Miravalles (1.966 m)

01/08/2015 – MIRAVALLES DESDE TEJEDO DE ANCARES

Los Ancares conforman el extremo occidental de la Cordillera Cantábrica, allí donde la cadena montañosa, más o menos uniforme, se convierte en una amalgama de macizos de pequeño tamaño que se dispersan por todo el territorio gallego. Son montañas que no superan los 2.000 metros, pero donde encontramos paisajes espectaculares con algunos valles profundos de origen glaciar, bosques bien conservados y mucha fauna que aprovecha la tranquilidad de estos lares para campar a sus anchas.

P1100668

Cabras montesas en la cresta Norte del Miravalles.

El Miravalles una de las montañas más visitadas y más altas de los Ancares. Con varias rutas de acceso, la más concurrida es la que parte del Puerto de Ancares por el cordal SO y la que nosotros hemos utilizado es una de las menos conocidas, que parte del pueblo leonés de Tejedo de Ancares.

tejedo

Croquis. Fuente: IGN.

EL RECORRIDO

Llegamos a Tejedo de Ancares (990 metros) a eso de las 10 de la mañana. Apenas 10 grados y cielos despejados, buen día para caminar.

Comenzamos a andar en el extremo Oeste del pueblo. Junto a la carretera hay un cartel que indica el inicio de la senda: “Miravalles 3h”. Seguimos esa senda que sube metros entre las últimas parcelas del pueblo. Salimos a una pista, y enseguida tendremos una bifurcación, donde tenemos que coger una vieja pista en mal estado que sale a la derecha, cuesta arriba.

P1100587

Vamos dejando abajo el valle de Ancares.

Pasaremos una barrera y seguiremos caminando en suave ascenso por la vieja pista, paralelos al valle por donde discurre la carretera pero siempre ascendiendo.

La pista gira al Norte y se interna en el valle de Miravalles. En la cota 1300 la pista termina y comienza una bonita senda. Estrecha, con bastante vegetación pero bien marcada, nos permite ascender por este recóndito valle, ganando metros de manera suave.

P1100600

Senda que discurre por un frondoso bosque.

Tras un primer estrechamiento, llegamos hasta una amplia pradera rodeada de riscos en la cota 1500, por donde discurre un arroyo. Es un lugar idóneo para parar y picotear algo a media mañana.

P1100604

Pequeña llanura en la cota 1.500 perfecta para hacer una parada.

Retomamos la marcha y superamos otro estrechamiento. La senda es algo más difusa pero se deja seguir sin demasiada dificultad, además hay hitos en las zonas más conflictivas que ayudan a orientarse.

Alcanzamos una segunda pradera, más pequeña, en la cota 1600. Aquí tenemos dos opciones, seguir por la senda dirección Norte para alcanzar el cordal o tirar directos a la cima del Miravalles que queda justo a la izquierda. Vimos bastante vegetación y preferimos seguir por la opción más larga y cómoda: seguir por la senda.

Una tercera pradera precede al cordal, que se alcanza mediante un último repecho fuerte por una zona rocosa. Ya en el cordal, la pendiente disminuye y la senda casi desaparece. Cuidado en esta zona con niebla, es amplia y llana y parece fácil desorientarse.

P1100646

La cima del Miravalles ya a la vista.

Por el cordal, seguiremos dirección O, buscando la cima del Miravalles. En lugar de seguir por el cordal y la escarpada cresta, la senda baja unos metros hasta colocarse unos 100 metros de desnivel por debajo de la cumbre del Miravalles. Un gran hito señala este punto. Allí tenemos dos opciones, subir por la canal de hierba de la derecha o de la izquierda (visto desde abajo). Nosotros subimos por la derecha y bajamos por la izquierda. La canal de la izquierda es más cómoda y tiene menor pendiente y el acceso final a la cima es mucho más cómodo, pues empalma con la senda que viene del Puerto de Ancares.

P1100650

Tramo final a la cima.

Alcanzamos el collado por la canal de la derecha. De aquí a cumbre hay que superar un tramo escarpado y algo expuesto de hierba. Lo hicimos sin dificultad, pero cuidado con el terreno mojado. Hacemos cima: Miravalles (1969 metros)vértice geodésico y un par de buzones, ya se ve que estamos en una cima emblemática.

P1100663

Cima y buzones del Miravalles.

Unas fotos en la cima y salimos corriendo por la cantidad de bichos que hay. No sé que pasa en la Cantábrica, pero lo de los bichos en las cimas es exagerado. En el colladete Sur que da acceso a la canal de hierba por donde descenderemos, paramos a comernos el bocadillo.

P1100656

Bonitas vistas hacia Asturias.

Desde ese balcón disfrutamos de las vistas que tiene esta hermosa cima. Tenemos en frente el extremo Sur de Asturias, Muniellos y las montañas del cercano concejo de Ibias.

P1100674

La Hoya de Ancares en el descenso.

Tras un rato descansando al Sol, retomamos la marcha. Descendemos al hito bien visible y desde ahí por el mismo camino de ascenso hasta Tejedo de Ancares (990 metros).

P1100678

Iglesia de Tejedo de Ancares.

Otra bonita ruta en la Cantábrica, la última de nuestras vacaciones.

DATOS TÉCNICOS

Distancia recorrida: 16 kilómetros.

Desnivel positivo acumulado: 1000 m+

Cartografía: Visor IGN.

Tiempo neto: 5 horas y 30 minutos.

Mustallar (1.924 m)

30/07/2015 – MUSTALLAR. TECHO DE LA PROVINCIA DE LUGO.

Ascensión clásica al pico más alto de la provincia de Lugo, el Mustallar (1935 metros) desde el pueblo de Piornedo de Ancares en una tarde revuelta de verano. Ruta muy llevadera, con una buena senda que nos lleva desde la aldea de Piornedo hasta la misma cima, solamente al final, la última pala del Mustallar nos pondrá alguna dificultad al ser algo más inclinada.

Entorno aislado, rural y con mucha fauna. Durante esta breve ruta vimos más de 30 rebecos correteando por las laderas del Mustallar y la vecina Peña Longa (1881 metros).

Iglesia de Piornedo, junto al inicio de la senda que asciende al Mustallar.

Iglesia de Piornedo, junto al inicio de la senda que asciende al Mustallar.

A Piornedo de Ancares llegamos desde León por el Puerto de Ancares. Es un pueblo muy pequeño, pero se puede aparcar sin problemas en la entrada del mismo.

Piornedo, el pueblo lucense de las pallozas.

Piornedo, el pueblo lucense de las pallozas.

EL RECORRIDO

Llegamos a Piornedo de Ancares (1100 metros) a las 4 de la tarde. Hora poco habitual para comenzar una ascensión pero el día tampoco ha sido un habitual día de verano. Ha estado lloviendo toda la mañana, así que esperamos a la tarde donde la meteo da una pequeña tregua, no llueve pero hay una niebla densa que cubre todo el pueblo de Piornedo. Un café en la cantina del pueblo y comenzamos a andar.

Subimos por las calles del pueblo, donde van apareciendo algunas de las curiosas pallozas que dan popularidad a la aldea. Llegamos a la capilla de San Lourenzo, en la parte alta del pueblo, junto a ella nace la senda que sube al Mustallar (hay un panel indicador que explica la ruta).

Comenzamos a andar por la senda, entre los brezos. Es cómoda, ancha y no tiene pérdida. Sube de manera constante pero llevadera hasta la cota 1400. Allí desciende unos metros hasta el arroyo de Veiga Cimeira y su pequeño valle de origen glaciar.

Tras cruzar el arroyo por un pequeño puente de madera, seguimos avanzando por la ancha senda, perfectamente marcada. Pasaremos junto a una vieja braña con su caeta ya derruida y haremos un último esfuerzo para alcanzar el collado que separa el Mustallar de Peña Longa.

Al llegar al collado que separa Mustallar de Peña Longa y Lugo de León, la niebla se disipa y las vistas se abren hacia ...

Al llegar al collado que separa Mustallar de Peña Longa y Lugo de León, la niebla se disipa y las vistas se abren hacia el valle leonés de Burbia.

Hasta el collado hemos ido inmersos en la niebla pero en el mismo collado la niebla despeja y nos deja ver toda la zona leonesa de los Ancares y las cimas colindantes, así como la última pala al Mustallar, que tenemos justo a nuestra derecha.

Mustallar desde el collado, aunque queda una buena pala por ascender.

Mustallar desde el collado, aunque queda una buena pala por ascender.

Tras hacer un pequeño descanso, retomamos la marcha, por la senda que sube hasta la cima. La pendiente se va acentuando y cada vez se hace un poco más duro, pero los paisajes compensan, más cuando tenemos a mano derecha un impresionante mar de nubes cubriendo toda la zona gallega de los Ancares. También identificamos otras cimas: además de la cercana Peña Longa, asoma al Norte el Cuiña (1992 metros), cima más alta de los Ancares.

Peña Longa (1881 metros) y Cuiña (1992 metros) en segundo término, desde la pala cimera del Mustallar.

Peña Longa (1881 metros) y Cuiña (1992 metros) en segundo término, desde la pala cimera del Mustallar.

Tras un último esfuerzo alcanzamos la cima del Mustallar (1935 metros).

Cima

Cima.

Arriba aprovechamos para descansar un buen rato, mientras comemos algo junto al hito cimero y nos entretenemos en identificar a los rebecos que andan correteando por las laderas de las montañas que nos rodean. Los hay a decenas, por todas partes.

El cordal retiene al mar de nubes, que queda hacia el lado gallego.

El cordal retiene al mar de nubes, que queda hacia el lado gallego.

El descenso lo realizamos tranquilamente por el mismo camino. Al abandonar el collado e introducirnos en la niebla, comienza a llover de nuevo y así seguirá hasta llegar de nuevo al pueblo de Piornedo (1100 metros), donde llegamos completamente calados.

Comenzamos a descender, las nubles pronto nos engullirán.

Comenzamos a descender, las nubles pronto nos engullirán.

Concluimos así una jornada de montaña rara, casi improvisada. Al final hemos salvado un poco el día, que ya habíamos dado casi por perdido. La naturaleza nos ha regalado un mar de nubes y una última parte del recorrido libre de nieblas, quién lo iba a decir teniendo en cuenta el tiempo que hacía en Piornedo al comenzar a andar. Dejamos para otra ocasión la ascensión desde Burbia, que era el plan inicial y que finalmente no realizamos durante estas vacaciones.

DATOS TÉCNICOS

Distancia : 12 kilómetros.

Desnivel positivo acumulado: 900 m+

Tiempo neto: 3 horas y 30 minutos.

Cartografía: Visor IGN.