Canchal de la Ceja (2.428 m) y Torreón (2.400 m)

01/09/2012 – CIRCULAR POR LA SIERRA DE BÉJAR

Ruta circular bastante exigente, recorriendo dos valles muy solitarios de esta Sierra de Béjar (Arroyo Malillo y Garganta del Trampal) y ascendiendo a las dos cimas más altas del macizo: Canchal de la Ceja (2428 metros) y el Torreón o Vértice del Calvitero (2400 metros), techos provinciales de Salamanca y Cáceres, respectivamente.

22

Garganta del Trampal.

A pesar de que la ruta no ofrece unas cifras demasiado llamativas (18 kilómetros y apenas 1100 metros de desnivel), no debemos subestimarla. La dureza de la excursión reside en lo agreste del terreno y en la ausencia de buenos senderos durante casi todo el recorrido. Además, para ponerle un poco de emoción, la ruta posee un par de trepadas, fáciles pero con ambiente, que le dan un punto extra de dificultad.

CROQUIS

Croquis de la ruta. Fuente: IGN.

La ruta es realmente completa. Pasaremos por lagunas, profundas gargantas y circos de origen glaciar. Quizá lo menos llamativo del recorrido sean las propias cimas, pues el cordal que las une es ancho y monótono y casualmente es la zona más concurrida de la Sierra. En definitiva, muy recomendable para buenos andarines a los que les guste recorrer parajes solitarios.

NOTA IMPORTANTE: Que el Canchal de la Ceja es el techo provincial de Salamanca es seguro. Sin embargo, no está tan claro que el Torreón sea el techo de la provincia de Cáceres. Lo primero es aclarar a qué llamamos Torreón, pues en los mapas aparecen contradicciones. En prácticamente todos los mapas que he consultado se conoce como Torreón a la cota 2400 llamada Calvitero según IGN, vértice geodésico. Ojo porque en IGN el Torreón es otra cota cercana.

La altura oficial según IGN de este Calvitero o Torreón es de 2399,336 metros. La otra cota en disputa por obtener el título de techo provincial de Cáceres, es La Covacha. Según el IGN la altura oficial de la Covacha es de 2395,013 metros.

Lo que me parece es que el IGN cuenta la altura sobre la que se sitúa el vértice, y el vértice del Torreón está sobre una construcción en forma de torre. La diferencia entre ambas alturas oficiales es de 4,3 metros. Parece que para saber cuál es el verdadero techo provincial deberíamos saber cuánto mide esa torre y para mí que mide menos de 4 metros… por lo que casi podría asegurar que el techo “bueno” es el Torreón.

EL RECORRIDO

Llego a la Central del Chorro (1380 metros) a las 9 de la mañana, hace fresco, 9ºC, aunque teniendo en cuenta que en el Barco de Ávila el termómetro del coche marcaba 2ºC, casi hace hasta calor.

Comienzo a andar por el sendero PR que parte del parking de la Central, con destino a la Laguna del Duque o Laguna de la Solana. El sendero, marcadísimo, pasa por debajo de la gran tubería que baja desde la laguna a la central en varias ocasiones. El entorno es muy chulo, con el granito como protagonista, aunque es cierto que la tubería afea un poco el paisaje.

1

La gran tubería que baja de la Laguna del Duque a la central marca el paisaje en el primer tramo.

Llego a un cartel donde pone “Laguna del Duque. 45 minutos”. El cartel me marca izquierda, pero, por lo que he visto en el mapa, el “sendero oficial” da mucha vuelta y hay un posible atajo yendo paralelos a la tubería por donde baja el desagüe de la laguna.

El camino va por toda la roca. Se nota que este camino era el utilizado por la gente de la Central antaño, pues hay escalones de cemento y algunos pasamanos que han pasado a mejor vida. Con la roca seca no hay problema. Si ha llovido, mejor ir por el sendero PR para evitar resbalones.

Usando el atajo, me planto muy rápido en la Laguna del Duque (1600 metros). Los riscos de la Cuerda de los Asperones se reflejan en el agua de la laguna, muy chulo.

2-1

Laguna del Duque.

Voy bordeando la laguna por la derecha. El sendero bueno está a la izquierda, pero por la derecha no se va mal. La laguna termina y comienza la verdadera ascensión.

El sendero que debemos seguir no está demasiado marcado. Por fortuna, los hitos son abundantes y aunque perdamos el camino lo recuperaremos rápido. Se sube poco a poco, sin grandes pendientes. Sobre la cota 1900, el sendero se aproxima a la Angostura, un punto donde el valle se estrecha hasta el punto que parece que no vamos a poder continuar.

4

La Angostura, primer punto del día donde debemos “echar la mano”.

El sendero se adentra en el cauce de la garganta, completamente seco. Al frente tenemos un murallón con mala pinta. Los hitos nos dirigen a la derecha, por una estrecha canal. Hay que trepar un poquito, es fácil, no pasará de grado II y con la roca seca no plantea problemas.

Tras la trepada, seguiremos por terreno bastante caótico, de granito, sin apenas hierba. Ojo con los resbalones. Por este terreno, iremos avanzando hasta llegar a una extensa llanura, cerrada por un impresionante circo. A mano izquierda tendremos la famosa Portilla de Talamanca. Al fondo, el empinado corredorcillo por donde tenemos que subir al cordal que une la Ceja con el Torreón.

8

Circo del Arroyo Malillo, en la cota 2000.

Avanzaremos por la llanura, pasando junto a una charca casi seca y una zona de vivac. Comienzo a subir el corredorcillo. Tendrá una pendiente de 30º o así, con nieve buena se subiría muy bien. Sin nieve es algo incómodo, pues por el medio pasa un arroyo y hay mucha hierba resbaladiza. Es incómodo de subir.

10

Vistas del valle que acabamos de remontar desde el corredor.

Superado el corredorcillo, saldremos a una zona pedregosa, de menos pendiente. Ya solamente quedará subir unos 50 metros de desnivel hasta llegar al Cordal La Ceja – Torreón (2375 metros).

12

Hoya Moros desde el cordal.

En el cordal nos unimos con un buen sendero que conecta la Plataforma del Travieso con el Torreón. Aquí, decido irme a la izquierda (dirección Sur), para ascender el Torreón.

13

Con el Torreón a la vista desde el cordal, antes de superar el Paso del Diablo.

Avanzamos por el ancho y desértico cordal hasta llegar a un paso algo complejo. Es el llamado Paso del Diablo. Es una chimenea de grandes bloques, bastante vertical, equipada con una cadena. Se baja peor que se sube. No pasará de grado II, pero debo de reconocer que desde arriba parece algo más. Sé que se puede evitar por los lados, pero ya metidos en faena se baja bastante bien y no fue necesario.

Superado el Paso del Diablo, la cima queda a tiro de piedra… El Torreón o Calvitero (2400 metros), donde hay una pequeña torreta y encima el vértice geodésico. Desde la cima, las vistas son buenas en un día despejado como éste. Alcanzo a ver la Peña de Francia al Oeste, y el Circo de Gredos al Este. Más cercano, el macizo de la Covacha.

16

Cima del Torreón, techo de la provincia de Cáceres.

Vuelvo por mis pasos, subiendo sin dificultades el Paso del Diablo y bajando hasta el collado 2308 que separa La Ceja del Torreón. En esta zona las vistas son muy buenas a mano izquierda, divisando toda la Hoya Moros (circo glaciar), donde nace el río Cuerpo de Hombre, y la cara Norte de los Dos Hermanitos.

18

Por el cordal, hacia el Canchal de la Ceja.

Ahora toca remontar la suave ladera Sur del Canchal de la Ceja, llana y sin mucho chiste. Debe de ser muy traicionera en días de niebla, pues es casi una meseta. Siguiendo los hitos llegaremos al punto más alto… Canchal de la Ceja (2428 metros), hito cimero y buzón con forma de cohete.

19

Cima del Canchal de la Ceja, techo provincial de Salamanca.

En la cima coincido con un montañero muy majete que conoce bien la zona y me explica distintas rutas que desconocía. Tras las fotos de rigor, comienzo el descenso hacia las lagunas del Trampal.

Desde la cima, se ve el sendero que baja a las lagunas, muy marcado. Podría pensarse que ese sendero llega hasta la Central del Chorro, pero no es así. Ese sendero lo hace la gente que viene desde la Plataforma del Travieso y solamente llega hasta la Laguna Mediana del Trampal. A la bajada tocará luchar con el brezo nuevamente.

23

Laguna pequeña del Trampla, la más alta.

Para bajar a las lagunas, bajo unos metros como si fuera a la Plataforma del Travieso. Antes de llegar al evidente collado, me tiro a mano derecha por una pedrera de mediana inclinación del circo que conforma la cara Norte del Canchal de la Ceja. Esta pedrera me deja en una zona de charcas, antesala de las dos lagunas más altas del Trampal, donde llego en pocos minutos.

24

Laguna mediana.

La más alta es de escasa profundidad, la mediana es la más bonita, no muy grande, pero muy bien situada bajo las paredes de la Cuerda de la Ceja.

25

Laguna bajera desde la mediana.

Para bajar de la mediana a la bajera, debemos hacerlo por una canal que queda a la derecha del desagüe principal (según se baja), hay hitos.

26

Terreno duro en la bajada a la última de las lagunas del Trampal.

Ya en la bajera, tocará flanquear por la derecha, por terreno muy incómodo, de grandes bloques, sin apenas referencias, hasta llegar a la presa de la Laguna Bajera del Trampal (2020 metros). Otro sitio muy chulo, donde aprovecho para comer y descansar.

27si

Laguna Bajera.

Tras una pausa de media hora, continuo mi camino, ahora por un sendero algo más marcado y bien mojonado. Pero no debemos relajarnos. Atravesaremos zonas poco claras de roca y brezo, donde es fácil perder la traza buena.

29

Vacas en la parte baja del valle.

Iremos bajando metros por la Garganta del Trampal, hasta llegar a una zona de praderas muy húmedas donde pasta el ganado. Estas vacas de Ávila parecen toros de lidia… no termino de acostumbrarme. Tras esquivar a las reses, cruzaremos una acequia y ya iremos girando poco a poco a la derecha hasta llegar de nuevo a la Central del Chorro (1380 metros).

Sin llegar a la grandiosidad del Circo de Gredos, esta zona de la Sierra de Béjar posee rincones muy chulos y bastante más solitarios. Esta ruta me parece de lo mejorcito que he hecho por el Sistema Central.

DATOS TÉCNICOS

Distancia recorrida: 18 kilómetros

Desnivel positivo acumulado: 1150 m+

Cartografía: Sierra de Béjar. Macizo de Gredos Occidental. Escala: 1:30.000. Editorial Piolet.

Tiempo neto: 5 horas (ritmo ligero)

 

Corral del Diablo (2.366 m)

18/07/2014 – RUTA DE LAS CUATRO LAGUNAS. GREDOS OCCIDENTAL.

Gran jornada de montaña en el macizo occidental de Gredos. Casi 30 kilómetros para realizar una larga circular, muy completa, recorriendo gargantas, lagunas, collados… territorio agreste, solitario y muy auténtico. Soledad que siempre echo de menos en el vecino macizo central, donde sus montañas son apenas 200 metros más altas.

P1080581

Laguna de los Caballeros y picos del Juraco y la Covacha, rozando los 2.400 metros.

El recorrido parte de un parking cercano al pueblo de Nava del Barco. El ascenso lo realizaremos por la Garganta de la Nava, con su espectacular circo glaciar donde se asienta la laguna de la Nava, primera del día. Desde allí remontaremos el valle hasta alcanzar el collado que da acceso al Corral del Diablo, única cumbre del día.

Volveremos al collado, desde allí, un tortuoso camino nos deja en la Garganta de los Caballeros, en su parte final, donde encontramos la Laguna de los Caballeros. Una dura subida desde la laguna nos deja en el Alto de la Cruceta, collado a 2350 metros que permite conectar con la Garganta de la Vega. En el primer tramo de descenso, el más agreste, encontramos la Laguna Cuadrada, y ya en el fondo del valle, la inmensa laguna del Barco. Una larga vuelta al parking recorriendo toda la Garganta de la Vega nos dejará en el coche con las últimas luces del día.

croquis

Croquis de la ruta. Fuente: IGN.

EL RECORRIDO

Tras el largo viaje desde Madrid, comenzamos a andar a las 10:15. Estamos en el parking de Nava del Barco (1170 metros; 0 horas), hace calorcete, unos 22 grados y los cielos despejados.

Andamos por la pista que asciende levemente, entre campos de labor. La pista comienza a descender poco a poco hasta el puente de las Juntas. Aquí cruzamos el cauce del arroyo que baja de las dos gargantas que hoy recorreremos. Tras el puente el camino se bifurca, a la derecha iríamos a la Garganta de la Vega, por donde descenderemos. Si seguimos recto, siguiendo los postes con marcas blancas y amarillas del PR – AV 39, iremos a la Garganta de la Nava. Tomamos esta segunda opción, aunque la ruta, al ser circular, puede realizarse en cualquiera de los dos sentidos.

La pista acaba, cruzamos una valla para el ganado, y nos metemos de lleno en la amplia Garganta de la Nava. El valle es todavía amplio, las vacas pastan plácidamente en las praderas y el río baja abundante… bonito paisaje.

P1080514

Ascendiendo por la laguna de la Nava.

Al fondo ya se ve todo el circo glaciar y se intuye que la ruta se va a volver más dura y agreste con el paso de los kilómetros.

Vamos subiendo tranquilamente, pasaremos cerca de un refugio de pastores y llegamos al estrangulamiento de la garganta, donde las praderas dejan paso al granito. La senda comienza a estar más marcada y llena de hitos. Hacemos varios zig-zags, cómodos y llegamos a un amplio “plateau” situado a casi 1900 metros y que es la antesala de la laguna de la Nava. El paisaje es espectacular, muy alpino y agreste.

P1080530

Parte más agreste de la Garganta de la Nava, antes de alcanzar la Laguna de la Nava.

Una última y breve subida nos deja en la Laguna de la Nava (1940 metros; 2 horas y 45 minutos). Una pasada de sitio. Un circo glaciar de orientación Norte que todavía guarda neveros. Varias cascadillas caen a la laguna por las paredes de granito.

P1080555

Laguna de la Nava.

Aprovechamos a descansar un rato en la pequeña presilla de piedras y llenamos las cantimploras en una surgencia cercana. Las cabras corretean por todas partes, en la subida hemos visto varias familias y aquí comienza a haber en abundancia.

P1080577

Las cabras montesas están por todas partes.

Tras casi 20 minutos de descanso, retomamos la senda. El paisaje cambia radicalmente, pasamos de la escarpada garganta a un suave valle recubierto de brezo, donde la roca apenas asoma. Apenas 2 kilómetros separan la laguna del amplio collado que da acceso a la Garganta de los Caballeros. Subimos siguiendo el cauce de un arroyuelo, fuera de senda, se nota que la gente llega solo hasta la laguna.

En el collado, conocido como “Barrerón de las Hoyuelas Bajas” según IGN, mi novia se queda descansando mientras yo subo a la cercana cumbre del Corral del Diablo. Para ascender cómodamente, deshago unos 200 metros, y cojo una pala pedregosa de inclinación moderada. Es mejor hacer esto que subir directamente desde el collado, pues el brezo lo cubre todo y es imposible avanzar.

P1080563

Subida entre el brezo para alcanzar la cumbre del Corral del Diablo.

La pala pedregosa nos deja ya cerca del cordal. Atravesamos una zona de brezo poco vestida y luego algunos canchales sin ninguna dificultad. Pronto avistamos el enorme hito cimero: Corral de Diablo (2366 metros; 4 horas y 15 minutos). Buenas vistas del circo glaciar por el que acamos de pasar, que queda 400 metros más abajo. También buenas vistas de la Covacha (2396 metros) y el Juraco (2383 metros), los gigantes de este macizo.

P1080565

Cima del Corral del Diablo.

Unas fotos y para abajo al trote. Me reuno con mi chica apenas 15 minutos más tarde. Está pelada de frío y no es para menos, hace un día más propio de octubre que de julio y desde los 2000 metros llevamos puesto el cortavientos.

Tras comernos el bocata, retomamos la ruta. Ahora toca bajar a la Laguna de los Caballeros por una senda poco marcada. Los hitos nos ayudan a avanzar pero en algunos puntos no está claro del todo. Hay mucho brezo, lo que no ayuda mucho.

Con paciencia, vamos avanzando hasta alcanzar la Laguna de los Caballeros (2020 metros; 5 horas y 45 minutos). Unas fotos de este bonito lugar y a seguir subiendo. Descarté subir al collado de la Portilla Honda porque en el mapa de Piolet no marca senda, aunque en el libro de Senderismo para masoquistas sí que marca la ruta por ese collado. Subir por el Alto de la Cruceta aumenta el desnivel y los kilómetros, aunque seguramente la ruta gana en espectacularidad al pasar entre la Covacha y el Juraco.

P1080584

Laguna de los Caballeros.

Comenzamos a subir al Alto de la Cruceta, primero por pedrera bien marcada y luego por el cordal, atravesando lanchas de granito donde tiramos de adherencia, muy entretenido.

P1080588

Subiendo al collado que separa la Covacha y el Juraco.

La subida es común con la ruta normal a la Covacha y está muy bien marcada con hitos.

P1080591

Llegando al collado, atrás queda la Garganta de los Caballeros.

Con esfuerzo, alcanzamos el collado. Son las 17:30 de la tarde, sin duda, hoy va a ser un día largo.

P1080593

Garganta de la Vega desde el collado.

Tras un breve descanso, comenzamos a bajar. La primera parte es la más escabrosa. Mucho granito, algunos neveros y paisaje muy alpino, espectacular.

P1080598

Agreste bajada a la laguna Cuadrada.

Tras bajar más de 300 metros de desnivel de forma laboriosa, alcanzamos la Laguna Cuadrada (2080 metros; 8 horas y 15 minutos). Aprovecho para coger agua de una cascada y para abajo.

P1080605

Laguna Cuadrada.

Seguimos hitos en todo momento, está muy bien marcado, aunque no hay apenas senda, porque todo el rato andamos por granito.

De la Laguna Cuadrada a la Laguna del Barco, hay un primer tramo escarpado donde hay que destrepar una chimenea (I+). Después, lo de siempre, terreno incómodo, del que cuesta avanzar, mucha roca… Gredos 100%.

P1080612

Pequeño destrepe descendiendo a la Laguna del Barco.

Por fin alcanzamos la Laguna del Barco (1780 metros; 9 horas), la recorremos por su borde hasta alcanzar la presilla, donde volvemos a tomarnos otro breve descanso.

P1080608

Alcanzando la Laguna del Barco.

Apenas quedan 3 horas de sol y tenemos por delante 8,5 kilómetros de ruta, hay que poner el “turbo”.

Comenzamos andar por la margen izquierda. Recorremos zonas encharcadas, muy verdes, repletas de vacas pastando. Tras un primer tramo muy llano, la garganta se retuerce un poco y pasamos por varias zonas de lanchas de granito y alguna cascadeta. Muy chulo.

P1080629

Largo descenso por la Garganta de la Vega.

Alcanzamos un refugio, allí, una senda balizada comienza a subir a la izquierda, no la cogemos, es el PR AV-36 que va al Puerto de Umbrías. Nosotros seguimos valle abajo. La calidad de la senda disminuye por momentos. Sigue habiendo algunos hitos pero no está nada marcado.

Cruzamos el arroyo y ya en el otro lado comienza la lucha con el brezo. Nos desorientamos un poco y perdemos la débil senda en alguna ocasión.

Poco antes de conectar con la pista que lleva al puente de las Juntas, llegamos a una amplia zona de praderas donde la senda desaparece por completo. Aquí el truco es seguir en leve descenso, en diagonal, sin perder la referencia del arroyo, bastantes metros más abajo. Cruzaremos algunos muretes de piedra (sin valla). Si hemos tenido suerte, veremos unas rodadas de 4×4 y enseguida una valla verde grande que impide el paso de vehículos.

Estamos en la ansiada pista. Son las 9:30 de la noche y con las últimas luces recorremos al trote los últimos kilómetros de pista hasta el puente de las Juntas y del puente al parking de Nava del Barco (1180 metros; 11 horas y 45 minutos), que alcanzamos con las últimas luces.

Ahora toca bajar al Barco de Ávila, a cenar como Dios manda, que nos lo hemos ganado…

P1080622

Laguna del Barco.

DATOS TÉCNICOS

Distancia recorrida: 29 kilómetros

Desnivel positivo acumulado: 1750 m+

Tiempo neto: 9 horas y 30 minutos.

Cartografía: Sierra de Béjar. Escala: 1:30.000. Editorial Piolet.