. En apenas 15 minutos, tras una última subida, alcanzamos sus calles, todavía sin asfaltar, y con un sabor a pueblo de montaña muy auténtico.

IMG_3828

Iglesia de Sercué con Sestrales al fondo.

Tras parar en la iglesia de Sercué a comer el bocadillo, toca retomar el camino que ahora desciende al Cañón de Añisclo en uno de los tramos más bonitos del día. Un pequeño collado (conocido como Portiello) o más bien grieta en la muralla del cañón, nos permite descender los más de 300 metros de desnivel hasta el cauce del río Bellós entre las paredes de los picos Mondoto y Sestrales.

P1150208

Bajando al fondo del Cañón de Añisclo.

La senda que baja al cañón es cómoda aunque tiene su pendiente. Está muy marcada y traza un zig-zag que permite perder metros de forma progresiva. En su último tramo, nos metemos de lleno en el bosque antes de conectar con el camino clásico del Cañón de Añisclo.

P1150211

Bajando al cañón desde Sercué.

Ya en la senda del cañón, solamente tendremos que andar dos kilómetros muy cómodos río abajo, cruzando el puente de Sangons, para alcanzar la ermita de San Úrbez, pegada a la pared de roca. Un lugar muy singular donde bien merece la pena parar un rato.

P1150219

Ermita de San Úrbez.

Tras la visita a la ermita y reponer agua en la fuente que hay junto a ella, cruzamos el vertiginoso puente sobre el río Bellós y ya al otro lado tomamos la senda que sube a Vió, sin balizar, pero marcada con la clásica cartelería verde del Parque Nacional. Por delante, algo más de 300 metros de desnivel positivo en 1,2 kilómetros, sin duda, la subida más potente del día.

Afortunadamente, la senda está en perfecto estado y subimos cómodamente hasta el collado de Vió, desde se obtienen unas vistas espectaculares del Cañón de Añisclo.

P1150228

Cañon de Añisclo. Al fondo, bien nevado, el macizo de Monte Perdido.

Ya en el collado, solamente quedará descender a Vió y de ahí a Buerba. Buerba y Vió están separados por apenas 1 kilómetro.

IMG_3806

La bonita iglesia de Vió.

Atravesaremos el alargado pueblo de Vió de Norte a Sur para salir por una senda balizada como GR de nuevo. Tras un fuerte descenso y un leve ascenso, llegaremos a Buerba, ocho horas y casi 25 kilómetros después. Una excursión fácil pero muy agradecida, que deja buen sabor de boca.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 24,5 km

Desnivel positivo: 900 m+

Tiempo neto: 7 horas

Fecha de realización: 29/03/2018

Mapa: Sobrarbe Central. Escala: 1:40.000. Editorial Alpina.

Track Wikiloc

ALGUNOS ENLACES DE INTERÉS

Si vas a visitar el valle y te gusta practicar senderismo, te recomiendo visitar la web de Rutas Fanlo pues tiene una variedad de recorridos muy importante, con rutas para todos los niveles y la mayor parte de ellas muy interesantes. Hay carteles en los pueblos del valle explicando las rutas que figuran en la web.

Los corredores de montaña tienen en este valle una prueba todavía no muy conocida pero muy chula y con bastante dureza, es la Ultra Trail del Valle de Vió. Una carrera de montaña de 55 kilómetros que ya lleva 4 ediciones. Dejo aquí el link a la web de la carrera.

Xtreme Higa de Monreal 22K – 2018

Xtreme Higa de Monreal – 22 km y 1.250 m+

El pasado 6 de mayo tocó volver a ponerse un dorsal y lo hice en esta bonita carrera, la Xtreme Higa de Monreal, una media maratón de montaña con bastante solera (esta era la X edición) que se celebra en la Sierra de Alaiz, muy cerca de la capital navarra.

IMG_0053

La Higa de Monreal, montaña que da nombre a la carrera.

Una carrera muy interesante en un entorno muy guapo, con tramos bastante corribles por bosque y otros más agrestes, como la ascensión final a la Higa por el camino equipado con cadenas que hay en la cara Sur… Vamos, una carrera muy completa.

Captura

Croquis del recorrido. Fuente: IGN / Wikiloc

La carrera puede dividirse en cuatro partes:

  • Un primer bucle por los alrededores del pueblo con dos “tachuelas”, la primera de ellas muy potente.
  • La subida a la Sierra de Alaiz
  • El llaneo por los bosques de la parte alta de la sierra.
  • Ascenso y posterior descenso a la Higa.

Estos cuatro tramos pueden distinguirse perfectamente en el perfil:

perfil-xtreme-2018-1024x439

Perfil facilitado por la organización.

CRÓNICA Y ANÁLISIS DEL RECORRIDO

A las 9:30 de la mañana se dio la salida de la Xtreme Higa de Monreal con algo más de 200 corredores entre las dos distancias de 14 y 22 km desde las afueras del pueblo de Monreal. Día estupendo, sin mucho calor y sol radiante, más no se puede pedir.

Tras dos meses de baja por una anemia que me ha dejado KO, vuelvo a ponerme el dorsal y qué mejor que empezar por distancias cortas y asequibles como esta media maratón de montaña. Ya llegará el verano para volver a coger fondo en montaña…

IMG_0052

Puente de Monreal por donde pasa la carrera en su inicio.

Como decía, a eso de las 9:30 arrancamos a correr. Tras un tramo rápido de asfalto y cruzar el viejo puente románico de Monreal, nos disponemos a subir la primera cuesta del día, la ascensión a los restos del castillo del pueblo. Una subida muy potente de casi 100 m+ por una campa de hierba que servirá para calentar las piernas y hacer que el pelotón se vaya estirando.

DSC_4650

En lo alto del castillo de Monreal, tras realizar la primera subida del día. Foto: Facebook organización

Tras la calentada inicial, tramo rápido de descenso hasta las calles del pueblo, que cruzamos de Oeste a Este hasta salir por un bosque en el extremo contrario. Una nueva subida, algo más tendida, y unos cientos de metros por divertida senda nos dejan de nuevo en el punto inicial de la carrera. Han trascurrido 3,5 km por un bucle bastante rápido. Tras este tramo, ahora sí, comenzamos la verdadera ascensión a la Sierra de Alaiz.

Por delante tenemos una subida por senda, bastante cómoda, de 450 m+. A ratos deja correr y otros ratos obliga a andar pero no es demasiado dura y permite mantener un ritmo alegre. Cruzamos de esta forma la cara SE de la Higa, dejando sus antenas a mano derecha, todavía muy arriba. En esta subida encontraremos el primer avituallamiento de la jornada.

En la parte alta de la sierra, la senda se vuelve más cómoda y llana. Tenemos un tramo rápido hasta el km 7 y otro en leve ascenso ya por los magníficos hayedos de la parte alta de la sierra antes de comenzar un descenso bastante rápido por un barranco algo embarrado que desemboca en el segundo avituallamiento del día.

IMG_2580

Atravesando los bosques de la Sierra de Alaiz. Foto: Facebook organización

Un trago rápido y vuelta al lío. Comienza ahora un nuevo ascenso de 200 m+ por bosque que nos dejará en el lado Oeste de la sierra, bajo los molinos de viento que marcan la silueta de la sierra. Estamos cerca del km 10 de carrera y comienza aquí el tramo más corrible. Unos 7 km donde podemos meterle caña hasta la subida final a la Higa.

_MG_7801

Apretando en las zonas llanas de bosque. Foto: Facebook organización

A toda velocidad van pasando los kilómetros, siempre atravesando los densos bosques que cubren la parte alta de la sierra. Así, alcanzamos en el km 13 el tercero de los avituallamientos.

Del km 13 al km 17 el camino es casi llano, aunque entramos en un hayedo muy chulo y con él llega el barro y las zonas más blandas y encharcadas, esto hará reducir un poco los ritmos, hasta ahora altos. Ojo porque la carrera es en primavera y si esa semana ha llovido podemos encontrarnos con un buen lodazal…

DSC_5287

Atravesando un arroyo antes de comenzar la ascensión final a la Higa. Foto: Facebook organización

Un breve descenso en el km 16 nos deja en el cuarto avituallamiento del día. Momento de echar unos buenos tragos de agua y coger aire antes de comenzar la ascensión más dura de la jornada: la ascensión final a la Higa de 400 m+.

El primer km es tranquilo, pues discurre todavía por bosque y la pendiente es suave. A partir del km 18 comienza “lo bueno”.

IMG_0018

Aproximándonos a la cima de la Higa.

Primero tenemos un tramo de estrecha senda donde nos vamos aproximando a la pared de la montaña. Hay momentos de bastante inclinación aunque también pasamos por tramos más llanos que permiten tomar aire. Cuando veamos la primera de las cadenas comienza la parte final y más dura, una sucesión de tramos equipados bastante inclinados y que, a estas alturas de la carrera, se hacen muy duros.

IMG_0024

Tramo de cadenas.

En este tramo me entra una flojera importante. He ido muy bien hasta ahora pero voy notando el esfuerzo y los ritmos altos del principio. Poco a poco voy ganando metros hasta que llego a la zona de las antenas y al último avituallamiento… Por fin en la cima!! Momento de beber y tomar aliento para una bajada no menos intensa que la subida.

El primer tramo del descenso a Monreal es bastante quebrado, un sendero rocoso y desprotegido hace sufrir un poco los tobillos. Después nos vamos internando en un bosque con una senda preciosa en zig-zag que permite correr y volver a apretar los dientes.

IMG_0043

Preciosa bajada por bosque.

Iremos cruzando de vez en cuando la pista asfaltada que sube a las antenas de la cima, pero la bajada es siempre por senda, en algunos tramos con bastante roca.

En el tramo final ya se escucha la megafonía de meta y el pueblo está a la vista. Es momento de apurar un poco más y darlo todo… La senda se prolonga hasta 300 metros antes de la meta, donde ya conectamos con asfalto, sprint final y esto se acabó.

Finalmente hago 2 horas y 44 minutos. Muy satisfecho por volver a los ruedos de forma digna y con buenas sensaciones a pesar de la falta de entrenamiento específico.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 22,5 km

Desnivel positivo: 1250 m+

Tiempo neto: 2 horas y 44 minutos

Puesto: 38 de 113 corredores

LINKS

Track facilitado por la organización

Clasificaciones

Facebook de la carrera

Web de la carrera

OPINIÓN

Una carrera clásica en el calendario navarro y eso se nota desde la salida. Bastante nivel, buena organización, muchos voluntarios y todos los detalles atados y bien atados. Buen marcaje, avituallamientos abundantes, una buena bolsa del corredor… vamos no se puede pedir más a una organización.

A nivel de paisajes, decir que la carrera es muuuuy guapa. Sin ser el pirineo central hay una gran cantidad de bosques con unos senderos estrechos muy chulos donde correr y poder darlo todo. Además los últimos 5 kilómetros finales destacan por su dureza.

En definitiva, una buena carrera para comenzar la temporada e ir cogiendo el punto. Muy recomendable.

cartel-xtreme-2018_2-667x500

Higa de Monreal / Elomendi (1.295 m)

HIGA DE MONREAL. CIRCULAR CLÁSICA POR LAS CADENAS Y LA CARA NORTE.

En el prepirineo navarro, junto a la autovía que une Pamplona con Jaca, se encuentra la Sierra de Alaiz cuya máxima elevación es esta magnífica montaña bien visible desde toda la cuenca de Pamplona: la Higa de Monreal. Con casi 800 metros de prominencia sobre el valle del Elorz y con una cara Sur espectacular que imprime mucho carácter a la cima, es un monte muy conocido entre los navarros, tanto por montañeros como por ciclistas que utilizan la pista que sube al complejo de antenas que hay en la cumbre.

IMG_0053

Higa de Monreal, desde la carretera que viene de Pamplona.

Hay varios caminos principales para hacer cima. El más conocido es el que discurre por su cara Sur, que está equipado con cadenas que ayudan a superar las zonas más escarpadas. Para llegar hasta él desde el pueblo de Monreal podemos hacerlo por el Oeste (Barranco de Diablozulo) o por el Este (Borda Cascante) dando un rodeo a la montaña.

La otra opción es por el Norte, siguiendo un interesante sendero que se va cruzando con la pista que sube a las antenas.

Captura

Croquis de la ruta. Fuente: Wikiloc / IGN.

Como puede verse en el croquis, subí por el Barranco de Diablozulo partiendo de Monreal y posteriormente por el paso de las cadenas. El descenso lo hice por el sendero de la cara Norte. En definitiva, una circular corta pero muy intensa.

EL RECORRIDO

Tras una semana de fuertes lluvias y un trimestre de mal tiempo (exagerando un poco), sale el sol en Navarra y hay que aprovechar para volver a pisar el monte. Dispongo de poco tiempo así que busco algo corto y cercano como la Higa de Monreal desde el pueblo del mismo nombre.

IMG_0052

La Higa desde el puente viejo de Monreal.

Comienzo a andar en Monreal, buscando la parte baja del pueblo, por donde pasa el río Elorz. Merece la pena echar un vistazo al puente viejo, muy bonito.

Una pista asfaltada sale en dirección Sur. Hay que estar atentos pues a los 300 metros veremos a mano derecha una senda que permite recortar un buen tramo de pista y que merece la pena tomar.

Salimos a la pista asfaltada de nuevo, pero la abandonaremos pronto en la primera curva de herradura para tomar una nueva pista, esta vez de tierra, que avanza hacia el Oeste rodeando la cara Norte de la montaña. La pista se va estrechando y se convierte en un camino ancho, conocido como camino de Malpica.

IMG_0010

Camino de Malpica, que rodea el monte por su cara Norte.

El camino va girando hacia el Sur, al encontrarse de lleno con la “grieta” que conforma el Barranco de Diablozulo. Seguiremos subiendo buscando la parte alta de la Sierra de Alaiz, coronada por molinos eólicos.

IMG_0012

Girando hacia el Sur, paralelos al Barranco de Diablozulo. Las antenas son visibles a mano izquierda.

La pendiente es muy suave y se sube muy cómodamente, la verdad es que el camino es una gozada y más cuando vamos ganando metros y nos vamos internando en el bosque de la parte alta de la sierra.

Llegando a un tramo bastante llano, hay que abandonar el camino por el que veníamos y hacer un giro brusco hacia la izquierda, vadeando el barranco. El camino sigue siendo ancho aunque en esta parte está muy deteriorado por las lluvias. Estamos en la cota 900.

Pronto abandonaremos este camino ancho para tomar una nueva senda que nace a mano izquierda, bien marcada con hitos y que es el camino que nos llevará hasta las famosas cadenas.

IMG_0018

Aproximándonos a la cara Sur y sus cadenas.

Tras unos tramos de fuerte pendiente donde la senda zigzaguea entre el boj, llegamos a la primera de las cadenas. Sorprende lo largo que es el tramo equipado… en algunas zonas ayudan bastante en días como hoy donde hay muchísimo barro. En las zonas más rocosas hay muchos agarres y se sube genial, en esos puntos las cadenas sobran.

A continuación pongo algunas imágenes de los tramos equipados con cadenas para hacerse una idea… como digo, es un tramo asequible y muy bonito:

Superadas las cadenas, llegamos a una pequeña terraza bajo la cima. Las antenas están ya muy cerca… Avanzamos estos 100 o 200 metros hasta llegar a la cima, afeada por las instalaciones de los repetidores… El vértice geodésico está encerrado dentro del recinto, afortunadamente el buzón queda fuera de la valla.

IMG_0034

Buzón cimero.

Tras algunos minutos en la cima, decido bajar hasta la cercana ermita de Santa Bárbara, algo desvencijada. Desde su terraza se obtienen unas vistas muy buenas de la Peña Izaga, la otra gran montaña de esta zona.

IMG_0035

Peña Izaga desde la ermita que hay junto a la cima de la Higa.

Para descender cometo un pequeño error y es que no tomo el sendero que sale de la propia cima (por desconocimiento) y recorro unos 800 metros por la pista asfaltada hasta conectar con él en una curva de herradura. El sendero, según he podido ver más tarde, sale del lado Oeste de la cima que tiene un panel informativo y por el que no llegué a pasar ya que fui directamente desde el buzón hasta la ermita.

IMG_0043

Sendero de descenso, en la cara Norte.

Este sendero discurre en su parte alta por un bosque precioso. Después, va cruzándose con la pista de vez en cuando y alterna tramos de bosque con otros más abiertos con unas vistas muy buenas de todo el entorno de la Peña Izaga con el pueblo de Monreal al fondo del valle.

IMG_0046

Monreal, en primer término, con Peña Izaga al fondo.

El sendero sigue perdiendo metros. Algunos tramos son más rocosos e incómodos, pero en general se anda bastante bien. En la parte más baja, un nuevo bosque, esta vez de pino y boj, estrecha el camino y hace que la senda se vuelva más espectacular todavía. Muy bonita esta bajada…

IMG_0048

Tramo bajo de la senda, entre el pinar.

Terminaremos saliendo al camino de Malpica por el que hemos ascendido y de allí a Monreal sin sobresaltos… Otra bonita mañana de montaña en tierras navarras.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 12 km

Desnivel positivo: 800 m+

Tiempo neto: 2 horas y 15 minutos (a ritmo ligero)

Cartografía: Visor IGN

Track en Wikiloc

 

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

Si queréis saber algo más sobre el origen del nombre de esta montaña y conocer un poco más la historia que la rodea os dejo aquí un interesante link.

Esta montaña es el escenario de una conocida media maratón de montaña con bastantes ediciones a sus espaldas: la Xtreme Higa de Monreal. Carrera bastante explosiva que también pasa por las famosas cadenas…

Bramapán (1.546 m). Valle de Vió

Ascensión al pico Bramapán desde Vió

El Tozal de Bramapán es un pico escarpado y altivo que separa el Desfiladero de las Cambras, por donde discurre el río Bellós, del altiplano donde se ubican los pueblos de Vió y Buerba, en el valle de Vió (Ballibió en aragonés). Estamos en pleno corazón de la comarca pirenaica del Sobrarbe, a medio camino entre los valles del Cinca y del Ara, y a las puertas del Cañón de Añisclo, en más meridional de los valles que conforman el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

1 - 27122010

El pueblo de Vió, la Peña Montañesa en el centro y la Sierra de Bramapán a la derecha, una tarde de invierno de hace casi una década.

Esta montaña destaca por su forma picuda. Sus laderas están repletas de canales y precipicios, y sus laderas más amables están vestidas por una vegetación muy frondosa. Algunos de los caminos que acceden a su cima se han perdido con el tiempo o son casi imperceptibles, pero afortunadamente el camino que sube por la cara Oeste y la cresta Norte se ha limpiado recientemente por lo que, actualmente (abril del 2018), la subida es relativamente cómoda.

3 - croquis

Croquis de la ascensión.

En esta ocasión, decidí subir a esta montaña desde Vió, alargando un poco la ruta si la comparamos con la subida desde Buerba. De esta manera, evitamos un tramo de 1 km por carretera y lo cambiamos por un tramo de casi 2 km por senda que es el inicio del camino de la Sardinera que une esta población con Gallisué. Un viejo camino bastante olvidado pero muy interesante que atraviesa la parte baja y boscosa del Bramapán y que permite la aproximación al pico.

croquis

Croquis de la ruta, partiendo desde Vió.

EL RECORRIDO

A las 10 de la mañana estoy en Vió. Llego caminando tras apenas 10 minutos de ruta desde Buerba. El día es espléndido y aprovecho para fotografiar una vez más la fantástica iglesia de Vió, para mí, una de las más bonitas del Pirineo.

P1150239

Iglesia de Vió, con las Tres Sorores detrás a la izquierda.

Comienzo a caminar por el sendero balizado con carteles verdes del Parque Nacional, dirección a Gallisué por la Sardinera. Nada más empezar a caminar hay un desvío a una fuente y debemos tomar la opción de la derecha.

P1150275

Bramapán desde los campos de Vió.

La senda va descendiendo levemente y se aproxima poco a poco al Bramapán. Tras casi 20 minutos de caminata, llegaremos a un nuevo cruce y tomaremos la opción de la derecha que nos “saca” del bosque y nos deja en la carretera Buerba – Puyarruego, en una pronunciada curva. Justo a mano izquierda y apenas a 10 metros, está el inicio de la senda que asciende al Bramapán, marcada con algunos hitos de piedra en su inicio.

En este primer tramo de ascenso, el más cómodo, iremos ganando metros por la cara Norte del Tozal del Paco, modesta montaña cubierta de pinares que antecede al Bramapán.

P1150269

Ganando metros por los pinares de la cara Norte del Tozal del Paco.

La senda es durilla, sube bastante desnivel en poca distancia, pero está bastante limpia y se sigue con comodidad. Hay algunos árboles caídos debido a los temporales del invierno, pero se puede pasar sin mayor problema.

Casi sin darnos cuenta, nos plantamos en la cima del Tozal del Paco (1.344 m), un buen mirador de esta zona del Sobrarbe, que domina Buerba y permite asomarse al Cañón de Añisclo.

P1150249

Vistas desde el Tozal del Paco, con el Tozal de San Miguel en primer término, Mondoto y Sestrales detrás y Monte Perdido al fondo.

Desde el Tozal del Paco, debemos bajar unos metros hasta el collado que lo separa del Bramapán. Allí da comienzo la parte más dura de la ascensión, pues toca remontar toda la ladera Oeste del pico, escarpada y con bastante vegetación.

CIMG3258

Cara Oeste del Bramapán desde el Tozal del Paco.

Iremos trazando una leve curva hacia la izquierda, buscando la cresta Norte. Hay algún tramo donde la senda se pierde un poco pero se encuentra fácilmente. Hay también unos puntos de spray verde pintados en los árboles que ayudan a orientarse.

Alcanzamos la cresta tras un duro repecho. El camino se vuelve más espectacular y aéreo. No hay dificultades ni peligros, pero a mano izquierda tenemos una importante caída, digamos que la ascensión va tomando un poco de ambiente.

P1150257

En la cresta Norte.

Los hitos en esta parte se van volviendo más dispersos y la nieve va haciendo acto de presencia lo que dificulta un poco las cosas. Es importante no perder la senda en este punto, pues hay bastante vegetación y si te sales del camino comienzan las verdaderas dificultades de esta montaña.

P1150262

Vistas al Navaín y a Peña Canciás en el tramo final de la cresta.

La cresta tiene algún tramo más abrupto, pero no posee dificultades reseñables. Pronto salimos a una zona donde el terreno se vuelve más horizontal y ya se ve al fondo el hito cimero. Recorremos este tramo por la misma cresta, apoyando las manos en algún punto concreto… Y de esta manera hacemos cima: Tozal del Bramapán, 1.546 metros.

P1150264

Cima del Bramapán.

El descenso lo haremos por el mismo lugar, sin prisa pero sin pausa… Hay algunas zonas con nieve y es mejor no correr.

P1150268

Descenso por la cresta por terreno vertical. Al otro lado del barranco está el Tozal de San Miguel, unos 100 metros más bajo que el Bramapán.

Pronto llegamos al Tozal del Paco y por el bosque a la carretera. Ya solamente quedará deshacer el camino de la Sardinera para volver al pueblo de Vió, punto de partida de la ruta.

P1150272

Volviendo a Vió, su iglesia hace las veces de faro y ayuda a orientarnos.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 7,1 km

Desnivel positivo acumulado: 600 m+

Tiempo neto: 2 horas (a ritmo ligero)

Fecha de realización de la ruta: 01/04/2018

Cartografía: Sobrarbe Central. Escala: 1:40.000. Editorial Alpina.

Track Wikiloc

ALGUNOS ENLACES DE INTERÉS

El ayuntamiento de Fanlo, cabecera del valle de Vió, tiene una página muy completa con rutas de senderismo de varios niveles por la zona. Recomiendo su visita para tomar ideas… link.

En Buerba, se celebra desde hace unos años una bonita carrera de montaña con varias distancias, la más larga de 57 km: Graderas Valle de Vió. Una opción muy interesante si quieres conocer la mayor parte de rincones de valle en un solo día.

Peña Izaga / Itzaga (1.360 m)

CIRCULAR POR LA CARA NORTE DE LA PEÑA IZAGA DESDE ARDANAZ

Si vamos por la autovía de Pamplona a Jaca, a pocos kilómetros de la capital navarra, veremos dos importantes montañas como son la Higa de Monreal y Peña Izaga. Ambas conforman la puerta de entrada a los valles prepirenaicos navarros.

P1140989

Cordal de Izaga desde la cima, con las cumbres de Ganbella (1.256 m) y Santa Ágata (1.208 m)

Esta montaña, con sus más de 1.300 metros de altura, destaca con una prominencia de casi 800 metros sobre los valles colindantes. Separa el valle de Ibargoiti, por donde pasa la autovía, de los valles de Unciti e Izagaondoa al Norte, mucho más solitarios y tranquilos que el de Ibargoiti.

Aquí, la influencia del clima atlántico, tan marcada en tierras navarras como Leitzaran o Baztan apenas llega y eso se nota mucho en la vegetación. Estamos ante unas montañas prepirenaicas con unos paisajes bastante parecidos a los de la provincia vecina, Huesca.

La ruta de hoy parte del pequeño pueblo de Ardanaz de Izagaondoa en la cara Norte de la montaña y recorre sus bosques a través de senderos de montaña para hacer cima en la Peña Izaga (1.360 m) y de paso visitar la hermosa ermita románica de San Miguel, situada junto a la cima.

itzaga

Croquis. Fuente: IGN / Wikiloc.

EL RECORRIDO

Aprovechamos la buena meteo que dan para el viernes para hacer una salida montañera corta que nos permita subir a alguna cima cercana a Pamplona sin que se nos haga de noche y la elegida es la Peña Izaga.

A las 3 de la tarde comenzamos a andar en Ardanaz. Buscamos el pequeño parking situado en la parte Sur del pueblo, desde donde nace el sendero balizado a Peña Izaga. Lo encontramos fácilmente ya que hay varios carteles en las inmediaciones, no hay pérdida.

P1140939

Dejando atrás Ardanaz.

Estos primeros kilómetros discurren por una pista que se va acercando a la base de la montaña, ganando bastante desnivel. Ya cerca de la “pared” Norte de Peña Izaga, la pista se torna en sendero y se interna en un bosque de bojes y hayas muy bonito, con bastante musgo y, en general, un ambiente muy fresco.

p1140950.jpg

La pista da paso a un húmedo bosque de bojes y hayas.

La senda gana desnivel de forma suave y disfrutamos mucho de este tramo. Poco a poco se va acercando todavía más a la pared de la montaña, buscando el punto débil en la “muralla” conocido como Paso del Sarrio (igual que el famoso paso equipado con cadenas situado en Ordesa junto a la Brecha de Rolando). La senda serpentea en este punto para ganar el hombro de la montaña en un tramo espectacular con un camino precioso. Estamos a 970 metros de altura.

p1140953.jpg

Paso del Sarrio: la senda da varias curvas pronunciadas antes de alcanzar el hombro de la montaña.

De esta forma nos plantamos en el cordal de Peña Izaga. Al salir al hombro la vegetación y el paisaje cambian por completo. Pasamos de caminar entre musgo y hayas a hacerlo entre un mar de zarzas. Por fortuna el sendero está perfectamente limpio y se pasa cómodamente.

La senda sube de forma progresiva hasta alcanzar la ermita de San Miguel, una maravilla del románico que tiene cerca de 1.000 años, ahí es nada.

P1150003

Ermita de San Miguel, con la Higa de Monreal (1.295 m) al fondo.

Desde la ermita a la cima apenas hay 10 minutos de senda. Discurre por el lomo de la montaña sin ninguna dificultad. Hacemos estos últimos metros disfrutando de las vistas, aunque la nubosidad impide ver el Pirineo en todo su esplendor.

P1140980

Subiendo a la cima de Peña Izaga por el ancho lomo.

Casi sin darnos cuenta nos plantamos en la cima de Peña Izaga. Un gran vértice geodésico y un buzón tradicional con forma de casita adornan la amplia cima de la montaña, cubierta por una alfombra de hierba verde.

Tras pasar apenas 5 minutos en la cima, comenzamos el descenso por el lomo hacia la ermita de nuevo. El día se va nublando y el viento sopla cada vez con más fuerza, no obstante, nos ha salido un día tremendo para estar en Navarra en pleno invierno. Estos días hay que aprovecharlos.

P1140972

Ardanaz en primer plano y Aoiz al fondo con el pantano de Itoiz.

En la misma ermita, encontramos la senda que parte hacia el Este y por donde cerraremos esta ruta circular. La senda, al principio, es muy estrecha y discurre entre densa vegetación, más tarde se abre un poco y las vistas son muy buenas.

P1150007

La senda de descenso, colgada en la ladera Norte de la montaña.

La senda discurre horizontal por encima de los cortados de la cara Norte. Es muy agradable pues desciende de forma muy suave y permite estar todo el rato contemplando las montañas que tenemos al Norte.

Llegados a una valla con alambrada para el ganado, la senda cambia de orientación y gira al Norte para comenzar a descender por un frondoso hayedo.

P1150017

Descendiendo por el hayedo.

El hayedo pronto da paso a un pinar de repoblación con pinos de gran porte. A su vez, la senda por la que bajábamos da paso a una pista forestal. El paisaje cambia por completo en pocos metros… Tras alcanzar un depósito de agua, giramos a la izquierda y conectamos con una senda que pierde metros suavemente entre el pinar. Es un tramo muy agradable a pesar de estar completamente encharcado.

P1150026

Saliendo del pinar a la zona baja de la montaña.

El pinar termina y la senda nos deja en una pista ancha y muy pisada que viene desde Ardanaz. Desde aquí, tenemos unos 3 kilómetros al pueblo que pasan rápido a pesar de tener alguna pequeña subidita.

P1150032

Atardece sobre Peña Izaga.

A las 18:30 pasadas llegamos al pueblo, con las últimas luces, tras realizar esta magnífica circular y descubrir otra bonita montaña de Navarra.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 12,5 km

Desnivel positivo acumulado: 750 m+

Cartografía: Visor IGN

Tiempo neto: 3 horas y 30 minutos

Fecha de realización: 16/02/2018

Track Wikiloc

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

El templo de San Miguel de Izaga que se encuentra en la parte alta de la montaña es una de las muestras del románico más importantes de Navarra y punto clave de la ruta de hoy, donde se cruzan las sendas de subida y bajada. Los pueblos del valle de Izagaondoa suben en una tradicional romería a finales de primavera en un día muy especial para los valles que rodean la montaña.

Durante varios años se ha estado celebrando en esta montaña una interesante carrera de montaña: la Izaga Trail. Por desgracia, en 2017 se celebró la última edición y en 2018 no se organizará. Esperemos que los organizadores vuelvan con más fuerza en el futuro, el terreno es ideal para este deporte debido a sus desniveles llevaderos y la belleza de las sendas que rodean la montaña.

Pic de Thou (2.743 m) y Pic de Pichebrou (2.183 m). Pirineo francés.

ASCENSIÓN AL PIC DE THOU DESDE ENS POR LOS LAGOS DE CONSATERRE

Los lagos de Consaterre son un conjunto de tres ibones que se encuentran en un pequeño valle colgado que tributa sus aguas al Aure, principal río del valle francés del mismo nombre situado al otro lado del valle de Bielsa, en pleno corazón del Pirineo francés. Entre los montañeros franceses tienen relativo renombre y son bastante visitados, no así entre los españoles…

19

Valle de Lustou, en plena ascensión a los ibones.

Este valle de Consaterre se cierra al Sur por un circo rocoso compuesto por montañas que superan los 2700 metros: Pic de la Haille (2730 metros), Pic de Berdalade (2703 metros) y Pic de Thou (2743 metros).

En el Pic de Thou, a su vez, termina la cresta que se desprende al Norte del Lustou (3023 metros). Esta cresta que une ambos picos es descompuesta y estrecha (aunque no parece difícil) y posee una cota intermedia, llamada Pic de Bocou (2714 metros).

thou

Croquis de la ascensión. Fuente: Géoportail.

A los lagos de Consaterre y al Thou, podemos acceder desde Riomajou o desde la localidad de Ens (cerca de St. Lary). Solamente acudir a los lagos ya supone una bonita excursión de más de 1200 metros de desnivel. Si además queremos visitar el Thou, debemos de prever una larga jornada montañera de más de 1500 metros de desnivel. Las vistas desde su cima bien merecen la pena.

EL RECORRIDO

Antes de comenzar a detallar la ruta vamos a situarnos…

Para llegar a Ens deberemos cruzar el túnel de Bielsa y seguir por la carretera D 929 valle abajo hasta llegar justo a la entrada de St. Lary Soulan. Allí hay un desvío a la derecha a Sailhan y Azet.

20

Iglesia de Ens con el Col d’ Azet detrás.

Debemos llegar a Sailhan y justo ahí sale a la derecha una carretera muy estrecha que en unos 3 kilómetros nos deja en Ens. Podemos dejar el coche en la plaza.

Llegamos a las 9:30 de la mañana a Ens (1207 metros). 13ºC y cielos despejados. Comenzamos a caminar por las calles del pueblo. Cerca de la plaza hay una fuente donde coger agua fresquita. Justo ahí, sale una calle muy empinada que debemos tomar. Al acabar el asfalto y llegar a la última casa del pueblo, veremos a mano izquierda una puerta de alambre y madera, muy rústica, con un cartel en francés, allí comienza nuestro sendero.

La senda, poco definida, sube por una ladera y rápidamente se cruza con una pista. Unos metros a la derecha veremos la continuación de la senda con un cartel que indica “Lacs de Consaterre – 4 h“.

A partir de aquí ya no hay pérdida. Iremos ganando metros bajo las laderas del Pic de Pichebrou (2183 metros) por terreno bastante amable. Pronto llegaremos a una charca donde no hay más que juncos, conocida como Lac de Coume (1565 metros). Después la senda continua dirección Sur, en suave ascenso.

2

Avanzando por terreno amable en los primeros compases de la ruta.

En la cota 1750 (conocida como Pic de Hountas según IGN Geoportail), hay un mirador magnífico del valle del Lustou, con el propio Lostou en la cabecera y la espectacular cresta de Montmede a la izquierda, que remonta más de 1500 metros de desnivel. Una de las imágenes más chulas de la ruta, sin duda.

4

El espectacular valle de Lustou.

Ahora el sendero va girando a la derecha, por grandes campas donde pasta el ganado, para aproximarse sin prisa pero sin pausa al collado o Cap de Laubère (2179 metros), paso natural que nos permitirá alcanzar el vallecillo colgado donde se encuentran los lagos.

ASCENSIÓN AL PIC DE PICHEBROU (2183 metros)

Durante el ascenso al Cap de Laubère me voy fijando en una pequeña cota que queda a mano derecha, con forma de pirámide que domina la ascensión en este primer tramo. Es el Pic de Pichebrou, donde prácticamente acaba la cresta de Hitte Monte que baja del Pic de Berdalade. Me parece interesante y decido acercarme.

6

Un casi tresmil, el pic d’ Aret, desde el Cap de Laubère.

Para llegar a esta pequeña cota, pasaremos antes por otra cota herbosa, algo más alta (2204 metros). Desde allí descendemos por una empinada ladera de hierba hasta un collado (2136 metros). Desde el collado ya tocará luchar un poco para alcanzar la cima. No hay pasos complicados, solamente un poco expuestos o algo incómodos debido a la vegetación. La subida me recordó a la del Pico de los Monjes en Astún, aunque algo más aventurera, dado que no hay hitos por ningún lado.

p2

La pirámide del Pic de Pichebrou.

Tras varias trepadas sencillas, con cuidado, nos plantamos en la fácil cresta que conduce a la cima, Pic de Pichebrou (2183 metros). Gran hito con su altura marcada con pintura blanca y unas vistas muy buenas de St. Lary, del Arbizon (2831 metros) y del cercano Pic d’ Aret (2939 metros), al otro lado del valle de Riomajou.

p4

Hito cimero del Pichebrou.

La ascensión al Pichebrou suma unos 150 metros de desnivel positivo al total de la ruta.

LACS DE CONSATERRE

Vuelvo al Cap de Laubère (2179 metros) tras pasar 10 minutos en la cima. Allí retomamos el camino a los lagos. Tocará descender unos metros (100 metros de desnivel que habrá que remontar a la vuelta) hasta llegar al vallecillo colgado. Allí, pronto volveremos a ascender por un camino que se va desdibujando poco a poco. A mano derecha dejaremos una cabaña donde hay varios pastores y un rebaño.

8

Remontando hacia el valle que guarda los lagos.

Pronto alcanzaremos una llanura que es la antesala del primero de los Lacs de Consaterre (2346 metros). El lago es pequeño y poco profundo. Debemos andar apenas 100 metros para alcanzar el central, el más grande y bonito, y otros 100 para alcanzar el tercero, el más alto de todos.

9

El primero de los lagos de Consaterre.

Son un conjunto muy chulo de lagos y, al menos hoy, bastante solitario. En los lagos, dejo a mi chica descansando y me decido a continuar valle arriba.

10

Los tres lagos de Consaterre.

PIC DE THOU (2743 metros)

Un pequeño sendero parte del último de los lagos, a su izquierda. Justo al inicio hay una torrentera muy buena para coger agua donde incluso han puesto una canaleta de plástico para facilitarlo. El sendero se sigue bien, alternando entre zonas de hierba y otras de roca. Debemos de seguir los hitos, por terreno siempre evidente, que nos conducen a una brecha o collado ya en la cabecera del valle.

11

Avanzando al pic de Thou por terreno cómodo.

Desde la brecha tenemos unas vistas tremendas al Lustou y a su pequeño ibón, así como a la cresta que lo une con el Thou.

12

Lustou, solitario tresmil muy cercano a la frontera española.

Para seguir hasta la cima, giraremos a mano derecha. Ya por terreno rocoso pero cómodo, seguiremos la traza, siempre muy clara, que va superando varias terrazas hasta llegar a la misma cima del Pic de Thou (2743 metros). Me sorprende la facilidad para hacer cima, todo el rato caminando, y lo bien trazado que estaba el camino para ser un pico muy desconocido.

15

Gran hito cimero en la cima del Pic de Thou.

En la cima, un hito inmenso y unas vistas magníficas al valle de Riomajou, así como a la cara Norte de Suelza, parece mentira, pero la frontera con España está muy cerca. Hacia el Norte, también buenas vistas de los Lagos de Consaterre y del valle que hemos recorrido. Más al fondo algunos gigantones como el Arbizon o el Pic du Midi.

Tras hacer muchas fotos, me vuelvo al último de los lagos, donde me espera mi chica para comer. A ritmo fuerte, tardé 1 hora y 15 minutos en subir y bajar al Thou desde los lagos. A ritmo más normal, se nos pueden ir dos horas en subir y bajar.

17

El valle está plagado de simpáticas marmotas.

En los lagos, comemos y descansamos. Hace bastante calor pero la brisa fresca hace que se esté muy a gusto.

18

Foto hecha en el descenso con el Arbizon de fondo.

Tras casi una hora de descanso, nos ponemos en marcha de nuevo, no sin antes coger agua en la torrentera. Volveremos por el mismo camino, llegando a Ens (1207 metros) a las 7 pasadas, con bastante calma la verdad.

p10

Zoom al cercano pueblo de Azet, típico pueblo del Pirineo francés muy cercano a Ens.

La ruta es muy chula. Es uno de esos lugares de los que hay poca información en Internet y donde todo te parece “nuevo” ya que no lo has visto antes en fotos en el ordenador. Os animo a descubrir este vallecillo y a subir a alguno de sus “dosmiles”. Yo me apunté el Pic de la Haille, el más bonito del valle, para volver y hacerlo desde Riomajou. Hay muchas posibilidades.

p9

El bucólico valle de Aure. Un lugar magnífico al otro lado del túnel de Bielsa.

DATOS TÉCNICOS

Distancia recorrida: 18 kilómetros

Desnivel positivo acumulado: 1850 m+

Tiempo neto: 7 horas

Cartografía: Neouville. Vallée d’ Aure. 1748 ET. Escala: 1:25.000. IGN Francés.

Cartografía digital: Géoportail IGN

Fecha de realización de la ruta: 31/07/2012