Pico Presín (1.430 m)

Circular subiendo al pico Presín desde Caldearenas

El pico Presín se encuentra en la Sierra de Javierre, una alineación montañosa prepirenaica situada al Norte de la localidad de Arguis. Esta sierra separa las cuencas del pequeño río Garona (al Sur) y del Gállego (al Norte) en una zona poco poblada y salpicada de pequeños pueblos, algunos de ellos deshabitados.

IMG_4348

Monte Peiró (a la derecha) y valle del Garona desde la cresta de la sierra de Javierre.

El pico Presín no es la cota más elevada de esta sierra, pero sí la más conocida. Hasta su cima podemos llegar desde el Sur, partiendo de las inmediaciones de Bentué de Rasal o desde el Norte, ya sea desde Caldearenas o desde Aquilué.

Captura

Croquis detallado. Fuente: IGN / Wikiloc.

En esta ruta, partiremos de Caldearenas para trazar una amplia circular. Ascenderemos al cordal de la Sierra de Javierre por los bosques de su cara Norte, usando una senda que avanza paralela al Barranco Malacolla. Crestearemos durante más de 5 kilómetros por todo el lomo de la montaña y después descenderemos por senda, primero a la ermita de la Virgen de los Ríos y después al pueblo de Caldearenas.

Detalles del recorrido

Antes de comenzar a detallar esta ruta, hay que destacar que si hoy en día se puede realizar este recorrido sin problemas, es gracias a los organizadores de la carrera de montaña Traschinepro Trail que se han encargado durante estos últimos años de desbrozar y mantener el camino que sube a lo alto de la sierra por el Barranco Malacolla y recorre todo el cresterío. Gracias a todos ellos.

Tras esta aclaración, vamos allá…

La ruta de hoy comienza en Caldearenas, un pequeño pueblo de poco más de 20 habitantes situado entre el río Gállego y las vías de tren del “canfranero”. Cuando pensamos en el Alto Gállego, se nos vienen a la cabeza localidades muy populares como Biescas o Sallent de Gállego… pues bien, esta zona es todo lo contrario: poco turismo y tranquilidad absoluta.

IMG_4378

Caldearenas.

Salimos de Caldearenas por una pista que avanza paralela al río Gállego. Tras 1,5 kilómetros muy cómodos, cruzaremos la vía del tren y el cauce del río Matriz por una pasarela para internarnos en un pinar a través de la conocida senda de Izarbe.

IMG_4292

En la senda de Izarbe.

Esta senda es bastante conocida y visitada por muchas familias. Las rocas que hay junto al sendero han sido pintadas de colores y forman dibujos originales. La verdad es que algunas pinturas están algo deterioradas, pero sigue siendo un atractivo turístico importante.

La senda termina en una especie de borda de pastores reconvertida en museo de fotografía. A partir de ahí, avanzaremos montaña arriba por una pista que va zigzagueando para ganarle metros a la ladera Norte de la Sierra de Javierre, entre pinos.

IMG_4299

Vistas a Javierrelatre. Al fondo a la derecha aparece la Peña Oroel.

A medida que ganamos altura, las vistas se abren hacia el Norte. Es un paisaje de media montaña salpicado de colinas y bosques de pino. Al fondo emerge la Peña Oroel con su cara Sur cubierta de erizón. Una imagen menos llamativa que la que se obtiene desde Jaca de toda su cara Norte.

Seguiremos por pista hasta llegar a un viejo cartel corroído por el paso de los años donde pone: Plan de empleo 94-95. Estamos en la cota 900. En este punto, dejamos la pista para tomar una senda que sale a mano derecha y que va mejorando a medida que ganamos metros hasta convertirse en una senda perfectamente definida.

IMG_4307

Vieja borda en ruinas en el ascenso a la Sierra de Javierre.

Pronto nos internamos en un bosque de pino y boj muy frondoso. A pesar de estar a mediados de septiembre, en pleno estío, el bosque conserva humedad y frescura al estar en plena cara Norte. Es un camino muy interesante.

IMG_4314

Senda de ascenso a la Sierra de Javierre.

A medida que vamos ganando metros, la vegetación cambia y en el último tramo encontraremos incluso algunas hayas… La senda va girando poco a poco al SE buscando el lomo de la montaña (cota 1400).

IMG_4318

Vistas hacia el pantano de la Peña.

Alcanzaremos un pequeño collado situado junto a la Punta la Fabosa (1.382 m), ya casi en lo alto de la sierra. Aquí la senda gira al Sur para asomarse ya por fin a la cresta que domina todo el valle del Garona. Las vistas se abren de repente y nos dejan ver todo este valle, desde Bentué de Rasal hasta el pantano de la Peña, así como toda la Sierra de Loarre coronada por el Puchilibro (1.597 m).

La senda que recorre toda la cresta de la Sierra de Javierre está bastante bien marcada y es fácil de seguir. Cuidado si hace calor, pues se nos puede hacer muy larga… planificar bien el agua que portamos para hacer la ruta, hasta la ermita de la Virgen de los Ríos no tendremos ningún punto con agua.

IMG_4326

Tozal de la Pardina (a la derecha) y Barranco de la Foz de Portiella.

La senda es un continuo rompepiernas. En el primer tramo se asciende hasta el punto más alto de la sierra (cota sin nombre 1.482 m). Las vistas al lado derecho son muy buenas. Destaca en primer término el vistoso Tozal de la Pardina o de Lamaplana (1.483 m), pico complejo y poco visitado de la Sierra de Loarre.

IMG_4333

Bentué de Rasal y pico Peiró.

Seguiremos avanzando por la senda pasando por una segunda cota sin nombre de 1.462 metros de altura que en algunos mapas también figura con el nombre de Presín. Al Sur, aparecerá pronto el vistoso pico Peiró (1.579 m) que cierra por el Oeste la cuenca donde se asienta el pantano de Arguis y que es conocido por albergar el bosque de hayas más meridional de la provincia de Huesca.

IMG_4348

Vistas hacia Arguis.

Tras pasar por un collado (cota 1.382), comenzaremos la breve subida al pico Presín (1.430 m), que reconoceremos perfectamente por tener un vértice geodésico en su cima. En este punto, comenzaremos a ver marcas blancas y azules que balizan el sendero que sube hasta aquí desde Caldearenas y que nos ayudarán a orientarnos. Estas marcas pertenecen a la red de senderos municipales de Caldearenas.

IMG_4358

Solitaria cima del pico Presín.

Tras echar la foto de cima, comenzaremos el largo descenso hasta Caldearenas. En el primer tramo, seguiremos cresteando hasta alcanzar un collado poco llamativo (cota 1.397 m). Allí, un sendero algo desdibujado pero bien marcado con hitos sale a mano izquierda. Lo tomamos.

IMG_4359

Senda de descenso hacia la ermita.

La senda está bien marcada y pierde metros de forma rápida. Avanza paralela al barranco Presín y no tiene pérdida. A diferencia del sendero de subida, este camino discurre la mayor parte del tiempo por terreno despejado por lo que es bastante más soleado.

En la cota 800, tras perder cerca de 600 metros de desnivel, nos toparemos con la pista asfaltada que sube a la ermita de la Virgen de los Ríos desde Aquilué. Como la ermita está a apenas 200 metros de distancia, aprovecho para visitarla y rellenar las cantimploras en su fuente.

IMG_4366

Ermita de la Virgen de los Ríos.

Junto a la ermita hay un merendero. Es un lugar muy bonito, rodeado de bosques y arroyos. Por cierto, las hojas de los árboles comienzan a amarillear y se intuye que el otoño está a la vuelta de la esquina…

Tras la breve visita a la ermita, volveremos a la pista asfaltada, que seguiremos durante un ratito hasta alcanzar un viejo crucero o peirón. Allí dejaremos la pista para tomar una senda.

IMG_4369

Crucero bajando de la ermita.

Iremos por senda unos pocos cientos de metros hasta volver a conectar con las pista metros más abajo. En una curva a derechas, ya muy cerca de Aquilué, abandonaremos definitivamente la pista para tomar una senda balizada como sendero PR (marcas blancas y amarillas) que nos llevará hasta Caldearenas.

IMG_4373

Caldearenas, con Peña Oroel y Collarada al fondo.

Este sendero es el PR-HU 1, primer sendero de Pequeño Recorrido de la extensa red de senderos que se crearon hace ya unas décadas en toda la provincia y comunica Caldearenas con Acumuer.

Por la senda, entre muros de piedra seca y campos de cultivo, terminaremos saliendo a una pista. Esta pista pasará por debajo de las vías del tren y cruzará el río Matriz para dejarnos en el casco urbano de Caldearenas.

Bonita circular para un día de otoño o de primavera. Muy recomendable.

Datos técnicos

Distancia: 20,8 km

Desnivel positivo acumulado: 975 m+

Tiempo neto: 3 horas (entrenamiento de carrera de montaña)

Fecha de realización: 14/09/2019

Cartografía: Visor IGN

Track Wikiloc

Algunos links interesantes

Dejo de nuevo aquí el link de la web de la carrera por montaña Traschinepro Trail. Nunca he corrido esta carrera pero tiene buena fama y buenas críticas. Este próximo año 2020 se celebrará el 14 de junio.

El pueblo de Caldearenas es muy joven, apenas tiene 90 años de vida. Nació de la mano de la línea de tren Zaragoza – Canfranc, el famoso canfranero, ya que se creó un apeadero en este paraje. Hoy, Caldearenas es la capital de un municipio compuesto por más de 10 núcleos pero que apenas cuenta con 230 habitantes censados.

El tren sigue parando en este pueblecito, lo que permite viajar desde Zaragoza hasta este tranquilo rincón del Prepirineo de forma cómoda… eso sí, si tenemos tiempo y paciencia. El trayecto dura 2 horas y media.

Síguenos en redes sociales

Wikiloc

Facebook

Twitter

Instagram

Nabaín / Santa Marina (1.799 m)

Nabaín. Circular desde Boltaña.

El monte Nabaín (1.799 m), también conocido como Santa Marina por la ermita que se ubicó en su cima, es la típica sierra exterior del Pirineo Aragonés, a medio camino entre el prepirineo y el eje axial de esta cordillera.

IMG_4680

Cara Norte del Nabaín, desde Buerba.

Su cara Sur es bien visible desde toda la zona meridional del Sobrarbe. De terreno calcáreo y cubierta por los típicos erizones tan comunes en esta zona, por ella discurre la vía normal que asciende desde la población de Ascaso.

Su cara Norte es mucho más vistosa. Cubierta por bosques y con grandes precipicios, es bien visible desde el valle de Vió, concretamente, desde las poblaciones de Buerba y de Vió.

Captura

Croquis detallado. Fuente: IGN / Wikiloc

Esta ruta recorre toda su cara Sur, trazando una exigente circular que visita, además, las poblaciones de Jánovas y Ascaso. El ascenso se realiza por un viejo camino (senda de los Carboneros) recuperado hace unos años que salva los 1.100 metros de desnivel que hay desde el cauce del río Ara a la altura de Jánovas hasta la misma cima.

Detalles del itinerario

Partimos del camping la Gorga de Boltaña, al otro lado del río Ara. Allí hay espacio para aparcar 4 o 5 coches y junto al puente hay un cartel indicador donde indica el inicio de varios senderos. Nosotros tomaremos el sendero PR-HU 40 que une Boltaña con Jánovas por una senda que avanza paralela al río.

IMG_4683

Primeros metros de sendero junto al río Ara.

Los primeros metros son muy agradables, avanzando junto al río Ara que, tras las lluvias del otoño, baja con un buen caudal. Por un bello puente, cruzaremos el barranco de la Bañera que baja de la zona de Campodarbe.

Saldremos un momento a la carretera que sube a Campodarbe pero la abandonaremos enseguida para tomar una pista que nos conduce al diminuto núcleo de Seso. La pista, en leve subida, nos deja en este lugar, compuesto por una gran casona y alguna caseta para almacenar los enseres del campo.

IMG_4685

Seso.

Al llegar a este lugar, abandonaremos la pista y tomaremos una débil senda que nace a mano izquierda. La senda se va introduciendo poco a poco en el congosto que conforma el río Ara entre las montañas de Nabaín y Ferrera (1.393 m). Este congosto se conoce con el nombre de Foz de Jánovas.

IMG_4688

Bonitos tramos de senda camino a Jánovas.

La senda es un auténtico rompepiernas. Hay tramos rápidos y otros con subidas bastante intensas. Siempre por bosque, es una senda muy interesante y bonita, más todavía ahora en otoño.

IMG_4692

Vistas a la Foz de Jánovas desde la senda.

Una fuerte bajada nos dejará de nuevo en el cauce del río Ara. La senda parece que se mete en el río, pero no. Avanzaremos por una pequeña repisa excavada en la roca y evitaremos así mojarnos.

IMG_4696

Avanzando junto al cauce del río.

Saldremos de nuevo al cauce del río, avanzando por una zona inundable llena de cantos rodados hasta alcanzar el primer paso equipado: un paso estrecho en la roca, con un poco de exposición a mano derecha y equipado con una cadena. El paso no es complicado, pero puede provocar dificultades si no estamos acostumbrados a este tipo de terreno.

IMG_4698

Detalle del paso equipado con cadena.

Superado este punto, un poco más adelante, está el segundo paso. Este sirve para salvar una canalización de agua. Son unas cuantas grapas a modo de escalera con un cable de vida. No hay ningún problema si no tenemos vértigo.

Y así nos plantamos, por fin, en el puente colgante de Jánovas, una bella pasarela peatonal de finales del siglo XIX. Una auténtica curiosidad arquitectónica que debemos conservar. Declarado Bien de Interés Cultural, es uno de los pocos ejemplos de puentes colgantes de esa época que han llegado a nuestros días.

IMG_4706

Puente colgante de Jánovas.

Pero no cruzaremos el puente todavía, antes toca visitar la población de Jánovas, en pleno proceso de recuperación. Este núcleo, fue abandonado en los años sesenta del siglo pasado debido a la construcción de un pantano. Finalmente, el proyecto se abandonó pero los vecinos habían sido ya obligados a dejar su pueblo. Décadas después, los hijos y nietos de aquellas personas forzadas a dejar sus casas han recuperado el pueblo y poco a poco se va recuperando la vida.

IMG_4703

Vista general de Jánovas.

Tras la visita, vuelvo al puente colgante y, nada más cruzarlo, tomo una sendita a mano derecha que me permite subir hasta la carretera nacional que une Fiscal con Boltaña. Apenas llego a tocar el asfalto, pues al otro lado de la calzada está el inicio de la senda que nos llevará a la cima del Nabaín, conocida como senda de los Carboneros.

IMG_4710

Bonita senda de subida al Nabaín.

La senda comienza a subir decidida, atravesando un bosque mediterráneo muy bonito. Hasta la cota 1.100, iremos ascendiendo por un pequeño valle colgado sin ningún tipo de referencia. Alcanzada esta cota, llegamos a un falso collado y las vistas se abren. Vemos los coloridos hayedos de la Sierra de Galardón y la hermosa Peña Canciás (1.929 m), otra de las sierras exteriores de esta zona, de morfología muy similar al Nabaín.

IMG_4717

Sierra de Galardón y Peña Canciás, al otro lado del Ara.

Ya por terreno más abierto y con menos pendiente, iremos avanzando hacia el Este por las faldas de la montaña. Alcanzaremos un pequeño balcón donde hay un cruce de caminos. Merece la pena detenerse y admirar las vistas hacia el valle del río Ara. Boltaña aparece al fondo, bastante abajo. Es una vista muy bonita.

IMG_4720

Vistas hacia la Foz de Jánovas.

Tomaremos la senda que sale a mano izquierda y que sube decidida por el bosque. Ganaremos metros y, sobre la cota 1.400, veremos como el bosque comienza a desaparecer para dar paso al matorral (erizón). Las vistas se abren y nos dejan ver los cortados de esta cara del Nabaín.

IMG_4725

La senda avanza pegada a los cortados del Nabaín.

La senda gana metros dejando los cortados a mano derecha. A pesar de la abundancia de erizón, la senda está bien marcada y se avanza sin problemas.

Llegaremos al collado Olavallo (1.650 metros) y saldremos a la cara Sur de la montaña, por donde realizaremos el descenso. Las vistas son tremendas desde aquí: Peña Montañesa, Cotiella, Posets… esta montaña es un mirador privilegiado. En este punto además, hay un cruce de caminos importante: tomaremos la senda de la izquierda que nos permite hacer cima.

IMG_4729

Posets, Punta Llerga, Cotiella, Peña Montañesa…

Ganaremos metros de forma rápida por el lomo de la montaña. Sin embargo, pronto nos engullirá la niebla que nos impedirá ver la panorámica que existe en este tramo final… Afortunadamente, la línea de nubes se sitúa en los 1.700 metros, por lo que no nos complicará la orientación en el descenso.

IMG_4733

En la cima.

Hacemos cima. En el punto más alto, los restos de la ermita de Santa Marina conviven con el vértice geodésico (curiosa mezcla). No veremos nada hacia el valle de Vió, pero unos hitos situados junto a la ermita me generan curiosidad. En el mapa de Alpina de Sobrarbe, se ve una sendita que sube a esta montaña desde las inmediaciones de Yeba por la cara Norte y me decido a bajar por esta abrupta vertiente en su búsqueda.

Bajo unas decenas de metros por terreno escarpado y encuentro una senda algo desdibujada. Dejo la investigación para otra ocasión con mejores condiciones pero, al menos, puedo fotografiar los precipicios de su cara Norte y los coloridos bosques que la adornan.

IMG_4736

Vertiginosa vista de la cara Norte del Nabaín, con sus bosques en pleno colorido otoñal.

Vuelvo a la cima para acometer el descenso. Sin ninguna dificultad y siguiendo los hitos, me lanzo para abajo. Este descenso es algo monótono, la ausencia de árboles lo hace aburrido pero, al menos, las vistas son muy buenas.

IMG_4741

La inmensa cara Sur del Nabaín.

Pronto, por terreno calcáreo, vamos acercándonos a Ascaso, pequeño núcleo que sobrevive al abandono y que está colgado en un risco alargado sobre el barranco del mismo nombre.

IMG_4743

Llegando a Ascaso.

Llegamos hasta él y nos detenemos un poco para conocerlo. Destaca una de las casas donde existe un reloj de Sol, muy curioso.

IMG_4747

Reloj de Sol en Ascaso.

La iglesia y el cementerio, están en el extremo Sur del pueblo y destacan sobre el resto de las casas. A pesar del aislamiento, el pueblo está en buen estado y hay unas cuantas casas bien conservadas.

IMG_4753

Iglesia de Ascaso.

Volvemos a la ruta. Ahora tomaremos un sendero que parte del centro de Ascaso y que nos conducirá a Boltaña. Pero antes debemos bajar hasta el cauce del barranco de Ascaso, muy vistoso, con varias cascadas en su cauce. El sendero se retuerce y zigzaguea entre coloridos árboles para, poco después, comenzar a ascender unos 150 metros de desnivel hasta la pista que conecta Boltaña con Morillo de Sampietro.

IMG_4761

Colores de otoño en el barranco de Ascaso.

Una vez alcanzada la pista, solamente quedará seguirla hasta Boltaña. Seguiremos las marcas del PR-HU 44, pues en algunos momentos hay sendas que nos permiten atajar y recortarle unos metros a la monótona pista.

En la parte final de la misma, pasaremos por debajo del castillo de Boltaña, colgado en una empinada colina.

IMG_4771

Castillo de Boltaña.

Poco después, alcanzamos el pueblo de Boltaña en su parte alta. Solamente quedará descender hasta el puente y cruzar al camping que se encuentra al otro lado, cerrando así esta exigente circular.

IMG_4774

Boltaña. Plaza Mayor.

Datos técnicos

Distancia recorrida: 25,2 km

Desnivel positivo superado: 1.660 m+

Tiempo neto: 4 horas (entrenamiento carrera de montaña)

Fecha de realización: 01/11/2019

Cartografía: Sobrarbe. Escala: 1:40.000. Editorial Alpina.

Track Wikiloc

Algunos links interesantes

Esta circular coincide al 95% con el recorrido de la carrera de montaña O Viento Rondador que se celebra desde hace unos años en Boltaña. Nunca la he llegado a correr pero tiene una muy buena fama. Es una carrera técnica y dura, pues el terreno es complicado, con mucha roca y senderos bastante técnicos… No obstante, por las vistas y el entorno merece la pena el esfuerzo.

El pequeño pueblo de Ascaso es conocido por celebrar un festival de cine. A pesar de tener un censo de 6 habitantes, aquí se organiza una muestra de cine todos lo veranos que tiene el honor de ser “la muestra de cine más pequeña del mundo”.

Para finalizar, os dejo el link del documental de radio “La Campana de Jánovas” emitido en Radio Nacional, para aquellos que tengan curiosidad sobre la historia de este pueblo en las últimas décadas.

Síguenos en redes sociales

Wikiloc

Facebook

Twitter

Instagram

 

 

 

Cara Norte de Oroel y Canal de Berdún.

Peña Oroel (1.770 m). Circular desde Barós por la senda de los Lobos.

Peña Oroel. La montaña de Jaca

La Peña Oroel es una preciosa cumbre del Prepirineo aragonés que domina el valle del río Aragón y la ciudad de Jaca. Su cómoda ascensión desde el Parador de Oroel, hace que muchas personas se acerquen hasta la gran cruz metálica situada en su cima para divisar desde ella una panorámica inmejorable del Pirineo aragonés.

Monasterio Nuevo de San Juan de la Peña y Peña Oroel al fondo.

Monasterio Nuevo de San Juan de la Peña y Peña Oroel al fondo. Primavera del 2013.

Nosotros decidimos alargar un poco la ruta haciendo una preciosa circular desde la localidad de Barós, muy cercana a Jaca. Subimos por la llamada senda de los Lobos, una alternativa muy interesante al clásico camino que sube desde el parador. Esta senda nos deja muy cerca del extremo Este de la montaña, conocido como Punta Bacials (1.689 m). Desde allí, tenemos que recorrer todo el lomo de la montaña hasta alcanzar el extremo Oeste y punto más alto de la Peña Oroel. El descenso lo haremos por la transitadísima senda del parador y su zig-zag para después volver al pueblo de Barós por unas sendas bastante cómodas.

c

Croquis. Fuente: Wikiloc / IGN.

La ruta es muy agradable y también muy bonita. Por cierto, la idea de esta circular la sacamos del blog de LaMeteoQueViene, así que muchas gracias a su autor por compartirla!

Detalles del recorrido

Pasadas las 10 de la mañana llegamos a Barós. El pueblo tiene una serie de casas bastante modernas en la entrada y al fondo se encuentra el casco antiguo, con su iglesia y una pequeña ermita. Nosotros no nos complicamos y aparcamos en la zona nueva, aunque tuvimos que cruzar todo el pueblo caminando.

Iglesia de Barós.

Iglesia de San Fructuoso en Barós.

Donde el pueblo termina, nace una pista y se dirige hacia el Sur, es decir, hacia las faldas del Monte Oroel. La pista se interna en el Barranco Riazo, transitando a media ladera.

Pronto la pista da paso a una senda ancha y en buen estado que seguiremos hasta alcanzar un cruce de caminos con una señalización algo precaria. A la derecha, vamos al parador y a la izquierda, por la senda mejor marcada, vamos hacia la senda de los Lobos. Obviamente, tomamos el camino de la izquierda. Por cierto, en este cruce está la conocida como Fuente de Barós.

IMG_4202

Avanzando por pinar hacia la senda de los Lobos.

Iremos ganando metros de forma constante por un pinar frondoso y muy bonito. Casi alcanzando la cota 1.200, nos toparemos con la pista asfaltada que viene del parador y que va al pueblo de Navasa. La cruzaremos y seguiremos por el camino que hay al otro lado de la misma, ancho y en perfecto estado.

Como veremos en un cartel amarillo que hay en un tronco cercano, estamos ya en la senda de los Lobos. Desde este punto a la cima de Peña Oroel el cartel marca 2 horas y media, que es más o menos lo que nos costó a nosotros a ritmo tranquilo, haciendo varias paradas.

Senda de los Lobos.

Ya metidos en la senda de los Lobos.

Esta senda va trazando una diagonal por la ladera Norte del monte, ganando unos 450 metros de desnivel a lo largo de sus 2,5 kilómetros.

La senda es preciosa y alterna tramos bastante empinados con otros más llanos que nos dejan recuperar el aliento.

Senda de los Lobos.

Alguna zona llana en la senda de los Lobos.

La vegetación es exuberante y la senda es estrecha, aunque se transita sin dificultades. Veremos pinos, abetos y, en la parte más alta, un bonito hayedo. En unos pocos tramos el bosque tiene algunos claros y podemos ver una gran panorámica de la Sierra Partacua, Tendeñera e incluso del macizo de Monte Perdido.

Senda de los Lobos

Un claro en la senda de los Lobos nos deja ver la sierra Tendeñera.

En el último tramo, antes de llegar al cordal, la senda se empina bastante. Afortunadamente es un tramo corto, que pasa rápido. Al salir al llano superior, el cambio de paisaje es impresionante…

Senda de los Lobos.

Atravesando un hayedo, en la parte final de la senda de los Lobos.

Paramos en el collado a beber algo. El entorno, como decía, es sorprendente, pues pasamos de un frondoso bosque muy empinado a una llanura muy amplia, casi desprovista de árboles y con bastante monte bajo (boj y erizón).

Punta Bacials

Ya en el cordal, el paisaje cambia por completo.

Estamos muy cerca del extremo Este del monte Oroel, culminado por la Punta Bacials (1.689 m). La senda que atraviesa el cordal es muy cómoda, apenas gana altura y está bien hollada.

IMG_4235

Caminando por el cómodo cordal.

Subiremos a una pequeña cota intermedia conocida como Punta de Sora (1.707 m), de escasa prominencia, y comenzaremos un leve descenso hasta el collado de las Neveras, llamado así por las viejas construcciones o pozos para acumular nieve que se encuentran en sus inmediaciones, bien visibles desde la propia senda.

IMG_4239

Collarada y la Sierra Partacua desde el cordal.

Las vistas desde el cordal son tremendas miremos a donde miremos. Se alcanza a ver el Turbón hacia el Este y, hacia el Oeste, las nubes cubren los picos más altos del Pirineo Navarro… Delante, a muy pocos kilómetros, los gigantes del valle del Aragón y del valle de Tena.

Antes de bajar al collado de las Neveras, ya vemos la cima de Oroel.

Antes de bajar al collado de las Neveras, ya vemos la cima de Oroel.

Bajaremos al collado de las Neveras, punto importante donde la senda que atraviesa el cordal se une a la senda que sube desde el parador. Aquí comenzamos a cruzarnos con bastante gente, la soledad acaba por momentos…

Realmente, desde el collado de las Neveras, salen dos sendas hacia Oroel, una por el mismo cordal y otra unos metros más abajo por la ladera Sur. La senda del cordal tiene mejores vistas aunque es un poco más incómoda… nosotros subimos por la senda del cordal y bajamos por la de abajo.

IMG_4249

Último tramo a la cima. Se ven claramente las dos sendas de las que hablo en el párrafo de arriba.

Poco antes de llegar a la cima, la senda se acerca bastante a los cortados de la cara Norte, dejando unas vistas espectaculares. La Canal de Berdún, ancha y llana, queda a mano derecha, con la mancha azul del pantano de Yesa visible al fondo, ya a muchos kilómetros de distancia.

Cara Norte de Oroel y Canal de Berdún.

Cara Norte de Oroel y Canal de Berdún.

Parece mentira que, por esa cara Norte tan quebrada y plagada de precipicios, discurra una ruta relativamente asequible, como es la vía Mayencos a la cima de Oroel

Cima de Peña Oroel

Cima de Peña Oroel

Hacemos cima en la Peña Oroel (1.770 m). En el punto más alto, el vértice geodésico parece de tamaño mini al lado de la enorme cruz metálica de casi 9 metros de alto. Esta cruz fue colocada por el Cuerpo de Forestales en 1902 y tuvo que ser subida con mulas pieza a pieza… toda una hazaña para la época.

IMG_4271

Estas cabras aprovechan la sombra que da la cruz situada en la cima. Abajo, se ve Jaca y el valle del río Aragón.

Hay que recordar que el papa León XIII en 1899 llamó a poner cruces en las montañas para demostrar el fervor cristiano y dar la bienvenida al siglo XX. De estos años son cruces míticas de nuestras montañas como la del monte Gorbea o la del Ernio, ambas en País Vasco.

IMG_4257

Desde el extremo Oeste se obtienen unas vistas muy buenas de la Sierra de San Juan de la Peña.

Tras comer el bocadillo en la cima, disfrutando del fresco y de las vistas, comenzamos el tranquilo descenso a Barós. Caminaremos hasta el collado de las Neveras y, desde allí, bajaremos por el famoso zig-zag de las 37 curvas que nos deja en el Parador de Oroel.

El camino es cómodo y muy popular. Durante la bajada nos cruzamos con varios grupos muy numerosos que han decidido subir a Oroel en el “turno de tarde”.

IMG_4280

Senda de bajada al Parador de Oroel.

Sin prisas, vamos descendiendo hasta el parador. Allí aprovechamos para tomar un café en su terraza.

Sin detenernos mucho, volvemos a la pista asfaltada que va al parador pero pronto la abandonaremos para tomar una senda que nace a mano derecha. La senda nos deja en una vieja pista y giraremos de nuevo a la derecha. Bajaremos por pista hasta alcanzar un collado en la cota 1.100 que queda al Sur de la Punta Mocholín, pequeña colina cercana a Barós. En este punto, abandonaremos la pista para continuar por una senda en bastante buen estado que nos devuelve a la Fuente de Barós.

Ya en la senda en la que comenzamos la ruta, solamente nos quedará descender los dos últimos kilómetros, muy cómodos, hasta Barós.

Llegamos al coche muy satisfechos con la ruta. Lo hemos pasado muy bien y hemos disfrutado mucho de los paisajes… una ruta muuuuuy recomendable.

Datos técnicos

Distancia: 16,3 km

Desnivel positivo superado: 890 m+

Tiempo neto: 5 horas

Fecha de realización: 07/09/2019

Cartografía: Visor IGN

Track Wikiloc

Algunos links interesantes

Esta montaña y sus “vecinas”, Cuculo (1.549 m) y San Salvador (1.547 m) se encuentran dentro del denominado Paisaje Protegido de San Juan de la Peña y Monte Oroel. En la web de este espacio, encontramos bastante información y la descripción de siete rutas de senderismo bastante asequibles que nos pueden servir para descubrirlo caminando.

Peña Oroel desde la Sierra de San Juan de la Peña.

Peña Oroel desde la Sierra de San Juan de la Peña.

Esta montaña cuenta con su propia carrera de montaña como no podía ser de otra manera. La Subida a Oroel es una de las veteranas de Aragón con más de veinte ediciones a sus espaldas.

Esta montaña también tuvo su Ultra Trail durante algunos años: Ultra Trail Jaca. Por desgracia, en 2017 ya no se realizó y no parece que se vaya a organizar en el futuro. Una pena, pues era una carrera de media montaña muy interesante y la zona tiene muchas opciones para este tipo de pruebas.

Síguenos en redes sociales

Wikiloc

Facebook

Twitter

Instagram

Pico Baciás (2.754 m)

Ascensión estival desde Baños de Panticosa por los ibones de Brazato.

El entorno del balneario de Panticosa está lleno de picos que no alcanzan los 3.000 metros de altura pero que gozan de rutas muy interesantes y de unas vistas espectaculares. Es el caso de este Pico Baciás, un dosmil situado junto al embalse de Brazato y muy cerca de la ruta GR-11.

20190723_142738

Embalse de Brazato

Se trata de una ascensión con cierta dureza a nivel físico, pues se superan los 1.100 metros de desnivel positivo, pero con pocas dificultades técnicas lo que es complicado de encontrar en este entorno de alta montaña.

Captura

Croquis detallado. Fuente: IGN / Wikiloc.

En el ascenso desde el balneario, a través del GR-11, nos toparemos con los ibones de Brazato. El camino es muy cómodo hasta la cota 2.500 y solamente a partir de ahí encontraremos ciertas dificultades en forma de caos de bloques que tendremos que ir sorteando.

EL RECORRIDO

Huyendo de la ola de calor, acabamos en los Baños de Panticosa, a más de 1.600 metros de altura. Son las 11 de la mañana y la temperatura ya es de 24ºC aquí. Esto de no madrugar tiene sus inconvenientes…

IMG_3719

Balneario de Panticosa.

Comenzamos a caminar pasando por delante de diferentes construcciones, desde el elegante Gran Hotel hasta otras en estado de ruina. Al fondo a la derecha, unas escaleras nos conducen al inicio del sendero, bien balizado con carteles y con marcas blancas y rojas del GR-11.

IMG_3635

Cómodo zig-zag en los primeros kilómetros.

Ya en el sendero, comienza un larguísimo zig-zag que nos permite alcanzar la cota 2000 de forma muy cómoda. Las largas lazadas que traza el sendero, hacen que la pendiente sea muy llevadera en todo momento.

IMG_3630

Vamos ganando metros poco a poco y el balneario va quedando abajo.

El bosque cubre esta primera parte. Caminamos a la sombra y eso se agradece mucho en un día como hoy, con la que está cayendo…

IMG_3643

Superada la cota 2000 salimos del bosque.

En la cota 2000 el sendero comienza a torcer hacia el SE subiendo metros de forma moderada, pero siempre por camino cómodo, bien hollado. La vegetación va dejando paso a los pastos de altura y a la roca de forma progresiva.

IMG_3647

La Sierra de Partacua asoma al otro lado del valle de Tena.

Iremos evitando la barrera rocosa de los Picos del Serrato, que cierran la cuenca donde se asienta el embalse de Brazato por el Oeste.

IMG_3655

Por terreno rocoso, vamos ganando los últimos metros para alcanzar el ibón.

A mano derecha, las vistas a los diferentes picos del Circo de Brazato se van abriendo: Foratula (2.581 m), Tablato (2.564 m), Serrato (2.695 m)

Nos vamos aproximando al ibón. Un zig-zag nos permitirá ganar metros sin dificultades y acercarnos poco a poco a la presa del embalse o ibón represado de Brazato.

IMG_3657

Pasando junto al embalse de Brazato.

Sorprende el tamaño del mismo y el escaso caudal que porta, lo que afea un poco el entorno. Al otro lado del embalse, destacan el Pico Brazato (2.729 m). Encima de nuestras cabezas, está la Punta del Puerto (2.717 m) y, casi escondido, sin llamar la atención, aparece la suave ladera Oeste del Pico Baciás, nuestro objetivo de hoy.

Aprovechamos para hacer una parada junto al ibón y comer el bocadillo mientras disfrutamos con las vistas y con la suave brisa que refresca lo suficiente, estamos a casi 2.400 metros de altura.

20190723_133728

Embalse de Brazato.

Tras la paradita, retomamos la marcha. La senda comienza a subir de forma decidida y se encarama a una canal. En este punto, podemos rellenar las cantimploras con el fresco arroyo que cae por la canal.

El sendero se vuelve más incómodo y tendremos que apoyar la mano de forma puntual, aunque sin dificultades. Superada la canal, la senda se aproxima a un falso collado desde donde se divisan ya los ibones altos de Brazato, aunque no todos, solamente dos de ellos.

IMG_3667

A la izquierda, Cuello Alto de Brazato.

Desde este falso collado, también lograremos ver el Cuello Alto de Brazato (2.566 m), verdadero collado que comunica los Baños de Panticosa con el Alto valle del río Ara y el refugio de Bujaruelo. El camino hasta este collado se vuelve más arduo, teniendo que sortear algunos caos de bloques bastante sencillos.

IMG_3670

Pasando junto a los ibones altos de Brazato.

Sin dificultades, alcanzamos el Cuello Alto de Brazato. Las vistas al macizo de Vignemale (3.299 m) son tremendas. Merece la pena detenerse un buen rato a fotografiarlo.

IMG_3673

Cuello Alto de Brazato. Al fondo, el Vignemale.

Los ibones de Batanes quedan un poco más abajo del collado, ya en la otra vertiente, pero no llegaremos a ellos. Giraremos en el mismo collado a la derecha y comenzaremos a seguir una hilera de hitos bastante evidente que conduce a la cima del Baciás.

IMG_3675

Baciás (a la izquierda) desde el collado.

Atravesaremos un amplio caos de bloques cruzando así en diagonal la ladera SE de la Punta del Puerto. Este es el tramo más incómodo de la ascensión. Sin alcanzar el collado que separa este pico del Baciás, tomaremos una débil senda que nos aproxima a la ladera Norte de nuestra cima.

IMG_3702

Una mirada al collado, tras atravesar la peor parte del caos de bloques.

Allí, siguiendo trazas de senda e hitos dispersos, por terreno incómodo pero sencillo, saldremos al hombro de la montaña. Ya en el cordal, que es ancho (no se le puede llamar cresta), haremos los últimos metros a cima sin ninguna dificultad, por un senderillo evidente.

IMG_3681

Más cerca…

En la cima, las vistas se abren al Sur, donde vemos muy cerca los ibones de Espelunz y mucho más lejos los tresmiles de Ordesa, con la pared Norte de los Gabietos-Taillón en primer plano.

IMG_3685

Cima!

Al otro lado, veremos los tresmiles de Panticosa, con el Garmo Negro (3.064 m) y el Argualas (3.044 m) bien diferenciados.

Tras un ratito arriba, es hora de volver al collado, con cuidado para no dejarnos los tobillos con tanta roca suelta. En el collado, haremos una nueva paradita para recuperar fuerzas de cara al descenso, que es bastante largo…

IMG_3708

Volviendo, junto a los ibones altos de Brazato.

La bajada la haremos a ritmo tranquilo, disfrutando de las vistas pero sufriendo un poco por el calor. Especialmente nuestro perrete, que no paraba de buscar la sombra a cada paso.

IMG_3717

Luces de tarde.

Poco a poco bajamos los casi 1.000 metros de desnivel que hay desde el collado, alcanzando el balneario poco antes de las 7 de la tarde.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 14,2 km

Desnivel positivo superado: 1.105 m+

Tiempo neto: 6 horas

Fecha de realización: 23/07/2019

Cartografía: Valle de Tena. Editorial Alpina. Escala: 1:25.000

Track Wikiloc

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

El Balneario de Panticosa, punto de partida de esta ruta, es un lugar cargado de historia. Ya usado por los romanos, ha tenido distintas etapas de auge pero también de decadencia. En el siglo XIX se da la mayor época de esplendor y se construyen gran parte de los edificios que hay actualmente, algunos de ellos muy bonitos, con clara inspiración francesa. En este link se cuenta la historia de este lugar con bastante detalle.

Pero llegó el siglo XIX, la burbuja inmobiliaria y la posterior crisis del ladrillo. En 2009, una gran inmobiliaria que había invertido hasta 60 millones en el balneario entra en concurso de acreedores y las obras de edificación quedan a medio hacer. Hoy en día, esas construcciones siguen ahí, en estado de abandono, afeando el paisaje como tantas otras obras faraónicas de esa década.

Ibón del Sen. Valle de Chistau.

Ibón del Sen desde Puente Pecadores por el PR-HU 115.

El Ibón del Sen se sitúa en el extremo suroeste del Parque Natural de Posets-Maladeta, concretamente en el valle de Chistau. La cubeta de origen glaciar donde se encuentra, está rodeada de afiladas agujas de granito de más de 2700 metros de altitud que dotan al lugar de una gran espectacularidad.

20190707_114840

Ibón del Sen

La ruta hasta el ibón es realmente interesante. Recorreremos una zona de bordas y campos de cultivo para después pasar a un barranco donde el paisaje más humanizado de las bordas da paso a los prados de altura donde las ovejas pastan a sus anchas.

Captura

Croquis de la ruta. Fuente: Wikiloc / IGN

Una excursión solitaria, incluso en verano, y bastante suave, a pesar de que se superan más de 1200 metros de desnivel positivo.

EL RECORRIDO

Llego al parking de Puen Pecadó o Puente de los Pecadores (1.200 m) a las 10 de la mañana. Cielos despejados y una temperatura de 22ºC. Estamos en plena ola de calor.

Para llegar a este parking, tomaremos la carretera que recorre el valle de Chistau. Tras pasar por Plan y San Juan, iremos dirección a Gistaín. En la primera gran recta, veremos a mano derecha un parking para 6 ó 7 coches y varios carteles que indican el inicio de varias rutas.

IMG_3063

El valle del río Zinqueta.

Comenzamos andando por la corta pista que desciende al Puen Pecadó (en aragonés) o Puente de los Pecadores; bonito puente sobre el río Zinqueta donde hace muchos siglos debían de tirar a los que se portaban mal en el valle. La caída es maja, de unos 50 metros.

IMG_3062

Primeros metros, por camino de herradura.

Tras cruzar el río, empezamos a ascender por un camino empedrado. Durante toda la ruta veremos las marcas blancas y amarillas, ya que el sendero está catalogado como PR-115.

1762_2

Las bordas salpican el paisaje en los primeros kilómetros de la ruta.

Al inicio, la senda realiza un zig-zag hasta situarse en una llanura (Tozal de la Mosquera) donde vemos un desvío hacia San Juan de Plan. Continuamos obviando este desvío, a la izquierda, siguiendo marcas blancas y amarillas, siempre entre bordas y campos de cereal.

El sendero es muy agradable y bastante fresquito. Las vistas al macizo de Cotiella quitan el hipo, son tremendas y bien merece la pena detenerse unos minutos para fotografiarlo.

IMG_3065

Vistas a la cara Norte de Cotiella.

El sendero desemboca en una pista de tierra (cota 1.600 m) que seguiremos hacia la evidente confluencia de los barrancos de las Pardas y del Sen, ganando altura poco a poco.

IMG_3069

Dejando atrás la cota 1.800 donde se observan los restos de una explotación minera.

La pista acaba a los 1.800 metros de altura y comenzamos a caminar por una senda preciosa. En este punto observamos a la derecha los restos de un viejo lavadero de unas minas de cobalto abandonadas.

Algunos intrépidos llegan con el coche hasta este punto, evitando así una buena parte del camino. Si tenemos fuerzas suficientes, recomiendo comenzar la ruta en Puen Pecadó y así disfrutar del ascenso entre bordas por el camino de herradura.

(Lo de intrépidos lo digo sin ironías, no hay cosa que más miedo me dé que meter el coche en una pista forestal del Pirineo.)

IMG_3073

Cruzando el Barranco del Sen.

Cruzaremos por un puente de madera el barranco del Sen y, ya por la otra margen, enseguida alcanzaremos la cabaña de las Pardas, que posee una zona para ganado y otra de refugio libre.

IMG_3089

Cabaña de las Pardas.

El camino traza unas amplias zetas muy evidentes que salvan con comodidad la fuerte pendiente de las laderas de hierba. Las marcas blancas y amarillas son abundantes y hacen que sea imposible perderse.

IMG_3075

Camino perfectamente balizado.

Sobre la cota 2200, llegamos a un pequeño rellano y cruzamos el barranco del Sen de nuevo. Solamente nos quedará superar una pedrera con un sendero bien hollado que nos dejará en la cubeta glaciar donde se asienta el ibón.

IMG_3079

En la cota 2.200, ya asoman las Agujas del Sen y se intuye la cubeta donde se asienta el ibón.

Allí veremos una pequeña charca, pero tranquilos que esto no es el ibón. Todavía nos quedarán unos metros de desnivel para asomarnos a la verdadera cubeta… Ibón de Sen (2.356 metros). El ibón es muy grandote, y el circo donde se encuentra es espectacular.

20190707_114840

Panorámica del ibón.

Nos acercamos a la orilla del ibón por un pasillo entre grandes bloques de granito. Es importante no abandonar dicho pasillo, a los lados, los grandes bloques hacen que sea muy complicado avanzar. Por fin alcanzamos la orilla y nos sentamos a recuperar fuerzas y disfrutar del paisaje.

Unos metros más al Oeste, se encuentra el “pequeño ibón del Sen“, escondido tras la humilde cota 2422 (mapa IGN). Esta vez no me acerqué a verlo, pero sí lo hice en otra excursión similar hace algunos años.

1762_17

El pequeño ibón del Sen en el año 2012.

A los que en el ibón les queden ganas de más, pueden subir al cercano collado de Barbarisa y subir a la Tuca de Barbarisa (2728 metros). El acceso al collado es por una pedrera bastante penosa sin traza.

IMG_3088

Largo descenso al fondo del valle.

Tras el descanso, comenzamos el descenso al parking de Puen Pecadó, sin sobresaltos…

Excursión muy recomendable, por ser suave y bonita, aunque con un desnivel muy considerable.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 13,3 km

Desnivel positivo acumulado: 1220 m+

Tiempo neto: 3 horas (entrenamiento de carrera por montaña)

Fecha de realización: 07/07/2019

Cartografía: Valles de Chistau y Bielsa. Bachimala. Escala: 1:25.000. Editorial Alpina.

Track Wikiloc

ALGUNOS LINKS INTERESANTES

En el blog de Alberto Martínez Embid siempre se cuentan historias muy interesantes sobre el Pirineo y las personas que lo han habitado desde hace siglos. Historias de montañeros pero también de las actividades económicas de estos valles. Un ejemplo es esta entrada sobre la minería en el valle de Chistau hace 300 años que explica el origen de las mencionadas minas de cobalto.

 

Petrechema (2.371 m) y Mesa de los Tres Reyes (2.444 m). Circular desde Lescun

Ruta de dos días: Lescun – Linza – Lescun

El Circo de Lescun es uno de los parajes más bonitos del Pirineo Francés. Es una de esas zonas del Pirineo con un clima atlántico muy marcado que asegura paisajes muy verdes pero también muchos días de mal tiempo al año.

CIMG2015

Circo de Lescun, camino de la Mesa de los Tres Reyes (segundo día).

Cuando entras en Lescun, llaman la atención las inmensas crestas calizas que recortan el cielo, emergiendo imponentes de los verdes valles: Billare, Pene Blanque, Agujas de Ansabere, Sobarcal, Dec de Lhurs, Mesa de los Tres Reyes… la cantidad de montañas y parajes a visitar en esta zona es muy grande, y todos ellos son muy muy chulos. Desde luego, a pesar de no contar con cotas muy altas (la cima más alta es el Anie, de poco más de 2500 metros), el macizo cuenta con atractivos de sobra para no echar de menos esos metrillos…

CIMG2044

Pene Blanque. Bajando a Lescun (segundo día).

Para conocer bien el Circo de Lescun y los valles de la vertiente española, preparamos una ruta circular, larga y exigente, aunque sin muchas complicaciones técnicas:

Día 1: Parking de Anapia (Lescun) – Valle de Ansabere – Collado de Petrechema – Petrechema – Collado de Linza – Refugio de Linza.

Día 2: Refugio de Linza – Collado de Linza – Mesa de los Tres Reyes – Col de Ourtets – Valle de Anaye – Plateau Sanchese – Parking de Anapia.

Dos días de largas caminatas, que se resumen en 2600 metros de desnivel y casi 40 kilómetros en las piernas.

ACCESO

Para llegar a Lescun desde España, deberemos de llegar primero a Jaca y Canfranc. La carretera, justo antes de llegar a Canfranc Estación, se bifurca. Tomaremos el túnel del Somport, para evitar ascender el puerto de Somport.

Ya en el lado francés, bajaremos por el valle, pasando por Etsaut y alguna otra pequeña aldea. Tras poco más de 10 kilómetros, veremos el desvío a Lescun.

Una sinuosa carretera llega al pueblo. Allí, seguiremos unos carteles verdes que nos indican como llegar al parking de Anapia. Cuidado porque es un laberinto de pequeñas pistas asfaltadas, hay que estar atento a los desvíos. El parking es bastante amplio.

DETALLES DEL ITINERARIO

DÍA 1: LESCUN (ANAPIA) – PETRECHEMA – LINZA

El viernes a las 8 de la mañana llegamos a Lescun. El madrugón y el sueño no ha mermado nuestras fuerzas, estamos con muchas ganas de caminar y de disfrutar de dos días en el monte.

La temperatura es ideal, unos 12ºC, y el cielo despejado, menudo día hemos pillado!!

CIMG1916

Billare desde el parking de Anapia.

Comenzamos a andar por la pista asfaltada, siguiendo los carteles que indican dirección a Masousa – Ansabere. Unos 3 kilómetros por pista asfaltada hasta llegar a la zona de Masousa, también conocida como Port Lamareich, donde podíamos haber dejado el coche… Pero por la circular que vamos a hacer es recomendable dejarlo en el parking de Anapia, ya que sino, la caminata del segundo día se iba a hacer muy larga.

CIMG1925

Pic Poure de Lamary desde el Pont Lamary.

De Pont Lamareich a Pont Lamary, hay una pista en estado regular, que recorremos en apenas 30 minutos, disfrutando del fresquete y de las vistas al Dec de Lhurs (2176 metros) y al Pic Poure de Lamary (1915 metros).

CIMG1929

Tremendas vistas de las Agujas de Ansabere, de camino a las cabañas.

En Pont Lamary comienza el verdadero sendero a las cabañas de Ansabere. Primero una suave subida hasta un llano, donde se unen los barrancos de Ansabere y Pedain. Después el camino se introduce en un bosque, avanzando paralelo al barranco de Ansabere. Tras un zig-zag, el bosque acaba, se abren las vistas y llegamos a las Cabañas de Ansabere.

CIMG1932

Llegando a las cabañas de Ansabere, al fondo el collado de Petrechema al que luego subiremos.

Este lugar es perfecto para tumbarse y descansar un rato, rellenar las cantimploras y disfrutar de las vistas. Hay unas casetas habitadas por una pareja de pastores, que venden queso “a peso”. Había bastante gente por el lugar, sobre todo españoles, se nota que la senda de Camille tiene tirón.

CIMG1939

En la subida al collado, el Dec de Lhurs y la Gave de Ansabere, por donde hemos ascendido.

Tras el descanso, afrontamos el tramo más duro de la jornada, la subida al collado de Petrechema. La subida desde abajo parece dura, por un interminable canchal. Sin embargo, el sendero está bien marcado en la pedrera y se sube bien, sin resbalar, ganando altura de forma progresiva en zig-zag.

En la subida, disfrutaremos de unas vistas privilegiadas de las Agujas de Ansabere, foto obligada, el lugar es espectacular.

CIMG1942

Ascendemos ante la atenta mirada de las Agujas de Ansabere.

Coronamos el puerto. Hemos ido a ritmo lento pero seguro y no estamos muy cansados. Descansamos otro rato, disfrutando de las vistas al circo por el que hemos ascendido, y también de los picos que nos rodean: Sobarcal y Petrechema.

En el collado está la muga o paso fronterizo 273, otra foto obligada.

CIMG1946

Cara Sur de Petrechema, por donde ascendemos.

Desde el collado, la subida al Petrechema es muy directa, discurre por un senderillo en la cara Sur. Desde abajo parece muy empinado, pero una vez metidos en harina no tiene la menor dificultad. Subimos tranquilos, pues no tenemos ninguna prisa, echando fotos de las agujas y disfrutando mucho.

CIMG1952

Fácil sendero. Buenas vistas.

Hacemos cima en el Petrechema a las 14:15 horas. Estamos solos!!! Echamos fotos y nos comemos el bocata.

Pronto comienza a llegar gente, la verdad es que hay bastantes personas para ser entre semana, se nota el buen tiempo.

CIMG1962

Vistas a la Mesa de los Tres Reyes desde la cima de Petrechema.

Después de comer comenzamos el descenso, esta vez por la vía normal, la loma Oeste del pico. La vía normal es un paseo. Un buen sendero baja desnivel de forma cómoda hasta llegar al collado de Linza.

CIMG1967

Descendiendo por la loma Oeste del Petrechema.

Buenas vistas del karst de la Hoya de la Solana y, por supuesto, de la Mesa de los Tres Reyes, donde iremos al día siguiente.

El descenso del collado de Linza al refugio se hace duro debido al fuerte calor. Es muy sencillo, con un sendero marcadísimo.

CIMG1970

Bajamos por la ruta normal. Al fondo Txamantxoia.

Poco antes del refugio, llegamos a una enorme explanada (cota 1590) con unas vistas increibles del Mallo Acherito (2378 metros) y del valle que nace en su cara Oeste.

CIMG1984

Mallo Acherito.

Llegamos a Linza a eso de las 17:30, tras 9 horas de caminata. Ducha y unas buenas jarras de cerveza.

CIMG1978

Llegando a Linza.

La cena y las habitaciones, así como el trato de los guardas, muy bueno, son buena gente. Dormiremos como troncos, la verdad que una estancia muy buena, la mejor en refugio, junto con la que pasamos en Lizara el año anterior.

CIMG1988

Linza bajo el pico Txamantxoia.

DÍA 2: LINZA – MESA DE LOS TRES REYES – LESCUN (ANAPIA)

Amanecemos en el refugio de Linza. El despertador suena a las 6:15 de la mañana. Hemos dormido a pierna suelta. Desayunamos en condiciones y a las 7:35 nos ponemos en marcha con las primeras luces del día. Cielos despejados y una alta temperatura de 15ºC, parece Julio.

CIMG1992

Primeros metros, dejando atrás Linza.

Salimos por el mismo camino por el que volvimos ayer. Vamos avanzando a ritmo lento, sin prisa pero sin pausa, mi chica lleva agujetas de ayer y hoy va a ser un día muuuy largo.

Seguimos en romería, decenas de personas, hasta el collado de Linza. Allí, la mitad sube al Petrechema y la otra mitad a la Mesa. Hay hasta unos en mountain bike que van a descender de Petrechema, olé sus huevos.

CIMG1997

Vistas a la Mesa y al karst que tenemos que atravesar.

Desde el collado de Linza, comenzamos a descender a la Hoya de la Solana, por un marcado sendero, dejando a mano derecha un impresionante karst.

CIMG1999

Bonito camino de aproximación.

Veremos un desvío en la cota 1850, que nos permitiría volver a Lescun de forma cómoda, por el valle de Anaye, rodeando la Mesa. No lo tomaremos, pues queremos ascender a la Mesa.

CIMG2007

Atravesando el karst, camino a la Mesa.

Nos introducimos de lleno en un karst (cota 2000), fácil y repleto de hitos. Perdemos cota y salimos del karst para volver a un sendero bien marcado, que avanza bajo los paredones del Budoguía, ganando altura poco a poco. Es cómodo aunque algo rocoso en algún punto.

CIMG2012

El camino a la cima es una romería.

Pronto avistaremos a los montañeros en la cima de la Mesa, que está repleta. Ya queda menos.

El sendero sube hasta un pequeño collado entre la cresta de Budoguía y la Mesa. Las vistas, vertiginosas, se abren hacia el Norte, donde domina el Anie sobre el inmenso macizo karstico de Larra. Al Sur, vistas no menos espectaculares al circo de Lescun, destacando por encima del resto el Petrechema. Impresionante.

CIMG2015

Vistas hacia el Petrechema.

El sendero se empina y se estrecha. Hay gente que sube a la Mesa por la misma arista Oeste. Nosotros no. Seguiremos un sendero colgado, casi faja, muy marcado que discurre por la cara Sur. Si seguimos rectos, llegaríamos al collado que hay entre la Mesa (2444 metros) y Le Table (2428 metros), antecima Este de la Mesa de los Tres Reyes… pero no hace falta llegar a ese collado, justo a mitad de camino, a mano izquierda, veremos unos hitos y unas trazas que suben a la cima, por terreno escarpado e incómodo.

CIMG2021

Terreno escarpado poco antes de hacer cima.

Ayudándonos de las manos, siempre sin dificultad, nos plantaremos justo debajo de la cima. Otro escaloncete y ya estamos en la cima!

CIMG2024

De izquierda a derecha: Pene Blanque, Billare y Lac de Lhurs.

Sorprenden varias cosas de esta cima. Primero, la cantidad de gente que hay, se nota que estamos cerca del País Vasco. Segundo, la cantidad de simbolismos: una réplica plateada del Castillo de Javier, una figura de San Francisco Javier, y varias placas de montañeros fallecidos, llama la atención la que los montañeros navarros dedican al grandísimo Iñaki Ochoa de Olza. Se nota que estamos en el techo de Navarra.

CIMG2026

En la cima de la Mesa de los Tres Reyes con la figura de San Francisco Javier.

Tras echar unas fotos como podemos, decidimos descender. Con cuidado hasta el sendero colgado del que he hablado antes. Ahora debemos de llegar por esa “fajeta” hasta el collado que hay entre la Mesa y la Table. El sendero es vertiginoso y con algo de patio, cuidado con nieve.

Llegamos al collado y nos ahorramos subir a la Table. Las vistas son muy parecidas que desde la Mesa, pero si hubiéramos ido menos cansados hubiera merecido la pena echar una foto con el Lac de Lhurs debajo.

CIMG2033

La cima de la Mesa desde el karst de la cara Norte.

Comenzamos a descender hacia el inmenso karst de Larra que desde aquí asusta. Una pedrera empinada con un sendero bien marcado en zig-zag nos depositará en él.

CIMG2035

El complejo karst, camino al Col de Ourtets.

Ya en el karst, seguimos escrupulosamente los hitos que nos conducen al Col de Ourtets, vía más sencilla para bajar a Lescun.

CIMG2037

Vistas al Anie desde el karst.

Al principio el karst es casi llano y se va bien. Alguna grieta grande, pero con cuidado sin problemas. Después, antes de llegar al collado de Ourtets, la cosa se complica, el terreno se empina bastante y hay que ir con cuidado, porque está lleno de placas lisas de roca. Habrá pasos de II, facilmente, mucho cuidado con la roca mojada o con niebla.

CIMG2039

Alcanzando, por fin, el Col de Ourtets.

Llegamos al Collado de Ourtets, ojo aquí porque hay dos collados casi pegaditos, separados por un peñasco rocoso. El que está más al Sur tiene hitos, pero no es el collado de Ourtets, da acceso a una pedrera muy empinada con algo de traza. Si seguimos un pelín más al Norte, veremos más hitos y un sendero mejor trazado por el que bajaremos cómodamente.

CIMG2046

Bajando al valle de Anaye ya por una buena senda.

Ya llegando al valle de Anaye, en la cota 2000, paramos a comer, y nos deleitamos con las vistas al Anie (2504 metros) y al cercano Pene Blanque (2390 metros). Unos montañeros bajan por su empinadísima pedrera con mucho cuidadito, curioso de ver.

CIMG2044

Pene Blanque.

Lo que nos queda ya es un largo paseo hasta el coche. Descendemos por el valle de Anaye, entre ovejas, con bastante calor.

Llegamos a las Cabañas de Anaye, parada obligada para refrescarnos en su fuente de agua bien fría. Buenas vistas desde aquí al Billare.

Seguiremos descendiendo por el fantástico hayedo hasta que avistamos el espectacular Plateau de Sanchese. Un sendero en zig-zag excavado en la roca nos permite descender metros rápidamente.

CIMG2071

Camino excavado en la roca para bajar al plateau.

Llegamos a la llanura del Plateau. Inmensas vistas desde la explanada verde llena de vacas. Al fondo una gran catarata y las luces del atardecer pegando en las crestas calizas. Pocos sitios del Pirineo he visto tan chulos como este, la verdad…

CIMG2073

Cascada en Plateau de Sanchese.

Tras echar muchas fotos, tomamos la pista de la derecha que nos deposita en el parking de Anapia, inicio de la aventura, casi 36 horas después.

Tremenda ruta de dos días, muy muy bonita. La zona de Lescun es muy chula, más espectacular que la vertiente española, que es menos alpina, con más pasto y llanura y menos crestas. Circular exigente que deja con muy buen sabor de boca.

DATOS TÉCNICOS

Distancia recorrida: 39 kilómetros aprox. (19 km + 20 km)

Desnivel positivo acumulado: 2600 m+ (1400 m + 1200 m)

Tiempo neto: 14 horas (6 horas + 8 horas)

Fecha de realización: 9 y 10 de septiembre del 2011

Cartografía:

Carte IGN Ossau Vallée d’Aspe PN des Pyrénées – IGN 1547OT. Escala: 1:25.000
Senda de Camille. Editorial Alpina. Escala: 1:25.000

Carrera por montaña Sierra de Luesia 27K – Edición 2019

CXM Sierra de Luesia – 27,5 KM y 1650 m+

Este año 2019, la carrera por montaña Sierra de Luesia celebraba su octava edición. Una carrera veterana y ya asentada en el calendario aragonés, que cuenta con unos atractivos indiscutibles: los bosques y sendas de la zaragozana Sierra de Luesia, en las Altas Cinco Villas.

IMG_2951

Paisaje de media montaña: Sierra de Luesia.

A pesar de estar en el prepirineo, la carrera tiene unos desniveles muy acusados, especialmente en el primer tramo, con el ascenso y posterior descenso del Puy Moné (1.303 m). Sin ser una carrera técnica, posee muchos kilómetros de senda y bastantes kilómetros de sube y baja, rompepiernas, lo que impide que sea un recorrido muy rápido.

IMG_2882

Luesia.

La carrera es muy disfrutona, con unas paisajes de media montaña muy agradables, que invitan a correr. Muchos kilómetros por bosques, hayedos, que disminuyen la sensación de calor… Una carrera que merece la pena conocer.

ANÁLISIS DEL RECORRIDO Y CRÓNICA PERSONAL

A las 9:15 de la mañana se daba la salida desde la plaza Mayor de Luesia. Buen ambiente en la salida conjunta de las dos distancias: 27k y 15k.

Alfredo Miana

Salidaaaaa!!!. Foto: Alfredo Miana. Extraída del Facebook de la organización.

Los primeros metros discurren por las calles del pueblo hasta tomar la carretera. Saldremos del pueblo y nos internaremos muy pronto en el Barranco de la Bal, todavía por pista asfaltada. A los 2 kilómetros de pista giraremos a la izquierda y comenzaremos a pisar hierba, siempre en suave ascenso. Comienza aquí la subida al collado de la Bal de Aragües.

IMG_2956

La Bal.

La subida se realiza por senda y asciende unos 300m+ en 2 kilómetros. No es especialmente dura y se deja correr, aunque en algunos tramos tocará andar.

En esta primera subida me voy colocando en el “grupo perseguidor” dejando marchar a los “buenos” que llevan un ritmo inalcanzable para mí. Rondaré el top 10, voy cómodo, ni me adelantan ni adelanto, y en esta línea marcharé los próximos kilómetros.

Tras alcanzar el collado, toca una bajada fácil por un sendero a media ladera que nos deja en el Barranco de Valdiguara o Bal d’Iguara, donde se encuentra el primer avituallamiento. En la bajada, noto como el tobillo sigue un poco tocado desde la torcedura que tuve en Riglos hace ya más de dos meses. Decido no forzar y bajar “sin meter quinta”.

Tras el avituallamiento, comienza la subida más dura del día, al Puy Moné. Son unos 250m+ en apenas 1 kilómetro. Subimos “a saco” por una ladera donde hay bastante roca suelta y poca vegetación. Es fácil resbalar y echo mucho de menos los bastones… qué duro es esto!!!

Afortunadamente la subida acaba pronto, tocamos cima en el Puy Moné y para abajo. Tenemos por delante la bajada más larga de la carrera por el conocido como camino de los Malos Dientes, unos 500 m- en 2,5 kilómetros. Se hace por senda y es bastante cómoda en su inicio, aunque la última parte se estrecha y hay más piedra suelta.

IMG_2940

Cima del Puy Moné.

En la bajada, adelanto a dos corredores y me adelantan otros dos. Las fuerzas siguen intactas y continúo muy animado. Estoy disfrutando mucho a pesar del tobillo que me duele en las bajadas.

Estamos en el km. 9. Casi llegamos a tocar el valle del río Arba de Luesia pero un desvío nos lleva a mano derecha. Comienza una nueva subida por sendero de apenas 120 m+, es la primera de las tres “tachuelas” que tenemos en los próximos 5 kilómetros que, la verdad, engañan bastante. Sobre el papel parecen kilómetros rápidos donde se puede apretar, pero veremos pronto que no es así.

Tras coronar un colladito conocido como collado de Peña Cerbera (931 m), comienza un descenso rápido por buena senda que nos deja en el famoso Pozo Pígalo, una badina natural situada en un enclave precioso. Aquí encontramos el segundo avituallamiento del día.

Pasaremos junto al pozo, que lleva mucha agua, y seguiremos pegados al cauce del río, para después remontar a mano izquierda y pasar junto a un refugio (refugio del Curro). En este punto comienza la segunda “tachuela”, una subida durilla por bosque de casi 150m+.

IMG_2919

La quebrada cara Norte de la sierra de Luesia.

Un descenso muy suave nos dejará ya en el llamado Barranco de las Raíces. Sin tiempo para tomar aliento, comienza la tercera “tachuela”, que conecta este barranco con el de Huértalo, el principal cauce de la cara Norte de la sierra de Luesia.

EricalaFosa-BrunoGaspar

Subiendo a Erica la Fosa. Foto: Bruno Gaspar. Extraída del Facebook de la organización.

Si hemos sobrevivido a estas tres “tachuelas”, estaremos en el kilómetro 14 y por delante tendremos una nueva subida de 400 m+. La primera parte de esta subida discurre nuevamente por bosque, por una senda que zigzaguea hasta alcanzar el collado Erica la Fosa (1.120 m). El segundo tramo se hace por la llamada cresta del Malpaso, un espolón que se desprende de la cima del Puy Fonguera (1.306 m) hacia el Norte y que, lejos de ser un sendero malo, es un tramo bastante cómodo y muy bonito, con unas vistas impresionantes.

Fotos subiendo por la cresta del Malpaso, de José Antonio Aldaz, extraídas del Facebook de la comarca de las Cinco Villas:

En esta subida sigo yendo bien y nos juntamos un grupete de tres corredores que alcanzamos juntos la cima del Puy Fonguera (nuevo avituallamiento). Apenas paro y seguimos a buen ritmo cuesta abajo.

IMG_2914

Buenas vistas al Santo Domingo desde el entorno del Puy Fonguera.

Una nueva senda por el conocido como Bal del Abellanar me hace pasarlo mal. Es un tramo corto, por hayedo, en un sendero con mucha hoja suelta y piedras escondidas que le dan la “puntilla” a mi maltrecho tobillo. Voy bien de fuerzas, pero no puedo apretar, qué rabia.

La senda desemboca en una pista y desde la pista comienza el último ascenso “largo” de la carrera, a la Punta del Siete (1.250 m). Primero alcanzaremos el llamado collado de las Neveras o collado del Correo (según el mapa que consultemos) y después subiremos por el lomo de la montaña en un tramo bastante más inclinado.

Aquí hacen acto de presencia los calambres en los aductores. Bufff, he bebido poca agua y eso me está pasando factura. Aguanto como puedo, hago cima y para abajo intentando no perder ritmo.

Bajo la cima de la Punta del Siete hay un kilómetro cómodo y casi llano por pista, antes de tomar el sendero que nos permitirá bajar por el hayedo de Gozopaño al Barranco de la Bal.

IMG_2892

Los hayedos cubren las cabeceras de los barrancos.

Bajada algo técnica y alcanzamos el último de los avituallamientos (el cuarto).

No llego a parar y sigo para adelante. En el avituallamiento me dicen unos niños muy majos que voy noveno y me animo un poco pero las fuerzas comienzan a flaquear y veo que va a ser imposible mantener este puesto.

Los continuos sube y bajas de los próximos dos kilómetros hasta alcanzar la Fuente Isicar me dejan seco, cómo engaña este tramo!! Con fortuna, llego a la última bajada en décima posición. Mi ritmo no es bueno, los aductores vuelven a amenazar pero mantengo el tipo como puedo.

El último kilómetro, llano, me permite correr a un ritmo decente. Entro al pueblo y tras callejear un poco… meta!!! Décimo puesto absoluto y un tiempo de 3 horas y 15 minutos largos, más del que pensaba pero, a decir verdad, la carrera me ha parecido mucho más dura de lo que tenía en mente.

marius_m

Llegando a meta. Foto: Marius.M

He disfrutado mucho pero también he llegado a meta muuuuuy tocado. Toca recuperar, hacer alguna tirada larga y curar bien el tobillo antes de la primera maratón del año, una vieja conocida: Bronchales.

DATOS TÉCNICOS

Distancia: 27,5 km

Desnivel positivo: 1650 m+

Tiempo neto: 3:15:53

Clasificación: 10 de 67

LINKS

Track oficial Wikiloc

Web de la carrera

Clasificaciones

OPINIÓN PERSONAL

Venía con muchas ganas de correr aquí después de no poder acudir el año pasado (estando inscrito) y la carrera me gustó muchísimo. Sí es cierto que no estábamos muchos en la distancia larga, pero la carrera cuenta con una organización excelente y con muchos medios.

Encontré bastantes voluntarios en el monte, drones grabando en las zonas más vistosas, un marcaje perfecto y un gran ambiente en la plaza del pueblo. Viendo el número de inscritos esperaba una carrera más humilde y en ese aspecto la carrera me sorprendió para bien.

El recorrido es ESPECTACULAR. Casi todo el momento iremos por senda y recorreremos bosques muy bonitos y crestas con unas grandes vistas. Otra carrera a tener muy en cuenta, quizá (y digo quizá porque no conozco todas) la carrera más bonita y más completa de la provincia de Zaragoza.

CARRERA