Circular a los Mallos de Riglos

Circular por la Central de Carcavilla y el camino del Solano

Esta ruta circular es, bajo mi punto de vista, la más completa que puede hacerse en el entorno de los Mallos de Riglos pues los recorre de extremo a extremo, de Oeste a Este. La excursión puede dividirse en tres partes:

  • El primer tramo discurre paralelo al río Gallego, que se encañona cuando pasa entre los Mallos de Riglos y Peña Rueba. Las vistas a este segundo macizo son muy buenas en esta primera parte.
  • El segundo tramo es el más aéreo y recorre el Circo de los Mallos, con unas vistas excelentes de los Mallos Pisón y Firé. Es también la zona más concurrida.
  • El tercer tramo es el camino del Solano que une Riglos con el collado de Santo Román, es decir, con el sector más oriental de los Mallos, donde encontramos las paredes de Os Fils y los Buitres.
IMG_5070

Recorriendo el Circo de los Mallos: derecha Firé, izquierda Pisón.

Hay que destacar la belleza del recorrido. Las vistas son espectaculares en todo momento, así como las sendas: estrechas, reviradas, boscosas, aéreas… hay de todo un poco, y todas ellas muy interesantes. Apenas llegamos a pisar pistas forestales, unos pocos cientos de metros en el tramo final de la ruta.

Captura

Croquis detallado. Fuente: Wikiloc / IGN.

El recorrido está bien balizado y las sendas en perfecto estado. No hay pérdida. Es una ruta para disfrutar con los cinco sentidos. Comenzamos…

Detalles del recorrido

La ruta empieza en el mismo pueblo de Riglos. En la entrada, junto al refugio, hay un parking donde podemos dejar el coche. Si es fin de semana puede ser que esté lleno y tengamos que dejarlo en la carretera de entrada, en los laterales.

IMG_5007

Riglos, desde el mirador que hay en la carretera.

Saldremos del pueblo por el sendero PR-HU 98 con dirección a la Central de Carcavilla. El primer tramo desciende hacia el cauce del río Gállego por un sendero ancho y cómodo. El paisaje es muy bonito, con el macizo de Peña Rueba o Ruaba (1.176 m) al otro lado del río. Sí que es cierto que es una zona muy humanizada, con tendidos eléctricos, la carretera y la vía del tren a escasos metros, pero tiene mucho encanto.

IMG_5008

Peña Rueba al otro lado del río Gállego.

El sendero es un poco rompepiernas, con continuas subidas y bajadas. A los 2 kilómetros alcanzaremos un pequeño collado. Desde él, las vistas se abren al valle del Gállego y al fondo aparece el edificio blanco de la central hidroeléctrica de Carcavilla, punto al que nos dirigimos.

El camino ahora desciende a las vías del tren, las cuales tendremos que cruzar. Es la vía del Canfranero, que no tiene mucho tráfico, por lo que tampoco hay mucho peligro… Por senda, sin apenas ganar o perder altura, acabaremos llegando a los edificios de la central.

IMG_5019

Llegando a la Central de Carcavilla.

La central fue construida a comienzos del siglo XX y llegó a tener más de 60 habitantes en los años 30 del pasado siglo entre trabajadores y familias. Hoy la central sigue en funcionamiento aunque algunos edificios están bastante deteriorados.

En este punto, abandonamos el sendero balizado por el que veníamos y tomamos una sendita que nace junto a la enorme tubería de la central. Pasaremos bajo las vías del tren y giraremos levemente a la derecha para conectar con la senda que interna en el barranco de Carcavilla.

IMG_5026

Entrada al barranco de Carcavilla, con los dos tramos de cadenas.

La entrada a este barranco es angosta. Existe una zona de roca donde han instalado dos tramos de cadena. No son muy necesarias, pero pueden venir bien si la roca está mojada.

Superado este punto, el barranco se abre y la senda se vuelve más ancha y clara. Iremos girando poco a poco a mano derecha para remontar el barranco bien definido que baja de la “espalda” de los Mallos de Riglos.

IMG_5040

Remontando el barranco de Carcavilla.

La senda es una gozada, fresca, umbría y bien definida. Atraviesa un bosque de encinas y boj muy bien conservado. Es un camino precioso y poco conocido que descubrí gracias a la carrera de montaña Trail Mallos de Riglos de este año.

Sobre la cota 900, el sendero conecta con una pista forestal que sube desde la Foz de Escalete. No debemos tomarla, ya que junto a la pista nace un nuevo sendero balizado con marcas blancas y amarillas. Es el PR-HU 98 de nuevo, que tras visitar el embalse de la Peña vuelve a Riglos por la zona alta de los Mallos. Lo tomaremos.

IMG_5048

Vistas a Peña Oroel y a los Pirineos.

El sendero sigue subiendo para alcanzar la parte alta del macizo de los Mallos de Riglos. Hay tramos de pinar y otros más abiertos que permiten echar un vistazo al Norte. Los Pirineos están bastante cubiertos (ha estado lloviendo por la noche), pero pueden verse algunas cumbres de Tendeñera y de Ordesa bien nevadas.

IMG_5045

Remontando metros para alcanzar la parte alta del macizo de los Mallos.

Pasada la cota 1000, llegamos a un cruce de caminos. Tomaremos el sendero de la derecha que se dirige al Circo de los Mallos. Pronto comenzamos a perder metros de forma muy acusada. Al frente, tendremos de nuevo el macizo de Peña Rueba con unas vistas privilegiadas.

IMG_5051

El macizo de Peña Rueba, ahora desde la parte alta del macizo de los Mallos.

El camino va girando a la izquierda, pegado a las paredes, para alcanzar un colladete situado a la espalda del Mallo Firé. El camino es aéreo, pero también es ancho y bien marcado y en ningún momento hay sensación de peligro.

IMG_5057

Al fondo asoma la punta del Mallo Firé. El camino busca un collado que hay a su espalda.

Alcanzado el collado, las vistas se abren hacia el Circo de los Mallos. Los mallos Pisón y Firé dejan abierta una ventana desde la cual se ve toda la vega del río Gállego. Es una vista espectacular… una pena que el sol esté tan alto, algunas fotos quedaron un poco deslucidas.

IMG_5068

Mallos Pisón y Firé.

La senda remonta metros de forma continuada. Pronto los mallos van quedando abajo y alcanzamos de nuevo la cota 1000 donde encontramos un altiplano conocido como Campo Roseta. En ese punto está situado el refugio libre de Roseta, una pequeña cabaña de pastores.

IMG_5074

Refugio Roseta.

Tras alcanzar este altiplano, volvemos a descender. Ahora la senda se aproxima a la espalda del Mallo Colorado y del Mallo del Agua. De nuevo, tenemos ante nosotros una vista espectacular y entre los dos mallos las vistas se abren hacia el pueblo de Riglos.

IMG_5080

Riglos entre el Mallo Colorado y el Mallo del Agua.

Seguiremos por el sendero hasta llegar a un nuevo cruce. A la derecha, la senda baja a Riglos, y a la izquierda tenemos el inicio del camino del Solano que nos conducirá al collado de Santo Román.

IMG_5090

Laderas por las que discurre el camino del Solano.

El camino tiene unos 3 kilómetros de largo y recorre toda la ladera Sur del macizo sobre la cota 1050. El sendero tiene unas vistas muy interesantes de las paredes de Os Fils y el mirador de los Buitres, así como del Castillo de Marcuello.

IMG_5097

Foto a contraluz del Castillo de Marcuello.

El camino del Solano es un auténtico rompepiernas. Apenas tiene tramos llanos. Tendremos que guardar fuerzas para este tramo… y agua, pues es una zona bastante calurosa y el camino está muy expuesto al sol. Por fortuna, su último tramo es bastante cómodo y permite llegar rápido al Collado de Santo Román (974 m).

En este collado, conectamos con el sendero GR-1 (balizado de blanco y rojo) que nos permite volver de forma cómoda a Riglos. El descenso se hace por un sendero encajonado que atraviesa el barranco de la Mota. A mano izquierda tendremos las oscuras y angostas paredes de los Mallos de Os Fils.

IMG_5103

Paredes de Os Fils desde el GR-1.

La senda desciende de forma rápida. Tras pasar la zona más angosta del barranco, las vistas se abren hacia el Sur. Enfrente tenemos el conocido como Paredón de los Buitres y algo más alejados otros peñascos muy vistosos como la Aguja Roja.

IMG_5107

Paredón de los Buitres.

El camino se va ensanchando de forma progresiva hasta convertirse en una pista casi llana. Son los kilómetros más cómodos del día y no se hacen aburridos gracias a las vistas de las que gozamos.

IMG_5114

Aguja Roja, Mallo Cored… de camino a Riglos.

Merece la pena echar la vista atrás para observar las paredes de Os Fils y el barranco de la Mota por donde hemos descendido. En esas paredes, está la conocida vía ferrata del Culibillo d’Os Fils, una de las más populares del prepirineo.

IMG_5118

Barranco de la Mota, por donde desciende el GR-1.

Sin sobresaltos, alcanzaremos el pueblo de Riglos que nos recibe con una fuente muy fresca en la primera de sus calles. Aprovecharemos para refrescarnos y también para echar alguna foto por el pueblo… Riglos es un lugar fantástico, escales o no escales, uno de esos sitios de Aragón de visita obligada.

IMG_5124

Iglesia de Riglos con el Mallo Pisón de fondo.

Datos técnicos

Distancia: 17 km

Desnivel positivo acumulado: 1000 m+

Tiempo neto: 2 horas y 35 minutos (entrenamiento de carrera por montaña)

Fecha de realización: 23/12/2019

Cartografía: Reino de los Mallos. Editorial Prames. Escala: 1:25.000

Track Wikiloc

Algunos links interesantes

Si buscamos pasar unos días por el Reino de los Mallos, podemos echar un vistazo a su web y así planificar el viaje de forma meticulosa.

De entre todas las sugerencias de la web (Agüero, Loarre, embalse de la Peña…), destacaría una que no es muy conocida y que me pareció espectacular: la ruta a Foz de Salinas y a la Osqueta, pudiendo visitar el pueblo abandonado de Salinas Viejo y la cascada de la Rata.

22123_23

Salinas Viejo.

Trail Mallos de Riglos 35K – Edición 2019

TMR INTEGRAL RIGLOS – LOARRE (35 KM, 2200 M+)

El Trail Mallos de Riglos es una carrera de montaña que recorre los paisajes más cálebres del llamado Reino de los Mallos, un macizo montañoso situado en el prepirineo aragonés, muy famoso por sus paredes y las escaladas que se han realizado en ellas, pero que también tiene muchas opciones interesantes para el senderismo y, como no, para el trail.

07122010684

Riglos y sus mallos desde el mirador de los Buitres.

En esta edición del 2019 (sexta edición), la carrera presenta un recorrido renovado que aumenta hasta los 35 km y los 2.200 m+, realizando dos bucles, uno por la zona de los Mallos de Riglos más técnico y con más desnivel y otro por la zona de Loarre y la ermita de Santa Marina, más corredero y suave.

Captura

Perfil de la carrera. Fuente: web oficial

CRÓNICA DE LA CARRERA Y ANÁLISIS DEL RECORRIDO

La carrera de 35 km comienza temprano, a las 8 de la mañana. El cambio de hora ha hecho que realmente sean las 7 de la mañana por lo que el madrugón ha sido importante (he dormido apenas dos horas y media). La temperatura es de 0 grados y se me han olvidado los guantes, a pesar de todos estos condicionantes tengo ganas de correr y eso, en este tipo de carreras, es lo más importante.

El escenario es impresionante. El pueblo de Riglos bajo los mallos y, al otro lado del río Gállego, el macizo de Peña Ruaba… De postal.

IMG_1069_mon

Salida en Riglos. Foto de Ramón Ferrer.

La salida es puntual y comenzamos a correr por las calles del pueblo. Enseguida tomamos una senda ancha y en descenso. Salimos en dirección al embalse de la Peña por el sendero PR-HU 98, camino muy utilizado para hacer la ruta circular típica de los Mallos de Riglos.

CIMG1627

Primer tramo de la carrera. Paralelos a la vía del canfranero.

Este primer tramo es muy cómodo, con algún sube-baja y un único paso por debajo de las vías del tren del “canfranero” que pondrá a prueba nuestra flexibilidad. A buen ritmo y con buenas sensaciones, alcanzo la Central de Carcavilla, punto en el que abandonamos el camino que va al embalse para comenzar a ascender por un barranco que se interna en el núcleo de los mallos.

No conocía este sendero y la verdad que es una opción muy interesante para hacer circulares por la zona.

07122010657

La Central de Carcavilla, al fondo, sirve de referencia en este primer tramo.

Este barranco tiene un primer tramo empinado donde incluso hay varios pasos equipados con cadenas aunque se puede pasar sin tocarlas. Más tarde, la cosa mejora y se vuelve una senda muy cómoda y de inclinación moderada. Siempre por bosque, la subida se hace muy agradable.

Con un ritmo cómodo y andando bastante llego al primer avituallamiento y control  de tiempos situado en un llano conocido como Campo Antonio donde este sendero se vuelve a unir con el PR-HU 98 que ya viene de vuelta del embalse por la Foz de Escalete. Paso entre los 30 primeros sin llegar a parar en el avituallamiento.

CIMG1609

Vistas vertiginosas al río Gállego desde el entorno de los mallos.

El sendero sigue subiendo pero ahora allana un poco y permite correr. Alcanzamos un collado y comenzamos a bajar hacia el Circo de los Mallos, es sin duda uno de los momentos más bonitos de la carrera. A nuestra derecha quedan las enormes paredes y en medio un gran hueco o ventana que permite ver el río Gállego y la Hoya de Huesca, simplemente espectacular.

CIMG1604

Circo de los Mallos.

El senderillo, sin embargo, es bastante puñetero, con piedra suelta y no permite un despiste. Tras descender 200 metros de desnivel, volvemos a subir por otra senda sin balizar para conectar con un camino estrecho que va bordeando toda la línea de los mallos en la cota 900. Es el conocido como Camino del Cielo, muy popular entre los senderistas, aunque en la carrera se alarga bastante más hasta el collado de San Román. Es un tramo muy rompepiernas de unos 4 kilómetros de longitud.

IMG_1125_mon

En plena carrera. Foto de Ramón Ferrer.

Pasaremos cerca del Mallo Colorado y poco a poco iremos dejando atrás los mallos para adentrarnos en un paisaje más suave y más común. El collado de San Román, en el kilómetro 13,5 es el punto clave que cierra este primer bucle y que da paso a la “zona de Loarre“. Tras avituallar en el collado, toca un tramo de pista que nos dejará en el precioso castillo y ermita de Marcuello.

13

Castillo y ermita de Marcuello en el km 15.

Pero la pista acaba pronto y volvemos a la senda. Esta vez ascenderemos otros 200 metros para situarnos cerca de la cima de la Peña del Sol. La subida se hace por una loma en terreno abierto. El viento pega fuerte y las nubes bajas van pasando. Las fuerzas parece que comienzan a flaquear y bajo el ritmo para comer y tomar un gel. El ritmo hasta ahora ha sido frenético y se nota…

Coronado el collado (no llegamos a hacer cima en la Peña del Sol) hay un tramo pistero, rápido y cómodo. Mientras bebo agua me topo con una piedra y me caigo de morros al suelo, primer contratiempo importante. Me hago sangre en la mano izquierda y en la rodilla derecha. Afortunadamente hay un avituallamiento un kilómetro más adelante y allí me limpian con agua… gracias voluntarios 🙂

Con algo de dolor sigo para adelante y en un tramo de senda algo técnico me hago una leve torcedura de tobillo. En caliente, apenas notaré nada pero por la noche lo llevaré hinchado y bastante dolorido. Segundo contratiempo del día.

Tras estas penurias alcanzo un tramo de pista muy cómodo de dos kilómetros que permite correr fuerte. Los dos contratiempos anteriores han hecho que piense en tomarme la carrera con más calma. No estoy tan fino como para intentar adelantar a corredores y hacer la machada así que me quedo donde estoy, en el puesto veintitantos, y me dedico a mantener el ritmo y a disfrutar de la carrera.

Llega el kilómetro 21 y comienza la subida a la ermita de Santa Marina por un hermoso sendero que atraviesa un cajigar (bosque de robles). Es la última subida fuerte del día y la afronto con optimismo. 300 m+ que son llevaderos salvo un último tramo muy empinado.

4

Ermita de Santa Marina.

Arriba, junto a la ermita, el ambiente es gélido y hace mucho viento. Estamos a casi 1.400 metros de altitud. Toco chufa rápido en el control y para abajo por una senda muy bonita. Tras rodear el Cerro Layán (1.433 m), bajamos por pista hasta el Collado Pericón (km. 25 de carrera) donde hay un avituallamiento.

Recargo cantimploras y tomo aire. Lo que queda es bastante cómodo y voy animado. El siguiente tramo, además, es muy bonito. Bajaremos por el barranco del Forcallo, a través de un camino ancho y pedregoso, siempre por bosque.

Este tramo nos deja ya muy cerca del segundo paso por el Collado de San Román, donde cerraremos el “bucle de Loarre”. Una leve subida y alcanzamos el último avituallamiento de la carrera. Desde ahí, algo más de 6 kilómetros a meta bastante traicioneros, pues hay varias subidas y la senda no es un camino de rosas.

07122010689

Bajando a Riglos en el último tramo de carrera.

Tras unos primeros kilómetros en descenso, dejamos el camino principal para meternos por una senda estrecha y revirada que conduce a la vía ferrata que hay bajo el Mirador de los Buitres. La senda se las trae, con piedra y algunos desniveles. Desde ahí bajaremos por un pinar ya con el pueblo de Riglos a un paso.

Un tramo de pista rápido nos deja junto al pueblo pero, cuidado, nos meten a mano derecha por una senda donde hay una tachuela de 100m+ que nos puede dar la puntilla. Es importante ir concienciados… Alcanzado un pequeño collado, ahora sí, por senda técnica, queda la última bajada al pueblo, con el sonido de la megafonía de fondo…

Últimos metros y meta. Conseguido. Puesto 26º y 4 horas y 1 minuto, algo más de lo que tenía en mente. Bastante contento pues desde octubre no hacía más de 30 kilómetros entre unas cosas y otras…

Próxima parada Cadrete.

Datos

Datos frikis de la carrera sacados de Tempo Finito

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 35 km

Desnivel positivo: 2200 m+

Tiempo neto: 4:01:18

Clasificación: 26 de 184 corredores

LINKS

Track Wikiloc oficial

Web de la carrera

Clasificaciones

OPINIÓN PERSONAL

Carrera muy bonita. El bucle de los mallos es espectacular, pocas carreras podrán tener ese nivel de paisajes. El bucle de Loarre es más normalito, no es feo para nada, pero claro, al lado de los Mallos de Riglos casi cualquier cosa parece poco. A pesar de que los paisajes de esta segunda parte son más humildes le han sabido sacar buen partido. La subida a Santa Marina y la bajada por el Barranco Forcallo son muy bonitas.

A nivel de organización está muy bien. Bastantes avituallamientos, voluntarios muy majetes, buen marcaje y buen ambiente en meta. No se puede pedir más.

7332_evento_8358_cartel_1f1e8bcc8f.jpg