Mont Ténibre (3.031 m)

21/08/2017 – MONT TÉNIBRE DESDE SAINT ÉTIENNE DE TINÉE

Gran ascensión a este conocido tresmil de la zona desde el valle de la Tinée, concretamente desde el bello pueblo de St. Étienne de Tinée, situado 1900 metros de desnivel más abajo que el propio pico, casi casi en línea recta.

La ascensión es muy completa y permite ver la evolución del paisaje conforme vamos ganando altura. Desde los bosques de la zona baja, a la roca que encontramos en la cota 3000, pasando por las praderas y lagos de montaña de las zonas medias.

P1130643

Lac de Rabuons (2.520 m) con el Tête des Chalanchas (2.960 m) a su izquierda. Una de las estampas más bonitas de la jornada.

La ascensión, con un total de 2.000 m+ y 25 km entre ida y vuelta es una buena paliza para hacer en el día, por ello, la mayor parte de la gente duerme en el refugio de Rabuons, situado junto al lago del mismo nombre, a más de 2.500 metros de altura. Nosotros decidimos hacerla en el día y nos salió bien la jugada, aunque tuvimos una agotadora jornada de montaña de más de 12 horas; de las que no se olvidan fácilmente…

EL RECORRIDO

Aparcamos el coche en St. Étienne de Tinée, en un amplio parking situado junto al río, con zona de caravanas. Amplio y cómodo. Comenzaremos a andar río arriba y cruzaremos el puente. Al otro lado veremos rápidamente la primera baliza con un cartel indicador: 4h al refugio de Rabuons, 6h al Mont Ténibre…

El sendero de subida se va internando en el bosque y gana altura de forma moderada. Es cómodo, bien hollado y no tiene pérdida.

P1130653

En el bosque, ascendiendo desde St. Étienne de Tinée.

En la cota 1700, aproximadamente, alcanzamos un mirador con una gran cruz, y muy cerca, una curiosa fuente artesanal de madera donde podemos refrescarnos. Las vistas son muy buenas, con algunos picos que superan los 2.800 metros de altura al otro lado del valle (Pal, Bolofré, Pierre Châtel…).

P1130522

Ganamos altura rápidamente. Abajo queda St. Étienne, y al otro lado del valle algunas cimas que rondan los 2.800 metros.

Sobre la cota 2100 el bosque va dando paso a praderas alpinas y la senda se hace algo más dura e inclinada. Casi sin darnos cuenta, alcanzamos la cota 2350 y llegamos al cruce con el Chemin de l’Énergie, un amplio camino casi horizontal excavado en la ladera de la montaña a mediados del siglo XX para realizar las obras de explotación hidroeléctrica y que ha perdurado hasta nuestros días.

P1130541

Atravesando un túnel en el precioso Chemin de l’Énergie. El refugio de Rabuons aparece en el extremo derecho de la foto.

Este sendero es muy muy cómodo y nos permite avanzar con facilidad. Atraviesa algunos túneles excavados en la roca y es muy bonito, con unas vistas espectaculares. Poco a poco nos acercaremos a un edificio de eléctricas (EDF) rehabilitado pero cerrado al público, situado junto al caudaloso barranco de Rabuons, y a escasos 10 minutos alcanzaremos el desvío al refugio de Rabuons, que queda apartado del camino principal, a unos 5 minutos, elevado en una colina.

Nos ha costado 4 horas llegar hasta el refugio, bueno, más bien hasta el Lac de Rabuons, que está al lado. Aquí aprovechamos a descansar y comer algo antes de acometer la ascensión final al Mont Ténibre.

Tras la parada, rodeamos el lago por su izquierda y llegamos hasta un pluviómetro. Ahora tocará ascender por camino sencillo unos 100 metros de desnivel hasta una segunda cuenca lacustre, donde se encuentran los lagos de Chaffour y Cimon, situados ya a más de 2.650 metros.

P1130643

Lac de Rabuons.

El entorno de los lagos de Chaffour y Cimon es muy bonito. Pasaremos por una pequeña llanura antes de acometer una nueva subida. En este punto comenzamos a dejar las praderas y la hierba a un lado para entrar en un mundo de roca.

P1130641

Lac du Cimon. Atrás, la pirámide casi perfecta del centro es el Corborant, que con 3.007 metros es el otro tresmil de la zona, mucho menos visitado que el Mont Ténibre.

A pesar de haber entrado en un mundo mineral, el camino sigue estando bastante bien marcado. En la cota 2750, la cosa comienza a cambiar. Tendremos aquí un pequeño caos de bloques que da acceso al último lago del día, el Lac de la Montagnette.

P1130583

Lac de la Montagnette, situado a 2.750 metros.

Pasado el lago, tendremos que alcanzar el Pas de Rabuons (2.872 m), collado que comunica con la vertiente italiana. Nosotros a la ida fuimos por el centro del vallecillo, buscando las zonas de hierba menos inclinadas y a la vuelta fuimos por un sendero que flanquea la ladera pedregosa del Roche Rousse (2.996 m), un espectacular casi-tresmil muy llamativo. Esta segunda opción es mucho más cómoda.

P1130580

Pas de Rabuons.

Ya en el collado, nos asomamos a la vertiente italiana. Un senderillo serpentea bajo la cresta de Brosse, con picos que rozan los 3.000 metros. Sorprende ver un pequeño refugio colgado de una ladera, bajo un collado, con la bandera italiana.

P1130585

Cresta de Brosse, ya en Italia, desde el Pas de Rabuons.

Desde el Pas de Rabuons, la ascensión se vuelve más dura. Debemos de superar una ladera de roca bastante empinada hasta alcanzar un falso collado con un gran hito de roca bien visible desde el Pas de Rabuons. No hay pérdida, seguiremos los puntos rojos pintados en las rocas. Hay un tramo donde el camino se vuelve más quebrado y quizá tengamos que apoyar las manos, pero no hay peligro ni exposición.

P1130590

Tramo a superar desde el Pas de Rabuons. Es más fácil de lo que parece.

Ya en el falso collado, aparecerá ante nosotros el último tramo, con la cima y las dos grandes cruces de la misma. Este último tramo es sencillo al principio, con sendero bien marcado, pero antes de alcanzar la cima tiene un pequeño paso aéreo.

P1130596

Último tramo a cima, ya se ven las dos cruces y un montañero. Estamos cerca.

El paso aéreo es sencillo. Tiene algo de exposición a mano izquierda por lo que habrá que ir con cuidado, especialmente con roca mojada. No superará el I, es asequible y al alcance de cualquier persona sin vértigo y acostumbrada a la montaña.

Tras superar el paso, llegamos a un colladito y la cima ya está a apenas 20 metros por terreno rocoso… conseguido. Nuestro primer tresmil en los Alpes 🙂

P1130618

En la cima. A mano derecha (creo que) aparece el Lac Fer. Al fondo, la estación de ski de Auron.

En la cima disfrutamos de unas vistas increibles. Destaca, de nuevo el Monviso que ya divisamos desde el Mont Mounier, hace un par de días. También el macizo de Écrins, con algunos glaciares bien visibles a pesar de estar a casi 100 kilómetros de distancia.

P1130626

La vertiente italiana. Destaca el Monviso al fondo, con cierto parecido al Midi d’Ossau.

También merece la pena echar un vistazo a la vertiente de Rabuons por donde hemos ascendido. Desde aquí la vista es tremenda.

P1130614

Lac de Rabuons desde la cima.

El descenso lo haremos por el mismo lugar. Sin prisa pero sin pausa. Llegaremos a St. Étienne a las 8:30, ya casi de noche, tras un largo y provechoso día de montaña.

P1130605

Varias cabritas junto al Pas de Rabuons.

La ascensión es fácil técnicamente para ser un tresmil. Similar a algunos tresmiles fáciles del Pirineo, como Robiñera o Clarabides. Pero hay que tener en cuenta que aquí no hay pistas que nos ayuden a ganar desnivel en 4×4 ni teleféricos, hay que subir desde abajo, por tanto, los 2.000 metros de desnivel positivo están asegurados. Se necesita estar en forma.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 25 km

Desnivel positivo: 2.100 m+

Tiempo neto: 11 horas y 30 minutos

Mapa: Geoportail IGN France

Track Wikiloc

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

Mercantour es un Parque Nacional poco o nada conocido en España. Encontrar material de este parque en español es casi misión imposible. Nosotros conseguimos recabar información de algunas webs como AltitudeRandoRandOxygene o Randonée Mercantour.

También nos vino muy bien tener la guía de Mercantour de la editorial Rando, que compramos on-line en la librería Desnivel.

Mercantour es una zona con muchas posibilidades, poco masificada y más barata que otros macizos alpinos del Norte. Nosotros la elegimos pues nos permitía compaginar el turismo de mar con el de montaña, al tener la Costa Azul a menos de 60 kilómetros.

Mont Mounier (2.817 m)

19/08/2017 – MONT MOUNIER DESDE EL COL DE L’ESPAUL (VALBERG SKI)

El Mont Mounier se encuentra en el extremo Sur de los Alpes, en el Parque Nacional de Mercantour. Es un macizo calizo, casi desértico, entre los valles de los ríos Var y Tinée y muy cerca de ciudades de la Costa Azul, como Cannes o Niza. Podríamos considerar que es una de las primeras barreras montañosas importantes que encontramos en los Alpes si venimos desde el mar Mediterráneo.

Es un pico fácil de ascender. Hasta el Petit Mounier, cima previa, es un paseo si no fuera por el desnivel a superar. El camino es ancho y cómodo. A partir del Petit Mounier, comienza un tramo de cresterío fácil pero que puede impresionar a algunas personas que cuenten con escasa experiencia en montaña.

P1130490

Mont Mounier visto desde la cima del Petit Mounier (2.728 m)

EL RECORRIDO

Llegamos al Col de l’Espaul (1.749 m) a eso de las 10 de la mañana, tras no madrugar demasiado. Estamos de vacaciones y no dan tormentas por la tarde, no hay necesidad… A este collado se llega desde la estación de ski alpino de Valberg, por una pista asfaltada en buen estado. En el collado hay un parking con espacio para unos 15 coches.

Comenzamos a andar por la pista que parte del puerto y que se dirige a las granjas de la Colle, situadas bajo el murallón calizo de la cara Sur del Mounier. Pronto veremos una de las balizas o postes del Parque que nos indica que debemos de salir a la senda que nace a mano izquierda y abandonar la pista. Toda la ruta está balizada con estos carteles y con marcas rectangulares amarillas en las rocas, no hay pérdida. Pero cuidado, con niebla este monte puede ser muy traicionero y peligroso, debido a la planicie que atravesamos en la cota 2400 (Mont Démant).

P1130430

Cara Sur del Mont Mounier con las granjas de la Colle a sus pies.

El sendero se va acercando a la barrera rocosa que vemos desde abajo. Traza un zig-zag y poco a poco va ganando metros sin ninguna dificultad hasta plantarse encima. Allí, el camino se dirige al NO, buscando el lomo del Mont Démant (2.473 m), cima apenas relevante de este macizo que rodearemos por el Norte. Esta es la zona casi plana que comentaba en los párrafos anteriores y que puede ser peligrosa con niebla.

P1130436

Petit y Mont Mounier desde el lomo del Mont Démant.

Desde el lomo de la montaña vemos la parte final de la ascensión, con el Mont Mounier en todo su esplendor. Es una montaña enorme, con grandes pedreras de roca caliza. El entorno, seco y rocoso, recuerda y bastante al monte Cotiella del Pirineo Aragonés y al desierto de roca de la Erata de las Brujas, situado al NO de la cima pirenaica.

En este punto nos uniremos momentáneamente al sendero GR-5 que sube desde el cercano pueblo de Saint Sauveur sur Tinée. Este sendero de gran recorrido (marcas blancas y rojas) une Niza con el corazón del Parque Nacional de Mercantour.

Seguiremos por el mismo camino ascendiendo ya de forma más acusada hacia el lomo del Petit Mounier. En el extremo Oeste del cordal, conocido como Stèle Vallete (2.575 m), encontraremos una especie de vértice blanco en homenaje a unos militares de montaña de mediados del siglo XX.

P1130494

Stèle Vallete (2.575 m). Abajo, la estación de ski de Valberg.

Ya por el cordal, abandonaremos de nuevo el GR-5 para seguir por el lomo, ascendiendo al facilísimo Petit Mounier.

P1130442

Ascendiendo por el lomo del Petit Mounier.

En la cima de esta montaña, encontramos las ruinas de un antiguo observatorio astronómico. En la torreta que queda en pie, puede observarse una inscripción que creo recordar era “1938” y unas oxidadas escaleras que bajan a una especie de pozo. Obviamente, no quise seguir investigando… 😐

P1130493

Ruinas del antiguo observatorio en la cima del Petit Mounier.

Desde el Petit Mounier, la cosa se pone un poco más seria. Atravesaremos un pequeño tramo de cresta sin dificultad. De hecho, se puede hacer andando. No obstante, habrá que tener cuidado, pues hay algún tramo estrecho y hay caída a ambos lados.

P1130462

Una mirada hacia el Petit Mounier, desde la cresta al Mont Mounier.

Tras atravesar el tramo más rocoso, una sendita nos eleva por el lado Sur del cordal sin ningún problema. Superamos así la última ladera del Mounier y nos plantamos en su cima, nuestra primera cima de los Alpes 🙂

P1130475

Foto en la cruz cimera.

En la cima, hay una gran cruz de metal. un buzón con cuaderno y boli y un gran mojón de rocas. Las vistas son muy buenas. Nosotros llegamos a ver el Argentera (3.297 m) y el Monviso (3.841 m), ambos ya en suelo italiano. Dicen que, en días claros, se alcanza a ver la isla de Córcega… nosotros no tuvimos tanta suerte.

Tras un buen rato en la cima comenzamos el descenso… por el mismo sitio.

P1130485

Deshaciendo la fácil cresta del Mounier.

La vuelta transcurre sin sobresaltos, disfrutando del ambiente y de una temperatura muy agradable, dado el fresco viento que viene del Sur.

P1130454

Joven sarrio cerca del Petit Mounier.

Llegaremos al parking pasadas las 17 horas. Como es temprano, nos vamos a echar una cervecita a Valberg, que cuenta con un ambientazo a estas horas, con concierto de música en la calle incluido. Si disponemos de tiempo de sobra, también se puede visitar el cercano pueblo medieval de Roubion.

P1130508

El bonito pueblo de Roubion, colgado en las alturas del valle de Tinée.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 17,5 km

Desnivel positivo: 1.150 m+

Tiempo neto: 6 horas

Mapa: Geoportail IGN France

Track Wikiloc

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

Mercantour es un Parque Nacional poco o nada conocido en España. Encontrar material de este parque en español es casi misión imposible. Nosotros conseguimos recabar información de algunas webs como AltitudeRando, RandOxygene o Randonée Mercantour.

También nos vino muy bien tener la guía de Mercantour de la editorial Rando, que compramos on-line en la librería Desnivel.

Mercantour es una zona con muchas posibilidades, poco masificada y más barata que otros macizos alpinos del Norte. Nosotros la elegimos pues nos permitía compaginar el turismo de mar con el de montaña, al tener la Costa Azul a menos de 60 kilómetros.