Carrera por montaña Sierra de Luesia 27K – Edición 2019

CXM Sierra de Luesia – 27,5 KM y 1650 m+

Este año 2019, la carrera por montaña Sierra de Luesia celebraba su octava edición. Una carrera veterana y ya asentada en el calendario aragonés, que cuenta con unos atractivos indiscutibles: los bosques y sendas de la zaragozana Sierra de Luesia, en las Altas Cinco Villas.

IMG_2951

Paisaje de media montaña: Sierra de Luesia.

A pesar de estar en el prepirineo, la carrera tiene unos desniveles muy acusados, especialmente en el primer tramo, con el ascenso y posterior descenso del Puy Moné (1.303 m). Sin ser una carrera técnica, posee muchos kilómetros de senda y bastantes kilómetros de sube y baja, rompepiernas, lo que impide que sea un recorrido muy rápido.

IMG_2882

Luesia.

La carrera es muy disfrutona, con unas paisajes de media montaña muy agradables, que invitan a correr. Muchos kilómetros por bosques, hayedos, que disminuyen la sensación de calor… Una carrera que merece la pena conocer.

ANÁLISIS DEL RECORRIDO Y CRÓNICA PERSONAL

A las 9:15 de la mañana se daba la salida desde la plaza Mayor de Luesia. Buen ambiente en la salida conjunta de las dos distancias: 27k y 15k.

Alfredo Miana

Salidaaaaa!!!. Foto: Alfredo Miana. Extraída del Facebook de la organización.

Los primeros metros discurren por las calles del pueblo hasta tomar la carretera. Saldremos del pueblo y nos internaremos muy pronto en el Barranco de la Bal, todavía por pista asfaltada. A los 2 kilómetros de pista giraremos a la izquierda y comenzaremos a pisar hierba, siempre en suave ascenso. Comienza aquí la subida al collado de la Bal de Aragües.

IMG_2956

La Bal.

La subida se realiza por senda y asciende unos 300m+ en 2 kilómetros. No es especialmente dura y se deja correr, aunque en algunos tramos tocará andar.

En esta primera subida me voy colocando en el “grupo perseguidor” dejando marchar a los “buenos” que llevan un ritmo inalcanzable para mí. Rondaré el top 10, voy cómodo, ni me adelantan ni adelanto, y en esta línea marcharé los próximos kilómetros.

Tras alcanzar el collado, toca una bajada fácil por un sendero a media ladera que nos deja en el Barranco de Valdiguara o Bal d’Iguara, donde se encuentra el primer avituallamiento. En la bajada, noto como el tobillo sigue un poco tocado desde la torcedura que tuve en Riglos hace ya más de dos meses. Decido no forzar y bajar “sin meter quinta”.

Tras el avituallamiento, comienza la subida más dura del día, al Puy Moné. Son unos 250m+ en apenas 1 kilómetro. Subimos “a saco” por una ladera donde hay bastante roca suelta y poca vegetación. Es fácil resbalar y echo mucho de menos los bastones… qué duro es esto!!!

Afortunadamente la subida acaba pronto, tocamos cima en el Puy Moné y para abajo. Tenemos por delante la bajada más larga de la carrera por el conocido como camino de los Malos Dientes, unos 500 m- en 2,5 kilómetros. Se hace por senda y es bastante cómoda en su inicio, aunque la última parte se estrecha y hay más piedra suelta.

IMG_2940

Cima del Puy Moné.

En la bajada, adelanto a dos corredores y me adelantan otros dos. Las fuerzas siguen intactas y continúo muy animado. Estoy disfrutando mucho a pesar del tobillo que me duele en las bajadas.

Estamos en el km. 9. Casi llegamos a tocar el valle del río Arba de Luesia pero un desvío nos lleva a mano derecha. Comienza una nueva subida por sendero de apenas 120 m+, es la primera de las tres “tachuelas” que tenemos en los próximos 5 kilómetros que, la verdad, engañan bastante. Sobre el papel parecen kilómetros rápidos donde se puede apretar, pero veremos pronto que no es así.

Tras coronar un colladito conocido como collado de Peña Cerbera (931 m), comienza un descenso rápido por buena senda que nos deja en el famoso Pozo Pígalo, una badina natural situada en un enclave precioso. Aquí encontramos el segundo avituallamiento del día.

Pasaremos junto al pozo, que lleva mucha agua, y seguiremos pegados al cauce del río, para después remontar a mano izquierda y pasar junto a un refugio (refugio del Curro). En este punto comienza la segunda “tachuela”, una subida durilla por bosque de casi 150m+.

IMG_2919

La quebrada cara Norte de la sierra de Luesia.

Un descenso muy suave nos dejará ya en el llamado Barranco de las Raíces. Sin tiempo para tomar aliento, comienza la tercera “tachuela”, que conecta este barranco con el de Huértalo, el principal cauce de la cara Norte de la sierra de Luesia.

EricalaFosa-BrunoGaspar

Subiendo a Erica la Fosa. Foto: Bruno Gaspar. Extraída del Facebook de la organización.

Si hemos sobrevivido a estas tres “tachuelas”, estaremos en el kilómetro 14 y por delante tendremos una nueva subida de 400 m+. La primera parte de esta subida discurre nuevamente por bosque, por una senda que zigzaguea hasta alcanzar el collado Erica la Fosa (1.120 m). El segundo tramo se hace por la llamada cresta del Malpaso, un espolón que se desprende de la cima del Puy Fonguera (1.306 m) hacia el Norte y que, lejos de ser un sendero malo, es un tramo bastante cómodo y muy bonito, con unas vistas impresionantes.

Fotos subiendo por la cresta del Malpaso, de José Antonio Aldaz, extraídas del Facebook de la comarca de las Cinco Villas:

En esta subida sigo yendo bien y nos juntamos un grupete de tres corredores que alcanzamos juntos la cima del Puy Fonguera (nuevo avituallamiento). Apenas paro y seguimos a buen ritmo cuesta abajo.

IMG_2914

Buenas vistas al Santo Domingo desde el entorno del Puy Fonguera.

Una nueva senda por el conocido como Bal del Abellanar me hace pasarlo mal. Es un tramo corto, por hayedo, en un sendero con mucha hoja suelta y piedras escondidas que le dan la “puntilla” a mi maltrecho tobillo. Voy bien de fuerzas, pero no puedo apretar, qué rabia.

La senda desemboca en una pista y desde la pista comienza el último ascenso “largo” de la carrera, a la Punta del Siete (1.250 m). Primero alcanzaremos el llamado collado de las Neveras o collado del Correo (según el mapa que consultemos) y después subiremos por el lomo de la montaña en un tramo bastante más inclinado.

Aquí hacen acto de presencia los calambres en los aductores. Bufff, he bebido poca agua y eso me está pasando factura. Aguanto como puedo, hago cima y para abajo intentando no perder ritmo.

Bajo la cima de la Punta del Siete hay un kilómetro cómodo y casi llano por pista, antes de tomar el sendero que nos permitirá bajar por el hayedo de Gozopaño al Barranco de la Bal.

IMG_2892

Los hayedos cubren las cabeceras de los barrancos.

Bajada algo técnica y alcanzamos el último de los avituallamientos (el cuarto).

No llego a parar y sigo para adelante. En el avituallamiento me dicen unos niños muy majos que voy noveno y me animo un poco pero las fuerzas comienzan a flaquear y veo que va a ser imposible mantener este puesto.

Los continuos sube y bajas de los próximos dos kilómetros hasta alcanzar la Fuente Isicar me dejan seco, cómo engaña este tramo!! Con fortuna, llego a la última bajada en décima posición. Mi ritmo no es bueno, los aductores vuelven a amenazar pero mantengo el tipo como puedo.

El último kilómetro, llano, me permite correr a un ritmo decente. Entro al pueblo y tras callejear un poco… meta!!! Décimo puesto absoluto y un tiempo de 3 horas y 15 minutos largos, más del que pensaba pero, a decir verdad, la carrera me ha parecido mucho más dura de lo que tenía en mente.

marius_m

Llegando a meta. Foto: Marius.M

He disfrutado mucho pero también he llegado a meta muuuuuy tocado. Toca recuperar, hacer alguna tirada larga y curar bien el tobillo antes de la primera maratón del año, una vieja conocida: Bronchales.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 27,5 km

Desnivel positivo: 1650 m+

Tiempo neto: 3:15:53

Clasificación: 10 de 67

LINKS

Track oficial Wikiloc

Web de la carrera

Clasificaciones

OPINIÓN PERSONAL

Venía con muchas ganas de correr aquí después de no poder acudir el año pasado (estando inscrito) y la carrera me gustó muchísimo. Sí es cierto que no estábamos muchos en la distancia larga, pero la carrera cuenta con una organización excelente y con muchos medios.

Encontré bastantes voluntarios en el monte, drones grabando en las zonas más vistosas, un marcaje perfecto y un gran ambiente en la plaza del pueblo. Viendo el número de inscritos esperaba una carrera más humilde y en ese aspecto la carrera me sorprendió para bien.

El recorrido es ESPECTACULAR. Casi todo el momento iremos por senda y recorreremos bosques muy bonitos y crestas con unas grandes vistas. Otra carrera a tener muy en cuenta, quizá (y digo quizá porque no conozco todas) la carrera más bonita y más completa de la provincia de Zaragoza.

CARRERA

 

Anuncios

Puy Moné (1.303 m). Sierra de Luesia

Circular primaveral por la Sierra de Luesia

Unos kilómetros más al Sur que la Sierra de Santo Domingo y enclavada en el mismo espacio protegido, se encuentra la Sierra de Luesia. Es la primera formación montañosa de importancia de las Cinco Villas cuando subimos desde Ejea de los Caballeros hacia el Norte.

IMG_2919

Puy Moné desde la cara Norte de la montaña.

Sorprende que, a apenas 30 kilómetros en línea recta de las Bardenas exista un lugar así, con barrancos y hayedos más propios del Pirineo axial. Sin duda, estamos en una tierra de contrastes.

Captura

Croquis. Fuente: Wikiloc / IGN.

La ruta de hoy traza una circular partiendo de Luesia. Recorre el Barranco de la Val para acceder al cordal más oriental del macizo. Desde aquí, pasaremos a la vertiente Norte de la sierra donde se hayan los terrenos más agrestes. Bajaremos al fondo del Barranco de Huértalo por la cresta del Malpaso y subiremos después por la Loma Josepín. Haremos cima en Puy Moné para después bajar hasta el Barranco de Valdiguara. Desde allí, pondremos rumbo a Luesia para cerrar el círculo.

EL RECORRIDO

Tenía muchas ganas de conocer esta sierra. Tras estudiar diferentes opciones y recorridos para hacer en una mañana, me decanté por este que organiza todos los otoños la A.C. Fayanas: la Andada de Otoño de la Sierra de Luesia.

Confesado el plagio, ya puedo comenzar a relatar la ruta sin remordimientos de conciencia 🙂

IMG_2882

Primeros pasos. Luesia queda atrás.

El recorrido comienza en el propio pueblo de Luesia. Cruzamos la carretera y, ya al otro lado, tomaremos un sendero balizado conocido como “senda del correo” que tradicionalmente ha unido Luesia con Biel.

Luesia cuenta con una pequeña red de senderos locales balizados bastante interesantes (recorridos botánicos). Tienen carteles en los cruces, lo que ayuda bastante a orientarse para los que somos “de fuera”.

Volviendo a la ruta de hoy… tras subir por un tramo acondicionado a modo de escalera, enseguida entramos en una senda que se va internando en el pinar.

IMG_2890

Pinar y carrasca en los primeros kilómetros de la senda del correo.

La senda sube poco a poco y se va metiendo en el Barranco de la Val. El barranco, en realidad, queda abajo, pues avanzamos a media ladera de la Punta del Siete (1.250 metros) recorriendo sus tupidos bosques.

IMG_2892

En algunos tramos el bosque deja algunos claros que permiten tener una panorámica de la Sierra de Luesia.

El pinar y las carrascas van dando paso a las hayas y el paisaje se vuelve más espectacular por momentos. A los 5 kilómetros de ruta, abandonaremos la senda casi llana por la que íbamos para tomar una nueva senda más estrecha que nace a mano derecha y que sube muy decidida para coronar el collado de las Neveras.

IMG_2896

Impresionante hayedo: el Fayar de Gozopaño.

Hasta coronar el mencionado collado, tenemos 1 kilómetro en el que superaremos casi 200 metros de desnivel. Lo haremos a través de una zigzagueante senda por un hayedo, conocido como el Fayar de Gozopaño, muy muy bonito.

IMG_2902

Seguimos en el hayedo, poco antes de coronar el collado de las Neveras.

Alcanzamos una pista y llegamos al collado. Cruce de caminos. Desde aquí podríamos bajar a Biel o subir a la Punta del Siete pero seguiremos dirección Norte por una estrecha senda que evita la pista del cordal.

IMG_2908

Barranco de la Val desde la cabecera.

Por esta senda que evita la pista, obtendremos unas vistas alucinantes del pico Santo Domingo que tenemos a poco más de 5 kilómetros en línea recta.

IMG_2914

Santo Domingo. Detrás asoma el Bisaurín (2.670 m) con una buena nevada.

La sendita conecta de nuevo con la pista que tuerce a la izquierda para evitar la cima del Puy Fonguera (1.306 m). No la seguiremos. Estaremos atentos para tomar una nueva senda que sigue recto y que tiene un cartel que indica “senda del mal paso“. Esta senda se interna en la escarpada cara norte del cordal y atraviesa la “Escorrolla” para encaramarse a la cresta del Malpaso. La Escorrolla es una barranquera algo rota y empinada pero que se cruza sin ningún problema gracias a la senda.

IMG_2918

Bajando por el Malpaso.

Ya en la cresta del Malpaso nos daremos cuenta de que es un camino bastante cómodo. Eso sí, las vistas son tremendas, tanto a nuestras espaldas donde vemos todo el cordal del Puy Fonguera al Puy Moné, como hacia delante, con el Barranco de Huértalo a nuestros pies, cubierto de bosques.

IMG_2919

Puy Moné desde el Malpaso.

Bajaremos por una buena senda hasta encontrar un desvío a la izquierda. Esta nueva senda abandona el Malpaso antes de conectar con el GR-1 y se lanza al fondo del Huértalo por un camino estrecho y revirado. Estamos en el Paco de los Cuchareteros, una profunda umbría cubierta de hayas y pinos.

IMG_2925

Bajada al Barranco de Huértalo por una estrecha senda.

La bajada es muy entretenida, siempre por bosque, y nos deja en el cauce del Huértalo por donde apenas baja un hilo de agua, suficiente para que mi perro Peque se refresque.

La senda sigue atravesando la “jungla”, dirección al Pozo Pígalo, pero la abandonaremos pronto para tomar otra senda balizada que se dirige al Puy Moné por la Loma Josepín. Para mi sorpresa, esta subidita que tenemos por delante es la más expuesta y delicada de la ruta y no la del Malpaso. Ha resultado que la cresta ha sido una loma y la loma es una verdadera cresta, cosas curiosas…

IMG_2930

Subiendo a Puy Moné por la Loma Josepín.

La senda sube muy decidida hasta alcanzar una zona de roca (conglomerado). No es para nada difícil, pero tendremos que andar con cuidado en algunas zonas un poco expuestas, especialmente con la roca mojada o tras alguna nevada. Hay un punto donde, incluso, hay que echar un poco la mano para avanzar. Si se está acostumbrado a caminar por zonas de alta montaña resultará un paso anecdótico, pero si se tiene vértigo habrá que caminar con mucho cuidado.

IMG_2933 (2)

Peque me espera en un tramo de la Loma Josepín.

Superada la zona de roca, llega un tramo de bosque donde la senda adquiere bastante inclinación. Con esfuerzo, alcanzamos el cordal y la pista que lo va cruzando. Saldremos en un punto entre el pico Cabo Val (el más alto de la sierra con 1.312 metros) y el Puy Moné que, sin ser el más alto, sí que es el más conocido por la torre de vigilancia que hay en la misma cima.

IMG_2940

A escasos metros de la cima de Puy Moné.

Por pista alcanzaremos la cima del pico Puy Moné. Sorprende la ausencia de buzón o de algún elemento identificativo. Unas fotos y para abajo…

IMG_2942

Desde la cima de Puy Moné se observa la cresta rocosa por donde discurre el camino de la Loma Josepín que hemos utilizado para ascender.

Volvemos por la pista y dejamos a mano izquierda el Cabo Val para tomar una pista en mal estado, casi cortafuegos, que arranca hacia el Sur. La seguiremos hasta la cota 1200 donde debemos tomar una senda que nace a la derecha y que comienza a bajar hacia el lecho del Barranco Valdiguara.

IMG_2945

Hayedo en el Barranco Valdiguara.

La senda traza un amplio zig-zag para terminar internándose de lleno en un nuevo hayedo, también muy bonito.

IMG_2951

Cima del Puy Moné desde las inmediaciones del Barranco Valdiguara.

Llegaremos hasta el cauce del barranco, pero no lo cruzaremos. La senda comenzará a remontar poco a poco para volver a conectar con el cordal por donde discurríamos. Tras alcanzar el cordal, empezaremos a bajar a Luesia, primero por el Barranco de Aragüés y después por el amplio Barranco de la Val.

IMG_2956

Primavera en el Barranco de la Val.

El Barranco de la Val es un auténtico vergel. El color verde de la hierba y de los árboles es muy intenso, se respira la humedad que han dado a estos parajes las últimas lluvias, una pasada…

Ya por la pista que discurre por el valle llegaremos primero al campo de fútbol y después a la carretera. Tras cruzarla, entraremos al casco urbano que bien merece una visita.

20190504_134859-EFFECTS

Calles de Luesia.

Cerramos así esta preciosa circular de unos 20 kilómetros muy recomendable para hacer en primavera o en otoño.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 20,4 km

Desnivel positivo acumulado: 1000 m+

Tiempo neto: 3 horas (entrenamiento carrera de montaña)

Fecha de realización: 04/05/2019

Cartografía: Visor IGN

Track Wikiloc

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

Si queremos conocer los rincones más interesantes de la sierra en unas pocas horas y “tenemos piernas”, podemos correr la Carrera por montaña Sierra de Luesia, una clásica del calendario aragonés que espero poder correr este año.

El programa Chino Chano de Aragón TV grabó por estas tierras un capítulo hace tres años. Aunque tenían intención de ascender también al Puy Moné, la nieve y el hielo les obligó a cambiar de planes. Dejo por aquí el link al mismo.

Termino con el enlace a la página de turismo de la comarca de las Cinco Villas. Lugar de paso de la ribera del Ebro al Pirineo pero que bien merece una visita. Sus pueblos, sus castillos y la naturaleza que guarda esta comarca no son demasiado conocidos, incluso para los que somos de esta tierra.

Santo Domingo (1.524 m)

RUTA CIRCULAR A LA SIERRA DE SANTO DOMINGO DESDE LONGÁS

La Sierra de Santo Domingo es una importante alineación montañosa del prepirineo aragonés enclavada en las altas Cinco Villas, en la provincia de Zaragoza. Al norte de esta sierra se encuentra  el valle de Onsella o Bal d’Onsella, un valle con pocas poblaciones habitadas y todas ellas muy pequeñas. Un lugar muy auténtico y rural donde se haya Longás, el pueblo de donde partiremos en la ruta de hoy.

IMG_2357

Sierra de Santo Domingo

El recorrido de hoy busca un itinerario lógico para subir y bajar al pico Santo Domingo desde Longás sin pisar la pista que asciende desde el pueblo. Para ello, usaremos dos sendas que nos permitirán trazar una circular: la senda de la Fuente de los Berros para subir y la senda del collado de San Esteban para bajar. Estas sendas están muy bien marcadas e incluso balizadas.

Captura

Croquis. Fuente: Wikiloc

EL RECORRIDO

A las 9:30 de la mañana estamos en Longás (Zaragoza). Sorprende lo aislado que está el pueblo, con una carretera que solamente llega hasta aquí desde Sos del Rey Católico. El pueblo tiene mucho encanto, conserva muchas casas típicas y está enclavado en un lugar muy bonito, en medio del valle del río Onsella y rodeado de montañas.

IMG_2402

Longás

Cruzamos el pueblo y salimos por el otro extremo. Una senda muy agradable nos conduce hasta el cauce del río Onsella, que tenemos que cruzar. No baja mucho caudal y conseguimos pasar sin mojarnos.

IMG_2399

Cruzando el río Onsella, poco después de dejar Longás.

Al otro lado del río, junto a un edificio en ruinas, nace una senda bien marcada que asciende de forma decidida. Tiene algunas balizas con pintura de varios colores pero predomina el blanco. La senda poco a poco se va adentrando en el amplio Barranco de Santo Domingo que baja de la misma montaña que vamos a ascender.

IMG_2328

Vamos dejando abajo el pueblo de Longás.

Rodearemos la montaña de Peña Truocha, que dejamos a mano derecha y comenzaremos a llanear con la vista de Santo Domingo al fondo.

IMG_2388

Caminando por la senda con el Santo Domingo de fondo.

La senda es muy agradable. Alterna tramos más abiertos con otros más boscosos. El boj y el pino son los protagonistas en esta zona.

IMG_2332

Senda de aproximación.

Alcanzamos un punto desde el cual obtenemos unas vistas muy buenas del tramo de ruta que nos queda por delante. Enfrente tenemos un barranco en forma de V por donde ascenderemos y a mano izquierda el collado de San Esteban por donde bajaremos de la cima.

IMG_2334

Todo recto, siguiendo el cauce del barranco.

Un breve descenso nos dejará en el paso de d’As Arrogatas, punto de unión del Barranco de Facillón y el de Santo Domingo. Cruzaremos sin apenas mojarnos los pies.

IMG_2336

Paso d’As Arrogatas.

Si la senda ya era bonita, a partir de este punto mejora todavía más. Entramos en un bosque precioso. El camino, además, discurre junto al cauce del barranco.

IMG_2338

Senda antes de llegar al cruce de caminos.

Unos pocos cientos de metros más adelante, llegamos a un cruce de caminos. A la derecha la senda de la Fuente de los Berros y a la izquierda el collado de San Esteban. Subiremos por la senda de la derecha, más empinada y dura, dejando la senda de San Esteban para la bajada, mucho más cómoda y llevadera. El cruce está bien marcado con varios carteles, no hay pérdida.

IMG_2343

Boj, musgo, hayas… es la senda que sube a la Fuente de los Berros.

Comenzamos a caminar por esta senda. Es muy muy bonita, avanzando junto al arroyo y rodeados de una vegetación exuberante. La inclinación aumenta por momentos e incluso hay un pequeño paso donde casi hay que apoyar las manos, pero siempre sin dificultades.

Alcanzamos la Fuente de los Berros sobre la cota 1100 que da nombre al camino y que es una surgencia de la que mana bastante agua. El camino sigue su ascenso, ahora ya más suave, hasta que conecta con la pista que sube a la cima a la altura del Portillo de Santo Domingo (1.223 m). Collado y paso natural entre la cara sur y la cara norte de la sierra de Santo Domingo.

IMG_2351

Cruce de caminos en el Portillo de Santo Domingo.

Al llegar al portillo, el frío es intenso y decido no parar mucho. Seguiremos por la pista hacia arriba unos metros hasta ver a mano derecha un desvío por senda, lo tomamos. Esta senda nos llevará casi casi a la misma cima.

IMG_2355

Senda camino a la cima del Santo Domingo.

Esta senda está bien marcada, no tiene pérdida, y discurre entre el boj y el pinar. Nos deposita en una curva de herradura muy pronunciada que hay bajo la misma cima. Desde las inmediaciones de dicha curva se obtienen unas vistas muy buenas de la Sierra de Santo Domingo con su característica forma de dientes de sierra.

IMG_2357

Sierra de Santo Domingo, metros antes de llegar a la cima.

Los últimos metros por pista son cuesta arriba, pero apenas son unos metros de desnivel. Pronto llegamos a la zona de cima, muy curiosa, pues realmente es un collado que divide a la cumbre en dos. En el propio collado está la ermita de Santo Domingo, la cima que queda más al Sur es la más alta (1.524 m) y es donde se encuentra el vértice geodésico. La cima Norte es un metro más baja y tiene unas antenas y un buzón montañero que no llegué a visitar.

IMG_2360

La ermita de Santo Domingo, en el collado que separa la cima norte y la cima sur.

 

Primero decido visitar la cima Sur, la más alta. No es sencillo pues hay varias sendas que parten en esa dirección pero que se topan con el frondoso boj. Afortunadamente hay bastantes caminos y se llega de una forma u otra.

IMG_2362

Ermita y cima Norte desde la cima Sur.

Las vistas desde la cima Sur a la Sierra de Luesia son muy buenas, dada su cercanía. Se distinguen los picos más altos como el Puig Moné (1.303 m) y la cresta del Mal Paso de forma bastante nítida a pesar de la nubosidad.

IMG_2365

Sierra de Luesia desde la cima.

Tras unos minutos arriba soportando el intenso viento helado, pongo rumbo a la ermita de nuevo para comenzar el descenso. Cabe destacar que hay un pequeño refugio junto a la ermita, abierto y en muy buen estado.

IMG_2368

Dejando atrás el vértice geodésico.

Desde la ermita, una senda balizada baja en dirección SurEste. Si la tomamos, vemos que la senda está bien marcada y que pronto aparece un cartel que marca dirección Biel. No tomaremos ese desvío y seguiremos por el camino de la izquierda unos metros. Pronto (no despistarse), saldrá una leve senda a mano izquierda con un giro brusco. Aunque no lo parezca es la senda buena que nos llevará al Collado de San Esteban (ver track).

IMG_2378

Dejando atrás la ermita con sus dos cimas.

La senda que baja al collado es bastante pedregosa y empinada pero se sigue muy bien. En el collado de San Esteban, las vistas se abren hacia el embalse de la Peña y el entorno de los Mallos de Riglos. Están lejos, pero no tanto…

IMG_2380

Embalse de la Peña y sierra de Loarre desde el Collado de San Esteban.

En el collado debemos andar atentos para tomar la senda adecuada. Salen varios caminos, quizá el más marcado, con hitos, es el bueno, es decir, el que nos devuelve al cruce de caminos que hemos tomado antes (Collado de San Esteban/Fuente de los Berros) donde ha comenzado la circular.

IMG_2382

Bajando por esta desbrozada senda para cerrar la circular.

La senda de bajada es muy bonita. Atraviesa el bosque y realiza varias lazadas para perder desnivel. Es cómoda y pronto nos plantamos en el cruce de caminos bien señalizado donde nos hemos ido hace un rato hacia la Fuente de los Berros.

Ya por el mismo camino de la subida, iremos deshaciendo kilómetros hacia Longás. Llegamos al pueblo tras tres horas de intensa actividad, con algún tramo de trote y algún tramo caminando ligeros.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 15,5 km

Desnivel positivo acumulado: 950 m+

Tiempo neto: 2 horas y 30 minutos (entrenamiento carrera de montaña)

Fecha de realización: 09/03/2019

Cartografía: Visor IGN

Track Wikiloc

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

En primer lugar, hay que destacar la carrera de montaña No hay pitera de Longás, cuyo recorrido me inspiró para hacer esta ruta circular. La carrera se realiza a principios de septiembre y sube a la cima del Santo Domingo por el Collado de San Esteban, bajando por otro sendero que no conozco situado más al Oeste. Da la casualidad de que, cuando comenzaba esta ruta, me encontré con su organizador en la puerta del Bar Os Tablaus. Me vio con pintas de corredor y comenzamos a charlar… Buena pinta tiene esta carrera y gran labor la de la organización, cuidando y dando a conocer estos senderos tan bonitos.

En segundo lugar, quería dejar un link con más información sobre la Bal d’Onsella, este valle de la provincia de Zaragoza que apenas es conocido en la capital y que tiene muchísimos atractivos para el turismo y para el montañismo. Una conexión con la carretera que une Ayerbe con Jaca sería muy adecuada para abrir este valle por el Este y mejorar las comunicaciones con la provincia de Huesca (y de Zaragoza).

OTRAS RUTAS POR LA ZONA

Virgen de la Peña desde Burgui

Circular al despoblado de Peña

Arangoiti y Castellar. Sierra de Leire

Trail Mallos de Riglos 35K – Edición 2019

TMR INTEGRAL RIGLOS – LOARRE (35 KM, 2200 M+)

El Trail Mallos de Riglos es una carrera de montaña que recorre los paisajes más cálebres del llamado Reino de los Mallos, un macizo montañoso situado en el prepirineo aragonés, muy famoso por sus paredes y las escaladas que se han realizado en ellas, pero que también tiene muchas opciones interesantes para el senderismo y, como no, para el trail.

07122010684

Riglos y sus mallos desde el mirador de los Buitres.

En esta edición del 2019 (sexta edición), la carrera presenta un recorrido renovado que aumenta hasta los 35 km y los 2.200 m+, realizando dos bucles, uno por la zona de los Mallos de Riglos más técnico y con más desnivel y otro por la zona de Loarre y la ermita de Santa Marina, más corredero y suave.

Captura

Perfil de la carrera. Fuente: web oficial

CRÓNICA DE LA CARRERA Y ANÁLISIS DEL RECORRIDO

La carrera de 35 km comienza temprano, a las 8 de la mañana. El cambio de hora ha hecho que realmente sean las 7 de la mañana por lo que el madrugón ha sido importante (he dormido apenas dos horas y media). La temperatura es de 0 grados y se me han olvidado los guantes, a pesar de todos estos condicionantes tengo ganas de correr y eso, en este tipo de carreras, es lo más importante.

El escenario es impresionante. El pueblo de Riglos bajo los mallos y, al otro lado del río Gállego, el macizo de Peña Ruaba… De postal.

IMG_1069_mon

Salida en Riglos. Foto de Ramón Ferrer.

La salida es puntual y comenzamos a correr por las calles del pueblo. Enseguida tomamos una senda ancha y en descenso. Salimos en dirección al embalse de la Peña por el sendero PR-HU 98, camino muy utilizado para hacer la ruta circular típica de los Mallos de Riglos.

CIMG1627

Primer tramo de la carrera. Paralelos a la vía del canfranero.

Este primer tramo es muy cómodo, con algún sube-baja y un único paso por debajo de las vías del tren del “canfranero” que pondrá a prueba nuestra flexibilidad. A buen ritmo y con buenas sensaciones, alcanzo la Central de Carcavilla, punto en el que abandonamos el camino que va al embalse para comenzar a ascender por un barranco que se interna en el núcleo de los mallos.

No conocía este sendero y la verdad que es una opción muy interesante para hacer circulares por la zona.

07122010657

La Central de Carcavilla, al fondo, sirve de referencia en este primer tramo.

Este barranco tiene un primer tramo empinado donde incluso hay varios pasos equipados con cadenas aunque se puede pasar sin tocarlas. Más tarde, la cosa mejora y se vuelve una senda muy cómoda y de inclinación moderada. Siempre por bosque, la subida se hace muy agradable.

Con un ritmo cómodo y andando bastante llego al primer avituallamiento y control  de tiempos situado en un llano conocido como Campo Antonio donde este sendero se vuelve a unir con el PR-HU 98 que ya viene de vuelta del embalse por la Foz de Escalete. Paso entre los 30 primeros sin llegar a parar en el avituallamiento.

CIMG1609

Vistas vertiginosas al río Gállego desde el entorno de los mallos.

El sendero sigue subiendo pero ahora allana un poco y permite correr. Alcanzamos un collado y comenzamos a bajar hacia el Circo de los Mallos, es sin duda uno de los momentos más bonitos de la carrera. A nuestra derecha quedan las enormes paredes y en medio un gran hueco o ventana que permite ver el río Gállego y la Hoya de Huesca, simplemente espectacular.

CIMG1604

Circo de los Mallos.

El senderillo, sin embargo, es bastante puñetero, con piedra suelta y no permite un despiste. Tras descender 200 metros de desnivel, volvemos a subir por otra senda sin balizar para conectar con un camino estrecho que va bordeando toda la línea de los mallos en la cota 900. Es el conocido como Camino del Cielo, muy popular entre los senderistas, aunque en la carrera se alarga bastante más hasta el collado de San Román. Es un tramo muy rompepiernas de unos 4 kilómetros de longitud.

IMG_1125_mon

En plena carrera. Foto de Ramón Ferrer.

Pasaremos cerca del Mallo Colorado y poco a poco iremos dejando atrás los mallos para adentrarnos en un paisaje más suave y más común. El collado de San Román, en el kilómetro 13,5 es el punto clave que cierra este primer bucle y que da paso a la “zona de Loarre“. Tras avituallar en el collado, toca un tramo de pista que nos dejará en el precioso castillo y ermita de Marcuello.

13

Castillo y ermita de Marcuello en el km 15.

Pero la pista acaba pronto y volvemos a la senda. Esta vez ascenderemos otros 200 metros para situarnos cerca de la cima de la Peña del Sol. La subida se hace por una loma en terreno abierto. El viento pega fuerte y las nubes bajas van pasando. Las fuerzas parece que comienzan a flaquear y bajo el ritmo para comer y tomar un gel. El ritmo hasta ahora ha sido frenético y se nota…

Coronado el collado (no llegamos a hacer cima en la Peña del Sol) hay un tramo pistero, rápido y cómodo. Mientras bebo agua me topo con una piedra y me caigo de morros al suelo, primer contratiempo importante. Me hago sangre en la mano izquierda y en la rodilla derecha. Afortunadamente hay un avituallamiento un kilómetro más adelante y allí me limpian con agua… gracias voluntarios 🙂

Con algo de dolor sigo para adelante y en un tramo de senda algo técnico me hago una leve torcedura de tobillo. En caliente, apenas notaré nada pero por la noche lo llevaré hinchado y bastante dolorido. Segundo contratiempo del día.

Tras estas penurias alcanzo un tramo de pista muy cómodo de dos kilómetros que permite correr fuerte. Los dos contratiempos anteriores han hecho que piense en tomarme la carrera con más calma. No estoy tan fino como para intentar adelantar a corredores y hacer la machada así que me quedo donde estoy, en el puesto veintitantos, y me dedico a mantener el ritmo y a disfrutar de la carrera.

Llega el kilómetro 21 y comienza la subida a la ermita de Santa Marina por un hermoso sendero que atraviesa un cajigar (bosque de robles). Es la última subida fuerte del día y la afronto con optimismo. 300 m+ que son llevaderos salvo un último tramo muy empinado.

4

Ermita de Santa Marina.

Arriba, junto a la ermita, el ambiente es gélido y hace mucho viento. Estamos a casi 1.400 metros de altitud. Toco chufa rápido en el control y para abajo por una senda muy bonita. Tras rodear el Cerro Layán (1.433 m), bajamos por pista hasta el Collado Pericón (km. 25 de carrera) donde hay un avituallamiento.

Recargo cantimploras y tomo aire. Lo que queda es bastante cómodo y voy animado. El siguiente tramo, además, es muy bonito. Bajaremos por el barranco del Forcallo, a través de un camino ancho y pedregoso, siempre por bosque.

Este tramo nos deja ya muy cerca del segundo paso por el Collado de San Román, donde cerraremos el “bucle de Loarre”. Una leve subida y alcanzamos el último avituallamiento de la carrera. Desde ahí, algo más de 6 kilómetros a meta bastante traicioneros, pues hay varias subidas y la senda no es un camino de rosas.

07122010689

Bajando a Riglos en el último tramo de carrera.

Tras unos primeros kilómetros en descenso, dejamos el camino principal para meternos por una senda estrecha y revirada que conduce a la vía ferrata que hay bajo el Mirador de los Buitres. La senda se las trae, con piedra y algunos desniveles. Desde ahí bajaremos por un pinar ya con el pueblo de Riglos a un paso.

Un tramo de pista rápido nos deja junto al pueblo pero, cuidado, nos meten a mano derecha por una senda donde hay una tachuela de 100m+ que nos puede dar la puntilla. Es importante ir concienciados… Alcanzado un pequeño collado, ahora sí, por senda técnica, queda la última bajada al pueblo, con el sonido de la megafonía de fondo…

Últimos metros y meta. Conseguido. Puesto 26º y 4 horas y 1 minuto, algo más de lo que tenía en mente. Bastante contento pues desde octubre no hacía más de 30 kilómetros entre unas cosas y otras…

Próxima parada Cadrete.

Datos

Datos frikis de la carrera sacados de Tempo Finito

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 35 km

Desnivel positivo: 2200 m+

Tiempo neto: 4:01:18

Clasificación: 26 de 184 corredores

LINKS

Track Wikiloc oficial

Web de la carrera

Clasificaciones

OPINIÓN PERSONAL

Carrera muy bonita. El bucle de los mallos es espectacular, pocas carreras podrán tener ese nivel de paisajes. El bucle de Loarre es más normalito, no es feo para nada, pero claro, al lado de los Mallos de Riglos casi cualquier cosa parece poco. A pesar de que los paisajes de esta segunda parte son más humildes le han sabido sacar buen partido. La subida a Santa Marina y la bajada por el Barranco Forcallo son muy bonitas.

A nivel de organización está muy bien. Bastantes avituallamientos, voluntarios muy majetes, buen marcaje y buen ambiente en meta. No se puede pedir más.

7332_evento_8358_cartel_1f1e8bcc8f.jpg

Virgen de la Peña (1.291 m). Valle de Roncal

¿DÓNDE ESTAMOS?

La sierra de Beldún es una alineación montañosa prepirenaica a medio camino entre las provincias de Navarra y de Zaragoza, unos kilómetros al norte del pantano de Yesa. Estamos junto al conocido valle navarro de Roncal, en su parte baja, muy cerca del pueblo de Burgui. En este punto, el río Esca atraviesa varias sierras conformando magníficos cañones o foces, como la Foz de Burgui o la Foz de Sigües (ya en la provincia de Zaragoza).

IMG_2006

Puente medieval sobre el río Esca, en Burgui.

Para acceder al punto más alto de la sierra de Beldún, este pico conocido como Virgen de la Peña, tenemos varias opciones, siendo la más interesante la que parte del pueblo roncalés de Burgui y que aquí se detalla. Otra opción es hacerlo desde el pueblo aragonés de Salvatierra de Esca, situado en la cara sur, no obstante, la pista que sube al pico desde este pueblo puede deslucir bastante la ascensión.

Captura

Croquis. Fuente: Wikiloc / IGN.

EL RECORRIDO

Partiremos desde la pequeña y cuidada localidad de Burgui, en el valle de Roncal. Dejamos el coche en la calle central, junto a la carretera, y bajamos unos metros hasta toparnos con el precioso puente medieval que permite cruzar el río Esca. Al otro lado del río, una gran barca tradicional hecha con troncos o almadía está expuesta como en un museo al aire libre (sendero de los oficios). Una tradición, esta de las almadías para bajar la madera al valle, con gran sabor pirenaico que también encontramos en otras zonas del Pirineo bastante alejadas como Aínsa con sus célebres navatas.

IMG_2082

Burgui, en el valle del río Esca.

Dejamos la barca a mano derecha y caminamos unos pocos metros más río abajo. Pronto, tomaremos un desvío a la izquierda por una pradera de hierba donde el sendero apenas se intuye. Un cartel de madera no muy vistoso indica el inicio del camino al pico con un escueto “Virgen de la Peña”. Este cartel está colocado en una caseta que tiene en el interior una reproducción de una carbonera perteneciente al sendero de los oficios.

La senda va tomando forma a medida que avanzamos y se cruza con una pista. Sigue recto subiendo decidida y gira a la derecha para comenzar, ya de forma más suave, a ascender progresivamente por la ladera de la montaña. El camino, estrecho pero bien marcado, atraviesa zonas de bosque (pinar) y zonas de boj. Es un sendero fresco y muy bonito.

IMG_2010

Subiendo por el bosque en los primeros metros de senda.

Avanzaremos dirección sur y a mano derecha iremos dejando las paredes de la Foz de Burgui y el Alto del Borreguil (1.421 m), otro pico de bastante carácter y poco conocido que es el más alto del entorno.

IMG_2011

Pico Mellua (1.083 m), ya al otro lado del río Esca.

La senda va girando al SE, avanzando de forma paralela a un pequeño barranco poco marcado. El desnivel sigue siendo llevadero y la senda, a pesar de ser estrecha, se deja andar bien.

IMG_2020

Vistas al Pirineo Occidental desde la senda de subida.

Sobre la cota 900, la nieve hace acto de presencia para quedarse ya el resto de ascensión. A ratos profunda y a ratos dura, hace que sea incómodo caminar por ella y ralentiza bastante la subida.

IMG_2072

Nieve en el sendero de subida.

Sobre la cota 1150, la senda se desdibuja en unos prados y acaba conectando con una pista que sube a la cima desde el valle. Es una pista pavimentada en algunos tramos y muy cómoda de andar.

En la última gran curva a izquierdas, decidimos abandonar la pista y tomar un sendero balizado con hitos que nace justo en ese punto. Parecía una buena idea para ahorrarnos un tramo de pista, sin embargo, encontramos una gran cantidad de nieve pesada que hacía muy incómodo el caminar, además no había huella y tuvimos que abrirla con paciencia.

IMG_2066

La ermita y el refugio que hay en la cima de la Virgen de la Peña.

Pronto alcanzamos la cima, no sin esfuerzo. En ella hay casi de todo: antenas, vértice geodésico, buzón montañero, ermita, refugio libre… y como no, unas grandes vistas de todo el Pirineo Occidental. Destaca la ermita por su tamaño y localización, al borde de los cortados que dan a la cara sur. Es un lugar importante a nivel local donde se hacen hasta tres romerías al año.

IMG_2036

Cima: buzón y vértice.

Disfrutamos mucho identificando picos: Orhi, Peña Forca, Castillo d’Acher, Bisaurín, Aspe, Pala de Ip, Collarada… un mar de montañas, todas ellas bien nevadas que nos traen muy buenos recuerdos de años atrás cuando visitábamos más a menudo el Pirineo.

IMG_2051

Pico Orhi.

IMG_2053

Peña Agüerri y Bisaurín.

IMG_2057

Peña Forca y Castillo d’Acher.

También merece la pena mirar al sur. No hay apenas nieve y los picos son más modestos pero también muy bonitos. Destaca el Alto del Borreguil al otro lado de la Foz de Burgui y más al sur, la Foz de Sigües y la Sierra de Orba (1.226 m).

IMG_2040

Alto del Borreguil y Foz de Burgui.

IMG_2060

Sierra de Orba y Foz de Sigües desde la ermita.

IMG_2027

Cuculo y San Salvador, Peña Oroel… prepirineo oscense.

El fuerte viento que nos recibe en la cima hace que busquemos refugio para comer el bocadillo y lo encontramos en el refugio libre que hay junto a la ermita.

IMG_2062

Interior del refugio libre.

Por dentro, está en perfecto estado y cuenta con lugar para hacer fuego, mesas y algunos bancos. Un lugar muy adecuado para tomar un descanso.

Como curiosidad, hay que decir que la cima de esta montaña esta enclavada en la provincia de Zaragoza, sin embargo, la ruta que asciende hasta ella desde Burgui está en la vecina provincia de Navarra.

IMG_2068

Pala de Ip y Collarada desde la pista que baja de la Virgen de la Peña.

Tras pasar en la cima cerca de media hora decidimos comenzar a bajar, esta vez por la pista evitando el tramo de senda último que tenía tanta nieve. Mientras bajamos, descartamos hacer la ruta circular que llevamos en mente y que pretendía bajar a Burgui por el Cerro de Martín Sanz y optamos por bajar por el mismo camino. En las caras norte y umbrías queda mucha nieve, vamos en zapatillas y no conocemos la zona, así que decidimos ir a lo seguro.

IMG_2025

Bonito camino, bien fresco y tranquilo.

La bajada es una gozada, disfrutando del sol y de las vistas. Alcanzamos Burgui a primera hora de la tarde tras disfrutar de unas cuatro horas de actividad por un entorno de montaña muy bonito y que apenas conocíamos.

IMG_2086

Virgen de la Peña desde las inmediaciones de Salvatierra de Esca.

DETALLES TÉCNICOS

Distancia: 9,5 km

Desnivel positivo acumulado: 700 m+

Tiempo neto: 3 horas y 30 minutos

Fecha de realización: 16/02/2019

Cartografía: Visor IGN

Track Wikiloc

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

Dejo por aquí un link al programa de Aragón Televisión, Chino Chano, donde ascienden a la ermita desde Salvatierra.

A principios de mayo, coincidiendo con la subida de caudal de los ríos debido al deshielo (mayencos), se celebra en Burgui el conocido como Día de las Almadías. Una bonita tradición y una excusa más para visitar este pueblo.

IMG_2044

Nos despedimos con esta bonita imagen de la ermita.

 

 

Mondoto (1.957 m). Circular Nerín – Sercué

MONDOTO. RUTA CIRCULAR DESDE NERÍN

Al Sur del macizo de Monte Perdido, una gran brecha de más de 1000 metros de profundidad se abre paso entre estas montañas de roca caliza. Es el Cañón de Añisclo, abierto por las aguas del río Bellós, uno de los cuatro grandes valles que conforman el Parque Nacional de Ordesa.

img_1862

Atardecer en el Cañón de Añisclo. A la izquierda Mondoto y a la derecha Sestrales. Al fondo aparece Punta las Olas

A la entrada del Cañón de Añisclo, destacan dos grandes montañas situadas una a cada lado del cauce del río. Ambas conforman la puerta de entrada a Ordesa viniendo por el Sur. Estas montañas son Mondoto (1.957 m) y Sestrales (2.101 m).

captura

Croquis. Fuente: IGN / Wikiloc

Ambas montañas tienen unas vistas espectaculares del cañón y de las montañas de Ordesa, aunque la cima de Mondoto es bastante más visitada dado que su acceso es rápido y sencillo desde Nerín. En esta ocasión, decidimos innovar un poco y hacer una original circular ascendiendo por el poco conocido sendero que sube a la cumbre  de Mondoto desde Sercué para bajar por el camino “clásico” de Nerín.

EL RECORRIDO

Pasadas las 10:30 de la mañana comenzamos a caminar desde Nerín con solazo y una temperatura ideal. El Pirineo apenas tiene nieve y el anticiclón provoca que mientras en Zaragoza estamos con niebla densa y a cero grados, aquí en la montaña estemos en una especie de primavera adelantada.

img_1758

Dejamos atrás de Nerín y avanzamos por el GR-15 camino de Sercué.

Ponemos rumbo a Sercué por el sendero GR-15, bien señalizado, que tomaremos en la entrada del pueblo, junto a la pista que sube a Cuello Arenas. El sendero comienza a descender para después llanear un buen rato.

La senda es clara y bien marcada. Atraviesa la parte baja de la ladera sur de Mondoto, entre bojes y piedra caliza. Destaca en este tramo el puente de Ballatar, un viejo puente de roca que permite cruzar el barranco del mismo nombre.

Tras remontar un pequeño collado, ya aparece ante nosotros Sercué, un pueblo que llegó a estar deshabitado hace unas décadas pero que ahora luce impecable con muchas casas recuperadas y algo de vida en sus calles.

img_1764

Iglesia de Sercué, con los Sestrales al fondo.

Cruzaremos la calle principal y seguiremos caminando, abandonando el sendero GR-15 a las afueras del pueblo y tomando un camino a mano izquierda que sube a la iglesia de Sercué. Este camino pasa junto a la iglesia y está marcado con círculos y manchas de spray azul que ayudan a orientarse. Se interna en la cara Sur del Mondoto pasando junto a una zona de bancales abandonados donde ahora pastan las vacas.

img_1773

Sendero de Sercué a Mondoto

La senda se va estrechando y en algún punto no es muy clara, pero los puntos azules  de spray ayudan a no perder la traza. Poco a poco, tras varios zig-zags, la senda va girando al noroeste trazando una diagonal casi perfecta que va cruzando toda la ladera Sur de Mondoto a medida que va ganando altura. La senda es bonita aunque muy solana, precaución los días de verano.

img_1784

En la zona afectada por el incendio forestal de 2017

La senda, en la cota 1.500, alcanza los restos del incendio forestal que afectó a la zona en  el verano de 2017, quemando casi 100 hectáreas. Tenemos por delante casi 1,5 kilómetros de camino por terreno deforestado. La hierba se ha ido regenerando bastante bien en este tiempo pero el boj tardará unos cuantos años en volver a ser lo que era…

img_1789

El área afectada por el incendio es bastante importante

Por fortuna, en la cota 1.700 dejamos atrás los restos del incendio y pronto conectamos con la senda que viene desde Nerín, bastante más marcada que el camino que hemos seguido desde Sercué.

img_1801

Ya en el camino que sube a Mondoto desde Nerín

Este nuevo camino no tiene pérdida y asciende por las laderas de hierba y roca de la parte superior de la montaña. A los 1.800 metros, la nieve hace acto de presencia. Está muy dura pero por fortuna se puede esquivar y ascender por el mismo lomo de la montaña donde el viento ha arrastrado casi toda la nieve.

img_1804

Últimos metros de desnivel hacia la cima de Mondoto

Los últimos metros son suaves y las vistas son tremendas, pues a mano izquierda se abre el paisaje hacia Monte Perdido así como a las Tres Marías al otro lado del Cañón de Añisclo.

img_1819

Las Tres Marías y las Tres Sorores (macizo de Monte Perdido) desde la cima de Mondoto

Pronto hacemos cima, donde nos sorprende un fuerte viento helador. Estamos un rato arriba fotografiando montañas así como el mar de nubes que cubre el llano, concretamente toda la zona del embalse de Mediano, bien visible desde la cima.

img_1829

Mar de nubes hacia Aínsa.

img_1833

Sestrales, justo frente a nosotros

Para bajar, lo haremos por el mismo lado hasta conectar con el cruce de caminos de la cota 1.700. Llegados a este punto, seguiremos bajando por el camino que va a Nerín, bien marcado, atravesando el Barranco Ballatar que desciende de la cima del Mondoto y de la cercana cumbre de La Estiva (2.004 m).

img_1843

Descendiendo a Nerín junto al Barranco del Ballatar

La senda va descendiendo sin sorpresas, siempre bien marcada y sin pérdida. En el último tramo ya se ve Nerín abajo y un zig-zag nos deposita en la pista que sube a Cuello Arenas, unos cientos de metros de desnivel por encima de Nerín. Solamente quedará tomar un par de “atajos” que evitan la pista para volver de nuevo al pueblo y cerrar así el círculo.

img_1859

Atardecer en el valle de Vió con la Peña Montañesa vigilando al fondo.

Alternativa interesante, algo más larga y original que la clásica subida a Mondoto desde Nerín. Una pena que la senda que sube desde Sercué tenga un tramo quemado. No obstante, solamente por la visita a Sercué merece la pena hacer esta circular.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 10,5 Km

Desnivel positivo acumulado: 850 m+

Tiempo neto: 4 horas y 30 minutos

Fecha de realización de la ruta: 29/12/2018

Cartografía: Ordesa y Monte Perdido. Escala: 1:25.000. Editorial Alpina.

Track Wikiloc

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

Merece la pena recordar que el Cañón de Añisclo estuvo a punto de inundarse en la década de los 70 para construir un embalse. Una locura motivada por el desarrollo sin control de la época: Hemeroteca El País. Afortunadamente, la ampliación del Parque en 1982 dio al traste con cualquier aprovechamiento hidroeléctrico del Cañón, y hoy, más de 40 años después, podemos disfrutar de este paraje casi intacto, uno de los más salvajes de la geografía aragonesa.

OTRAS RUTAS DE MONTAÑA EN ESTA ZONA

Circular al Valle de Vió

Ascensión al Bramapán

Ascensión al Pueyo Ballarín

Circular Boltaña – Campodarbe – Morcat – San Velián

SENDERISMO POR LOS DESPOBLADOS DEL SOBRARBE

Al sur de Boltaña y del río Ara se extiende un territorio despoblado y bastante remoto plagado de pequeños pueblos ya deshabitados. El paisaje aquí es prepirenaico, de media montaña, con barrancos muy atractivos y unas vistas muy buenas del cercano Pirineo central.

IMG_1921

Morcat, uno de los protagonistas del día

Muchos de los senderos tradicionales que unen estos despoblados han sido recuperados y señalizados por asociaciones y entidades locales, por lo que ahora podemos caminar por ellos sin ningún problema.

Captura

Croquis: Wikiloc / IGN

La ruta de hoy, de más de 20 km, realiza un amplio recorrido circular desde Boltaña por el valle del río Sieste, visitando las poblaciones de Campodarbe, Morcat y San Velián (estos dos últimos ya deshabitados).

EL RECORRIDO

Comenzamos a caminar desde la entrada del camping La Gorga, junto a Boltaña, al otro lado del río Ara. Podemos llegar hasta aquí desde la calle principal de Boltaña, cruzando un puente.

Tomaremos aquí un sendero balizado como PR que se dirige Jánovas, pero lo abandonaremos tras 200 metros para coger la senda que sube a Campodarbe.

IMG_1867

Primeros pasos junto al río Ara y el monte Nabaín (1.799) al fondo.

La senda a Campodarbe se conoce como camino de la Coasta. Nada más cogerla veremos un desvío para ir a Campodarbe por otro lado, es la conocida como Pista de los Rojos. Esta otra opción alterna la mencionada pista con senda y va por el cordal del Cerro de la Coasta, más soleado y con muy buenas vistas. Nosotros tomamos la opción de la derecha, que discurre por bosque.

IMG_1873

Camino de la Coasta, sendero tradicional que une Boltaña y Campodarbe

La senda nos deja unas vistas muy buenas a mano derecha, donde veremos los despoblados de Espierlo y Silvés Bajo colgados al otro lado del barranco.

IMG_1879

A la izquierda Espierlo y a la derecha Silvés Bajo, en lo alto de un cerro

El camino sube de forma constante pero moderada, no obstante asciende desde la cota 600 en que se encuentra la parte baja de Boltaña hasta los 1.100 metros donde se sitúa Campodarbe. Hasta la cota 1000 es una senda preciosa, después se une a la Pista de los Rojos y se va cruzando con ella constantemente. El paisaje también cambia, pues pasamos de caminar por el bosque de pino a salir al cordal del Cerro de la Coasta, sin apenas vegetación.

IMG_1885

Iglesia de Campodarbe

Alcanzamos el desvío a Campodarbe muy pronto. Es un pequeño pueblo muy tranquilo con algunas casas rurales. Aprovechamos para comer y descansar un poco en el banco que hay frente a la iglesia. Ya hemos hecho la subida más importante del día y nos lo hemos ganado.

IMG_1891

La torre de la iglesia a Morcat, visible nada más salir de Campodarbe

A la salida de Campodarbe, tomaremos una senda que desciende a la cabecera del valle del río Sieste. Es una senda muy bonita que baja a través del frondoso pinar. La torre de la iglesia de Morcat asoma al fondo, sobre una colina, y nos sirve de “faro”.

IMG_1896

La senda que une Campodarbe con Morcat

Descendemos hasta el cauce del joven río Sieste que no es más que un barranco poco caudaloso que cruzaremos sin problema. Seguiremos recto y comenzaremos a remontar metros dirección Morcat. Pero antes nos cruzaremos con un nuevo cauce, el del Barranco del Fondo, afluente del Sieste y más caudaloso que el propio río. Junto a este punto se encuentra la famosa cascada del Confesionario, principalmente conocida por su otro nombre, el de “Coñolmundo“.

IMG_1905

Cruzando el Barranco del Fondo

Decidimos no bajar a ver la cascada pues pone que hay que bajar por el propio cauce del río y hay mucho hielo. Lo dejaremos para otra ocasión… En este punto también podemos decidir retornar a Boltaña por el propio valle del río Sieste sin subir a Morcat, tenedlo en cuenta pues es otra opción más asequible.

IMG_1909

Buenas vistas a la Peña Montañesa, a Cotiella y al Turbón

Subimos los 200 metros de desnivel que nos restan hasta alcanzar la colina donde se asienta el despoblado de Morcat. Nos detenemos ante la torre de su iglesia, situada en la parte alta del pueblo junto a una llanura. Es una estampa muy bonita, pues además las vistas al Pirineo son muy buenas desde este punto.

IMG_1910

Llegando a Morcat

IMG_1924

Otra foto de su iglesia

Tras parar un rato a visitar el pueblo, tomamos la senda que desciende a San Velián y que pasa junto a la vieja fuente del pueblo. Cuidado pues pasado este punto una senda sale a mano derecha hacia Luparuelo (otro despoblado) y nosotros debemos seguir por pista a San Velián.

IMG_1931

Vistas a la cabecera del río Sieste con la montaña conocida como Corona del Lecinar a mano derecha.

Dejamos atrás la pista y tomamos un desvío bien señalizado a San Velián. Por senda acabaremos llegando a este pueblo, en ruina total salvo por una casa que se mantiene en pie y parece que habitada. La ermita del pueblo está totalmente arruinada…

IMG_1935

San Velián

Retrocederemos hasta la entrada a San Velián. Allí hay un desvío a las Pozas de San Martín que debemos coger. La senda, estrecha y algo vestida, retrocede hacia la cabecera del valle para después bajar al cauce del río Sieste varios kilómetros más abajo. Es una zona muy concurrida en verano por las pozas donde la gente se baña. Ahora la zona está bastante más tranquila…

IMG_1941

Senda que desciende de San Velián a las pozas

Las pozas están “adornadas” por una tubería negra que cuelga en la otra orilla. Una pena, pues afea bastante el paisaje.

IMG_1953

Pozas de San Martín

Ahora viene un punto algo complicado en la ruta. Debemos cruzar a San Martín, un gran caserío que hoy se usa como alojamiento rural. En el mapa de Alpina marca una senda que desde las pozas nos lleva directamente a San Martín. Esta senda ha sido bloqueada con troncos y con vallas. Nosotros logramos pasar haciendo un poco de “contorsionismo” y desaconsejamos ir por allí pues hay un cartel de propiedad privada al otro lado, ya en la carretera (lo vimos al final). Lo mejor será seguir río abajo hasta llegar al parking de las pozas. Allí, tomaremos la pista asfaltada que va a San Martín durante unos cientos de metros hasta la propia casa. Creo que merece la pena dar este pequeño rodeo.

IMG_1961

Camino de herradura que une Boltaña con San Martín

Junto a la casa de San Martín, sale una senda que baja hasta el cauce del Barranco de la Coasta y remonta la ladera para llanear durante unos kilómetros. Es el último tramo que nos queda para retornar a Boltaña.

IMG_1964

Vista a Guaso y al Cerro Partara desde la senda a Boltaña

Este camino, algo embarrado y rompepiernas, nos ofrece unas vistas muy buenas de esta zona del Sobrarbe. Merece la pena también echar una vista atrás y observar este valle del Sieste, conocido también como La Valle, con los despoblados de San Velián y Morcat que acabamos de visitar colgados de sendas colinas.

La senda alcanza un collado y un cruce de caminos. A la derecha el pueblo de Sieste y a la izquierda Boltaña. La senda recorre la ladera del cerro de la Magdalena y desciende al cauce del río Ara por un bosque espectacular. La última “joya” de esta ruta antes de llegar a la civilización.

IMG_1966

Últimas luces sobre Boltaña

El último kilómetro discurre por la orilla del río, ya por pista. Alcanzamos el punto de inicio sin problemas con las últimas horas del día y… del año. Hemos aprovechado a tope el día de Nochevieja y ahora toca recuperar fuerzas.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 22,5 km

Desnivel positivo acumulado: 1000 m+

Tiempo neto: 7 horas

Fecha de realización: 31/12/18

Cartografía: Sobrarbe Central. Editorial Alpina. Escala: 1:40.000

Track Wikiloc

OTRAS EXCURSIONES POR EL SOBRARBE

En el blog hay reportajes de muchas rutas por el Sobrarbe. Puedes verlas todas pulsando el siguiente link.

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

La idea de esta circular me la dio la carrera de montaña O Viento Rondador que en sus últimas ediciones ha hecho una maratón que discurre por estos senderos. Este año la carrera vuelve a su distancia y recorrido original (23 km) y no hace maratón. Espero poder correrla algún año…

Destacar por último la labor que la Zona Zero de Aínsa ha hecho por estos senderos del Sobrarbe y por promocionar la comarca y convertirla en un referente del enduro (deporte de bicicleta de montaña por senderos técnicos) a nivel mundial, organizando varios años los mundiales de la disciplina.