Muro de Roda (1.019 m). La Fueva.

Ascensión a la fortaleza de Muro de Roda desde El Humo de Muro.

El valle de la Fueva se encuentra al Este del embalse de Mediano y al Sur del macizo de Cotiella y de la Sierra Ferrera. Es una zona amplia y de relieves suaves, salpicada de pequeños pueblos, algunos de ellos ya deshabitados. Las montañas apenas superan los 1.000 metros de altura y el clima tiene matices mediterráneos, estamos, por tanto, en una zona que podríamos considerar prepirineo.

IMG_5153

Cueva de los Novios. En el Cerro Guatarán.

A pesar de que no existan grandes montañas en el valle, es una zona perfecta para la práctica del senderismo. En la última década, el colectivo Zona Zero BTT de Aínsa ha limpiado los senderos tradicionales que comunicaban estas aldeas en el pasado, creando así una extensa e interesante red de caminos señalizados.

Captura

Croquis detallado. Fuente: IGN / Wikiloc.

Nosotros hemos aprovechado dicha red de senderos para trazar una ruta original y muy bonita en el sector Sur de la Fueva. Ascenderemos al castillo-fortaleza de Muro de Roda (1.019 m) desde El Humo de Muro, y lo haremos por el Cerro Guatarán y el despoblado de Ministirio. Introduciremos, además, algunas variaciones en el descenso para hacer la ruta más variada e interesante…

Detalles del itinerario

Llegamos a El Humo de Muro, pueblecito situado al Sur de Muro de Roda y al Sur también de Tierrantona, la capital del valle. Una densa niebla lo cubre todo desde Aínsa, aunque parece que despejará pronto…

Aparcamos en la entrada del pueblo. Para tomar el camino de subida por el Cerro Guatarán, bajaremos a la parte baja de la aldea, donde se encuentra un gran restaurante. Tras cruzar una verja, seguiremos unos metros por pista hasta dar con un desvío bien señalizado a mano derecha.

IMG_5127

Cruzamos el Barranco de Ministirio. Poco a poco iremos saliendo de la niebla.

Esta senda está bien balizada y perfectamente hollada. Iremos ganando metros poco a poco y cruzaremos el Barranco de Ministirio que baja del despoblado por donde pasaremos más tarde.

IMG_5135

Tras salir de la niebla aparece ante nosotros el Cerro Guatarán.

Conforme ganamos altura, la niebla va desapareciendo. Las vistas se abren hacia el pantano de Mediano y al Sur hacia el Tozal de Palo (1.173 metros). También se abren las vistas al Norte y vemos las paredes del Cerro Guatarán por donde discurre nuestra ruta. Nos sorprende lo agreste del paisaje pues pensábamos que la montaña no iba a ser más que una loma…

IMG_5140

Tozal de Monclús y embalse de Mediano, todavía entre tinieblas.

Nos vamos acercando a las paredes del Cerro Guatarán y la senda comienza a serpentear para ganar metros de forma cómoda a la montaña.

IMG_5146

Subiendo al collado Guatarán.

Poco antes de alcanzar el llamado Collado Guatarán (904 m), veremos a mano izquierda un desvío a la Cueva de los Novios. Como está muy cerca del camino nos acercamos a visitarla. Es un amplio abrigo natural donde habitualmente se guardaba el ganado. Las vistas desde esta cueva son impresionantes, merece la pena desviarse para visitarla.

IMG_5153

Cueva de los Novios.

Volvemos al sendero y coronamos el collado. Arriba, la montaña es alomada y de formas suaves, nada que ver con la vertiente por la que hemos ascendido. Las vistas se abren ahora al Norte y vemos Aínsa y el enorme embalse de Mediano, también el macizo de Monte Perdido, Peña Montañesa

IMG_5157

Vistas al norte desde el collado Guatarán.

Seguiremos subiendo hasta alcanzar un mirador que han equipado con un banco para sentarse. Al Sur tenemos el río Usía que traza una gran brecha entre nuestra montaña y el Tozal de Palo. La panorámica es preciosa, un atardecer aquí tiene que ser la leche.

IMG_5160

En el mirador del Cerro Guatarán.

Tras una breve parada, seguimos nuestro camino. Ahora toca descender hasta el despoblado de Ministirio por un camino muy bonito que atraviesa los bosques que rodean a este diminuto pueblo. Después de cruzar el barranco de Ministirio por un puentecillo hecho con una losa, llegamos a este antiguo caserón, en estado de ruina.

IMG_5168

Bajando a Ministirio.

Visitamos la casa más grande (casa Gabal) y curioseamos un poco. Pronto volvemos al camino. Ahora tomaremos una senda que avanza paralela a la pista que sube desde El Humo. Pasaremos junto a una vieja fuente y enseguida conectaremos con la pista de nuevo. Andamos unos metros por ella hasta ver un nuevo desvío a mano izquierda: una nueva senda que sube a la ermita de San Cristóbal y a Muro de Roda.

IMG_5173

Ruinas en Ministirio.

La senda se aúpa al lomo de la montaña donde se ubican la mencionada ermita y el castillo de Muro de Roda. El ascenso es muy bonito, siempre a través de bosque. Veremos un desvío a mano derecha que se dirige al pueblo de Fumanal y que podría servir para trazar una ruta circular, pero lo obviamos y seguimos recto.

IMG_5176

Camino a la ermita de San Cristóbal y a Muro de Roda.

Alcanzamos la ermita de San Cristóbal en una cota intermedia, que se mantiene en un estado aceptable. Seguiremos por el lomo de la montaña, el castillo de Muro de Roda aparece ante nosotros. La visión de la fortaleza con la Peña Montañesa detrás es impresionante…

IMG_5185

Muro de Roda con la Peña Montañesa detrás.

Poco antes de llegar a la fortaleza, hay un colladito con varios desvíos. A la ida tomamos el camino de la izquierda y volvimos por el de la derecha. El camino de la izquierda se dirige al castillo por debajo de la muralla y nos deja en la torre de la misma iglesia. El camino de la derecha va al castillo también y nos deja en las puertas de la muralla.

IMG_5187

Rodeando el promontorio de roca donde se asienta el castillo.

Ya en el castillo, entramos al recinto amurallado, visitamos la iglesia de La Asunción y alcanzamos el punto más alto del recinto, coronado por un vértice geodésico. Estamos a 1.019 metros de altura según el mapa. Junto al vértice hay una mesas a modo de merendero que usamos para recuperar fuerzas.

IMG_5193

Muro de Roda.

Las vistas son magníficas en un día despejado como el de hoy. Desde las cimas del Valle de Tena hasta el Turbón, este mirador domina las cumbres de casi todo el Pirineo Aragonés.

IMG_5199

Valle de la Fueva, con el Turbón (2.492 m) al fondo.

Estamos en la cima cerca de media hora hasta quedarnos congelados. Es hora de ponerse en marcha y bajar al pueblo. Volveremos al colladito junto al castillo y ahora bajaremos a Ministirio por un camino diferente, más directo, llamado camino de la Balsa.

IMG_5202

Bajando a Ministirio.

Este nuevo sendero desciende por un bosque muy bonito, es un camino magnífico. Entre viejos muros de piedra seca alcanzaremos el núcleo de Ministirio. Sin detenernos mucho seguiremos de camino a El Humo, pero haremos una segunda modificación, en lugar de volver por el Cerro Guatarán y su mirador, lo haremos por la Faja Guatarán.

IMG_5207

Ministirio.

Este camino parte de las afueras de Ministirio y nos permite ahorrarnos unos metros de desnivel. Es una sendita que atraviesa los cortados de la cara Sur del Cerro Guatarán. Ha sido desbrozada recientemente y se puede andar por ella perfectamente. Tampoco hay riesgos, pues el camino es ancho y no pasa junto a los precipicios, no hay exposición.

IMG_5209

Aproximándonos a la Faja Guatarán.

Por este original camino pasaremos bajo el Cerro Guatarán y conectaremos con el sendero de subida unos metros por debajo del collado Guatarán.

IMG_5214

Faja Guatarán.

Ya en el sendero de subida, solamente tendremos que deshacer el camino andado. Desde este punto tenemos 2,5 kilómetros hasta El Humo de Muro.

Poco a poco iremos descendiendo, disfrutando del camino y de las luces del atardecer. Alcanzamos el pueblo a las 16:30 horas sin ningún problema.

Ruta que nos ha sorprendido y nos ha dejado un sabor de boca inmejorable. Hemos descubierto nuevos senderos y nuevas opciones, muy interesante… Estos senderos de Zona Zero son una joya, volveremos pronto por la Fueva, seguro.

Datos técnicos

Distancia: 13,5 km

Desnivel positivo acumulado: 700 m+

Tiempo neto: 4 horas y 30 minutos

Cartografía: Visor IGN

Track Wikiloc

Algunos links interesantes

El castillo-fortaleza de Muro de Roda es el gran protagonista de la ruta de hoy. Su historia está ligada a las reconquistas cristianas del siglo XI y a los orígenes del Reino de Aragón. Este interesante artículo de la web romanicoaragones.com aporta mucha información sobre este precioso conjunto.

Seguimos en la Fueva para hablar ahora de una tradición muy especial: el carnaval. Es un carnaval itinerante que recorre muchos de los pueblos del valle. En cada pueblo se come, se bebe y se baila. Una fiesta muy entretenida y con mucho encanto, aunque menos conocida que otros carnavales de la zona, como el de Bielsa.

Y acabamos con una mención al Trail del Valle de la Fueva, una carrera por montaña muy bonita y divertida que se celebra a comienzos de abril. La corrí en el año 2017 y volví muy contento. Os la recomiendo.

Síguenos en redes sociales

Wikiloc

Facebook

Twitter

Instagram

Calma Alta (1.581 m), Peña Gratal (1.567 m) y Pico Peiró (1.579 m). Arguis.

Circular clásica en el entorno del embalse de Arguis

Arguis, su embalse y todo el circo de montañas que rodean al pueblo, conforman un entorno de media montaña perfecto para salir a caminar o a entrenar para todos aquellos que somos de Zaragoza o Huesca.

IMG_4559

Situado en la cara Norte de la Sierra de Gratal, la primera barrera montañosa que encontramos a la izquierda de la autovía cuando vamos de Huesca a Sabiñánigo, Arguis tiene casi de todo: picos atractivos, desnivel, bosques y sendas donde perderse. Poder disfrutar de todo esto a menos de una hora de coche de Zaragoza es un lujo.

croquis

Croquis detallado. Fuente: IGN / Wikiloc.

En la ruta de hoy ascenderemos a cinco picos diferentes, partiendo de la presa de Arguis. A saber:

  • Calma Alta (1.581 m)
  • Calma Baja o Pico de San Julián (1.528 m)
  • Pico Gratal o Vértice Gratal (1.543 m)
  • Peña Gratal (1.567 m)
  • Pico Peiró (1.579 m)

El recorrido alterna tramos muy cómodos con otros duros o muy duros, como la ascensión final al Peiró, todo ello en un entorno bonito que se pone más bonito todavía en otoño.

Detalles del recorrido

La ruta comienza en la misma presa del pantano de Arguis. Podemos aparcar junto a la antigua hospedería (ahora cerrada) y bajar caminando a la presa, son 100 metros de distancia. Con las obras de la nueva autovía, el acceso a la presa se ha estrechado y ahora hay menos espacio para dejar allí los coches.

IMG_4498

El embalse casi vacío por los rigores del verano y de un caluroso septiembre.

Nada más pasar la presa, comienza el ancho sendero que va bordeando toda la cara Norte de la Sierra de Gratal. Lo tomamos. Seguiremos por él unos 2 kilómetros en suave ascenso hasta toparnos con un desvío a mano izquierda que se interna en el barranco de San Antón.

IMG_4501

Ancho camino junto al pantano de Arguis.

Cogemos esta senda, más estrecha y agreste, que va avanzando y ganando metros entre las escarpadas paredes del barranco. La senda es empinada pero muy bonita y atraviesa un bosque que ahora en otoño tiene unos colores muy vivos.

IMG_4508

Dentro del barranco de San Antón.

En algunos momentos, la senda se cruza con la monótona pista forestal que también sube al collado de las Calmas (1.501 m), pero siempre la evita y vuelve a internarse en el bosque.

IMG_4510

Arguis desde la senda del barranco de San Antón.

Tras un duro esfuerzo, alcanzamos el collado de las Calmas, que separa la Calma Alta del Pico San Julián o Calma Baja. Desde él, tomaremos una pequeña senda que nace a mano izquierda y que nos permite hacer cima en la Calma Alta.

IMG_4514

Colorido otoñal en el ascenso al collado.

El senderillo avanza entre el erizón y el boj y con una fuerte pendiente llega al punto más alto de este bonito pico, coronado por un gran mojón cimero.

IMG_4518

Cima de la Calma Alta.

Las vistas desde arriba son muy buenas… pero el día está bastante cubierto y hace mucho frío por lo que no nos detenemos mucho y volvemos rápido al collado. Tomaremos ahora el camino que parte en dirección contraria a la Calma Alta y que nos llevará al entorno de Peña Gratal.

IMG_4523

Desde el entorno de la Calma Baja. Al fondo asoma la Peña Gratal.

El camino es muy claro y está bien hollado. Pronto alcanzamos la cima de la Calma Baja, sin apenas interés, con un pequeño mojón que marca el punto más alto. Desde aquí seguiremos por un camino bastante despejado, rodeado de erizón y monte bajo.

IMG_4525

Por el cómodo camino que nos lleva a Gratal.

Desde nuestro camino, se observa al fondo a la izquierda la inmensa mole de Peña Gratal, icono de la Hoya de Huesca y montaña muy conocida y visitada por los oscenses.

El camino asciende de forma leve hasta alcanzar el vértice geodésico del pico Gratal (no confundir con la Peña Gratal), pico que si no fuera por el vértice no tendría nombre. Es apenas una loma.

IMG_4526

Vértice del Gratal y Peña Gratal al fondo.

Desde este vértice, bajaremos por una vieja pista en mal estado hasta una especie de collado, donde conectaremos con el camino “normal” a la Peña Gratal.

Por este collado pasa un gasoducto y hay un camino muy ancho y bien definido que nos conduce hacia la Peña Gratal.

IMG_4540

Peña Gratal desde el gasoducto.

Bajaremos hasta una planicie que hay al Norte de Peña Gratal conocida como collado de los Pinos (1.364 m), para después comenzar el ascenso final a esta montaña. La primera parte se hace por un camino ancho, en buen estado, pero después el camino se convierte en una senda estrecha y revirada que avanza entre las empinadas pedreras que hay en las laderas finales de Peña Gratal.

IMG_4532

Solos en la famosa cima de la Peña Gratal.

Tras un fuerte esfuerzo, alcanzamos la cima de la Peña Gratal. Aquí arriba encontramos una cruz y un buzón cimero. El intenso frío no nos deja estar mucho en la cima y bajamos para la planicie de nuevo, para seguir hasta el collado donde se ubica el gasoducto.

Una vez allí, tomamos una pista que avanza decidida en dirección Oeste. Seguiremos por ella, en leve descenso, hasta encontrar una pista en peor estado que parte a la derecha para coronar el collado de Sarramiana (1.497 m). Este camino está balizado como Camino Natural de la Hoya de Huesca.

IMG_4543

En el collado de Sarramiana. Al fondo destaca nuestro siguiente objetivo: el pico Peiró.

Pasaremos por dicho collado y comenzaremos un descenso muy bonito por el hayedo del monte Peiró. El camino es precioso pero está afeado por un conjunto de escalones y pasamanos totalmente innecesarios instalados por el Camino Natural de la Hoya de Huesca. Una actuación muy polémica y que, bajo mi punto de vista, no es más que una obra absurda pues el camino no tiene ninguna dificultad.

IMG_4562

Hayedo Peiró. En uno de los pocos tramos libres de quincalla.

Llegamos a un cruce de caminos situado en el hayedo. A la izquierda, podremos subir al monte Peiró, a la derecha, tenemos la bajada al embalse de Arguis, por donde descenderemos.

IMG_4559

Hayedo Peiró desde el camino de subida al collado Peiró.

Tomamos el camino de la izquierda. Salimos del hayedo y nos aproximamos al collado Peiró (1.490 m). La subida es dura, por terreno abierto, solamente vestido por monte bajo. Las vistas al hayedo por donde acabamos de pasar y a la cuenca donde se ubica el embalse de Arguis son extraordinarias.

IMG_4557

Vistas a la cuenca del embalse desde el tramo final.

El último tramo hacia la cima del Peiró consiste en una empinada ladera. Al final, tendremos que auparnos al crestón rocoso que conforma la parte alta de la montaña. Un mojón indica el punto más alto.

IMG_4551

En la cima, mirando hacia Rasal.

Las vistas se abren ahora hacia el valle de la Garona, donde están las poblaciones de Rasal y de Bentué de Rasal, algunos de los pueblos más aislados y tranquilos del prepirineo.

Tras disfrutar un rato de las vistas y hacer algunas fotos, volvemos para abajo al cruce de caminos que comentaba antes. Ahora, tomaremos el camino que desciende hacia el pantano.

La bajada es muy bonita, con un primer tramo por hayedo y un segundo tramo con una bajada muy directa a través de pinar. Esta bajada nos deja en una pista forestal que va rodeando al embalse.

IMG_4567

Echando la vista atrás hacia el Peiró.

Seguiremos por la pista forestal unos 2 kilómetros. Cuando la pista tuerce para comenzar el ascenso a las Calmas, nosotros seguiremos recto por un camino ancho y bien definido. Son 3 kilómetros de camino en leve descenso.

Tras el primer kilómetro por este camino, veremos el desvío por el barranco de San Antón que hemos tomado al comienzo de la ruta. Desde aquí hasta la presa, el camino ya es bien conocido.

Datos técnicos

Distancia: 22,5 km

Desnivel positivo acumulado: 1.200 m+

Tiempo neto: 3 horas (entrenamiento de carrera por montaña)

Fecha de realización: 19/10/2019

Cartografía: Visor IGN

Track Wikiloc

Otras rutas en la zona

Pico Presín. Circular desde Caldearenas.

Pico del Águila desde el embalse de Arguis.

Síguenos en redes sociales

Wikiloc

Facebook

Twitter

Instagram

Circular a los Mallos de Riglos

Circular por la Central de Carcavilla y el camino del Solano

Esta ruta circular es, bajo mi punto de vista, la más completa que puede hacerse en el entorno de los Mallos de Riglos pues los recorre de extremo a extremo, de Oeste a Este. La excursión puede dividirse en tres partes:

  • El primer tramo discurre paralelo al río Gallego, que se encañona cuando pasa entre los Mallos de Riglos y Peña Rueba. Las vistas a este segundo macizo son muy buenas en esta primera parte.
  • El segundo tramo es el más aéreo y recorre el Circo de los Mallos, con unas vistas excelentes de los Mallos Pisón y Firé. Es también la zona más concurrida.
  • El tercer tramo es el camino del Solano que une Riglos con el collado de Santo Román, es decir, con el sector más oriental de los Mallos, donde encontramos las paredes de Os Fils y los Buitres.
IMG_5070

Recorriendo el Circo de los Mallos: derecha Firé, izquierda Pisón.

Hay que destacar la belleza del recorrido. Las vistas son espectaculares en todo momento, así como las sendas: estrechas, reviradas, boscosas, aéreas… hay de todo un poco, y todas ellas muy interesantes. Apenas llegamos a pisar pistas forestales, unos pocos cientos de metros en el tramo final de la ruta.

Captura

Croquis detallado. Fuente: Wikiloc / IGN.

El recorrido está bien balizado y las sendas en perfecto estado. No hay pérdida. Es una ruta para disfrutar con los cinco sentidos. Comenzamos…

Detalles del recorrido

La ruta empieza en el mismo pueblo de Riglos. En la entrada, junto al refugio, hay un parking donde podemos dejar el coche. Si es fin de semana puede ser que esté lleno y tengamos que dejarlo en la carretera de entrada, en los laterales.

IMG_5007

Riglos, desde el mirador que hay en la carretera.

Saldremos del pueblo por el sendero PR-HU 98 con dirección a la Central de Carcavilla. El primer tramo desciende hacia el cauce del río Gállego por un sendero ancho y cómodo. El paisaje es muy bonito, con el macizo de Peña Rueba o Ruaba (1.176 m) al otro lado del río. Sí que es cierto que es una zona muy humanizada, con tendidos eléctricos, la carretera y la vía del tren a escasos metros, pero tiene mucho encanto.

IMG_5008

Peña Rueba al otro lado del río Gállego.

El sendero es un poco rompepiernas, con continuas subidas y bajadas. A los 2 kilómetros alcanzaremos un pequeño collado. Desde él, las vistas se abren al valle del Gállego y al fondo aparece el edificio blanco de la central hidroeléctrica de Carcavilla, punto al que nos dirigimos.

El camino ahora desciende a las vías del tren, las cuales tendremos que cruzar. Es la vía del Canfranero, que no tiene mucho tráfico, por lo que tampoco hay mucho peligro… Por senda, sin apenas ganar o perder altura, acabaremos llegando a los edificios de la central.

IMG_5019

Llegando a la Central de Carcavilla.

La central fue construida a comienzos del siglo XX y llegó a tener más de 60 habitantes en los años 30 del pasado siglo entre trabajadores y familias. Hoy la central sigue en funcionamiento aunque algunos edificios están bastante deteriorados.

En este punto, abandonamos el sendero balizado por el que veníamos y tomamos una sendita que nace junto a la enorme tubería de la central. Pasaremos bajo las vías del tren y giraremos levemente a la derecha para conectar con la senda que interna en el barranco de Carcavilla.

IMG_5026

Entrada al barranco de Carcavilla, con los dos tramos de cadenas.

La entrada a este barranco es angosta. Existe una zona de roca donde han instalado dos tramos de cadena. No son muy necesarias, pero pueden venir bien si la roca está mojada.

Superado este punto, el barranco se abre y la senda se vuelve más ancha y clara. Iremos girando poco a poco a mano derecha para remontar el barranco bien definido que baja de la “espalda” de los Mallos de Riglos.

IMG_5040

Remontando el barranco de Carcavilla.

La senda es una gozada, fresca, umbría y bien definida. Atraviesa un bosque de encinas y boj muy bien conservado. Es un camino precioso y poco conocido que descubrí gracias a la carrera de montaña Trail Mallos de Riglos de este año.

Sobre la cota 900, el sendero conecta con una pista forestal que sube desde la Foz de Escalete. No debemos tomarla, ya que junto a la pista nace un nuevo sendero balizado con marcas blancas y amarillas. Es el PR-HU 98 de nuevo, que tras visitar el embalse de la Peña vuelve a Riglos por la zona alta de los Mallos. Lo tomaremos.

IMG_5048

Vistas a Peña Oroel y a los Pirineos.

El sendero sigue subiendo para alcanzar la parte alta del macizo de los Mallos de Riglos. Hay tramos de pinar y otros más abiertos que permiten echar un vistazo al Norte. Los Pirineos están bastante cubiertos (ha estado lloviendo por la noche), pero pueden verse algunas cumbres de Tendeñera y de Ordesa bien nevadas.

IMG_5045

Remontando metros para alcanzar la parte alta del macizo de los Mallos.

Pasada la cota 1000, llegamos a un cruce de caminos. Tomaremos el sendero de la derecha que se dirige al Circo de los Mallos. Pronto comenzamos a perder metros de forma muy acusada. Al frente, tendremos de nuevo el macizo de Peña Rueba con unas vistas privilegiadas.

IMG_5051

El macizo de Peña Rueba, ahora desde la parte alta del macizo de los Mallos.

El camino va girando a la izquierda, pegado a las paredes, para alcanzar un colladete situado a la espalda del Mallo Firé. El camino es aéreo, pero también es ancho y bien marcado y en ningún momento hay sensación de peligro.

IMG_5057

Al fondo asoma la punta del Mallo Firé. El camino busca un collado que hay a su espalda.

Alcanzado el collado, las vistas se abren hacia el Circo de los Mallos. Los mallos Pisón y Firé dejan abierta una ventana desde la cual se ve toda la vega del río Gállego. Es una vista espectacular… una pena que el sol esté tan alto, algunas fotos quedaron un poco deslucidas.

IMG_5068

Mallos Pisón y Firé.

La senda remonta metros de forma continuada. Pronto los mallos van quedando abajo y alcanzamos de nuevo la cota 1000 donde encontramos un altiplano conocido como Campo Roseta. En ese punto está situado el refugio libre de Roseta, una pequeña cabaña de pastores.

IMG_5074

Refugio Roseta.

Tras alcanzar este altiplano, volvemos a descender. Ahora la senda se aproxima a la espalda del Mallo Colorado y del Mallo del Agua. De nuevo, tenemos ante nosotros una vista espectacular y entre los dos mallos las vistas se abren hacia el pueblo de Riglos.

IMG_5080

Riglos entre el Mallo Colorado y el Mallo del Agua.

Seguiremos por el sendero hasta llegar a un nuevo cruce. A la derecha, la senda baja a Riglos, y a la izquierda tenemos el inicio del camino del Solano que nos conducirá al collado de Santo Román.

IMG_5090

Laderas por las que discurre el camino del Solano.

El camino tiene unos 3 kilómetros de largo y recorre toda la ladera Sur del macizo sobre la cota 1050. El sendero tiene unas vistas muy interesantes de las paredes de Os Fils y el mirador de los Buitres, así como del Castillo de Marcuello.

IMG_5097

Foto a contraluz del Castillo de Marcuello.

El camino del Solano es un auténtico rompepiernas. Apenas tiene tramos llanos. Tendremos que guardar fuerzas para este tramo… y agua, pues es una zona bastante calurosa y el camino está muy expuesto al sol. Por fortuna, su último tramo es bastante cómodo y permite llegar rápido al Collado de Santo Román (974 m).

En este collado, conectamos con el sendero GR-1 (balizado de blanco y rojo) que nos permite volver de forma cómoda a Riglos. El descenso se hace por un sendero encajonado que atraviesa el barranco de la Mota. A mano izquierda tendremos las oscuras y angostas paredes de los Mallos de Os Fils.

IMG_5103

Paredes de Os Fils desde el GR-1.

La senda desciende de forma rápida. Tras pasar la zona más angosta del barranco, las vistas se abren hacia el Sur. Enfrente tenemos el conocido como Paredón de los Buitres y algo más alejados otros peñascos muy vistosos como la Aguja Roja.

IMG_5107

Paredón de los Buitres.

El camino se va ensanchando de forma progresiva hasta convertirse en una pista casi llana. Son los kilómetros más cómodos del día y no se hacen aburridos gracias a las vistas de las que gozamos.

IMG_5114

Aguja Roja, Mallo Cored… de camino a Riglos.

Merece la pena echar la vista atrás para observar las paredes de Os Fils y el barranco de la Mota por donde hemos descendido. En esas paredes, está la conocida vía ferrata del Culibillo d’Os Fils, una de las más populares del prepirineo.

IMG_5118

Barranco de la Mota, por donde desciende el GR-1.

Sin sobresaltos, alcanzaremos el pueblo de Riglos que nos recibe con una fuente muy fresca en la primera de sus calles. Aprovecharemos para refrescarnos y también para echar alguna foto por el pueblo… Riglos es un lugar fantástico, escales o no escales, uno de esos sitios de Aragón de visita obligada.

IMG_5124

Iglesia de Riglos con el Mallo Pisón de fondo.

Datos técnicos

Distancia: 17 km

Desnivel positivo acumulado: 1000 m+

Tiempo neto: 2 horas y 35 minutos (entrenamiento de carrera por montaña)

Fecha de realización: 23/12/2019

Cartografía: Reino de los Mallos. Editorial Prames. Escala: 1:25.000

Track Wikiloc

Algunos links interesantes

Si buscamos pasar unos días por el Reino de los Mallos, podemos echar un vistazo a su web y así planificar el viaje de forma meticulosa.

De entre todas las sugerencias de la web (Agüero, Loarre, embalse de la Peña…), destacaría una que no es muy conocida y que me pareció espectacular: la ruta a Foz de Salinas y a la Osqueta, pudiendo visitar el pueblo abandonado de Salinas Viejo y la cascada de la Rata.

22123_23

Salinas Viejo.

Pico Presín (1.430 m)

Circular subiendo al pico Presín desde Caldearenas

El pico Presín se encuentra en la Sierra de Javierre, una alineación montañosa prepirenaica situada al Norte de la localidad de Arguis. Esta sierra separa las cuencas del pequeño río Garona (al Sur) y del Gállego (al Norte) en una zona poco poblada y salpicada de pequeños pueblos, algunos de ellos deshabitados.

IMG_4348

Monte Peiró (a la derecha) y valle del Garona desde la cresta de la sierra de Javierre.

El pico Presín no es la cota más elevada de esta sierra, pero sí la más conocida. Hasta su cima podemos llegar desde el Sur, partiendo de las inmediaciones de Bentué de Rasal o desde el Norte, ya sea desde Caldearenas o desde Aquilué.

Captura

Croquis detallado. Fuente: IGN / Wikiloc.

En esta ruta, partiremos de Caldearenas para trazar una amplia circular. Ascenderemos al cordal de la Sierra de Javierre por los bosques de su cara Norte, usando una senda que avanza paralela al Barranco Malacolla. Crestearemos durante más de 5 kilómetros por todo el lomo de la montaña y después descenderemos por senda, primero a la ermita de la Virgen de los Ríos y después al pueblo de Caldearenas.

Detalles del recorrido

Antes de comenzar a detallar esta ruta, hay que destacar que si hoy en día se puede realizar este recorrido sin problemas, es gracias a los organizadores de la carrera de montaña Traschinepro Trail que se han encargado durante estos últimos años de desbrozar y mantener el camino que sube a lo alto de la sierra por el Barranco Malacolla y recorre todo el cresterío. Gracias a todos ellos.

Tras esta aclaración, vamos allá…

La ruta de hoy comienza en Caldearenas, un pequeño pueblo de poco más de 20 habitantes situado entre el río Gállego y las vías de tren del “canfranero”. Cuando pensamos en el Alto Gállego, se nos vienen a la cabeza localidades muy populares como Biescas o Sallent de Gállego… pues bien, esta zona es todo lo contrario: poco turismo y tranquilidad absoluta.

IMG_4378

Caldearenas.

Salimos de Caldearenas por una pista que avanza paralela al río Gállego. Tras 1,5 kilómetros muy cómodos, cruzaremos la vía del tren y el cauce del río Matriz por una pasarela para internarnos en un pinar a través de la conocida senda de Izarbe.

IMG_4292

En la senda de Izarbe.

Esta senda es bastante conocida y visitada por muchas familias. Las rocas que hay junto al sendero han sido pintadas de colores y forman dibujos originales. La verdad es que algunas pinturas están algo deterioradas, pero sigue siendo un atractivo turístico importante.

La senda termina en una especie de borda de pastores reconvertida en museo de fotografía. A partir de ahí, avanzaremos montaña arriba por una pista que va zigzagueando para ganarle metros a la ladera Norte de la Sierra de Javierre, entre pinos.

IMG_4299

Vistas a Javierrelatre. Al fondo a la derecha aparece la Peña Oroel.

A medida que ganamos altura, las vistas se abren hacia el Norte. Es un paisaje de media montaña salpicado de colinas y bosques de pino. Al fondo emerge la Peña Oroel con su cara Sur cubierta de erizón. Una imagen menos llamativa que la que se obtiene desde Jaca de toda su cara Norte.

Seguiremos por pista hasta llegar a un viejo cartel corroído por el paso de los años donde pone: Plan de empleo 94-95. Estamos en la cota 900. En este punto, dejamos la pista para tomar una senda que sale a mano derecha y que va mejorando a medida que ganamos metros hasta convertirse en una senda perfectamente definida.

IMG_4307

Vieja borda en ruinas en el ascenso a la Sierra de Javierre.

Pronto nos internamos en un bosque de pino y boj muy frondoso. A pesar de estar a mediados de septiembre, en pleno estío, el bosque conserva humedad y frescura al estar en plena cara Norte. Es un camino muy interesante.

IMG_4314

Senda de ascenso a la Sierra de Javierre.

A medida que vamos ganando metros, la vegetación cambia y en el último tramo encontraremos incluso algunas hayas… La senda va girando poco a poco al SE buscando el lomo de la montaña (cota 1400).

IMG_4318

Vistas hacia el pantano de la Peña.

Alcanzaremos un pequeño collado situado junto a la Punta la Fabosa (1.382 m), ya casi en lo alto de la sierra. Aquí la senda gira al Sur para asomarse ya por fin a la cresta que domina todo el valle del Garona. Las vistas se abren de repente y nos dejan ver todo este valle, desde Bentué de Rasal hasta el pantano de la Peña, así como toda la Sierra de Loarre coronada por el Puchilibro (1.597 m).

La senda que recorre toda la cresta de la Sierra de Javierre está bastante bien marcada y es fácil de seguir. Cuidado si hace calor, pues se nos puede hacer muy larga… planificar bien el agua que portamos para hacer la ruta, hasta la ermita de la Virgen de los Ríos no tendremos ningún punto con agua.

IMG_4326

Tozal de la Pardina (a la derecha) y Barranco de la Foz de Portiella.

La senda es un continuo rompepiernas. En el primer tramo se asciende hasta el punto más alto de la sierra (cota sin nombre 1.482 m). Las vistas al lado derecho son muy buenas. Destaca en primer término el vistoso Tozal de la Pardina o de Lamaplana (1.483 m), pico complejo y poco visitado de la Sierra de Loarre.

IMG_4333

Bentué de Rasal y pico Peiró.

Seguiremos avanzando por la senda pasando por una segunda cota sin nombre de 1.462 metros de altura que en algunos mapas también figura con el nombre de Presín. Al Sur, aparecerá pronto el vistoso pico Peiró (1.579 m) que cierra por el Oeste la cuenca donde se asienta el pantano de Arguis y que es conocido por albergar el bosque de hayas más meridional de la provincia de Huesca.

IMG_4348

Vistas hacia Arguis.

Tras pasar por un collado (cota 1.382), comenzaremos la breve subida al pico Presín (1.430 m), que reconoceremos perfectamente por tener un vértice geodésico en su cima. En este punto, comenzaremos a ver marcas blancas y azules que balizan el sendero que sube hasta aquí desde Caldearenas y que nos ayudarán a orientarnos. Estas marcas pertenecen a la red de senderos municipales de Caldearenas.

IMG_4358

Solitaria cima del pico Presín.

Tras echar la foto de cima, comenzaremos el largo descenso hasta Caldearenas. En el primer tramo, seguiremos cresteando hasta alcanzar un collado poco llamativo (cota 1.397 m). Allí, un sendero algo desdibujado pero bien marcado con hitos sale a mano izquierda. Lo tomamos.

IMG_4359

Senda de descenso hacia la ermita.

La senda está bien marcada y pierde metros de forma rápida. Avanza paralela al barranco Presín y no tiene pérdida. A diferencia del sendero de subida, este camino discurre la mayor parte del tiempo por terreno despejado por lo que es bastante más soleado.

En la cota 800, tras perder cerca de 600 metros de desnivel, nos toparemos con la pista asfaltada que sube a la ermita de la Virgen de los Ríos desde Aquilué. Como la ermita está a apenas 200 metros de distancia, aprovecho para visitarla y rellenar las cantimploras en su fuente.

IMG_4366

Ermita de la Virgen de los Ríos.

Junto a la ermita hay un merendero. Es un lugar muy bonito, rodeado de bosques y arroyos. Por cierto, las hojas de los árboles comienzan a amarillear y se intuye que el otoño está a la vuelta de la esquina…

Tras la breve visita a la ermita, volveremos a la pista asfaltada, que seguiremos durante un ratito hasta alcanzar un viejo crucero o peirón. Allí dejaremos la pista para tomar una senda.

IMG_4369

Crucero bajando de la ermita.

Iremos por senda unos pocos cientos de metros hasta volver a conectar con las pista metros más abajo. En una curva a derechas, ya muy cerca de Aquilué, abandonaremos definitivamente la pista para tomar una senda balizada como sendero PR (marcas blancas y amarillas) que nos llevará hasta Caldearenas.

IMG_4373

Caldearenas, con Peña Oroel y Collarada al fondo.

Este sendero es el PR-HU 1, primer sendero de Pequeño Recorrido de la extensa red de senderos que se crearon hace ya unas décadas en toda la provincia y comunica Caldearenas con Acumuer.

Por la senda, entre muros de piedra seca y campos de cultivo, terminaremos saliendo a una pista. Esta pista pasará por debajo de las vías del tren y cruzará el río Matriz para dejarnos en el casco urbano de Caldearenas.

Bonita circular para un día de otoño o de primavera. Muy recomendable.

Datos técnicos

Distancia: 20,8 km

Desnivel positivo acumulado: 975 m+

Tiempo neto: 3 horas (entrenamiento de carrera de montaña)

Fecha de realización: 14/09/2019

Cartografía: Visor IGN

Track Wikiloc

Algunos links interesantes

Dejo de nuevo aquí el link de la web de la carrera por montaña Traschinepro Trail. Nunca he corrido esta carrera pero tiene buena fama y buenas críticas. Este próximo año 2020 se celebrará el 14 de junio.

El pueblo de Caldearenas es muy joven, apenas tiene 90 años de vida. Nació de la mano de la línea de tren Zaragoza – Canfranc, el famoso canfranero, ya que se creó un apeadero en este paraje. Hoy, Caldearenas es la capital de un municipio compuesto por más de 10 núcleos pero que apenas cuenta con 230 habitantes censados.

El tren sigue parando en este pueblecito, lo que permite viajar desde Zaragoza hasta este tranquilo rincón del Prepirineo de forma cómoda… eso sí, si tenemos tiempo y paciencia. El trayecto dura 2 horas y media.

Síguenos en redes sociales

Wikiloc

Facebook

Twitter

Instagram

Nabaín / Santa Marina (1.799 m)

Nabaín. Circular desde Boltaña.

El monte Nabaín (1.799 m), también conocido como Santa Marina por la ermita que se ubicó en su cima, es la típica sierra exterior del Pirineo Aragonés, a medio camino entre el prepirineo y el eje axial de esta cordillera.

IMG_4680

Cara Norte del Nabaín, desde Buerba.

Su cara Sur es bien visible desde toda la zona meridional del Sobrarbe. De terreno calcáreo y cubierta por los típicos erizones tan comunes en esta zona, por ella discurre la vía normal que asciende desde la población de Ascaso.

Su cara Norte es mucho más vistosa. Cubierta por bosques y con grandes precipicios, es bien visible desde el valle de Vió, concretamente, desde las poblaciones de Buerba y de Vió.

Captura

Croquis detallado. Fuente: IGN / Wikiloc

Esta ruta recorre toda su cara Sur, trazando una exigente circular que visita, además, las poblaciones de Jánovas y Ascaso. El ascenso se realiza por un viejo camino (senda de los Carboneros) recuperado hace unos años que salva los 1.100 metros de desnivel que hay desde el cauce del río Ara a la altura de Jánovas hasta la misma cima.

Detalles del itinerario

Partimos del camping la Gorga de Boltaña, al otro lado del río Ara. Allí hay espacio para aparcar 4 o 5 coches y junto al puente hay un cartel indicador donde indica el inicio de varios senderos. Nosotros tomaremos el sendero PR-HU 40 que une Boltaña con Jánovas por una senda que avanza paralela al río.

IMG_4683

Primeros metros de sendero junto al río Ara.

Los primeros metros son muy agradables, avanzando junto al río Ara que, tras las lluvias del otoño, baja con un buen caudal. Por un bello puente, cruzaremos el barranco de la Bañera que baja de la zona de Campodarbe.

Saldremos un momento a la carretera que sube a Campodarbe pero la abandonaremos enseguida para tomar una pista que nos conduce al diminuto núcleo de Seso. La pista, en leve subida, nos deja en este lugar, compuesto por una gran casona y alguna caseta para almacenar los enseres del campo.

IMG_4685

Seso.

Al llegar a este lugar, abandonaremos la pista y tomaremos una débil senda que nace a mano izquierda. La senda se va introduciendo poco a poco en el congosto que conforma el río Ara entre las montañas de Nabaín y Ferrera (1.393 m). Este congosto se conoce con el nombre de Foz de Jánovas.

IMG_4688

Bonitos tramos de senda camino a Jánovas.

La senda es un auténtico rompepiernas. Hay tramos rápidos y otros con subidas bastante intensas. Siempre por bosque, es una senda muy interesante y bonita, más todavía ahora en otoño.

IMG_4692

Vistas a la Foz de Jánovas desde la senda.

Una fuerte bajada nos dejará de nuevo en el cauce del río Ara. La senda parece que se mete en el río, pero no. Avanzaremos por una pequeña repisa excavada en la roca y evitaremos así mojarnos.

IMG_4696

Avanzando junto al cauce del río.

Saldremos de nuevo al cauce del río, avanzando por una zona inundable llena de cantos rodados hasta alcanzar el primer paso equipado: un paso estrecho en la roca, con un poco de exposición a mano derecha y equipado con una cadena. El paso no es complicado, pero puede provocar dificultades si no estamos acostumbrados a este tipo de terreno.

IMG_4698

Detalle del paso equipado con cadena.

Superado este punto, un poco más adelante, está el segundo paso. Este sirve para salvar una canalización de agua. Son unas cuantas grapas a modo de escalera con un cable de vida. No hay ningún problema si no tenemos vértigo.

Y así nos plantamos, por fin, en el puente colgante de Jánovas, una bella pasarela peatonal de finales del siglo XIX. Una auténtica curiosidad arquitectónica que debemos conservar. Declarado Bien de Interés Cultural, es uno de los pocos ejemplos de puentes colgantes de esa época que han llegado a nuestros días.

IMG_4706

Puente colgante de Jánovas.

Pero no cruzaremos el puente todavía, antes toca visitar la población de Jánovas, en pleno proceso de recuperación. Este núcleo, fue abandonado en los años sesenta del siglo pasado debido a la construcción de un pantano. Finalmente, el proyecto se abandonó pero los vecinos habían sido ya obligados a dejar su pueblo. Décadas después, los hijos y nietos de aquellas personas forzadas a dejar sus casas han recuperado el pueblo y poco a poco se va recuperando la vida.

IMG_4703

Vista general de Jánovas.

Tras la visita, vuelvo al puente colgante y, nada más cruzarlo, tomo una sendita a mano derecha que me permite subir hasta la carretera nacional que une Fiscal con Boltaña. Apenas llego a tocar el asfalto, pues al otro lado de la calzada está el inicio de la senda que nos llevará a la cima del Nabaín, conocida como senda de los Carboneros.

IMG_4710

Bonita senda de subida al Nabaín.

La senda comienza a subir decidida, atravesando un bosque mediterráneo muy bonito. Hasta la cota 1.100, iremos ascendiendo por un pequeño valle colgado sin ningún tipo de referencia. Alcanzada esta cota, llegamos a un falso collado y las vistas se abren. Vemos los coloridos hayedos de la Sierra de Galardón y la hermosa Peña Canciás (1.929 m), otra de las sierras exteriores de esta zona, de morfología muy similar al Nabaín.

IMG_4717

Sierra de Galardón y Peña Canciás, al otro lado del Ara.

Ya por terreno más abierto y con menos pendiente, iremos avanzando hacia el Este por las faldas de la montaña. Alcanzaremos un pequeño balcón donde hay un cruce de caminos. Merece la pena detenerse y admirar las vistas hacia el valle del río Ara. Boltaña aparece al fondo, bastante abajo. Es una vista muy bonita.

IMG_4720

Vistas hacia la Foz de Jánovas.

Tomaremos la senda que sale a mano izquierda y que sube decidida por el bosque. Ganaremos metros y, sobre la cota 1.400, veremos como el bosque comienza a desaparecer para dar paso al matorral (erizón). Las vistas se abren y nos dejan ver los cortados de esta cara del Nabaín.

IMG_4725

La senda avanza pegada a los cortados del Nabaín.

La senda gana metros dejando los cortados a mano derecha. A pesar de la abundancia de erizón, la senda está bien marcada y se avanza sin problemas.

Llegaremos al collado Olavallo (1.650 metros) y saldremos a la cara Sur de la montaña, por donde realizaremos el descenso. Las vistas son tremendas desde aquí: Peña Montañesa, Cotiella, Posets… esta montaña es un mirador privilegiado. En este punto además, hay un cruce de caminos importante: tomaremos la senda de la izquierda que nos permite hacer cima.

IMG_4729

Posets, Punta Llerga, Cotiella, Peña Montañesa…

Ganaremos metros de forma rápida por el lomo de la montaña. Sin embargo, pronto nos engullirá la niebla que nos impedirá ver la panorámica que existe en este tramo final… Afortunadamente, la línea de nubes se sitúa en los 1.700 metros, por lo que no nos complicará la orientación en el descenso.

IMG_4733

En la cima.

Hacemos cima. En el punto más alto, los restos de la ermita de Santa Marina conviven con el vértice geodésico (curiosa mezcla). No veremos nada hacia el valle de Vió, pero unos hitos situados junto a la ermita me generan curiosidad. En el mapa de Alpina de Sobrarbe, se ve una sendita que sube a esta montaña desde las inmediaciones de Yeba por la cara Norte y me decido a bajar por esta abrupta vertiente en su búsqueda.

Bajo unas decenas de metros por terreno escarpado y encuentro una senda algo desdibujada. Dejo la investigación para otra ocasión con mejores condiciones pero, al menos, puedo fotografiar los precipicios de su cara Norte y los coloridos bosques que la adornan.

IMG_4736

Vertiginosa vista de la cara Norte del Nabaín, con sus bosques en pleno colorido otoñal.

Vuelvo a la cima para acometer el descenso. Sin ninguna dificultad y siguiendo los hitos, me lanzo para abajo. Este descenso es algo monótono, la ausencia de árboles lo hace aburrido pero, al menos, las vistas son muy buenas.

IMG_4741

La inmensa cara Sur del Nabaín.

Pronto, por terreno calcáreo, vamos acercándonos a Ascaso, pequeño núcleo que sobrevive al abandono y que está colgado en un risco alargado sobre el barranco del mismo nombre.

IMG_4743

Llegando a Ascaso.

Llegamos hasta él y nos detenemos un poco para conocerlo. Destaca una de las casas donde existe un reloj de Sol, muy curioso.

IMG_4747

Reloj de Sol en Ascaso.

La iglesia y el cementerio, están en el extremo Sur del pueblo y destacan sobre el resto de las casas. A pesar del aislamiento, el pueblo está en buen estado y hay unas cuantas casas bien conservadas.

IMG_4753

Iglesia de Ascaso.

Volvemos a la ruta. Ahora tomaremos un sendero que parte del centro de Ascaso y que nos conducirá a Boltaña. Pero antes debemos bajar hasta el cauce del barranco de Ascaso, muy vistoso, con varias cascadas en su cauce. El sendero se retuerce y zigzaguea entre coloridos árboles para, poco después, comenzar a ascender unos 150 metros de desnivel hasta la pista que conecta Boltaña con Morillo de Sampietro.

IMG_4761

Colores de otoño en el barranco de Ascaso.

Una vez alcanzada la pista, solamente quedará seguirla hasta Boltaña. Seguiremos las marcas del PR-HU 44, pues en algunos momentos hay sendas que nos permiten atajar y recortarle unos metros a la monótona pista.

En la parte final de la misma, pasaremos por debajo del castillo de Boltaña, colgado en una empinada colina.

IMG_4771

Castillo de Boltaña.

Poco después, alcanzamos el pueblo de Boltaña en su parte alta. Solamente quedará descender hasta el puente y cruzar al camping que se encuentra al otro lado, cerrando así esta exigente circular.

IMG_4774

Boltaña. Plaza Mayor.

Datos técnicos

Distancia recorrida: 25,2 km

Desnivel positivo superado: 1.660 m+

Tiempo neto: 4 horas (entrenamiento carrera de montaña)

Fecha de realización: 01/11/2019

Cartografía: Sobrarbe. Escala: 1:40.000. Editorial Alpina.

Track Wikiloc

Algunos links interesantes

Esta circular coincide al 95% con el recorrido de la carrera de montaña O Viento Rondador que se celebra desde hace unos años en Boltaña. Nunca la he llegado a correr pero tiene una muy buena fama. Es una carrera técnica y dura, pues el terreno es complicado, con mucha roca y senderos bastante técnicos… No obstante, por las vistas y el entorno merece la pena el esfuerzo.

El pequeño pueblo de Ascaso es conocido por celebrar un festival de cine. A pesar de tener un censo de 6 habitantes, aquí se organiza una muestra de cine todos lo veranos que tiene el honor de ser “la muestra de cine más pequeña del mundo”.

Para finalizar, os dejo el link del documental de radio “La Campana de Jánovas” emitido en Radio Nacional, para aquellos que tengan curiosidad sobre la historia de este pueblo en las últimas décadas.

Síguenos en redes sociales

Wikiloc

Facebook

Twitter

Instagram

 

 

 

Cara Norte de Oroel y Canal de Berdún.

Peña Oroel (1.770 m). Circular desde Barós por la senda de los Lobos.

Peña Oroel. La montaña de Jaca

La Peña Oroel es una preciosa cumbre del Prepirineo aragonés que domina el valle del río Aragón y la ciudad de Jaca. Su cómoda ascensión desde el Parador de Oroel, hace que muchas personas se acerquen hasta la gran cruz metálica situada en su cima para divisar desde ella una panorámica inmejorable del Pirineo aragonés.

Monasterio Nuevo de San Juan de la Peña y Peña Oroel al fondo.

Monasterio Nuevo de San Juan de la Peña y Peña Oroel al fondo. Primavera del 2013.

Nosotros decidimos alargar un poco la ruta haciendo una preciosa circular desde la localidad de Barós, muy cercana a Jaca. Subimos por la llamada senda de los Lobos, una alternativa muy interesante al clásico camino que sube desde el parador. Esta senda nos deja muy cerca del extremo Este de la montaña, conocido como Punta Bacials (1.689 m). Desde allí, tenemos que recorrer todo el lomo de la montaña hasta alcanzar el extremo Oeste y punto más alto de la Peña Oroel. El descenso lo haremos por la transitadísima senda del parador y su zig-zag para después volver al pueblo de Barós por unas sendas bastante cómodas.

c

Croquis. Fuente: Wikiloc / IGN.

La ruta es muy agradable y también muy bonita. Por cierto, la idea de esta circular la sacamos del blog de LaMeteoQueViene, así que muchas gracias a su autor por compartirla!

Detalles del recorrido

Pasadas las 10 de la mañana llegamos a Barós. El pueblo tiene una serie de casas bastante modernas en la entrada y al fondo se encuentra el casco antiguo, con su iglesia y una pequeña ermita. Nosotros no nos complicamos y aparcamos en la zona nueva, aunque tuvimos que cruzar todo el pueblo caminando.

Iglesia de Barós.

Iglesia de San Fructuoso en Barós.

Donde el pueblo termina, nace una pista y se dirige hacia el Sur, es decir, hacia las faldas del Monte Oroel. La pista se interna en el Barranco Riazo, transitando a media ladera.

Pronto la pista da paso a una senda ancha y en buen estado que seguiremos hasta alcanzar un cruce de caminos con una señalización algo precaria. A la derecha, vamos al parador y a la izquierda, por la senda mejor marcada, vamos hacia la senda de los Lobos. Obviamente, tomamos el camino de la izquierda. Por cierto, en este cruce está la conocida como Fuente de Barós.

IMG_4202

Avanzando por pinar hacia la senda de los Lobos.

Iremos ganando metros de forma constante por un pinar frondoso y muy bonito. Casi alcanzando la cota 1.200, nos toparemos con la pista asfaltada que viene del parador y que va al pueblo de Navasa. La cruzaremos y seguiremos por el camino que hay al otro lado de la misma, ancho y en perfecto estado.

Como veremos en un cartel amarillo que hay en un tronco cercano, estamos ya en la senda de los Lobos. Desde este punto a la cima de Peña Oroel el cartel marca 2 horas y media, que es más o menos lo que nos costó a nosotros a ritmo tranquilo, haciendo varias paradas.

Senda de los Lobos.

Ya metidos en la senda de los Lobos.

Esta senda va trazando una diagonal por la ladera Norte del monte, ganando unos 450 metros de desnivel a lo largo de sus 2,5 kilómetros.

La senda es preciosa y alterna tramos bastante empinados con otros más llanos que nos dejan recuperar el aliento.

Senda de los Lobos.

Alguna zona llana en la senda de los Lobos.

La vegetación es exuberante y la senda es estrecha, aunque se transita sin dificultades. Veremos pinos, abetos y, en la parte más alta, un bonito hayedo. En unos pocos tramos el bosque tiene algunos claros y podemos ver una gran panorámica de la Sierra Partacua, Tendeñera e incluso del macizo de Monte Perdido.

Senda de los Lobos

Un claro en la senda de los Lobos nos deja ver la sierra Tendeñera.

En el último tramo, antes de llegar al cordal, la senda se empina bastante. Afortunadamente es un tramo corto, que pasa rápido. Al salir al llano superior, el cambio de paisaje es impresionante…

Senda de los Lobos.

Atravesando un hayedo, en la parte final de la senda de los Lobos.

Paramos en el collado a beber algo. El entorno, como decía, es sorprendente, pues pasamos de un frondoso bosque muy empinado a una llanura muy amplia, casi desprovista de árboles y con bastante monte bajo (boj y erizón).

Punta Bacials

Ya en el cordal, el paisaje cambia por completo.

Estamos muy cerca del extremo Este del monte Oroel, culminado por la Punta Bacials (1.689 m). La senda que atraviesa el cordal es muy cómoda, apenas gana altura y está bien hollada.

IMG_4235

Caminando por el cómodo cordal.

Subiremos a una pequeña cota intermedia conocida como Punta de Sora (1.707 m), de escasa prominencia, y comenzaremos un leve descenso hasta el collado de las Neveras, llamado así por las viejas construcciones o pozos para acumular nieve que se encuentran en sus inmediaciones, bien visibles desde la propia senda.

IMG_4239

Collarada y la Sierra Partacua desde el cordal.

Las vistas desde el cordal son tremendas miremos a donde miremos. Se alcanza a ver el Turbón hacia el Este y, hacia el Oeste, las nubes cubren los picos más altos del Pirineo Navarro… Delante, a muy pocos kilómetros, los gigantes del valle del Aragón y del valle de Tena.

Antes de bajar al collado de las Neveras, ya vemos la cima de Oroel.

Antes de bajar al collado de las Neveras, ya vemos la cima de Oroel.

Bajaremos al collado de las Neveras, punto importante donde la senda que atraviesa el cordal se une a la senda que sube desde el parador. Aquí comenzamos a cruzarnos con bastante gente, la soledad acaba por momentos…

Realmente, desde el collado de las Neveras, salen dos sendas hacia Oroel, una por el mismo cordal y otra unos metros más abajo por la ladera Sur. La senda del cordal tiene mejores vistas aunque es un poco más incómoda… nosotros subimos por la senda del cordal y bajamos por la de abajo.

IMG_4249

Último tramo a la cima. Se ven claramente las dos sendas de las que hablo en el párrafo de arriba.

Poco antes de llegar a la cima, la senda se acerca bastante a los cortados de la cara Norte, dejando unas vistas espectaculares. La Canal de Berdún, ancha y llana, queda a mano derecha, con la mancha azul del pantano de Yesa visible al fondo, ya a muchos kilómetros de distancia.

Cara Norte de Oroel y Canal de Berdún.

Cara Norte de Oroel y Canal de Berdún.

Parece mentira que, por esa cara Norte tan quebrada y plagada de precipicios, discurra una ruta relativamente asequible, como es la vía Mayencos a la cima de Oroel

Cima de Peña Oroel

Cima de Peña Oroel

Hacemos cima en la Peña Oroel (1.770 m). En el punto más alto, el vértice geodésico parece de tamaño mini al lado de la enorme cruz metálica de casi 9 metros de alto. Esta cruz fue colocada por el Cuerpo de Forestales en 1902 y tuvo que ser subida con mulas pieza a pieza… toda una hazaña para la época.

IMG_4271

Estas cabras aprovechan la sombra que da la cruz situada en la cima. Abajo, se ve Jaca y el valle del río Aragón.

Hay que recordar que el papa León XIII en 1899 llamó a poner cruces en las montañas para demostrar el fervor cristiano y dar la bienvenida al siglo XX. De estos años son cruces míticas de nuestras montañas como la del monte Gorbea o la del Ernio, ambas en País Vasco.

IMG_4257

Desde el extremo Oeste se obtienen unas vistas muy buenas de la Sierra de San Juan de la Peña.

Tras comer el bocadillo en la cima, disfrutando del fresco y de las vistas, comenzamos el tranquilo descenso a Barós. Caminaremos hasta el collado de las Neveras y, desde allí, bajaremos por el famoso zig-zag de las 37 curvas que nos deja en el Parador de Oroel.

El camino es cómodo y muy popular. Durante la bajada nos cruzamos con varios grupos muy numerosos que han decidido subir a Oroel en el “turno de tarde”.

IMG_4280

Senda de bajada al Parador de Oroel.

Sin prisas, vamos descendiendo hasta el parador. Allí aprovechamos para tomar un café en su terraza.

Sin detenernos mucho, volvemos a la pista asfaltada que va al parador pero pronto la abandonaremos para tomar una senda que nace a mano derecha. La senda nos deja en una vieja pista y giraremos de nuevo a la derecha. Bajaremos por pista hasta alcanzar un collado en la cota 1.100 que queda al Sur de la Punta Mocholín, pequeña colina cercana a Barós. En este punto, abandonaremos la pista para continuar por una senda en bastante buen estado que nos devuelve a la Fuente de Barós.

Ya en la senda en la que comenzamos la ruta, solamente nos quedará descender los dos últimos kilómetros, muy cómodos, hasta Barós.

Llegamos al coche muy satisfechos con la ruta. Lo hemos pasado muy bien y hemos disfrutado mucho de los paisajes… una ruta muuuuuy recomendable.

Datos técnicos

Distancia: 16,3 km

Desnivel positivo superado: 890 m+

Tiempo neto: 5 horas

Fecha de realización: 07/09/2019

Cartografía: Visor IGN

Track Wikiloc

Algunos links interesantes

Esta montaña y sus “vecinas”, Cuculo (1.549 m) y San Salvador (1.547 m) se encuentran dentro del denominado Paisaje Protegido de San Juan de la Peña y Monte Oroel. En la web de este espacio, encontramos bastante información y la descripción de siete rutas de senderismo bastante asequibles que nos pueden servir para descubrirlo caminando.

Peña Oroel desde la Sierra de San Juan de la Peña.

Peña Oroel desde la Sierra de San Juan de la Peña.

Esta montaña cuenta con su propia carrera de montaña como no podía ser de otra manera. La Subida a Oroel es una de las veteranas de Aragón con más de veinte ediciones a sus espaldas.

Esta montaña también tuvo su Ultra Trail durante algunos años: Ultra Trail Jaca. Por desgracia, en 2017 ya no se realizó y no parece que se vaya a organizar en el futuro. Una pena, pues era una carrera de media montaña muy interesante y la zona tiene muchas opciones para este tipo de pruebas.

Síguenos en redes sociales

Wikiloc

Facebook

Twitter

Instagram

Grand Raid Pyrénées – Pyrénées Tour Trail 100K

GRP – Pyrénées Tour Trail 2019 (100K y 7700 m+)

Grand Raid Pyrénées es un gran evento de trail que se realiza en St. Lary-Soulan (Valle de Aure) todos los años a finales de agosto. Es, probablemente, la carrera más popular de este deporte en el Pirineo Francés con más de 5.000 dorsales en las seis pruebas que organiza y también una de los más veteranos con 12 ediciones ya a sus espaldas.

43590258_731839510484396_1780277589303099392_n

Cartel de la prueba

Ya estuve en esta carrera en 2014 participando en el Tour des Cirques de 120 km. Guardo un gran recuerdo de aquella prueba con un recorrido espectacular y una organización impecable a pesar de la mala meteorología que sufrimos.

GR8017_0822_07h39m13s_GRP_TES_0975

Bajando de la Hourquette d’Ancizan en la primera etapa. Foto: photossports.com

Cinco años después vuelvo a correr una prueba menos exigente, la Pyrénées Tour Trail. Una carrera de cuatro etapas en tres días y que acumula algo más de 100 km y 7.700 metros de desnivel positivo. Una prueba dura pero poco técnica que permite correr y también disfrutar de los paisajes de Hautes-Pyrénées.

Crónica y análisis del recorrido

Etapa 1 – De Vielle-Aure al Pic du Midi (39 km y 3.000 m+)

Es jueves 22 de agosto y son las 6:00 de la mañana. Los corredores de la prueba más larga, el Ultra Tour de 220 km y nosotros, los corredores de la Pyrénées Tour Trail (a partir de ahora PTT) abarrotamos la plaza de la pequeña población de Vielle-Aure, centro neurálgico de la prueba.

Salida puntual, todavía con los frontales, por terreno muy cómodo, recorriendo el fondo del valle de Aure, junto al río. Los ritmos son altos, al menos entre los corredores de la PTT. La etapa tiene bastante desnivel, pero es cómoda y no tiene tramos técnicos por lo que salimos a tope, sin reservar nada.

En el km.3 comienza una pequeña tachuela que asciende apenas 150 m+ por los bosques que rodean el pequeño pueblo de Guchen. Me sorprende que todos los corredores que me rodean suben corriendo todo este tramo, la gente va muy rápido…

Dejamos abajo Guchen y alcanzamos la localidad de Ancizan. Sin apenas entrar en ella, nos desviaremos a la izquierda para comenzar a ascender el primer “hueso” del día: la Hourquette d’Ancizan (1.600 m).

Por delante, unos 800 m+ repartidos en algo menos de 7 km. Una subida muy llevadera por camino ancho y cómodo, pasando por un bosque muy agradable y fresco.

La subida es frenética, con muchos tramos al trote. Por fortuna, el sol ya ilumina el valle y podemos entretenernos con las vistas mientras sufrimos… La niebla cubre el fondo del valle de Aure mientras las montañas que nos rodean están despejadas, una vista espectacular.

GR8017_0822_07h39m14s_GRP_TES_0977

Amaneciendo en el valle de Aure. Foto: photossports.com

Los últimos metros al puerto los haremos por una senda poco marcada que cruza a media ladera. Alcanzada la cota 1.600, empieza el descenso. Tras unos primeros 150 metros de desnivel que perdemos muy rápido por una pradera de hierba, llega un tramo llano por una inmensa llanura conocida como la Plagne.

Hay que tener cabeza de aquí al avituallamiento de la Payolle (km.20), pues son 7 kilómetros muy rápidos donde podemos dejarnos las fuerzas en el camino.

GR8017_0822_07h47m42s_grp_DSC_9381

Corriendo en la Plagne. Foto: photossports.com

Dicho esto, volvemos al recorrido. Tras cruzar la Plagne, bajaremos por bosque de forma paralela al barranco d’Artigou. La mayor parte del tiempo iremos por pista por lo que se puede ir muy rápido.

Acabado el bosque, saldremos a otra inmensa llanura similar a la Plagne. Al fondo de la misma, junto a unas bordas, está el primer avituallamiento: la Payolle.

Pico en el primer punto de control en 2 horas y 10 minutos. Voy muy bien y he apretado bastante, a pesar de ello, paso por aquí en el puesto 50º. Hay bastante nivel y gente muy rápida en esta prueba.

También me deja bastante perplejo ver en el avituallamiento a los primeros corredores de la Ultra Trail de 220 km… les quedan por delante 200 km y han hecho los primeros 20 en apenas 2 horas!!!

Invierto algo más de 5 minutos en el avituallamiento y me adelanta muuucha gente. La carrera sigue y por delante tenemos 8 kilómetros muy llevaderos con alguna subida puntual y muchos tramos llanos.

Estamos en un punto donde se empiezan a notar los kilómetros en las piernas. Muchos corredores comienzan a bajar el ritmo y aprovecho para ganar algunos puestos.

Recorremos un camino precioso conocido como Chemin de Ramy que atraviesa el bosque y que nos deja en Artigues, pequeño centro vacacional junto a la carretera que asciende al Tourmalet.

Aquí, tras cruzar la carretera, comienza la subida al Pic du Midi de Bigorre (2.878 m). Por delante, 10 kilómetros y más de 1.600 m+.

La subida comienza pasando junto a la cascada d’Arizes, atravesando un empinado hayedo. Después saldremos a terreno despejado desde donde ya observaremos la cima del Pic du Midi con su enorme aguja.

La subida prosigue por el barranco de Arizes. Tras pasar por el Pont des Vaquès, comenzaremos a avanzar por la ladera que queda a nuestra izquierda, por un sendero colgado que va dejando abajo el arroyo.

20190822_093607

En la cota 1.500, ascendiendo al Pic du Midi, ya visible al fondo.

Tomamos altura de forma muy llevadera. En la cota 1.900 pasaremos junto a la cabaña de Pène Blanque. En este punto ya habremos tomado bastante altura sobre el valle y solamente nos quedará ganar el Col de Sencours (2.379 m), collado que permite acceder a la cara Oeste del Pic du Midi.

En la subida final al collado, el sendero gana en dureza pero sigue siendo muy llevadero. Decidí salir sin los bastones y, creo que por primera vez, he acertado y no los he echado de menos en ningún momento de la etapa.

A muy buen ritmo, alcanzamos el km.34 de carrera donde se encuentra el segundo avituallamiento, en pleno Col de Sencours, bajo las paredes del Pic du Midi. Es un avituallamiento líquido donde relleno rápido las cantimploras y para arriba.

GR8017_0822_11h15m40s_GRP_EM1_2614

Subida final al Pic du Midi de Bigorre. Foto: photossports.com

Apenas quedan 3,5 km con 500 m+. Gran parte de la subida se hace por una pista muy cómoda. A nuestros pies vamos dejando el Lac d’Oncet y poco a poco nos acercamos a la Hôtellerie des Laquets, un viejo hotel de montaña colgado a más de 2.600 metros de altura. Espectacular.

Tras pasar por esta construcción, la pista se transforma en un sendero ancho y la pendiente aumenta. Los últimos metros a la cima son durillos y más con casi 3.000 metros de desnivel en las piernas.

GR8017_0822_11h10m27s_GRP_ASP-0260

Últimos metros a cima… Foto: photossports.com

Finalmente alcanzo la populosa cima del Pic du Midi de Bigorre (2.878 m), llena de turistas que han subido en el teleférico, donde hay un nuevo punto de control y el avituallamiento final. Pico en 5 horas y 18 minutos, en el puesto 30º.

20190822_112811

En la cima del Pic du Midi.

Acabo muy contento por mi rendimiento en la parte final de la carrera, aunque un poco preocupado por las agujetas de mañana. ¿Me habré pasado de rosca? Ya se verá…

Datos técnicos de la primera etapa

Distancia: 39 km

Desnivel positivo acumulado: 2.950 m+

Tiempo: 5 horas y 18 minutos

Puesto: 30 de 314 corredores

Clasificaciones

Track Wikiloc

Etapa 2 – Kilómetro Vertical del Pla d’Adet (4 km y 1.000 m+)

Segundo día de competición. Las piernas amanecen frescas, sin agujetas, lo que es muy positivo. Valió la pena la sesión de estiramientos de la tarde anterior.

Por delante tenemos un día muy duro con 40 km y más de 2.600 m+ divididos en dos etapas. La primera de ellas es un kilómetro vertical que parte de la localidad de Vignec, muy cerca de St. Lary y de Vielle-Aure.

La salida se da en modo contrarreloj, de forma individual y en orden inverso a la clasificación del primer día. El último clasificado sale a las 7 de la mañana y a mí me toca hacerlo sobre las 7:48.

La salida se realiza junto a la iglesia de Vignec. Por delante, apenas 4 km y 1000 m+ justos hasta la estación de esquí del Pla d’Adet, un buen calentón vamos…

Los 300 primeros metros de desnivel positivo son bastante llevaderos, por bosque. El camino traza un amplio zig-zag e incluso en unos pocos metros se puede correr. Pasados estos primeros compases, el camino avanzará por el “cortafuegos” donde están instaladas las pilonas del telesilla que sube de St.Lary al Pla d’Adet.

En este tramo no hay tregua. El sendero va trazando zetas por terreno bastante empinado y es la parte más dura de la ascensión.

Por detrás de mí, hay 29 corredores, casi todos más rápidos que yo en estos terrenos. El resultado es que me adelanta mucha gente, especialmente en este tramo, mientras yo apenas adelanto a 4 o 5 corredores en toda la ascensión… Está claro que esta no es mi especialidad, de hecho es mi primer KV, no obstante las sensaciones son buenas y me conformo con eso.

Superado el zig-zag junto a las pilonas del telesilla, afrontaremos un empinado tramo por ladera ya con los enormes edificios de apartamentos de la estación delante.

Alcanzada la estación, podremos soltar las piernas por sus calles asfaltadas durante unos pocos metros antes de afrontar el tramo final del KV, 150 m+ por una cresta de hierba en la montaña que hay situada justo encima de la estación.

La gente anima en este último tramo, hay mucho ambiente y me vengo arriba, apretando hasta alcanzar la meta, situada a 1.800 metros de altura. Pico en el punto de control de meta en 56 minutos. Muy contento por haber bajado de la hora aunque algo más fatigado de lo que estaba planeado…

Ahora tenemos algo más de una hora para descansar y tomar aire. La salida de la tercera etapa es a las 10:00 de la mañana desde la parte baja de la estación.

20190823_084529

En la zona de meta, colgada encima de la estación de Pla d’Adet.

Datos técnicos de la segunda etapa

Distancia: 4 km

Desnivel positivo acumulado: 1.000 m+

Tiempo: 56 minutos

Puesto: 50 de 314 corredores

Clasificaciones

Track Wikiloc

Etapa 3 – Bucle de Néouvielle (36 km y 1.600 m+)

A las 10:00 de la mañana y con un sol de justicia, comienza la tercera etapa. Los primeros 5 kilómetros discurren por pistas de las estaciones de esquí de Pla d’Adet y Espiaube, por tanto, son cómodos. Eso sí, no debemos despistarnos, pues se suben más de 600 metros de desnivel positivo en este tramo.

Una subida muy dura nos deja en lo alto del Col de Portet, a 2.215 metros. En los últimos kilómetros, hemos comenzado a adelantar a corredores del Tour de Néouvielle, una prueba de 40 km que ha salido a las 8:00 de la mañana de St. Lary. Seguramente sea la prueba más popular de todo el GRP, con 1.400 dorsales.

La gran afluencia de corredores de esta prueba no será anecdótica. En los próximos kilómetros se formarán atascos lo que será bastante desesperante para los corredores del PTT. Sin duda, uno de los puntos a mejorar por parte de la organización.

Coronamos el Col de Portet y bajamos como motos al restaurante Merlans, km.7, primer avituallamiento y punto clave donde comienza el bucle de 17 km por los lagos del Néouvielle.

Como algo, bebo rápido y para arriba. Comienza el tramo más bonito del día, dejaremos abajo el inmenso Lac de l’Oule que ha sufrido los rigores del verano y está bastante seco, para encaminarnos hacia los bonitos lagos de Bastan.

El camino comienza a ser más rocoso e incómodo y la presencia de corredores del maratón hace que haya que salirse del sendero muy a menudo para mantener el ritmo. Pasaremos por el lago inferior de Bastán, más tarde por el Lac du Milieu donde se encuentra el refugio guardado de Bastán y por último por el lago superior, situado ya a 2.250 metros de altura.

GR8017_0823_11h54m10s_GRP_CRI9344_FINAL

Recorriendo los lagos de Bastán, camino del Col de Bastanet. Foto: photossports.com

Del último lago al primero de los collados del día, el Col de Bastanet (2.509 m), el camino es bastante llevadero y solamente al final el camino se empinará de verdad.

Coronamos este bonito collado y al otro lado ya aparece el magnífico Lac de la Hourquette. La bajada hasta él es por un sendero muy marcado con algo de piedra suelta.

Dejaremos el camino principal, que se dirige al Norte, para tomar una senda que gira a la izquierda para acometer la subida al segundo collado del día, la Hourquette de Caderolles (2.495 m).

La bajada de este collado al siguiente lago, el gran Lac de Bastan o Lac de Port Bielh, es más incómoda, con un camino pedregoso donde hay que andarse con ojo para no tirar piedras a otros corredores. Ya llegando al lago, además, encontramos un caos de grandes bloques de granito donde hay que extremar la precaución en los saltos entre bloque y bloque.

Junto al lago, encontramos un punto de control. Desde allí, comienza el largo descenso hasta el Lac de l’Oule

Las sensaciones hasta ahora no han sido malas, pero los kilómetros comienzan a notarse en las piernas. Ya no voy tan fresco y no sé si el ritmo que llevo es bueno o no ya que no paro de adelantar corredores de la maratón pero no veo a corredores de la PTT por ningún lado…

La bajada se hace larga. El camino tiene bastante piedra suelta, raíces… no es tan cómodo como los senderos de la etapa de ayer.

Sin llegar a la orilla del lago, comenzamos a ascender de nuevo al restaurante Merlans. La subida no es larga, pero se hace dura por el calor.

Alcanzamos por fin el avituallamiento, km.24. Hora de beber bien y recuperar antes de afrontar la larga bajada a Vielle-Aure.

En la subida al Col de Portet comienzo a adelantar a algunos corredores. La gente empieza a ir tocada y, por fortuna, a mí parece que me vuelven las fuerzas por momentos.

GR8017_0823_14h10m15s_GRP_CBU_5250

Bajando a Soulan por terreno rápido y cómodo. Foto: photossports.com

Tras coronar el puerto, empieza la suave bajada por senda, que recorre lomas y lomas de hierba. Perderemos casi 600 metros de desnivel por terreno muy cómodo hasta alcanzar un collado en la cota 1600. Allí, nos desviaremos a la derecha para bajar hasta la localidad de Soulan. Esta bajada es bastante directa y se alternan tramos de senda con otros de pista más cómodos.

En Soulan, tomamos unos metros de asfalto hasta volver a tomar otro desvío, esta vez a Vignec (el pueblo donde empezó el KV a primera hora de la mañana). Bajaremos hasta aquí por pista y también por camino empedrado, perdiendo desde Soulan 400 metros de desnivel de forma bastante directa.

Llego a Vignec muy tocado. Todavía quedan dos kilómetros casi llanos por asfalto y por un camino muy cómodo junto al río. Comienzan a aparecer familias y espectadores animando ya cerca de Vielle-Aure pero apenas puedo correr, me he deshidratado.

GR8017_0823_15h08m55s_GRP_EM2_6427

Meta en Vielle-Aure. Foto: photossports.com

A duras penas termino cruzando la meta al trote. Pico en 4 horas y 59 minutos, puesto 38º.

Acabo muuuuy cansado y tocado de cara a la cuarta etapa, aunque lo peor ya ha pasado. Es hora de descansar y estirar bien, todavía quedan kilómetros y desnivel de sobra…

Datos técnicos de la tercera etapa

Distancia: 35 km

Desnivel positivo acumulado: 1.600 m+

Tiempo: 4 horas y 59 minutos

Puesto: 38 de 314 corredores

Clasificaciones

Track Wikiloc

Etapa 4 – Bucle de la Géla (27 km y 2.200 m+)

Tercer día de competición. A las 9:30 de la mañana comienza la cuarta y última etapa en la estación de esquí de Piau-Engaly a más de 1.800 metros de altura. Otro día muy caluroso y con un sol de justicia.

He descansado bastante bien y las piernas están mejor de lo esperado. La etapa comienza con una dura bajada por las pistas de esquí de la estación hasta la cota 1.400. Seguramente sea la bajada más empinada de los tres días y los cuadriceps lo notan tras la sobrecarga de estos dos últimos días.

Me meto bastante atrás casi sin querer, sobre el puesto 80º, dejando que la gente de delante corra y corra, yo no estoy para entrar en batallas. Afortunadamente, pronto llegamos a la carretera que sube a Piau y, tras un breve tramo de asfalto, comenzamos con la primera subida del día, que discurre por el fabuloso valle de la Géla.

Subiendo a ritmo, comienzo a adelantar corredores y a situarme en puestos cercanos al 50º. También tocará hoy compartir senderos con los corredores del Tour de la Géla, la otra maratón del GRP, aunque afortunadamente hoy serán menos numerosos que en la etapa de ayer y apenas se formarán atascos.

Tras subir 300 metros de desnivel, salimos a una amplia llanura encerrada por grandes paredes de roca y hierba. A la derecha, iríamos a los lagos de Barroude y a la izquierda vamos al Puerto Viejo de Bielsa. Tanto los corredores del PTT como los del Tour de la Géla tomamos este camino y acometemos la cómoda subida a este collado.

El camino va trazando amplias zetas por laderas de hierba. Los paisajes son grandiosos, con el macizo de la Munia y sus escarpadas paredes… sin duda, es la etapa más bonita.

Poco a poco vamos ganando metros a buen ritmo hasta coronar el Puerto Viejo de Bielsa (2.384 m). Sin parar, comenzamos a bajar a buen ritmo por el lado español. La bajada, nos deja en la cota 2.100 aproximadamente y se realiza por una senda de hierba bastante cómoda.

P1000377

Puerto de la Forqueta.

Pero la bajada dura poco y pronto conectamos con otro sendero, el que sube al Puerto de la Forqueta o Puerto de Bielsa (2.426 m), collado que nos devuelve a territorio francés. La subida pasa rápido aunque es durilla.

Pasamos por este bonito collado y comenzamos a descender a la boca Norte del túnel de Bielsa donde se encuentra el único avituallamiento del día (km. 15). La bajada no es mala, pero son 600 metros de desnivel bastante empinados.

P1000357

Bajando al túnel de Bielsa.

Hay que andar con ojo pues hay bastantes corredores del Tour de la Géla y no es cuestión de lanzar piedras o de llevarse a alguno por delante.

Alcanzamos, por fin, el avituallamiento. Es hora de comer y rellenar agua pues lo que queda por delante no es moco de pavo. Me tomo mis minutos y bebo mucho líquido. Salgo con la tripa llena para afrontar la siguiente subida, a la Hourquette des Aiguillettes (2.331 m), tercer y último collado del día.

GR8017_0824_12h03m53s_GRP_2TJ4540

Bajando al túnel de Bielsa. Foto: photossports.com

La subida es cómoda en casi todo momento, por un sendero bastante bien definido. En el último tramo, poco antes de alcanzar el collado, sí que hay un tramo rocoso más empinado, pero es la excepción.

La bajada al valle de la Géla desde este último collado sí que tiene más miga. Son más de 600 metros de desnivel negativo hasta el valle. Gran parte del recorrido es por praderas sin un buen sendero definido, por terreno irregular, algo resbaladizo y bastante empinado en ocasiones. Sin ser difícil, es uno de los pocos tramos más técnicos que tiene la prueba.

Por fin llegamos al valle de la Géla, a 1.700 metros. Ahora, tocará bajar a la carretera de Piau-Engaly por el mismo sendero por el que hemos subido en el comienzo de la etapa, muy cómodo y ancho.

Llego a la carretera sin apenas agua pero bastante bien de fuerzas. Por delante, quedan los últimos tres kilómetros de competición, muy duros, casi casi los más duros de toda la prueba pues hemos de subir a la estación de Piau-Engaly por las mismas pistas de esquí por donde hemos bajado antes.

La subida es muy tiesa, pero las piernas responden y adelanto a bastantes corredores. A buen ritmo, afronto las últimas rampas y cruzo la meta con bastante energía.

Prueba terminada. Acabo la etapa en 4 horas y 36 minutos, algo más de lo esperado pero bastante satisfecho, al fin y al cabo, por haber ido de menos a más.

Finalmente, he quedado en el puesto 39º de la clasificación general, con algo más de 15 horas y 50 minutos para completar las cuatro etapas. Muy contento por poder volver a correr sin dolores en el tobillo casi 5 meses después, pudiendo disfrutar de principio a fin de esta bonita competición en tierras francesas.

Ultra acabada y ya van 28, con esta 10 de más de 100 km. La próxima ultra… al año que viene, ahora toca disfrutar de carreras más cortitas y menos exigentes.

Datos técnicos de la cuarta etapa

Distancia: 27 km

Desnivel positivo acumulado: 2.200 m+

Tiempo: 4 horas y 36 minutos

Puesto: 47 de 314 corredores

Clasificaciones

Track Wikiloc

Links

Clasificaciones finales

Facebook de la carrera

Web de la carrera

Opinión personal

Carrera original, con un recorrido bien diseñado y con paisajes muy bonitos. Es una prueba poco técnica, con bastantes kilómetros corribles aunque con mucho desnivel.

La organización está muy bien aunque creo que hay algunos detalles a mejorar, como la logística para bajar del Pic du Midi a Vielle-Aure (había pocos autobuses y el tiempo de espera en La Mongie era muy alto) y la gran acumulación de corredores en las etapas 3 y 4 al coincidir el PTT con los maratones de Néouvielle y de la Géla. No obstante, son problemas menores si tenemos en cuenta el volumen y la variedad de carreras que se organizan en estos tres días.

La carrera es poco conocida en España pero es un mega-evento bastante mayor al Gran Trail Aneto-Posets. También hay que tener en cuenta que es una carrera más popular y accesible. En definitiva, una gran experiencia para cerrar la corta temporada de ultras de este año.

Para acabar, dejo por aquí el vídeo que ha preparado la organización con algunos momentos de las pruebas de este año 2019. Viéndolo dan ganas de participar al año que viene otra vez…